Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 9 – ENGAÑOS DEL TIEMPO DEL FIN – PARA EL 2 DE JUNIO DE 2018

7 comentarios


** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea estudiar las lecciones anteriores, esto es lo que tiene que hacer:

1-Entre a la página central de Escuela Sabática Maestros, y a su lado derecho encontrará una barra llamada “CATEGORÍA”. Allí por favor elija el trimestre del año que desea estudiar.

2-Una vez usted haya elegido el trimestre del año que desea estudiar, el sistema automáticamente le proveerá la última lección del trimestre que usted escogió, que es la lección 13.

3-Si usted desea estudiar las lecciones anteriores a la lección 13, al final de la lección encontrará una barra llamada “ENTRADAS ANTIGUAS”. Si usted está en la lección 13, ésta barra lo llevará a la lección anterior que es la 12. Si usted está en la lección 12, ésta barra lo llevará a la lección anterior que es la 11, y así puede repetir éste proceso hasta que llegue a la lección que usted, desea estudiar.

Tenemos la lecciones disponibles para su estudio, desde el segundo trimestre del año 2014.


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


 File:1820 Saul Witch Endor byWashingtonAllston FiveCollegeMuseums.jpg

Saúl y la pitonisa de Endor – Washington Allston (1779-1843) EEUU

Los pensamientos pertenecientes a la GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA – EDICIÓN PARA MAESTROS de la Escuela Sabática no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional ni mundial. Más bien, es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer información adicional para quien estudia la lección de Escuela Sabática. Provee una ayuda extra para el maestro, a fin de entenderla mejor, y explicar de una manera más clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversiales, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de ayuda o de agrado para usted, se le pide que, por favor, lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 9: Para el 2 de junio de 2018

ENGAÑOS DEL TIEMPO DEL FIN

Sábado 26 de mayo_________________________________________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Apocalipsis 2:13, 24; 2 Corintios 11:13-15; Salmo 146:4; Génesis 1-2:3; Apocalipsis 13:1-17.

PARA MEMORIZAR:

“Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él” (Apoc. 12:9).

Incluso en el cielo, antes de su expulsión, Satanás trabajó para engañar a los ángeles. “Abandonando su lugar, que ocupaba en la presencia inmediata del Padre, Lucifer salió a difundir el espíritu de descontento entre los ángeles. Obrando con misterioso sigilo, y encubriendo durante algún tiempo sus verdaderos fines bajo una apariencia de reverencia hacia Dios, se esforzó en provocar el descontento con respecto a las leyes que gobernaban a los seres celestiales, insinuando que ellas imponían restricciones innecesarias” (CS 486).

En el Edén se disfrazó de serpiente y usó trucos contra Eva. A lo largo de la historia, hasta el día de hoy, e incluso después del milenio, usa el engaño (Apoc. 20:8) en un intento por lograr sus fines.

Lamentablemente, él es mucho más inteligente, más poderoso y más astuto que cualquiera de nosotros, por lo que necesitamos aferrarnos a Jesús y a su Palabra para protegernos de sus asechanzas. “Pero ustedes, los que se mantuvieron fieles al Señor su Dios, todavía están vivos” (Deut. 4:4, NVI). Sin duda, el principio aquí expuesto sigue siendo válido hoy también.

Esta semana veremos algunos de los engaños más eficaces del diablo.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Debemos examinar cuidadosamente el fundamento de nuestra esperanza, porque de las Escrituras hemos de entresacar la razón que hayamos de dar de ella… [Engaños] espiritistas se difundirán, y tendremos que luchar con [ellos] cara a cara, y si no estamos preparados, quedaremos engañados y vencidos. Pero si por nuestra parte hacemos cuanto podamos a fin de prepararnos para afrontar el conflicto que se avecina, Dios hará su parte y nos protegerá con su brazo omnipotente. Enviará a todos los ángeles de la gloria para levantar una valla alrededor de las almas fieles, antes que consentir en que las engañen y extravíen los falaces prodigios de Satanás (Primeros escritos, p. 262).

Cristo ha dado muchas advertencias contra las falsas doctrinas, los falsos profetas y los falsos cristos que surgirán y engañaran a muchos Por la luz que Dios se ha complacido en darme, como su humilde sien a. sé que estas profecías se han estado cumpliendo, y no han sido pocos los testimonios que se han dado para afrontar las situaciones que surgieron con el correr de nuestra experiencia religiosa. Habrá grandes engaños, e incluso “de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos” Hechos 20:30. Satanás mismo se disfrazará y se presentará como Cristo (El otro poder, p. 152).

Cuando los hombres, tentados por Satanás, cometen faltas, y sus palabras y comportamiento no son cristianos, tal vez no vean su condición, porque el pecado es engañador, y tiende a amortecer las percepciones morales. Pero mediante el examen de sí mismos, la investigación de las Escrituras y la humilde oración, con la ayuda del Espíritu Santo, serán capacitados para ver su error. Si entonces confiesan sus pecados y los abandonan, el tentador no les parecerá como ángel de luz, sino como un engañador.

Los que reciben el reproche y la corrección como de Dios, y así pueden ver y corregir sus errores, están aprendiendo preciosas lecciones aun de sus errores. Su aparente derrota es tornada en victoria. Se levantan, no confiando en sus propias fuerzas sino en la fortaleza de Dios. Tienen fervor, celo y afecto, unidos a humildad y controlados por los preceptos de la Palabra de Dios… Caminan, no tambaleándose sino seguros, en un camino donde brilla la luz del cielo (That I May Know Him, p. 239; parcialmente en A fin de conocerle, p. 238).

A medida que nos aproximamos al tiempo cuando los principados, las potestades y las huestes espirituales de maldad en las regiones celestiales se confabularán para luchar contra la verdad, cuando el poder engañador de Satanás será tan grande que engañará a los mismos escogidos, si tal cosa fuese posible, debemos permitir que el esclarecimiento divino agudice nuestro discernimiento, para que reconozcamos al Espíritu que es de Dios, y para que no ignoremos los artificios de Satanás. El esfuerzo humano debe unirse con el poder divino para que estemos en condiciones de cumplir la obra final para este tiempo (Mensajes selectos, tomo 2, p. 16).

61


Lección 9 | Domingo 27 de mayo___________________________________________________

EL MAYOR ENGAÑO

La primera lección de este trimestre trató del “Conflicto Cósmico”, que, lamentablemente, ha llegado más allá del cosmos, a nuestra Tierra.

Sin embargo, el problema es que muchos, incluyendo a los cristianos, no creen en este Gran Conflicto porque no creen en Satanás. Para ellos, los textos bíblicos que hablan de Satanás o el diablo son meramente expresiones de una cultura precientífica que trata de explicar el mal y el sufrimiento en el mundo. Para demasiadas personas, la idea de una entidad literal y sobrenatural que tiene designios malignos sobre la humanidad es ciencia ficción, semejante al famoso Darth Vader de “La guerra de las galaxias”, o algo así.

Lee Apocalipsis 2:13 y 24; 12:3, 7 al 9, 12 y 17; 13:2; y 20:2, 7 y 10. ¿Qué nos enseñan estos textos sobre la realidad de Satanás y especialmente sobre su papel en los acontecimientos de los últimos días?

Apocalipsis 2:13 y 24

13 Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás.

24 Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga;

Apocalipsis 12:3, 7-9, 12 y 17

También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas;

Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

 

12 Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.

17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Apocalipsis 13:2

Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.

Apocalipsis 20:2, 7 y 10

Y prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el diablo y Satanás, y lo ató por mil años;

Cuando los mil años se cumplan, Satanás será suelto de su prisión,

10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

La Revelación nos muestra cuánto poder tendrá Satanás sobre muchos habitantes del mundo en los últimos días, que los llevará no solo a alejarse de la salvación sino también a perseguir a los que son fieles a Jesús.

De todas las “maquinaciones” de Satanás (2 Cor. 2:11; una traducción de la palabra griega para “mente” [noemata]), quizás el mayor engaño sea hacer que la gente crea que él no existe. A fin de cuentas, ¿quién trataría de resguardarse de un enemigo abrumador del que no cree que sea real? Es asombroso ver cuántos dicen ser cristianos y sin embargo no se toman en serio la idea de un diablo literal. No obstante, asumen esa postura al ignorar o reinterpretar radicalmente los tantos versículos de la Palabra de Dios que revelan sus maquinaciones y tretas en este mundo, especialmente al aproximarnos al tiempo del fin. El hecho de que tantos rechacen la existencia literal de Satanás, incluso frente a las evidencias bíblicas tan abrumadoras, debería ser un poderoso recordatorio de cuán importante es que entendamos lo que enseña realmente la Biblia.

Aunque Apocalipsis habla de las maquinaciones de Satanás, especialmente en los últimos días, ¿qué gran esperanza podemos encontrar de Apocalipsis 12:11? ¿Cuál es nuestra fuente de poder contra el diablo?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Por la misericordia de DIOS, en esta semana tenemos un estudio deleitoso e interesante; además de ser muy interesante, es un estudio doctrinal.

Cuando se trata de estudios doctrinales, nos vemos muy limitados a los comentarios, ya que los estudios doctrinales traen muchos textos bíblicos. El objetivo del estudio es que entre todos esos textos bíblicos, en nuestras mentes quede clara una doctrina bíblica. 

 El primer tema  que se toca esta semana es que Satanás no es un mito, sino que es una persona real. También se tocan grandes mentiras, presuntamente bíblicas, que el enemigo de DIOS ha creado, como la santidad del domingo, la inmortalidad del alma, el evolucionismo, y la falsa interpretación de la Trinidad.

 En los versículos provistos para el estudio de este día, fácilmente llegamos a la conclusión de que Satanás es una persona, y no un mito, ni una leyenda de la antigüedad, como muchos parecen creer.

 Satanás existe; es un ser real, con una alta capacidad intelectual, que el Creador le dio al crearlo como ángel de luz, antes de que éste se rebelara contra su Hacedor. Durante milenios ha estado estudiando la mente y la disposición humanas, y eso le ha dado una gran experiencia en el mundo de la mentira y el engaño.

Hay un dicho popular muy interesante que reza: “Más sabe al diablo por viejo, que por diablo.” Este dicho hasta cierto punto es verdad; pero la realidad es que Satanás sabe mucho por la experiencia adquirida después de practicar sus estrategias, planes y ensayos ya por varios miles de años, pero su conocimiento se debe en su mayoría al poder intelectual que ha tenido y aún sigue teniendo, siendo éste uno de los más elevados poderes intelectuales en el universo; la diferencia es que después de su caída, lo ha usado solamente para obrar el mal.

 El mensaje central del estudio de este día es de no tomar livianamente ningún vínculo, invitación, oferta o insinuación que el diablo nos presente, porque sin duda alguna saldremos perdedores.

 Nuestra inteligencia, personalidad, experiencia, y voluntad, por sí solos,  no son suficientes para enfrentarnos al diablo y salir vencedores; sin duda alguna, en el campo espiritual, estamos condenados a perder si guerreamos sólitos contra él.

 La única manera de salir victoriosos frente al diablo, es aferrándonos a un “escrito está” como lo hizo Jesús en el desierto de la tentación. Nuestra única seguridad en contra del diablo, es escudarnos en Cristo Jesús, ya que él ha salido vencedor en todos los enfrentamientos que ha tenido contra del diablo. Además de esto, Jesucristo es Dios.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Otro error sutil y perjudicial que se está difundiendo rápidamente, consiste en creer que Satanás no es un ser personal; que su nombre se emplea en las Sagradas Escrituras únicamente para representar los malos pensamientos y deseos de los hombres…

Innumerables son las doctrinas erróneas y las ideas fantásticas que imperan en el seno de las iglesias de la cristiandad. Es imposible calcular los resultados deplorables que acarrea la eliminación de una sola verdad de la Palabra de Dios.

Pocos son los que, habiéndose aventurado a hacer cosa semejante, se contentan con rechazar lisa y llanamente una sencilla verdad. Los más siguen rechazando uno tras otro los principios de la verdad, hasta que se convierten en verdaderos incrédulos (El conflicto de los siglos, pp. 515, 516).

Satanás fracasó en su empeño de tentar a Jesús en el desierto. El plan de salvación pudo llevarse a cabo. Se pagó el exaltado precio por la redención de la humanidad. Y ahora Satanás procura destruir el fundamento de la esperanza cristiana y convertir las mentes humanas en canales adulterados para que no se beneficien ni se salven mediante el gran sacrificio que se ofreció. Induce a los seres humanos caídos, “con todo engaño de iniquidad”, a creer que pueden prescindir de una expiación, que no necesitan depender de un Salvador crucificado y resucitado, que los propios méritos del ser humano le conseguirán el favor de Dios. Y luego destruye la confianza de los seres humanos en la Biblia, sabiendo muy bien que cuando tiene éxito en eso y destruye la fe en el detector de engaños que coloca una marca sobre su persona, entonces él está seguro. Afirma en las mentes el engaño de que no existe un diablo personal, y los que creen en esto no llevan a cabo ningún esfuerzo para resistir y luchar contra lo que piensan que no existe. En esta forma los pobres y ciegos mortales adoptan la máxima: “cualquier cosa que sea está bien”. No reconocen ninguna regla para medir su conducta (Testimonios para la iglesia, tomo 1, p. 265).

¿Estamos preparados para la prueba que nos aguarda cuando se manifiesten más plenamente los milagros mentirosos de Satanás? ¿No serán entrampadas y apresadas muchas almas? Al apartarse de los claros preceptos y mandamientos de Dios, y al prestar oído a las fábulas, la mente de muchos se está preparando para aceptar estos prodigios mentirosos. Todos debemos procurar armarnos ahora para la contienda en la cual pronto deberemos empeñarnos. La fe en la Palabra de Dios, estudiada con oración y puesta en práctica, será nuestro escude contra el poder de Satanás y nos hará vencedores por la sangre de Cristo (Testimonios para la iglesia, tomo 1, p. 272).

No es necesario que ninguno de nosotros ceda a las tentaciones de Satanás, y así viole su conciencia y agravie al Espíritu Santo. Ha sido hecha en la Palabra de Dios toda provisión para que todos tengan la ayuda divina en sus esfuerzos para vencer. Si mantienen a Jesús delante de sí, llegarán a ser transformados a su imagen. Todos los que por la fe tienen a Cristo morando en sí están dotados de un poder que les dará éxito en sus trabajos. Se estarán haciendo constantemente más y más eficientes en su trabajo, y la bendición de Dios, manifestada en la prosperidad de la obra, testificará de que son verdaderamente colaboradores de Cristo (Testimonios para la iglesia, tomo 5, p. 542).

62


Lunes 28 de mayo | Lección 9______________________________________________________

LOS DOS GRANDES ERRORES

Lee los siguientes versículos. ¿Qué nos dicen sobre el poder de Satanás para engañar?

2 Cor. 11:13-15

13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz. 15 Así que, no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia; cuyo fin será conforme a sus obras.

2 Tes. 2:9-10

inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con gran poder y señales y prodigios mentirosos, 10 y con todo engaño de iniquidad para los que se pierden, por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos.

Apoc. 12:9

Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

Apoc. 20:10

10 Y el diablo que los engañaba fue lanzado en el lago de fuego y azufre, donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

Como señalamos en una lección anterior, Jesús les había advertido a sus seguidores acerca de los engaños de los últimos tiempos. Específicamente advirtió sobre el surgimiento de falsos cristos y falsos profetas que “a muchos engañarán” (Mat. 24:5).

Sin embargo, los falsos cristos y los falsos profetas no son los únicos engaños del tiempo del fin de los que tenemos que ser conscientes. Nuestro enemigo en el Gran Conflicto tiene muchas estratagemas diseñadas para engañar a todos los que pueda. Como cristianos, necesitamos ser conscientes de esas artimañas, y solo podremos lograrlo al conocer la Biblia y obedecer sus enseñanzas.

Elena de White explica dos de esos grandes engaños: “Merced a los dos grandes errores, el de la inmortalidad del alma y el de la santidad del domingo, Satanás someterá a la gente bajo sus engaños. Mientras el primero pone el fundamento del espiritismo, el segundo crea un lazo de simpatía con Roma. Los protestantes de los Estados Unidos serán los primeros en tender sus manos a través de un doble abismo: para asir la mano del espiritismo y para estrechar las manos con el poder romano; y bajo la influencia de esta triple alianza ese país marchará en las huellas de Roma y pisoteará los derechos de la conciencia” (CS 574).

¡Qué increíble es ver, incluso muchos años después de que se escribieran esas palabras, cuán frecuentes siguen siendo “los dos grandes errores” en el mundo cristiano!

¿Por qué el conocimiento de las verdades bíblicas y la disposición a obedecer esas verdades son el arma más poderosa que tenemos contra los engaños del diablo, especialmente en los últimos días?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

DIA LUNES Y MARTES, JUNTOS

13 Porque éstos son falsos apóstoles, obreros fraudulentos, que se disfrazan como apóstoles de Cristo. 14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.  (2 Corintios 11)

 Entre las iglesias con más crecimiento en el mundo están las iglesias pentecostales. Interesantemente, ellos no tienen una organización como la tenemos nosotros; a pesar de ello, tiene un crecimiento sin comparación, dentro de las iglesias cristianas.

 Ellos, los hermanos pentecostales –al igual que otros evangélicos–  son reconocidos por el don de sanidad divina, entre otros.  No es raro ver en grandes campañas o en programas de televisión, “milagros” de sanación divina que ocurren constantemente.

 Por el otro lado, podemos ver a la iglesia católica también tratando de entrar en el sindicato de sanadores divinos. En los viajes que el papa hace alrededor del mundo, le llevan todo tipo de enfermos, desde las enfermedades que no se ven, hasta enfermos con esclerosis múltiple y  parálisis.

El papa se acerca a ellos, les habla, los toca y con algunos de ellos gasta unos segundos más de su apretada agenda. Las cámaras están constantemente pendientes del resultado de esos acercamientos entre el papa y el enfermo.

Es cuestión de días para que ocurra un milagro de sanación divina realizado por el papa. Cuando este milagro muy esperado llegue a suceder, esa será noticia a nivel mundial que pondrá a la iglesia católica y al papa en una elevada posición religiosa en el mundo y también a la par de las religiones evangélicas-pentecostales.

 A medida que estos milagros de sanación divina sucedan y se acrecienten, entonces se  efectuará una de las alianzas más funestas del mundo: la unión del protestantismo y el catolicismo, que acarreará como resultado el final del mundo.

 Las palabras de Elena de White tomarán fuerza y sentido:

“Merced a los dos grandes errores, el de la inmortalidad del alma y el de la santidad del domingo, Satanás someterá a la gente bajo sus engaños. Mientras el primero pone el fundamento del espiritismo, el segundo crea un lazo de simpatía con Roma. Los protestantes de los Estados Unidos serán los primeros en tender sus manos a través de un doble abismo: para asir la mano del espiritismo y para estrechar las manos con el poder romano; y bajo la influencia de esta triple alianza ese país marchará en las huellas de Roma y pisoteará los derechos de la conciencia” (CS 574).

 Por el momento ya el mundo evangélico comparte mano a mano con la iglesia católica la doctrina de la inmortalidad del alma y la veneración del día domingo.

 La inmortalidad del alma es el fundamento del espiritismo: todo aquel que cree que el muerto no está muerto, sino que sigue vivo, se expone a entrar en una experiencia espiritista que puede ser desde una experiencia liviana hasta una experiencia de dimensiones profundas. 

 El espiritismo es un tema extremadamente amplio, que cubre desde las simples y populares supersticiones hasta las más grotescas, repugnantes y aterradoras experiencias demoníacas y espiritistas.

 También el espiritismo se puede disfrazar bajo el manto del cristianismo, y aparecer como sueños, visiones, apariciones, voces, don de lenguas y sanación divina; por supuesto, comprendemos que esas manifestaciones son las falsas imitaciones de los verdaderos dones espirituales, que son los frutos y los dones del Espíritu Santo.

 Uno de los casos más típicos de espiritismo que encontramos en la Biblia, es el caso del rey Saúl invocando al ya fallecido profeta Samuel.

 Una noche Saúl se disfrazó y, acompañado por dos de sus hombres, se fue a ver a esa mujer. Cuando llegó, le dijo:

—Quiero que llames al espíritu de un muerto. Necesito preguntarle algo.

La mujer respondió:

—Tú bien sabes que Saúl ha expulsado de Israel a todos los adivinos y espiritistas. Si hago lo que me pides, con toda seguridad me matarán.

10 —Te juro por Dios —le aseguró Saúl— que nadie te castigará si haces lo que te pido.

11 Ella preguntó:

—¿Quién quieres que se te aparezca?

—Llama a Samuel —le contestó Saúl.

12 La mujer obedeció. Pero cuando vio aparecer a Samuel, lanzó un fuerte grito y le dijo a Saúl:

—¡Usted es Saúl! ¿Por qué me engañó?

13 —No tengas miedo —le aseguró el rey—. ¡Dime lo que ves!

Ella le dijo:

—Veo a un espíritu que sube del fondo de la tierra.

14 —¿Y cómo es él? —le preguntó Saúl.

—Es un anciano vestido con una capa —respondió ella.

Al darse cuenta Saúl de que se trataba de Samuel, se inclinó de cara al suelo. 15 Samuel le preguntó:

—Saúl, ¿por qué me llamaste? ¿Por qué no me dejas descansar?

—Estoy desesperado —contestó Saúl—. Los filisteos me hacen la guerra, y Dios me ha abandonado. Ya no me responde, ni en sueños ni por medio de profetas. Por eso te he llamado, para que me digas qué debo hacer.

16 Y Samuel le dijo:

—Si Dios te ha abandonado, y ahora es tu enemigo, ¿para qué me consultas?

17-18 »Dios está haciendo contigo lo que ya te había dicho yo que iba a hacer. Por haberlo desobedecido y no haber matado a todos los amalecitas, Dios te ha quitado el reino y se lo ha dado a David.

19 »Además, los filisteos vencerán mañana a los israelitas, y tú y tus hijos morirán y vendrán a hacerme compañía.  (1 Samuel 28 {Traducción en Lenguaje Actual}) 

 La parte interesante de esta  experiencia es que se da la aparición de un muerto y una conversación muy inteligente entre una persona muerta y una persona viva.  La conversación aún va más allá, porque esa conversación se basa en la consulta del futuro: y hay una respuesta a la consulta y una predicción del futuro que es certera.

 En esta conversación se le dice a Saúl que al día siguiente morirá y no solamente él, sino que también morirán sus hijos.

 Así murió Saúl en aquel día, juntamente con sus tres hijos, y su escudero, y todos sus varones.  (1 Samuel 31 {Traducción en lenguaje actual})

¿No es acaso que el único que conoce el futuro a la perfección es Dios? La respuesta es sí: Dios es el único que sabe el futuro perfecto, y nadie más. Entonces ¿cómo pudo el diablo predecir lo que en verdad pasó al día siguiente?

El diablo no conoce el futuro perfecto, él lo conoce como nosotros lo conocemos. Yo sé que tengo planes de levantarme mañana muy de mañana, irme al trabajo y laborar mis horas normales; eso es un futuro incierto, pero los detalles de ese día no los conocemos, eso solamente lo conoce Dios.

 El diablo no conoce el futuro perfecto, pero en el caso de Saúl lo acierta con precisión. Es interesante notar que el diablo habla en nombre de Samuel, como si él fuera el propio Samuel.

 La respuesta a esta pregunta la encontramos  en los versículos 15 y 16; tanto el propio Saúl como el diablo, sabían que Dios había abandonado completamente a Saúl.

15 Samuel le preguntó: —Saúl, ¿por qué me llamaste? ¿Por qué no me dejas descansar? —Estoy desesperado —contestó Saúl—. Los filisteos me hacen la guerra, y Dios me ha abandonado. Ya no me responde, ni en sueños ni por medio de profetas. Por eso te he llamado, para que me digas qué debo hacer. 16 Y Samuel le dijo: —Si Dios te ha abandonado, y ahora es tu enemigo, ¿para qué me consultas?

 Cuando una persona se sale de la protección divina, automáticamente queda bajo el antojo  y decisión del diablo y el diablo puede hacer como a él le venga en gana con una persona que por su propia voluntad se ha salido de la protección divina.

A pesar que el diablo no conoce el futuro perfecto, al día siguiente de esta conversación, tanto Saúl como sus hijos quedaron muertos en el monte de Gilboa, y esto fue el resultado que Saúl se salió de la protección divina y quedó expuesto a la voluntad del diablo, que es sólo destrucción y muerte.

Cuando Dios dejó de proteger a Saúl, el diablo podía quitarle la vida cuando él lo deseara y así mismo lo hizo.

 ¿Y qué pasó con los hijos, si ellos no habían cometido el pecado del espiritismo de su padre Saúl?

 18 Jehová, tardo para la ira y grande en misericordia, que perdona la iniquidad y la rebelión, aunque de ningún modo tendrá por inocente al culpable; que visita la maldad de los padres sobre los hijos hasta los terceros y hasta los cuartos.  (Número 14)

 18 que haces misericordia a millares, y castigas la maldad de los padres en sus hijos después de ellos; Dios grande, poderoso, Jehová de los ejércitos es su nombre;  (Jeremías 32)

 ¿Por qué es importante comprender a perfección la historia de Saúl invocando al profeta Samuel que ya estaba muerto?

Porque cualquier que lea esta historia,  y no tiene ninguna base bíblica, fácilmente llega a la conclusión que a los muertos se les puede invocar, que ellos se pueden aparecer, y nos pueden ayudar, ya que inclusive conocen el futuro.

 

Otra historia de la Biblia que se presta a confusión es la parábola del rico y Lázaro.

 19 Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. 20 Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, 21 y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. 22 Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24 Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25 Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. 26 Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. 27 Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, 28 porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. 29 Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. 30 Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. 31 Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. (Lucas 19)

 La parábola está registrada sólo en el libro de Lucas, y enseña dos grandes verdades: la importancia de “hoy” en el proceso de salvación y la ausencia de una oportunidad para la salvación después de la muerte.

La parábola no enseña que las riquezas son malas en sí, ni que es bueno ser pobre. Tampoco enseña que los pobres deben acomodarse a la puerta de la casa de los ricos, ni que los cristianos deben mojar sus dedos en agua para refrescar con ella la lengua de los incrédulos… Sería ridículo aseverar tales absurdos. Lo que sí enseña es que no debemos perder la oportunidad de dejarnos salvar por Cristo mientras estamos vivos sobre esta Tierra.

 No hay una segunda oportunidad. Todos somos salvados y juzgados por la actitud hacia Jesús hoy. “He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación” (2 Corintios 6:2).

 La parábola también enseña que la recompensa eterna no tiene que ver con las posesiones. El hombre rico “que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez” (Lucas 16:19) pasó por alto a Dios.

Si no se reconoce a Dios, tampoco se toma en cuenta a los demás seres humanos. El pecado del rico no fue su riqueza, sino no reconocer que la familia de Dios es más amplia de lo que él estaba preparado para aceptar. Mientras vivió, el rico descuidóocuparse de su salvación con temor y temblor” (Fil. 2:12).

 La segunda verdad que Jesús enseña aquí es que no hay segunda oportunidad para la salvación después de la muerte. “[…] está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio” (Hebreos 9:27).

 Cualquier teología que enseña una “segunda oportunidad” después de la muerte es engañosa.

 Usualmente las parábolas se usan para dar forma a un relato. En otras palabras, no podemos tomar los detalles de una parábola en forma literal, a menos que el texto así lo especifique; lo más importante es darle la aplicación espiritual.

 La parábola presenta a un rico que no trata mal a Lázaro pero, aunque tiene muchas oportunidades de socorrerlo, tampoco lo hace.

 El lenguaje es todo figurado, Lázaro a su muerte es llevado por los ángeles al “seno de Abraham” Creencia judía que sostenía que Abraham estaba a la entrada del paraíso dando la bienvenida a todos los que llegaban allí. En nuestro día algunos creen que es Pedro el encargado de dar la bienvenida al cielo. 

 “y murió también el rico, y fue sepultado. 23 Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos,”

 La palabra griega básanos  es usada en esta ocasión para referirse a tormento.

Esta palabra (básanos) la encontramos en la Biblia en diferentes textos, y se usa para: 

-Alguien que sufre una enfermedad (Mateo 8: 6)

-Alguien que sufre por la agitación de las olas (Mateo 4: 24)

-La fatiga que experimentaron los discípulos al remar (Mateo 6: 48)

-Una tensión psíquica (2 Pedro 2:8)

– Y también se usó para describir el tormento que sufrieron los malos espíritus al enfrentarse con Jesús. (Mateo 8: 29 – Marcos 5: 7- Lucas 8: 28)

En pocas palabras, básanos no significa infierno como muchas la traducen, sino que significa:  una gran angustia, agitación o aflicción.  

 La Biblia dice que “los muertos nada saben”; además, Jesús comparó la muerte con un sueño. El creer que las personas al morir van a algún lugar para sufrir tormentos no tiene base bíblica y es contradictorio con las mismas enseñanzas de Cristo con respecto a la muerte. Sin duda, en la parábola del rico y Lázaro, el lenguaje es figurado, y estas palabras no pueden ser tomadas literalmente.

 Otra asunto importante, que no podemos pasar por alto, es que de acuerdo con la Biblia, el impío sufrirá su castigo en el infierno (gehena), no en el sepulcro (hades) y en la parábola del rico y Lázaro se ve al rico sufriendo (básanos) en el sepulcro. Nadie sufre en el sepulcro, el sepulcro es un descanso por inconsciencia total; se sufrirá en el infierno, cuando éste ocurra, en su momento correcto. La Santa Biblia NO enseña que hay un infierno ahora.

 Otro dato absurdo que tenemos que recalcar es la proximidad entre el cielo y el infierno. De acuerdo con la letra de la parábola, los dos lugares están tan cerca que los del cielo pueden contemplar los sufrimientos de los que están en el infierno, y los que están en el infierno pueden contemplar la felicidad de los que están en el cielo.

 Las personas que enseñan esta parábola de manera literal, admiten que el acto de descansar en el seno (o en el pecho) de Abraham es solamente  un lenguaje figurado, ya que es imposible que todos los salvados, que son millones y millones, puedan descansar en el seno (en el pecho) de Abraham, también admiten que la cercanía entre el cielo y el infierno es igualmente un lenguaje figurado.

 Al admitir esto, se tiene que admitir que toda la parábola está escrita en lenguaje figurado y no literal. O se toma todo literal o se toma todo figurado, pero no podemos tomar parte literal y parte figurada; si lo hacemos de esa manera, estaríamos cometiendo un error bíblico que nos lleva a aceptar y enseñar una doctrina que no existe, en pocas palabras estamos enseñado los que nos conviene o nos gusta. De esta manera nos volveríamos partícipes de una herejía doctrinal.

Concluimos, pues, que en la parábola del rico y Lázaro Cristo NO enseña la inmortalidad del alma, sino todo lo contrario. El alma es mortal: muere con la persona. Todo arreglo de eternidad se hace durante la vida.

 

La Biblia está llena de textos con respecto al estado de los muertos. Algunos de ellos son:

 Dios no quiere que nadie muera, Ezequiel 18: 32

32 Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis.

 La muerte es la paga de todo aquel que peca. Romanos 6: 23

23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

 El muerto no puede recordar, ni amar, ni odiar ni envidiar. Eclesiastés 9: 5, 6

Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido.

También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.

 Un muerto no puede adorar a Dios. Salmo 6: 5

Porque en la muerte no hay memoria de ti;
En el Seol, ¿quién te alabará?

 Salmos 115: 17

No alabarán los muertos a JAH,
Ni cuantos descienden al silencio

 La muerte biológica del hombre es la misma muerte de un animal. Eclesiastés 3: 19, 20

19 Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad.

20 Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo.

 No hay una segunda oportunidad de salvación para los muertos. Hebreos 9: 27

27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

 Isaías 38: 18

18 Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad.

 El muerto no anda visitando a nadie, ni anda de paseo, Job 7: 9-10

Como la nube se desvanece y se va,
Así el que desciende al Seol no subirá;

10 No volverá más a su casa,
Ni su lugar le conocerá más.

  Ningún muerto sufre ni se alegra por la condición de sus hijos, parientes o amigos,  Job 14: 21

Sus hijos tendrán honores, pero él no lo sabrá;
O serán humillados, y no entenderá de ello.

 El espíritu de un muerto no es otra persona; el espíritu es sencillamente el permiso para vivir que nos concede Dios, y cuando la persona muere ese permiso vuelve a Dios. Eclesiastés 12: 7

y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.

 El alma no es mortal, el alma muere. Ezequiel 18: 4

He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá.

 El único que es inmortal es Dios. 1 Timoteo 6: 15, 16

15 la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores,

16 el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

No importa cuán real parezca ser la historia que escuchemos, la Biblia dice claramente que los muertos ya no saben, ya no salen, ya no piensan, ya no sufren, y ya no sienten. ¡Los muertos, muertos están!

Es curioso observar que, quienes pregonan la inmortalidad del alma y la existencia de un tormentoso infierno,  al oficiar un entierro, casi nunca envían al difunto al infierno. Antes bien, lo envían a la gloria, al seno de María…

Cualquier presunta aparición de un muerto, no es la persona muerta; como en el caso de Saúl, es la aparición de un demonio en la forma y voz del difunto, para fundamentar en la mente del hombre la atroz, funesta y depravada herejía de la inmortalidad del alma.

 

14 Y no es maravilla, porque el mismo Satanás se disfraza como ángel de luz.  (2 Corintios 11)

Satanás fue en un momento de la eternidad, un brillante ángel de luz. Su nombre Lucifer se traduce como lucero resplandeciente de la mañana.

 En un momento de su egocéntrica vida, se tornó el ángel de las tinieblas. Pero la Biblia nos informa que el ángel de las tinieblas se va a disfrazar como el ángel de luz que era en la antigüedad, no en la forma real que era antes, sino en una forma de semejanza o apariencia.

 Satanás tiene la habilidad de transformar su cuerpo en diferentes formas; esto ya lo ha mostrado en tiempos pasados.  A Eva se le presentó como una hermosa serpiente con alas, y encima de todo era una serpiente parlante, que hablaba; por eso no es de extrañarnos si encontramos en el mundo espiritista personas que logran transformarse a formas de animales, siendo los mas comunes un lobo, un perro o un cerdo; ya Satanás ha demostrado que tiene la capacidad de mimetismo o transformación.

 También ya Satanás ha mostrado que puede transformarse en un maravilloso ángel de luz: lo hizo cuando se presentó a tentar a Cristo en el desierto. El espíritu de profecía comenta que Satanás se presentó a Cristo como un ángel que venía del cielo, mandado por Dios, con la intención de ayudar a Cristo en su momento de aflicción y de necesidad física.

Cristo descubrió a Satanás cuando se presentó en la tentación del desierto,  porque Cristo es el Creador de todas las cosas, incluyendo a los ángeles. Pero descubrimos que Cristo nos dio una lección de cómo reprender a un demonio que tiene la capacidad de transformarse en un mensajero divino:

 En primer lugar  tenemos que conocer la Biblia y, en segundo lugar, cuando sepamos la Biblia, tenemos que adherirnos estrictamente a un  “escrito está”.

 Con Satanás tenemos prohibido filosofar, pensar, negociar, o razonar; en esos campos saldremos perdedores, pero un “escrito está” es contundente, es cortante, es definido, es autoritario, es la Palabra de Dios. Tiene poder, ya sea pronunciada, ejercida, afirmada, confirmada o citada por labios humanos.

La presencia y fortaleza de Cristo en la vida del cristiano es imprescindible para vencer al tentador. Es oportunísimo cantar Tentado, no cedas. (Himnario adventista, 372) 
1
Tentado, no cedas; ceder es pecar;
más fácil sería luchando triunfar.
¡Valor!, pues, resuelto, domina tu mal;
Dios puede librarte de asalto mortal.

 

Coro
En Jesús, pues, confía;
en sus brazos tu alma
hallará dulce calma;
él he hará vencedor.

2
Evita el pecado, procura agradar
a Dios, a quien debes por siempre ensalzar;
no manche tus labios impúdica voz;
preserva tu vida de ofensas a Dios.

3
Amante, benigno y enérgico sé;
en Cristo, tu amigo, pon toda tu fe;
rinde a Dios tu vida, ríndele tu ser;
corona te espera y vas a vencer. 

Estos dos requisitos primordiales que son escudriñar las escritura y adherirnos a un “escrito está” van juntos, para no ser engañados por “el ángel de luz”, no se los puede separar. ¿Cómo podremos responder con un “escrito está”, si no sabemos lo que la Biblia enseña? De aquí parte la inamovible idea, la orden divina y humana, de estudiar la Biblia constantemente, profundamente, con oración, meditación y principalmente con plena disposición de obedecerla.

 Curiosamente, en estos dos encuentros que tuvo Satanás, tanto con Eva como con Jesús, trajo consigo la Palabra de Dios; el problema es que no la trajo para acatarla, sino para entrampar a alguien. Con Eva tuvo éxito, mas -¡gloria a DIOS!- no con JESÚS.

 Cada vez que Satanás se disfraza de ángel de luz, se da el lujo de presentarse con la Biblia en la mano, y con un texto bíblico de memoria en sus labios.

 De esto aprendemos que cuando Satanás se disfraza de ángel de luz, es para convertirse en un gran predicador, predicador de un evangelio corrupto, espurio, disfrazado y mortal.

 Cuando Satanás se disfraza en ángel de luz, es cuando el mensaje de las tinieblas se propaga con la más grande intensidad, convicción y efectividad.

 Todo hombre que se “convierte” cuando el ángel de las tinieblas está predicando disfrazado como ángel de luz, abraza un evangelio equivocado:

-Un evangelio que afecta la mente, pero no transforma el corazón

-Un evangelio que produce una extraña fe, que no puede -aunque quiera- llevar los frutos de la santidad

 -Un evangelio que produce celo espiritual destructivo, porque carece de conocimiento bíblico.

 Satanás se transforma en un ángel de luz y se convierte en un gran predicador de filosofía, de moralidad, de conveniencia, de ritos y ceremonias, de austeridad o severidad, de fanatismo y de superstición.

 El diablo puede aparecerse como un predicador de filosofía: Contradice y vuelve mística la Palabra de Dios.  Es un experto para confundir los principios y fundamentos bíblicos con la especulación; deja dudas en la mente del hombre, logra que la simpleza de la verdad bíblica se tergiverse con salvajes teorías que solamente pertenecen a la imaginación.

 Muchas veces logra que abriguemos una filosofía que nos confunda en asuntos de fe y de adoración, y nos induce por un evangelio conforme a las reglas y comportamientos del mundo.

 A veces abrazamos una filosofía que puede confundir nuestra fe en el Cristo del cristianismo, aprendiendo a poner más atención a la salud, a la temperancia o a la economía y dejamos un lado los verdaderos fundamentos del cristianismo.

Escritores poderosos sostienen la filosofía de que la guerra es un sacrificio necesario para el progreso de la humanidad, aseveran que la guerra es una escuela de virtud.  No contentos con aceptar que lo malo es malo en sí, declaran que la maldad en realidad no existe; declaran que lo bueno y lo malo son casi lo mismo, solamente hay una pequeña diferencia entre el bien en su pureza total y el bien que no es totalmente puro. Esta es la base para la filosofía de la perdición.  

 En nombre de la razón, de la independencia y del progreso, el gran predicador de la filosofía, parado en su púlpito de engaños, disfrazado como ángel de luz, con la Biblia en la mano y con un texto bíblico de memoria en sus labios, puede llegar a convencernos de que la cruz de Cristo no es tan necesaria para la salvación del pecador. 

Un predicador de moralidad: Trabaja incesantemente para degradar la Palabra de Dios, es experto en retirar el espíritu de la Palabra y solamente deja la letra, convirtiéndose de esa manera la Palabra de Dios en una regla, en un código de decencia, pero sin vida.

 Un predicador de la conveniencia: Esta es una de las peores herramientas satánicas en contra de la Palabra de Dios. Con esta herramienta se evaden las verdaderas obligaciones del evangelio y se las reemplaza con otras actividades que no son tan necesarias, pero están revestidas con el manto de la aparente solemnidad religiosa.

 Un predicador de ritos y ceremonias: Por cualquier razón el humano siempre tiene complacencia con una vida espiritual exterior, descuidando lo más importante, que es la vida interior. En el evangelio de los ritos y ceremonias se dejan las órdenes y mandamientos divinos y se los reemplaza por formalismos religiosos.

 Un predicador de austeridad: Este es uno de los más refinados sermones del diablo; este sermón Satanás casi nunca  lo predica al pueblo en general, sino que solamente lo predica a aquellos que tienen tendencias  religiosas fanáticas. Los fanáticos religiosos son personas que usan la austeridad o severidad, para imponer ideas o comportamientos en la iglesia o en la familia, ideas que son extremas y son tan pesadas que se vuelven difíciles de llevar.

Los fanáticos religiosos son miembros de la funesta congregación del ángel de las tinieblas.

 Un predicador de superstición: Convertir al evangelio en algo molesto es una de las estrategias de Satanás; otra estrategia es convertir el evangelio en algo ridículo.

 La superstición abandona a Dios y toma algo que pertenece a Dios, como un amuleto, como una garantía o un símbolo de buena suerte y protección.

 Los judíos llegaron a creer que los objetos que pertenecían a Dios era objetos de protección para ellos, creían que porque tenían un hermoso templo, porque tenían el arca del pacto, el mobiliario del templo y los vasos sagrados, eran un pueblo indestructible; Dios les probó todo lo contrario. 

 Nuestra iglesia puede albergar hermanos supersticiosos, hermanos que creen que porque hacen obra misionera, porque tienen cargos en la iglesia, porque dan grandes contribuciones monetarias a la iglesia, tienen asegurado un puesto de honor en la iglesia y también tienen asegurada la salvación.

Si éstos no tienen una vida exterior que esté en armonía con la vida interior, simple y sencillamente han escuchado el  mensaje del ángel de las tinieblas, que se ha disfrazado de ángel de luz para predicar un mensaje distorsionado.
¿Cómo permanecer seguros en contra de los engaños del ángel de las tinieblas, que se disfraza como ángel de luz?
1-Seamos sinceros con nosotros mismos; mucho depende de la integridad de los propósitos que tenemos en nuestra vida. De todos los engaños de la vida, uno de los más peligrosos es el engaño personal, que consiste en creer que somos lo que en verdad no somos, creer que tenemos en verdad lo que no tenemos, creer que actuamos bien, cuando en verdad actuamos mal.
2-Respetemos la Palabra de Dios escrita y su santa ley. La Biblia es un santo y maravilloso Libro que destruye lo atractivo que es el pecado, expone las necedades del corazón, y perfora las cosas que la sociedad constantemente tolera, como los vicios, los malos comportamientos y el pecado. La Biblia enseña al que está perdido a encontrar el camino correcto.

 

Con dos palabras que son “escrito está” Jesucristo reventó todos los coloridos globos que Satanás había preparado para la fiesta del desierto, cuando estaba celebrando la tentación de Cristo y su presunta caída. Gracias a las palabras “escrito está” que usó Cristo, tenemos el capítulo bíblico titulado “Las tentaciones de Jesús” … el que posiblemente debería llamarse “Las victorias de Jesús.”

 3-Veamos constantemente la gloria de Dios en el rostro de Cristo. Solamente tomando posesión de la luz divina, conoceremos lo que realmente es un error y lo que realmente es la verdad.

 

19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; (2 Pedro 1:19)
Himnario adventista, (394):
    ¡Cuan Firme Cimiento!
¡Cuán firme cimiento ha puesto a la fe 
el Padre en su eterna Palabra de amor! 
¿Qué más a su pueblo pudiera añadir
de lo que en su Libro ha dicho el Señor,
de lo que en su Libro ha dicho el Señor?
 
“No tengas temor, pues contigo yo estoy.
SI, yo soy tu Dios, y te socorreré.
Apoyo, sostén, fortaleza y poder.
Con mi diestra justa yo te salvaré,
con mi diestra justa yo te salvaré.
 
Las aguas profundas no te anegarán,
ni aun cuando cruzares el mar de aflicción;
pues siempre contigo en tu angustia andaré,
trocando tus penas en gran bendición, 
trocando tus penas en gran bendición.
 
Si te hallas probado en ardiente crisol
mi gracia potente tu fe sostendrá;
tan sólo la escoria deseo quemar,
y el oro de tu alma más puro saldrá,
y el oro de tu alma más puro saldrá.
 
“Al alma que busca reposo en Jesús,
jamás en sus luchas la abandonaré;
aun cuando Satán la quisiere prender,
yo nunca, no, nunca la traicionaré,
yo nunca, no, nunca la traicionaré”.

 

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Cristo había anticipado que se levantarían engañadores, por cuya influencia la maldad se multiplicaría y la caridad de muchos se enfriaría. Mateo 24:12. Advirtió a sus discípulos que la iglesia estaría en mayor peligro por este mal que por las persecuciones de sus enemigos. Una y otra vez Pablo previno a los creyentes contra esos falsos maestros. De este peligro, más que de cualquier otro, deberían prevenirse; pues, al recibir falsos maestros, abrirían la puerta a errores por los cuales el enemigo podría empañar las percepciones espirituales y hacer tambalear la confianza de los nuevos conversos al evangelio. Cristo era la norma por la cual debían probar las doctrinas presentadas. Todo lo que no estaba en armonía con sus enseñanzas debían rechazarlo. Cristo crucificado por el pecado. Cristo resucitado de entre los muertos. Cristo ascendido a lo alto, ésta era la ciencia de la salvación que ellos debían aprender y enseñar (Los hechos de los apóstoles, p. 577).

Las amonestaciones de la Palabra de Dios respecto a los peligros que rodean a la iglesia cristiana, son para nosotros hoy. Como en los días de los apóstoles, los hombres intentan, por medio de tradiciones y filosofías, destruir la fe en las Escrituras. Así hoy, por los complacientes conceptos de la “alta crítica”, evolución, espiritismo, teosofía y panteísmo, el enemigo de la justicia está procurando llevar a las almas por caminos prohibidos. Para muchos, la Biblia es una lámpara sin aceite, porque han dirigido sus mentes hacia canales de creencias especulativas que traen falsos conceptos y confusión… Por el espiritismo, multitudes son inducidas a pensar que el deseo es la mayor ley, que la licencia es libertad y que el hombre es responsable únicamente de sí mismo y ante sí mismo.

El seguidor de Cristo se encontrará con las “palabras persuasivas” contra las cuales el apóstol advirtió a los creyentes de Colosas. Se encontrará con interpretaciones espiritualistas de las Escrituras, pero no debe aceptarlas. Ha de oírsele afirmar claramente las verdades eternas de las Escrituras. Guardando sus ojos fijos en Cristo, caminará constantemente hacia adelante en la senda señalada, descartando todas las ideas que no están en armonía con su enseñanza. La verdad de Dios es el objeto de su contemplación y meditación. Considerará la Biblia como la voz de Dios que le habla directamente. Así encontrará la sabiduría divina (Los hechos de los apóstoles, p. 378).

“Si me amáis —dice—, guardad mis mandamientos”. El salva a los hombres no en el pecado, sino del pecado; y los que le aman mostrarán su amor obedeciéndole.

Toda verdadera obediencia proviene del corazón. La de Cristo procedía del corazón. Y si nosotros consentimos, se identificará de tal manera con nuestros pensamientos y fines, amoldará de tal manera nuestro corazón y mente en conformidad con su voluntad, que cuando le obedezcamos estaremos tan solo ejecutando nuestros propios impulsos. La voluntad, refinada y santificada, hallará su más alto deleite en servirle. Cuando conozcamos a Dios como es nuestro privilegio conocerle, nuestra vida será una vida de continua obediencia. Si apreciamos el carácter de Cristo y tenemos comunión con Dios, el pecado llegará a sernos odioso (El Deseado de todas las gentes, p. 621).

63


Lección 9 | Martes 29 de mayo_____________________________________________________

LA INMORTALIDAD DEL ALMA

¿Qué nos enseñan los siguientes versículos sobre el “estado de los muertos”? ¿Qué gran protección pueden darnos estos contra uno de los “dos grandes errores”? Eclesiastés 9:5, 6, 10; Salmo 115:17; Salmo 146:4; 1 Corintios 15:16-18; Daniel 12:2.

Eclesiastés 9:5-6, 10

Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido. También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.

10 Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría.

Salmo 115:17

17 No alabarán los muertos a JAH, Ni cuantos descienden al silencio;

Salmo 146:4

Pues sale su aliento, y vuelve a la tierra; En ese mismo día perecen sus pensamientos.

1 Corintios 15:16-18

16 Porque si los muertos no resucitan, tampoco Cristo resucitó; 17 y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados. 18 Entonces también los que durmieron en Cristo perecieron.

Daniel 12:2

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua.

En las últimas décadas se les ha dado mucha atención a historias de gente que ha “muerto” (en el sentido de que el corazón dejó de latir y dejó de respirar), y que luego revivió y recuperó la conciencia. En muchos casos, varias de estas personas han contado experiencias increíbles de una existencia consciente después de que supuestamente “murieron”. Algunas contaron que flotaban en el aire y veían su cuerpo desde arriba. Otros informaron que flotaban fuera del cuerpo y que se encontraron con un ser maravilloso lleno de luz y calor, y que defendía verdades relacionadas con la bondad y el amor. Otros contaron que se reunieron y conversaron con familiares muertos.

Este fenómeno se ha vuelto tan común que incluso tiene un nombre científico: Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM). Aunque las ECM siguen siendo controvertidas, muchos cristianos las han usado como evidencia de la inmortalidad del alma, y la idea es que, al morir, el alma parte hacia otra esfera de la existencia consciente.

Pero evidentemente las ECM son otra manifestación de uno de los “dos grandes errores”. Mientras alguien crea que, al morir, el alma sigue viviendo de una u otra forma, esa persona está abierta a la mayoría de los engaños ocultos o espiritistas que fácilmente pueden promover la idea, en forma abierta o implícita, de que no necesitamos a Jesús. De hecho, la mayoría de los que tuvieron ECM dijeron que los seres espirituales a quienes conocieron, o incluso sus familiares muertos, les dieron palabras reconfortantes sobre el amor, la paz y la bondad, pero nada sobre la salvación en Cristo, nada sobre el pecado y nada sobre el juicio venidero: las visiones bíblicas más básicas. Se podría pensar que, al conocer un poco sobre la supuesta vida cristiana después de la muerte, también deberían haberles tomado el gusto a las enseñanzas más básicas del cristianismo. Sin embargo, a menudo lo que escuchan suena muy parecido al dogma de la Nueva Era. Esto podría explicar por qué muchos de ellos salen de esta experiencia con menos inclinación hacia el cristianismo que antes de “morir”.

Como cristianos, ¿por qué debemos aferrarnos a la Palabra de Dios, incluso cuando nuestros sentidos nos dicen algo distinto?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

El estudio de este día está junto al estudio del día lunes.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

La teología de moda presenta a los justos que fallecen como si estuvieran en el cielo gozando de la bienaventuranza y loando a Dios con lenguas inmortales… [E]l testimonio del salmista [es]: “Porque en la muerte no hay memoria de ti: ¿Quién te loará en el sepulcro?” Salmo 6:5. “No son los muertos los que alaban a Jehová, ni todos los que bajan al silencio”. Salmos 115:17 (VM).

En el día de Pentecostés, Pedro declaró que el patriarca David “murió, y fue sepultado, y su sepulcro está con nosotros hasta el día de hoy”. “Porque David no subió a los cielos”. Hechos 2:29, 34. El hecho de que David permanecerá en el sepulcro hasta el día de la resurrección prueba que los justos no van al cielo cuando mueren. Es solo mediante la resurrección, y en virtud y como consecuencia de la resurrección de Cristo por lo cual David podrá finalmente sentarse a la diestra de Dios (El conflicto de los siglos, p. 534).

Vi que Satanás puede poner ante nosotros la apariencia de forma que simulen ser nuestros parientes o amigos que duermen en Jesús. Se hará aparentar como si estos deudos estuvieran presentes en realidad. Hablarán las palabras que pronunciaban mientras estaban aquí, con las cuales nos hemos familiarizado, y resonará en nuestro oído su mismo timbre de voz. Todo esto es para engañar al mundo y entramparlo en la creencia de este engaño.

Vi que los santos deben tener cabal comprensión de la verdad presente, que se verán obligados a sostener por las Escrituras. Debe comprender el estado en que se hallan los muertos, porque los espíritus diabólicos se les aparecerán aseverando ser queridos parientes o amigos que les declararán doctrinas contrarias a la Escritura. Harán cuanto puedan para excitar su simpatía y realizarán milagros ante ellos para confirmar sus declaraciones. El pueblo de Dios debe estar preparado para rechazar a estos espíritus con la verdad bíblica de que los muertos nada saben y que los aparecidos son espíritus de demonios (Primeros escritos, p. 262).

En esta era de degeneración Satanás domina a los que se apartan de lo recto y se aventuran sobre su terreno. Ejercita su poder sobre los tales en forma alarmante… Se me ha mostrado que algunos satisfacen su curiosidad y juegan con el diablo. No tienen verdadera le en el espiritismo y retrocederían horrorizados al pensar en ser un médium. Sin embargo, se aventuran a colocarse en una posición donde Satanás puede ejercer su poder sobre ellos. Los tales no se proponen penetrar hondo en esta obra; pero no saben lo que están haciendo. Se están a\ enturando en el terreno del diablo, y lo están tentando a que los domine. Este poderoso destructor los considera como su presa legítima, y ejerce su poder sobre ellos contra la voluntad de los mismos. Cuando desean dominarse no pueden. Entregaron su mente a Satanás, y la no renuncia a ella, sino que los mantiene cautivos. Solo el poder de Dios puede librar al alma entrampada, en respuesta a las fervientes oraciones de sus fieles discípulos (Testimonios para la iglesia, tomo 1. p. 269).

64


Miércoles 30 de mayo | Lección 9__________________________________________________

EL SÁBADO Y LA TEORÍA DE LA EVOLUCIÓN

Si bien Satanás tuvo mucho éxito en engañar al mundo con la inmortalidad del alma, ha tenido igual o mayor éxito en usurpar el sábado bíblico con el domingo (ver lecciones 6 y 8).

En los últimos años, el diablo ha inventado otro engaño que disminuye la influencia del día de reposo sabático en la mente de la gente: la Teoría de la Evolución.

Lee Génesis 1 al 2:3. ¿Qué nos enseña este pasaje acerca de cómo el Señor creó nuestro mundo y cuánto tiempo le llevó hacerlo?

Génesis 1 al 2:3

1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra. Y la tierra estaba desordenada y vacía, y las tinieblas estaban sobre la faz del abismo, y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas. Y dijo Dios: Sea la luz; y fue la luz. Y vio Dios que la luz era buena; y separó Dios la luz de las tinieblas. Y llamó Dios a la luz Día, y a las tinieblas llamó Noche. Y fue la tarde y la mañana un día. Luego dijo Dios: Haya expansión en medio de las aguas, y separe las aguas de las aguas. E hizo Dios la expansión, y separó las aguas que estaban debajo de la expansión, de las aguas que estaban sobre la expansión. Y fue así. Y llamó Dios a la expansión Cielos. Y fue la tarde y la mañana el día segundo. Dijo también Dios: Júntense las aguas que están debajo de los cielos en un lugar, y descúbrase lo seco. Y fue así. 10 Y llamó Dios a lo seco Tierra, y a la reunión de las aguas llamó Mares. Y vio Dios que era bueno. 11 Después dijo Dios: Produzca la tierra hierba verde, hierba que dé semilla; árbol de fruto que dé fruto según su género, que su semilla esté en él, sobre la tierra. Y fue así. 12 Produjo, pues, la tierra hierba verde, hierba que da semilla según su naturaleza, y árbol que da fruto, cuya semilla está en él, según su género. Y vio Dios que era bueno. 13 Y fue la tarde y la mañana el día tercero. 14 Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 15 y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. 16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. 17 Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, 18 y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno. 19 Y fue la tarde y la mañana el día cuarto. 20 Dijo Dios: Produzcan las aguas seres vivientes, y aves que vuelen sobre la tierra, en la abierta expansión de los cielos. 21 Y creó Dios los grandes monstruos marinos, y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su género, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno. 22 Y Dios los bendijo, diciendo: Fructificad y multiplicaos, y llenad las aguas en los mares, y multiplíquense las aves en la tierra. 23 Y fue la tarde y la mañana el día quinto. 24 Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así. 25 E hizo Dios animales de la tierra según su género, y ganado según su género, y todo animal que se arrastra sobre la tierra según su especie. Y vio Dios que era bueno. 26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. 29 Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. 30 Y a toda bestia de la tierra, y a todas las aves de los cielos, y a todo lo que se arrastra sobre la tierra, en que hay vida, toda planta verde les será para comer. Y fue así. 31 Y vio Dios todo lo que había hecho, y he aquí que era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana el día sexto.

 

1 Fueron, pues, acabados los cielos y la tierra, y todo el ejército de ellos. Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo. Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación.

Incluso una lectura sumamente amplia de estos versículos revela dos aspectos del relato bíblico de la Creación. En primer lugar, todo estaba planificado y calculado; no hubo nada que fuese al azar, arbitrario, o por casualidad. La Escritura no deja margen para el azar en el proceso de la Creación.

En segundo lugar, los versículos revelan inequívocamente que cada criatura fue hecha según su especie. Es decir, cada criatura fue hecha en forma independiente y diferenciada de las demás. La Biblia no enseña nada acerca de un origen natural común (tal como de una célula primitiva simple) para toda la vida en la Tierra.

Incluso desde una interpretación no literal de Génesis, estos dos aspectos son obvios: nada fue al azar en el acto de la Creación, y no hubo un ancestro natural común para todas las especies.

Ahora aparece la evolución darwiniana, que en sus diversas formas enseña dos cosas: el azar y un ancestro natural común para todas las especies.

¿Por qué entonces hay tantos que interpretan Génesis a través de la lente de una teoría que, en su nivel más básico, contradice el Génesis en su nivel más básico? De hecho, el error de la Evolución no solo se llevó consigo a millones de personas seculares; muchos cristianos profesos también creen que pueden armonizarla con su fe cristiana, a pesar de las flagrantes contradicciones que acabamos de mencionar.

Sin embargo, las implicaciones de la evolución en el contexto de los acontecimientos finales hacen que el peligro del engaño sea aún más evidente. ¿Por qué tomarse en serio un día, el sábado, como un monumento, no para una Creación de seis días, sino para una Creación que tomó unos tres mil millones de años (la última fecha que la vida supuestamente comenzó en la Tierra)? La Evolución despoja al séptimo día de su verdadera importancia porque convierte los seis días de la Creación en nada más que un mito similar al que dice que Rómulo y Remo fueron alimentados por una loba. Además, al creer que la Creación requirió miles de millones de años en vez de seis días, realmente, ¿quién correría el riesgo de la persecución, o la muerte, por defender el sábado en vez del domingo?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

 (Comentario ya publicado – Lección 3  del primer trimestre -2018: “Dios o Mamón”)

Cuando leemos detenidamente la Biblia con la creación y los libros que hablan de la evolución, realmente se necesita por lo menos cuatro tantos mas fe para creer en la evolución, que la fe que necesitamos para creer en la creación.

A Dios gracias, esta lección abre amplios espacios para filosofar; y es bueno hacerlo, en el temor del Señor. Warren Young decía: Todo hombre filosofa; el que no filosofa, se fosiliza.

Estas reflexiones nos obligan a profundizar en la ontología, rama de la filosofía que estudia el ser. Tanto el Ser Divino, como el ser humano y otros seres que pueblan el espacio y nos es dado conocer, son objeto del estudio ontológico. El Salmo 8 cuestiona: ¿Qué es el hombre…? (vers. 4)

Dijo (Dios): «Hagamos al ser humano a nuestra imagen y semejanza. Que tenga dominio sobre los peces del mar, y sobre las aves del cielo; sobre los animales domésticos, sobre los animales salvajes, y sobre todos los reptiles que se arrastran por el suelo.» 27 Y Dios creó al ser humano a su imagen; lo creó a imagen de Dios. Hombre y mujer los creó (Génesis 1: 26 y 27).

Una pregunta tan clásica como histórica del hombre es: ¿De dónde vengo? ¿Cuál es mi origen? En los dos primeros capítulos de la Biblia, tenemos la respuesta a lo que muchos consideran la pregunta más importante de todas. En definitiva, sólo al saber de dónde venimos es que podemos iniciar el conocimiento de quiénes somos, por qué existimos, cómo hemos de vivir y, en última instancia, hacia dónde vamos.

El hombre fue creado a imagen de Dios; el hombre era como Dios, ya que fue creado a imagen y semejanza de Dios y también poseía los mismos atributos de Dios –por supuesto, con muchas limitaciones.

¿En qué aspectos fue creado el hombre a la imagen de Dios?

1-En su inteligencia: Dios tiene una mente suprema, Dios es infinito en su inteligencia; el hombre fue creado también así, aunque en una escala menor. Al hombre se le dio el regalo de la mente y de la inteligencia; el hombre, al igual que su Creador, es capaz de tener pensamiento, razón y decisión.

2-En su naturaleza moral: El hombre fue hecho perfecto, justo, verdadero y santo. El hombre fue creado con una disposición de benevolencia, fue creado con un espíritu de oración y también con un espíritu feliz, fue creado con la gran disposición de promover el bienestar del universo. Todos estos atributos pertenecen a Dios mismo, el Dios creador excelso.

3-El hombre fue credo con dominio: Dios es el supremo regidor sobre todas las cosas del universo, los ángeles y el hombre son sus servidores. Todas las cosas, tanto materiales como espirituales, están bajo el dominio de Dios. En este aspecto el hombre fue creado a la imagen de Dios, ya que a él se le dio dominio sobre todo el planeta tierra; fue el rey de este mundo, tanto el mundo animal como el mundo vegetal y el mineral, estaban bajo su dominio.

4-El hombre fue creado inmortal: Dios es la fuente de la eternidad y el hombre disfrutaba de ese atributo de Dios. Si se une el poder que Dios le dio al hombre para procrearse, más la inmortalidad, el hombre se hubiera aventurado a alcanzar los límites de lo inalcanzable.

5-Tambien se le dio el poder de la creación: El hombre, si bien con muchos límites, puede elaborar cosas hermosas que son frutos de una mente creativa; esa mente creativa que el hombre tiene, es la imagen de un Dios que es sublime en la creación de todo lo que existe en el universo entero.

El tema de la creación de Dios, es uno de los temas más fáciles de dar y al mismo tiempo extremadamente difícil. Esto, por supuesto, es de acuerdo con el destinatario, a quien se le esté impartiendo el tema.

El gran milagro de la creación, es algo que se cree por fe, y por fe solamente. Nuestra pobre y corta mente, es incapaz de comprender la acción de la infinita mente creadora de Dios.

En la creación encontramos una de las incógnitas más grandes de nuestro planeta: la criatura que trata de entender al Supremo Creador. Partiendo de este punto de vista, es muy fácil dar la lección a un cristiano, pues la mayoría de los cristianos aceptamos el tema de la creación por medio de la fe. Es tan así que las cosas que no logramos entender de la Biblia y de nuestro gran Dios, las aceptamos por fe.

Nuestro problema surge cuando tenemos que prepararnos para hablar con quienes no tienen nuestra fe, para convencer a quienes no pertenecen a ninguna religión y que cuya mente ha sido bombardeada por filosofías terrenales y ateas.

Allí es donde realmente tenemos que saber lo que el mundo piensa y cree, para encontrar la manera de contrarrestar las ideas equivocadas de nuestros prójimos y encaminarlos a la verdad. Aquí mismo es donde también empieza el problema para nosotros, cuando tratamos de comprender y explicar eso que no se puede entender y por lo consiguiente no se puede explicar. Muchos de nosotros entramos en el mundo de la especulación y de la duda y terminamos enredados en la maraña de la incredulidad.

Nosotros sabemos que en el mundo hay mucha información falsa, que tiene como propósito desacreditar a Dios, a la Biblia y a la religión cristiana. Esa falsa información tarde o temprano se descubre; Dios se encarga de que esto sea así.

Pero también tenemos que reconocer y aceptar que hay mucha información que es verdadera, y que se nos presenta como un reto no sólo a nosotros como cristianos, sino también al mundo de los científicos cristianos, el poder contestar estas preguntas a la luz de la Biblia.

Uno de los retos que se nos presenta es como responder a esos resultados científicos que se hace sobre huesos, donde se descubre que ciertos fósiles tanto del mundo animal, como del mundo vegetal, tienen millones de años de edad, y nuestro plantea se estima que solo tiene alrededor de seis mil años de vida.

Hay miles de fósiles o huesos que se han llevado a diferentes y confiables laboratorios cristianos y no cristianos alrededor del mundo, y los resultados de la prueba de carbón es casi la misma, por no decir que es idéntica.

La pregunta que se nos hace es: ¿Cómo podemos explicar un fósil de millones de años de edad, cuando nuestra tierra llega solamente alrededor de los 7,000 años?

A mi persona se me ha hecho muchas veces ésta pregunta, yo lo he llevado a la meditación con Dios y al estudio profundo y he llegado a mi propia conclusión y yo la quiero compartir con ustedes. Si usted le encuentra luz, úsela, si usted cree que no sirve, simple y sencillamente elimínela, por favor recuerde que es solo mi conclusión personal “sugerente” y es mi explicación para todas éstas personas que están empapadas de filosofías extrañas y de ateísmo.

Yo creo, que Dios en la creación hizo un mundo andante. Dios creó a Adán y Eva, ya personas adultas y maduras, capaces de ser alumnos directamente de Dios y de los ángeles y con la gran responsabilidad de cuidar un inmenso, maravillo y complejo planeta tierra.

Mi gran pregunta es ¿Qué edad tenía Adán cuando salió de la mano del Creador?

Si eso fuera en nuestro tiempo actual, Adán y Eva tenían que haber tenido por lo menos cuarenta años de edad, para sobrellevar la responsabilidad y privilegio que Dios estaba depositando en sus hombros.

Ahora imagínese que Adán, hubiese sido creado para vivir 100 millones de años; ¿Cuál hubiera sido su edad relativa? posiblemente 40 millones de años.

En el tiempo antiguo cuando los patriarcas vivían cerca de los mil años, se casaba a los 200 y 300 años, y comenzaban a tener hijos por los 400 años, esa era su edad relativa. En nuestro tiempo que solo vivimos alrededor de 70 años, la familia tiene que formarse entre los 20 y 40 años, dependiendo de la cultura donde se esté viviendo.

Ahora volvamos a Adán: si Adán fue creado para vivir eternamente ¿qué edad relativa pudo haber tenido cuando salió de las manos del Creador? Me atrevo a proponer que Adán pudo tener varios millones de años de edad.

Lo mismo sucedió con los animales, plantas y árboles. Dios no le entregó a Adán una semilla de árbol para que él la sembrara, la regara, la cuidara y la hiciera crecer: no. Dios entregó a Adán un árbol crecido y maduro, un árbol ya dando frutos, un árbol que fue hecho para vivir por la eternidad.

También sucede lo mismo con los animales: Dios le entregó a Adán, animales mayores, adultos, procreando, animales que fueron creados para la eternidad.

Entonces cuando yo escucho que se encontró un hueso o un fósil que tiene 8 millones de años, yo me digo a mí mismo: ese animal estaba bastante joven.  Dios  hizo ese animal para vivir por la eternidad; 8 millones de años en la eternidad es como una gota de agua en el inmenso océano.

Dios hizo un planeta ya desarrollado, un planeta funcionando al ciento por ciento, un planeta maduro, tanto en humanos como en animales y en plantas, un planeta diseñado para existir por la eternidad.

Para mí esta es la razón cuando se encuentran fósiles con millones de años de edad. Dios hizo estos animales y plantas, ya con unos cuantos años de edad relativa, y estaban diseñados para vivir por la eternidad. Diez, quince, veinte, ochenta millones de años de edad, es una edad muy joven y tierna para seres que van a vivir por la eternidad.

¿Quién hizo el mundo?

La respuesta es simple, es directa, es positiva y es completa… un niño la entiende fácilmente: ¡Dios creó el mundo!  No hay otra manera más sencilla para responder a esta pregunta sino repitiendo lo que la Biblia afirma. Hay un gran riesgo cuando convertimos una respuesta tan sencilla en una investigación tan profunda. Cuando la simplicidad no es el resultado del conocimiento, entonces entramos en el campo de la imbecilidad.

La respuesta es sublime: ¡Dios creó el mundo! Es sublime porque anuncia un punto de partida: ¡En el principio…! Si alguna persona quiere ponerle fecha, no se le prohíbe; el calendario de todas manera es para el humano y nunca para Dios; Él es sempiterno. La respuesta es sublime porque conecta lo espiritual con lo material; el viento es la respiración de Dios y el trueno es una de las notas musicales cuando él habla.

La respuesta es suficiente: ¡Dios creó al mundo! El tiempo es apenas una pequeña gota de la eternidad, la naturaleza es la obra de Dios y la materia es el resultado de la infinita mente divina.

La diferencia entre el Creador y la criatura es que la criatura habla de las cosas que existen, pero el Creador habla para que las cosas existan.

El humano puede hablar y trabajar con los materiales que Dios le provee, observa los materiales, los imita, los combina, los transforma, pero no puede crearlos. El mejor pintor del mundo que está componiendo la más bella obra de arte que pueda proceder de la mano de un hombre, no puede crear nada, ni el lienzo, ni los colores, ni las brochas, ni sus propias manos; tampoco puede fabricar la imaginación para hacer su trabajo, ya que la imaginación es el resultado del genio del hombre y el genio del hombre es un regalo de la sabiduría divina.

La creación niega el ateísmo porque anuncia la existencia de un Dios Creador.

La creación niega el politeísmo porque confiesa la existencia de un solo Dios Creador.

La creación niega el materialismo porque enseña que en “el principio” la materia fue creada, y fue creada de la nada.

La creación niega el panteísmo porque separa a Dios de la naturaleza y de sus criaturas.

Le creación niega el fatalismo porque muestra a un Dios que no es tirano, sino que da libertad de elección a sus criaturas.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Del primer día empleado en la obra de la creación se dice “Y fue la tarde y la mañana un día”. Génesis 1:5. Lo mismo se dice en sustancia de cada uno de los seis días de la semana de la creación. La Inspiración declara que cada uno de esos períodos ha sido un día compuesto de mañana y tarde, como cualquier otro día transcurrido desde entonces En cuanto a la obra de la creación, el testimonio divino es como sigue: “Porque él dijo, y fue hecho; él mandó, y existió”. Salmo 33:9. ¿Cuánto tiempo necesitaría para sacar la tierra del caos Aquel que podía llamar de ese modo a la existencia a los mundos innumerables? Para dar razón de sus obras, ¿hemos de violentar su Palabra?

Es cierto que los restos encontrados en la tierra testifican que existieron hombres, animales y plantas mucho más grandes que los que ahora se conocen. Se considera que son prueba de la existencia de una vida animal y vegetal antes del tiempo mencionado en el relato mosaico. Pero en cuanto a estas cosas, la historia bíblica proporciona amplia explicación. Antes del diluvio, el desarrollo de la vida animal y vegetal era inconmensurablemente superior al que se ha conocido desde entonces. En ocasión del diluvio, la superficie de la tierra sufrió conmociones, ocurrieron cambios notables, y en la nueva formación de la costra terrestre se conservaron muchas pruebas de la vida preexistente… Estas cosas, al ser descubiertas, son otros tantos testigos mudos de la veracidad de la Palabra de Dios (La educación, p. 129).

Después de descansar el séptimo día, Dios lo santificó; es decir, lo escogió y apartó como día de descanso para el hombre. Siguiendo el ejemplo del Creador, el hombre había de reposar durante este sagrado día, para que, mientras contemplara los cielos y la tierra, pudiese reflexionar sobre la grandiosa obra de la creación de Dios; y para que, mientras mirara las evidencias de la sabiduría y bondad de Dios, su corazón se llenase de amor y reverencia hacia su Creador.

Al bendecir el séptimo día en el Edén, Dios estableció un recordativo de su obra creadora. El sábado fue confiado y entregado a Adán, padre y representante de toda la familia humana. Su observancia había de ser un acto de agradecido reconocimiento de parte de todos los que habitasen la tierra, de que Dios era su Creador y su legítimo soberano, de que ellos eran la obra de sus manos y los súbditos de su autoridad. De esa manera la institución del sábado era enteramente conmemorativa, y fue dada para toda la humanidad. No había nada en ella que fuese obscuro o que limitase su observancia a un solo pueblo (Patriarcas y profetas, p. 28).

Así que mientras duren los cielos y la tierra, el sábado continuará siendo una señal del poder del Creador. Cuando el Edén vuelva a florecer en la tierra, el santo día de reposo de Dios será honrado por todos los que moren debajo del sol. “De sábado en sábado”, los habitantes de la tierra renovada y glorificada, subirán “a adorar delante de mí, dijo Jehová” (Consejos para la iglesia, pp. 490, 491)

65


Lección 9 | Jueves 31 de mayo______________________________________________________

LA FALSIFICACIÓN DE LA TRINIDAD

El concepto de la naturaleza trinitaria de Dios se encuentra en toda la Biblia. Sin embargo, en el contexto de los engaños y las persecuciones de los últimos tiempos, el libro de Apocalipsis revela una “falsa trinidad” compuesta por el dragón, la bestia que sube del mar y la bestia que sube de la tierra de Apocalipsis 13.

Lee Apocalipsis 12:17; y 13:1 y 2. ¿Qué se describe aquí?

Apocalipsis 12:17

17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Apocalipsis 13:1-2

1 Me paré sobre la arena del mar, y vi subir del mar una bestia que tenía siete cabezas y diez cuernos; y en sus cuernos diez diademas; y sobre sus cabezas, un nombre blasfemo. Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad.

Al dragón aquí se lo considera la falsificación del Padre por el hecho de que evidentemente tiene el control. También le da poder, autoridad y un trono a la bestia que sube del mar, la falsificación de Cristo. ¿Por qué este segundo poder es como un falso Cristo?

Lee Apocalipsis 13:2 al 5. ¿Cuáles son las características de esta bestia que sube del mar?

Apocalipsis 13:2-5

Y la bestia que vi era semejante a un leopardo, y sus pies como de oso, y su boca como boca de león. Y el dragón le dio su poder y su trono, y grande autoridad. Vi una de sus cabezas como herida de muerte, pero su herida mortal fue sanada; y se maravilló toda la tierra en pos de la bestia, y adoraron al dragón que había dado autoridad a la bestia, y adoraron a la bestia, diciendo: ¿Quién como la bestia, y quién podrá luchar contra ella? También se le dio boca que hablaba grandes cosas y blasfemias; y se le dio autoridad para actuar cuarenta y dos meses.

Además de recibir su autoridad del dragón, que evoca lo que dijo Jesús, que recibió su autoridad del Padre (ver Mat. 28:18), esta bestia que sube del mar también enfrentó, al igual que Jesús, la muerte y luego la resurrección (ver Apoc. 13:3). Además, se representa a esta bestia en el ejercicio de su autoridad durante “cuarenta y dos meses”, o tres años y medio, una falsificación profética del ministerio literal de tres años y medio de Cristo, basado en el principio de día por año.

Lee Apocalipsis 13:11 al 17. ¿Cómo se describe aquí a la bestia que sube de la tierra?

Apocalipsis 13:11-17

11 Después vi otra bestia que subía de la tierra; y tenía dos cuernos semejantes a los de un cordero, pero hablaba como dragón. 12 Y ejerce toda la autoridad de la primera bestia en presencia de ella, y hace que la tierra y los moradores de ella adoren a la primera bestia, cuya herida mortal fue sanada. 13 También hace grandes señales, de tal manera que aun hace descender fuego del cielo a la tierra delante de los hombres. 14 Y engaña a los moradores de la tierra con las señales que se le ha permitido hacer en presencia de la bestia, mandando a los moradores de la tierra que le hagan imagen a la bestia que tiene la herida de espada, y vivió. 15 Y se le permitió infundir aliento a la imagen de la bestia, para que la imagen hablase e hiciese matar a todo el que no la adorase. 16 Y hacía que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; 17 y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.

Esta bestia que sube de la tierra promueve los intereses de la bestia que surge del mar, así como el Espíritu Santo no se glorificó a sí mismo sino a Jesús (Juan 16:13, 14). Además, así como el Espíritu Santo realizó un poderoso acto al hacer descender “fuego” del cielo (Hech. 2:3), la bestia que sube del mar realiza algo similar (ver Apoc. 13:13).

“Finalmente, ¡la bestia que surge de la tierra realiza una falsificación del Pentecostés! ¿Con qué propósito? Para demostrarle al mundo que la falsa trinidad es el Dios verdadero”.–Jon Paulien, What the Bible Says About the End-Time, p. 111.

¿Cuáles son los otros engaños de los últimos tiempos de los que debemos estar precavidos y cómo podemos ayudar a los demás a reconocerlos como engaños?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

El estudio de este día es una creencia tergiversada que muchas personas interpretan con respecto a la trinidad.

Por favor léalo despacio y posiblemente mas de una vez, para que logre comprender en que consiste este error teológico.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

La ilación profética en la que se encuentran estos símbolos empieza en el capítulo 12 del Apocalipsis, con el dragón que trató de destruir a Cristo cuando nació. En dicho capítulo vemos que el dragón es Satanás (Apocalipsis 12:9); fue él quien indujo a Herodes a procurar la muerte del Salvador. Pero el agente principal de Satanás al guerrear contra Cristo y su pueblo durante los primeros siglos de la era cristiana, fue el Imperio Romano, en el cual prevalecía la religión pagana. Así que, si bien el dragón representa primero a Satanás, en sentido derivado es un símbolo de la Roma pagana.

En el capítulo 13 (versículos 1-10, VM), se describe otra bestia, “parecida a un leopardo”, a la cual el dragón dio “su poder y su trono, y grande autoridad”. Este símbolo, como lo han creído la mayoría de los protestantes, representa al papado, el cual heredó el poder y la autoridad del antiguo Imperio Romano (El conflicto de los siglos, p. 434).

Viene el tiempo cuando los hijos de Dios sentirán la mano de la persecución porque santifican el séptimo día. Satanás ha promovido el cambio del día de reposo con la esperanza de llevar a cabo su propósito de frustrar los planes de Dios. Trata de que los mandamientos de Dios tengan en el mundo menos validez que las leyes humanas.

El hombre de pecado, que pensaba cambiar tiempos y leyes, y que siempre ha oprimido al pueblo de Dios, originará leyes para obligar la observancia del primer día de la semana. Pero el pueblo de Dios debe mantenerse firme del lado del Altísimo, y el Señor actuará en favor de los suyos para mostrar claramente que él es el Dios de los dioses.

La Palabra de Dios declara explícitamente que la ley divina será menospreciada, hollada por el mundo. Prevalecerá extraordinariamente la iniquidad. El llamado mundo protestante formará una coalición con el hombre de pecado, y la iglesia y el mundo estarán en una corrupta armonía.

Aquí la gran crisis se aproxima al mundo (Comentarios de Elena G. de White en Comentario bíblico adventista del séptimo día, tomo 7, p. 986).

A medida que se acerca la segunda aparición de nuestro Señor Jesucristo, instrumentos satánicos son impulsados desde abajo. Satanás no solo aparecerá como un ser humano, sino que personificará a Jesucristo; y el mundo que ha rechazado la verdad lo recibirá como el Señor de señores y Rey de reyes. Ejercerá su poder e influirá sobre la imaginación humana. Corromperá tanto las mentes como los cuerpos de los hombres, y obrará mediante los hijos de desobediencia, fascinando y hechizando como lo hace una serpiente. ¡Qué espectáculo será el mundo para las inteligencias celestiales! ¡Qué espectáculo contemplara Dios, el Creador del mundo! (Comentarios de Elena G. de White en Comentario bíblico adventista del séptimo día, tomo 5. pp. 1080, 1081).

66


Viernes 1º de junio | Lección 9_____________________________________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:

Reflexionemos en las implicaciones de la Teoría de la Evolución en el contexto de los acontecimientos de los últimos días, especialmente con respecto al papel del sábado. Una de las razones por las que Charles Darwin, el creador de la teoría, promovió la Evolución fue que, al no comprender el Gran Conflicto, tuvo dificultades para reconciliar el mal y el sufrimiento con la idea de un Creador benevolente y amante. Debido a este error, buscó respuestas en otra dirección. Tampoco fue coincidencia que a mediados y a fines del siglo XIX, cuando Darwin estaba revisando y reformulando su Teoría de la Evolución, Dios levantó un movimiento, la Iglesia Adventista del Séptimo Día, que contrarrestó todo lo que representaba la teoría de Darwin. Es interesante notar que la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyos fundamentos creacionistas se revelan en su nombre, comenzó a crecer y a expandirse aproximadamente al mismo tiempo que la teoría de Darwin.

Tal vez si Darwin hubiese leído y creído estas pocas líneas de Elena de White, el mundo podría haberse salvado de uno de los errores más grandes del pensamiento humano desde el geocentrismo y la generación espontánea: “Aunque la Tierra estaba marchita por la maldición, la naturaleza debía seguir siendo el libro de texto del hombre. Ya no podía representar bondad solamente, porque el mal estaba presente en todas partes y arruinaba la tierra, el mar y el aire con su contacto contaminador. Donde antes había estado escrito únicamente el carácter de Dios, el conocimiento del bien, estaba también escrito ahora el carácter de Satanás, el conocimiento del mal. El hombre debía recibir amonestaciones de la naturaleza, que ahora revelaba el conocimiento del bien y del mal, referentes a los resultados del pecado” (Ed 26).

Pues bien, Darwin ideó todas sus especulaciones evolutivas sobre la base de una falsa comprensión de la naturaleza, del carácter de Dios y del mundo caído en el que vivimos. Lamentablemente, las implicaciones de su teoría harán que la gente caiga presa de los engaños de Satanás, especialmente en la crisis final.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. ¿Por qué tantos cristianos rechazan la idea de un Satanás literal? ¿Qué nos enseña este enfoque acerca de lo peligroso que es rechazar la clara enseñanza de la Biblia?
  2. ¿Qué puedes decirle a una persona que, habiendo tenido una experiencia cercana a la muerte, dice que esta experiencia le demuestra que sin duda seguimos viviendo después de la muerte?
  3. ¿Qué otra razón se te ocurre de por qué los que creen en la Evolución serán mucho más susceptibles a los engaños de los últimos días?

67


Escrito por: Tony García.

Gramática revisada por:
Pastor Noel Ruiloba y Nory Ester Garcia-Marenko

Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
www.sevendayradio.com
www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2018

7 pensamientos en “LECCIÓN 9 – ENGAÑOS DEL TIEMPO DEL FIN – PARA EL 2 DE JUNIO DE 2018

  1. gracias por la leccion de esc. sabatica la pregunta es como descargo esta leccion en cel

    ________________________________

  2. Muchas gracias!,,

  3. COMO SIEMPRE SON UNA GRAN AYUDA EN NUESTRO ESTUDIO DE LA ESCUELA SABÁTICA. QUE DIOSITO LOS COLME DE BENDICIONES , LA OBRA NECESITA DE HERMANOS COMO USTEDES QUE SIEMPRE ESTÁN DISPUESTOS A COMPARTIR EL MENSAJE PRESENTE Y HACER EL EFECTO MULTIPLICADOR CON LOS QUE BUSCAMOS SUMARNOS A USTEDES. GRACIAS , MUY DEVERAS.

  4. Tal cual es haci son una gran ayuda en la escuela sabatica Dios les de sabiduria con el objetivo de seguir asi

  5. COMENTARIO DE LA LECCIÓN
    El estudio de este día es una creencia tergiversada que muchas personas interpretan con respecto a la trinidad.

    Por favor léalo despacio y posiblemente mas de una vez, para que logre comprender en que consiste este error teológico.

    porque este comentario del dia Jueves???

  6. Exelente, muy bueno estudiar esta escuela sabatica.muchas gracias que Dios les siga bendiciendo.

  7. Hola buen día que paso que no me a llegado el enlace de la lección numero 10

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.