Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica


59 comentarios >


Este es un estudio libre para toda persona que lo desee usar, compartir o distribuir. Es una cortesía de SevenDay Radio y de su servidor, Tony García. Para enviar cualquier pregunta o comentario, por favor escriba a *elhermanotony@gmail.com*. Este documento se transfiere a la red cada sábado, alrededor de las 3 de la tarde hora del este de los Estados Unidos de Norte América.
1-Bajo la ministración del Espíritu Santo, de ahora en adelante se podrá disfrutar el contenido del folleto junto con el espíritu de profecía a las 3:00 de la tarde hora del Este de los Estados Unidos.
2-El comentario se insertará el domingo a las 9: 00 de la noche, hora del Este de los Estados Unidos.
3-EL sistema en PDF estará disponible el lunes a las 9:00 de la noche hora del Este de los Estados Unidos, Dios mediante.
 
Toda información inserta en este documento se toma de la vastedad de libros que la Iglesia Adventista del Séptimo Día tiene disponible gratuitamente para usted, tanto en inglés como en castellano. A este documento también se añaden textos de otras fuentes, que también se encuentran disponibles gratuitamente en internet para el uso del público en general.
 
Este sitio no pretende presentar una nueva luz; nuestro trabajo es sencillamente recopilar información, y presentarla en un lenguaje sencillo y entendible, para que se le haga más fácil al maestro de Escuela Sabática comprender y prepararse mejor, para impartir la lección de Escuela Sabática en su congregación cada semana.
 
Es nuestro deseo y oración que el Espíritu Santo motive al lector, para vivir más cerca de Dios cada día, hasta el glorioso retorno del Rey Jesucristo.

 

Estudio de Escuela Sabática para los siguientes años

2018:

 
2do Trimestre: “Preparación para los Días Finales”
3er Trimestre: “El libro de los Hechos”
4to Trimestre: “Unidad en Cristo”

2019:

1er Trimestre: “Apocalipsis”
2do Trimestre: “La Familia/Santidad del Matrimonio”
3er Trimestre: “Ministrando a los que están en necesidad”
4to Trimestre: “Esdras/Nehemías”
 

2020:

1er Trimestre: “Daniel”
2do Trimestre: “Don del Ministerio y Misiones/Participación Total de la Membresía (PTM)”
3er Trimestre: “Como Interpretar las Escrituras
4to Trimestre: “Educación”

2021:

1er Trimestre: “Romanos”
2do Trimestre: “Descanso en Cristo”
3er Trimestre: “Juan”
4to Trimestre: “El Estado de los Muertos

2022:

1er Trimestre: “El Momento Decisivo”
2do Trimestre: “Los Hebreos”
3er Trimestre: “Génesis”
4to Trimestre: “Una Vida Saludable”

Recordamos a los hermanos que ésta información está sujeta a cambios.

INVITAMOS A NUESTROS LECTORES A SUSCRIBIRSE A NUESTRO ESTUDIO SEMANAL. PARA HACERLO, POR FAVOR USAR LA BARRA QUE DICE “SEGUIR”; EL SISTEMA AUTOMÁTICO LE MANDARA EL ESTUDIO A SU DIRECCIÓN DE CORREO EN EL PRECISO MOMENTO EN QUE NOSOTROS PUBLIQUEMOS EL ESTUDIO SEMANAL.  

SI SE LE DIFICULTA INSCRIBIRSE EN EL SISTEMA AUTOMÁTICO POR FAVOR ESCRIBANOS A: ELHERMANOTONY@GMAIL.COM DEJE LA DIRECCIÓN DE SU E-MAIL Y NOSOTROS LO INSCRIBIREMOS.

LA PAGINA TAMBIÉN ESTA DISPONIBLE EN FACEBOOK,  POR FAVOR BUSQUE: ESCUELA SABÁTICA MAESTROS Y SOLICITE HACERSE AMIGO O SEGUIDOR, Y USTED PODRÁ VER LA PAGINA CADA VEZ QUE LA PUBLIQUEMOS.

SI DESEA VER LAS LECCIONES DE LOS TRIMESTRES PASADOS, BÚSQUENOS EN LA SIGUIENTE DIRECCIÓN:               

* WWW.ESCUELASABATICAMAESTROS.COM



1 comentario

LECCIÓN 13 – EL REGRESO DE NUESTRO SEÑOR JESÚS – PARA EL 30 DE JUNIO DE 2018



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea estudiar las lecciones anteriores, esto es lo que tiene que hacer:

1-Entre a la página central de Escuela Sabática Maestros, y a su lado derecho encontrará una barra llamada “CATEGORÍA”. Allí por favor elija el trimestre del año que desea estudiar.

2-Una vez usted haya elegido el trimestre del año que desea estudiar, el sistema automáticamente le proveerá la última lección del trimestre que usted escogió, que es la lección 13.

3-Si usted desea estudiar las lecciones anteriores a la lección 13, al final de la lección encontrará una barra llamada “ENTRADAS ANTIGUAS”. Si usted está en la lección 13, ésta barra lo llevará a la lección anterior que es la 12. Si usted está en la lección 12, ésta barra lo llevará a la lección anterior que es la 11, y así puede repetir éste proceso hasta que llegue a la lección que usted, desea estudiar.

Tenemos la lecciones disponibles para su estudio, desde el segundo trimestre del año 2014.


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


 Image result for jesus second coming

Los pensamientos pertenecientes a la GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA – EDICIÓN PARA MAESTROS de la Escuela Sabática no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional ni mundial. Más bien, es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer información adicional para quien estudia la lección de Escuela Sabática. Provee una ayuda extra para el maestro, a fin de entenderla mejor, y explicar de una manera más clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversiales, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de ayuda o de agrado para usted, se le pide que, por favor, lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 13: Para el 30 de junio de 2018

EL REGRESO DE NUESTRO SEÑOR JESÚS

Sábado 23 de junio__________________________________________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Isaías 13:6, 9; Mateo 24:30, 31; Daniel 2:34, 35; 2 Timoteo 4:6-8; 2 Tesalonicenses 1:7-10.

PARA MEMORIZAR:

“Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del Hombre” (Mat. 24:27).

El poeta T. S. Eliot comenzó un poema con la frase: “En mi comienzo está mi fin”. Aunque sucintas, sus palabras transmiten una verdad poderosa. En los orígenes se hallan los finales. Vemos ecos de esta realidad en nuestro nombre, Adventista del Séptimo Día, que lleva dos enseñanzas bíblicas básicas: “Adventista”, que señala la segunda venida de Jesús, en la que todas las esperanzas y las promesas de la Escritura, incluyendo la promesa de vida eterna, encontrarán su cumplimiento; y “del Séptimo Día”, por el día de reposo sabático de los Diez Mandamientos, una conmemoración semanal de la creación en seis días de la vida en la Tierra.

Por más distantes que estén en el tiempo la creación del mundo (nuestro principio) y la segunda venida de Jesús (nuestro fin, al menos el fin de esta existencia pecaminosa), estos acontecimientos están relacionados. El Dios que nos creó (Juan 1:1-3) es el mismo Dios que regresará y, en un instante, “en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta” (1 Cor. 15:52), logrará nuestra redención final. En nuestro comienzo, sin duda, encontramos nuestro fin.

Esta semana hablaremos del final de todos los acontecimientos finales: la segunda venida de nuestro Señor Jesús.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El Dador de la vida llamará a su posesión adquirida en la primera resurrección y hasta que llegue la hora triunfal cuando suene la última trompeta y ese inmenso ejército se levante de la tumba para la eterna victoria, todos los santos que duermen serán guardados seguros como una preciosa joya que Dios conoce por nombre. Resucitarán de la muerte por el poder del Salvador que estaba en ellos mientras vivían y porque llegaron a ser participantes de la naturaleza divina.

Nuestras más caras esperanzas a menudo parecen marchitarse. La muerte nos arrebata a nuestros amados. Cerramos sus ojos y los vestirnos para la tumba y allí los depositamos fuera del alcance de nuestra vista. Pero la esperanza renace y anima nuestro espíritu. No estamos separados para siempre. Nos reuniremos con los amados que duermen en Jesús. Regresarán de la tierra del enemigo. Viene el Dador de la vida. Millares de santos ángeles lo escoltan. Él rompe las ataduras de la muerte y los grillos de la tumba y los preciosos cautivos salen rebosantes de salud y belleza inmortal (La fe por la cual vivo, p. 187).

Mediante la fe los hijos de Dios obtienen un conocimiento de Cristo y acarician la esperanza de su aparición para juzgar al mundo con justicia, hasta que llega a ser una gloriosa expectación; porque entonces le verán tal como él es, y serán hechos semejantes a él, y estarán siempre con el Señor. Los santos que duermen en sus tumbas serán entonces resucitados para recibir una gloriosa inmortalidad. Cuando llegue el día de la liberación, “entonces os volveréis, y discerniréis la diferencia… entre el que sirve a Dios y el que no le sirve”. Cuando Cristo venga, será para ser admirado por todos los que creyeron, y los reinos de este mundo han de ser los reinos de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.

Los que están esperando la manifestación de Cristo en las nubes del cielo con poder y gran gloria, como Rey de reyes y Señor de señores, mediante su vida y carácter procurarán representarlo ante el mundo… Aborrecerán el pecado y la iniquidad, así como Cristo aborreció el pecado. Guardarán los mandamientos de Dios, como Cristo guardó los mandamientos de su Padre (Fe y obras, p. 118)

89

 

Estimados hermanos por favor lean las indicaciones que les damos.

1- Si usted no encuentra la nueva lección el sábado a las 3:00 de la tarde hora del Este de los Estados Unidos, es porque no la hemos publicado.

2- Si usted encuentra la nueva lección ya disponible a las 3:00 de la tarde hora del Este de los Estados Unidos, pero no puede descargarla en el sistema PDF, es porque nosotros no hemos terminado de arreglarla, y aún estamos trabajando en ella. Se activa el sistema PDF cuando la lección está completamente terminada.

Cuatro personas laboramos en este ministerio: si una de ellas tiene un contratiempo, los demás la esperamos. Muchas veces, aunque queramos, no tenemos la habilidad de hacer lo que la otra persona hace. Así que tenga paciencia, que nosotros tenemos en mente la lección de todas las semanas, pero muchas veces las cosas no van como deseáramos.

3- Por favor, no nos escriba preguntando por la lección, por el comentario, o por el sistema PDF, porque no recibirá respuesta. Si usted percibe un retraso, le rogamos orar por quienes le servimos en este ministerio, y tener paciencia.

Gracias por sus oraciones, comprensión y cooperación.

 

COMENTARIO PARA TODA LA SEMANA

Hemos llegado al final del segundo trimestre, como es nuestra costumbre, el comentario de la lección trece es mínimo, ya que casi siemprem es el resumen del estudio de todo el trimestre.  La semana pasada, practicamente estudiamos la segunda venida de Cristo, hoy dejamos un comentario para usted, que mas se basa en los primeros mil años de vida, que los redimidos disfrutarán en el cielo.

4Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. (Apocalipsis 21:4)

Seis cosa serán eliminadas por Dios en la tierra nueva: el mar, las lagrimas, la muerte, el lloro, la queja y el dolor.

La lágrima, científicamente hablando, es un desperdicio químico del cerebro. Nosotros creemos que hay lágrimas de tristeza y lágrimas de alegría, pero en verdad no es así. Todas las lágrimas que el humano derrama, todas son de tristeza, no hay ni una lágrima de alegría. Por ejemplo, aquellos que se encuentran después de muchos años de separación; ¿lloran de alegría? no, ellos no están llorando de alegría, sino de tristeza. Ese encuentro está trayendo a la memoria de las personas, años de separación, de soledad, de aflicción, de tristeza, de ansiedad, ese encuentro está reviviendo en la mente, toda los estragos que una separación trajo consigo.

Las lágrimas tiene su fuente, y la fuente o el origen de la lágrima es el pecado. Desde que el hombre pecó en esta tierra, no ha pasado un día que no se haya derramados lágrimas en el mundo, si no es por una cosa en por otra, pero las lágrimas abundan en éste mundo de dolor. Si recogiéramos todas las lagrimas derramadas por el hombre desde que pecó, tuvieramos un gigantesco lago, que le pudiéramos llamar el lago de la tristeza.

¿Por qué derramamos lágrimas?

-Muchas veces derramamos lágrimas por una amistad defectuosa. Muchos de nuestros amigos son amigos, mientras el sol de la prosperidad brilla en nuestras vidas, pero cuando nuestro cielos se llena de nubes negras y de recios vientos, nuestros amigos nos abandonan en nuestras tempestades, esas lágrimas son muy dolorosas.

-Muchas veces derramamos lágrimas por nuestras relaciones defectuosas, hay muchos hogares donde las lágrimas se derraman más, que las que se derraman en un servicio fúnebre.

-Muchas veces derramamos lágrimas por la aflicción: Lágrimas nos brotan cuando vemos a nuestros amados transitar velozmente de la salud a la enfermedad, de vigor a la debilidad, de la fortaleza al dolor, de la vida a la muerte.

-Muchas veces derramamos lágrimas por nuestras malas acciones, cuantas veces deseamos volver el reloj hacia atrás, comenzar de nuevo y evitar tanto dolor que hemos ocasionado a nuestros prójimos, como a nosotros mismos.

-Muchas veces derramamos lágrimas por culpas de otros. Lágrimas que no se pueden evitar, somos golpeados por la crueldad de otros, por la ignorancia, por el orgullo, el despotismo, la venganza y la maldad de otros.

Dios promete quitar las lágrimas de sus hijos; solamente él lo puede hacer, él es el Padre de la misericordia, el Dios de la gracia, el es la fuente de consuelo. El trabajo será completo, Dios lo ha prometido, Dios lo cumplirá.

A la venida de Cristo, hay dos resurrecciones, el pasaje siguiente está hablando de una resurrección especial, que sucede antes de la venida de Cristo. En ésta resurrección especial , son tres grupos diferentes que regresan a la vida: El primer grupo son aquellos que murieron bajo el mensaje del tercer ángel:

Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, 10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero; 11 y el humo de su tormento sube por los siglos de los siglos. Y no tienen reposo de día ni de noche los que adoran a la bestia y a su imagen, ni nadie que reciba la marca de su nombre. 12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús. 13 Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen. (Apocalipsis 14)

El segundo grupo son aquellos  que participaron en el enjuiciamiento y muerte de Jesucristo,  y el tercer grupo son todos aquellos que en la historia de éste mundo han sido los enemigos # 1 del evangelio y de la iglesia. Hay que notar que ésta resurrección sucede antes de la venida de Cristo, quiere decir que todos ellos podrán contemplar por varios días los sucesos aterradores de la naturaleza que precede a la segunda venida de Cristo.

“Los sepulcros se abren y “muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”. Daniel 12:2. Todos los que murieron en la fe del mensaje del tercer ángel, salen glorificados de la tumba, para oír el pacto de paz que Dios hace con los que guardaron su ley. “Los que le traspasaron” (Apocalipsis 1:7), los que se mofaron y se rieron de la agonía de Cristo y los enemigos más acérrimos de su verdad y de su pueblo, son resucitados para mirarle en su gloria y para ver el honor con que serán recompensados los fieles y obedientes.” {CS 621.1}  (CS  Conflicto de los Siglos)

“Densas nubes cubren aún el firmamento; sin embargo el sol se abre paso de vez en cuando, como si fuese el ojo vengador de Jehová. Fieros relámpagos rasgan el cielo con fragor, envolviendo a la tierra en claridad de llamaradas. Por encima del ruido aterrador de los truenos, se oyen voces misteriosas y terribles que anuncian la condenación de los impíos. No todos entienden las palabras pronunciadas; pero los falsos maestros las comprenden perfectamente. Los que poco antes eran tan temerarios, jactanciosos y provocativos, y que tanto se regocijaban al ensañarse con el pueblo de Dios observador de sus mandamientos, se sienten presa de consternación y tiemblan de terror. Sus llantos dominan el ruido de los elementos. Los demonios confiesan la divinidad de Cristo y tiemblan ante su poder, mientras que los hombres claman por misericordia y se revuelcan en terror abyecto.” {CS 621.2}

“Por un desgarrón de las nubes una estrella arroja rayos de luz cuyo brillo queda cuadruplicado por el contraste con la oscuridad. Significa esperanza y júbilo para los fieles, pero severidad para los transgresores de la ley de Dios.” {CS 622.2}

“Mientras estas palabras de santa confianza se elevan hacia Dios, las nubes se retiran, y el cielo estrellado brilla con esplendor indescriptible en contraste con el firmamento negro y severo en ambos lados. La magnificencia de la ciudad celestial rebosa por las puertas entreabiertas. Entonces aparece en el cielo una mano que sostiene dos tablas de piedra puestas una sobre otra. El profeta dice: “Denunciarán los cielos su justicia; porque Dios es el juez”. Salmos 50:6. Esta ley santa, justicia de Dios, que entre truenos y llamas fue proclamada desde el Sinaí como guía de la vida, se revela ahora a los hombres como norma del juicio. La mano abre las tablas en las cuales se ven los preceptos del Decálogo inscritos como con letras de fuego. Las palabras son tan distintas que todos pueden leerlas. La memoria se despierta, las tinieblas de la superstición y de la herejía desaparecen de todos los espíritus, y las diez palabras de Dios, breves, inteligibles y llenas de autoridad, se presentan a la vista de todos los habitantes de la tierra.” {CS 622.3}

“Desde el cielo se oye la voz de Dios que proclama el día y la hora de la venida de Jesús, y promulga a su pueblo el pacto eterno. Sus palabras resuenan por la tierra como el estruendo de los más estrepitosos truenos. El Israel de Dios escucha con los ojos elevados al cielo. Sus semblantes se iluminan con la gloria divina y brillan cual brillara el rostro de Moisés cuando bajó del Sinaí. Los malos no los pueden mirar. Y cuando la bendición es pronunciada sobre los que honraron a Dios santificando su sábado, se oye un inmenso grito de victoria.” {CS 623.3}

“Pronto aparece en el este una pequeña nube negra, de un tamaño como la mitad de la palma de la mano. Es la nube que envuelve al Salvador y que a la distancia parece rodeada de oscuridad. El pueblo de Dios sabe que es la señal del Hijo del hombre. En silencio solemne la contemplan mientras va acercándose a la tierra, volviéndose más luminosa y más gloriosa hasta convertirse en una gran nube blanca, cuya base es como fuego consumidor, y sobre ella el arco iris del pacto.” {CS 624.1}

Aquí sucede la segunda resurrección:

“Entre las oscilaciones de la tierra, las llamaradas de los relámpagos y el fragor de los truenos, el Hijo de Dios llama a la vida a los santos dormidos. Dirige una mirada a las tumbas de los justos, y levantando luego las manos al cielo, exclama: “¡Despertaos, despertaos, despertaos, los que dormís en el polvo, y levantaos!” Por toda la superficie de la tierra, los muertos oirán esa voz; y los que la oigan vivirán. Y toda la tierra repercutirá bajo las pisadas de la multitud extraordinaria de todas las naciones, tribus, lenguas y pueblos. De la prisión de la muerte sale revestida de gloria inmortal gritando: “¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿dónde, oh sepulcro, tu victoria?” 1 Corintios 15:55. Y los justos vivos unen sus voces a las de los santos resucitados en prolongada y alegre aclamación de victoria.” {CS 627.1}

Hay un pensamiento que existe y que lo compartiré con ustedes, por favor recuerde que es solo un pensamiento, no es nada mas que eso, por favor no lo vaya a presentar como una verdad, o realidad, mucho menos como una doctrina.

Esto tiene como fin instruirnos en lo que las demás religiones piensan y creen, así tenemos mejor base para contestar si alguna vez se llagara a tocar este tema con usted.

Hay muchos teólogos de diversas religiones, que creen que el infierno va a durar 6 días. ¿De donde toman ellos esa idea? La toman de 2 Pedro 3: 8 “Mas, oh amados, no ignoréis esto: que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día.”

Ellos creen que Dios tomará un día de castigo por cada mil años de pecado.

En otras palabras todos los pecados cometidos en mil años serán castigados en un día, y si la tierra tiene 6, 000 años de pecados, equivale a 6 días de castigo, ya que para Dios, mil años es como un día.

Ellos dicen que la tierra ha pecado por mas de 6,000 años, y el milenio será el descanso de la tierra, en lo cual están correctos. De la misma manera ellos dice que la tierra será castigada y purificada por 6 días y al Séptimo día será el reposo final. Muy interesante, ¿No lo cree? recuerde es solo un pensamiento,

La Biblia no dice, cuantos días durará el infierno, el espíritu de profecía dice: “mientras otros sufren muchos días.” 

“Vi entonces un ángel que bajaba del cielo. En su mano llevaba una gran cadena y la llave del Abismo profundo. 2. Este ángel capturó al dragón, aquella serpiente antigua que es el diablo, llamado Satanás, y lo encadenó durante mil años. 3. Lo arrojó al Abismo, y allí lo encerró. Luego aseguró la puerta y le puso un sello, para que el dragón no pueda salir a engañar a los países, hasta que se cumplan mil años. Después de eso, el dragón será puesto en libertad por un corto tiempo.”  Apocalipsis 20 (Versión: Traducción en Lenguaje Actual)

¿Qué cosas se harán en el milenio?

1- Celebrar Juicio:

Cuando se nos pregunta para que es el milenio, la mayoría de nosotros respondemos que el milenio es para celebrar juicio a los que no se salvaron. Y eso es verdad, cada quien pedirá los libros de las memorias de los que no se salvaron, en esos libros están escritas todas las obras de los perdidos, y al final del juicio, todo salvo quedará con la completa seguridad que no se cometió injusticias contra nadie, todo salvo quedará consiente que las personas que se perdieron, fue por que quisieron  perderse.

Hay que recordar que este juicio se hace contemporáneamente, en pocas palabras yo no voy a juzgar a los que no he conocido, si no que a las personas que conocí en la tierra, pero que por cualquier razón no llegaron al cielo.

Pero el milenio no es solamente para hacer juicio, no tomará mucho tiempo para juzgar a nuestros conocidos ausentes.

2- Descanso de la Tierra:

El milenio servirá para que la tierra descanse del abuso y del pecado que la afligido por tantos miles de años, el milenio es el día sabático tanto para la tierra, como para sus habitantes.

3-Crecimiento Intelectual:

El milenio servirá para crecimiento intelectual, serán mil años donde el humano recibirá una capacitación intensiva, mil años, solamente de día, sin existir la noche.  Mil años equivale aproximadamente a 8 millones con 640, 000 horas, posiblemente este sea el centro de capacitación mas intenso en la historia del universo.

Los maestros serán El Padre, Jesucristo, el Espíritu Santo, y millones de ángeles. En esos mil años se nos impartirá ciencia, cultura, educación, culinaria, letras, modales, arte, música, idiomas, y cosas que ni siquiera nos imaginamos. Al final de los mil años, el humano estará ya listo y preparado para comenzar el incansable vuelo por el universo sin fin, por el resto de la eternidad.

Estos mil años servirán para que los humanos nos pongamos a la altura de los demás seres que no han caído, al cielo llegaran humanos de intelecto encumbrado y profundo, pero también llegaran personas que  ni siquiera aprendieron a leer y a escribir. Hay que recordar que el humano eventualmente llegará a tener la misma altura intelectual de los ángeles.

4-Crecimiento Físico:

El milenio servirá también para crecimiento físico; el espíritu de profecía, dice que cuando entremos al cielo, cada quien llevará la estatura que tenía en la tierra. Desde los mas altos que existieron en los tiempos de Adán, hasta que llegue a la raza enana de nuestros días.

Al cielo entraran una multitud de bebes y de niños, que serán terminados de crecer por sus madre naturales de la tierra, y si sus madres naturales no han llegado al cielo, esos niños serán entregados a su madre original; Eva.  Posiblemente la etapa de un adulto, en el reloj del cielo, comienza cuando  el niño cumple cien años de edad.

Elena de White, vio una multitud de niños con Eva, ellos dejaran de ser niños cuando cumplen los 100 años de edad. Eva tendrá un cántico especial para estos niños, y se llama “La Canción de Amor” Al final de los mil años, todos los humanos han conseguido la altura de Adán.

“Todos salen de sus tumbas de igual estatura que cuando en ellas fueran depositados. Adán, que se encuentra entre la multitud resucitada, es de soberbia altura y formas majestuosas, de porte poco inferior al del Hijo de Dios. Presenta un contraste notable con los hombres de las generaciones posteriores; en este respecto se nota la gran degeneración de la raza humana. Pero todos se levantan con la lozanía y el vigor de eterna juventud”  (El Conflicto Inminente 103-2)

“Todas las imperfecciones y deformidades quedan en la tumba. Reintegrados en su derecho al árbol de la vida, en el desde tanto tiempo perdido Edén, los redimidos crecerán hasta alcanzar la estatura perfecta de la raza humana en su gloria primitiva. Las últimas señales de la maldición del pecado serán quitadas, y los fieles discípulos de Cristo aparecerán en “la hermosura de Jehová nuestro Dios,” reflejando en espíritu, cuerpo y alma la imagen perfecta de su Señor. ¡Oh maravillosa redención, tan descrita y tan esperada, contemplada con anticipación febril, pero jamás enteramente comprendida!” {CI 103.2}

6- Arresto del criminal

El Milenio servirá para apresar al criminal; ya se sabe quien es el criminal; y ya se sabe que Cristo lo dio la sentencia de muerte en la cruz del Calvario y su sentencia es la pena capital, el diablo y sus ángeles tienen que ser ejecutados.

El acto de la ejecución de un criminal, siempre es precedido por un tiempo de arresto. En ese tiempo de arresto se puede revisar todo su expediente para asegurarse que su ejecución es justa. Ese expediente se podrá revisar en el milenio,  en el juicio que se haga a los perdidos.

7-El milenio le dará paz y tranquilidad a los mundos no caídos:

“Y le arrojó al abismo, y le encerró, y selló sobre él; porque no engañase más a las naciones hasta que los mil años fuesen cumplidos, y después de esto, es necesario que sea desatado por un poco de tiempo.” (Apocalipsis 20 – Versión Reina Valera 1865)

Después de leer éste texto, muchos nos preguntamos, ¿porqué el diablo es encadenado en el milenio? y la respuesta es para que no vaya a engañar a las naciones; Entonces nos formulamos otra pregunta; ¿cuáles naciones? si en el milenio no queda nadie vivo en la tierra.

 Satanás no tenía en la mira vencer a la tierra solamente, el creía que en la misma forma que pudo engañar a la mitad de la población angelina, tenía la capacidad de engañar a los otros mundos; por lo tanto su plan era de alcance universal, no solamente terrenal.

“El gobierno de Dios no sólo incluía a los habitantes del cielo sino también a los de todos los mundos creados. Satanás pensó que si él podía arrastrar a las inteligencias celestiales en su rebelión, también podía hacerlo con los seres de otros mundos.” —The Review and Herald, 9 de marzo de 1886. {La Verdad Acerca de los Ángeles 39.2}

El espíritu de profecía dice, que Satanás es encadenado para que no vaya a engañar a los otros mundos que no han caído:

“La desolada tierra iba a ser la habitación de Satanás y sus malignos ángeles durante mil años. Allí quedaría Satanás recluído, vagabundo y errante por toda la tierra para ver las consecuencias de su rebelión contra la ley de Dios. Durante mil años iba a poder gozar del fruto de la maldición que había causado. Recluido en la tierra, no tendrá ocasión de ir a otros planetas para tentar y molestar a quienes no han caído. Durante todo ese tiempo Satanás sufrirá muchísimo. Sus características malignas han estado en constante ejercicio desde su caída; pero se verá entonces privado de su poder y obligado a reflexionar con terror y temblor en lo que le reserva el porvenir cuando haya de penar por todo el mal que hizo y ser castigado por todos los pecados que hizo cometer.” {Primeros Escritos 289.3}

El encadenamiento de Satanás en la tierra, le da paz al universo entero, ya que los mundos no caídos ya no tienen que estar pendientes, alarmados o estresados, podríamos decir en nuestro idioma terrenal, de la visita inesperada de un ser aborrecido en el universo. Ahora el universo está en paz, porque saben que cuando Satanás sea soltado, es solamente por un poco tiempo y es para ser destruido totalmente y por la eternidad.

“Aquí es donde, con sus malos ángeles, Satanás hará su morada durante mil años. Limitado a la tierra, no podrá ir a otros mundos para tentar e incomodar a los que nunca cayeron. En este sentido es cómo está atado: no queda nadie en quien pueda ejercer su poder. Le es del todo imposible seguir en la obra de engaño y ruina que por tantos siglos fue su único deleite.” {CS 640.3}

“Oí, de parte de los ángeles y de los santos redimidos, exclamaciones de triunfo que resonaban como diez mil instrumentos músicos, porque ya no se verían ellos molestados ni tentados por Satanás, y porque los habitantes de otros mundos quedaban libres de él y de sus tentaciones.” {Primeros Escritos 290.1}

Si siempre hemos creído que el problema de Satanás, ha sido solamente un problema para la tierra, no es así, el problema de Satanás ha sido un problema para Dios, para los ángeles, para los humanos, y para los habitantes de los mundos no caídos también.

Los angeles del cielo, estuvieron en riezgo  y en prueba, hasta la muerte de Cristo. Es decir, que desde que Lucifer pecó hasta la muerte de Cristo, los ángeles no caídos aún podían ser convencidos por Satanás para cambiarse de filas.

Antes de la muerte de Jesús, muchos de ellos pudieron tener simpatía para Satanás, o posiblemente no estaban 100 % convencidos con la administración de Cristo. Pero a la muerte de Cristo, ellos lograron ver y descubrir la realidad de Satanás, se dieron cuenta que él es un mentiroso y también es un asesino.

 Desde la expulsión de Lucifer hasta la muerte de Jesús, fue un tiempo de prueba para que los ángeles mostrarán su verdadera lealtad a Dios; con la muerte de Cristo, ese tiempo de prueba finaliza, y ellos son asegurados para la eternidad, ya no hay mas miedo de ceder ante las insinuaciones de Satanás; todo quedó decidido y sellado para la eternidad.

“El significado de la muerte de Cristo será entendido por ángeles y santos. Los hombres caídos no hubieran podido tener un hogar en el paraíso de Dios, si no fuera por el Cordero que fue inmolado antes de la creación del mundo… La seguridad de los ángeles también depende de los sufrimientos del Hijo de Dios; por eso le ofrecen honor y gloria. Es mediante la eficacia de la cruz, que los ángeles son guardados contra la apostasía. Sin la cruz, no estarían más seguros que lo que estaban los ángeles antes de la caída de Satanás. La perfección angélica falló en el cielo; la perfección humana falló en el Edén… El plan de salvación, que muestra el amor y la justicia de Dios, provee la eterna salvaguardia contra la rebelión en los mundos no caídos… La muerte de Cristo en la cruz del Calvario es nuestra única esperanza en este mundo, y será nuestro tema en el mundo venidero.”—The Signs of the Times, 30 de diciembre de 1889. {Las Señales de los Tiempos, Diciembre 30-1889)

El otro texto muy interesante dice que los mundos no caídos, también fueron asegurados, hasta la muerte de Cristo.

“Cuando Cristo exclamó: “Consumado es”, los mundos no caídos quedaron asegurados. Para ellos la batalla había sido peleada y la victoria conseguida. Satanás no tendría lugar en los afectos del universo.”—The Review and Herald, 12 de marzo de 1901. {La Verdad Acerca de los Ángeles 208.4}

Si antes de la muerte de Cristo en cualquier parte del universo aún existía alguna duda con respecto a la obra de Satanás, o si alguien tenía algún afecto, cariño o simpatía para Satanás, esa duda o ese afecto hacia Satanás, termina con la muerte de Cristo.

Con el sufrimiento y la muerte de Cristo en la cruz, Satanás muestra al universo, que es un mentiroso y un asesino, sus verdaderas intenciones son reveladas, su verdadero carácter es revelado al universo, y de esa manera los mundos se aseguran para Dios, ya que nadie va a estar dispuesto a seguir a un caudillo que es un mentiroso, un criminal y un tirano.

8- El milenio servirá para tomar posesión de las mansiones eternas del cielo:

 Con la caída de Satanás y la gigante población angelina que siguió sus pasos, el cielo quedó semi-desierto. Millones de moradas quedaron vacías, esas moradas llegarán a ser propiedad de los redimidos:

“Dios creó al hombre para la gloria divina, para que después de pasar por la prueba y la aflicción la familia humana pudiera llegar a ser una con la familia celestial. El propósito de Dios era repoblar el cielo con la familia humana.” —Comentario Bíblico Adventista 1:1096.

“Las vacantes que se produjeron en el cielo por la caída de Satanás y sus ángeles, serán llenadas por los redimidos del Señor.” —The Review and Herald, 29 de mayo de 1900.

 En el milenio, hay un intercambio de propiedades: Nosotros los humanos tomamos las moradas del cielo por propiedad, esas moradas que le pertenecían a los ángeles que cayeron, y a ellos se les presta temporalmente las moradas terrnal por mil años.

Después del milenio, nosotros lo humanos nos quedamos con las moradas de los cielos, con las moradas de la tierra, con la santa ciudad y con la vida eterna.

Y ellos, Satanás y sus ángeles pierden todo; pierden las moradas de los cielos, que las perdieron desde su caída, pierden el mundo, y también pierden la vida. Que tremendo intercambio nos espera, asegurémonos que no nos perdamos esta oferta divina, nunca en la historia del universo se había dado una oferta tal y nunca se va a volver a dar.

“Hay mansiones preparadas para todos los que se sometan a la obediencia de la ley divina…

…Tenemos su promesa. Disponemos de los títulos de propiedad en el reino de gloria. Jamás fueron redactados títulos de propiedad tan estrictamente de acuerdo con la ley, o más cuidadosamente firmados, que los que le dan derecho al pueblo de Dios a las mansiones celestiales. “No se turbe vuestro corazón -dice Cristo-; creéis en Dios; creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis”. Juan 14:1-3… {CDCD 200.4} (cada día con Cristo)

 

¿Después del milenio, a donde viviremos? Por lógica sabemos que en la tierra nueva, porque somos oriundos de la tierra, pero la lógica muchas veces no está contemplada en la agenda de Dios.

De una cosa estamos seguros y es con quien viviremos el resto de la eternidad: “Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis…”

Si Jesucristo desea estar en el cielo, allí estaremos con él, y allí tendremos nuestras propias moradas, Si Cristo desea estar en la tierra allí estaremos con él y  también en la tierra tendremos moradas, tendremos una habitación en la ciudad y una en el campo.

La casa de campo nunca se terminará de construir por la eternidad, ¿Será por qué seremos un pueblo con una agenda de viajes extremadamente ocupada?

Si Cristo ha dicho que estaremos con él por la eternidad, posiblemente esa sea la razón, por la cual nunca terminaremos de construir nuestra casa de campo, ya que pasaremos viajando con Cristo por la eternidad.

Recordemos que la parábola de la oveja perdida, también se refiere a este mundo y los mundos que viven en santidad. Dios dejó las 99, que son el resto de los mundos no caídos, por salvar la oveja perdida, que es nuestro planeta.

“Cristo representa con la oveja perdida no sólo al pecador individual, sino también al mundo que ha apostatado y ha sido arruinado por el pecado. Este mundo no es sino un átomo en los vastos dominios que Dios preside. Sin embargo, este pequeño mundo caído, la única oveja perdida, es más precioso a su vista que los noventa y nueve que no se descarriaron del aprisco. Cristo, el amado Comandante de las cortes celestiales, descendió de su elevado estado, puso a un lado la gloria que tenía con el Padre, a fin de salvar al único mundo perdido. Para esto dejó allá arriba los mundos que no habían pecado, los noventa y nueve que le amaban, y vino a esta tierra, para ser “herido… por nuestras rebeliones” y “molido por nuestros pecados”.5 Dios se dio a sí mismo en su Hijo para poder tener el gozo de recobrar la oveja que se había perdido.” {PVGM 149.2 Palabras de Vida del Gran Maestro}


Lección 13 | Domingo 24 de junio__________________________________________________

EL DÍA DEL SEÑOR

Aunque tendemos a pensar que la segunda venida de Jesús es solo una enseñanza del Nuevo Testamento, eso no es cierto. Por supuesto, recién después de la primera venida de Jesús, después de su muerte, resurrección y ascensión se nos dio una revelación más completa y más rica de la verdad que rodea la Segunda Venida. Pero, como con tantas otras cosas del Nuevo Testamento, el Antiguo Testamento revela indicios de esta verdad primordial mucho antes de que suceda. Con la doctrina de la segunda venida de Jesús, los autores del Nuevo Testamento no revelaron una nueva verdad, sino que contribuyeron enormemente con una verdad que ya había sido revelada en la Biblia. Recién ahora, a la luz del Salvador crucificado y resucitado, la promesa de la Segunda Venida puede comprenderse y apreciarse más plenamente.

Lee Isaías 13:6 y 9; Zacarías 14:9; y Daniel 12:1. ¿Qué nos enseñan acerca de la segunda venida de Jesús?

Isaías 13:6 y 9

Aullad, porque cerca está el día de Jehová; vendrá como asolamiento del Todopoderoso.

 

He aquí el día de Jehová viene, terrible, y de indignación y ardor de ira, para convertir la tierra en soledad, y raer de ella a sus pecadores.

Zacarías 14:9

Y Jehová será rey sobre toda la tierra. En aquel día Jehová será uno, y uno su nombre.

Daniel 12:1

1 En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia, cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro.

Indudablemente, “el día de Jehová” será un día de destrucción, tristeza y confusión para los perdidos. Pero también será un día de liberación para todo el pueblo de Dios, los que se hallan “escritos en el libro” (ver además Fil. 4:3, Apoc. 3:5; 13:8). Este tema, el del “día de Jehová” como un tiempo de juicio contra los impíos, pero también un tiempo en que los fieles de Dios son protegidos y recompensados, se encuentra en el Antiguo Testamento. Por ejemplo, aunque algunos se enfrenten al “furor de la ira de Jehová”, los que escuchen el llamado a “busca[r] justicia”, y “busca[r] mansedumbre” serán “guardados en el día del enojo de Jehová” (Sof. 2:1-3).

Lee Mateo 24:30 y 31. ¿De qué manera estos versículos muestran esta misma gran diferencia entre los perdidos y lo salvos en la segunda venida de Jesús?

Mateo 24:30-31

30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria. 31 Y enviará sus ángeles con gran voz de trompeta, y juntarán a sus escogidos, de los cuatro vientos, desde un extremo del cielo hasta el otro.

A medida que se desarrollen los acontecimientos finales, se hará más evidente de qué lado estamos. ¿Qué decisiones podemos y debemos tomar ahora para asegurarnos de estar del lado correcto?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Al considerar el día de Dios en santa visión, los antiguos profetas exclamaron: “Aullad, porque cerca está el día de Jehová; vendrá como asolamiento del Todopoderoso”. “Métete en la piedra, escóndete en el polvo, de la presencia espantosa de Jehová y del resplandor de su majestad. La altivez de los ojos del hombre será abatida, y la soberbia de los hombres será humillada; y Jehová solo será ensalzado en aquel día. Porque día de Jehová de los ejércitos vendrá sobre todo soberbio y altivo, y sobre todo ensalzado; y será abatido”. “Aquel día arrojará el hombre, a los topos y murciélagos, sus ídolos de plata y sus ídolos de oro, que le hicieron para que adorase; y se entrarán en las hendiduras de las rocas y en las cavernas de las peñas, por la presencia formidable de Jehová, y por el resplandor de su majestad, cuando se levantare para herir la tierra”. Isaías 13:6; 2:10-12…

Los que todo lo sacrificaron por Cristo están entonces seguros, como escondidos en los pliegues del pabellón de Dios. Fueron probados, y ante el mundo y los despreciadores de la verdad demostraron su fidelidad a Aquel que murió por ellos (El conflicto de los siglos, p. 622).

Pronto tendrán lugar ante el mundo acontecimientos extraordinarios. El fin de todas las cosas está a las puertas. El tiempo de angustia está por sobrecoger al pueblo de Dios. Es entonces cuando se promulgará el decreto que prohibirá comprar o vender a los que guardan el sábado del Señor, amenazándolos con castigarlos, y aun con la muerte, si no observan el primer día de la semana como día de reposo.

“En aquel tiempo se levantará Miguel, el gran Príncipe que está de parte de los hijos de tu pueblo; y será tiempo de angustia; cual nunca fue desde que hubo gente hasta entonces; pero en aquel tiempo será libertado tu pueblo, todos los que se hallen escritos en el libro”. Este pasaje revela la importancia de tener nuestros nombres escritos en el libro de la vida. Todos los que tengan sus nombres registrados allí serán librados del poder de Satanás (Exaltad a Jesús, p. 341).

“Y los reyes de la tierra, y los grandes, los ricos, los capitanes, los poderosos, y todo siervo y todo libre, se escondieron en las cuevas y entre las peñas de los montes; y decían a los montes y a las peñas: Caed sobre nosotros, y escondednos del rostro de aquel que está sentado sobre el trono, y de la ira del Cordero; porque el gran día de su ira ha llegado; ¿y quién podrá sostenerse en pie?” Los que poco antes hubieran exterminado de la tierra a los fieles hijos de Dios, presenciaban ahora la gloria de Dios que sobre éstos reposaba. Y en medio de su terror, los impíos oían las voces de los santos que en gozosas estrofas decían: “He aquí, éste es nuestro Dios, le hemos esperado, y nos salvará” (Primeros escritos, p. 286).

90


Lunes 25 de junio | Lección 13_____________________________________________________

DANIEL Y LA SEGUNDA VENIDA DE JESÚS

Aunque muchos judíos de la época de Jesús esperaban que el Mesías derrocara a los romanos y estableciera a Israel como la nación más poderosa de todas, ninguno de los advenimientos de Jesús, ni el primero ni el segundo, se trataba de eso. Dios tenía reservado algo mucho más grande para sus fieles que una simple reorganización del viejo mundo pecador y caído.

Quizá no haya nada en el Antiguo Testamento que revele tan claramente como Daniel 2 la verdad de que el nuevo mundo no surge del viejo, sino que es una creación nueva y radicalmente diferente.

Daniel 2 muestra el surgimiento y la caída de cuatro grandes imperios mundiales: Babilonia, Medopersia, Grecia y, finalmente, Roma, que luego se desintegra en las naciones de la Europa moderna. Sin embargo, la estatua que Nabucodonosor vio en su sueño (que simboliza la sucesión de estas cuatro grandes potencias mundiales) termina de una manera espectacular, que muestra la gran desconexión entre este mundo y el venidero después del regreso de nuestro Señor Jesucristo.

Lee Daniel 2:34, 35, 44 y 45. ¿Qué enseñan estos versículos sobre el destino de este mundo y la naturaleza del nuevo?

Daniel 2:34-35 y 44-45

34 Estabas mirando, hasta que una piedra fue cortada, no con mano, e hirió a la imagen en sus pies de hierro y de barro cocido, y los desmenuzó. 35 Entonces fueron desmenuzados también el hierro, el barro cocido, el bronce, la plata y el oro, y fueron como tamo de las eras del verano, y se los llevó el viento sin que de ellos quedara rastro alguno. Mas la piedra que hirió a la imagen fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra.

44 Y en los días de estos reyes el Dios del cielo levantará un reino que no será jamás destruido, ni será el reino dejado a otro pueblo; desmenuzará y consumirá a todos estos reinos, pero él permanecerá para siempre, 45 de la manera que viste que del monte fue cortada una piedra, no con mano, la cual desmenuzó el hierro, el bronce, el barro, la plata y el oro. El gran Dios ha mostrado al rey lo que ha de acontecer en lo por venir; y el sueño es verdadero, y fiel su interpretación.

Estos versículos dejan poca ambigüedad con respecto a lo que sucederá cuando Jesús regrese. En Lucas 20:17 y 18, Jesús se identificó con esta piedra que aplastó en el polvo todo lo que quedaba de este mundo. El arameo de Daniel 2:35 dice que después de que fueron desmenuzados el oro, la plata, el barro, el hierro y el bronce, estos se hicieron “polvo, como el que vuela en el verano cuando se trilla el trigo. El viento barrió con la estatua, y no quedó ni rastro de ella” (NVI). Es decir, nada queda de este viejo mundo después de que Jesús regrese.

Mientras tanto, la piedra que destruyó todo rastro de este viejo mundo “fue hecha un gran monte que llenó toda la tierra”. Y este Reino, que surge como resultado de la Segunda Venida, es aquel que “no será jamás destruido” y “permanecerá para siempre” (Dan 2:44).

Solo uno de los dos finales le espera a cada ser humano que haya vivido en este planeta. O estaremos con Jesús por la eternidad o desapareceremos en la nada con la paja de este viejo mundo. De una u otra forma, la eternidad nos espera a todos.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Anhelo ver quebrantado el poder engañoso del enemigo Pero no permitamos que nuestra fe falle. El único verdadero consuelo que encuentro consiste en mirar más allá del conflicto y contemplar el triunfo final, la gloria de Dios que refleja su resplandor sobre los vencedores. La profecía señala con certeza el resultado final del conflicto, y por fe lo podemos ver.

El poder restrictivo del Espíritu de Dios se está retirando de la tierra. Nuestra obra tiene que terminar pronto. Deberíamos hacer todos los esfuerzos posibles para salvar a las almas de la muerte. Dentro de poco el Señor Dios del cielo establecerá su reino, que no será destruido. Ha llegado el momento de desarrollar un carácter puro y celestial. La obra aumentará en fervor e intensidad hasta el mismo fin Necesitamos que nuestra fe aumente. Debemos velar en oración (Cada día con Dios, p. 196).

Pero estaba cerca el tiempo en que [Cristo] había de ser glorificado… En su segunda venida, habría de revelarse como Señor del cielo y de la tierra. Aquellos que estaban ahora por crucificarle, tendrían que reconocer su grandeza. Ante el universo, la piedra rechazada vendría a ser cabeza del ángulo.

“Y sobre quien ella cayere, le desmenuzará”. El pueblo que rechazó a Cristo, iba a ver pronto su ciudad y su nación destruidas. Su gloria había de ser deshecha y disipada como el polvo delante del viento. ¿Y que destruyó a los judíos? Fue la roca que hubiera constituido su seguridad si hubiesen edificado sobre ella. Fue la bondad de Dios que habían despreciado, la justicia que habían menospreciado, la misericordia que habían descuidado. Los hombres se opusieron resueltamente a Dios, y todo lo que hubiera sido su salvación fue su ruina… Así será en el gran día final, cuando se pronuncie sentencia sobre los que rechazan la gracia de Dios. Cristo, su roca de escándalo, les parecerá entonces una montaña vengadora. La gloria de su rostro, que es vida para los justos, será fuego consumidor para los impíos. Por causa del amor rechazado, la gracia menospreciada, el pecador será destruido (El Deseado de todas las gentes, p. 551).

No está lejos el tiempo cuando toda alma será probada… La contienda es entre los mandamientos de Dios y los mandamientos tic los hombres. En ese tiempo, el oro será separado de la escoria en la iglesia. La verdadera piedad se diferenciará claramente de la imitación y oropel de la misma. Muchas de las lumbreras que hemos admirado por su resplandor se disiparán en la oscuridad. Cual nube, el tamo será llevado por el viento, aun en los lugares donde solo vemos sembrados de hermoso trigo. Todos los que lucen los ornamentos del santuario, pero que no están vestidos de la justicia de Cristo, serán vistos en la vergüenza de su desnudez (Testimonios para la iglesia, tomo 5. p. 76).

91


Lección 13 | Martes 26 de junio____________________________________________________

PERSPECTIVAS A LARGO PLAZO

Lee Tito 2:13. ¿Qué gran esperanza tenemos y por qué?

Tito 2:13

13 aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo,

Al describir sus creencias sobre los orígenes de nuestro universo, un conferenciante explicó que hace unos trece mil millones de años “una masa minúscula infinitamente densa surgió de la nada, y la masa explotó, y de esa explosión nació nuestro universo”. El catedrático no dijo de qué modo esta “masa infinitamente densa” pudo surgir de la nada. Simplemente asumió, por fe, que fue así.

Ahora bien, como vimos en la introducción de la lección de esta semana, en nuestros orígenes encontramos nuestros finales. Esta es la razón por la que, según este conferenciante, nuestros finales no son demasiado esperanzadores, al menos a largo plazo. El universo, creado a partir de esta “masa minúscula infinitamente densa”, está condenado a una extinción futura, junto con todo lo que está en él, incluyendo a la humanidad, por supuesto.

En contraste, el concepto bíblico de nuestros orígenes no solo es mucho más lógico que esta visión, sino también mucho más esperanzador. Gracias al Dios de los orígenes, nuestras perspectivas a largo plazo son muy buenas. Tenemos mucho que esperar del futuro, y esta esperanza descansa en la promesa de la segunda venida de Jesús.

Lee 2 Timoteo 4:6 al 8. ¿De qué está hablando Pablo aquí, y en qué deposita su esperanza?

2 Timoteo 4:6-8

Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida.

Aunque Pablo está pronto a ser ejecutado, vive con la seguridad de la salvación y la esperanza del regreso de Cristo, lo que Pablo llama “su venida” (2 Tim. 4:8). Le espera una “corona de justicia”, por supuesto no su propia justicia (1 Tim. 1:15), sino la justicia de Jesús, sobre la que Pablo sabe que reposa su esperanza en la promesa de la Segunda Venida. A pesar de sus circunstancias inmediatas, que en el mejor de los casos eran deprimentes (en la cárcel, esperando a ser ejecutado), Pablo sabe que sus perspectivas a largo plazo son muy buenas. Y eso es porque contemplaba el panorama general, no se enfocaba solamente en la situación inmediata.

A pesar de tus circunstancias inmediatas, ¿cómo puedes tener la misma esperanza que Pablo? ¿De qué modo podemos aprender a mirar el panorama general y la esperanza que este nos ofrece?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El mensaje para este tiempo es positivo, sencillo y de la más profunda importancia. Debemos obrar como hombres y mujeres que lo creemos. Esperar, vigilar, trabajar, orar, amonestar al mundo: he aquí nuestra obra.

Hermanos míos, el Señor nos está hablando. ¿No escucharemos su voz? ¿No acondicionaremos nuestras lámparas, y actuaremos como hombres que están esperando que su Señor venga? (La maravillosa gracia de Dios, p. 353).

Pablo sufrió por causa de la verdad; y sin embargo no oímos ninguna queja de sus labios. Al repasar su vida de trabajos, cuidados y sacrificios, él dice: “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse”. Romanos 8:18…

Aun cuando Pablo fue finalmente confinado en una prisión romana, privado de la luz y del aire del cielo, apartado de sus activas labores en el evangelio, y momentáneamente esperaba la condena a muerte, sin embargo no se rindió a la duda o al descorazonamiento. Desde aquella celda tenebrosa resonó, poco antes de morir, su testimonio lleno de fe y valor sublimes, que ha inspirado los corazones de los santos y mártires de todas las épocas sucesivas. Sus palabras describen en forma adecuada los resultados de la santificación que hemos tratado de presentar en estas páginas. “Porque yo ya estoy para ser sacrificado, y el tiempo de mi partida está cercano. He peleado la buena batalla, he acabado la carrera, he guardado la fe. Por lo demás, me está guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mí, sino también a todos los que aman su venida”. 2 Timoteo 4:6-8 (La santificación del carácter, p. 95).

Lo que usted necesita es fe. No permita que su fe vacile. Libre la buena batalla de la fe y eche mano de la vida eterna. Será una batalla tremenda, pero líbrela a cualquier costo, porque las promesas de Dios son sí y amén en Cristo Jesús. Ponga su mano en la de Cristo. Habrá dificultades que vencer, pero ángeles que sobresalen en fortaleza cooperarán con el pueblo de Dios. Dirija su mirada hacia Sion, ábrase paso hacia la ciudad de las solemnidades. Una gloriosa corona y una túnica tejida en el telar del cielo aguardan al vencedor. Aunque Satanás proyecte su sombra infernal sobre su senda, y trate de ocultar de su vista la mística escalera que se extiende entre la tierra y el trono de Dios, por la cual ascienden y descienden los ángeles que son espíritus ministradores para los que serán herederos de la salvación, ábrase paso hacia las alturas, ponga firmemente su pie en un peldaño tras otro, y avance en dirección del trono del Infinito (Mente, carácter y personalidad, t. 2, p. 479).

92


Miércoles 27 de junio | Lección 13_________________________________________________

EN LAS NUBES DE LOS CIELOS

Aunque la Segunda Venida es un tema primordial y esencial, según la Biblia no todos los cristianos consideran que será un retorno personal y literal de Jesús. Algunos sostienen, por ejemplo, que la segunda venida de Jesús ocurre, no cuando Cristo vuelva en persona a la Tierra, sino cuando su Espíritu se manifieste en su iglesia en la Tierra. En otras palabras, la segunda venida de Cristo se logra cuando los principios morales del cristianismo se revelan en su pueblo.

No obstante debemos estar muy agradecidos de que esta enseñanza es falsa. Si fuera verdad, ¿qué esperanza a largo plazo tendríamos realmente?

Lee los siguientes versículos del Nuevo Testamento sobre la Segunda Venida. ¿Qué revelan sobre la naturaleza del regreso de Cristo?

Mateo 24:30

30 Entonces aparecerá la señal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces lamentarán todas las tribus de la tierra, y verán al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo, con poder y gran gloria.

1 Tesalonicenses 4:16

16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

Mateo 26:64

64 Jesús le dijo: Tú lo has dicho; y además os digo, que desde ahora veréis al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo.

Apocalipsis 1:7

He aquí que viene con las nubes, y todo ojo le verá, y los que le traspasaron; y todos los linajes de la tierra harán lamentación por él. Sí, amén.

2 Tesalonicenses 1:7-10

y a vosotros que sois atribulados, daros reposo con nosotros, cuando se manifieste el Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder, en llama de fuego, para dar retribución a los que no conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro Señor Jesucristo; los cuales sufrirán pena de eterna perdición, excluidos de la presencia del Señor y de la gloria de su poder, 10 cuando venga en aquel día para ser glorificado en sus santos y ser admirado en todos los que creyeron (por cuanto nuestro testimonio ha sido creído entre vosotros).

“El firmamento parece abrirse y cerrarse. La gloria del Trono de Dios parece relampaguear de un lado a otro. Los montes son sacudidos como una caña al soplo del viento, y las rocas partidas se esparcen por doquier. Se oye un bramido como de cercana tempestad. El mar es azotado con furia. Se oye el silbido de un huracán como la voz de demonios en misión de destrucción. Toda la Tierra se arquea e hincha como las olas del mar. Su superficie se desmenuza. Sus mismos fundamentos parecen ceder. Las cadenas montañosas se hunden. Islas habitadas desaparecen. Los puertos marítimos, que se volvieron como Sodoma por su corrupción, son tragados por las enfurecidas olas. ‘La grande Babilonia vino en memoria delante de Dios, para darle el cáliz del vino del ardor de su ira’ ” (CS 620, 621).

El regreso de Jesús es un acontecimiento tan masivo que literalmente le pone fin al mundo como lo conocemos hoy. Cuando ocurra, todos se enterarán también. Lo que Jesús logró por nosotros en la Primera Venida se manifestará plenamente en la Segunda.

El hecho de vivir con la realidad de la Segunda Venida, ¿cómo debería impactar nuestro modo de vida actual? ¿Cómo nos ayudaría a recordar cuáles son las cosas realmente importantes en la vida?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Hoy día existe una clase de personas en nuestro mundo que tienen la justicia propia. No son comilones, no son borrachos, no son incrédulos; pero quieren vivir para sí mismos, no para Dios. Él no se halla en sus pensamientos; por consiguiente se los clasifica con los incrédulos. No han servido a Dios aquí; por consiguiente no lo servirían en lo futuro. No podrían vivir en su presencia, y no se sentirían a gusto en ningún lugar del cielo.

Aprender de Cristo significa recibir su gracia, la cual es su carácter. Pero aquellos que no aprecian ni aprovechan las preciosas oportunidades y las sagradas influencias que les son concedidas en la tierra, no están capacitados para tomar parte en la devoción pura del cielo. Su carácter no está modelado de acuerdo con la similitud divina. Por su propia negligencia han formado un abismo que nada puede salvar. Entre ellos y la justicia se ha formado una gran sima (Palabras de vida del gran Maestro, pp. 214, 215).

En ocasión de su segunda venida, la convicción se apoderará ele todo corazón. Los que se apartaron de él para inclinarse hacia las cosas triviales de esta tierra, en procura de intereses egoístas y honor mundano, reconocerán su error en el día de su segunda venida. Estos son los mencionados por el Revelador como “todos los linajes de la tierra”, “harán lamentación por él”… Estas palabras se aplican no solamente a los hombres que lo traspasaron cuando pendía de la cruz del Calvario, sino a todos los que hoy lo están traspasando con su lenguaje pecaminoso y su mal proceder (Maranata, p. 290).

Si somos conscientes de la debilidad del yo, no nos confiaremos en nosotros mismos ni seremos indiferentes al peligro, sino que sentiremos la necesidad de acudir a la Fuente de nuestra fortaleza: Jesús, nuestra justicia. Hemos de allegamos con arrepentimiento y contrición, con una desesperada sensación de nuestra propia debilidad finita, y aprender que debemos acudir diariamente a los méritos de la sangre de Cristo, a fin de que lleguemos a ser vasos apropiados para el uso del Maestro.

Mientras así dependemos de Dios no seremos hallados en guerra contra la verdad, sino que siempre estaremos habilitados para ponernos de parte de la justicia. Debemos aferramos a la enseñanza de la Biblia y no seguir las costumbres y tradiciones del mundo, los dichos y hechos de los hombres (Fe y obras, pp. 87. 88).

El proceder de Dios respecto a la rebelión desenmascarará completamente la obra que durante tanto tiempo se ha hecho en forma oculta. Los resultados del dominio de Satanás y del rechazamiento de los estatutos divinos quedarán revelados a la vista de todos los seres racionales. La ley de Dios está plenamente vindicada. Se verá que todos los actos de Dios tuvieron por fin el bien eterno de su pueblo y de todos los mundos creados. Satanás mismo, en presencia del universo, confesará la justicia del gobierno de Dios y la rectitud de su ley.

No está lejos el tiempo en que Dios se levantará para vindicar su autoridad agraviada (Patriarcas y profetas, pp. 351, 352).

93


Lección 13 | Jueves 28 de junio_____________________________________________________

LOS VIVOS Y LOS MUERTOS

Antes de resucitar a su amigo Lázaro de la tumba, Jesús pronunció estas palabras: “Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá” (Juan 11:25). Sin embargo, en vez de pedirle a la gente que crea en una afirmación tan increíble, procedió a resucitar a Lázaro, que había estado muerto lo suficiente como para que el cadáver empezara a apestar (Juan 11:39).

Los que creen en Jesús, de hecho, mueren. Sin embargo, como dijo Jesús, aunque quizá mueran, volverán a vivir. De esto se trata la resurrección de los muertos. Y esto es lo que hace que la segunda venida de Jesús sea tan importante para todas nuestras esperanzas.

Lee Romanos 6:5; 1 Tesalonicenses 4:16; y 1 Corintios 15:42 al 44, y 53 al 55. Según estos versículos, ¿qué sucederá con los muertos en Cristo cuando Jesús regrese?

Romanos 6:5

Porque si fuimos plantados juntamente con él en la semejanza de su muerte, así también lo seremos en la de su resurrección;

1 Tesalonicenses 4:16

16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

1 Corintios 15:42-44 y 53-55

42 Así también es la resurrección de los muertos. Se siembra en corrupción, resucitará en incorrupción. 43 Se siembra en deshonra, resucitará en gloria; se siembra en debilidad, resucitará en poder. 44 Se siembra cuerpo animal, resucitará cuerpo espiritual. Hay cuerpo animal, y hay cuerpo espiritual.

53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad. 54 Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria. 55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?

La gran esperanza de la Segunda Venida es que la resurrección de los muertos que el mismo Jesús experimentó será la que también experimentarán sus fieles seguidores de todas las edades. En la resurrección de Jesús tienen la esperanza y la seguridad de su propia resurrección.

¿Qué sucederá con los que estén vivos cuando Jesús regrese? Fil. 3:21; 1 Tes. 4:17.

Filipenses 3:21

21 el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.

1 Tesalonicenses 4:17

17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Los fieles que estén vivos cuando Jesús regrese seguirán teniendo un cuerpo físico, pero no en su estado actual. Será transformado en forma sobrenatural en el mismo tipo de cuerpo incorruptible que también tendrán los que resuciten de entre los muertos. “Los justos vivos son mudados ‘en un momento, en un abrir y cerrar de ojos’. A la voz de Dios fueron glorificados; ahora son hechos inmortales, y juntamente con los santos resucitados son arrebatados para encontrarse con su Señor en los aires” (CS 628).

Haz una lista de todas las cosas de este mundo que son tan importantes para ti que preferirías sacrificar la vida eterna para conservarlas ahora. ¿Qué hay en la lista?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El resplandor que procede del verdadero cristiano testifica de su unión con Cristo. El yo está oculto a la vista y Cristo es revelado. El Cielo reconoce el cumplimiento de la promesa… “Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque le veremos tal como él es”. 1 Juan 3:2. Entonces aquellos cuyas vidas han estado ocultas en Cristo, quienes han peleado la buena batalla de la fe en esta tierra, resplandecerán con la gloria del Redentor en el reino de Dios (Reflejemos a Jesús, p. 99).

Cuando Cristo venga nuestros cuerpos han de ser transformados y hechos como su cuerpo glorioso; pero el carácter vil no será hecho santo entonces. La transformación del carácter debe ocurrir antes de su venida. Nuestras naturalezas deben ser puras y santas; debemos tener la mente de Cristo, para que él contemple con placer su imagen reflejada sobre nuestras almas (Nuestra elevada vocación, p. 280).

[T]odos se levantan con la lozanía y el vigor de eterna juventud. Al principio, el hombre fue creado a la semejanza de Dios, no solo en carácter, sino también en lo que se refiere a la forma y a la fisonomía. El pecado borró e hizo desaparecer casi por completo la imagen divina; pero Cristo vino a restaurar lo que se había malogrado. El transformará nuestros cuerpos viles y los hará semejantes a la imagen de su cuerpo glorioso. La forma mortal y corruptible, desprovista de gracia, manchada en otro tiempo por el pecado, se vuelve perfecta, hermosa e inmortal. Todas las imperfecciones y deformidades quedan en la tumba. Reintegrados en su derecho al árbol de la vida, en el desde tanto tiempo perdido Edén, los redimidos crecerán hasta alcanzar la estatura perfecta de la raza humana en su gloria primitiva. Las últimas señales de la maldición del pecado serán quitadas, y los fieles discípulos de Cristo aparecerán en “la hermosura de Jehová nuestro Dios”, reflejando en espíritu, cuerpo y alma la imagen perfecta de su Señor. ¡Oh maravillosa redención, tan descrita y tan esperada, contemplada con anticipación febril, pero jamás enteramente comprendida!…

Los ángeles “juntarán sus escogidos de los cuatro vientos, de un cabo del cielo hasta el otro”. Santos ángeles llevan niñitos a los brazos de sus madres. Amigos, a quienes la muerte tenía separados desde largo tiempo, se reúnen para no separarse más, y con cantos de alegría suben juntos a la ciudad de Dios (El conflicto de los siglos, pp. 627, 628).

Por medio de la obra redentora de Cristo, el gobierno de Dios queda justificado. El Omnipotente es dado a conocer como el Dios de amor. Las acusaciones de Satanás quedan refutadas y su carácter desenmascarado. La rebelión no podrá nunca volverse a levantar. El pecado no podrá nunca volver a entrar en el universo. A través de las edades eternas, todos estarán seguros contra la apostasía. Por el sacrificio abnegado del amor, los habitantes de la tierra y del cielo quedarán ligados a su Creador con vínculos de unión indisoluble.

La obra de la redención estará completa. Donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia de Dios. La tierra misma, el campo que Satanás reclama como suyo, ha de quedar no solo redimida sino exaltada Nuestro pequeño mundo, que es bajo la maldición del pecado la única mancha obscura de su gloriosa creación, será honrado por encima de todos los demás mundos en el universo de Dios. ..Y a través de las edades sin fin, mientras los redimidos anden en la luz del Señor, le alabarán por su Don inefable: Emmanuel; “Dios con nosotros” (El Deseado de todas las gentes, p. 18).

94


Viernes 29 de junio | Lección 13___________________________________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:

La segunda venida de Jesús no es el epílogo, el apéndice ni la recapitulación de la triste historia del pecado y el sufrimiento humano en este mundo caído. La Segunda Venida es el gran clímax, la gran esperanza de la fe cristiana. Sin ella, ¿qué nos queda? La historia de la humanidad avanza, transcurre una escena miserable tras otra, una tragedia tras otra, hasta que todo finalmente termina en la muerte. Al margen de la esperanza que nos ofrece la venida de Cristo, la vida es, como escribió William Shakespeare, “una historia contada por un idiota, llena de sonido y furia, que no significa nada”. Y sin embargo, tenemos esta esperanza porque la Palabra de Dios nos la confirma, vez tras vez. Tenemos esta esperanza porque Jesús nos rescató con su vida (Mar. 10:45), y por cierto Jesús está volviendo para buscar lo que pagó. Las estrellas del cielo no nos hablan de la Segunda Venida. Las aves que gorjean en los árboles no la anuncian. Estas cosas en sí podrían indicar algo bueno, algo esperanzador sobre la realidad misma. Pero ellas no nos enseñan que un día, cuando Jesús regrese, “se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados” (1 Cor. 15:52). No nos enseñan que un día levantaremos la vista y “ver[emos] al Hijo del Hombre sentado a la diestra del poder de Dios, y viniendo en las nubes del cielo” (Mar. 14:62). No, sabemos estas cosas porque la Palabra de Dios nos las contó, y confiamos en lo que la Palabra nos promete.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. Piensa en lo que significaría si la segunda venida de Jesús realmente no fuera nada más que lo que algunos creen que es: la plena expresión de los principios cristianos en la vida de los seguidores de Cristo. Por muy maravillosa que fuera, finalmente, ¿por qué nos dejaría sin esperanza?
  2. ¿Por qué la idea popular de que el universo surgió de la nada es tan absurda? ¿Por qué la gente promovería esa noción, y por qué algunos creen en ella? ¿Por qué la creencia en un Dios eterno, que creó todas las cosas, es una explicación mucho más lógica y racional para el universo?
  3. Comparte con tu clase qué cosas pondrías en una lista: cosas que consideras tan importantes en esta vida que sacrificarías la esperanza de la eternidad para conservarlas ahora. ¿Qué pueden aprender unos de otros sobre el contenido de estas listas? Si no tienen nada en las listas, ¿cómo podemos asegurarnos, entonces, de que no haya nada en la vida que nos impida salvarnos, como será el caso de muchos?

95


Escrito por: Tony García.

Gramática revisada por:
Pastor Noel Ruiloba y Nory Ester Garcia-Marenko

Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2018