Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 5 – MAYORDOMOS DESPUÉS DEL EDÉN – PARA EL 3 DE FEBRERO DE 2018

12 comentarios


** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea estudiar las lecciones anteriores, esto es lo que tiene que hacer:

1-Entre a la página central de Escuela Sabática Maestros, y a su lado derecho encontrará una barra llamada “CATEGORÍA”. Allí por favor elija el trimestre del año que desea estudiar.

2-Una vez usted haya elegido el trimestre del año que desea estudiar, el sistema automáticamente le proveerá la última lección del trimestre que usted escogió, que es la lección 13.

3-Si usted desea estudiar las lecciones anteriores a la lección 13, al final de la lección encontrará una barra llamada “ENTRADAS ANTIGUAS”. Si usted está en la lección 13, ésta barra lo llevará a la lección anterior que es la 12. Si usted está en la lección 12, ésta barra lo llevará a la lección anterior que es la 11, y así puede repetir éste proceso hasta que llegue a la lección que usted, desea estudiar.

Tenemos la lecciones disponibles para su estudio, desde el segundo trimestre del año 2014.


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


IMG_1491(1).jpg

Tenemos el honor de presentar a ustedes a nuestro último hijo Geovanni Samuel Garcia-Saravia. Nació este lunes 22 de enero a las 11: 13 de la mañana, en el Hospital Adventista de Shady Grove, en el estado de Maryland. Nuestro agradecimiento es para Dios, por haberle permitido nacer con muy buena salud y sin complicaciones. Su bella madre, también goza de muy buena salud, y se encuentra recuperándose rápidamente. ¡A Dios gracia por ellos!

Los pensamientos pertenecientes a la GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA – EDICIÓN PARA MAESTROS de la Escuela Sabática no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional ni mundial. Más bien, es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer información adicional para quien estudia la lección de Escuela Sabática. Provee una ayuda extra para el maestro, a fin de entenderla mejor, y explicar de una manera más clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversiales, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de ayuda o de agrado para usted, se le pide que, por favor, lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 05: Para el 3 de febrero de 2018

MAYORDOMOS DESPUÉS DEL EDÉN

Sábado 27 de enero_________________________________________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Isaías 22:14-18; 1 Corintios 4:1, 2; Colosenses 2:2, 3; Efesios 6:13-17; 2 Corintios 5:10.

PARA MEMORIZAR:

“Sino que según fuimos aprobados por Dios para que se nos confiase el evangelio, así hablamos; no como para agradar a los hombres, sino a Dios, que prueba nuestros corazones” (1 Tes. 2:4).

El primer trabajo de Adán y Eva implicaba mayordomía. Se les dio el jardín del Edén y toda la creación para cuidar, disfrutar y señorear (Gén. 2:15), aunque no poseían nada de eso: eran administradores de lo que el Señor les había confiado.

Esta semana observaremos más de cerca la definición de mayordomo después de la caída, luego de que nuestros primeros padres fueron expulsados del Edén. Es decir, nosotros también somos mayordomos, pero en un mundo muy diferente al que Adán y Eva disfrutaron primeramente.

¿Qué es la mayordomía? Algunos personajes bíblicos revelan lo que es un mayordomo por su modo de vida. Otros pasajes lo definen con mayor claridad. Cuando llegamos a ser mayordomos de Dios, cambiamos nuestro enfoque: dejamos de centrarnos en el mundo y sus valores materialistas para centrarnos en el Creador y su misión. Al igual que con Adán y Eva, Dios nos confía responsabilidades de origen divino. Sin embargo, desde la caída en el Edén, la tarea de la mayordomía ha cambiado porque, junto con las responsabilidades de cuidar el mundo material, también se nos encomienda ser buenos mayordomos de las verdades espirituales.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Bajo la maldición del pecado, toda la naturaleza daría al hombre testimonio del carácter y las consecuencias de la rebelión contra Dios. Cuando Dios creó al hombre lo hizo señor de toda la tierra y de cuantos seres la habitaban. Mientras Adán permaneció leal a Dios, toda la naturaleza se mantuvo bajo su señorío. Pero cuando se rebeló contra la ley divina, las criaturas inferiores se rebelaron contra su dominio. Así el Señor, en su gran misericordia, quiso enseñar al hombre la santidad de su ley e inducirle a ver por su propia experiencia el peligro de hacerla a un lado, aun en lo más mínimo.

La vida de trabajo y cuidado, que en lo sucesivo sería el destino del hombre, le fue asignada por amor a él. Era una disciplina que su pecado había hecho necesaria para frenar la tendencia a ceder a los apetitos y las pasiones y para desarrollar hábitos de dominio propio. Era parte del gran plan de Dios para rescatar al hombre de la ruina y la degradación del pecado (Patriarcas y profetas, pp. 43, 44).

Dios desea que sus obreros lo consideren como el Dador de todo lo que poseen, que recuerden que todo lo que tienen y todo lo que son procede de él, cuyos consejos son admirables y cuyas obras son excelentes. El delicado toque de la mano del médico, su poder sobre los nervios y los músculos, su conocimiento del delicado organismo del cuerpo, constituyen la sabiduría del poder divino que debe emplearse en beneficio de la humanidad doliente. La habilidad con que el carpintero usa el martillo y la fuerza con que el herrero hace resonar el yunque proceden de Dios. Él ha dado a los hombres habilidades, y desea que éstos acudan a él en busca de consejos. Así podrán emplear sus dones con una eficacia infalible, y podrán testificar que son obreros juntamente con Dios…

Todo lo que poseemos pertenece al Señor, sin ninguna duda. Él nos invita a despertamos, a compartir las cargas de su causa para que su obra tenga prosperidad. Cada cristiano debe llevar a cabo su parte como un mayordomo fiel (Consejos sobre mayordomía cristiana, p. 120).

Dios ha hecho a los hombres administradores suyos. Las propiedades que él puso en sus manos son los medios provistos por él para la difusión del evangelio. A los que demuestren ser fieles administrado res, les encomendará responsabilidades mayores. Dijo el Señor: “Yo honraré a los que me honran”. (Patriarcas y profetas, p. 569).

Todas las cosas buenas que tenemos son un préstamo de nuestro Salvador. Nos ha hecho mayordomos. Nuestras ofrendas más ínfimas, nuestros servicios más humildes, presentados con fe y amor, pueden ser dones consagrados para salvar almas en el servicio del Maestro y para promover su gloria. El interés y la prosperidad del reino de Cristo deben superar toda otra consideración. Los que hacen de sus placeres e intereses egoístas los objetos principales de su vida, no son mayordomos fieles.

Los que se nieguen personalmente con el fin de hacer bien a otros y se consagren con todo lo que tienen al servicio de Cristo, experimentarán la felicidad que en vano busca el egoísta…

Los cristianos se olvidan de que son siervos del Maestro; de que le pertenecen ellos mismos, su tiempo y todo lo que tienen (Testimonios para la iglesia, t. 3, pp. 436, 437).

33


Lección 05 | Domingo 28 de enero_________________________________________________

MAYORDOMOS EN EL ANTIGUO TESTAMENTO

La palabra “mayordomo” a secas se traduce solo unas pocas veces en el Antiguo Testamento. En la mayoría de los casos, proviene de una frase que hace referencia al que está “sobre la casa”, el que está a cargo del funcionamiento de una casa; es decir, un “mayordomo” (Gén. 43:19; 44:1, 4; 1 Rey. 16:9). Los mayordomos tenían la responsabilidad de administrar los asuntos domésticos y las posesiones de sus amos, y hacer todo lo que se les pidiera. La definición de mayordomo en el Antiguo Testamento se puede descubrir identificando sus características. Los mayordomos no se pueden separar de su mayordomía porque esta revela su identidad.

El Antiguo Testamento declara algunas características de un mayordomo. En primer lugar, la suya era una posición de gran responsabilidad (Gén. 39:4). Los mayordomos se elegían por sus habilidades, y recibían el respeto y la confianza de sus amos por hacer el trabajo. En segundo lugar, los mayordomos sabían que lo que les había sido confiado pertenecía a su amo (Gén. 24:34-38). Esta es la principal diferencia: los mayordomos saben cuál es su lugar, es decir, no son dueños. En tercer lugar, cuando los mayordomos tomaban para uso propio lo que les había sido confiado, la relación de confianza entre ellos y su amo se dañaba, y los mayordomos eran despedidos (Gén. 3:23; Ose. 6:7).

Lee Isaías 22:14 al 18. Durante el reinado de Ezequías, Sebna fue nombrado mayordomo, al igual que tesorero; ambos eran puestos de autoridad muy importantes. ¿Qué le sucedió como resultado de abusar de su cargo?

Isaías 22:14-18

14 Esto fue revelado a mis oídos de parte de Jehová de los ejércitos: Que este pecado no os será perdonado hasta que muráis, dice el Señor, Jehová de los ejércitos.  15 Jehová de los ejércitos dice así: Ve, entra a este tesorero, a Sebna el mayordomo, y dile:  16 ¿Qué tienes tú aquí, o a quién tienes aquí, que labraste aquí sepulcro para ti, como el que en lugar alto labra su sepultura, o el que esculpe para sí morada en una peña?  17 He aquí que Jehová te transportará en duro cautiverio, y de cierto te cubrirá el rostro.  18 Te echará a rodar con ímpetu, como a bola por tierra extensa; allá morirás, y allá estarán los carros de tu gloria, oh verg:uenza de la casa de tu señor.

“Un mayordomo se identifica con su señor. Al aceptar sus responsabilidades, debe actuar en lugar de su señor y hacer lo que haría su señor si estuviera a cargo de la situación. Los intereses de su señor se convierten en los suyos. La posición de un mayordomo está revestida de dignidad porque su señor confía en él. Si en alguna cosa actúa egoístamente y se aprovecha de las ventajas obtenidas al negociar con los recursos de su señor, ha pervertido la confianza con que se lo ha investido” (TI 9:198).

¿De qué modo podemos aprender mejor el importante concepto de que, en realidad, somos mayordomos de lo que poseemos en esta vida? ¿En qué sentido reconocer esto debe afectar todo lo que hacemos?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

La lección de esta semana, que se titula:  “MAYORDOMOS DESPUÉS DEL EDÉN” está completamente terminada y el sistema PDF ya está disponible. ¡Que la disfruten!

Desde ya les informamos que la lección de la próxima semana se titula “Las Marcas de un Mayordomo”.  En esta lección no habrá mucho comentario, ya que se relaciona muchísimo con la lección de esta semana.

14 Esto fue revelado a mis oídos de parte de Jehová de los ejércitos: Que este pecado no os será perdonado hasta que muráis, dice el Señor, Jehová de los ejércitos. 15 Jehová de los ejércitos dice así: Ve, entra a este tesorero, a Sebna el mayordomo, y dile:  16 ¿Qué tienes tú aquí, o a quién tienes aquí, que labraste aquí sepulcro para ti, como el que en lugar alto labra su sepultura, o el que esculpe para sí morada en una peña?  17 He aquí que Jehová te transportará en duro cautiverio, y de cierto te cubrirá el rostro.  18 Te echará a rodar con ímpetu, como a bola por tierra extensa; allá morirás, y allá estarán los carros de tu gloria, oh vergüenza de la casa de tu señor.

Para el tiempo que este texto fue dictado por Dios a Isaías, Judá estaba pasando por los momento más bajo de su pecaminosidad e idolatría.

Ellos habían confiado su seguridad personal a sus grandes fortificaciones en la ciudad, habían arreglado y fortificado los muros de la ciudad y también habían asegurado las aguas de la ciudad. En todas esas preparaciones, se habían olvidado de contar con el refugio mas seguro que es la protección de Dios.

Todo lo que habían hecho los de Judá lo habían hecho por sus propios esfuerzos, no habían dado gloria a Dios, ni tampoco habían implorado las bendiciones de Dios, por lo tanto Dios ya había tomado sus propias decisiones, y éstas consistían en humillar a la empedernida Judá y así traerla al arrepentimiento.

Todo desprecio que se le hace a la justicia de Dios, sin duda alguna no dejará impune al despreciador.

De Sebna no sabemos mucho, estas son las pocas cosas que sabemos de él:

-Era tesorero

-Era mayordomo a cargo de los tesoros del rey, sostenía uno de los mas altos cargos bajo la administración del rey Ezequías. En nuestros tiempos modernos, pudiéramos decir que Sebna era el primer ministro de Judá

-Muchos creen que Sebna era un extranjero viviendo en Judá, posiblemente él era de Siria, ya que su nombre es de origen sirio y además su nombre no aparece entre la genealogía judía. Las pocas veces que se menciona su nombre en la Biblia, no aparece el nombre de su padre, como aparece en las demás personas que la Biblia menciona

-Se había construido un esplendoroso sepulcro, para ser sepultado él y su familia, cuando ellos murieran

-Era mal mayordomo ya que Dios tiene un mensaje contundente, específico y aniquilador en contra de él, por medio de su profeta Isaías.

-Sebna sería reemplazado por Eliacim; a Eliacim se le relaciona con el trabajo, ministerio y soberanía de Cristo

– Muchos creen que el Sebna que se menciona en Isaías 36, es el mismo Sebna de Isaías 22.  En  Isaías 22 Sebna era el tesorero, en Isaías 36 posiblemente ya Sebna está degradado de tesorero a escriba, y también ya aparece Eliaquib que posiblemente ya era el nuevo tesorero y mayordomo de Judá Y salió a él Eliacim hijo de Hilcías, mayordomo, y Sebna, escriba, y Joa hijo de Asaf, canciller,”

-La Biblia no comenta nada cuando la sentencia de Dios en contra de Sebna se llevó a cabo.

Sebna, posiblemente era un extranjero que había nacido en cuna pobre y no pertenecía a la nobleza de ninguna nación.

En el texto bíblico del día de hoy,  encontramos a Sebna en Judá, sosteniendo uno de los más elevados cargos de la nación. La vanidad y el orgullo lo habían conducido a construirse un formidable y lujoso sepulcro, para poder ser sepultado a la hora de su muerte, entre los grandes, los nobles, los ricos y los santos  de la nación hebrea. Posiblemente el sepulcro de Sebna, estaba en medio de las tumbas de los célebres de la nación hebrea.

Dos cosas eran conseguidas cuando se construían estos tipos de sepulcro: Primero era evitar la profanación de los sepulcros. La segunda era por ostentación, estos sepulcros eran labrados para mostrar el exquisito gusto arquitectónico de esas culturas, tal como los que se han encontrado en la ciudad de Petra, cabe la posibilidad que ese tipo de inmortalidad, es la que Sebna tenía en mente.

Ha de ver sido impresionante el encuentro del profeta Isaías y del mayordomo Sebna, posiblemente ese encuentro se realizó en el mismo sepulcro que Sebna había construido, ya que el versículo 16 comienza diciendo “¿Qué tienes tú aquí?”

El mensaje a entregar era un mensaje de tristeza, un mensaje de desgracias, un mensaje de reprobación, un mensaje de condenación y de muerte, un mensaje que nadie quisiera escuchar, especialmente cuando el remitente es Dios del cielo.  

16 ¿Qué tienes tú aquí, o a quién tienes aquí, que labraste aquí sepulcro para ti, como el que en lugar alto labra su sepultura, o el que esculpe para sí morada en una peña?  17 He aquí que Jehová te transportará en duro cautiverio, y de cierto te cubrirá el rostro.  18 Te echará a rodar con ímpetu, como a bola por tierra extensa; allá morirás, y allá estarán los carros de tu gloria, oh vergüenza de la casa de tu señor.

“16 ¿Qué tienes tú aquí, o a quién tienes aquí, …”

La indignación del profeta en contra de Sebna es por el acto de arrogancia de Sebna y la construcción del sepulcro.  Por eso Isaías pregunta: “¿Qué tienes tu aquí?” Dicho en otras palabras ¿Qué negocios tienes tú aquí en Judá?; ¿Qué derecho tienes tú a tu puesto y posición en las cortes del rey?

También Isaías formula otra pregunta: “¿A quién tienes aquí?”  Dicho en otras palabras, ¿Acaso tienes el sepulcro de tus padre en ésta tierra, para que te construyas tu propio sepulcro?; ¿Acaso alguno de los muertos de este lugar tiene lazo familiares contigo, para que tu construyas un sepulcro en esta tierra?

Como el faraón, o el rey de Sidón o el rey de Siria, Sebna se había construido una habitación sepulcral, para tomarla como su -domus ceterna- (morada eterna), a la hora de su partida.  cuando también temerán de lo que es alto, y habrá terrores en el camino; y florecerá el almendro, y la langosta será una carga, y se perderá el apetito; porque el hombre va a su morada eterna, y los endechadores andarán alrededor por las calles;”  Eclesiastés 12

17 He aquí que Jehová te transportará en duro cautiverio, y de cierto te cubrirá el rostro.  18 Te echará a rodar con ímpetu, como a bola por tierra extensa; allá morirás, y allá estarán los carros de tu gloria, oh vergüenza de la casa de tu señor.

“17 He aquí que Jehová te transportará en duro cautiverio,”

Fue por gusto el malgasto del suntuosos sepulcro,  Sebna fue condenado a morir en tierra extraña y en cautiverio. 

“y de cierto te cubrirá el rostro…”

Del mundo rabino aprendemos que ellos llegan a la conclusión que Dios castigó a Sebna con lepra. Los leprosos estaban obligados a cubrirse el rostro hasta  la parte del labio superior.

Si esta información no fuera así, de todas maneras cubrir el rostro, denota a una personas que ha caído en desgracia, o que ha sido condenado a muerte. Después el rey volvió del huerto del palacio al aposento del banquete, y Amán había caído sobre el lecho en que estaba Ester. Entonces dijo el rey: ¿Querrás también violar a la reina en mi propia casa? Al proferir el rey esta palabra, le cubrieron el rostro a Amán.”  Ester 7

“18 Te echará a rodar con ímpetu, como a bola por tierra extensa;”

Como quien coloca una piedra redonda en una onda y la hace girar con mucha fuerza para lanzar la piedra por los aires y cuando golpea la tierra, sigue rodando por una largo tramo.

La “tierra extensa” hace alusión de Mesopotamia o Siria, la mayoría de eruditos de la Biblia, creen que Sebna fue llevado cautivo en la invasión que Senaquerib, rey de Asiria, hizo a Judá. De esta última información no tenemos ninguna confirmación.

“y allá estarán los carros de tu gloria, oh vergüenza de la casa de tu señor.”

Esta era otra forma de la ostentación orgullosa de Sebna. No contento con montar el burro o la mula, como era la costumbre de los jueces y los consejeros de Israel, el aparecía ante el pueblo en carros halados por caballos, como lo hacían los grandes reyes de la tierra. 

Esos carros acompañarían a Sebna en su cautividad, pero no serían los carros de gloria de Judá, sino la vergüenza del rey de Judá, ya que esos carros serian la muestra de las pertenencias de un rey conquistado, esto era un reproche tanto para el mayordomo, como también para el jefe del mayordomo, es decir el rey Ezequías.

No hay duda que aquellos que tiene el poder económico en sus manos, y que lo distribuyen mal, o lo invierten equivocadamente, o no lo usan para los fines correctos o ignoran las verdaderas necesidades de sus prójimos y de las iglesias, caerán grandemente cuando les venga el día de retribución.  Esto se aplica en todos los niveles de nuestra iglesia, desde el más humilde y pobre hermano, hasta el presidente de la iglesia adventista mundial. 

Pidamos a Dios, la unción del Espíritu Santo, para que borre todo rastro de mundanalidad, para que borre toda codicia y avaricia, y nos ponga un corazón que coloque primeramente el reino de Dios y su justicia.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Todo nuestro trabajo debe hacerse por amor a Dios y de acuerdo con su voluntad.

Es tan esencial hacer la voluntad de Dios cuando se construye un edificio como cuando se toma parte en un servicio religioso. Y si los obreros han empleado los principios correctos en la edificación de su propio carácter, entonces en la erección de cualquier edificio crecerán en gracia y conocimiento.

Pero Dios no aceptará los mayores talentos o el servicio más espléndido a menos que el yo sea puesto sobre el altar, como sacrificio vivo, que se consume. La raíz debe ser santa; de otra manera no puede haber fruto aceptable a Dios.

El Señor hizo de Daniel y de José mayordomos perspicaces. Pudo obrar mediante ellos porque no vivieron para satisfacer sus propias inclinaciones, sino para agradar a Dios (Palabras de vida del gran Maestro, pp. 284, 285).

En el momento en que el hombre pierde de vista el hecho de que sus capacidades y posesiones son del Señor, en ese momento está defraudando las posesiones del Señor. Está actuando como un administrador infiel, haciendo que el Señor transfiera sus dones a manos más fieles. Dios demanda a los que él ha confiado sus dones que los administren fielmente, para demostrar al mundo que están trabajando por la salvación de los pecadores. Demanda a los que profesan estar bajo su dirección, que no desvirtúen su carácter (En los lugares celestiales, p. 304).

“Jehová fue con José, y fue varón prosperado… Y vio su señor que Jehová era con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano”. La confianza de Potifar en José aumentaba diariamente, y por fin le ascendió a mayordomo, con dominio completo sobre todas sus posesiones. “Y dejó todo lo que tenía en mano de José; ni con él sabía de nada más que del pan que comía”. Véase Génesis 39-41.

La notable prosperidad que acompañaba a todo lo que se encargara a José no era resultado de un milagro directo, sino que su industria, su interés y su energía fueron coronados con la bendición divina. José atribuyó su éxito al favor de Dios, y hasta su amo idólatra aceptó eso como el secreto de su sin igual prosperidad. Sin embargo, sin sus esfuerzos constantes y bien dirigidos, nunca habría podido alcanzar tal éxito. Dios fue glorificado por la fidelidad de su siervo. Era el propósito divino que por la pureza y la rectitud, el creyente en Dios apareciera en marcado contraste con los idólatras, para que así la luz de la gracia celestial brillase en medio de las tinieblas del paganismo (Patriarcas y profetas, p. 216).

Cuando los hombres pasan por alto las pretensiones de Dios establecidas claramente delante de ellos, el Señor permite que sigan sus propios caminos y cosechen el fruto de sus acciones. Quienquiera que se apodere para su propio uso de la porción que Dios se ha reservado está demostrando que es un mayordomo infiel. Perderá no solo lo que ha retenido de Dios sino también lo que se le dio como suyo (Consejos sobre mayordomía cristiana, p. 93).

34


Lunes 29 de enero | Lección 05_____________________________________________________

MAYORDOMOS EN EL NUEVO TESTAMENTO

Las dos palabras básicas para “mayordomo” en el Nuevo Testamento son epitropos, que aparece tres veces, y oikonomos, que se presenta diez veces. Ambas palabras describen puestos que incorporan responsabilidades administrativas que el propietario le confía al mayordomo.

Tanto en el Nuevo Testamento como en el Antiguo Testamento, los mayordomos se definen por lo que hacen. El Nuevo Testamento describe específicamente al mayordomo en términos de rendición de cuentas y expectativas (Luc. 12:48; 1 Cor. 4:2). Sin embargo, el Antiguo Testamento se enfoca más en declarar el dominio de Dios que en definirnos directamente como sus mayordomos. Por ende, si bien el concepto de mayordomo es muy similar para ambos Testamentos, el Nuevo expande el concepto más allá de la administración doméstica.

En la parábola del mayordomo infiel (Luc. 16:1-15), Jesús amplía la definición. La lección va más allá de un mayordomo que escapa de un desastre administrativo. También se aplica a quienes escapan del desastre espiritual mediante una sabia manifestación de fe. Un mayordomo sabio se preparará para después del regreso de Jesús, más allá del aquí y el ahora (Mat. 25:21).

Lee 1 Corintios 4:1 y 2; Tito 1:7; y 1 Pedro 4:10. ¿Qué nos dicen estos textos acerca de los mayordomos y la mayordomía?

1 Corintios 4:1-2

1 Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios. Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.

Tito 1:7

Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas,

1 Pedro 4:10

10 Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios.

“¿He de abrir mi corazón al Espíritu Santo a fin de que se despierte cada una de las facultades y energías que Dios me ha confiado? ¿Pertenezco a Cristo y estoy ocupado en su servicio? ¿Soy un dispensador de su gracia? (EC 426).

En Lucas 12:35 al 48, Jesús también utiliza el término “mayordomo” en forma metafórica. Dice que el mayordomo sabio está listo para el regreso del Hijo del hombre y describe al mayordomo infiel como alguien que ha dejado de preocuparse porque el amo demoró su regreso. El mayordomo infiel se ha convertido en un tirano y se ha vuelto abusivo con los que le rodean. Ya no es un modelo de buenas obras, ni un administrador de la gracia.

Cuando aceptamos a Cristo, somos mayordomos, llamados a administrar los recursos de Dios. Más aún, debemos administrar las realidades espirituales de la vida cristiana en preparación para el cielo.

Lee Lucas 12:45. Como adventistas del séptimo día que, a menudo, luchamos contra la sensación de “demora”, ¿por qué debemos ser especialmente cuidadosos para no caer en este engaño?

Lucas 12:45

45 Mas si aquel siervo dijere en su corazón: Mi señor tarda en venir; y comenzare a golpear a los criados y a las criadas, y a comer y beber y embriagarse,

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios.  Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.  (1 Corintios 4)

Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas,  (Tito 1)

10 Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. (1 Pedro 4)

Difícil tema de abordar es el tema del día de hoy, ya que está tocando la fidelidad, el buen comportamiento, la honestidad,  y la dadivosidad de los administradores de nuestra iglesia, en todos los niveles que puedan existir.

Como es nuestra costumbre aquí en Escuela Sabática para Maestro,  siempre tratamos de profundizar sobre el tema, y este día no será la excepción.

Primero deseamos enfatizar que no tenemos nada en contra de nuestros administradores, sencillamente el estudio de este día toca el tema de los administradores de nuestra iglesia y nosotros lo abordaremos siempre con la libertad que lo sabemos hacer.

Si usted es débil en la fe, le invitamos que no lea este tema, ya que este tema es comida solida, y no es ninguna leche espiritual para principiantes. Partiendo de aquí, comenzamos con nuestro estudio diario.

Si hay algo que está totalmente equivocado en nuestra iglesia, es la forma en que distribuimos los diezmos y las ofrendas.

Más adelante en este trimestre habrá una semana dedicada solamente al estudio de los diezmos y otra semana dedicada solamente al estudio de las ofrendas, en esas dos semanas nos expandiremos y profundizaremos sobre estos dos temas, el día de hoy solo tocaremos un poquito para entender desde donde comienza nuestro error.

La primera vez en la Biblia que leemos la palabra diezmos, está en el libro de Génesis capítulo 14.

18Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; 19y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; 20y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.

Hay mucha confusión cuando se habla de Melquisedec, aunque él no es el tema de este día, Melquisedec es identificado por los eruditos de la Biblia, como Sem, el hijo mayor de Noé, quien fue el último de los patriarcas de edad longeva y en su larga vida logró conocer hasta Isaac y su hijo Jacob.

Abraham es venerado por tres religiones gigantes en el mundo; los judíos, los musulmanes y los cristianos.

Abraham que fue el padre y el primer miembro de la religión judía, comenzó a hacer muchas cosas como ejemplos y modelos para su descendencia, entre ellas podemos mencionar especialmente la circuncisión  y los diezmos.

Pablo en su epístola a los Hebreos, capítulo 7, dice que Abraham entregó los diezmos por fe a la tribu de Leví, aunque éstos todavía no existían.

Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham.”

Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos; 10 porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro.”

Según la Biblia, Dios instituyo el diezmo para los levitas. Los Levitas sería la única tribu de las doce tribus que no recibirían herencia entre sus hermanos, ellos se dedicarían a la mantención del templo en todas sus formas y a trabajar para la religión judía en todas sus formas, menos el trabajo del altar, que era trabajo designado por Dios solamente para los sacerdotes.

Simeón y Leví fueron los más culpables en el pecado en contra de José. Aparentemente el arrepentimiento de Simeón no fue genuino, y como resultado Jacob lo eliminó como tribu, en la bendición que dio a sus hijos antes de su muerte. Esa no fue la suerte de Leví, Leví tuvo un arrepentimiento genuino y fue restaurado y bendecido por su padre, y desde allí se le hereda con el trabajo de laico en la gigante religión judía.

Años más tarde, en el Monte Sinaí, Dios instituye para su servicio religioso a dos distinguidos cuerpos de servidores  como fueron los sacerdotes y los levitas.

También Dios instituyó los diezmos y las ofrendas, y en ésta ocasión lo hizo oficialmente y por escrito, y esto fue hecho a través de Moisés;  esto lo hizo Dios para instituir el salario tanto de los sacerdotes, como de los levitas.

Los sacerdotes eran los encargados de hacer exclusivamente los trabajos del altar, Dios dejó como pago para los sacerdotes la décima parte de los diezmos, es decir solamente el 10% de los diezmos,  y también todas las ofrendas eran propiedad de los sacerdotes.

Para los levitas que eran los encargados de todos los trabajos de la iglesia que no fueran del altar, Dios les dejo a ellos como pago el 90% de los diezmos.

Tanto los sacerdotes como los levitas predicaban y enseñaban al pueblo, la diferencia era que los sacerdotes lo hacían desde el altar y los levitas predicaban y enseñaban en las calles, en las casas, en las plazas, en los caminos y en cualquier otro lugar, con tal que no fuera el altar. 

A parte del trabajo de la predicación, los levitas también, eran los encargados de todo el mantenimiento del templo, en todas sus formas. Ellos eran los encargados de ayudar con los miles de sacrificios que se llevaban a cabo en la nación israelí.

Encima de todo, Dios ordenó so pena de muerte, que el levita y el sacerdote no mezclaran el trabajo de ellos dos. Esta información la podemos encontrar en el libro de Números 18 :  “Jehová dijo a Aarón: Tú y tus hijos, y la casa de tu padre contigo, llevaréis el pecado del santuario; y tú y tus hijos contigo llevaréis el pecado de vuestro sacerdocio.  Y a tus hermanos también, la tribu de Leví, la tribu de tu padre, haz que se acerquen a ti y se junten contigo, y te servirán; y tú y tus hijos contigo serviréis delante del tabernáculo del testimonio.  Y guardarán lo que tú ordenes, y el cargo de todo el tabernáculo; mas no se acercarán a los utensilios santos ni al altar, para que no mueran ellos y vosotros. Se juntarán, pues, contigo, y tendrán el cargo del tabernáculo de reunión en todo el servicio del tabernáculo; ningún extraño se ha de acercar a vosotros.  Y tendréis el cuidado del santuario, y el cuidado del altar, para que no venga más la ira sobre los hijos de Israel.  Porque he aquí, yo he tomado a vuestros hermanos los levitas de entre los hijos de Israel, dados a vosotros en don de Jehová, para que sirvan en el ministerio del tabernáculo de reunión.  Mas tú y tus hijos contigo guardaréis vuestro sacerdocio en todo lo relacionado con el altar, y del velo adentro, y ministraréis. Yo os he dado en don el servicio de vuestro sacerdocio; y el extraño que se acercare, morirá.”

 

Dios dejó para los sacerdotes el 1% de los diezmos, y Dios dejo a los levitas el 9% de los diezmos.

21Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. Números 18

24Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad. Números 18

El levita tenía que tomar el 1% de los diezmos que ellos recibían y éste 1% de los diezmos, era entregado a los sacerdotes:

26Hablarás a los levitas y les dirás: Cuando toméis los diezmos de los hijos de Israel que os he dado como vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos, como ofrenda mecida a Jehová, el diezmo de los diezmos… 28Así presentaréis también vuestra ofrenda a Jehová de todos los diezmos que recibáis de los hijos de Israel; se la daréis al sacerdote Aarón como ofrenda reservada a Jehová. Números 18

Además del 1% de los diezmos, Dios les dejó a los sacerdotes las ofrendas del pueblo:

3Y este será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de los que ofrecieren en sacrificio buey o cordero: darán al sacerdote la espaldilla, las quijadas y el cuajar. 4Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás; Deuteronomio 18

8Jehová dijo a Aarón: Yo te he dado también el cuidado de mis ofrendas. Todas las cosas consagradas de los hijos de Israel te las he dado a ti y a tus hijos en virtud de la unción, por estatuto perpetuo. 9Esto será tuyo de la ofrenda de las cosas santas, reservadas del fuego: todas las ofrendas que me han de presentar, todo presente suyo, toda expiación por su pecado y toda expiación por su culpa, será cosa muy santa para ti y para tus hijos. 10En el santuario la comerás; todo varón comerá de ella. Cosa santa será para ti.

11Esto también será tuyo: la ofrenda elevada de sus dones y todas las ofrendas mecidas de los hijos de Israel; te las he dado a ti, a tus hijos y a tus hijas por estatuto perpetuo. Cualquiera que esté limpio en tu casa, comerá de ellas. 12De aceite, de mosto y de trigo, todo lo más escogido, las primicias de ello, que presentarán a Jehová, para ti las he dado. 13Las primicias de todas las cosas de su tierra, las cuales traerán a Jehová, serán tuyas. Cualquiera que esté limpio en tu casa, comerá de ellas. 14Todo lo consagrado por voto en Israel será tuyo. Números 18

Aquí es donde precisamente se origina el problema en nuestra iglesia, ya que nosotros lo distribuimos al revés. El sacerdote se lleva el diezmo, y el levita se queda con las ofrendas.

La División Interamericana y la división Sudamericana, no solo toman el diezmo, sino que también toman el 30% de las ofrendas de las iglesias, siendo esta acción desconsiderada y anti-bíblica.

Al distribuir los diezmos y las ofrendas de una manera equivocada, las iglesias locales quedan barridas económicamente  y millones y millones de dólares, se concentran en unas cuantas manos y es allí donde comienza el gran desequilibrio económico en nuestra iglesia. Este desequilibrio económico de nuestra iglesia es producido muchas veces a través del despilfarro, también las inversiones equivocadas o las malas inversiones de los administradores de nuestra iglesia.  

Este reporte se dio publicamente a los miembros de la iglesia en el año 1987 por el pastor Donald Gilbert, quien era en ese tiempo el tesorero de la Conferencia General y miembro del Instituto de Investigaciones Bíblicas de la Conferencia General. El Pastor Gilbert sirvió a la obra y se retiró en el 1995, en el Congreso Mundial de Holanda.

El reporte explica donde la Conferencia General había  hecho sus inversiones para esos días:

-Bienes y Raíces                      $10, 000, 000 (diez millones de dólares)

-Depósitos a corto plazo          $23, 000, 000 (23 millones)

-Depósitos a largo plazo          $68, 000, 000 (68 millones)

-Inversiones en diferentes corporaciones         $130, 500, 000   (ejemplo: McDonalds, K-Mart, Burger King, Microsoft, ETC.)  (130 millones y medio)

-Gobierno Federal                   $168, 000, 000 (168 millones)

Estos son unos de esos reportes que no los encontramos muy a menudo, éste es único en su tipo y se dio para probar a los hermanos que los fondos de la iglesia no habían sufrido ante la caía de la bolsa de valores, que pasó unos meses antes.

Elena de White tiene una cita muy interesantes con respecto a este tema, dicho sea de paso, la iglesia sufre de este problema casi desde el momento que nuestra iglesia instituyó los diezmos y las ofrendas.

“Aquellos que están laborando en ésta obra, ven que no hay dinero para pagar a los ministros. Ellos (los Administradores) están retirando el dinero para cubrir otros gastos. Dios no ha sido glorificado con éste tipo de obra. Tenemos que levantar nuestra voz, contra éste tipo de administración” Manuscrito 17, 14 de Marzo de 1897

Entre una de las cosas mas terribles que se nos ha enseñado y que muchos de nosotros enseñamos a los nuevos conversos, es que demos el diezmo, y de allí para adelante, no nos tiene que importar lo que se hace con esos fondos.  Este es precisamente la fórmula de la irresponsabilidad económica de nuestra iglesia.

Toda administración dirigida por hombre, tiene que ser responsable de sus actos y de rendir cuentas a sus inversionistas.  Es verdad que nosotros devolvemos el dinero a Dios, pero hay que recordar que los administradores son humanos, y ellos están obligados a ser evaluados, calificado, aceptados o rechazados por su desempeño laboral en la administración de la iglesia.

Para terminar este día solo queremos decir, que los diezmos son sagrados si los mantenemos sagrados. Si usted entrega su diezmo y éste se ocupa para el evangelio, entonces ese diezmo es sagrado.

Pero si usted entrega el diezmo sagrado y se ocupa para invertirlo en cosas del mundo, entonces ese diezmo ya no es sagrado, sino que ha sido profanado.

Si ese diezmo se invierte en la bolsa de valores y no se usa para la predicación del evangelio, ese dinero ya no es sagrado, sino que ha sido profanado, nuestra iglesia se ha convertido en una corporación mas del mundo, con fines de gigantescos lucros.

Si ese diezmo se entrega para ayudar a prosperar una tienda que vende tabaco, licores y carnes inmundas, ese diezmo ha sido profanado.

Si ese diezmo se invierte en un gobierno federal y éste lo ocupa para guerras, para armamento o para investigaciones destructoras en contra de la humanidad, ese diezmo ya no es sagrado, sino que ha sido profanado.

Belzasar trajo los vasos sagrados del templo de Jerusalén a la fiesta que él estaba patrocinando, en esos vasos se tomó vino en honor a dioses paganos. Fue tanta la ira de Dios en contra de la profanación de lo sagrado, que en ese mismo momento, la misma mano que escribió en piedras la ley de Dios, ahora escribe de nuevo con letras de fuego pero en una pared, el enjuiciamiento, la condenación y la ejecución del profano rey.  Esa misma noche, minutos mas tarde, Dios le quitó la vida  y el imperio al sacrílego rey, por profanar las cosas sagradas.

¿Qué podemos hacer ante este gran problema? Elena de White nos da un consejo muy interesante.

Aquí hay una carta escrita por Elena de White, al presidente de la conferencia del estado de Colorado, en Enero 22 de 1905

Esta es la historia para que entendamos el porqué de su carta:

Los hermanos Adventistas negros del sur, habían sido descuidados y abandonados por la Conferencia General, muchos de ellos había trabajado en la obra sin ser pagados por muchos meses, sufriendo pobrezas, tanto los pastores como sus familias.

Cierto día, la “Sociedad Misionera del Sur” como se llamaban en esos días, los hermanos negros del Sur de los Estados Unidos, tuvieron la oportunidad de viajar al estado de Colorado, y después de exponer su precaria situación financiera a los hermanos de una determinada iglesia en ese estado, la iglesia decidió tomar de su tesorería 400 dólares que eran diezmos y se los donó a la “Sociedad Misionera del Sur” Hay que recordar que 400 dólares para el año 1905, era una fortuna extremadamente inmensa. 

Cuando el presidente de la conferencia de Colorado se dio cuenta de esto, condenó públicamente la acción de los hermanos del sur, hizo un escándalo terrible y exigió a la “Sociedad Misionera del Sur” que devolvieran esos 400 dólares que eran diezmos.

Al darse cuenta Elena de White, de éste escándalo, escribió la siguiente carta al presidente, y esto es lo que ella le dijo:

Original: “My brother, I wish to say to you, Be careful how you move. You are not moving wisely. The least you have to speak about the tithe that has been appropriated to the most needy and the most discouraging field in the world, the more sensible you will be.

Traducción: Mi hermano, deseo decirte, que seas cuidadoso con tu manera de actuar. Tu no estás actuando sabiamente. Mientras menos hables acerca de los diezmos que han sido posesionados por los mas necesitados y por el campo mas desalentador del mundo, mas sensible serás.

Original: “It has been presented to me for years that my tithe was to be appropriated by myself to aid the white and colored ministers who were neglected and did not receive sufficient properly to support their families. When my attention was called to aged ministers, white or black, it was my special duty to investigate into their necessities and supply their needs. This was to be my special work, and I have done this in a number of cases. No man should give notoriety to the fact that in special cases the tithe is used in that way.

Traducción: Se me ha presentado por muchos años, que yo me halla apropiado de mis diezmos, para ayudar a ministros blancos y negros quienes han sido abandonados y no han recibido propiamente lo suficiente para ayudar a sus familias. Cuando mi atención ha sido llevada a los ministros de edad avanzada, ya sean blancos o negros, es mi obligación especial de investigar sus necesidades y suplirlas. Este fue mi trabajo especial, y lo he hecho en muchas ocasiones. Ningún hombre tendría que dar tanto énfasis al asunto que en casos especiales el diezmo sea usado de esa manera.

Original: “In regard to the colored work in the South, that field has been and is still being robbed of the means that should come to the workers in that field. If there have been cases where our sisters have appropriated their tithe to the support of the ministers working for the colored people in the South, let every man, if he is wise, hold his peace.

Traducción: Con respecto al trabajo de los negros en el sur, ese campo ha sido robado y aun sigue siendo robado de los medios que tendrían que venir a los trabajadores en ese campo. Se han habido casos donde nuestras hermanas se hayan apropiado de los diezmos para ayudar a los ministros que trabajan para la gente negra del sur, entonces todo hombre, si es sabio, que guarde silencio.

Original: “I have myself appropriated my tithe to the most needy cases brought to my notice. I have been instructed to do this; and as the money is not withheld from the Lord’s treasury, it is not a matter that should be commented upon, for it will necessitate my making known these matters, which I do not desire to do, because it is not best.

Traducción: Yo me he apropiado de mis diezmos para ayudar a los casos mas necesitados que me han hecho saber. Yo he sido instruida para hacer esto, y el dinero no se ha retenido de los tesoros de Dios. Este es un asunto que no debería  ser comentado, para esto necesitaría dar a conocer mis obras en éste asunto, y es cosa que no deseo hacer, por que no es lo mejor.

Original: “Some cases have been kept before me for years, and I have supplied their needs from the tithe, as God has instructed me to do. And if any person shall say to me, Sister White, will you appropriate my tithe where you know it is most needed, I shall say Yes, I will; and I have done so. I commend those sisters who have placed their tithe where it is most needed to help to do a work that is being left undone. If this matter is given publicity, it will create a knowledge which would better be left as it is. I do not care to give publicity to this work which the Lord has appointed me to do, and others to do.

Traducción: En algunos casos lo he mantenido (el diezmo) por años, y he suplido sus necesidades con los diezmos, como Dios me ha instruido hacerlo. Y si alguna persona me dijera: Hermana White, tomarías mis diezmos para repartirlos donde mas se necesiten, yo les diría que sí lo haré, y así lo he hecho. Yo recomiendo a esas hermanas quienes han puesto sus diezmos donde mas se necesitan, a que ayuden a hacer un trabajo que se ha quedado sin terminar. Si a éste asunto se le diera publicidad, crearía un conocimiento que sería mejor dejarlo como está. No deseo darle publicidad al trabajo que Dios me ha designado para hacer, y que también les ha designado a otros a hacer.

Original: “I send this matter to you so that you shall not make a mistake. Circumstances alter cases. I would not advise that anyone should make a practice of gathering up tithe money. But for years there have now and then been persons who have lost confidence in the appropriation of the tithe, who have placed their tithe in my hands and said that if I did not take it they would themselves appropriate it to the families of the most needy ministers they could find. I have taken the money, given a receipt for it, and told them how it was appropriated.

Traducción: Yo te mando este asunto para que tu no cometas un error. Las circunstancias alteran los casos. Yo no recomiendo a nadie que haga la práctica de recoger (o alzar) el dinero de los diezmos. Pero por años hay y han habido personas que han perdido su confianza en la distribución de los diezmos, estas personas han puesto sus diezmos en mis manos y han dicho que si yo no los tomo, ellos repartirán a las familias de los ministros mas necesitadas que puedan encontrar. Yo he tomado el dinero, les he dado recibo de ese dinero, y les he dicho como se repartió ese diezmo.

Original: “I write this to you so that you shall keep cool and not become stirred up and give publicity to this matter, lest many more shall follow their example.”– Letter 267, 1905.

Traducción: Yo te escribo para que te mantengas tranquilo, y no te vuelvas agitado y no le des publicidad a éste asunto, para que muchos mas no vayan a seguir el ejemplo de ellos” – Carta 267, 1905

Mi corazón se llena de celo al ver que cada vez que se solicita dinero para la obra de Dios, la respuesta es que no hay dinero.

Mi corazón se llena de indignación cuando muchas de nuestras congregaciones no tiene ni donde reunirse, mientras los administradores se niegan a prestar ayuda a estas congregaciones y prefiere mejor invertir millones y millones  de dólares en negocios del mundo, para tener ganancias desmedidas.

Mi corazón se llena de tristeza cuando los obreros no tiene como llevar el evangelio adelante, y esto incluye a los ministros pagados de nuestra organización.

Nuestros pastores son también víctimas de la administración. Cuando recién han salido de la universidad, no se les quiere ayudar, y podemos ver a nuestros pobres jóvenes pastores buscando hasta el último centavo para tratar de suplir sus gastos primordiales, sin haber necesidad de esta miseria. Cuando nuestros pastores se jubilan, la administración trata de disminuir lo mas posible los años de servicios de ellos, para que su retiro sea el mas mínimo posible, tampoco de esto hay necesidad, ya que la administración tiene todos los fondos necesarios para ayudar a los ministros que han dado su vida por la causa del evangelio.

Lo que he escrito, lo he escrito con una conciencia limpia, sin prejuicios en contra de nadie, es palabra del espíritu de profecía, y lo mas importante es Palabra de Dios.

De los tres versículos para el estudio de este día, la administración que da corta de cumplir las ordenanzas bíblicas.

 

1- Así, pues, téngannos los hombres por servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios.  Ahora bien, se requiere de los administradores, que cada uno sea hallado fiel.  (1 Corintios 4)

No son fieles, no proporcionan a la iglesia, un informe detallado de todo lo que se hace con la inmensa fortuna de la iglesia adventista.

2-Porque es necesario que el obispo sea irreprensible, como administrador de Dios; no soberbio, no iracundo, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas,  (Tito 1)

Como administradores de Dios son reprensibles por su mal proceder, y muchos de ellos son codiciosos de ganancias deshonestas y encima profanos por usar los diezmos sagrados en cosas del mundo

3- 10 Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. (1 Pedro 4)

Ellos una vez se han apoderado del dinero, no lo quieren compartir compartir con las necesidades del pueblo, cuando usted pide ayuda, solo oran con usted, lo mandan a tener mas fe, y le niegan la ayuda que ellos están obligados a dar y que tienen los suficientes fondos para dar.

Que Dios tenga misericordia de los administradores de nuestra iglesia, ya que no están a la altura de  lo que Dios ordena en su palabra.

Que Dios ilumine nuestra mente, nos despierte y nos haga entender lo que tenemos que hacer con nuestros bienes, para el avance de la obra del evangelio en éste mundo.

Yo Tony García, solamente yo, soy responsable ante Dios, y ante ustedes por lo escrito en el estudio de este día.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

En el gran campo de la mies hay abundancia de trabajo para todos, y los que dejan de hacer lo que pueden, serán hallados culpables delante de Dios. Trabajemos delante de Dios. Trabajemos para este tiempo y la eternidad. Trabajemos con todas las facultades que Dios nos ha concedido, y él bendecirá nuestros esfuerzos bien encauzados (Consejos para los maestros, p. 120).

La actitud de Dios de no permitir que su pueblo perezca ha sido la razón de tan larga demora. Pero la venida de la mañana para los fieles, y de la noche para los infieles, está a punto de producirse. Al esperar y velar, el pueblo de Dios debe manifestar su carácter peculiar, su separación del mundo. Mediante nuestra actitud vigilante debemos demostrar que somos verdaderamente extranjeros y peregrinos sobre la tierra. La diferencia entre los que aman al mundo y los que aman a Cristo es tan clara que resulta inconfundible. Mientras los mundanos dedican todo su entusiasmo y su ambición a obtener los tesoros terrenales, el pueblo de Dios no se conforma a este mundo, sino que manifiesta, mediante su actitud fervorosa de vigilia y espera, que ha sido transformado; que su hogar no está en el mundo, sino que está buscando una patria mejor: la celestial (Testimonios para la iglesia, tomo 2, p. 175).

Los principios que debieran motivamos como obreros en la causa de Dios han sido expresados por el apóstol Pablo: “Somos colaboradores de Dios” (1 Corintios 3:9). “Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres” (Colosenses 3:23). Y Pedro exhorta a los creyentes: “Cada uno según el don que ha recibido, minístrelo a los otros, como buenos administradores de la multiforme gracia de Dios. Si alguno habla, hable conforme a las palabras de Dios; si alguno ministra, ministre conforme al poder que Dios da, para que en todo sea Dios glorificado por Jesucristo” (1 Pedro 4:10-11).

Existen leyes admirables que gobiernan el mundo de la naturaleza, y las cosas espirituales están controladas por principios igualmente ciertos. Hay que emplear los medios necesarios para obtener un fin si es que deseamos alcanzar los resultados deseados. Dios ha dado a cada persona su obra en conformidad con sus habilidades. Por medio de la educación y la práctica las personas quedarán calificadas para satisfacer cualquier emergencia que pudiera presentarse; y se necesita una planificación adecuada para colocar a cada uno en el lugar debido, para que pueda obtener la experiencia que lo capacitará para llevar responsabilidades (Testimonios para la iglesia, tomo 9, p. 177).

El Señor viene pronto, y debemos estar preparados para salir a su encuentro en paz. Resolvamos hacer todo lo que podamos para impartir luz a los que nos rodean. No debemos estar tristes, sino gozosos, y debemos tener al Señor Jesús siempre delante de nosotros… Debemos estar listos y esperar su venida. ¡Cuán glorioso será verle y recibir la bienvenida como sus redimidos! Hemos esperado mucho, pero nuestra fe no debe menguar. Si solo podemos ver al Rey en su hermosura, seremos benditos para siempre. Siento que debo gritar: “¡Al hogar!” Se acerca el tiempo cuando Cristo vendrá con poder y gran gloria para llevar a sus redimidos a su eterno hogar (Maranatha, p. 104).

35


Lección 05 | Martes 30 de enero____________________________________________________

MAYORDOMOS DE LOS MISTERIOS DE DIOS

Lee Colosenses 2:2 y 3; y 1 Timoteo 3:16. ¿Qué identifican estos versículos como un “misterio”? El hecho de que sea un “misterio” ¿qué nos dice sobre los límites de lo que podemos saber al respecto?

Colosenses 2:2-3

para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo,  en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

1 Timoteo 3:16

16 E indiscutiblemente, grande es el misterio de la piedad: Dios fue manifestado en carne, Justificado en el Espíritu, Visto de los ángeles, Predicado a los gentiles, Creído en el mundo, Recibido arriba en gloria.

Zofar, el naamatita, le dice a Job: “¿Puedes adentrarte en los misterios de Dios o alcanzar la perfección del Todopoderoso?” (Job 11:7, NVI). La palabra “misterio” denota algo enigmático, oscuro, desconocido, inexplicable o incomprensible. Los misterios de Dios han sido registrados en las Escrituras, aun cuando entenderlos completamente está más allá de nuestra comprensión. Por eso son misterios. Es como si cada uno de nosotros fuese una persona miope que mira hacia el cielo, con la esperanza de ver hasta el menor detalle. No podemos “ver” esos misterios hasta que Dios no los revele.

¿Qué dice Deuteronomio 29:29 acerca de lo que se nos revela?

Deuteronomio 29:29

29 Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; mas las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley.

Somos mayordomos de cosas que no entendemos completamente. Nuestro conocimiento llega hasta lo que está explicado en la Escritura y la revelación. Nuestra mayordomía suprema es vivir como “servidores de Cristo, y administradores de los misterios de Dios” (1 Cor. 4:1).

Dios quiere que, como mayordomos suyos, preservemos, enseñemos, protejamos y cuidemos la verdad divina que él ha revelado. La manera en que lo hagamos será nuestra mayordomía primordial, y significa que estamos “guard[ando] el misterio de la fe con limpia conciencia” (1 Tim. 3:9).

El mayor de todos los misterios es que todos podemos experimentar a Cristo, la “esperanza de la gloria”. El plan de salvación es sobrenatural e imposible de entender en su totalidad. El hecho de que el Creador de todo lo que existe (Juan 1:1-3) descendiera a esta tierra y se “manifestara en la carne” (MR 6:122), solamente para ofrecerse como sacrificio por los pecados de la humanidad, implica misterios que probablemente nunca serán comprendidos en su plenitud por ninguna criatura. Incluso los ángeles estudian para entender el misterio de por qué Jesús vino a la tierra (1 Ped. 1:12). Sin embargo, lo que ellos sí saben hace que todos alabemos al Señor por su gloria y bondad (ver Apoc. 5:13).

Has sido llamado a ser mayordomo del evangelio. Por lo tanto, ¿qué responsabilidades tienes “automáticamente”?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

En el capitulo 11 del libro de Job, Zofar ha exaltado grandemente la profunda e insondable  sabiduría de Dios, Zofar dijo que la sabiduría que Dios tiene, es mas alto que los cielos: 6Y te declarara los secretos de la sabiduría, Que son de doble valor que las riquezas! Conocerías entonces que Dios te ha castigado menos de lo que tu iniquidad merece. ¿Descubrirás tú los secretos de Dios? ¿Llegarás tú a la perfección del Todopoderoso? Es más alta que los cielos; ¿qué harás? Es más profunda que el Seol; ¿cómo la conocerás? Su dimensión es más extensa que la tierra, Y más ancha que el mar.”

Ahora en el capítulo 12 Job le responde a Zofar , y en su respuesta que está 100% de acuerdo con Zofar, Job dice: Y en efecto, pregunta ahora a las bestias, y ellas te enseñarán; A las aves de los cielos, y ellas te lo mostrarán; O habla a la tierra, y ella te enseñará; Los peces del mar te lo declararán también. ¿Qué cosa de todas estas no entiende Que la mano de Jehová la hizo? 10 En su mano está el alma de todo viviente, Y el hálito de todo el género humano.”

Job dice que aun la creación “inferior” nos puede enseñar de la gran sabiduría de Dios; las bestias, las aves, los peces y hasta la misma tierra, todos ellos sin hablar ni una palabra, nos pueden dar un gran discurso de la gran sabiduría de Dios, esa sabiduría que la mayoría de nosotros desconocemos.

Han pasado miles de años hasta nuestros días desde que Job dijo esas palabras, y suele suceder que mientras la ciencia aumenta, la naturaleza nos deja más perplejos, grandes misterios se descubren día a día, en los animales, en la misma tierra, y en la naturaleza entera.

La tierra nos enseña grandes lecciones y nos revela sus misterios en la siembra, la cosecha, en el invierno, en el verano, en la nieve, en el granizo, en la lluvia, en los truenos y en los vientos.

Los animales nos revelan grandes misterios que hasta estos días el hombre con su ciencia no puede contestar.

El hombre no puede explicar como una ballena puede dormir en el fondo del mar, cabeza abajo, sin ser despedazada por la presión del agua. Los submarinos que logran llegar a esas profundidades, son construidos de una manera especial, reforzados con los materiales mas fuertes y resistentes que el hombre conoce para evitar la destrucción por la presión del agua, y como medida de seguridad, esos submarinos de las profundidades no son tripulados por los humanos. Mientras tanto la ballena que es carne, hueso y sangre logra llegar a las frías y obscuras profundidades del mar y dormir profundamente cabeza abajo, sin ser destruida por la grave presión del mar.

El hombre no puede contestar como una gaviota puede volar a 40,000 pies de altura sin morir. Los aviones tienen sus límites de altura para volar y esto depende del peso del avión. Un avión pequeño de hélice, no puede pasar los 15 o 20,000 pies de altura, por que si lo hace así, se sale del campo de la gravedad que lo atrae a la tierra, pierde el control y se cae. Un avión grande tiene su cielo límite a los 45,000 pies de altura, si pasa esa altura le pasa lo mismo que a un avión pequeño. A los 45, 000 pies de altura, la temperatura de la atmósfera está alrededor de los menos (-) 60 grados Fahrenheit todo el tiempo, esto equivale a menos (-) 51 grados centígrados y también a esa altura ya no hay oxígeno. El hombre no se puede explicar como una gaviota que solo pesa algunas onzas puede alcanzar esa altura sin caerse, como puede volar sin oxígeno, y como un cuerpo tan pequeño no se frisa y puede sobrevivir ese terrible frío de esa altura. Esas explicaciones solo se pueden encontrar en el cofre de sabiduría de un Dios Supremo y Todopoderoso.

El hombre no puede contestar como siendo el mundo redondo nadie está cabeza abajo; así como estos “sencillos” ejemplos podemos continuar escribiendo millones de páginas de los misterios de la naturaleza entera.

Dios ha creado todas las cosas que existen en la tierra por su poder y su sabiduría, por lo tanto todas ellas dan testimonio del poder creador de Dios y de su indiscutible gobierno.

Todos esos misterios que el hombre descubre en la naturaleza entera, no pueden ser contestada por el hombre, solo deja al hombre perplejo de la majestuosidad de un Creador.

Ante tanta nueva información, el hombre que es orgulloso asegura que eso es el resultado de la evolución, y el hombre que es humilde dice que eso es el resultado de la creación de un Dios Todopoderoso.

El versículo 9 dice: “¿Qué cosa de todas estas no entiende Que la mano de Jehová la hizo?” Dicho sea de paso, éste es el único versículo en toda la parte poética del libro de Job que se menciona el nombre original de Jehová. (יהוהyehovâh) Para ese tiempo Dios era conocido como El Shadai o el Todopoderoso y Jehová era conocido como Adonaí.

Aun de esos misterios que no entendemos, nosotros somos mayordomos, tenemos la obligación de cuidar de toda la naturaleza, ya sea animal o vegetal, aunque no entendamos su perfecto desarrollo , crecimiento, funcionamiento y finalidad de estos en la vida.

Muchas veces los experimentos que el hombre hace con la naturaleza o la curiosidad por esas cosas que no se entienden, convierte al hombre en un ser destructor. Eso sin duda alguna atraerá el castigo de Dios, sobre aquellos que destruyen la tierra y su naturaleza, ya sea que estén destruyendo cosas pertenecientes al mundo vegetal, al mundo animal, al mundo mineral, al mundo marino, al mundo atmosférico, al mundo químico e inclusive al mundo humano. 

Aun de los secretos de Dios, secretos y misterios que no entendemos, somos responsable y daremos cuenta por lo que hacemos o por lo que dejamos de hacer por estos.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El Señor me ha mostrado que hay hombres que ocupan puestos de responsabilidad que están directamente estorbando su obra, porque piensan que la obra debe hacerse y que la bendición debe provenir de cierta y determinada forma, y no reconocen lo que viene en otra forma diferente. Hermanos míos, que el Señor os haga ver este asunto tal como es. Dios no obra de la manera que los hombres disponen, o como ellos desean; él “obra en forma misteriosa para llevar a cabo maravillas”. ¿Por qué rechazar los métodos de trabajo del Señor solo porque no coinciden con nuestras ideas? Dios tiene asignados sus canales de luz, pero estos no son necesariamente las ideas de un grupo de hombres en particular. Cuando todos ocupen su lugar designado en la obra de Dios, y con empeño busquen su sabiduría y dirección, entonces se habrá hecho un gran avance para que la luz brille en el mundo. Cuando los hombres dejen de estorbar el camino, Dios obrará entre nosotros como nunca antes (Testimonios para la iglesia, tomo 5, p. 678).

Dios quiere que sean siempre reveladas las verdades de su Palabra al investigador ferviente. Aunque “las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios”, “las reveladas son para nosotros y para nuestros hijos” (Deuteronomio 29:29…) Es necesario recalcar con frecuencia el hecho de que los misterios de la Biblia no son tales porque Dios haya tratado de ocultar la verdad, sino porque nuestra debilidad e ignorancia nos hacen incapaces de comprender o posesionamos de la verdad. El límite no está fijado por su propósito, sino por nuestra capacidad. Dios desea que comprendamos tanto como lo permite nuestra mente, precisamente aquellas porciones de las Escrituras que a menudo se pasan por alto por considerárselas imposibles de comprender…

Es imposible para cualquier mente humana abarcar completamente siquiera una verdad o promesa de la Biblia. Uno comprende la gloria desde un punto de vista, otro desde otro, y sin embargo solo podemos percibir destellos. La plenitud del brillo está fuera del alcance de nuestra visión.

Al contemplar las grandes cosas de la Palabra de Dios, observamos una fuente que se amplía y profundiza bajo nuestra mirada. Su amplitud y profundidad sobrepasan nuestro conocimiento. Al mirar, la visión se expande; contemplamos extendido delante de nosotros un mar sin límites (La educación, p. 17).

Los planes eternos de Dios están por cumplirse, y el fin de todas las cosas está cerca. Es la hora cuando los que poseen un conocimiento de la verdad de Dios debieran alistarse bajo la bandera manchada de sangre del Príncipe Emmanuel. Debieran levantarse como defensores de la fe dada a los santos. Debieran hacer conocer al mundo qué significa guardar los mandamientos de Dios y tener la fe de Jesús. Debieran permitir que su luz brille claramente, derramando poderosos rayos sobre la senda de los que caminan en la oscuridad. Los soldados de Cristo debieran defender la verdad hombro a hombro, ser leales a ella, vindicando la ley de Jehová (Hijos e hijas de Dios, p. 271).

36


Miércoles 31 de enero | Lección 05_________________________________________________

MAYORDOMOS DE LA VERDAD ESPIRITUAL

Cuando pensamos en mayordomía, pensamos en cosas tangibles, y con razón. Pero, como acabamos de ver, la mayordomía va más allá de eso. Al igual que las posesiones tangibles, los dones intangibles también provienen de Dios. Estos bienes intangibles son posesiones espirituales que Dios nos da (1 Ped. 4:10) para que, en Cristo, podamos desarrollar caracteres cristianos y llegar a ser el pueblo que esté en él. Por lo tanto, debemos administrar los dones intangibles con más cuidado que los tangibles, pues son infinitamente más valiosos.

Lee Efesios 6:13 al 17. ¿Qué nos ha dado Dios para que administremos como mayordomos? ¿Por qué es tan esencial para nosotros la administración adecuada de estas cosas?

Efesios 6:13-17

13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.  14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,  15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.  16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.  17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;

“La dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro” (Rom. 6:23). El mundo, y todo lo que ofrece, no nos puede brindar la redención que tenemos en Cristo. La redención, un don que Dios nos da, es nuestra posesión más valiosa. Tener la realidad de la redención siempre ante nosotros nos ayuda a mantener en perspectiva nuestra mayordomía de las demás posesiones que Dios también nos ha dado.

“Solo se puede leer debidamente la enseñanza de la naturaleza a la luz que procede del Calvario. Hágase ver, por medio de la historia de Belén y de la cruz, cuán bueno es vencer el mal, y cómo constituye un don de la redención cada bendición que recibimos” (Ed 101).

La redención es nuestra solo porque Jesús pagó el precio final. Pablo dice claramente: “En él tenemos la redención mediante su sangre, el perdón de nuestros pecados, conforme a las riquezas de la gracia” (Efe. 1:7, NVI). La palabra “tenemos” significa que tenemos “redención”. Es nuestra, pero solo porque Dios nos la ha dado. Cuán importante, entonces, es que persistamos con “toda la armadura de Dios” (Efe. 6:11), para que el maligno no venga a quitárnosla. Porque la única manera en que puede hacer esto es si se lo permitimos, y eso sucederá solo si no obedecemos lo que se nos revela en “la palabra de Dios” (Efe. 6:17). Nuestra mayor protección es obedecer, por la fe, la luz que nos ha sido dada.

Vuelve a leer Efesios 6:13 al 17. ¿De qué modo nos ponemos la armadura de Dios, y en qué sentido somos mayordomos de todo lo que se nos ha dado en esa armadura?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

13Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.

Se nos invita a tomar la armadura de Dios, para poder resistir en el día malo, el día malo es una mezcla de luz y de obscuridad, una mezcla de tristeza y alegría, el día malo es un día tormentoso y también soleado. El día malo es el día de aflicción, el día malo es el día de tentación, el día malo es el día de persecución, y el día malo también es el día de la muerte.

Dios nos ha dado la advertencia de usar este traje especial de guerra, para poder salir victorioso cuando nos toque enfrentar el día malo de nuestras vidas. Ese traje tiene que tener todas las piezas ofrecidas por Dios, cada una de ella es indispensable para la victoria, con una de las piezas de la armadura que nos haga falta, se nos garantiza la derrota y posiblemente la muerte.

“14Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad,”

El cinturón o el cinto es lo que mantiene la armadura ajustada al cuerpo, da apoyo a los hombros, distribuye el peso de la armadura en todo el cuerpo y de esa manera disminuye la fatiga que el hombre experimenta en una guerra, y además defiende el corazón. Los cinturones antiguo eran hechos para cumplir estas funciones ya mencionadas.

Lo importante que tenemos que entender, es que el cinturón de la armadura de Dios, representa la verdad, si no tenemos la verdad como fundamento, será imposible que la armadura de Dios nos proteja en el día malo.

-Necesitamos tener una doctrina verdadera, que nos muestre la clara diferencia entre la verdad y el error

-Necesitamos un evangelio verdadero, y evitar tener un formalismo en la religión

-Necesitamos tener una profesión de fe verdadera en Dios, en la Biblia, en nuestras creencia y en nuestra doctrinas

-Necesitamos ser verdaderos y sinceros, evitar la simulación y la hipocresía

Necesitamos urgentemente el cinturón de la verdad, la palabra verdadera de Dios, el modelo verdadero de Jesucristo, y la presencia constante del Espíritu de Verdad.

La verdad es uno de los mas hermosos ornamentos de la religión:

-Hay verdad de juicio, y es cuando el hombre es juzgado y está en armonía con la Palabra de Dios

-Hay verdad de corazón, esto es cuando el hombre busca la aprobación de Dios desde el fondo de su corazón

-Está la verdad al hablar, y es la armonía entre las acciones del hombre y sus palabras

-Y está la verdad en la acción que es la simpleza, la confianza y la honestidad de las obras de un humano.

¿Por qué necesitamos tener la verdad? Porque la verdad es excelente, por que la verdad nos asemeja a Dios, porque la verdad es una de las perfecciones del cristianismo, porque la verdad es una necesidad.

Si nos estamos colocando la armadura de Dios o estamos vistiendo a alguien con la armadura de Dios, comencemos en orden, comencemos ciñéndonos con el CINTURON DE LA VERDAD, sobre el cinturón de la verdad, se colocaran las otras piezas de la armadura de Dios. Sino ¿Cómo se va a sostener la fe o la obediencia, si no se tiene la verdad?

 

“y vestidos con la coraza de justicia,”

Esta es la segunda pieza de la armadura de Cristo, que se debe de ceñir.

La armadura es el chaleco de metal que cubre el pecho y la espalda del guerrero. Es esa pieza que se introduce al cuerpo por la cabeza y consiste en dos partes unidas por unas bisagras en la parte de los hombros, se sujeta por los dos lados de la cintura. Esta pieza salvaguarda los órganos vitales del hombre y le evita la muerte o lo preserva de conseguir una herida de muerte.

La justicia hace lo mismo con nosotros, la justicia nos preserva la vida o evita que seamos heridos de muerte, tanto físicamente como espiritualmente. La biblia está llena de promesas para aquellos que practican, enseñan y defienden la justicia en el mundo. Cuando llega el momento del castigo, casi siempre la gente justa sale ilesa, pero todo aquel que ha cometido injusticia, siempre sufre el castigo por su injusticia, que en la mano de los hombres es casi siempre la muerte, y en las manos de Dios es siempre la muerte y muerte eterna.

 

“15y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.”

Los zapatos vienen del Divino Maestro, quien es un experto en todas las artes y sabe por experiencia las cosa que necesitamos, ya que él mismo recorrió el tortuoso y aspero camino del mundo.

7¡Cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas, del que anuncia la paz, del que trae nuevas del bien, del que publica salvación, del que dice a Sion: ¡Tu Dios reina!  Isaías 52

Parece contradictorio y antagónico, las palabras de guerra y de paz. El texto está hermosamente delineado, cuando describe a un guerreo, que en su vestimenta de guerra trae un evangelio de paz.

Los antiguos y los paganos en el tiempo de Pablo tenían un lema muy interesante que decía: “Si quieres paz, prepárate para la guerra”

Pero los cristianos tiene un lema totalmente diferente y totalmente opuesto: “Si tu quiere victoria sobre la guerra, asegura la paz en tu corazón”

Necesitamos tener paz con Dios, en el pasado, en el presente y en el futuro

Necesitamos tener paz cuando nos sometemos a la voluntad de Dios

Necesitamos tener paz con la Palabra de Dios y sus enseñanzas

Necesitamos tener paz con nosotros mismos y con nuestra conciencia

Necesitamos tener paz con nuestros hermanos de la iglesia

Necesitamos tener paz con el hombre en general

No hay cosa que moleste mas, que un par de zapatos mal ajustados a nuestros pies, nos inquieta, nos molesta, nos perturba, nos lastiman.

Los zapatos de paz que nos ofrece Dios en su armadura, son zapatos que calzan perfectamente a todo ser humano, son los zapatos que usa Jesús y usan todos sus santos, son antiguos y dóciles pero al mismo tiempo son nuevos y firmes, esos zapatos tienen una suela especial que con ellos se puede escalar las grandes altura de la santidad, esos zapatos dan una fortaleza para continuar la marcha diaria de todo cristiano, esos zapatos son una gran protección para las pruebas del camino.

“16Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.”

La fe, igual al escudo, nos protege de los ataques. Hubieron muchas clases de escudos en el tiempo antiguo, pero el texto de éste día se refiere a uno de esos escudos muy grandes. La palabra para escudo en ésta ocasión, muchas veces se traduce como “puerta” ya que los escudos que se usaban eran del tamaño de una puerta, que protegían completamente al guerrero. Esto nos hace recordar de la madre del soldado espartano, que mientras su hijo se dirigía a la guerra ella le grito: -Procura volver con tu escudo, si no lo traes cargando, que te traigan cargando en el escudo- Era tan grande el escudo para esos días, que también servía de cama para transportar a un herido o a un muerto.

La fe es el escudo que recibe los golpes que están destinados para el hombre. Los golpes son una realidad en la vida, nadie puede escapar de ellos, pero el escudo de la fe, recibirá los golpes y las laceraciones que el hombre estaba destinado a recibir.

“17Y tomad el yelmo de la salvación”

El yelmo es la pieza que protege la cabeza, el cuello y la nuca del guerrero. El yelmo es un objeto de esperanza, esperanza en la salvación. En nuestra mente se almacenan todos los pensamientos, ideas, sueños, deseos, e información acerca de Dios y de su reino. En nuestra cabeza se encuentra la vista, que es la lámpara de nuestro cuerpo, los oídos, y también nuestra boca y lengua, que son miembros vitales para la predicación de Dios. La salvación podríamos decir reside allí, es la oficina central de nuestro carácter, y el carácter es lo único que llevaremos al cielo. El yelmo que Dios nos ofrece, es la pieza perfecta para proteger la salvación ofrecida al hombre.

“y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios;”

La palabra de Dios de Dios es llamada la espada, el Autor es el Espíritu Santo. La espada se usa para resistir las tentaciones del enemigo, y también para destruir el trabajo de Satanás.

La Biblia no fue hecha solamente por un hombre, pudiéramos decir que Moisés hizo la empuñadura, Josué, Samuel, David, Salomón, Isaías, Jeremías, Daniel, y los profetas menores hicieron el cuerpo metálico, los apóstoles hicieron la punta, le dieron forma y filo a la espada.

La Biblia es como una espada por que se tomó mucho tiempo para completarla, y tenerla lista para su uso, se hizo de una manera que perdurará mientras éste mundo exista.

La espada era usada por los soldados para matar al enemigo, la Biblia tiene también la habilidad de matar: mata al pecado, que es el mas grande enemigo del humano aquí en la tierra. La Biblia logra matar al pecado, cuando nos relata del gran amor de Dios, al ofrecernos el perdón y la salvación a través de la muerte de Jesús.

Dios nos ha dado la espada para que la usemos, si con ella no logramos matar el pecado, entonces el pecado nos terminara matando a nosotros.

Entre mas pecados matemos con la espada, menos guerras y conflictos tendremos con nuestros hermanos y con nuestros prójimos.

 

ESPÍRITU DE PROFECÍA

No es la intención de Dios que la luz de ustedes brille de modo que las palabras o las obras les traigan la alabanza de los hombres, sino que ellos exalten y glorifiquen al Autor de todo bien. Jesús, en su vida, presentó a los hombres un modelo de carácter. ¡Cuán poco poder tuvo el mundo para moldearlo de acuerdo con sus normas!… Podríamos decir con Cristo: “Yo no busco mi gloria” (Juan 8:50). Su vida estuvo llena de buenas obras, y es nuestro deber vivir como vivió nuestro gran Ejemplo. Nuestra vida tiene que estar escondida con Cristo en Dios, y así la luz de Cristo se reflejará sobre nosotros y la reflejaremos sobre los que nos rodean, no simplemente en palabras o profesión, sino en buenas obras y en la revelación del carácter de Cristo. Los que reflejan la luz de Dios mostrarán una disposición amante. Serán alegres, dispuestos, obedientes a todos los requerimientos de Dios. Serán mansos y abnegados y trabajarán con amor dedicado a la salvación de las almas (Reflejemos a Jesús, p. 33).

Satanás observa ansiosamente para hallar desprevenidos a los cristianos. ¡Oh, si los seguidores de Cristo recordaran que la eterna vigilancia es el precio de la vida eterna! Muchos poseen una fe adormecida. A menos que sean fortalecidos, reanimados, instados a obrar, sus almas se perderán.

El yo debe morir y Cristo debe reinar en el corazón como supremo y único. Los pensamientos deben estar sujetos a él. Entonces la vida será una honra para su nombre. El alma recibirá poder de lo alto para resistir los engañosos ardides de Satanás (Alza tus ojos. p. 198).

¿Se han olvidado los adventistas del séptimo día de la advertencia dada en el sexto capítulo de Efesios? Estamos comprometidos en una lucha contra las huestes de las tinieblas. A menos que sigamos de cerca a nuestro Guía, Satanás obtendrá la victoria sobre nosotros.

“Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios” (Efesios 6:13-17) (Alza tus ojos, p. 198).

Si nuestros ojos se abrieran veríamos en nuestro derredor a los ángeles malignos tramando alguna nueva manera de dañarnos y destruimos; pero también veríamos a los ángeles de Dios que con su poder nos amparan, porque el ojo vigilante de Dios está siempre sobre Israel para el bien, y él protegerá y salvará a su pueblo si éste confía en él…

Vi que debemos vigilar y ponemos la armadura completa, embrazando el escudo de la fe para permanecer en pie y para que no nos dañen los ígneos dardos del maligno (Primeros escritos, p. 60).

37


Lección 05 | Jueves 1º de febrero__________________________________________________

NUESTRA RESPONSABILIDAD COMO MAYORDOMOS

Los mayordomos sabios se definen por su disposición a aceptar y ejecutar el principio moral de la responsabilidad personal. La aceptación de la responsabilidad personal está compuesta por las decisiones que tomamos y por lo que hacemos; y reconoce la relación entre causa y efecto. La disposición a aceptar la responsabilidad personal es un rasgo clave que no se puede ignorar cuando definimos lo que es un mayordomo, porque los mayordomos deben mostrar resolución al elegir, de corazón, lo que más le conviene al Propietario. Por lo tanto, esa disposición es una decisión que define la relación que se espera que un administrador tenga con Dios.

“Dios desea colocar al hombre en una relación directa con él. Él conoce el principio de la responsabilidad personal en todos sus tratos con los seres humanos. Intenta promover un sentido de dependencia personal y mostrar la necesidad de una dirección personal. Sus dones son confiados a los hombres en forma individual. Cada persona ha sido hecha un mayordomo de responsabilidades sagradas; cada una debe cumplir su tarea de acuerdo con las indicaciones del Dador; y cada una debe rendir cuentas a Dios del desempeño de su mayordomía” (TI 7:168).

Cuando nos convertimos en mayordomos, no transferiremos nuestra responsabilidad a otra persona o a una organización. Nuestra responsabilidad personal es para con Dios y se reflejará en todas nuestras interacciones con los que nos rodean (Gén. 39:9; ver también Dan. 3:16). Aceptaremos la tarea encomendada dando lo mejor de nosotros. El éxito a la vista de Dios dependerá más de nuestra fe y de nuestra pureza que de la inteligencia y el talento.

Lee 2 Corintios 5:10. ¿De qué manera se entienden estas palabras en el contexto de lo que significa ser un sabio mayordomo?

2 Corintios 5:10

10 Porque es necesario que todos nosotros comparezcamos ante el tribunal de Cristo, para que cada uno reciba según lo que haya hecho mientras estaba en el cuerpo, sea bueno o sea malo.

Los teólogos y los filósofos han debatido durante siglos la difícil cuestión del libre albedrío. Pero la Biblia es clara: nosotros, como seres humanos, tenemos libre albedrío y libertad de elección. La idea de ser juzgado por nuestros hechos no tiene sentido de otro modo. Por lo tanto, ciertamente tenemos la responsabilidad personal, por la gracia de Dios, de decidir realizar elecciones correctas en todo lo que hacemos, lo que incluye ser mayordomos fieles de todos los bienes de nuestro Maestro.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Para el día de hoy, no habrá comentario, es un tema muy entendible y el estudio de escuela sabática y la aportación del espíritu de profecía se complementan muy bien.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

¡Qué prueba significó para los tres amigos de Daniel la orden de adorar la gran imagen instalada por el rey Nabucodonosor en la llanura de Dura! Sus principios les prohibían rendir homenaje al ídolo, porque era un rival del Dios del cielo. Sabían que le debían a Dios toda facultad que poseían, y aunque sus corazones estaban llenos de generosa simpatía hacia todos los hombres, tenían la elevada aspiración de mantenerse enteramente leales a su Dios…

Así estos jóvenes, imbuidos del Espíritu Santo, declararon a toda la nación su fe de que el que ellos adoraban era el único Dios verdadero y viviente… Para impresionar a los idólatras con el poder y la grandeza del Dios viviente, sus siervos deben mostrar su reverencia hacia Dios. Deben manifestar que él es el único objeto de su honra y adoración y que… ni aun la preservación de su misma vida podrá inducirlos a hacer la menor concesión a la idolatría (En los lugares celestiales, p. 151).

Cada uno de nosotros decide su destino eterno, y de nosotros depende en absoluto que alcancemos la vida perdurable. ¿Viviremos las enseñanzas encerradas en la Palabra de Dios, que es el incomparable libro de texto de Cristo? Este es el libro más grandioso aunque el más sencillo y comprensible de todos cuantos se escribieron con miras a dar instrucciones respecto a la conducta conveniente en lo que a modales, lenguaje y sentimientos se refiere. Es el único libro que puede preparar a los seres humanos para la vida que se compara con la vida de Dios. Y los que estudien diariamente esta Palabra serán los únicos que merecerán el diploma que les dará derecho para educar y preparar a los niños para entrar en la escuela superior, donde serán coronados como triunfantes vencedores.

Cristo Jesús es el único que puede juzgar si los seres humanos están en condiciones de recibir la vida eterna. Los portales de la santa ciudad se abrirán ante los que hayan sido humildes, mansos y sencillos seguidores de Cristo, ante los que aprendieron sus lecciones… por haber formado según la divina semejanza (Mi vida hoy, p. 350).

38


Viernes 2 de febrero | Lección 05__________________________________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:

La palabra traducida como “mayordomo” en algunos versículos del Antiguo Testamento no viene de una sola palabra, sino de una frase: asher al bayt, “el que está sobre una casa”. Por ejemplo, Génesis 43:19 se puede traducir: “Y se acercaron al mayordomo de la casa de José, y le hablaron a la entrada de la casa”. Si se considera que la familia que reside en la casa es parte de la casa misma, entonces ¿qué es más valioso para una persona que su propia casa? Por lo tanto, un mayordomo es alguien a quien se le confía algo muy valioso que, sin embargo, no le pertenece. En muchos aspectos, eso hace que la responsabilidad sea aún mayor de lo que sería si el mayordomo estuviera a cargo de sus propias posesiones.

Esta misma idea se prolonga también en el Nuevo Testamento. “El NT toma ideas del AT y las une con ideas, conceptos y palabras del siglo I, enriqueciendo y ampliando de esa manera la enseñanza bíblica sobre mayordomía. Las palabras griegas más comunes usadas en relación con mayordomía derivan de óikos y oikía, casa. El oikonómos es uno que guarda la casa: el mayordomo o administrador. Oikonomía es el nombre abstracto, ‘administración de la casa’, y su significado es con frecuencia mucho más amplio” (Tratado de teología adventista del séptimo día, p. 733).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. En lugar de asumir la responsabilidad de comer el fruto prohibido, ¿qué le dijo Adán a Dios cuando este le preguntó qué había hecho (Gén. 3:12)? Qué interesante que una de las primeras respuestas humanas provocadas por el pecado sea tratar de echarle la culpa a otro. ¿Qué revela su respuesta sobre su disposición a aceptar la responsabilidad personal por sus actos? ¿Qué debiera decirnos esto sobre nuestra disposición también? ¿De qué forma podemos aprender a evitar la tendencia común de culpar a los demás por nuestros errores?
  2. En la clase, insiste más en la idea de ser mayordomos de cosas que no son tangibles sino espirituales. ¿Qué significa eso? ¿De qué modo “administramos” estas cosas?
  3. Piensa en los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14:6 al 12. ¿Qué verdades importantes se expresan allí sobre las que se nos ha dado la responsabilidad de ser mayordomos?
  4. ¿Por qué es tan importante para nosotros aprender a confiar y creer en las cosas espirituales que no entendemos completamente? ¿Después de todo, con qué costumbres mundanas lo hacemos todo el tiempo?

39


Escrito por: Tony García.

Gramática revisada por:
Pastor Noel Ruiloba y Nory Ester Garcia-Marenko

Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
www.sevendayradio.com
www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2018

12 pensamientos en “LECCIÓN 5 – MAYORDOMOS DESPUÉS DEL EDÉN – PARA EL 3 DE FEBRERO DE 2018

  1. Querido hermano Tony. Mi esposa Mary y yo, compartimos la felicidad que les embarga. Bendito sea nuestro Dios y Padre por ese hermoso regalo. Dios bendiga a Giovani y es bienvenido al pueblo de Dios. Feliz semana

  2. Felicidades por el bebé!!

  3. Hno Tony, que Dios les de sabiduria y paciencia a ti y a tu esposa, en la crianza de este hermoso regalo que Dios les ha hecho en este Nuevo Año. Bendiciones para toda la familia.!!!

  4. Que hermoso bebe hno felicitaciones Dios bendiga a ese hermoso niño y sea actuando Dios en su crianza y siga bendiciendo tu familia. Abrazos

  5. Gracias

    Enviado desde mi smartphone Samsung Galaxy.

    • Felicitaciones a la llegada de Goevanni Daniel. Dios lo bendiga a el y toda familia. Esta hermoso!

  6. Que hermoso bebe para el servicio de Dios y para que viva eternamente; es mi oración al Todopoderoso que sea de los humanos que van a ser llevados al cielo sin ver la primera muerte, ni la segunda sino solamente transformados que DIOS LES BENDIGA

  7. QUE DIOS bendiga a su hermoso bebé y a toda la familia

    ________________________________

  8. Muchas felicidades por el nacimiento de su bello bebe. Que Dios los bendiga

  9. Felicidades Familia García… Es un bebé hermoso y saludable! Y que nuestro Padre Celestial les provea de todos los elementos necesarios para que pueda crecer en gracia y sabiduría.
    Siempre agradecida por el tiempo que le dedican a este ministerio de la Escuela Sabatica y que Geovanni Samuel se integre pronto al equipo de trabajo. 🙂 Osculos santos para la hermosa familia.

  10. Bienvenido a la flia.adventista Geovani..tu familia espiritual!q Dios derrame abundantes bendiciones en uds.familia García Saravia para q sigan sirviendo en su causa y contribuyendo cada semana a q nuestro estudio de su palabra sea mas completo y ameno..MARANATHA

    • Que este bebé sea lleno del Espíritu Santo durante toda su vida para que colme de alegría este hogar. Felicitaciones a su padres.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.