Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 12 – PABLO: MISIÓN Y MENSAJE – PARA EL 19 DE SEPTIEMBRE DE 2015

Deja un comentario


Este es un estudio libre para toda persona que lo desee usar, compartir ó distribuir. Es una cortesía de SevenDay Radio y su servidor, Tony García. Cualquier pregunta ó comentario por favor escriba a *elhermanotony@gmail.com* Este documento es subido a la red los días Sábados  por la tarde, alrededor de las 3 de la tarde hora del este de los Estados Unidos de Norte América.

Toda información dada en éste documento es tomada de la vastedad de libros que la Iglesia Adventista del 7mo Día tiene disponible gratuitamente para el público en general, en Ingles y Español. A éste documento también se le agrega otras informaciones de otros libros, que también se encuentran disponible gratuitamente en el Internet para el uso del  público en general.

Aquí no le estamos presentando una nueva luz, nuestro trabajo es sencillamente recopilar información, y presentarla en un lenguaje sencillo y entendible,  para que se le haga mas fácil al maestro de Escuela Sabática comprender y prepararse mejor, para impartir la lección de Escuela Sabática.

Deseamos compartir con ustedes los tópicos  de las lecciones de los próximos años.

4 trimestres por año

2015:  (4)”Jeremías”

2016:  (1)”La Gran Controversia” (2)”El libro de Mateo” (3)”El Papel de la Iglesia en la Comunidad” (4)”Job”

2017:  (1)”El Espíritu Santo y la Espiritualidad” (2)”1ra y 2da de Pedro” (3)”Unidad en Cristo” (4)”Asuntos de Justicia Social”

2018:   (1)”Mayordomía” (2)”Preparación para los Días Finales” (3)”El libro de los Hechos” (4)”El Libro de Apocalipsis”

2019: (1)”Esdras-Nehemías” (2)”El Libro de Daniel” (3)”Romanos” (4)”Como interpretar las escrituras”

2020: (1)”Educación” (2)”Juan” (3) La Familia/Santidad del Matrimonio (nuevo)

Recordamos a los hermanos que ésta información está sujeta a cambios.


INVITAMOS A NUESTROS LECTORES A SUSCRIBIRSE A NUESTRO ESTUDIO SEMANAL. PARA HACERLO, POR FAVOR USAR LA BARRA QUE DICE “SEGUIR”; EL SISTEMA AUTOMÁTICO LE MANDARA EL ESTUDIO A SU DIRECCIÓN DE CORREO EN EL PRECISO MOMENTO EN QUE NOSOTROS PUBLIQUEMOS EL ESTUDIO SEMANAL.  

SI SE LE DIFICULTA INSCRIBIRSE EN EL SISTEMA AUTOMÁTICO POR FAVOR ESCRIBANOS A: ELHERMANOTONY@GMAIL.COM DEJE LA DIRECCIÓN DE SU E-MAIL Y NOSOTROS LO INSCRIBIREMOS.

LA PAGINA TAMBIÉN ESTA DISPONIBLE EN FACEBOOK,  POR FAVOR BUSQUE: ESCUELA SABÁTICA MAESTROS Y SOLICITE HACERSE AMIGO O SEGUIDOR, Y USTED PODRÁ VER LA PAGINA CADA VEZ QUE LA PUBLIQUEMOS.

SI DESEA VER LAS LECCIONES DE LOS TRIMESTRES PASADOS, BÚSQUENOS EN LA SIGUIENTE DIRECCIÓN:               

* WWW.ESCUELASABATICAMAESTROS.COM*


Este es un estudio extra para el maestro de Escuela Sabática, y es realizado por hermanos laicos de la Iglesia Adventistas del 7mo Día. En este lugar evitamos la crítica, la censura y los temas polémicos. Nuestro principal propósito es elevar la mente hacia Dios,  por medio de pensamientos elevados, para que podamos comprender la lección de una manera sencilla, precisa y al mismo tiempo profunda. 

Si tiene algún comentario, duda, pregunta ó sugerencia, siéntase libre en escribirnos a: *elhermanotony@gmail.com* déjenos la dirección de su correo y nosotros le contestaremos lo más pronto posible.


ANUNCIO ESPECIAL: Si usted necesita la lección en formato PDF necesita inscribirse con “WordPress”. Cuando entra a la página central de Escuela Sabática Maestros,  en la parte de abajo a su mano derecha encontrará una barra que dice “seguir” tiene que darle un “click” a la barrita “seguir” y poner su correo electrónico. Si usted no encuentra la barrita por favor escribanos a: elhermanotony@gmail.com y nosotros lo inscribiremos. Una vez usted halla sido inscrito, usted estará recibiendo un e-mail de confirmación de “WordPress” lo único que usted necesita hacer con ese correo, es abrirlo y aceptar la invitación de “WordPress”, mientras usted no lo haga, usted no quedará inscrito, esas son las regulaciones de “WordPress”  Una vez aceptada la invitación usted quedará inscrito y estará recibiendo un correo electrónico con la lección de Escuela Sabática cada vez que lo publiquemos. En su correo encontrará justo arriba de la foto el enlace para conseguir la lección en PDF


** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **

“Conversión del pro cónsul”  por Rafael – Museo de Londres

Y habiendo atravesado toda la isla hasta Pafos, hallaron a cierto mago, falso profeta, judío, llamado Barjesús, que estaba con el procónsul Sergio Paulo, varón prudente. Este, llamando a Bernabé y a Saulo, deseaba oír la palabra de Dios. Pero les resistía Elimas, el mago (pues así se traduce su nombre), procurando apartar de la fe al procónsul. Entonces Saulo, que también es Pablo, lleno del Espíritu Santo, fijando en él los ojos, 10 dijo: ¡Oh, lleno de todo engaño y de toda maldad, hijo del diablo, enemigo de toda justicia! ¿No cesarás de trastornar los caminos rectos del Señor? 11 Ahora, pues, he aquí la mano del Señor está contra ti, y serás ciego, y no verás el sol por algún tiempo. E inmediatamente cayeron sobre él oscuridad y tinieblas; y andando alrededor, buscaba quien le condujese de la mano. 12 Entonces el procónsul, viendo lo que había sucedido, creyó, maravillado de la doctrina del Señor. Hechos 13

Lección 12: Para el 19 de septiembre de 2015

PABLO: MISIÓN Y MENSAJE

Sábado 12 de septiembre___________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: 1 Corintios 1:22-24; 1 Timoteo 6:12; 2 Timoteo 4:7; 1 Corintios 15:12-22; Hechos 15:38-41.

PARA MEMORIZAR: “Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que está delante, prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús” (Fil. 3:13, 14).

CON LOS ANTIGUOS PROFETAS, la historia judía, y la vida y las enseñanzas de Jesús, Pablo desarrolló el concepto de la historia de la salvación, centrado en la vida, la muerte y la resurrección de Cristo. Por sus antecedentes culturales en el judaísmo y en la sociedad grecorromana, Pablo pudo separar el evangelio de las complejas prácticas de la vida judía, y volverlo accesible al mundo multicultural.

Las cartas de Pablo a los creyentes dieron fe a sus vidas. Tocaron temas doctrinales y prácticos. El apóstol dio consejos, animó, amonestó; también habló de temas personales, de relaciones y de la vida de la iglesia; pero, el tema principal fue “Jesucristo, y […] éste crucificado” (1 Cor. 2:2).

Pablo no solo escribió; él fue más conocido como el misionero apostólico por excelencia: llevó el evangelio desde Siria hasta Italia, y tal vez a España. En una década, Pablo estableció iglesias en cuatro provincias del Imperio Romano. Veremos la misión y el mensaje de Pablo.

Cristo presenta delante de nosotros la más alta perfección del carácter cristiano, que deberíamos procurar alcanzar durante toda la vida. … Pablo escribe acerca de esta perfección: “No que lo haya alcanzado ya, ni que ya sea perfecto; sino que prosigo … Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús …” (Filipenses 3:12-15).

¿Cómo podemos alcanzar la perfección especificada por nuestro Señor y Salvador Jesucristo: nuestro gran Maestro? ¿Podemos hacer frente a sus requisitos y alcanzar una norma tan elevada? Podemos, pues de lo contrario Cristo no nos lo hubiera ordenado. El es nuestra justicia. En su humanidad, ha ido delante de nosotros y ha efectuado para nosotros la perfección del carácter. Hemos de tener la fe en él que obra por el amor y purifica el alma. La perfección del carácter se basa en lo que Cristo es para nosotros. Si dependemos constantemente de los méritos de nuestro Salvador, y seguimos en sus pisadas, seremos como él, puros e incontaminados.

Nuestro Salvador no requiere lo imposible de ninguna alma. No espera nada de sus discípulos que no esté dispuesto a darles gracia y fortaleza para realizar. No les pediría que fueran perfectos, si junto con su orden no les concediera toda perfección de gracia a aquellos sobre los que confiere un privilegio tan elevado y santo. Nos ha asegurado que está más dispuesto a dar el Espíritu Santo a los que lo piden, que los padres a dar buenas dádivas a sus hijos (A fin de conocerle, {AFC}, p. 132).

Pablo hacía muchas cosas. Era un sabio maestro. Sus muchas cartas están llenas de lecciones instructivas que exponen principios correctos. Trabajaba con sus manos, porque era fabricante de tiendas, y de esta manera ganaba el pan de cada día. Sentía una pesada responsabilidad por las iglesias. Luchaba muy fervientemente para mostrarles [a los miembros] sus errores, a fin de que pudieran corregirlos y no ser engañados y alejados de Dios. Siempre trataba de ayudarles en sus dificultades; y sin embargo declara: “Una cosa hago”… Las responsabilidades de su vida eran muchas, sin embargo siempre mantenía frente a él esa “una cosa”. La sensación constante de la presencia de Dios lo obligaba a mantener su vista mirando siempre a Jesús, el Autor y Consumador de su fe.—Carta 135, 1897, p. 6, 7.

El gran propósito que le constreñía a avanzar ante las penalidades y dificultades, debe inducir a cada obrero cristiano a consagrarse enteramente al servicio de Dios. Se le presentarán atracciones mundanales para desviar su atención del Salvador, pero debe avanzar hacia la meta, mostrando al mundo, a los ángeles y a los hombres que la esperanza de ver el rostro de Dios es digna de todo el esfuerzo y sacrificio que demanda el logro de esta esperanza (Conflicto y valor, {CV}, p. 353).

82


Domingo 13 de septiembre // Lección 12________________________

GRIEGOS Y JUDÍOS

Lee 1 Corintios 1:22 al 24. Estos versículos presentan las diferentes formas en que la gente se relaciona con la verdad. ¿De qué modo su comprensión puede ayudarnos en nuestra testificación a diversos grupos de personas?

22 Porque los judíos piden señales, y los griegos buscan sabiduría; 23 pero nosotros predicamos a Cristo crucificado, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; 24 mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios. 1 Corintios 1

En el éxodo de Egipto, Dios dio señales notables de su cuidado por Israel. Generaciones más tarde, los judíos desarrollaron la expectativa de que cualquier nuevo mensajero enviado por Dios debería darse a conocer mediante señales, maravillas y milagros.

En contraste, por su herencia filosófica y científica, los griegos buscaban una base racional para sus creencias, algo que pudiera satisfacer la sabiduría humana.

Pablo no desechó la herencia cultural y espiritual de los pueblos a quienes se dirigía, sino que las usó como pie para proclamar al Cristo crucificado. Los que deseaban señales las encontraron en la vida y el ministerio de Jesús, y en la iglesia primitiva. Los que querían elegancia lógica y racionalidad las encontraron en los argumentos de Pablo en favor del mensaje del evangelio. Todos ellos tenían la necesidad de conocer al Cristo resucitado y “el poder de su resurrección” (Fil. 3:10). La forma en que Pablo les llevaba el conocimiento dependía de la gente a la que estaba testificando.

Cuando Pablo predicaba a judíos, basaba sus sermones en la historia de Israel, vinculando a Cristo con David, y enfatizando las profecías del Antiguo Testamento que señalaban a Cristo, y su crucifixión y resurrección (Hech. 13:16-41). Es decir, comenzaba con lo que les era familiar, con lo que creían y, desde allí, procuraba llevarlos a Cristo.

Para los gentiles, el mensaje incluía a Dios como Creador, Sustentador y Juez; la entrada del pecado en el mundo y la salvación por medio de Jesucristo (Hech. 14:15-17; 17:22-31). Pablo tenía que trabajar desde un punto de vista diferente del que usaba con los judíos (o con gentiles que creían en la fe judía). En todos los casos, su meta era llevar a otros a Jesús.

Piensa en tu propia fe. ¿Sobre qué está basada? ¿Qué buenas razones tienes para ella? ¿Cómo podrían tus razones diferir de las de otras personas, y por qué es importante reconocer estas diferencias?

Los cristianos de nuestro tiempo se nos hace imposible comprender a los cristianos de los años cincuentas,  que vivieron en el tiempo de  la iglesia apostólica. Si nosotros nos podemos identificar con la gente de ese tiempo, cabe la posibilidad que nos identifiquemos con los griegos o judíos y no con los cristianos de ese tiempo.

Pensemos un momento sobre Pablo predicando a los de Corinto: La ciudad estaba llena de Judíos, judíos muy pobres que hacían trabajos degrada-bles, también habían judíos extremadamente ricos que se daban una vida completamente llena de lujos y de comodidades. En la ciudad también habían griegos, personas que eran argumentativas en todas las cosas de la vida; argumentaban en la ciencia, en la política, en el comercio y en la religión. La ciudad también tenía romanos, creyendo que el mundo se había hecho para ser conquistado, y que ellos eran los conquistadores del mundo.

Mientras Pablo les predicaba; los judíos lo odiaban abierta y descaradamente; los griegos se reían de él burlona y sarcásticamente; y los romanos lo toleraban en su orgullosa indiferencia. Si Pedro hubiera estado en Corinto les hubiera predicado con el fervor que le caracterizaba. Pero Pablo era diferente, por su personalidad, conocimiento, experiencia y educación, le era fácil   penetrar en la mente del romano, también podía ver a través de los ojos del griego y llegar a la parte más íntima de su intelecto y juzgarlo con su propio cinismo, y también conocía las avenidas del alma para llegar al centro del corazón del judío, sentir lo que el sentía y soñar lo que el soñaba.

Los judíos requerían una señal: Una señal del poder de Dios, truenos, relámpagos, fuego del cielo,  temblor de tierra, un ejército de ángeles tomando venganza de los paganos, esas eran las señales que los judíos esperaban de Cristo, pero todas las señales que Pablo daba de Cristo, eran debilidades, pobrezas, sufrimientos y muerte. Ese Cristo sufriente y débil, los judíos no lo podían aceptar. La predicación de Pablo para el mundo judío era que en esa debilidad, sufrimiento y vergüenza de la muerte sobre una cruz, Cristo era un conquistador, había logrado ganar a todos los hombre para el reino de los cielos, había conquistado al mundo y había vencido la muerte. Esa victoria no la podía conseguir ninguna señal por poderosa que fuera, esa victoria solo la podía conseguir Dios, hecho hombre.

Por el otro lado estaban los griegos que esperaban que Pablo argumentara con ellos con algún tema importante de filosofía, y lo único que lograban escuchar de Pablo eran cosas sin sentidos, para los griegos las cosas que Pablo hablaba eran solamente locuras. Pablo pudo haber argumentado filosóficamente con los griego, Pablo lo podía hacer ya que el era un gran catedrático y un verdadero filósofo, pero nunca lo hizo así. Lo que Pablo les decía a los griegos era que ellos no necesitaban más filosofía, lo que ellos necesitaban eran un nuevo corazón y un espíritu recto (pensamiento o carácter recto).  La predicación de Pablo era de Jesucristo y  encima de todo, de un Jesucristo crucificado. Ese era un tema difícil de asimilar para el mundo griego, ya que la cruz para el mundo griego, era simple y sencillamente un tipo de ejecución usado solamente para los esclavos. Por lo tanto en la mente de los griegos el asunto de Jesucristo y  su muerte en la cruz, eran historias que solamente podían hacer efecto en la gigante colonia de esclavos que existían en esos tiempos, pero no en la elevada y filosófica mente de ellos. 

Los griego con todas sus filosofías habían tratado de descubrir las leyes del cielo y de la tierra por cientos de años, para hacer un mundo mejor y tener una vida mejor, pero no lo habían logrado conseguir. No tenían ni sus vidas,  ni sus corazones fijados correctamente y no se daban cuenta que eso era tan fácil de conseguir, solamente contemplando a Cristo crucificado en la cruz.  Todos los argumentos y las filosofías humanas  del mundo nunca logran alimentar, ni sustentar emocionalmente, ni espiritualmente al hombre, lo único que es capaz de alimentar y sustentar al hombre emocional y espiritualmente es una mirada a la cruz. El sacrificio  que Jesús mostró muriendo en la cruz, es mas grande y  más fuerte que toda la pompa, la majestad, los ejércitos, las riquezas y los gobiernos del mundo;  el amor que Jesús mostró en la cruz en más sabio y mas grande que todos los argumentos, doctrinas y filosofías del mundo, ya sea éstas falsas o verdaderas.

Allí están los tres grupos típicos, cada uno con su propio pensamiento: Los judíos, los griegos y los cristianos

Allí están los tres grupos típicos cada uno con su búsqueda especial:

Los judíos requerían señales

Los Griegos buscaban sabiduría

Los cristianos predicaban a Cristo

Allí están los tres grupos cada quién con una posición diferente en cuanto al tema de Jesucristo

Para los judíos, Jesucristo era una piedra de tropiezo

Para los griegos el evangelio de Cristo era una locura

Para los cristianos, Cristo era el Poder, la Sabiduría y la Salvación

Los judíos demandaban señales, para el cristiano, Cristo era poder; los griegos buscaban sabiduría, para los cristianos Cristo era la sabiduría.

Contemplemos a estas tres diferentes personas con sus búsquedas y con sus aptitudes, son tan antiguos, existieron hace dos mil años, son tan nuevos, los podemos encontrar en nuestra actualidad, aún en nuestras propias iglesias.

Haríamos bien en estudiar cuidadosamente los capítulos primero y segundo, de la primera epístola a los Corintios. “Nosotros predicamos a Cristo crucificado—declara el apóstol—, para los judíos ciertamente tropezadero, y para los gentiles locura; mas para los llamados, así judíos como griegos, Cristo poder de Dios, y sabiduría de Dios…

En las próximas palabras el apóstol trae a consideración la verdadera fuente de la sabiduría para el creyente: “Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios… Lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual”.

Estas palabras significan mucho para el alma que está tratando de correr la carrera que se le ha propuesto en el Evangelio…

En nuestra experiencia individual debemos ser enseñados por Dios. Cuando lo busquemos con corazón sincero, le confesaremos nuestros defectos de carácter; y él ha prometido recibir a todos los que acudan a él en actitud de humilde dependencia. El que se somete a los requerimientos de Dios, gozará de la permanente presencia de Cristo, y esa compañía será para él sumamente preciosa. Al hacer suya la sabiduría divina, huirá de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia. Día tras día aprenderá más plenamente cómo llevar sus debilidades a Aquel que ha prometido ser pronto auxilio en todo momento de necesidad (Testimonios para los ministros, {TM}, pp. 489, 491).

Muchos cristianos están poniendo sobre sus cimientos madera, heno y hojarasca, que el fuego del día final consumirá. Están ocupados en tareas que cansan, tareas que ocupan horas de oro, pero que no son las tareas que necesitan hacerse. Su tiempo está ocupado y sus energías se agotan con lo que no producirá resultados preciosos ni en esta vida ni en la futura vida inmortal. ¡Qué diferencia se notará cuando la obra espiritual ocupe la mente, cuando los talentos se pongan al servicio de Jesús! La luz que El nos ha dado brillará entonces con rayos directos y concentrados sobre otros. Todo lo que hagamos por Jesús nos permitirá gozar más de esta vida.

¡Oh, que todos pudieran ver, como yo lo he visto, el gozo de los que han trabajado hasta el máximo de sus capacidades, con humildad y mansedumbre, para ayudar a las almas a venir a Jesús! ¡Oh, qué gozo sentirán los obreros cuando las almas salvadas por su intermedio expresen su gratitud en las mansiones celestiales! (Reflejemos a Jesus, {RJ}, p. 228).

La turba de curiosos que se apiñaban alrededor de Jesús no recibió fuerza vital alguna. Pero la enferma que le tocó con fe, quedó curada. Así también en las cosas espirituales, el contacto casual difiere del contacto de la fe. La mera creencia en Cristo como Salvador del mundo no imparte sanidad al alma. La fe salvadora no es un simple asentimiento a la verdad del Evangelio. La verdadera fe es la que recibe a Cristo como un Salvador personal…

Muchos consideran la fe como una opinión. La fe salvadora es una transacción, por la cual los que reciben a Cristo se unen en un pacto con Dios. Una fe viva entraña un aumento de vigor y una confianza implícita que, por medio de la gracia de Cristo, dan al alma un poder vencedor (Ministerio de curación, {MC}, p. 40).

83


Lección 12 // Lunes 14 de septiembre__________________________

SOLDADOS Y ATLETAS

Como hábil comunicador, Pablo usaba lo familiar para explicar lo desconocido. Tomó elementos del mundo grecorromano para ilustrar la nueva vida en Cristo. Usó dos áreas en sus metáforas educativas: los atletas y los soldados romanos.

La afición por el atletismo captaba al mundo en tiempos de Pablo, como ocurre hoy. Los antiguos griegos amaban la competición, y realizaban no menos de cuatro ciclos separados de competencias de tipo olímpico, ubicados en diferentes lugares de Grecia. Los romanos heredaron y promovieron algo más la competición atlética. Las carreras pedestres eran los eventos más populares e incluían una carrera de hombres vestidos con su armadura militar completa. La lucha también era popular. Los atletas se entrenaban con diligencia, y en esto las clases sociales eran de poca importancia, ya que la resistencia y el desempeño eran las metas.

¿Qué lecciones para la vida cristiana habrán encontrado los lectores de Pablo en los siguientes pasajes? 1 Cor. 9:24-27; Gál. 5:7; 1 Tim. 6:12; 2 Tim. 2:5.

24 ¿No sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero uno solo se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis. 25 Todo aquel que lucha, de todo se abstiene; ellos, a la verdad, para recibir una corona corruptible, pero nosotros, una incorruptible. 26 Así que, yo de esta manera corro, no como a la ventura; de esta manera peleo, no como quien golpea el aire, 27 sino que golpeo mi cuerpo, y lo pongo en servidumbre, no sea que habiendo sido heraldo para otros, yo mismo venga a ser eliminado.  1 Corintios 9

Vosotros corríais bien; ¿quién os estorbó para no obedecer a la verdad? Gálatas 5

12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. 1 Timoteo 6

Y también el que lucha como atleta, no es coronado si no lucha legítimamente. 2 Timoteo 2

Comenzando con Augusto, los emperadores romanos reemplazaron a los soldados temporarios con guerreros permanentes, establecidos en guarniciones por todo el Imperio Romano, y actualizaban sus armaduras y su armamento. Los soldados del tiempo de Pablo eran reclutados de diversos grupos étnicos y nacionalidades, fueran ciudadanos romanos o no. A la espera de recompensas que recibirían al terminar su período de servicio, los soldados prometían su lealtad total al emperador romano gobernante, quien, en tiempos de conflicto, los dirigía personalmente en las batallas.

En los siguientes pasajes, ¿qué comparaciones hizo Pablo entre un soldado y un cristiano? 2 Cor. 10:4, 5; Efe. 6:10-18; 1 Tim. 6:12; 2 Tim. 2:3, 4.

porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas, derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo, 2 Corintios 10

10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, 15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos; Efesios 6

12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. 1 Timoteo 6

Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo. Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado. 2 Timoteo 2

En lo que tal vez fue su última carta, Pablo aplicó la vida militar y el atletismo a su vida como misionero cristiano: “He peleado la buena batalla, he acabo la carrera, he guardado la fe” (2 Tim. 4:7).

¿En qué sentidos la fe es una batalla y es una carrera? ¿Cómo has experimentado la realidad de ambas metáforas en tu propia vida cristiana? ¿Qué metáfora describe mejor tu propia experiencia, y por qué?

Los griegos celebraban muchos festivales deportivos, entre ellos se pueden mencionar el festival del Istmo, el de Nemea, y el de Delfi. Habían otros festivales deportivos en otros lugares que eran imitaciones de los verdaderos y entre ellos se puede mencionar el festival de Tarso y el de Antioquía. Pero el festival por excelencia, el más grande y elevado era el que se celebraba cada cinco años en Olimpia, que está al oeste de la península Peleponesa. 
Todos los atletas competían por un premio, tenían diez meses de entrenamiento previo, tenían que entrenar bajo la dirección y supervisión de maestros designados especialmente por el festival, y además eran sometidos a rigurosas dietas. Al principio de cada festival deportivo, cada atleta tenía que someter documentos donde comprobaban que eran de sangre griega pura, y además tenían que someter documentos de solvencia criminal ya que en ese tiempo muchos actos criminal que se cometían en la cultura se griega se pagaba con la pérdida de la ciudadanía griega, además tenían que someter el documento que comprobaba que ellos habían tenido los diez meses de entrenamiento previo, bajo la dirección del maestro designado por el comité y que habían sido capaces de cumplir con la dieta rigurosa que el comité exigía.
Habían muchas competencias, entre ellas estaban la lucha libre, el boxeo, carrera de caballo, carrera de carruajes, pero la más importante de todas ellas era la carrera a pie.
El premio para el ganador era una corona de oliva en Olimpia,  y una palma de pino en el Istmo. La coronación de los ganadores era seguido por procesiones y sacrificios y por banquetes públicos ofrecidos a los ganadores. Todo el festival tenía cinco días de duración.
La importancia de estos festivales deportivos griegos, son muy difíciles de apreciar en estos tiempos modernos. En esos festivales se reunían las grandes familias de la nación, cada familia de la alta alcurnia era auspiciada por los templos del dios que adoraban y el lugar de reunión para estos festivales era a la sombra del frente de sus propios templos. El mes que se celebraba éste festival deportivo se le llamaba el “mes sagrado” y era solemnemente anunciado con mucha anticipación; la ley griega exigía que toda guerra tenía que ser suspendida durante éste período de tiempo.
Al festival asistían inmensas multitudes de todos los estados, departamentos o provincias de Grecia y había muchas personas que viajaban de lejanos lugares para asistir a dicho evento.  Las ciudades esperaban con ansias la noticia de un ganador que perteneciera a su propia ciudad, cuando esto era así, el ganador era recibido en su propia ciudad con procesiones triunfales,  una puerta nueva era abierta en las murallas de la ciudad para que él la usara por primera vez, era llevado al templo de su dios y era recibido con canciones de alabanzas a su proesa física. En muchas ocasiones recibía un regalo en efectivo, pero casi en todas las ocasiones el ganador era liberado del pago de impuestos. Además se les escribían poemas; entre uno de los poemas que aun se conocen en nuestro tiempo está “El Poema de Pindar.”
El festival deportivo de Olimpia, fue uno de los que mas largo tiempo sobrevivió, duró hasta el año 394 después de Cristo, en éste años fue abolido por el imperio romano como una supresión a todas las fiestas del paganismo.

La vida del cristiano es una carrera en verdad. No es una carrera desorganizada, es una carrera que es muy pronunciada y también es medida y evaluada, la carrera del cristiano tiene un principio y tiene un fin. La carrera comienza al pie de la cruz. En la conversión del cristiano, éste entra en la carrera, su nombre es inscrito y se hace público que se ha conseguido un nuevo corredor. Esta carrera termina en la muerte, muchas veces el más prometedor comienzo termina con un fin sin muchas esperanzas. No es lo más importante con los brillos que comenzamos una carrera; si no la perseverancia en ésta carrera por que “él que perseverare hasta el fin , ese será salvo”

La temperancia tiene que ser parte de nuestra carrera cristiana, de la misma manera que los atletas se sometían a dietas rigurosas para ser mas saludables y para bajar de peso; se nos invita a todos aquellos que deseamos correr la carrera cristiana a ser temperantes. La glotonería es uno de los pecados que más nos afecta, muchas veces usamos los sábados especialmente como un  día de placer culinario. El sueño y el descanso es otra  de las parte de la temperancia que descuidamos mucho. Ningún atleta pasado de libras, ningún atleta sin ejercicio, que carezca de una buena alimentación y  que no haya tenido buen descanso, será capaz de ser victorioso en una contienda física. Esto mismo se aplica al campo espiritual.

NUNCA CORRAMOS POR RIVALIDAD: no hay cosa mas destructora y mas lleno de maldad, que hacer las cosas por rivalidad. En casi todos los departamentos de la vida encontramos el monstruo de la rivalidad, la rivalidad la encontramos en la política especialmente y también en las economías de familia, ciudades y naciones, pero no podemos dejar atrás al mundo religioso, donde la rivalidad entre iglesias, hermanos y religiones ha llegado hasta el punto de guerras, persecuciones y asesinatos. Casi no encontramos un lugar por sagrado que sea, donde la rivalidad no haya implantado su trono. 

La rivalidad comienza en nuestra niñez y corre en nuestra sangre casi por todo el resto de nuestras vidas. La rivalidad es prima-hermana del orgullo, casi siempre donde anda el orgullo, siempre le acompaña la rivalidad. La rivalidad se ofende y se irrita fácilmente con todas esas cosas que ofenden a su primo-hermano, el orgullo.  Tenemos que saber cuando estamos corriendo por la corona incorruptible que Jesús nos ofrece y cuando estamos corriendo por la corona de laureles o por la palma de pino que la ciudad de Olimpia nos ofrece.

Estos festivales deportivos habían penetrado y moldeado la manera de pensar de los escritores clásicos del tiempo antiguo, incluyendo al apóstoles de los gentiles. Pablo habla mucho de pelear la buena batalla, de ganar la carrera, de prepararse para el conflicto y de salir ganador. Allí se encuentra  descansando el gran apóstol victorioso pero aún no coronado, esperando la recompensa que se le concederá en la mañana gloriosa de la resurrección.

Aquí se establecen los buenos resultados del dominio propio y los hábitos temperantes. Los diversos juegos atléticos instituidos entre los antiguos griegos en honor de sus dioses, nos son presentados por el apóstol Pablo para ilustrar la lucha espiritual y su recompensa. Los que debían participar en estos juegos eran entrenados en base a la más severa disciplina. Toda complacencia que tendía a debilitar las facultades físicas era prohibida. Los alimentos de lujo y el vino eran excluidos, a fin de promover el vigor, la fortaleza y la resistencia física.

El ganar el premio por el cual luchaban—una guirnalda de flores corruptible, conseguida en medio del aplauso de la multitud—era considerado como el más alto honor. Si tanto podía soportarse, y tanta abnegación practicarse con la esperanza de obtener un premio de tan poco valor, que en el mejor de los casos podía ser logrado sólo por uno, ¡cuánto mayor no debe ser el sacrificio, cuánto más voluntaria la abnegación para ganar una corona incorruptible, para conquistar la vida eterna! (Consejos sobre el régimen alimenticio, {CRA}, p. 31).

Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado (2 Timoteo 2:4).

El Señor Jesús quisiera que su posesión adquirida se desenredara de todo lo que pudiera exponerla a la tentación. Somos del Señor por creación; somos suyos por redención. Todos nuestros sentidos deben permanecer agudos y filosos para que estemos en la relación correcta con Dios.

Las compañías que elijamos serán una ayuda o un estorbo. No debemos correr ningún riesgo colocándonos donde ángeles malos nos rodearán con sus tentaciones y trampas. Satanás … pone sus seductoras tentaciones ante el alma. Aparece como un ángel de luz y viste sus tentaciones con aparente bondad. Nuestra primera tarea es desenredarnos de todo lo que de alguna forma ha sido puesto para manchar el alma (En los lugares celestiales, {ELC}, p. 170).

En cada alma luchan activamente dos poderes en procura de la victoria. La incredulidad ordena sus fuerzas, guiada por Satanás, para separarnos de la Fuente de nuestra fortaleza. La fe ordena las suyas, dirigidas por Cristo, el Autor y Consumador de nuestra fe. El conflicto continúa hora a hora ante la vista del universo celestial. Esta es una batalla cuerpo a cuerpo, y el gran interrogante es: ¿Quién obtendrá el dominio? Cada uno debe decidir por sí mismo este asunto. Todos deben tomar parte en esta lucha, peleando en un bando o en el otro. En este conflicto no hay tregua… Se nos urge a prepararnos para esta acción. “Confortaos en el Señor, y en la potencia de su fortaleza. Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo”. La advertencia se repite: “Por lo tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes” (Hijos e hijas de Dios, {HHD}, p. 330).

84


Martes 15 de septiembre // Lección 12__________________________

PABLO Y LA LEY

“¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley” (Rom. 3:31). ¿De qué ley habla Pablo aquí?

En las cartas de Pablo, la palabra ley aparece unas ciento treinta veces; y en el libro de Hechos, unas veinte veces (RVR60). Pablo quería que sus oyentes y sus lectores comprendieran que “ley” tenía varios significados, especialmente para los judíos. Leyes como los Diez Mandamientos están en vigencia para todos en todos los tiempos. Pero, Pablo no consideraba obligatorias para los cristianos otras clases de leyes del Antiguo Testamento y de la cultura judía.

Él usó la palabra ley en forma amplia, ya fuera para las ceremonias religiosas, las leyes civiles, las de salud o las de purificación. Escribió de estar “bajo la ley” (Rom. 3:19) y de estar “libres de la ley” (Rom. 7:6). Describió una “ley del pecado” (Rom. 7:25), pero también una “ley […] santa” (Rom. 7:12). Mencionó “la ley de Moisés” (1 Cor. 9:9), pero también “la ley de Dios” (Rom. 7:25). Aunque esto puede parecer confuso para los no judíos, los cristianos judíos entenderían, por el contexto, a qué ley se refería.

Lee Romanos 13:8 al 10 y 2:21 al 24; 1 Corintios 7:19; Efesios 4:25 y 28, 5:3 y 6:2. ¿De qué forma estos versículos nos ayudan a entender que la ley moral de Dios, los Diez Mandamientos, no fueron anulados en la Cruz?

No debáis a nadie nada, sino el amaros unos a otros; porque el que ama al prójimo, ha cumplido la ley. Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor. Romanos 13

21 Tú, pues, que enseñas a otro, ¿no te enseñas a ti mismo? Tú que predicas que no se ha de hurtar, ¿hurtas? 22 Tú que dices que no se ha de adulterar, ¿adulteras? Tú que abominas de los ídolos, ¿cometes sacrilegio? 23 Tú que te jactas de la ley, ¿con infracción de la ley deshonras a Dios? 24 Porque como está escrito, el nombre de Dios es blasfemado entre los gentiles por causa de vosotros. Romanos 2

19 La circuncisión nada es, y la incircuncisión nada es, sino el guardar los mandamientos de Dios. 1 Corintios 7

25 Por lo cual, desechando la mentira, hablad verdad cada uno con su prójimo; porque somos miembros los unos de los otros. Efesios 4

28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad. Efesios 4

Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; Efesios 5

Honra a tu padre y a tu madre, que es el primer mandamiento con promesa; Efesios 6

Pablo percibía que las leyes ceremoniales, que indicaban cómo debían acercarse a Dios por medio del sacerdocio, el Santuario y los sacrificios, dejaron de ser válidas después de la crucifixión. Habían servido en su tiempo, pero ahora ya no se necesitaban. (Este punto fue más claro después de la destrucción del Templo.)

Con la ley moral de los Diez Mandamientos, el tema era diferente. Pablo cita algunos de los Diez Mandamientos y alude a otros, como demandas éticas universales para todos, judíos y gentiles. Habiendo escrito contra practicar el pecado, Pablo no iba a rebajar la Ley que define qué es pecado. Hacer eso sería tan ilógico como decirle a alguien que no viole el límite de velocidad mientras que, al mismo tiempo, le decimos que los carteles de velocidades límites ya no son válidos.

Se ha dicho que Pablo fue el verdadero fundador del cristianismo. Por supuesto, eso es erróneo. Aunque Pablo contribuyó mucho a que comprendamos teológica-mente la doctrina cristiana, incluyendo 13 de los 27 libros del Nuevo Testamento, prácticamente todas sus enseñanzas pueden encontrarse en otras partes de las Escrituras. La razón principal por la que algunos alegan que Pablo comenzó una religión “nueva” está basada en  una idea equivocada sobre su enseñanza acerca de la Ley y la gracia.

Para los que no entienden la justificación por la fe, Pablo parece contradecirse. Afirma que el cristiano no está bajo la Ley y, no obstante, que el mismo cristiano está obligado a guardar la Ley. No hay problema cuando recordamos que Dios demanda justicia de aquellos que afirman estar en relación con él. La norma de justicia es su Ley. Pero, cuando las personas se miden con la Ley, no alcanzan esa norma y, por lo tanto, la Ley las condena. Si la Ley fuera el medio de salvación, entonces ninguno tendría esperanza de vida eterna. La esperanza del cristiano no está en la ley sino en Jesús, quien no solamente guardó la Ley, sino también permite que los creyentes compartan su justicia, gracias al poder milagroso de Dios. El cristiano puede ahora observar la Ley de Dios con libertad de conciencia porque Cristo quitó la condenación de la Ley. La gracia de Cristo no nos libera de ella sino, más bien, nos impulsa a obedecerla.

“Pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo” Juan 1:17

La palabra “LEY”, la podemos encontrar mas de 600 veces en el Antiguo Testamento y alrededor de 200 veces en el Nuevo Testamento, dependiendo la versión bíblica que se está usando. La palabra “GRACIA” la encontramos alrededor de 8 veces en el Antiguo Testamento y mas de 150 veces en el Nuevo Testamento.

Interesante-mente la palabra misericordia se encuentra alrededor de 500 veces en toda la Biblia.

Cuando se habla del Antiguo Testamento, lo primero que se viene a la mente es la palabra LEY; y cuando se habla del Nuevo Testamento lo primero que se viene a la mente es la palabra GRACIA.

En el Antiguo Testamento encontramos una experiencia de terror, donde Dios se muestra en la nube de fuego, detrás del relámpago, del rayo y del trueno, donde el monte y la tierra tiembla; y el fuego y el humo está presente. Un Dios aterro-rizador que nadie puede estar en su presencia, que castiga inmediatamente el pecado sobre el transgresor.

En el Nuevo Testamento encontramos un Dios totalmente diferente; pareciera que se ha arrepentido de los actos y proceder del pasado y ahora es un Dios que sufre, que gime, que implora, que llora y que al final muere en la cruz.

Estas dos imágenes acerca de Dios y su trato con los habitantes de esta tierra le crea tanto problema al humano, cuando trata de comprender el obrar de Dios en estas dos diferentes etapas de la Biblia.

Muchas personas al no comprender el obrar de Dios, llegan a la conclusión que Dios es un Dios cambiante y esto les hace perder la fe y terminan volviéndose incrédulos o ateos. De la misma manera, le crea al cristiano mucho problema en comprender la relación entre la ley, la gracia y la misericordia.

Estas tres palabras: LA LEY, LA GRACIA Y LA MISERICORDIA estarán en una relación íntima hasta que el hombre sea salvo.

Encontramos que la Ley está en toda la Biblia, desde las primeras páginas hasta las últimas páginas de la Biblia.

De la misma manera en toda la Biblia encontramos la palabra misericordia; dicho sea de paso la palabra misericordia se deriva del hebreo “JANAN” y es una de las palabras mas difíciles de traducir, ya que tiene muchos significados y matices en su escritura. Pero una de las maneras mas comprensible sería “Compadecerse” o “posponer un castigo”.

La Palabra gracia aparece en su forma total con la venida de Cristo, especialmente cuando él muere en la cruz.

Para que entendamos la relación entre la LEY, LA GRACIA, y la MISERICORDIA, imaginemos el siguiente caso: Usted es acusado de un delito y es llevado al tribunal; en el tribunal es encontrado culpable, por que hay una ley que usted quebranto. Esa es la ley.

Cuando el juez lo encuentra culpable, el mismo juez le suspende su castigo. Esto se llama MISERICORDIA; usted no está recibiendo lo que se merece.

Pero sucede algo más, después que el juez le dice que le ha retenido el castigo, el juez le informa que le van a regalar 10 millones de dólares. Eso se llama GRACIA; usted está recibiendo lo que no se merece.

¿Entendemos la diferencia? (por favor lea despacio)

En la misericordia usted no está recibiendo lo que se merece (se merecía un castigo por su delito y no lo está recibiendo)

En la gracia usted está recibiendo lo que no se merece. (no se merece los 10 de millones de dólares y aún así, se los están regalando)

Ahora llevemos este caso al escenario bíblico para que podamos entender la relación entre la ley, la gracia, y la misericordia. La ley ha existido y existirá por la eternidad; desde Adán hasta el último humano que viva en esta tierra ha quebrantado y quebrantará la ley (excepto Cristo) Por lo tanto, todos somos llevados al tribunal y en el tribunal a todos se nos ha encontrado culpables. Pero el Juez a pospuesto ó retenido el castigo que nos merecemos, y esto lo ha estado haciendo desde Adán hasta nuestro tiempo; esto se llama misericordia.

Cuando Cristo muere entonces aparece la gracia, y el juez nos dice, que ha pesar que hemos quebrantado la ley, y que por amor él nos ha retenido ó pospuesto el castigo que merecemos, ahora nos tiene una noticia mejor; y es que nos está regalando el perdón, la salvación, y una tierra nueva libre de dolor y sufrimiento; perfecta por la eternidad. Esto se llama gracia.

¿NO CREE QUE ES UN JUICIO TOTALMENTE INCOHERENTE Y DESEQUILIBRADO? El transgresor se le es retenido el castigo (misericordia) y encima de todo se le está premiado con la vida eterna (gracia). La GRACIA es la esencia del amor divino, ni usted ni yo la podemos comprender; sólo la tenemos que aceptar por fe.

Entonces viene la pregunta ¿Es complicado entender esa relación inseparable  entre la ley, la misericordia y la gracia? La respuestas es no. La ley es una herramienta provista por Dios para reconocer mi estado espiritual. La misericordia es otra herramienta provista por Dios para aplazar, posponer con la posibilidad de eliminar el castigo al pecador. La gracia es la ultima herramienta provista por Dios hace 2,000 años donde se me regala vida eterna, que es una vida perfecta en una tierra perfecta y por la eternidad

La ley, la misericordia, la gracia, el perdón, la esperanza, la fe, el bautismo, el ayuno, la oración y la santa cena, entre otras; son herramientas que Dios ha provisto para nuestra salvación. No hay en ninguna de ellas contradicción, ninguna de ella se opone a otra, ninguna de ella suplanta a otra, ninguna de ella menosprecia a otra, entre todas tienen el propósito de ayudar al pecador a regresar a su antiguo Padre y a su antiguo hogar.

Dado que la ley del Señor es perfecta y, por lo tanto, inmutable, es imposible que los hombres pecaminosos satisfagan por sí mismos la medida de lo que requiere. Por eso vino Jesús como nuestro Redentor. Era su misión, al hacer a los hombres participes de la naturaleza divina, ponerlos en armonía con los principios de la ley del cielo. Cuando renunciamos a nuestros pecados y recibimos a Cristo como nuestro Salvador, la ley es ensalzada. Pregunta el apóstol Pablo: “¿Luego por la fe invalidamos la ley? En ninguna manera, sino que confirmamos la ley”.

La promesa del nuevo pacto es: “Pondré mis leyes en sus corazones, y en sus mentes las escribiré”. Mientras que con la muerte de Cristo iba a desaparecer el sistema de los símbolos que señalaban a Cristo como Cordero de Dios que iba a quitar el pecado del mundo, los principios de justicia expuestos en el Decálogo son tan inmutables como el trono eterno. No se ha suprimido un mandamiento, ni una jota o un tilde se ha cambiado. Estos principios que se comunicaron a los hombres en el paraíso como la ley suprema de la vida existirán sin sombra de cambio en el paraíso restaurado. Cuando el Edén vuelva a florecer en la tierra, la ley de amor dada por Dios será obedecida por todos debajo del sol (El discurso maestro de Jesucristo, {DMJ}, p. 47).

Cuando fue pronunciada la ley, el Señor, el Creador del cielo y de la tierra, estuvo al lado de su Hijo, rodeado por el fuego y el humo del monte. No fue aquí donde la ley fue dada primero sino que fue proclamada para que los hijos de Israel, cuyas ideas se habían vuelto confusas en su relación con los idólatras de Egipto, pudieran recordar sus términos y entender lo que constituye el verdadero culto de Jehová.

Cuando fueron creados, Adán y Eva tenían conocimiento de la ley de Dios. Estaba impresa en sus corazones y entendían lo que exigía de ellos.

La ley de Dios existía antes de que el hombre fuera creado. Estaba adaptada a la condición de los seres santos; aun los ángeles eran gobernados por ella. Después de la caída, los principios de justicia quedaron inmutables. Nada fue quitado de la ley; no podía ser mejorado ninguno de sus santos preceptos. Y así como ha existido desde el principio, así continuará existiendo a través de los incesantes siglos de la eternidad. “Hace ya mucho que he entendido tus testimonios – dice el salmista – que para siempre los ha establecido” (Comentario bíblico adventista, t. 1, pp. 1117, 1118).

85


Lección 12 // Miércoles 16 de septiembre________________________

LA CRUZ Y LA RESURRECCIÓN

“Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado” (1 Cor. 2:2).

No hay dudas, la cruz de Cristo era central en todo lo que Pablo vivía y enseñaba. Sin embargo, Pablo no enseñó la Cruz en un vacío; lo hizo en el contexto de otras enseñanzas. Y una de ellas, tal vez la más estrechamente vinculada a la Cruz, fue la Resurrección, sin la cual la Cruz habría sido en vano.

Lee 1 Corintios 15:12 al 22. ¿Qué dicen estos versículos que muestra cuán vitales son la muerte y la resurrección de Jesús para el evangelio? ¿Por qué una comprensión adecuada de la muerte como un sueño es vital para que estos textos tengan sentido? Es decir, si los muertos en Cristo ya estuviesen en el cielo, ¿de qué estaría hablando Pablo aquí?

12 Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? 13 Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. 14 Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. 15 Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan. 16 Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó; 17 y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. 18 Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron. 19 Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, somos los más dignos de conmiseración de todos los hombres. 20 Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho. 21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos. 22 Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados. 1 Corintios 15

Lamentablemente, la mayoría de las tradiciones cristianas, como también las religiones no cristianas, creen en la inmortalidad del alma. En contra de esta creencia, en reiteradas ocasiones, Pablo enfatizó que:

  1. Solo Dios tiene inmortalidad (1 Tim. 6:16).
  2. La inmortalidad es un don de Dios para los salvados (1 Tes. 4:16).
  3. La muerte es un sueño hasta que Cristo vuelva (1 Tes. 4:13-15; 1 Cor. 15:6, 18, 20).

La adoración en casi todas las religiones introduce numerosas falsas enseñanzas basadas en el concepto de la inmortalidad del alma. Estos errores incluyen asuntos como la reencarnación, la oración a los santos, la veneración a los espíritus de los ancestros, un infierno que arde eternamente, y muchas prácticas de la Nueva Era tales como la canalización o la proyección astral. Una correcta comprensión de la enseñanza bíblica sobre la muerte es la única protección verdadera contra estos engaños. Pero, cuán triste es notar que muchos cristianos son los que más se oponen a esta verdad.

Un creyente cierra sus ojos en la muerte y, después de lo que parece un momento de oscuridad y silencio, será despertado para vida eterna en la Segunda Venida. ¿Qué nos revela la verdad sobre el estado de los muertos acerca del carácter de Dios?

Hace unos días estuvimos dando una explicación acerca de la palabra “espíritu” y lo vamos a compartir nuevamente ya que es de mucha importancia para el estudio de este día.

Mientras nosotros no entendamos la palabra “espíritu” va a ser imposible dar una explicación certera al tema de la inmortalidad del alma.

La palabra  hebrea y aramea “RUAJ QODESH”  es la palabra que se usa en toda la Biblia sola y exclusivamente cuando se refiere al ESPÍRITU SANTO.

Cada vez que la Biblia está refiriéndose a la tercera persona de la Deidad, usa letras mayúsculas por ejemplo: Espíritu Santo.

Cada vez que la Biblia menciona la palabra “espíritu” con “e” minúscula, no está hablando del Espíritu Santo. En éste caso está usando la palabra “RUAJ” solamente, ó la palabra griega “PNEUMA”.

La palabra RUAJ ó “espíritu” con “e” minúscula tiene varios significados, entre ellos están:  1- Aliento   2- Viento   3-Elemento vital   4-Mente          5-Pensamiento   6-Vitalidad  7-Valor 8-Mal genio ó ira   9-Disposición de ánimos  10-Carácter Moral   11-Asiento de emociones  12-Actitud   13-Estado de sentimientos

Un ejemplo de esto son los siguientes versículos: “Pon un espíritu recto dentro de mi” está diciendo pon un pensamiento recto dentro de mi. Otro texto dice: “estaré con vosotros en espíritu” Simple y sencillamente está diciendo estaré con vosotros en pensamiento. Cuando Elías partió al cielo la Biblia dice: “el espíritu de Elías reposó sobre Eliseo” Este texto se pudiera traducir así: y el pensamiento, ó la mente, ó el carácter de Elías reposo sobre Eliseo. Hay otras expresión que dice: “El Espíritu hablando a nuestros espíritus” está diciendo que El Espíritu Santo está hablando a nuestras mentes.

También encontramos el texto 24 Dios es Espíritu, y los que Lo adoran deben adorar en espíritu y en verdad.” San Juan 4  Este versículo está diciendo que cuando adoremos a Dios lo hagamos con la mente ó el pensamiento. Muchas veces llegamos a la iglesia y cuando adoramos el cuerpo está allí, pero la mente está en el trabajo, en las vacaciones, en una actividad deportiva, etc. Este tipo de adoración no es aceptada por Dios.

También la Biblia habla de otros espíritus, entre ellos están:  “espíritu de celos” (Núm. 5: 14, 30), “espíritu de angustia” (Isa. 61: 3), “espíritu de fornicaciones” (Ose. 4: 12), “espíritu de enfermedad” (Luc. 13: 11), “espíritu de mansedumbre” (1 Cor. 4: 21), “espíritu de cobardía” (2 Tim. 1: 7), “espíritu de error” (1 Juan 4: 6), “espíritu de sueño” (Isa. 29: 10), “espíritu de vértigo” (Isa. 19: 14), “espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y temor de Jehová” (Isa. 11: 2)  “espíritu de tristeza” (Isa. 54:6) Todos estos no son personas, son sencillamente estados de ánimos, actitudes ó sentimientos de una persona.

Esta palabra “espíritu” con “e” minúscula  genera mucha confusión al mundo cristiano en general. La mayoría cree que es una persona ó un ser existiendo dentro de otra persona, es como un ser viviendo dentro de otro ser.

La palabra “espíritu” con “e” minúscula nunca se refiere a una persona, siempre se refiere a una cosa.

La Biblia dice que cuando una persona muere el “espíritu” con “e” minúscula vuelve a Dios que lo dio. Muchos creen que la parte consiente de una persona que muere, es la que vuelve a Dios, y de allí aparece uno de los fundamentos de la inmortalidad del alma. A Dios no vuelve ninguna forma de ser ó persona, a Dios simple y sencillamente vuelve el “aliento de vida” que  Dios mismo lo había dado en forma de préstamo.  Eclesiastes 3: 19 dice: que el “RUAJ” (espíritu) del hombre es igual al “RUAJ” (espíritu) de los animales, y en la muerte los dos “RUAJ” (espíritus) vuelven a Dios; por lo tanto este texto demuestra que no es una persona o la parte consciente de una persona la que vuelve a Dios, en éste caso es “ALIENTO DE VIDA” pudiéramos decir que lo que Dios vuelve a tomar es la licencia para vivir, que él había prestado.

Por lo tanto queremos dejar claro que cuando usted lea el nombre “Espíritu Santo” ó “Espíritu”, se está refiriendo a una persona y es la tercera persona de la deidad; pero cuando usted lea la palabra “espíritu” nunca se refiere a una persona, ni divina ni humana, se está refiriendo a una cosa.

También encontramos en la Biblia otra historia interesante para éste tema que es la resurrección de Lázaro

Una de las cosas importantes que tenemos que saber acerca de la resurrección de Lázaro, es que ya en esos días entre el pueblo de Israel estaba la creencia de que el “espíritu” “ruaj ó pneuma” tomaba tres días para ascender al cielo. Esa es una de las razones de la tardanza de Jesús, en éste milagro. Si Cristo se hubiera presentado el primer ó segundo día después de la muerte de Lázaro, posiblemente el milagros hubiera quedado en duda. Al presentarse Cristo al tercer día, al judío testigo de éste milagro, no le quedó duda de la autenticidad del milagro, debido a la creencia que en ese tiempo existía y además de la descomposición del cuerpo.

Los judíos creían que el alma pasaba tres días tratando de volver al cuerpo que había abandonado, pero al tercer día cuando el alma se daba cuenta que la fisonomía de la persona ya se había desfigurado por la descomposición física que sufría, el alma se convencía que ya era imposible volver al cuerpo y allí era donde decidía partir. En el tiempo antiguo los familiares de los muertos, solían visitar las tumbas constantemente por los primeros tres días después del fallecimiento de la persona, con la esperanza que el estado del muerto, fuera un estado de inconsciencia solamente.

Otro texto que no podemos pasar por alto en este día es el siguiente:

Entonces Jesús le dijo: De cierto te digo que hoy estarás conmigo en el paraíso.        

Griego: Amen soi lego semeron met’, emóu en to paradeiso.

Literalmente se traduce: “De cierto te digo hoy conmigo estarás en el paraíso”

La palabra “que” es añadida en el español, debido a que el griego de éste tiempo no fue escrito con signos de puntuación no sabemos realmente si Cristo intento decir: “te digo hoy” ó “hoy estarás”

La respuesta está en la Biblia; para esto tenemos que entender tres cosas fundamentales:

1- ¿Que es el paraíso?

2-¿Fue Jesús al cielo el mismo día que murió?

3-¿En que momento los humano recibirán su recompensa en el paraíso?

La primera es fácil de contestar; en toda la Biblia paraíso es sinónimo del cielo, ó donde Dios se encuentra presente.

La Respuesta para la segunda pregunta la encontramos en Juan 27 :17 Jesús le dijo: No me toques, porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.  Tres días mas tarde de su muerte, Cristo aún no había subido al cielo  

Y la Respuesta para la tercera Pregunta la encontramos en Juan 14

1No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.

En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.

Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. 

Después de estos párrafos llegamos a la conclusión que Cristo quiso decir: “De cierto te digo hoy; que estará conmigo en el paraíso”

La resurrección es el evento mas sublime que pasará en el futuro. La resurrección es el principio de la eternidad para los humanos, ya sea para vida eterna ó para muerte eterna.

Ser partícipes de la primera resurrección sería nuestra mas grande prioridad, la Biblia dice: “buscad la salvación con temor y temblor”

La resurrección de Jesús fue una muestra de la resurrección final de todos los que duermen con él. El cuerpo resucitado del Salvador, su semblante, el acento de su voz, eran familiares a sus seguidores. De la misma manera se levantarán los que duermen en Jesús. Conoceremos a nuestros amigos del mismo modo como los discípulos reconocieron a Jesús. Pueden haber estado deformados, enfermos ó desfigurados en ésta vida mortal; no obstante en su cuerpo resucitado y glorificado se conservará perfectamente su identidad individual y reconoceremos, en el rostro radiante con la luz reflejada del rostro de Jesús, los rasgos de los que amamos. Nos recibirá con honores. Se nos entregará una corona de vida que nunca perderá su resplandor. {La fe por la cual vivo Pág. 182}

¿Cuál es el problema de usar esta parábola para enseñar que los seres humanos van al paraíso o al infierno inmediatamente después de la muerte?

19 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos.

Esta parábola no está centrada en el estado del ser humano al morir. Una creencia popular, pero no bíblica, que muchos de los contemporáneos de Jesús sostenían proveyó el contexto para esta parábola, que enseña una lección importante: nuestro destino eterno está determinado por las decisiones que tomamos a diario en esta vida. Si rechazamos la luz que Dios nos otorga aquí, no habrá oportunidad después de la muerte. Cualquier intento por interpretar esta parábola literalmente lleva a muchos problemas irresolubles. En realidad, los detalles del cuadro parecen extraños a propósito, para mostrarnos que no era la intención de Jesús que sus palabras fueran tomadas literalmente, sino en sentido figurado.

La parábola presenta a un rico que no trata mal a Lázaro, y aunque tiene muchas oportunidades de socorrerlo tampoco lo hace.

El lenguaje es todo figurado, Lázaro a su muerte es llevado por los ángeles al “seno de Abraham” Creencia judía que sostenía que Abraham estaba a la entrada del paraíso dando la bienvenida a todos los que llegaban allí. En nuestro tiempo se cree que es Pedro el encargado de dar la bienvenida al cielo. 

Ahora encontramos que el rico también muere y “sepultado” y estando allí en “tormentos…” La palabra griega BASANOS (básanos)  es usada para referirse a tormento.

Esta palabra (básanos) la encontramos en la Biblia en diferentes textos y se usa para: 

-Alguien que sufre una enfermedad (mateo 8: 6)

-Alguien que sufre por la agitación de las olas (Mateo 4: 24)

-También se ha aplicado a la fatiga que experimentaron los discípulos al remar (Mateo 6: 48)

-Se refiere a una tensión psíquica (2 Pedro 2:8)

– Y también se uso para describir el tormento que sufrieron los malos espíritus al enfrentarse con Jesús. (Mateo 8: 29 – Marcos 5: 7- Lucas 8: 28)

En pocas palabras “BASANOS ó Tormentos significa: Una gran angustia, agitación ó aflicción.  

La Biblia dice que “los muertos nada saben”  y ademas Jesús comparo la muerte con un sueño. El creer que las personas al morir va algún lugar para sufrir tormentos no tiene base bíblica y ademas es contradictorio con las misma enseñanzas de Cristo con respecto a la muerte. Sin duda el lenguaje es figurado, y estas palabras no pueden ser tomadas literalmente.

Hay que recordar que el impío sufrirá su castigo en el infierno (hegena), no en el sepulcro (hades).

El otro punto que tenemos que recalcar es la proximidad entre el cielo y el infierno. De acuerdo a la parábola, los dos lugares están tan cerca que los del cielo pueden contemplar los sufrimientos de los que están en el infierno, y los que están en el infierno pueden contemplar la felicidad de los que están en el cielo. Las personas que enseñan ésta parábola de manera literal, admiten que el acto de descansar en el seno de Abraham es solamente  un lenguaje figurado, ya que es imposible que todos los millones de salvos puedan descansar en el seno (pecho) de Abraham. También admiten que la cercanía entre el cielo y el infierno es también un lenguaje figurado. Al admitir esto, se tiene que admitir que toda la parábola está escrita en lenguaje figurado y no literal. O se toma todo literal ó se toma todo figurado, pero no podemos tomar parte literal y parte figurada para complacer nuestra conveniencia; si lo hacemos de esa manera estamos cometiendo un error bíblico que nos lleva a aceptar y enseñar una doctrina que no existe, en pocas palabras somos partícipes de una herejía.

Mientras consideraba estas cosas en su corazón, Pablo entendía más y más claramente el significado de su llamamiento “a ser apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios” (1 Corintios 1:1). Su llamamiento había provenido, “no de los hombres, ni por hombre, mas por Jesucristo y por Dios el Padre” (Gálatas 1:1). La magnitud de la obra que le aguardaba le indujo a estudiar mucho las Sagradas Escrituras, a fin de poder predicar el Evangelio “no en sabiduría de palabras, porque no sea hecha vana la cruz de Cristo,” “mas con demostración del Espíritu y de poder,” para que la fe de todos los que lo oyeran “no esté fundada en sabiduría de hombres, mas en poder de Dios” (1 Corintios 1:17; 2:4, 5).

Mientras Pablo escudriñaba las Escrituras, descubrió que a través de los siglos, “no … muchos sabios según la carne, no muchos poderosos, no muchos nobles; antes lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo flaco del mundo escogió Dios, para avergonzar lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para desahacer lo que es: para que ninguna carne se jacte en su presencia” (1 Corintios 1:26-29). Y así, viendo la sabiduría del mundo a la luz de la cruz, Pablo se propuso “no conocer nada, … sino a Jesucristo, y a éste crucificado” (1 Corintios 2:2) (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, p. 104).

Con poder convincente el apóstol expuso la gran verdad de la resurrección. “Porque si no hay resurrección de muertos—arguyó,—Cristo tampoco resucitó: y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. Y aun somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él haya levantado a Cristo; al cual no levantó, si en verdad los muertos no resucitan. Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó: y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aun estáis en vuestros pecados. Entonces también los que durmieron en Cristo son perdidos. Si en esta vida solamente esperamos en Cristo, los más miserables somos de todos los hombres. Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.”

Pablo dirigió los pensamientos de los hermanos corintios a los triunfos de la mañana de la resurrección, cuando todos los santos que duermen se levantarán, para vivir para siempre con el Señor. “He aquí—declaró el apóstol,—os digo un misterio: Todos ciertamente no dormiremos, mas todos seremos transformados, en un momento, en un abrir de ojo, a la final trompeta; porque será tocada la trompeta, y los muertos serán levantados sin corrupción, y nosotros seremos transformados. Porque es menester que esto corruptible sea vestido de incorrupción, y esto mortal sea vestido de inmortalidad. Y cuando esto corruptible fuere vestido de incorrupción, y esto mortal fuere vestido de inmortalidad, entonces se efectuará la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte con victoria. ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿dónde, oh sepulcro, tu victoria? … A Dios gracias, que nos da la victoria por el Señor nuestro Jesucristo”.

Glorioso es el triunfo que aguarda al fiel. El apóstol, comprendiendo las posibilidades que estaban por delante de los creyentes corintios, trató de exponerles algo que los elevara del egoísmo y la sensualidad y glorificase su vida con la esperanza de la inmortalidad. Fervorosamente los exhortó a ser leales a su alta vocación en Cristo. “Hermanos míos amados—les suplicó,—estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es vano” (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, p. 257, 258).

86


Jueves 17 de septiembre // Lección 12__________________________

ANDAR BIEN CON OTROS

Pablo era un trabajador incansable, con una personalidad fuerte y un propósito específico. Tales personas pueden tener pocos amigos y muchos admiradores. Pero, en sus viajes, dos o tres compañeros de trabajo solían acompañarlo. Por lo menos ocho de estos colaboradores se mencionan por nombre (Hech. 13:2; 15:22, 37; 16:1-3; 19:22; Col. 4:7, 10, 11; File. 24). A estos deben añadirse los saludos a 24 personas en Romanos 16, además de los saludos generales a diversas casas.

El apóstol creía en el trabajo en equipo. Sin embargo, algunas veces tuvo conflictos con sus colaboradores.

Lee Hechos 15:38 al 41. ¿Qué sucedió, y qué nos dice esto sobre la humanidad de aun estos grandes obreros de Dios?

38 pero a Pablo no le parecía bien llevar consigo al que se había apartado de ellos desde Panfilia, y no había ido con ellos a la obra. 39 Y hubo tal desacuerdo entre ellos, que se separaron el uno del otro; Bernabé, tomando a Marcos, navegó a Chipre, 40 y Pablo, escogiendo a Silas, salió encomendado por los hermanos a la gracia del Señor, 41 y pasó por Siria y Cilicia, confirmando a las iglesias. Hechos 15

“Allí Marcos, abrumado por el temor y el desaliento, vaciló por un tiempo en su propósito de entregarse de todo corazón a la obra del Señor. No acostumbrado a las penurias, se desalentó por los peligros y las privaciones del camino […]. Esta deserción indujo a Pablo a juzgar desfavorable y aun severamente, por un tiempo, a Marcos. Bernabé, por otro lado, se inclinaba a excusarlo por causa de su inexperiencia. Anhelaba que Marcos no abandonara el ministerio, porque veía en él cualidades que lo habilitarían para ser un obrero útil para Cristo” (HAp 140).

El informe de Hechos revela que Pablo esperaba que sus compañeros perseverasen en los trabajos y los peligros de su misión. Para Pablo, su equipo constituía una iglesia en miniatura. Deseaba establecer un buen ejemplo, un modelo por imitar en la misión. Relaciones responsables pero amantes, entre los miembros del equipo, fueron el modelo para las iglesias que, a menudo, se reunían en hogares. El equipo también daba adiestramiento a nuevos evangelistas y misioneros. Por supuesto, a veces las cosas no fueron suaves, como en el caso de Juan Marcos.

Lee 2 Timoteo 4:11. ¿Qué nos revela esto acerca del crecimiento y el perdón?

11 Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráele contigo, porque me es útil para el ministerio. 2 Timoteo 4

Todos cometemos errores. ¿Cómo puedes perdonar a quienes te hirieron por sus equivocaciones? Piensa también en aquellos a quienes tú heriste con tus errores. ¿Has buscado sanar esas situaciones? De no ser así, ¿por qué no lo haces ahora?

Como una regla general, no hay cosa mas miserable que prestar atención y martillar  los fracaso y debilidades de otras personas. En el estudio de éste día encontramos el altercado entre Pablo y Bernabé por culpa de Marcos.

Marcos había fallado en el viaje misionero anterior, en el momento en que más se necesitaba, Marcos desertó de la misión, abandonando de esa manera a Pablo y a Bernabé en Panfilia. Ahora  se estaba planeando  un nuevo viaje misionero, y Bernabé sale con la brillante idea de invitar de nuevo al miedoso y desertor.

Por un lado encontramos a Pablo que tenía una consistencia y una bravura para hacer las cosas inamovible-mente y que consideraba que Marcos por su debilidad y miedo, no era la persona correcta para enfrentar los peligros de cualquier viaje misionero de esa época. Por el otro lado tenemos a Bernabé que tenía la honesta convicción que Marcos era digno de otra oportunidad.

No importa cuan espiritual sea el hombre, siempre está sujeto a cometer fallas  y errores. Un hombre avanza en la santidad y en la espiritualidad, una vez que logra conquistar los errores  y las debilidades de su propio carácter.

Bernabé fue el primero en confiar a Pablo y darle la bienvenida cuando éste llego por primera vez a Jerusalén, después de su conversión. Pablo y Bernabé ya habían realizado el primer viaje misionero juntos, habían compartido las peligros y las glorias en la predicación del evangelio, pero en  éste primer viaje misionero los dos ellos habían quedado con un amargo sabor en el paladar por la deserción de Marcos, pero especialmente afectaba y molestaba a Pablo. Bernabé tenía sus razones para confiar en Marcos, y Pablo también tenía sus razones para desconfiar de él. Los dos estaban correctos y los dos estaban equivocados. El segundo viaje misionero había comenzado con un desacuerdo y una disputa entre los dos evangelista del mundo gentil.

Nosotros nunca debemos esperar que las cosas se hagan de la manera en que nosotros las decimos o las pensamos, inclusive cuando estemos conscientes que tenemos la razón. Muchas veces las palabras acaloradas pueden terminar con la amistad de años, los golpes de una hacha puede terminar con la vida de un roble que le tomó decenas de años de crecimiento.

Bernabé era tío de Marcos, por lo tanto lo conocía mejor que Pablo, también lo amaba más que Pablo. Aquel mismo espíritu de confianza que uso Bernabé en Jerusalén para darle la bienvenida al recién convertido perseguidor, ahora Bernabé lo está usando nuevamente para darle una nueva oportunidad al joven evangelista cobarde y reincidente.

La caridad de Bernabé no era ninguna garantía para que Marcos no volviera a cometer el mismo error; cuando se une la caridad con el afecto nace la indulgencia, la indulgencia o la benevolencia muchas veces coloca a un hombre en determinadas responsabilidades, aún cuando se está consciente que el el hombre no es apto para ellas. La Caridad de Bernabé deseaba darle una nueva oportunidad al joven evangelista, realmente Bernabé era un gran hombre. Si vemos el caso desde el punto de vista disciplinario, tampoco hay duda en la grandeza de Pablo, pero cuando una persona desea darle una nueva oportunidad a un joven que cometió un error, esa persona realmente está viviendo  el verdadero espíritu de la cruz.

Dios usa trabajadores que son imperfectos para su obra; ¿Porqué Dios usa estos hombres, aún sabiendo de sus imperfecciones? Bueno, por que esos son los único que tiene disponible aquí en la tierra; pero hay que recordar que Dios es glorificado cuando estos hombre logran vencer las debilidades y los defectos de carácter.

Prestemos atención a la manera que tenemos para aplicar la disciplina. Gracias a Dios  por esos hombres que tuvieron la compasión de darnos una segunda oportunidad en nuestras vidas, cuando en los tiempos mozos cometimos grandes errores, a ellos les debemos mucho de lo que nosotros somos. Bernabé tuvo la entereza de ver los ojos de Pablo y decirle  “NO”, ni el mismo Pablo pudo convertir ese no en un si. Al final la posición de Bernabé fue vindicada por el apóstol Pablo, al final todos cometemos errores, el único que no los cometió en ésta tierra fue nuestro Señor Jesús.

Tanto Pablo y Bernabé era hombre honestos; y muchas veces nos toca trabajar y lidiar con hombre honestos aun cuando ellos se nos opongan. El problema de ellos no era Jesús, ni una doctrina, ni la religión.  por el  problema que Pablo y Bernabé tuvieron,  no comenzaron a ver ni a Dios de una manera diferente, ni tampoco a la religión, tampoco por éste problema partieron a formar diferentes religiones. El trabajo no fue abandonado, al contrario el trabajo fue duplicado.

A ésta altura en el libro de los hechos ya le dijimos adiós al apóstol Pedro, el libro de Hechos no vuelve más a mencionar a Pedro, y en éste momento es hora de decirla adiós a Bernabé y a Marcos, el libro de los Hechos no los vuelven a mencionar.  Bernabé es mencionado una sola vez más y lo encontramos en 1 Corintios 9: 6

Pero Marcos si es mencionado muchas veces más en la Biblia

13 La iglesia que está en Babilonia, elegida juntamente con vosotros, y Marcos mi hijo, os saludan. 1 Pedro 5  Marcos es muy amado también por Pedro, él le llama hijo.

10 Aristarco, mi compañero de prisiones, os saluda, y Marcos el sobrino de Bernabé, acerca del cual habéis recibido mandamientos; si fuere a vosotros, recibidle;  Colosenses 4  En estos dos versículos Marcos aún no estando arrestado, es compañero de prisión de Pablo.

23 Te saludan Epafras, mi compañero de prisiones por Cristo Jesús, 24 Marcos, Aristarco, Demas y Lucas, mis colaboradores.  Filemón 1

Diez y siete años más tarde, mientras Pablo estaba en la prisión en Roma, escribe la segunda carta a Timoteo, y allí hace una honorable y afectuosa mención de aquel que diez y siete años mas temprano, lo había considerado incapaz, cobarde y débil.

11 Sólo Lucas está conmigo. Toma a Marcos y tráele contigo, porque me es útil para el ministerio. 2 Timoteo 4

¡Muy bien hecho Marcos!;  ¡Muy bien hecho Pablo! Son pocos los hombres que tienen la capacidad y el coraje de corregirse a ellos mismos, de una manera franca, abierta y sincera. Son pocos los hombres que tienen la capacidad de reparar los errores con los cuales han ofendido a otros, ya sea consciente o inconscientemente.

¿A quién de los dos maestros debía más Marcos su carácter y su nobleza? Por un lado tenemos la protección y la fe paternal que depositó Bernabé en él. Por el otro lado tenemos la administración dura  que Pablo aplicaba al negligente. La mirada seria y penetrante de un hombre corajudo, muchas veces hace crecer en nosotros el valor y el respeto propio; por el otro lado sabemos que después de haber cometido un error, el saber que aún existe una persona que cree y confía en nosotros es una de las cosas más alentadoras que nos pueden ocurrir en la vida. Al final no sabemos que escuela hizo más impacto en la mente de Marcos, posiblemente los dos; posiblemente hay alumnos que necesitan a los dos maestros, posiblemente hay alumnos que solo necesita a uno de ellos, cualquiera sea la necesidad del alumno en la escuela divina, Dios tiene a los dos maestros disponibles para la enseñanza del alumno.

Muchas veces esos jóvenes que no presentan ningún futuro prometedor, dan sorpresas muy interesantes por sus desarrollos superiores. Muchos soldados que huyeron en el primer combate, llegaron  mas tarde a conseguir altos honores y reconocimientos, por sus valientes comportamientos y actos de heroísmos. Eso paso con Marcos, la comprensión y la estima de Bernabé  hacia él, más el punzante y afilado sistema administrativo de Pablo, hicieron de él un hombre de elevada estatura. Ambos hombre se necesitan para el evangelio; tanto Pablo como Bernabé.

Tengamos paciencia cuando tratamos con nuestro semejante: mantengámonos por un tiempo más largo luchando con el cobarde, y la gracia de Dios lo puede convertir en uno de esos valientes que arrebatan el reino de los cielos, mantengámonos luchando por más tiempo con el pecador, y la gracia de Dios puede lograr inscribir su nombre en el Libro de la Vida.

Durante todo su ministerio, Pablo había mirado a Dios en procura de su dirección personal. Al mismo tiempo había tenido mucho cuidado de trabajar de acuerdo con las decisiones del concilio general de Jerusalén; y como resultado, las iglesias “eran confirmadas en fe, y eran aumentadas en número cada día” (Hechos 16:5). Y ahora, no obstante la falta de simpatía que algunos le demostraban, se consolaba al saber que había cumplido su deber fomentando en sus conversos un espíritu de lealtad, generosidad y amor hermanable, según lo revelaban en esta ocasión por las liberales contribuciones que pudo colocar ante los ancianos judíos (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, p. 322).

Así, aunque aparentemente ajeno a la labor activa, Pablo ejerció más amplia y duradera influencia que si hubiese podido viajar libremente de iglesia en iglesia como en años anteriores. Como preso del Señor, era objeto del más profundo afecto de parte de sus hermanos; y sus palabras, escritas por quien estaba en cautiverio por la causa de Cristo, imponían mayor atención y respeto que cuando él estaba personalmente con ellos. Hasta que Pablo les fué quitado, los creyentes no se dieron cuenta de cuán pesadas eran las cargas que había soportado por ellos. En otros tiempos se habían excusado en gran parte de las responsabilidades porque les faltaba su sabiduría, tacto e indomable energía; pero ahora, abandonados a su inexperiencia para aprender las lecciones que habían rehuído, apreciaron sus amonestaciones, consejos e instrucciones como no los habían estimado durante su obra personal. Al informarse de su valentía y fe durante su largo encarcelamiento, fueron estimulados a una mayor fidelidad y celo en la causa de Cristo (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, p. 362, 363).

Pablo quiere grabar en la mente de los ministros y del pueblo la razón por la cual el Evangelio fue encomendado a los hombres, débiles y sujetos a error: para que el hombre no recibiera el honor debido sólo a Dios, sino que Dios recibiera toda la gloria. El embajador no ha de felicitarse a sí mismo y atribuirse el honor del éxito, o aun compartir el honor con Dios, como si por su propio poder hubiera realizado la tarea.

El razonamiento elaborado o las demostraciones argumentativas de las doctrinas, rara vez hacen que el oyente advierta su necesidad y su peligro. Las declaraciones sencillas y breves, que salen de un corazón lleno de simpatía, enternecido por el amor de Cristo, serán como el grano de mostaza, al cual Cristo asemejó sus palabras de verdad divina. El siembra en el alma la energía vital de su Espíritu, para que la semilla de la verdad germine y lleve fruto (Testimonios para los ministros, {TM}, p. 151, 152).

87


Lección 12 // Viernes 18 de septiembre_________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: El apóstol Pablo ha sido comparado con el Efecto Mariposa en la Teoría del Caos: “El aleteo de las alas de una mariposa en California produce un huracán en el Asia”. Su obra como escritor y predicador ayudó a transformar una oscura secta judía, en un oscuro rincón del Imperio Romano, en una religión mundial. Las ideas planteadas en sus trece cartas probablemente ejercieron una influencia mayor que la de cualquier otro escritor griego antiguo de una producción literaria similar.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. Pablo evitó el martirio huyendo a Atenas, el centro intelectual del mundo grecorromano. Las ciudades proporcionaban protección para los refugiados, incluyendo a los cristianos. El apóstol no perdió tiempo; después de observar los monumentos religiosos de la ciudad, razonó con los judíos y predicó en el mercado. Lee Hechos 17:16 al 31. ¿Qué enfoque usó Pablo con estas personas, y cómo nos ayuda a comprender la necesidad de preparar el mensaje para grupos diversos? Al mismo tiempo, considera el modo en que Pablo no diluyó o comprometió la verdad a fin de alcanzar a esas personas. En nuestros intentos de alcanzar a otros, ¿cómo podemos asegurarnos de no comprometer las creencias fundamentales?
  2. ¿Por qué el estado de los muertos es una enseñanza tan importante? ¿Cuáles son algunos de los muchos errores y engaños contra los cuales nos protege una comprensión de esta verdad? ¿Qué sucede en tu propia cultura? ¿Contra qué creencias esta verdad nos sirve como un baluarte?
  3. ¿Qué cree la mayoría de la gente en tu sociedad? ¿Qué clase de antecedentes tienen? ¿Qué tipos de creencias son las más comunes? Basado en tu comprensión de las creencias y los antecedentes de ellos, piensa con cuidado en cuál sería el mejor enfoque para alcanzarlos. ¿Cuáles son algunas de las cuñas de entrada que te permitirán contactarte con ellos de manera que no se ofendan de inmediato?

88


Este es un estudio serio para los maestros de Escuela Sabática. Si usted es una persona que le gusta la lectura, y profundizar en temas religiosos, este es el lugar para usted.

Este material no reemplaza el estudio de la Escuela Sabática; para comprender este material usted tiene que haber estudiado la lección de Escuela Sabática.
Este material es libre para ser copiado, compartido y distribuido. En este documento no hay nada una nueva luz, ni doctrinas nuevas, todo lo que aquí le presentamos está escrito en la Biblia, Lección de Escuela Sabática, Espíritu de Profecía, Comentarios Bíblicos, diccionarios religiosos y seculares, libros de historia y ciencia, enciclopedias, temas e ilustraciones. Nuestro trabajo aquí en 7Day Radio es poner juntos esos pensamientos esperando que usted pueda comprender mejor la lección. Este documento es subido al “INTERNET” todos los días Domingos a las  6 de la mañana, hora de Madrid, España; 12:00 AM hora del este de los Estados Unidos de Norte América.
Si usted desea contactarnos con nosotros para cualquier comentario, contribución o pregunta lo puede hacer escribiendo a elhermanotony@gmail.com 
Si usted desea recibir este material auxiliar de Escuela Sabática directamente, por favor escribanos a:
director@sevendayradio.com Si lo desea recibir en su teléfono, por favor, deje el número de teléfono incluyendo el código de su país.
Si lo desea recibir por “E-Mail”,  por favor escríbanos a elhermanotony@gmail.com deje su dirección de correo electrónico ó “E-MAIL”  y con gusto le estaremos mandando esta información semanalmente; en el preciso momento que la publiquemos usted también la estará recibiendo en su correo electrónico.
Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
Madrid, España 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s