Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 1 – LA RESTAURACIÓN DE TODAS LAS COSAS – PARA EL 2 DE JULIO DE 2016

9 comentarios



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


Parque Nacional Cascadas del Norte, Monte Shuksan, Estado de Washington USA


Los pensamientos pertenecientes a “Escuela Sabática para Maestros” no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional o mundial. Este es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer extra información a la Lección de Escuela Sabática, para que le sea de ayuda al maestro para poder entender y explicar de una manera mas clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversia-les, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de su ayuda o de su agrado, le pedimos por favor, que sencillamente la descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 1: Para el 2 de julio de 2016

LA RESTAURACIÓN DE TODAS LAS COSAS

Sábado 25 de junio______________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Génesis 1:26, 27; Deuteronomio 6:5; Génesis 3:8-19; Santiago 4:4; Gálatas 4:19; Marcos 2:1-12; Juan 10:10.

PARA MEMORIZAR:“Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó” (Gén. 1:27).

BASTA MIRAR EN DERREDOR, al mundo, al vecindario, a uno mismo, para ver el punto. Y ¿cuál es el punto? Algo anda terriblemente mal.

Se llama la caída, pecado, rebelión y, también, se llama el Gran Conflicto.

Y, no obstante, la buena noticia es que eso no es permanente. No ha de durar para siempre. Jesús vino, murió por los pecados del mundo y prometió regresar. Y, cuando lo haga, nada de este mundo permanecerá. En su lugar, comenzará un nuevo reino, su Reino eterno. “Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre” (Dan. 2:44).

¡Qué restauración!

Pero, no necesario esperar a la segunda venida de Jesús para que comience la restauración. Los que están en Cristo son criaturas nuevas (2 Cor. 5:17); y estamos predestinados a conformarnos a la semejanza de Jesús ahora (Rom. 8:29). Además, nos llama y nos hace poderosos, como su iglesia, de modo tal que también podamos trabajar en favor de la restauración de otros.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Al nacer Jesús, Satanás supo que había venido un Ser comisionado divinamente para disputarle su dominio. Tembló al oír el mensaje del ángel que atestiguaba la autoridad del Rey recién nacido. Satanás conocía muy bien la posición que Cristo había ocupado en el cielo como amado del Padre. El hecho de que el Hijo de Dios viniese a esta tierra como hombre le llenaba de asombro y aprensión. No podía sondear el misterio de este gran sacrificio. Su alma egoísta no podía comprender tal amor por la familia engañada. La gloria y la paz del cielo y el gozo de la comunión con Dios, eran débilmente comprendidos por los hombres; pero eran bien conocidos para Lucifer, el querubín cubridor. Puesto que había perdido el cielo, estaba resuelto a vengarse haciendo participar a otros de su caída. Esto lo lograría induciéndolos a menospreciar las cosas celestiales, y poner sus afectos en las terrenales (El Deseado de todas las gentes, {DT} p. 90).

“De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas” (2 Corintios 5:17). Por medio del poder de Cristo, los hombres y mujeres han roto las cadenas de los hábitos pecaminosos. Han renunciado al egoísmo. El profano se transformó en reverente, el borracho en sobrio, el libertino en puro. Almas que habían manifestado la semejanza de Satanás, han llegado a transformarse a la imagen de Dios. Este cambio, en sí mismo, es el milagro de los milagros. El cambio realizado por la Palabra es uno de los más profundos misterios de ella. No lo podemos entender; solamente podemos creerlo, como lo señalan las Escrituras: “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria.”

Cuando el Espíritu de Dios domina la mente y el corazón, el alma convertida prorrumpe en una nueva canción; porque ha reconocido que la promesa de Dios ha sido cumplida en su experiencia, que su transgresión ha sido perdonada, su pecado cubierto. Ha sentido arrepentimiento hacia Dios por la violación de su divina ley, y fe hacia Cristo, quien murió por la justificación del hombre. Justificado “pues por la fe” tiene “paz con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo” (Romanos 5:1).

Pero habiendo alcanzado esa experiencia, el cristiano no debe por lo tanto cruzarse de brazos conforme con lo que ha logrado. Aquel que está determinado a entrar en el reino espiritual encontrará que todos los poderes y las pasiones de la naturaleza no regenerada, respaldadas por las fuerzas del reino de las tinieblas, están preparadas para atacarle. Cada día debe renovar su consagración, cada día debe batallar contra el pecado. Los hábitos antiguos, las tendencias hereditarias hacia el mal, se disputarán el dominio, y contra ellos debe siempre velar, apoyándose en el poder de Cristo para obtener la victoria (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, pp. 379, 380).

El poder restrictivo del Espíritu de Dios se está retirando de la tierra. Nuestra obra tiene que terminar pronto. Deberíamos hacer todos los esfuerzos posibles para salvar a las almas de la muerte. Dentro de poco el Señor Dios del cielo establecerá su reino, que no será destruido. Ha llegado el momento de desarrollar un carácter puro y celestial. La obra aumentará en fervor e intensidad hasta el mismo fin. Necesitamos que nuestra fe aumente. Debemos velar en oración (Cada día con Dios, {CDCD}, p. 198).

5


Lección 1 // Domingo 26 de junio____________________

LA IMAGEN DE DIOS

La Biblia dice que la humanidad fue creada a la “imagen” de Dios (Gén. 1:27). Una imagen puede tener dos dimensiones, como una fotografía o lo que vemos en un espejo; o tres dimensiones, como una estatua o un holograma. Una imagen puede también ser intangible, como una imagen mental o una idea. ¿Qué quiere decir la expresión bíblica?

Lee Génesis 1:26 y 27. ¿De qué manera explica la Biblia lo que significa ser hecho a la “imagen” de Dios? Ver también Gén. 1:31; Deut. 6:5; 1 Tes. 5:23.

Génesis 1:26-27

26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.

Génesis 1:31

31 Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

Deuteronomio 6:5

Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

1 Tesalonicenses 5:23

23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo.

Al crear a nuestros primeros padres, Dios estableció una nueva categoría para la vida sobre la Tierra: hombre y mujer. Ellos solos, entre todas las criaturas, fueron hechos a la imagen de Dios. No fueron monos evolucionados. Como seres humanos, somos radicalmente diferentes de todas las demás formas de vida sobre la Tierra, y cualquier teología que disminuya esta diferencia degrada a la humanidad.

“Y llamó el nombre de ellos Adán” (Gén. 5:2). Es decir, ambos, hombre y mujer, aunque seres separados y diferentes, eran uno. Juntos, en su plenitud y totalidad, representaban la imagen de Dios.

La naturaleza de Dios es holística: “Cuando Adán salió de las manos del Creador, llevaba en su naturaleza física, mental y espiritual, la semejanza de su Hacedor” (Ed 15; énfasis añadido).

La palabra “imagen”, en hebreo, es tselem; y “semejanza” es demuth. Estos términos pueden connotar lo físico (tselem) y lo interior (demuth), que incluye los aspectos espiritual y mental de la humanidad. Elena de White reconoce esto cuando dice que el hombre fue hecho a la imagen de Dios, “tanto en la semejanza exterior, como en el carácter” (PP 25).

Deuteronomio 6:5 menciona las dimensiones del ser humano: alma (espiritual), corazón (mental) y fuerzas (física). Algo similar dice 1 Tesalonicenses 5:23. Un ser humano hecho a la imagen de Dios, naturalmente, incluirá todas estas dimensiones.

Aunque esta idea de ser hecho “a la imagen de Dios” engloba mucho más, la Biblia es clara: los seres humanos son una creación singular y separada aquí sobre la Tierra. ¿Por qué es importante que recordemos siempre esta distinción?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

y dijo: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza. Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo; sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles que se arrastran por el suelo.» 27 Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó,  Génesis 1: 26 y 27

Una pregunta que siempre el hombre se hace es: ¿De dónde vengo? En los dos primeros capítulos de la Biblia, tenemos la respuesta a lo que muchos consideran la pregunta más importante de todas. En definitiva, solo al saber de dónde venimos es que podemos iniciar el conocimiento de quiénes somos, por qué existimos, cómo hemos de vivir y, en última instancia, hacia dónde vamos.

El hombre fue creado a la imagen de Dios; el hombre era como Dios, ya que fue creado a Imagen y a semejanza de Dios y también poseía los mismos atributos de Dios,  por supuesto con muchas limitaciones

¿En que aspectos el hombre fue creado a la imagen de Dios?

1-En su Inteligencia: Dios tiene la mente suprema, Dios es infinito en su inteligencia; el hombre fue creado también así, en una escala menor. Al hombre se le dio el regalo de la mente y de la inteligencia; el hombre lo mismo que su Creador, es capaz de tener pensamiento, razón y decisión.

2-En su naturaleza moral: El hombre fue hecho perfecto, justo, verdadero y santo. El hombre fue creado con una disposición de benevolencia, fue creado con un espíritu de oración y también con un espíritu feliz, fue creado con la gran disposición de promover el bienestar del universo, todos estos atributos le pertenecen al mismo Dios.

3-El hombre fue credo con dominio: Dios es el supremo regidor sobre todas las cosas del universo, los ángeles y el hombre son sus servidores. Todas las cosas tanto materiales como espirituales están bajo el dominio de Dios. En éste aspecto el hombre es a la imagen de Dios, ya que a él se le dio dominio sobre todo el planeta tierra, el fue el rey de éste mundo, tanto el mundo animal como el mundo vegetal, estaban bajo su dominio.

4-El hombre fue creado inmortal: Dios es la fuente de la eternidad y el hombre disfrutaba de ese atributo de Dios. Si se une el poder que Dios le dio al hombre para procrearse mas la inmortalidad, el hombre se hubiera aventurado a alcanzar los límites de lo inalcanzable

5-Tambien se le dio el poder de la creación: El hombre con muchos límites, puede elaborar cosas hermosas que son frutos de una mente creativa, esa mente creativa que el hombre tiene, es la imagen de un Dios que es sublime en la creación de todo lo que existe en el universo entero

El tema de la creación de Dios, es uno de los temas más fáciles de dar y al mismo tiempo extremadamente difícil, y esto es de acuerdo a quien se le este impartiendo el tema.

El gran milagro de la creación, es algo para creerlo por fe, y por fe solamente. Nuestra pobre y corta mente, es incapaz de comprender la acción de la mente infinita creadora de Dios. En la creación encontramos una de las incógnitas más grande de nuestro planeta; la criatura tratando de entender al Supremo Creador. Partiendo de éste punto de vista es muy fácil dar la lección a un cristiano, por que la mayoría de cristianos aceptamos el tema de la creación por medio de la fe, las cosas que no logramos entender de la Biblia y de nuestro gran Dios, las aceptamos por fe.

Nuestro problema es cuando nos tenemos que preparar para hablar con aquellos que no tiene nuestra fe, para convencer a aquellos que no pertenecen a ninguna religión y que su mente ha sido bombardeada por filosofías terrenales y ateas. Allí es donde realmente tenemos que saber lo que el mundo piensa y cree, para encontrar la manera de contrarrestar las ideas equivocadas de nuestros prójimos y encaminarlos a la verdad. Aquí mismo en donde también empieza el problema para nosotros, cuando tratamos de comprender y explicar eso que no se puede entender y por lo consiguiente no se puede explicar. Muchos de nosotros entramos en el mundo de la especulación y de la duda y terminamos enredados en la maraña de la incredulidad.

Nosotros sabemos que en el mundo hay mucha información falsa, que tiene como propósito desacreditar a Dios, la Biblia y la religión; esa falsa información tarde ó temprano se descubre; Dios se encarga que ésto sea así. Pero también tenemos que reconocer y aceptar que hay mucha información que es verdadera, y que se nos presenta como un reto no solo a nosotros como cristianos, sino también al mundo de los científicos cristianos, el poder contestar éstas preguntas a la luz de la Biblia.

Entre una de los retos que se nos presenta es como responder a esos resultados científicos que se hace sobre huesos donde se descubre que ciertos fósiles tanto de animal, como vegetal, tienen millones de años de edad, si nuestro plantea se estima que solo tiene alrededor de seis mil años de vida. Hay miles de fósiles o huesos que se han llevado a diferentes y confiables laboratorios cristianos y no cristianos alrededor del mundo, y los resultados de la prueba de carbón es casi la misma, por no decir que es idéntica.

La pregunta que se nos hace es: ¿Cómo podemos explicar un fósil de millones de años de edad, cuando nuestra tierra llega alrededor de los 7,000 años?

A mi persona se me ha hecho muchas veces ésta pregunta, yo lo he llevado a la meditación con Dios y al estudio profundo y he llegado a mi propia conclusión y yo la quiero compartir con ustedes. Si usted le encuentra luz, úsela, si usted cree que no sirve, simple y sencillamente elimínela, recuerdo que es solo mi conclusión personal “sugerente” y es mi explicación para todas éstas personas que están empapadas de filosofías extrañas y de ateísmo.

Yo creo, que Dios en la creación hizo un mundo andante. Dios creó a Adán y Eva, ya personas adultas y maduras, capaces de ser alumnos directamente de Dios y de los ángeles y con la gran responsabilidad de cuidar un inmenso, maravillo y complejo planeta tierra.

Mi gran pregunta es ¿Qué edad tenía Adán cuando salió de la mano del Creador?

Si eso fuera en nuestro tiempo actual, Adán y Eva tenían que haber tenido por lo menos cuarenta años, para sobrellevar la responsabilidad y privilegio que Dios estaba depositando en sus hombros.

Ahora imagínese que Adán, hubiese sido creado para vivir 100 millones de años; ¿Cual hubiera sido su edad relativa? posiblemente 40 millones de años.

En el tiempo antiguo cuando los patriarcas vivían cerca de los mil años, se casaba a los 200 y 300 años, y comenzaban a tener hijos por los 400 años, esa era su edad relativa. En nuestro tiempo que solo vivimos alrededor de 70 años, la familia tiene que formarse entre los 20 y 40 años, dependiendo de la cultura donde se esté viviendo.

Ahora volvamos a Adán, si Adán fue creado para vivir eternamente; ¿Que edad relativa pudo haber tenido cuando salió de las manos del Creador? Yo creo que millones de años de edad.

Lo mismo sucedió con los animales, plantas y arboles. Dios no le entregó a Adán una semilla de árbol para que él la sembrara, la regara, la cuidara y la hiciera crecer, no, Dios le entregó a Adán un árbol crecido y maduro, un árbol ya dando frutos, un árbol que fue hecho para vivir por la eternidad.

También sucede lo mismo con los animales, Dios le entregó a Adán, animales mayores, adultos, procreando, animales que fueron creados para la eternidad.

Entonces cuando yo escucho que se encontró un hueso ó fósil que tiene 8 millones de años, yo digo, estaba bien joven ese animal, Dios lo hizo para vivir por la eternidad, 8 millones de años en la eternidad es como una gota de agua en el inmenso mar.

Dios Hizo ya un planeta desarrollado, un planeta funcionando 100%, un planeta maduro, tanto en humanos como en animales y en plantas, un planeta diseñado para existir por la eternidad. Para mi ésta es la razón cuando se encuentran fósiles con millones de años de edad, Dios hizo estos animales y plantas, ya con unos cuantos años de edad relativa, y que estaban diseñados para vivir por la eternidad. Diez, quince, veinte, ochenta millones de años de edad, es una edad muy joven y tierna para seres que van a vivir por la eternidad.

¿Quién hizo el mundo?

La respuesta es simple: Es directa, es positiva y es completa, un niño la entiende fácilmente: ¡Dios creó el mundo!  No hay otra manera más sencilla para responder ésta pregunta que repitiendo lo que la Biblia dice. Hay un gran riesgo cuando convertimos una respuesta tan sencilla en una investigación tan profunda. Cuando la simplicidad no es el resultado del conocimiento, entonces entramos en el campo de la imbecilidad.

La respuesta es sublime: ¡Dios creó el mundo! Es sublime por que anuncia un punto de partida: ¡En el principio…! si alguna persona le quiere poner fecha, no se le está prohibido, el calendario de todas manera es para el humano y nunca para Dios; el es Sempiterno. La respuesta  es sublime por que conecta lo espiritual con lo material, el viento es la respiración de Dios y el trueno es una de las notas de musicales cuando el habla.

La respuesta es suficiente: ¡Dios creó al mundo! El tiempo es apenas una pequeña gota de la eternidad, la naturaleza es la obra de Dios y la materia es el resultado de la infinita mente divina.

La diferencia entre el Creador y la criatura es que la criatura habla de las cosas que existen, pero el Creador habla para que las cosas existan. El humano puede hablar y trabajar con los materiales que Dios le provee, observa los materiales, los imita, los combina, los transforma, pero no los puede crear. El mejor pintor del mundo que está componiendo la mas bella obra de arte que pueda proceder de la mano de un hombre, no puede crear nada, ni el lienzo, ni los colores, ni las brochas, ni sus propias manos, ni tampoco la imaginación para hacer su trabajo, ya que la imaginación es el resultado del genio del hombre y el genio del hombre es un regalo de la sabiduría divina.

La creación niega el ateísmo por que anuncia la existencia de un Dios Creador

La creación niega el politeísmo por que confiesa la existencia de un solo Dios Creador

La creación niega el materialismo por que enseña que en “el principio” la materia fue creada, y fue creada de la nada

La creación niega el panteísmo por que separa a Dios de la naturaleza y de sus criaturas

Le creación niega el fatalismo por que muestra un Dios que no es tirano, sino que da libertad de elección a sus criaturas

Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza.

 La expresión “hagamos al hombre” ha caudado mucha división entre los grandes comentaristas y teólogos de todas las edades. La palabra “HAGAMOS” está en plural, que denota la conversación entre 2 o mas personas; ¿Quienes eran esas personas que conversaban en la creación?

Por ejemplo Philo, Eben Ezra, y Delitzcsh creen que Dios estaba consultando con los ángeles; Maimonides y M Gerumlious de linaje judío, ellos dicen que Dios estaba consultando con la tierra, siendo ésta una de las explicaciones mas absurdas que pueden haber, ya que ellos no creen en la existencia de otro ser de la Trinidad que no sea Dios el Padre. El gran teólogo Kalish dice que Dios estaba consultando con él mismo, y Calvin, McDonald’s and Murphy creen que esas palabras se pronunciaron en un sublime concilio, donde estaban presentes las personas de la Trinidad, como comúnmente las conocemos.

Por supuesto nosotros estamos de acuerdo que era el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, eran los que se consultaban en el momento sublime de la creación de éste mundo.

Además ésta no es la primera vez que Dios habla en forma plural, hay otros textos de la Biblia, donde se encuentra a Dios, hablando en forma plural:

22Y el SEÑOR Dios dijo: —He aquí que el hombre ha llegado a ser como uno de nosotros, conociendo el bien y el mal. Ahora pues, que no extienda su mano, tome también del árbol de la vida, y coma y viva para siempre. Génesis 3

Vamos, pues, descendamos y confundamos allí su lenguaje, para que nadie entienda lo que dice su compañero”. Génesis 11

 Entonces escuché la voz del Señor, que decía: —¿A quién enviaré? ¿Y quién irá por nosotros? Y yo respondí: —Heme aquí, envíame a mí. Isaías 6

7Entonces el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre llegó a ser un ser viviente.

Hace unos días estuvimos dando una explicación acerca de la palabra “espíritu” y lo vamos a compartir nuevamente ya que es de mucha importancia para el estudio de este día. Mientras nosotros no entendamos la palabra “espíritu” va a ser imposible dar una explicación certera al tema de la inmortalidad del alma.

La falsa doctrina de la inmortalidad del alma, le ha causado a la humanidad estragos, sufrimiento, y dolor, prácticamente desde la caída del hombre. La inmortalidad del alma, es la antesala del desprecio de la vida, del homicidio, del suicidio y de genocidio.

Es inaceptable que un Adventista del Séptimo Día no domine la doctrina de la inmortalidad del alma, ya que somos una, entre las poquitas religiones del mundo, que defendemos la verdadera doctrina del estado de los muertos.

En Génesis 2: 7 dice: 7Entonces el SEÑOR Dios formó al hombre del polvo de la tierra. Sopló en su nariz aliento de vida, y el hombre llegó a ser un ser viviente.” Aquí encontramos dos elementos que Dios une para la creación del hombre: 1- Tierra 2- Espíritu.

De la tierra, Dios formó el cuerpo del hombre, después que el cuerpo está formado, Dios se acercó rostro a rostro y sopló de su propio aliento “espíritu de vida” y es hasta ese punto, donde el hombre se convierte en un alma o ser viviente.

Dicho en otras palabras, la fórmula para la creación del hombre es así: Cuerpo + espíritu = Alma viviente

La palabra  hebrea y aramea “RUAJ QODESH”  es la palabra que se usa en toda la Biblia sola y exclusivamente cuando se refiere al ESPÍRITU SANTO.

Cada vez que la Biblia está refiriéndose a la tercera persona de la Deidad, usa letra mayúscula por ejemplo: Espíritu Santo.

Cada vez que la Biblia menciona la palabra “espíritu” con “e” minúscula, no está hablando del Espíritu Santo. En ésta caso se está usando la palabra “RUAJ” solamente ó la palabra griega “PNEUMA”.

La palabra RUAJ ó “espíritu” con “e” minúscula tiene varios significados, entre ellos están: 1- Aliento 2- Viento 3-Elemento vital 4-Mente 5-Pensamiento 6-Vitalidad 7-Valor 8-Mal genio ó ira 9-Disposición de ánimos 10-Carácter Moral 11-Asiento de emociones 12-Actitud   13-Estado de sentimientos

Un ejemplo de esto son los siguientes versículos: “Pon un espíritu recto dentro de mi” está diciendo pon un pensamiento recto dentro de mi. Otro texto dice: “estaré con vosotros en espíritu” Simple y sencillamente está diciendo estaré con vosotros en pensamiento. Cuando Elías partió al cielo la Biblia dice: “el espíritu de Elías reposó sobre Eliseo” Este texto se pudiera traducir así: y el pensamiento, ó la mente, ó el carácter de Elías reposo sobre Eliseo. Hay otras expresión que dice: “El Espíritu hablando a nuestros espíritus” está diciendo El Espíritu Santo está hablando a nuestras mentes.

También encontramos el texto 24Dios es Espíritu, y los que Lo adoran deben adorar en espíritu y en verdad.” San Juan 4 Este versículo está diciendo que cuando adoremos a Dios lo hagamos con la mente ó el pensamiento. Muchas veces llegamos a la iglesia y cuando adoramos el cuerpo está allí, pero la mente está en el trabajo, en las vacaciones, en un problema, en una actividad deportiva, etc. Este tipo de adoración no es aceptada por Dios.

También la Biblia habla de otros espíritus, entre ellos están:  “espíritu de celos” (Núm. 5: 14, 30), “espíritu de angustia” (Isa. 61: 3), “espíritu de fornicaciones” (Ose. 4: 12), “espíritu de enfermedad” (Luc. 13: 11), “espíritu de mansedumbre” (1 Cor. 4: 21), “espíritu de cobardía” (2 Tim. 1: 7), “espíritu de error” (1 Juan 4: 6), “espíritu de sueño” (Isa. 29: 10), “espíritu de vértigo” (Isa. 19: 14), “espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y temor de Jehová” (Isa. 11: 2)  “espíritu de tristeza” (Isa. 54:6) Todos estos no son personas, son sencillamente estados de ánimos, actitudes ó sentimientos.

Esta palabra “espíritu” con “e” minúscula  genera mucha confusión al mundo cristiano en general. La mayoría cree que el “espíritu” es una persona ó un ser existiendo dentro de otra persona, es como un ser viviendo dentro de otro ser.

La palabra “espíritu” con “e” minúscula nunca se refiere a una persona, siempre se refiere a una cosa.

La Biblia dice que cuando una persona muere el “espíritu” con “e” minúscula vuelve a Dios que lo dio. Muchos creen que la parte consiente de una persona que muere vuelve a Dios, y de allí aparece uno de los fundamentos de la inmortalidad del alma.

A Dios no vuelve ninguna forma de ser ó persona, a Dios simple y sencillamente vuelve el “aliento de vida” que Dios mismo lo había dado en forma de préstamo.  Eclesiastes 3: 19 dice: que el “RUAJ” (espíritu) del hombre es igual al “RUAJ” (espíritu) de los animales, y en la muerte los dos “RUAJ” vuelven a Dios; por lo tanto este texto demuestra que no es persona, en éste caso es “ALIENTO DE VIDA” pudiéramos decir una licencia para vivir.

Por lo tanto queremos dejar claro que cuando usted lea el nombre “Espíritu Santo” ó “Espíritu”, se está refiriendo a una persona y es la tercera persona de la deidad; pero cuando usted lea la palabra “espíritu” nunca se refiere a una persona, ni divina, ni humana, se está refiriendo a una cosa.

Comprendiendo la palabra “espíritu” nos ayudará a entender los versículos que hablan en contra de la inmortalidad del alma, y nos ayudará a explicar mejor el verdadero estado de los muertos.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El Señor dio al hombre el intelecto de modo que pudiera comprender aun cosas mayores que los bellos objetos de la naturaleza. Conduce al agente humano a una esfera más elevada de la verdad, ennobleciendo la mente más y aún más, y revelándole la inteligencia divina. Y en el libro de la Providencia de Dios, en el tomo de la vida, se le otorga a cada uno una página. Esa página contiene cada detalle de su historia. Aun los cabellos de su cabeza están todos contados. Los hijos de Dios nunca están ausentes de su pensamiento.

Y aunque el pecado existió durante siglos, procurando contrarrestar la misericordiosa corriente de amor que fluye de Dios hacia la raza humana, el amor y el cuidado que Dios ofrece a los seres que creó a su propia imagen no han cesado de crecer en riqueza y abundancia. “Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”. Coronó su benevolencia con el inestimable don de Jesús. Por medio de este sacrificio, un torrente sanador de vida y gracia celestial fue vertido sobre nuestro mundo. Esta fue la dádiva de Dios para el hombre; una dádiva que desafía todo cálculo (Alza tus ojos, {ATO}, p. 199).

Cuando el hombre salió de las manos de su Creador, era de elevada estatura y perfecta simetría. Su semblante llevaba el tinte rosado de la salud y brillaba con la luz y el regocijo de la vida. La estatura de Adán era mucho mayor que la de los hombres que habitan la tierra en la actualidad. Eva era algo más baja de estatura que Adán; no obstante, su forma era noble y plena de belleza.

No existe fundamento alguno para la suposición de que el hombre llegó a existir mediante un lento proceso evolutivo de las formas bajas de la vida animal o vegetal…. El que colocó los mundos estrellados en la altura y coloreó con delicada maestría las flores del campo, el que llenó la tierra y los cielos con las maravillas de su potencia, cuando quiso coronar su gloriosa obra … supo crear un ser digno de las manos que le dieron vida. La genealogía de- nuestro linaje, como ha sido revelada, no hace remontar su origen a una serie de gérmenes, moluscos o cuadrúpedos sino al gran Creador. Aunque Adán fue formado del polvo, era el hijo de Dios (La fe por la cual vivo, {FV}, p. 31).

Después de los seres angélicos, la familia humana, formada a imagen de Dios, es la más noble de las obras creadas por Dios, quien desea que los seres humanos lleguen a ser todo lo que él ha hecho posible que sean, y quiere que hagan el mejor uso de las facultades que él les ha concedido (El ministerio de curación, {MC}, p. 309).

Adán tenía temas como motivos de contemplación en las obras de Dios en el Edén, que era el cielo en miniatura. Dios no creó al hombre meramente para que contemplara las gloriosas obras de Dios. Por eso le dio manos para trabajar así como mente y corazón para meditar. Si la felicidad del hombre hubiese consistido en no hacer nada, el Creador no le hubiera asignado un trabajo a Adán. El hombre había de encontrar felicidad tanto en el trabajo como en la meditación (Comentario bíblico adventista, {BC1}, t. 1, p. 1096).

6


Lunes 27 de junio // Lección 1______________________

LA CAÍDA Y SUS CONSECUENCIAS

La Biblia no dice cuánto tiempo transcurrió entre la conclusión de la Creación y la Caída. Días, semanas, años… no sabemos.

Sin embargo, lo que sí sabemos es que hubo una Caída, y que las consecuencias fueron inmediatas y visibles.

El primer resultado de que Adán y Eva comieron del fruto del árbol del conocimiento del bien y del mal fue su repentina percepción de su desnudez (Gén. 3:7). Procuraron cubrirse de la presencia de Dios. Sus mantos de luz ahora habían desaparecido (ver Patriarcas y profetas, p. 40). Su intimidad con Dios fue interrumpida por causa de su recién descubierta intimidad con el egoísmo del mal. Dios, entonces, procuró educar a la primera pareja con respecto a las consecuencias que su pecado había generado.

Lee los siguientes pasajes e identifica las consecuencias inmediatas del pecado de Adán y de Eva en cada pasaje. Además, ¿de qué modo se manifiestan hoy esas mismas consecuencias?

Génesis 3:8-10

Y oyeron la voz de Jehová Dios que se paseaba en el huerto, al aire del día; y el hombre y su mujer se escondieron de la presencia de Jehová Dios entre los árboles del huerto. Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? 10 Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.

Génesis 3:12

12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.

Génesis 3:13

13 Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.

Génesis 3:16

16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.

Génesis 3:17-19

17 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18 Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. 19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás.

No hay dudas, la Caída fue real, fue dura y tuvo consecuencias terribles para la raza. La larga y triste historia de la humanidad, hasta los eventos actuales, revela las consecuencias trágicas del pecado.

¡Cuán agradecidos podemos estar, entonces, por la promesa de que un día la tragedia del pecado acabará y nunca se repetirá!

¿En qué formas vivimos cada día con las consecuencias de nuestros propios pecados?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Como consecuencia de la caída del hombre, hay tres maldiciones que Dios reparte en el jardín del Edén, maldiciones que estarían en vigencia, mientras exista el pecado en el mundo:

Primera Maldición: 14. Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Porque hiciste esto, maldita serás mas que todas las bestias, y que todos los animales del campo: sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. 15. Y enemistad pondré entre tí y la mujer, y entre tu simiente y su simiente; esta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

Dios comenzó sus maldiciones donde comenzó el pecado, comenzó maldiciendo la serpiente, la maldijo a pesar que es una criatura irracional, y debido a que es irracional no está sujeta a la ley, ya que es incapaz de comprender el pecado y la culpabilidad. A pesar de ser una criatura irracional, sirvió en la maldad y las artimañas de diablo, por lo tanto fue maldecida “mas que todas las bestias” de la tierra, en la caída de la humanidad.

Es interesante que en la maldición de la serpiente, la Biblia no compara a la serpiente con los reptiles, si no que con las bestias del campo. Posiblemente después de haber recibido la maldición de Dios, la serpiente tomó las características de un reptil, y ahora la ciencia la identifica como un reptil.

La serpiente era un hermoso animal con alas, y al volar por los aires tenía brillante aspecto, como de oro bruñido. No andaba por el suelo, sino que iba de un lado a otro por los aires y comía frutas lo mismo que el hombre…”  {2TS 31.1 – Tomos Selectos tomo II}

Hay que notar que antes de la maldición, la serpiente volaba “de un lado a otro”, después de la maldición ella se transporta de la misma manera “de un lado a otro”, pero ahora sin alas, lo hace por el suelo.

Después de ser uno de los animales mas bellos, exóticos y majestuosos de la tierra, se convierte en uno de los animales mas temido, detestado, despreciado, odiado y  constantemente perseguido por el hombre para darle muerte. La serpiente es mucho mas maldecida que el resto de los animales, y es dejada bajo el poder de una invencible locura y maldad de parte del hombre, es dejada en desgracia, es dejada en una opresión mas profunda que cualquier otra vil bestia de la tierra, la serpiente es condenada a una miseria y sufrimiento que no se puede explicar, cuando ellas reciben la muerte de parte del hombre.

2da Maldición: A la mujer dijo: Multiplicando multiplicaré tus dolores, y tus preñeces: con dolor parirás los hijos, y a tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de tí.

La maldición de la mujer consistes en tres partes, las dos primeras partes están relacionada a la mujer como madre, y la tercera parte está relacionada a la mujer como esposa. Las primeras dos partes tienen que ver con el sufrimiento del cuerpo y la tercera tiene que ver con la salud e higiene mental de la mujer.

En la primera parte de ésta maldición, la mujer es condenada al sufrimiento durante su embarazo. Desde el momento de la concepción hasta el momento del nacimiento, la mujer sufre todo tipo de angustia física, comenzando con dolores, desordenes del cuerpo, nauseas, rechazo a las comidas o el agua, mareos, dolores de cabeza o del cuerpo, desmayos, peligros de pérdida del bebe, los peligros del peso del bebe, especialmente cuando los bebes son demasiado pesados, etc. etc. etc.

Después de estos nueve meses de sufrimiento viene otra parte muy dura como es el parto.  El parto es un dolor de muerte para vida, pero también el parto ha sido un dolor de muerte para muerte, ya que es un proceso que ha cobrado millones de vidas a las madres y a los bebes, en toda la triste historia de la tierra.

La tercera parte de la maldición de Eva dice:

” y a tu marido será tu deseo, y él se enseñoreará de tí.” Versión Reina Valera

“A pesar de todo, desearás tener hijos con tu esposo, y él será quien te domine” Versión “traducción en Lenguaje Actual”

“Y desearás controlar a tu marido, pero él gobernará sobre ti” Nueva Traducción Viviente

“Hacia tu marido irá tu apetencia, y él te dominará” Biblia Jerusalén 1976

La tercera parte de la maldición de Eva, tiene que ver con su estado mental. Después de haber sido creada a un nivel igual que el de Adán, ahora es dejada en una posición inferior que la de Adán. Esta parte de la maldición divina ha causado tantos estragos en la mujer, ya que a veces los humanos no somos capaces de comprender con exactitud y claridad, que es lo que Dios está diciendo en ésta maldición.

La mujer ha sido tratada de una manera inferior en toda historia de éste mundo, por linea general la mujer soporta bochornos, humillaciones, desprecios, abuso verbal y abuso físico, de parte del hombre y esto cambia notablemente de cultura a cultura.

Por ejemplo en los Estados Unidos de Norte América y en muchas partes de Europa, es el padre de la novia quien corre con todos los gastos de la boda, el mensaje que ellos transmiten con ésta acción al novio es: “te estamos entregando una joya, tienes que cuidarla, por que para nuestra familia nuestra hija tiene mucho valor.” Pero en el caso del mundo árabe y de otras culturas, es el novio quien corre con todos los gastos de la boda, y en cima de todo tiene que dar una dote, un regalo, o una suma de dinero bien elevada cuando está pidiendo la mano de su novia, en pocas palabras el novio está comprando a su esposa así como se compra una propiedad; ella llega a ser una propiedad más entre sus propiedades. En éste tipo de cultura, es donde la mujer sufre más, tanto emocional como físicamente.

El primer error que el hombre comete es “someter” a su esposa; Dios no ordenó al hombre dominar a su esposa, esa orden es de Dios para la mujer, y no de Dios para el hombre. La orden que Dios dio para el hombre es amar a la esposa, y eso es una historia totalmente diferente. Todas persona que es amada y protegida, no importando si es hombre o mujer, es capaz de llegar a las mismísimas puertas del cielo o del infierno, (dependiendo donde ellos escojan ir) simple y sencillamente por amor.

Otro error que se comete en ésta maldición es en verdad creer que la mujer es inferior al hombre, y esto es una gran falsedad.

-Físicamente la mujer no es inferior al hombre, ellas son capaces de soportar el dolor y las incomodidades físicas mucho mas mejor que el hombre. Hace unos días se hizo un experimento con un grupo de hombres; se les iba agregando el peso y la forma de un bebe a sus cuerpos, semana tras semana, como que ellos estuvieran embarazados. El mas fuerte de ellos llegó a los tres meses de embarazo, después de tres meses, no podía dormir, no soportaba el dolor en sus caderas y en su columna y caminaba todo des-balanceado y descoda-lado.  Nuestros cuerpos fueron creados diferentes, el cuerpo de la mujer es diferente al cuerpo de un hombre.

Haga ésta prueba: si usted es un hombre, parece de espalda a la pared, pegado a la pared lo mas que pueda, y en esa posición, agáchese sin doblar las rodillas para tocarse la punta de los pies. Después de eso pídale por favor a su madre, o a su hermana, o a su esposa que haga lo mismo y usted verá la diferencia. Por la forma de su cuerpo, la mujer es capaz de soportar cargas  de una manera diferente que el hombre. Lo que los hombre tenemos mas que las mujeres en la mayoría de ocasiones es la fuerza, pero la fuerzas por ellas solas, no nos hacen mas superiores físicamente a la mujer.

-Emocionalmente el hombre no es superior a la mujer. Se ha comprobado miles de veces que la mujer tiene mucho mas valor y determinación ante las decisiones críticas que se hacen en la vida que el hombre. La mujer tiene una manera diferente de enfrentar los problemas, vicisitudes, y decisiones, lo hace de una manera mas sabia, mas firme, mas determinada y más consistente que el hombre.

-Intelectualmente el hombre no es superior a la mujer. La inteligencia en los estudios puede ser desarrollado por el humano de una manera elevada sin importar el sexo. Si no acuérdese de esa niña en su clase que nunca le pudo ganar en los estudios.

Entonces nos hacemos la pregunta del día: ¿Es la mujer inferior al hombre por la maldición divina? La respuesta es un rotundo NO. Pero muchas veces tenemos dificultad para explicar ésta situación de la inferioridad de la mujer o de la superioridad del hombre.

Esta es una explicación manera de entender este problema:

Antes de entrar el pecado al mundo, había armonía en la relación matrimonial entre Adán y Eva. Cuando el pecado entró al mundo la armonía en el matrimonio de Adán y Eva se perdió. Eva por el acto de haber hablado con la serpiente, por el acto de haber tomado del fruto prohibido, por el acto de haber comido del fruto, todo esto sin consentimiento de su esposo, la hace culpable del rompimiento de la armonía en el hogar del Edén.  Ahora que entraron los problemas al hogar, uno de ellos se tiene que someter al otro. En todo problema de éste mundo, siempre uno de los dos bando se tiene que someter al otro, para lograr las pases. Lo mismo pasa en el matrimonio, ya que Eva rompió los platos, ella va a pagar por los platos rotos, y eso es precisamente que Dios le ordena a ella, que se someta a su esposo ya que ella es la culpable del rompimiento de la armonía en el hogar.

Para que usted entienda mejor ésta maldición, cambiemos los papeles por un momento. Supongamos que fue Adán el que habló con la serpiente, que fue Adán el que tomó del fruto prohibido y  que fue Adán el que comió del fruto prohibido. Entonces la maldición no sería para Eva, si no para Adán, la maldición dijera: “y desearas controlar a tu mujer, pero ella gobernara sobre ti” Ahora le hacemos la pregunta a los hombres: ¿por la maldición que Dios le dio al hombre, somos los hombres inferiores a las mujeres? la respuesta es un rotundo NO. En el plan justo de Dios, el que rompe los platos, paga los platos rotos. “Todo lo que el hombre sembrara eso cosechará”

21 Someteos unos a otros en el temor de Dios. 22 Las casadas estén sujetas a sus propios maridos,  como al Señor; 23 porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. 24 Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. 25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 26 para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra, 27 a fin de presentársela a sí mismo, una iglesia gloriosa, que no tuviese mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que fuese santa y sin mancha. 28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. 29 Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia, 30 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. 31 Por esto dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y los dos serán una sola carne. 32 Grande es este misterio; mas yo digo esto respecto de Cristo y de la iglesia. 33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.   Efesios 5

La tercera maldición: 17. Y al hombre dijo: Porque obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé, diciendo: No comerás de él: Maldita será la tierra por amor de tí: con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. 18. Espinos y cardos te producirá, y comerás yerba del campo. 19. En el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado: Porque polvo eres, y al polvo serás tornado.

La tercera maldición tenemos poco que hablar, todos los humanos tarde o temprano experimentamos el trabajo, el esfuerzo, el sudor y el cansancio para logar la sobre-vivencia en ésta tierra. El trabajo es una manera de sobrevivir en éste mundo, pasamos toda nuestra vida trabajando, pero al final de la vida, cuando estamos ya cansados, sin fuerzas y gastados, la segunda parte de la maldición se cumple cuando somos devueltos al polvo de la tierra. Triste condición la nuestra, pero a pesar de todos los pesares, a pesar de todas las miserias, deseamos seguir viviendo, nadie quiere morir, y eso es por que fuimos creado para vivir. Aún en medio de los sinsabores de la vida, podemos vivir una vida feliz y con muchas esperanzas de ser partícipes de la promesa de Dios, de volver a recibir la tierra nueva por heredad, y  también de recibir un cuerpo inmortal, todo eso gracias al amor del Padre, gracias a la guía del Espíritu Santo y al gran sacrificio de Cristo en la cruz del Calvario.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Las noticias de la caída del hombre se difundieron por el cielo. Todas las arpas enmudecieron. Los ángeles depusieron con tristeza sus coronas. Todo el cielo estaba conmovido. Los ángeles se sentían apenados por la vil ingratitud del hombre en respuesta a las riquezas con que Dios lo había provisto. Se celebró un concilio para decidir qué se haría con la pareja culpable. Los ángeles temían que extendieran la mano y comieran del árbol de la vida, para perpetuar así sus vidas pecaminosas.

El Señor visitó a Adán y Eva y les dio a conocer las consecuencias de su desobediencia. Cuando se percataron de la presencia majestuosa de Dios trataron de esconderse de su vista, de la que antes se deleitaban, cuando gozaban de inocencia y santidad. “Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él le respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí. Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?” El Señor no formuló esa pregunta porque necesitaba información, sino para tratar de convencer a la pareja culpable. ¿Qué te infundió vergüenza y temor? Adán reconoció su transgresión, no porque estuviera arrepentido de su gran desobediencia, sino para reprochar a Dios. “La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí”. Entonces preguntó a la mujer: “¿Qué es lo que has hecho?” Eva respondió: “La serpiente me engañó, y comí” (La historia de la redención, {HR}, pp. 40, 41).

Tanto Adán como Eva comieron del fruto y obtuvieron un conocimiento que, si hubiesen obedecido a Dios, nunca habrían tenido -una experiencia en la desobediencia y deslealtad a Dios-, el conocer que estaban desnudos. Desapareció el ropaje de inocencia, una cobertura proveniente de Dios que los rodeaba. Ellos sustituyeron esa vestimenta celestial cosiendo delantales de hojas de higuera.

Esta es la cobertura que han usado los transgresores de la ley de Dios desde los días de la desobediencia de Adán y Eva. Han cosido hojas de higuera para cubrir su desnudez causada por la transgresión. Las hojas de higuera representan los argumentos usados para cubrir la desobediencia. Cuando el Señor llama la atención de hombres y mujeres a la verdad, comienza la confección de delantales de hojas de higuera para ocultar la desnudez del alma. Pero no se cubre la desnudez del pecador. Todos los argumentos reunidos en forma de remiendos por todos los que se han interesado en esta costura endeble quedarán en nada (Comentario bíblico adventista, {BC1}, t. 1, p. 1098).

El pecado que conduce a los resultados más desastrosos es el espíritu frío de crítica inexorable, que caracteriza al farisaísmo. Cuando no hay amor en la experiencia religiosa, no está en ella Jesús ni el sol de su presencia. Ninguna actividad diligente, ni el celo desprovisto de Cristo, puede suplir la falta. Puede haber una agudeza maravillosa para descubrir los defectos de los demás; pero a toda persona que manifiesta tal espíritu, Jesús le dice: “¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano”. El culpable del mal es el primero que lo sospecha. Trata de ocultar o disculpar el mal de su propio corazón condenando a otro. Por medio del pecado fue como los hombres llegaron al conocimiento del mal; apenas Adán y Eva incurrieron en pecado, empezaron a recriminarse mutuamente. Esta será la actitud inevitable de la naturaleza humana, siempre que no sea gobernada por la gracia de Cristo (El discurso maestro de Jesucristo, {DMJ}, pp. 107, 108).

7


Lección 1 // Martes 28 de junio_____________________

ENEMISTAD Y EXPIACIÓN

Lee Génesis 3:14 y 15. ¿Qué quiso expresar Dios cuando le dijo a Satanás: “Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya (Gén. 3:15)? ¿Qué esperanza encontramos allí para nosotros?

Génesis 3: 14-15

14 Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida. 15 Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

En hebreo, la palabra enemistad comparte su raíz con los términos hebreos para odio y para enemigo. Al comer del árbol del conocimiento del bien y del mal, la pareja se puso, junto con toda la humanidad, en enemistad con Dios (ver Rom. 5:10; Col. 1:21; Sant. 4:4). Aquí, la promesa de Dios implica que Dios pondría en movimiento su plan de atraer a la humanidad de nuevo a sí mismo, desviando su enemistad hacia Satanás. De este modo, al trasladar la enemistad con él hacia Satanás, Dios establecería una avenida por la cual salvar a la humanidad y, al mismo tiempo, no violar los principios de su divino gobierno. Esto, en su sentido original, se conoce como “expiación”: lo que Dios hizo y está haciendo para restaurar lo que se perdió en la Caída.

¿Qué revelan los siguientes textos acerca de la Expiación? Lev. 1:3, 4; 1 Cor. 5:7; 1 Juan 1:9.

Levítico 1: 3-4

Si su ofrenda fuere holocausto vacuno, macho sin defecto lo ofrecerá; de su voluntad lo ofrecerá a la puerta del tabernáculo de reunión delante de Jehová. Y pondrá su mano sobre la cabeza del holocausto, y será aceptado para expiación suya.

1 Corintios 5:7

Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa, sin levadura como sois; porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros.

1 Juan 1:9

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

La raíz de la palabra expiación es el término latino expiare, que significa borrar una culpa o una mala acción. La idea involucra que la justicia demanda que alguien que hizo algo malo, o violó una ley, pague una penalidad por ese hecho.

En nuestra situación, nosotros pecamos; pero, en el plan de salvación, la muerte de Cristo como sacrificio, la Expiación, nos libera de las consecuencias legales de ese pecado, pues Cristo mismo pagó la penalidad por nosotros. El castigo que legalmente debió haber sido nuestro (el gobierno de Dios tiene sus leyes) fue dado a Jesús. De ese modo, las demandas de la justicia se cumplieron, pero fueron satisfechas por Jesús en lugar de por nosotros. Aunque somos pecadores y hemos hecho lo malo, somos perdonados y justificados ante su vista. Esto es un paso crucial y fundamental en “la restauración de todas las cosas” (Hech. 3:21).

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Desde que Lucifer dejo de ser Lucifer, ha existido la enemistad en contra de Dios en el universo. Si Dios dice santo, Satanás dice pecado; si Dios dice paz, Satanás dice guerra; si Dios dice pureza, Satanás dice concupiscencia, si Dios dice abstinencia, Satanás dice placer, si Dios dice salvación, Satanás dice perdición, si Dios dice el cielo, Satanás dice infierno.

Les presentamos al primer comentarista de la Palabra de Dios en ésta tierra; se llama Satanás: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? … No moriréis; 5sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. En su trabajo como comentarista de la palabra de Dios, solo propuso un pequeño cambio, solo agrego una pequeña palabra de dos letras “NO” (no moriréis), el cambio fue aceptado y nuestro mundo resulto perdido.

Después de miles de años de éste gran engaño, Satanás sigue engañando no solo a una pareja, sino a millones de personas alrededor del mundo, enseñando el falso mensaje de la inmortalidad del alma. Son millones de personas alrededor del mundo de todas las naciones y de todas las lenguas que siguen creyendo, escuchando y siguiendo al comentarista bíblico más letal, sutil y mentiroso de la historia del universo, ahora no engaña desde un jardín disfrazado de serpiente, ahora engaña desde los púlpitos de las iglesias, disfrazado de ministros, sacerdotes, rabís, gurú, falsos profetas, inclusivo disfrazado de líderes militares y políticos que enseñan que la vida no tiene mucho valor e instan a multitudes a sacrificar sus vidas en los conflictos y guerras por causas innecesarias y sin valor, sellándose para muerte eterna la vida de millones y millones de personas en toda la historia de éste planeta tierra.

Satanás siempre ataca la parte más débil del humano. Si nosotros sabemos cual es la parte más débil de nuestra vida, tenemos que cuidarla más que las demás partes, pues es allí donde Satanás dirigirá su ataque primeramente.

Felizmente somos mas fácilmente arrastrados al adulterio y no al asesinato; ésto creyó David; y después del adulterio Satanás hizo como le plació y arrastro a David también al asesinato. Una vez que hallamos cedido en nuestras partes más débiles, las partes fuertes que tenemos serán derrumbadas como paredes de hojarasca.

Eva contempló el fruto prohibido y el resultado fue la muerte, Acán contempló las barras de oro y el resultado fue la muerte, Acab contempló la viña de Nabot y el resultado fue la muerte.

En el capítulo 1 y 2 de Génesis podemos leer muchas veces la frase; “y dijo Dios” ahora en el capítulo 3 aparece la frase: “y dijo la serpiente” Siempre después de la Palabra de Dios, viene la palabra del Diablo. Esto sucedió en el Edén y aún sigue sucediendo en nuestro días; Dios habla, y luego aparece Satanás para distorsionar la Palabra de Dios. Interesante-mente Dios nos ha hablado por ministros, profetas, apóstoles, pastores, maestros; pero Satanás habló a través de una serpiente.

En nuestros días modernos Satanás nos habla por los diferentes medios de comunicaciones que existen, también nos habla y nos susurra al oído tentaciones que estimulan nuestras debilidades y nuestro lado pecaminoso, y muchas veces nos habla por nuestros propios hermanos de la iglesia. Mientras desde el púlpito se está predicando la necesidad de practicar el amor, la unidad y la fe, muchas veces el que está a nuestro lado nos está susurrando al oído todo lo contrario. Muchas veces nosotros somos las serpientes que usa Satanás en las iglesias para susurrar a nuestros hermanos ir en contra de los principios divinos y en contra de nuestros propios hermanos. Cuando nosotros hacemos pecar a nuestro prójimo es un pecado que es doblemente castigado por el cielo, ya que no solo nos estamos perdiendo nosotros, sino que estamos siendo ministros del infierno para llevarnos a otros con nosotros.

Cuenta la historia de los imperios rusos, que “el zar” ó el rey de Rusia, tenían tres tipos de condecoraciones para sus súbditos. Una de esas decoraciones era para esas personas favoritas de ellos y también había una decoración para los héroes de la nación. Pero había otra condecoración que los reyes de Rusia las daban a todos aquellos que no eran personas de sus agrados ó personas que se interponían en sus caminos. Cuando ellos ponían el pin en la ropa de los condecorados, la parte de atrás del pin, es decir la aguja, estaba llena de veneno y al hacer contacto con la piel de la persona, vertía su veneno. Al día siguiente el condecorado era encontrado muerto por la mañana y la causa de la muerte era un sangrado cerebral o coágulo cerebral, comúnmente llamada apoplejía. Satanás ofreció una brillante condecoración a Adán y Eva: “Serán como Dios, sabiendo el bien y el mal…” la condecoración estaba envenenada: “…por que la paga del pecado es muerte”

Después de una noche tormentosa es hermoso abrir los ojos para contemplar el sol de un nuevo día que imparte vida y calor, es hermoso abrir los ojos para el que ha pasado una noche entera en la cama sufriendo el dolor de una enfermedad y poder contemplar un nuevo día que promete esperanza de una mejora física, es hermoso abrir los ojos para contemplar nuestro destino después de un arduo viaje.

La serpiente dijo: “…serán abiertos vuestros ojos” y estas palabra nunca fueron hermosas para Adán y Eva. Cuando Adán y Eva lograron abrir los ojos, solo pudieron contemplar horror, angustia, separación, desilusión, enfermedad y muerte. Esas palabras siguen siendo muy ingratas y penosas para nosotros también, cuando logramos abrir los ojos al pecado y perdemos nuestra inocencia. Abrir los ojos al pecado nunca fue, nunca ha sido y nunca será bueno para ningún ser del universo.

Desde que le pecado existe en ésta tierra, también ha existido la enemistad en contra de Dios, siempre ha existido enemistad entre la luz y las tinieblas, siempre ha existido enemistad entre los bueno y lo malo, entre la santidad y el pecado. Esa enemistad es reconciliada entre el hombre y Dios, solamente con la sangre de Jesús.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Adán había sido rey de los seres inferiores, y mientras permaneció fiel a Dios, toda la naturaleza reconoció su gobierno, pero cuando pecó, perdió su derecho al dominio. El espíritu de rebelión, al cual él mismo había dado entrada, se extendió a toda la creación animal. De ese modo, no solo la vida del hombre, sino la naturaleza de las bestias, los árboles del bosque, el pasto del campo, hasta el aire que respiraba, hablaban de la triste lección del conocimiento del mal.

Sin embargo, el hombre no fue abandonado a los resultados del mal que había escogido. En la sentencia pronunciada contra Satanás se insinuó la redención. “Y pondré enemistad entre ti y la mujer”, dijo Dios, “y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el talón.” Esta sentencia pronunciada a oídos de nuestros primeros padres, fue para ellos una promesa. Antes de que oyeran hablar de los espinos y cardos, del trabajo rudo y del dolor que les habían de tocar en suerte, o del polvo al cual debían volver, escucharon palabras que no podían dejar de infundirles esperanza. Todo lo que perdieron al ceder a las insinuaciones de Satanás se podía recuperar por medio de Cristo (La educación, {ED}, pp. 26, 27).

La gracia que Cristo derrama en el alma es la que crea en el hombre enemistad contra Satanás. Sin esta gracia transformadora y este poder renovador, el hombre seguiría siendo esclavo de Satanás, siempre listo para ejecutar sus órdenes. Pero el nuevo principio introducido en el alma crea un conflicto allí donde hasta entonces reinó la paz. El poder que Cristo comunica habilita al hombre para resistir al tirano y usurpador. Cualquiera que aborrezca el pecado en vez de amarlo, que resista y venza las pasiones que hayan reinado en su corazón, prueba que en él obra un principio que viene enteramente de lo alto (El conflicto de los siglos, {CS}, p. 560).

“Y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo; y él es la propiciación por nuestros pecados: y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.” “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para que nos perdone nuestros pecados y nos limpie de toda maldad.” Las condiciones para obtener la misericordia de Dios son sencillas y razonables. El Señor no requiere que hagamos algo doloroso a fin de obtener el perdón. No necesitamos hacer largas y cansadoras peregrinaciones o ejecutar penitencias penosas para encomendar nuestras almas a él o para expiar nuestra transgresión. El que “confiesa y se aparta” de su pecado “alcanzará misericordia” (Proverbios 28:13).

En los atrios celestiales, Cristo intercede por su iglesia, intercede por aquellos para quienes pagó el precio de la redención con su sangre. Los siglos de los siglos no podrán menoscabar la eficiencia de su sacrificio expiatorio. Ni la vida ni la muerte, ni lo alto ni lo bajo, pueden separarnos del amor de Dios que es en Cristo Jesús; no porque nosotros nos asimos de él tan firmemente, sino porque él nos sostiene con seguridad. Si nuestra salvación dependiera de nuestros propios esfuerzos, no podríamos ser salvos; pero ella depende de Uno que endosa todas las promesas. Nuestro asimiento de él puede parecer débil, pero su amor es como el de un hermano mayor; mientras mantengamos nuestra unión con él, nadie podrá arrancarnos de su mano (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, p. 441).

8


Miércoles 29 de junio // Lección 1___________________

RESTAURACIÓN EN JESÚS

“Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros” (Gál. 4:19).

Originalmente, fuimos creados como seres perfectos en un mundo perfecto y completo. Pero, este paraíso anterior a la Caída se perdió por causa del pecado, y el mundo tal como lo conocemos está lleno de muerte, violencia, sufrimiento, miedo e ignorancia. El plan de salvación fue creado a fin de que este mundo volviera a su perfección original. Cristo vino para recuperar lo que se había perdido con la Caída.

“En el principio, Dios creó al hombre a su propia semejanza. Lo dotó de cualidades nobles. Su mente era equilibrada, y todas las facultades de su ser eran armoniosas. Pero la Caída y sus resultados pervirtieron estos dones. El pecado echó a perder, y casi hizo desaparecer, la imagen de Dios en el hombre. Restaurarla es el objeto con que se concibió el plan de la salvación, y se le concedió un tiempo de gracia al hombre. Hacerlo volver a la perfección original en la que fue creado es el gran objeto de la vida, el objeto en que estriba todo lo demás” (PP 584). Aunque esta restauración no se completará hasta que haya cielos nuevos y Tierra Nueva, ¡el proceso ya comenzó en nosotros ahora!

Lee Gálatas 4:19. ¿Qué lección espiritual importante presenta Pablo aquí?

19 Hijitos míos, por quienes vuelvo a sufrir dolores de parto, hasta que Cristo sea formado en vosotros,

En Hebreos 1:3 se presenta a Cristo como la imagen de Dios: “la imagen misma de su sustancia”. (Compara esto con Juan 14:9; 2 Cor. 4:4; Col. 1:15.) Él desea unirse con nosotros a fin de restaurar la imagen de Dios en nosotros. Si se lo permitimos, la imagen de Dios puede estar en nosotros: “Cristo en vosotros, la esperanza de gloria” (Col. 1:27).

La expresión final de la restauración ocurrirá en la Segunda Venida (ver 1 Cor. 15:49; 1 Juan 3:2). Sin embargo, cuando Cristo está en nosotros y nosotros en Cristo, comienza el proceso de ser restaurados a la imagen de Dios. Cuando eso sucede, anhelamos traer a otros a Aquel que también puede restaurarlos a ellos.

Aunque la obra de restaurarnos comienza ahora en nosotros, ¿por qué debemos recordar que esa restauración no será completa hasta la segunda venida de Jesús?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Se entiende muy fácilmente.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Nadie vive para sí. Ninguna vida es neutral en sus resultados….

Cada alma está bajo la obligación de vivir una vida cristiana. Nuestra personalidad, nuestros talentos, nuestro tiempo, nuestra influencia, nuestras capacidades, todo lo hemos recibido de Dios y le debe ser devuelto en servicio voluntario. El blanco y objeto de la vida no consisten en asegurarnos ventajas materiales transitorias sino asegurarnos las ventajas eternas. Dios reclama vuestra alma, vuestro cuerpo, vuestras capacidades porque os ha comprado con su propia sangre preciosa y le pertenecéis….

Nuestra vida no nos pertenece, nunca nos perteneció ni nos pertenecerá. La pregunta importante es: ¿Está nuestra vida entretejida con la de Jesús? (La fe por la cual vivo, {FV}, p. 32).

El alma imbuida con el amor de Jesús… gusta de contemplar a Jesús, y contemplándolo, será transformada a su semejanza. Cristo, la esperanza de gloria, se forma en el interior. Su confianza aumenta,… y su amor se profundiza y amplía, a medida que tiene la seguridad de que mora en Cristo, y Cristo en él… Y nosotros podemos volvernos a Jesús en busca de su más tierna simpatía y recibir ánimo para perseverar, poniendo toda nuestra confianza en el que dijo: “Confiad, yo he vencido al mundo” (Hijos e hijas de Dios, {HHD}, p. 312).

El verdadero e intenso gozo del alma comienza cuando Cristo se forma en el interior, como la esperanza de gloria. Si Ud. elige ahora el camino que Dios le muestra y va hacia donde la voz del deber lo llama, desaparecerán las dificultades que Satanás ha magnificado delante de Ud.

Ningún camino es seguro, salvo el que se torna cada vez más claro y más firme a medida que Ud. lo recorre. El pie a veces puede resbalar aun en el camino más seguro. A fin de andar sin temor, Ud. debe saber que su mano está firmemente sostenida por la mano de Cristo. No debe pensar ni por un momento que tal vez no haya peligro para Ud. Hasta los más sabios cometen errores. Aun los más fuertes desfallecen a veces. Los necios, los confiados en sí mismos, los testarudos y los altivos, que avanzan descuidadamente por senderos prohibidos, y que se jactan de poder cambiar su conducta cada vez que lo deseen, están recorriendo un camino lleno de trampas. Pueden recuperarse de una caída, de un error que cometan, pero son muchos los que dan un paso en falso que basta para determinar su ruina eterna (Mensajes selectos, {2MS}, t. 2, p. 192).

9


Lección 1 // Jueves 30 de junio
______________________

EL PAPEL RESTAURADOR DE LA IGLESIA

Como hemos visto, aunque fue creado perfecto, nuestro mundo cayó, con resultados devastadores. Pero Dios no nos abandonó a lo que debía ser nuestra suerte, la destrucción eterna (la suerte que la ciencia dice que nos espera). En cambio, aun antes de que el mundo comenzara, se formuló el plan de salvación (ver 1 Ped. 1:2) y, con un enorme costo personal, Jesús vino a este mundo, sufrió la cruz y prometió regresar. Y, cuando ese momento llegue, y el pecado sea destruido, el mundo que se había perdido estará plenamente restaurado.

No obstante, lo asombroso es que Dios llama a su iglesia, ahora mismo, a desempeñar un rol en la obra de esta restauración.

Lee, en Marcos 2:1 al 12, la historia de cómo algunos amigos llevaron a un paralítico a Jesús. ¿De qué modo esta historia ilustra el papel de la iglesia en sanar y restaurar a las personas?

1 Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa. E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra. Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro. Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico. Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados.Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? 10 Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): 11 A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. 12 Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.

La casa estaba atestada porque Jesús estaba en ella. Su amor atraía a multitudes. Los cuatro hombres abrieron un gran orificio en el techo para bajar a su amigo –enfermo espiritual, mental y físicamente– y colocarlo frente a Jesús. Este lo restauró perdonándole sus pecados, dándole paz mental, y ordenándole que se levantara y caminara. Jesús demostró que ninguno está realmente sanado a menos que esté integralmente restaurado.

Lee Juan 10:10 y 1 Juan 3:8. ¿De qué manera describe Juan la razón por la que Cristo vino a la Tierra? ¿Qué esperanza podemos obtener de estas promesas?

Juan 10: 10

10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

1 Juan 3:8

El que practica el pecado es del diablo; porque el diablo peca desde el principio. Para esto apareció el Hijo de Dios, para deshacer las obras del diablo.

Se ha dicho que Juan 10:10 es el mensaje adventista del séptimo día en una cápsula. Fue la declaración de misión de Cristo. Un rol importante para el cuerpo de Cristo, su iglesia, es seguir en sus pisadas, deshacer las obras del diablo y reemplazar la muerte con vida abundante (ver Hech. 10:38; 1 Juan 2:6). La iglesia es llamada a participar con Cristo en llevar a la gente a una restauración física, mental y espiritual de la imagen de Dios en ellos.

¿Qué personas necesitan ahora mismo tu ayuda, una que estés equipado para dar?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

La calle y el patio estaban llenas de personas, y entre los presentes habían fariseos y doctores de la ley que habían viajado desde Jerusalén para ver a Jesús.

Los fariseos estaban presentes para observar a Jesucristo como se desenvolvía en el campo espiritual, para tomar notas de sus errores y para ver si lograban encontrar algo en su contra.

“…y al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados. 3Entonces algunos de los escribas decían dentro de sí: Este blasfema. 4Y conociendo Jesús los pensamientos de ellos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? 5Porque, ¿qué es más fácil, decir: Los pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda? 6Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dice entonces al paralítico): Levántate, toma tu cama, y vete a tu casa. ”

Aquí suceden tres milagros al mismo tiempo; el primer milagro es el perdón de los pecados; el segundo milagro es leer el pensamiento; y el tercer milagro es la restauración del paralitico.

¿Qué es mas fácil, perdonarle los pecados a alguien o sanarlo? La respuesta es perdonarle los pecados a alguien; hay muchos dirigentes de otras religiones que perdonan los pecados, día a día sus feligreses le confiesan sus pecados y ellos se los perdonan. “Del dicho al hecho hay mucho trecho” Pero es mas fácil decirle a una persona que sus pecados le son perdonados, aunque no sea verdad, que sanarlo de cáncer.

La acusación de blasfemia en contra de Jesús por perdonar los pecados, tenía que ser eliminada inmediatamente, cuando Jesús leyó el pensamiento de ellos. Leer el pensamiento es un atributo que solo le pertenece a Dios; nadie mas tiene el poder ni el permiso de leer los pensamientos de nadie, ese poder solo le pertenece a Dios.

Desde el primer momento en que los fariseos se dieron cuenta que sus pensamientos habían sido leídos, tenían que haber aceptado que Jesús era Dios, al aceptar que él podía leer los pensamientos, automáticamente tenían que aceptar que el también tenía la potestad para perdonar pecados, ya que ese es otro atributo que solo le pertenece a Dios. Al proceder Jesús a la sanación del paralitico, remataba la dignidad de Cristo, ya que era mas difícil sanar a un paralítico, que solamente decirle que sus pecados le habían sido perdonados.

Dios ha estado buscando al hombre desde que pecó, lo comenzó a buscar en el mismo huerto del Edén,  es allí precisamente en el huero del Edén que el hombre se comenzó a esconder de Dios.

La Biblia muestra que, después de la Caída de nuestros primeros padres, Dios salió a buscarlos, y no al revés. El hombre y la mujer trataron de esconderse de la presencia de Dios. ¡Qué metáfora poderosa para la raza humana caída!: La humanidad huye de Aquel que vino a buscarla, el Único que podía salvarla. Adán y Eva lo hicieron en el Edén y, a menos que nos entreguemos al llamado del Espíritu Santo, seguiremos haciendo hoy lo mismo.

“¿Dónde estás tú?”

Esta es la primera pregunta que Dios hace al primer hombre de la tierra y también nos hace esa pregunta a usted y a mi.  ¿Donde estás tu? es la pregunta esencial de Dios como el primer misionero del universo, buscando y rescatando al hombre que se ha perdido.  Adán cuando pecó en el Edén, hubiera comenzado a correr por el jardín buscando a Dios; quizás hubiera comenzado a dar voces diciendo:  ¡Señor; ¿Dónde estás tu? he pecado contra ti, ven y socórreme, necesito tu ayuda! Pero en vez de ésto, Adán va y se esconde. El pecador no vino en busca de Dios, Dios vino en busca del pecador; el hombre no busca a Dios, Dios busca al hombre.

Los relojeros construyen hermosos relojes, los venden y nunca piensan más en ellos, los constructores de barcos también hacen lo mismo, y el humano en general hace obras con sus manos y nunca vuelve a pensar en esas cosas que construyó ó edificó. Muchos creen que esa es la misma acción de Dios, él te creó y se olvidó de ti. Creer de ésta manera es un error, el texto prueba que Dios pensaba en Adán, y también nos da muchas pruebas para que nosotros creamos que Dios no nos ha olvidado, Dios aún sigue pensando en nosotros. De la misma manera que una madre prende la lumbrera para sus hijos al caer la tarde, de la misma manera Dios manda el sol todas las mañanas para bendición de sus hijos. Dios siempre piensa en nosotros, nosotros estamos invitados a pensar en él, en la mañana cuando despertamos, durante el día y en la noche antes de acostarnos a dormir.

Ceder a la tentación es generalmente seguida por una mala conciencia que tiene efectos que destruyen nuestra salud física y mental.

Ceder a la tentación es generalmente seguida por un grave alejamiento de Dios, descuidando la oración y la Palabra de Dios.

Ceder a la tentación es generalmente seguida por el incremento de lo profano en nuestras vidas

Ceder a la tentación es generalmente seguida por la crítica a otros y la crítica a nosotros mismos

Ceder a la tentación es generalmente seguida por los desengaños y los estragos que la realidad del pecado hace en nuestras vidas:

Satanás prometió Eva que ellos conocerían el bien y el mal y ellos lo que conocieron fue su desnudez, Satanás prometió a Eva que ellos serían como Dios, y en vez de eso ellos andaban huyendo y escondiéndose de Dios.

11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? 12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.

Adán confesó que tuvo miedo de Dios, por que estaba desnudo, “estaba desnudo” aparentemente era una confesión, aparentemente eran palabras de tristezas, pero Adán era evasivo, no había señal de humildad en su respuesta, cada uno de ellos trataba de culpar al otro. En ésta respuesta que dio Adán a Dios, se descubre que hay un instinto natural e innato en el hombre de esconderse de Dios cuando las cosas se han hecho mal. Adán se esconde de Dios, y él menciona su desnudez pero no menciona su desobediencia, en verdad la desobediencia era la causante de toda esa situación.  No confesó su pecado su respuesta evasiva fue “la mujer que tu me distes” fue la causante de todo esto.

Adán no contestó de una manera directa y franca a Dios, Adán no confesó su pecado de haber comido el fruto prohibido, aunque no lo podía negar, lo que hizo fue admitir su pecado, a través de la crítica a Eva.

Hay una gran diferencia entre admitir y confesar. Admitir es reconocer que hubo un determinado error y confesar es el acto de tomar completa responsabilidad de ese error. El  ex vice-presidente de los Estados Unidos, Dick Cheney fue llevado a la corte por haber herido de bala a otro ciudadano mientras se encontraban de cacería. El ex-presidente admitió el percance, reconoció que una bala de su rifle había herido a la otra persona; pero no acepto la responsabilidad. El ex vice-presidente dijo que la otra persona estaba en el lugar equivocado, a la hora equivocada. El quedó absuelto de su crimen, si él hubiera tomado responsabilidad de éste percance, entonces la sentencia hubiera sido diferente.

Eso fue precisamente lo que pasó con Adán en el jardín del Edén, ante las preguntas de Dios, lentamente admitió el haber comido del fruto prohibido, pero no admitió su culpa, la culpa fue de otra persona, Adán dijo: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. Ante el cuestiona-miento de un Dios que lo sabe todo, Adán admitió su pecado, pero en ese momento no confesó su pecado. Esté comportamiento de nuestros primeros padres, ha sido transmitido de generación a generación hasta el día de hoy.  Cuando pecamos casi siempre la culpa no es nuestra, casi siempre la culpa es compartida con otro y si es posible la culpa es de otro.

Otra de las cosas que encontramos en un pecador  es la orgullosa justificación propia. Adán admitió parte de la culpabilidad, pero había resuelto no aceptar más culpabilidad de la que el creía que era necesaria y justa.  Aún en la culpabilidad, Adán estaba encontrando una virtud ó una vía de escape, un mérito que no  lo hacía a él tan culpable. Adán dividió la culpabilidad en dos, al hacerlo él quedaba menos culpable y aún quedaba con un mérito a su favor, y su mérito era: todo esto no hubiera pasado si no hubiera sido por Eva.

También encontramos el endurecido egoísmo del pecador; Adán no dudo por un momento en culpar a la persona más amada de su vida, no perdonó a la mujer de su vida, no apreció a su esposa. En vez de humildemente y aceptar la culpabilidad,  depositó la culpabilidad en Eva sin pensar en el sufrimiento de ella. Todo esto sucedió en un momento; ¡que rápido se pueden ver los resultados del pecado!

También descubrimos que la blasfemia es una ingratitud en contra de Dios: “La mujer que me diste por compañera” El amor de Dios en darle una compañera para su vida  fue menospreciado por Adán, y el mismísimo regalo que Dios dio a Adán, fue ridiculizado y criticado por Adán.

Y finalmente descubrimos que el pecador siempre trata de suavizar su propio pecado: “La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí”eso fue  todo lo que pasó; ¿Qué más simple que eso?; ¿Qué más natural que eso?; ¿Qué más inocente que eso?; ¿Qué más le tocaba al pobre-cito Adán, sino comer del fruto prohibido?

¡Que desgracia total hace el pecado en nuestras vidas! Adán; que hace unos momentos atrás era perfecto, sublime, majestuoso, sabio, grande, genio, elevado y santo; en cuestión de unos minutos es un ser totalmente diferente, es un ser degradado, egoísta, indiferente, ingrato, blasfemo y pecador.

El pecado hizo una cambio total en el hombre, Dios siempre ha estado trabajando a través de su iglesia, para restaurar al hombre a su antiguo estado de perfección.

Jesucristo con su muerte en la cruz, abre las puertas para todos aquellos que desean volver al estado perfecto que el hombre tenía antes de la caída.

La entrada al cielo no nos cuesta nada, ya Jesús pagó la gran deuda, es deber de la iglesia anunciar esa bendita esperanza, es deber de la iglesia predicar el evangelio de restauración.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Todos los que reciben el mensaje del Evangelio en su corazón anhelarán proclamarlo. El amor de Cristo ha de expresarse. Aquellos que se han vestido de Cristo relatarán su experiencia, reproduciendo paso a paso la dirección del Espíritu Santo: su hambre y sed por el conocimiento de Dios y de Cristo Jesús, a quien él ha enviado; el resultado de escudriñar las Escrituras; sus oraciones, la agonía de su alma, y las palabras de Cristo a ellos dirigidas, “Tus pecados te son perdonados”. No es natural que alguien mantenga secretas estas cosas, y aquellos que están llenos del amor de Cristo no lo harán. Su deseo de que otros reciban las mismas bendiciones estará en proporción con el grado en que el Señor los haya hecho depositarios de la verdad sagrada. Y a medida que hagan conocer los ricos tesoros de la gracia de Dios, les será impartida cada vez más la gracia de Cristo. Tendrán el corazón de un niño en lo que se refiere a su sencillez y obediencia sin reservas. Sus almas suspirarán por la santidad, y cada vez les serán revelados más tesoros de verdad y de gracia para ser transmitidos al mundo (Palabras de vida del gran Maestro, {PVGM}, pp. 95, 96).

Cristo no podía evitar ser una fuente de luz. Su misma obra consistía en brillar. Dijo él: “Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia” (Juan 10:10). En mí no hay ninguna clase de tinieblas. La luz significa revelación, y la luz debe brillar en medio de la oscuridad moral. Cristo lo es todo para los que lo reciben. Es su consolador, su seguridad, su salud. No hay ninguna luz aparte de Cristo. No necesita haber una nube entre el alma y Jesús… Su gran corazón de amor está anheloso de inundar el alma con los rayos brillantes de su justicia (Exaltad a Jesús, {EJ}, p. 215).

Cristo llegó a ser uno con la humanidad, para que la humanidad pudiera llegar a ser una en espíritu y en vida con él. En virtud de esa unión, en obediencia a la Palabra de Dios, la vida de Cristo llega a ser la vida de la humanidad…

… El mismo poder que levantó a Cristo de los muertos levantará a su iglesia y la glorificará con Cristo, como a su novia, por encima de todos los principados, por encima de todos los poderes, por encima de todo nombre que se nombra, no sólo en este mundo, sino también en los atrios celestiales, el mundo de arriba. La victoria de los santos que duermen será gloriosa en la mañana de la resurrección (Mensajes selectos, {1MS}, t. 1, pp. 355-359).

10


Viernes 1o de julio // Lección 1______________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Ver otros pasajes acerca de la restauración de la imagen de Dios: Rom. 8:29; Col. 1:15; 3:9-11; 2 Cor. 3:18; 5:17. Lee “La Creación”, “La tentación y la Caída” y “El plan de redención”, en Patriarcas y profetas.

Como pueblo, Dios nos ha llamado a trabajar en favor de otros, para señalarles las promesas de esperanza y restauración que se nos han dado en Jesús. Hay diferentes maneras en que el Señor puede trabajar por medio de nosotros para lograr esto. Algunas iglesias proveen restauración física a la gente de su comunidad con programas y servicios de salud. Además, el sistema de hospitales y clínicas de la iglesia está dirigido hacia la misma meta. La restauración y el enriquecimiento mental pueden lograrse mediante clases que equipen a los miembros de la comunidad para afrontar las necesidades de su vida. Las iglesias también pueden establecer o mejorar escuelas locales, enseñar habilidades manuales, proveer alfabetización, ofrecer tutores y mentores escolares, proporcionar ayuda psicológica, etc. Mientras continúan en búsqueda de restauración y de vida abundante, muchas personas en la comunidad se darán cuenta de que también necesitan restauración espiritual y moral, aun cuando originalmente no lo pensaron. De hecho, este es un aspecto clave de la restauración de la imagen de Dios (ver Efe. 4:22-24). La iglesia está en una posición singular y bien equipada para atender estas necesidades espirituales, mejor que cualquier organización secular, ya sea social o de salud.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. ¿Qué está haciendo tu iglesia en favor de la restauración física, mental y espiritual de las personas de tu comunidad? Comparte con la clase tus ideas para expandir los ministerios restauradores de tu iglesia en la comunidad.
  2. ¿Qué entiendes por restauración física? Después de todo, no importa lo que hagamos para ayudar a otros a recuperar su salud, a menos que el Señor venga mientras estén vivos, la mayoría sucumbirá ante la enfermedad o la edad. ¿Por qué esto muestra que la restauración plena solo ocurrirá después de que Jesús regrese?
  3. Analiza lo que significa comenzar la restauración de la imagen de Dios ahora mismo. ¿De qué modo ocurre esto? ¿Cómo podemos saber si estamos avanzando? ¿Por qué debe haber un cuadro claro de Dios a fin de que la restauración ocurra? ¿De qué forma podemos aprender a no desanimarnos si no vemos progresos inmediatos?

11


Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2015

9 pensamientos en “LECCIÓN 1 – LA RESTAURACIÓN DE TODAS LAS COSAS – PARA EL 2 DE JULIO DE 2016

  1. Gracias, es un documento muy valioso que ayuda a comprender sobre el estudio de la lección de escuela sabática, que Dios siga iluminándole, para otorgarnos mas información relevante.muchas bendiciones.

  2. Me gustó y doy gracias a Dios q nos da la oportunidad de conocer hmnos de otros países y sobre todo q sean utilizados por él como instrumentos para predicar su palabra .QDTB

  3. Querido Hermano Tony: Una de las razones por las que yo consulto su pagina es porque me parece que tiene un juicio bastante ecuanime. Tambien sus analisis van acompanados de bastante investigacion (historica,arqueologica,religiosa,cientifica etc.),y claro que no siempre estoy de acuerdo en todo lo que dice o como lo dice (yo creo que ya lo ha notado verdad?),lo cual no creo que sea malo verdad?. Una de esas cosas con las que no estoy de acuerdo es con lo que usted dice que Dios pronuncio una maldicion en contra de Eva;para mi hay una graaaaaan diferencia entre pronunciar una MALDICION como en el caso de la serpiente y explicar o relatarle a EVA COMO IBA ACAMBIAR SU VIDA AHORA QUE ENTRO EL PECADO. Segun el relato biblico Dios pronuncia 2 maldiciones : una dirigida a la serpiente y otra a la tierra.A las mujeres Dios no nos maldijo.Claro que esto usted lo puede tomar commo un diferente punto de vista del suyo,pero creo que valdria la pena investigar y de mi parte me comprometo ha hacerlo y preguntarle a la autoridad maxima DIOS. BENDICIONES!.

    • ESTE TEXTO DICE QUE UNA MALDICIOB CAYO SOBRE AMBOS

      Eva tenía todo lo que podía hacerla feliz. Estaba rodeada de frutas de toda variedad. Sin embargo el fruto del árbol prohibido apareció más deseable a sus ojos que el fruto de todos los otros árboles del huerto de los cuales podía comer libremente. Fue intemperante en sus deseos. Comió, y por su influencia, su esposo también comió, y una maldición descansó sobre ambos. La tierra también fue maldecida a causa del pecado de ellos. Spiritual Gifts 4:120 (1864). {CRA 171.2}

      ESTE TEXTO DICE CLARAMENTE QUE EVA CONSIGUE UNA MALDICION

      Satanás se abrió camino hasta el Edén e hizo creer a Eva que necesitaba algo más de lo que Dios le había dado para su felicidad, y que la fruta prohibida le proporcionaría una influencia especial estimulante sobre su cuerpo y su mente, y la exaltaría y la haría sentirse igual a Dios en conocimiento. Pero el conocimiento y beneficio que pensó que obtendría se convirtieron en una terrible maldición para ella. {CSI 632.2}

      AUN MAS, EL ACTO DE SOMETERSE AL ESPOSO ES PARTE DEL PAQUETE DE LA MALDICION DE EVA

      Cuando Dios creó a Eva, quiso que no fuese ni inferior ni superior al hombre, sino que en todo fuese su igual. La santa pareja no debía tener intereses independientes; sin embargo, cada uno poseía individualidad para pensar y obrar. Pero después del pecado de Eva, como ella fué la primera en desobedecer, el Señor le dijo que Adán dominaría sobre ella. Debía estar sujeta a su esposo, y esto era parte de la maldición. En muchos casos, esta maldición ha hecho muy penosa la suerte de la mujer, y ha transformado su vida en una carga. Ejerciendo un poder arbitrario, el hombre ha abusado en muchos respectos de la superioridad que Dios le dió. La sabiduría infinita ideó el plan de la redención que sometió a la especie humana a una segunda prueba, dándole una nueva oportunidad. {1JT 413.1}

  4. Muchisimas grasias hermano tony este documento me ha hayudado mucho Dios le bendiga

  5. Muchas gracias es de mucha ayuda para mi este comentario, soy maestra de escuela sabática y me saca mucho del apuro. Dios le bendiga hermano.

  6. El material esta completo, gracias por esta obra, que nuestro padre les siga iluminando sabiduría en todas las proyecciones del material venidero.

  7. Me agrada bastante leer los comentarios y el complemento con el Espíritu de Profecía. Esto me ha ayudado bastante para generar un conocimiento más amplio en mi clase los Sábados. Aunque recomiendo (en mi particular opinión) que la palabra “Él” refiriéndose a Dios y/o Jesús se hiciera con mayúscula. Gracias. Feliz Sábado!

  8. Es interesante gracias porque me puedo preparar mejor como maestro. Bendiciones

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s