Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

CRISTO, LA LEY Y LOS PACTOS -LECCION 10- PARA EL 7 DE JUNIO

Deja un comentario


lección 10 para el 7 de Junio -2014

Nota: Ya estamos para finalizar el 2do trimestre del año 2014. La lección  para el siguiente trimestre se titula: “Las Enseñanzas de Jesús” y la lección para el último trimestre de este año se titulara: “El Libro de Santiago”

Deseamos compartir con ustedes los tópicos  de las lecciones de los próximos años.

4 trimestres por año

2015:  (1)”Proverbios” (2)”El Libro de Lucas”  (3)”Misioneros”  (4) “Jeremías”

2016:  (1)”La Gran Controversia”  (2)”El libro de Mateo”   (3)”El Papel de la Iglesia en la Comunidad”   (4) “Job”

2017:  (1) “El Espíritu Santo y la Espiritualidad”   (2) “1ra y 2da de Pedro”  (3)”Unidad en Cristo”   (4)”Asuntos de Justicia Social”

2018:   (1)”Mayordomía”  (2) “Preparación para los Días Finales”  (3)”El libro de los Hechos”  (4) “El Libro de Apocalipsis”

2019: 1er trimestre “Esdras-Nehemías”; 2do trimestre “El Libro de Daniel”

Deseamos recordar a los hermanos que la información suministrada arriba, está sujeta a cambios.

Letra en roja: Biblia                                                                                                                                  Letra en Azul-Libros de la iglesia Adventista                                                                                      Letra inclinada: El Estudio de Escuela Sabática                                                                              Letra normal: Contribución de SevenDay Radio                                                                               ♥♥♥♥♥ Estudio de la lección sin contribución.                                                                                  Muchas veces los días de estudio de la lección vienen tan fáciles de entender que no hay necesidad de agregar extra información. Otras veces ya son estudios que se comienzan a repetir, esto sucede especialmente a la finalización de cada trimestre. Cuando esto suceda le agregaremos 5 corazones y así usted sabrá que no fue necesario agregar información extra al estudio de ese día.

Este es un estudio libre, no hay derechos reservados. Usted lo puede estudiar, compartir, distribuir. 

Versiones bíblicas

Hemos comenzado a usar las Biblias en las versiones Torres-Amat y la Nueva Version Internacional (NVI)

Como es de nuestro conocimiento el idioma español es un derivado de un dialecto del latín que se habló en la parte norte-central de la península Ibérica. La versión Torres-Amat es una traducción directamente de la Biblia original en latín, y desde la primer traducción no ha sido alterada ni ajustada por ningún hombre, ni comités. Este es el texto en español mas cercano a los que los mismísimos hombres escribieron hace mas de 2000 años atrás. La Nueva Versión Internacional es una de las traducciones mas modernas que nos ayuda a entender textos ó palabras difícil. Aquí en SevenDay Radio las comparamos constantemente para poderles brindar la palabra de Dios de una manera entendible, y que al mismo tiempo esté cerca de las versiones antiguas y originales.

Al final del trimestre proveeremos un documento especial con todas las notas, textos bíblicos y pensamientos mas importantes de la lección del presente trimestre. No ayudará como referencia para el futuro

Usted puede encontrar este documento en el internet, la dirección es escuelasabaticamaestros.com (toda la frase unida-maestros en plural)

Lección 10: Para el 7 de Junio- 2014

CRISTO, LA LEY Y LOS PACTOS

Sábado 31 de Mayo

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Génesis 9:12-17; 17:2-12; Gá- latas 3:15-28; Deuteronomio 9:9; Hebreos 10:11-18; 9:15-28.

PARA MEMORIZAR:
“Por eso es mediador de un nuevo pacto, para que interviniendo muerte para la remisión de las transgresiones que había bajo el primer pacto, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna” Hebreos 9: 15

LA ETERNA DECISIÓN DE DIOS DE SALVAR a la humanidad fue revelada por medio de los pactos. Aunque la Biblia habla de pactos, en plural, existe solo el Pacto de Gracia, en el cual la salvación se da a los pecadores no sobre la base de sus méritos, sino de los méritos de Jesús, que se ofrecen a todos los que los reclamen por fe. El plural, pactos, significa que Dios ha presentado sus propósitos salvíficos al afirmar de nuevo el Pacto a fin de satisfacer las necesidades de su pueblo en momentos y circunstancias diferentes. Sin embargo, siempre es un mismo pacto: el Pacto Eterno de la gracia salvadora de Dios.

El centro de este pacto es el amor fiel de nuestro Dios, un amor que la Biblia a veces hasta equipara con los pactos mismos. Como parte de ese pacto, Dios llama a su pueblo a obedecer su Ley no como un medio de salvación sino como el fruto de ella. La Ley y la gracia juntas siempre han sido centrales en el Pacto Eterno de Dios.

“PACTO”: Termino que se usa en la Biblia para los convenios que se hacen entre Dios y el hombre. Especificando las condiciones, los privilegios y las responsabilidades entre los pactantes. El pacto es un acuerdo formal.

Uno de los aspectos más importantes de la lección de ésta semana es recalcar que aunque la Biblia habla de pactos en “plural”; realmente hay un sólo pacto entre Dios y el hombre.

Este pacto consiste en un Dios Santo y Eterno bendiciendo y salvando a una raza caída, siendo el amor la principal característica del Salvador, y como un requisito para el salvado; “la obediencia”.

Hay un texto muy interesante de la Biblia que podemos usar en la introducción al estudio de este día y se encuentra en Hebreos 8.

Hebreos 8:

13 Con llamar nuevo a este testamento, dio por anticuado el primero. Ahora bien, lo que se da por anticuado y viejo, cerca está de quedar abolido. Versión Torres-Amat

 

13 Al llamar «nuevo» a ese pacto, ha declarado obsoleto al anterior; y lo que se vuelve obsoleto y envejece ya está por desaparecer.  Versión NVI

 

Para entender este pensamiento vamos a tomar el ejemplo del automóvil. Cuando el automóvil fue inventado mas de cien años atrás, contaba con partes esenciales y básicas entre ellas están: Un Chasis, una carrocería, un motor, una transmisión, cuatro ruedas, frenos, un timón, una llave, luces y un tanque de combustible. Ahora en nuestro tiempo moderno, el automóvil sigue teniendo todas las partes básicas del automóvil de 100 años atrás. Un chasis, una carrocería, un motor, una transmisión, cuatro ruedas, frenos, un timón, una llave, luces y un tanque de combustible. La gran diferencia es que después de 100 años los vehículos han sido 1000 veces mejorado; por lo tanto lo nuevo hace lo viejo obsoleto; aunque el vehículo es nuevo sigue teniendo el mismo concepto de un carro viejo. Lo mismo sucede con el antiguo pacto y el nuevo pacto; el nuevo pacto que fue dado cientos de años mas tarde después del antiguo pacto; sigue teniendo como fundamento la ley de Dios que es el mismo fundamento del antiguo pacto.

En el antiguo pacto que fue ratificado en el monte Sinaí, Dios escribió la ley en tablas de piedras y también en un libro. 

13 Él os mostró su pacto, y os mandó que le guardarais, y los diez mandamientos que escribió en dos tablas de piedra. Deuteronomio 4  NVI

24 Moisés terminó de escribir en un libro todas las palabras de esta *ley. 25 Luego dio esta orden a los levitas que transportaban el arca del pacto del Señor : 26 «Tomen este libro de la ley, y pónganlo junto al arca del pacto del Señor su Dios. Allí permanecerá como testigo contra ustedes los israelitas,  Deuteronomio 31 NVI

El propósito de Dios con los israelitas era escribir la ley en sus corazones. Los Israelitas nunca quisieron experimentar una religión nacida del corazón y siempre tomaron este pacto externo; de una manera externa, teniendo por consecuencia una religión externa.

Cuando los Israelitas rechazan a Jesús y lo terminan crucificando, ese pacto es disuelto por Dios y es entregado a otro grupo de personas, ya no como nación; sino como individuos.

El nuevo pacto es el mismo que el antiguo pacto, teniendo como fundamento la ley de Dios, pero ahora es mejor por que no está escrita exteriormente sobre tablas de piedras, ahora está escrito interiormente en la mente y el corazón; y como resultado tendría que dar una religión nacida y vivida en el corazón por el trabajo y frutos del Espíritu Santo, en la vida de cada creyente. 

El viejo pacto no era malo por el pacto en si mismo, era malo por que los pactantes no lo aplicaron de la manera que tenia que haber sido aplicado, tuvieron un pacto externo con una religión externa. El nuevo pacto tiene como propósito que la religión y la experiencia espiritual sea nacida del corazón. También al nuevo pacto le puede suceder lo mismo que al viejo pacto, pero no por culpa del pacto en si mismo, si no por culpa suya ó mía.

Para cerrar la introducción; el viejo y el nuevo pacto es sencillamente el mismo pacto; la gran diferencia es que es entregado a dos pueblos totalmente diferentes y en diferentes tiempos. El viejo pacto para el viejo pueblo (Israel como nación), el nuevo pacto para el nuevo pueblo, (a los gentiles como individuos); en los dos pactos hay salvados como perdidos, la diferencia la hace el pactante.

 

Domingo 1o de junio // Lección 10

SEÑALES DEL PACTO     Génesis 9: 12-17

12 Y dijo Dios: Ésta es la señal de la alianza que establezco por generaciones perpetuas, o para siempre, entre mí y vosotros, y con todo animal viviente que mora con vosotros.

13 Pondré mi arco que coloqué en las nubes, y será la señal de la alianza entre mí y entre la tierra .

14 Y cuando yo cubriere el cielo de nubes, aparecerá mi arco en ellas;

15 y me acordaré de mi alianza con vosotros, y con toda ánima viviente que vivifica la carne: y ya no habrá más aguas de diluvio que destruyan todos los vivientes.

16 Mi arco, pues, estará en las nubes, y en viéndolo, me acordaré de la alianza sempiterna concertada entre Dios y toda ánima viviente, de toda carne que habita sobre la tierra.17 Y repitió Dios a Noé: Ésta es la señal de la alianza que tengo establecida entre mí y todo viviente sobre la tierra

Un pacto puede ser definido en forma simple como un acuerdo entre dos partes, basado en promesas hechas por una o ambas partes. Hay dos métodos básicos por los cuales funciona un pacto. En el primero, ambas partes del pacto acuerdan los términos de la relación y hacen promesas mutuas. Este sería el caso de un matrimonio, una fusión de negocios o aun la compra de una propiedad. En la segunda categoría, una parte inicia el pacto al estipular tanto las promesas como los términos no negociables, y la otra parte es invitada a participar. Ejemplos de esto incluyen el pago de impuestos, o la inscripción en una institución educativa. En ambos casos, cada parte está libre para retirarse del pacto, pero generalmente hay una consecuencia (por ejemplo, una persona que deja de pagar su hipoteca perderá su casa, o un ciudadano que rehúsa pagar sus impuestos será demandado).

Un pacto generalmente es sellado por lo menos con un símbolo. Una persona que compra una casa pone varias firmas en un acuerdo de hipoteca con una institución de préstamos, la que guarda el título de propiedad hasta que se haya pagado toda la deuda. O el Estado emite un certificado legal de matrimonio a las personas casadas. El símbolo mismo no es el pacto, pero es un indicador de que una persona está obligada por un pacto.

¿Cuál es la diferencia entre el símbolo y el pacto en estos casos? Además, ¿cuáles son las diferencias entre estos dos pactos?

Génesis 17

3 Postróse Abram sobre su rostro.

4 Y díjole Dios: Yo soy, y mi pacto será contigo, y vendrás a ser padre de muchas naciones.

5 Ni de hoy más será tu nombre Abram: sino que serás llamado Abraham: porque te tengo destinado por padre de muchas naciones.

6 Yo te haré crecer hasta lo sumo, y te constituiré cabeza o estirpe de muchos pueblos, y reyes descenderán de ti.

7 Y estableceré mi pacto entre mí y entre ti, y entre tu posteridad después de ti en la serie de sus generaciones, con alianza sempiterna: para ser yo el Dios tuyo, y de la posteridad tuya después de ti.

8 A este fin te daré a ti y a tus descendientes la tierra en que estás ahora como peregrino, toda la tierra de Canaán en posesión perpetua, y seré el Dios de ellos.

9 Dijo de nuevo Dios a Abraham: Tú, pues, también has de guardar mi pacto, y después de ti tu posteridad en sus generaciones.

10 Éste es el pacto mío que habéis de observar entre mí, y vosotros, así tú como tu descendencia después de ti: Todo varón entre vosotros será circuncidado:

11 circuncidaréis vuestra carne, en señal de la alianza contraída entre mí y vosotros.

12 Entre vosotros, todos los infantes del sexo masculino, a los ocho días de nacidos, serán circuncidados, de una a otra generación: el siervo, ora sea nacido en casa, ora le hayáis comprado, y todo el que no fuere de vuestro linaje, ha de ser circuncidado:

En Génesis 9:9, Dios hace un pacto con su creación, de que nunca más destruirá la Tierra con agua. Cada vez que aparece el arco iris en el cielo, se espera que todos recuerden la promesa de Dios. Lo mismo es cierto para la marca de la circuncisión, que debía recordar a cada varón judío la función de su pueblo como bendición para las naciones. Un pacto se hizo con toda la humanidad; el otro, específicamente con la nación de Israel. Además, en el pacto hecho con la humanidad después del Diluvio, las personas no tenían que hacer nada; la promesa estaba allí, sin importar lo que la gente hiciera. Esto no era así en el segundo, el que Dios hizo con Israel; las personas tenían que cumplir su parte en el trato.

¿De qué modo Gálatas 3:15 el 28 ayuda a explicar las implicaciones más amplias del pacto Abrahámico?

En toda la Biblia, Dios hizo varios pactos universales que comprenden promesas relevantes para toda la humanidad. Reconociendo que la Tierra entera había sido afectada por el Diluvio, Jehová prometió no permitir que su creación fuera devastada por agua otra vez. En el caso de Abraham, Dios vio la necesidad de justicia que tenía la humanidad, y entonces prometió proveer una bendición para todas las naciones, por medio de la simiente de Abraham (Gén. 22:18).

Aunque Dios hizo el pacto del Sinaí con una nación específica, también tenía importancia universal. Dios fue muy claro en permitir que cualquier extranjero pudiera ser parte del pueblo elegido (p. ej., Éxo. 12:48, 49), y la misión de Israel era ser una luz evangelizadora para el mundo (Éxo. 19:5, 6).

¿Cómo entiendes, personalmente, tu relación de pacto con Dios? Es decir, ¿qué te ha prometido Dios, y qué te pide a cambio de esas promesas?

En nuestro mundo actual estamos llenos de símbolos; los gobiernos tienen símbolos, las organizaciones mundiales también tienen símbolos, y las corporaciones financieras también tienen símbolos que los identifican. hay muchos símbolos reconocidos mundialmente tal como la cruz roja internacional, las naciones unidad, Las Olimpiadas Mundiales, entre otras. Nosotros como iglesia también tenemos un símbolo que nos identifica con el pacto que tenemos con Dios. Por mucho tiempo se uso la figura de los tres ángeles volando enfrente al mundo, sosteniendo cada uno de ellos una trompeta, que denotaba nuestra comisión  de llevar a cabo la predicación del mensaje del tercer ángel.  Ahora tenemos un símbolo diferente:

 
The Seventh-day Adventist Church logo

 Este símbolo se está usando desde 1997

La biblia abierta: La biblia forma la base de nuestro símbolo, y representa la fundación bíblica de nuestras creencias.

La llama: Esta formada por tres lineas circundando el mundo, y representan el mensaje de los tres ángeles  y nuestra comisión de llevar el evangelio a todo el mundo, al mismo tiempo representa la llama simbólica del Espíritu Santo.

Las lineas de fuego que continúan arriba del mundo representan la primera resurrección y  ascensión al cielo en la segunda venida de Cristo a este mundo. 

La Cruz representa el evangelio de la salvación y el sacrificio de Cristo.

Esto fue diseñado por Bryan Gray, graduado de una escuela de diseños en Pasadena, California.

En la Biblia encontramos diferentes pactos, por ejemplo contratos hechos entre hombres;

Abraham y Abimelec

Jacob y Laban

David y Jonatan

Contrato matrimoniales

 

También encontramos pactos hechos entre Dios y el hombre.

A las puertas de jardín de Edén se hace el primer pacto entre Dios y la recién raza caída   El símbolo ó señal es muerte 

Dios hace un pacto con Noe, la humanidad y los animales después del diluvio                      El símbolo ó señal es el arcoíris.

Dios pacta con Abraham.   El símbolo es la circuncisión.

Dios hace un pacto con el pueblo de Israel                                                                                      El símbolo son los Diez Mandamientos escritos en piedras

Dios hace un pacto con el rey David                                                                                                  El símbolo es la estrella; que significa setro y  trono perpetuo a través de nuestro Señor Jesucristo.

17-Lo veo, pero no ahora, lo contemplo pero no de cerca. Una estrella saldrá de Jacob; un rey surgira en Israel. Aplastará las sienes de Moab y el craneo de todos los hijos de Set.  Numeros 24

1-Habiendo, pues, nacido Jesús en Belén de Judá, reinando Herodes, he aqui que unos magos vinieron de oriente a Jerusalén, 2-preguntando: ¿Dónde está el nacido rey de los Judíos? Porque vimos en oriente su estrella, y hemos venido con el fin de adorarle.    Mateo 2

16-Yo, Jesús, he enviado a mi ángel para darles a ustedes testimonio de estas cosas que conciernen a las iglesias. Yo soy la raíz y la descendencia de David, la brillante estrella de la mañana. Apocalipsis 22  NVI

Y el ultimo pacto que se hace es con el cristianismo, al escribir su ley en nuestros corazones   

El símbolo no es ninguno, no se puede ver; es un pacto de fe, que se acepta por fe.

 

Otro punto que tenemos que hacer notar en este día es que un pacto no es un contrato

Dios no hace contrato con el hombre.

-Un contrato determina la imposición de el lado mas fuerte de los participantes

-Un contrato restringe la libertad de los participantes, imponiendo severas sentencias al infractor

-Un contrato está escrito en forma imperativa (estipulaciones, requisitos, obligaciones, etc)

 

Dios no hace contrato con nosotros ¿porque?

-Dios creo al hombre con libre albedrío 

-Dios basado en el libre albedrío, respeta la decisión que el hombre toma

-Dios nunca actúa por la fuerza, solamente actúa si el hombre le permite

-Dios inicia el pacto y ofrece como garantía la gracia en el cumplimiento de este pacto 

-No está escrito en forma imperativa, está escrita en forma de amor; prometiendo miles de bendiciones a cambio de una solo requisito de parte del humano y ese requisito es la obediencia

 

Martes 3 de Junio // Lección 10

 LAS TABLAS DEL PACTO

Aunque un pacto se basa en promesas, generalmente se deben reunir ciertas condiciones antes de que esas promesas se cumplan. El pacto abrahámico involucraba la circuncisión de todos los varones que nacieran de Abraham y sus descendientes. Cuando Jehová hizo el Pacto con Israel, personalmente grabó las demandas de la relación sobre tablas de piedra (Deut. 9:8-11). Estos requerimientos, conservados en los Diez Mandamientos, debían formar la base del Pacto Eterno de Dios con todos los seres humanos.

Por cuanto detallan ciertos términos del Pacto, los Diez Mandamientos a menudo se llaman “las tablas del pacto” (Deut. 9:9). Los Diez Mandamientos no tienen la intención de ser una carrera de obstáculos diseñada para hacer difícil la vida de los que entran en el Pacto con Dios; en cambio, como una expresión del amor de Dios, los Mandamientos han sido dados para beneficio de los que entran en la relación del Pacto con él.

¿De qué maneras Jeremías 31:31 al 34 y Hebreos 10:11 al 18 sostienen la naturaleza eterna de la Ley de Dios en el Nuevo Pacto?

 

Jeremías 31: 31 »Vienen días —afirma el Señor — en que haré un nuevo *pacto con el pueblo de Israel y con la tribu de Judá.

32 No será un pacto como el que hice con sus antepasados el día en que los tomé de la mano y los saqué de Egipto, ya que ellos lo quebrantaron a pesar de que yo era su esposo —afirma el Señor —.

33 »Éste es el pacto que después de aquel tiempo haré con el pueblo de Israel —afirma el Señor —: Pondré mi *ley en su *mente, y la escribiré en su *corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo. 

 34 Ya no tendrá nadie que enseñar a su prójimo, ni dirá nadie a su hermano: “¡Conoce al Señor !”, porque todos, desde el más pequeño hasta el más grande, me conocerán —afirma el Señor —. Yo les perdonaré su iniquidad, y nunca más me acordaré de sus pecados.»  NVI


Bajo el Antiguo Pacto en el monte Sinaí, los israelitas y los que se unieron a la comunidad se obligaban a demostrar fidelidad al Pacto guardando los Diez Mandamientos. Cuando violaban un Mandamiento, debían ofrecer un sacrificio animal si deseaban que sus pecados fueran perdonados.

Bajo el Nuevo Pacto en el monte Calvario, el pueblo de Dios todavía está obligado a guardar los Diez Mandamientos. Sin embargo, cuando peca no tiene que ofrecer sacrificios, porque Jesús es su sacrificio pleno y completo (Heb. 9:11-14). El Nuevo Pacto es tanto mejor que el antiguo porque ahora, por fe, reclamamos las promesas de perdón ofrecidas a nosotros mediante el sacrificio de Jesús. “Solo hay esperanza para nosotros cuando nos ponemos bajo el pacto hecho con Abraham, que es el Pacto de Gracia por la fe en Cristo Jesús” (CBA 6:1.077).

¿Qué significa tener la Ley de Dios escrita en el corazón? ¿En qué difiere de meramente comprender la Ley de Dios como un código de obediencia?

Estudio regresivo (por tercera vez)

EL ESCRITOR DE LA LEY DE DIOS

Exodo 31                                                                                                                                                     18 Y dio a Moisés, cuando acabó de hablar con él en el monte de Sinaí, dos tablas del testimonio, tablas de piedra escritas con el dedo de Dios.

 Deuteronomio 9

10 y me dio Jehová las dos tablas de piedra escritas con el dedo de Dios; y en ellas estaba escrito conforme a todas las palabras que os habló Jehová en el monte de en medio del fuego, el día de la asamblea.

 

Nos vamos a concentrar a estudiar la frase “el Dedo de Dios”

el primer texto en la Biblia donde aparece esta expresión es en Exodo 8

 19 Entonces los encantadores dijeron a Faraón: Dedo de Dios es éste. Mas el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó; como Jehová lo había dicho.

 

El cuarto texto y último en la Biblia que menciona esta frase se encuentra en Lucas 11

20 Pero si yo por el dedo de Dios echo fuera los demonios, ciertamente el reino de Dios ha llegado a vosotros.    

 

¿Quién es el dedo de Dios?  La respuesta clara la encontramos en Mateo 12

28 Pero si yo por el Espíritu de Dios echo fuera los demonios, entonces el reino de Dios ha llegado a vosotros.

 

El “Dedo de Dios” es el Espíritu Santo. El Espíritu Santo estuvo presente en toda la vida de Jesús.  

Lucas 1

34 Entonces María dijo al ángel: ¿Cómo será esto? pues no conozco varón.

35 Y respondiendo el ángel le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también lo Santo que de ti nacerá, será llamado el Hijo de Dios.

 

Lucas 3

22 y descendió el Espíritu Santo sobre Él en forma corporal, como paloma, y vino una voz del cielo que decía: Tú eres mi Hijo amado, en ti tengo complacencia.

 

Lucas 4

18 El Espíritu del Señor está sobre mí: Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres: Me ha enviado para sanar a los quebrantados de corazón: Para predicar libertad a los cautivos: Y a los ciegos vista: Para poner en libertad a los quebrantados:

 

 

El  Espíritu Santo ha sido el encargado de escribir la ley en los corazones de los hombres. 

Ezequiel 36

27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis mandamientos, y guardéis mis decretos y los pongáis por obra.

 

Romanos 12: 15

ya que muestran la obra de la ley escrita en sus corazones, su conciencia dando testimonio, y sus pensamientos acusándolos unas veces y otras defendiéndolos,    (Biblia de las américas)

 

Hay algo que vital que tenemos que enseñar a nuestras clases y es lo siguiente:

La clave para entender el ¿por qué? el nuevo pacto es mejor que el viejo pacto se encuentra en Jeremías 31: 31 – 33 »Éste es el pacto que después de aquel tiempo haré con el pueblo de Israel —afirma el Señor —: Pondré mi *ley en su *mente, y la escribiré en su *corazón. Yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.     NVI      

Cuando se estudia este versículo de Jeremías 31: 31 los Diez Mandamientos llegan a tener un enfoque y una función diferente; ya no es una cumbre que hay que escalar con la esperanza de subir lo suficientemente alto como para alcanzar el cielo.

El nuevo pacto viene con una promesa: “pondré mis leyes en su mente y la escribiré en su corazón” A esto se refería el apóstol en 2 Corintios 3: 3 manifestándose por vuestras acciones que vosotros sois carta de Cristo, hecha por nuestro ministerio, y escrita no con tinta, sino con el espíritu de Dios vivo; no en tablas de piedra, sino en tablas de carne, que son vuestros corazones. versión Torres-Amat  

Aquí mismo tenemos la clave, en el nuevo pacto toda la diferencia la hace que el guardar los mandamientos no es obra nuestra, si no que es obra de Dios.

Cuando nos relacionamos con Dios a través de nuestro Señor Jesucristo  y el compañerismo del Espíritu Santo, entonces los mandamientos dejan de ser una ley exterior escrita en tablas de piedras, ahora se convierte en una ley interior escrita en la mente y el corazón. Y es allí precisamente cuando podemos exclamar  12 De manera que la Ley es santa, y el mandamiento que prohíbe el pecado santo, justo y bueno. Romanos 7 versión Torres-Amat

Una de las promesas mas hermosas para los que vivimos en el nuevo pacto lo encontramos en Ezequiel 36: 25 Los rociaré con agua pura, y quedarán purificados. Los *limpiaré de todas sus impurezas e idolatrías.

26 Les daré un nuevo *corazón, y les infundiré un espíritu nuevo; les quitaré ese corazón de piedra que ahora tienen, y les pondré un corazón de carne.

Dicho sea de paso de este texto en Jeremías 31: 31-33 el apóstol Pablo toma la palabra “NUEVO PACTO”

 

♥♥♥♥♥ 

Lección 10// Miércoles 4 de Junio

EL PACTO Y EL EVANGELIO

Hubo graves consecuencias por violar ciertos pactos bíblicos. Jehová advirtió a Abraham que cualquier varón que no se circuncidara sería cortado de entre los elegidos (Gén. 17:14), y una lista de maldiciones se dirigía hacia los que rehusaban cumplir los términos del Pacto del Sinaí (Deut. 27:11-26). En última instancia, los que violaban los términos del Pacto serían castigados con la muerte (Eze. 18:4). Lo mismo es cierto para el Nuevo Pacto: a los que rehúsan guardar la Ley de Dios se les niega también el acceso a la vida eterna (Rom. 6:23).

Lee Hebreos 9:15 al 28. ¿De qué manera se revela el evangelio en estos versículos?

15 Y por eso es mediador de un nuevo testamento; a fin de que mediante su muerte para expiación de las prevaricaciones cometidas en tiempo del primer testamento, reciban la herencia eterna prometida a los que han sido lla­mados de Dios.

16 Porque donde hay testamento, es necesario que intervenga la muerte del testador.

17 Pues el testamento no tiene fuerza sino por la muerte del que le otorgó; de otra suerte no vale, mientras tanto que vive el que testó.

18 Por eso ni aun aquel primer testamento fue celebrado sin sangre.

19 Puesto que Moisés, después que hubo leído todos los mandamientos de la Ley a todo el pueblo, tomando de la sangre de los novillos, y de los machos de cabrío, mezclada con agua, lana teñida de carmesí, y el hisopo; roció al mismo libro de la Ley, y también a todo el pueblo,

20 diciendo: Ésta es la sangre del testamento que Dios os ha ordenado o hecho en favor vuestro.

21 Y asimismo roció con sangre el tabernáculo, y todos los vasos del ministerio.

22 Y según la Ley casi todas las cosas se purifican con sangre, y sin derramamiento de sangre no se hace la remisión.

23 Fue, pues, necesario que las figuras de las cosas celestiales, esto es, el tabernáculo y sus utensilios, se purificasen con tales ritos, pero las mismas cosas celestiales lo deben ser con víctimas mejores que éstas, y así ha sucedido.

24 Porque no entró Jesús en el santuario hecho de mano de hombres, que era figura del verdadero, sino que entró en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros en el acatamiento de Dios.

25 Y no para ofrecerse muchas veces a Sí mismo, como entra el pontífice de año en año en el sancta sanctorum con sangre ajena, y no propia;

26 de otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo, cuando ahora una sola vez, al cabo de los siglos, se presentó para destrucción del pecado, con el sacrificio de Sí mismo.

27 Y así como está decretado a los hombres el morir una sola vez, y después el juicio,

 28 así también Cristo ha sido una sola vez inmolado para quitar los pecados de muchos; y otra vez aparecerá, no para expiar los pecados ajenos, sino para dar la salud eterna a los que le esperan con viva fe. versión Torres-Amat      

Versículo 25 “sancta sanctorum”=”lugar sintisimo”

Hebreos 9:15 al 28 repite la historia del evangelio cuando proclama la parte que Cristo desempeña en asegurar las promesas para los creyentes. El versículo 15 señala que Jesús actúa como el “mediador” del Nuevo Pacto y, por medio de su muerte, ofrece vida eterna a quienes de otro modo afrontarían la destruc- ción eterna.

En los versículos 16 y 17, algunas traducciones bíblicas pasan de analizar el “pacto” a introducir el término “testamento” en su lugar, aun cuando se usa la misma palabra griega. Esto trae toda la idea de la muerte, la muerte de Jesús por nosotros. Cuando lo vemos en ese contexto, el pasaje recuerda al creyente que, sin Cristo, el Pacto demanda la muerte de cada pecador. Sin embargo, el pecador puede ser cubierto y luego limpiado por la sangre de Cristo derramada y, de este modo, estar entre los que “le esperan” (Heb. 9:28).

“Entonces conocemos que nuestra propia justicia es en verdad como andrajos inmundos, y que solamente la sangre de Cristo puede limpiarnos de las manchas del pecado y renovar nuestro corazón a su semejanza” (CC 27).

Dios mismo, en la persona de Jesús, cargó sobre sí el castigo por nuestros pe- cados para evitarnos ese mismo castigo, que merecemos. ¿Qué nos dice esto acerca del carácter de Dios, y de por qué podemos confiar en él, sin importar nuestras circunstancias?

 

♥♥♥♥♥ 

Jueves 5 de Junio// Lección 10

BENEFICIOS DEL PACTO (Efe. 2:6)

6- Y nos resucitó con El, y nos hizo sentar sobre los cielos en la persona de Jesucristo. Efesios 2   Versión Torres-Amat

En muchos casos, las personas pueden experimentar las promesas de un pacto antes de que todos los términos siquiera hayan sido cumplidos. Por ejemplo, una persona que compra una casa tiene la oportunidad de vivir en ella antes de que la haya pagado en su totalidad. O un ciudadano goza de servicios públicos ofrecidos por el Gobierno antes de comenzar a pagar impuestos. Los que entran en un pacto con Dios también pueden comenzar a experimentar los beneficios antes de que las promesas estén actualizadas en el futuro.

Piensa, por ejemplo, en los Diez Mandamientos, y en cuánto dolor y sufrimiento la gente podría ahorrarse si sencillamente los guardara. ¿Quién no ha experimentado personalmente el dolor de corazón que genera la violación de estos mandamientos? Aún peor, el sufrimiento que se produce no siempre se limita a quien viola la Ley; a menudo otros, incluso los que están más cerca del pecador, sufren también.

De acuerdo con los siguientes textos, ¿qué otros beneficios podemos encontrar, aun ahora, por tener una relación de pacto con Jesús?

2 Cor. 4: 16 Por lo cual no desmayamos; antes, aunque en nosotros el hombre exterior se vaya desmoronando, el interior se va renovando de día en día. 17 Porque las aflicciones, tan breves y tan ligeras de la vida presente, nos producen el eterno peso de una sublime e incomparable gloria, 18 y así, no ponemos nosotros la mira en las cosas visibles, sino en las invisibles. Porque las que se ven, son transitorias; mas las que no se ven, son eternas. Version Torres-Amat

1 Juan 5: 11 Y este testimonio nos enseña que Dios nos dio vida eterna, la cual vida está en su Hijo Jesucristo. 12 Quien tiene al Hijo, tiene la vida: quien no tiene al Hijo, no tiene la vida. 13 Estas cosas os escribo, para que vosotros, que creéis en el nombre del Hijo de Dios, sepáis que tenéis derecho a la vida eterna.  Version Torres-Amat

Fil. 1: 6 porque yo tengo una firme confianza, que quien ha empezado en vosotros la buena obra de vuestra salud, la llevará a cabo hasta el día de la venida de Jesucristo;  Version Torres-Amat

Juan 5: 24 En verdad, en verdad os digo que quien escucha mi palabra, y cree a Aquel que me ha enviado, tiene la vida eterna, y no incurre en sentencia de condenación, sino que ha pasado ya de muerte a vida.  Version Torres-Amat

Jesús usa un lenguaje muy enfático en el Evangelio de Juan cuando informa que el que ya lo aceptó “ha pasado de muerte a vida” (Juan 5:24). Tan confiado está el creyente en su salvación que, aunque esté confinado a esta Tierra, puede afirmar que está sentado en lugares celestiales con Cristo Jesús (Efe. 2:6). 6- Y nos resucitó con El, y nos hizo sentar sobre los cielos en la persona de Jesucristo. Efesios 2   Versión Torres-Amat

Si alguien te preguntara: “¿Qué significa estar sentado ahora con Jesús en el cielo (como dice Efesios 2:6)?”, ¿cuál sería tu respuesta, y por qué? 


Viernes 6 de Junio // Lección 10

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Para más información sobre el tema de esta semana, lee “El Pacto de la Gracia”, La maravillosa gracia de Dios, pp. 131-137.

“Este mismo pacto le fue renovado a Abraham en la promesa: ‘En tu simiente serán benditas todas las gentes de la tierra’ (Gén. 22:18). Esta promesa dirigía los pensamientos hacia Cristo. Así la entendió Abraham (véase Gál. 3:8, 16) y confió en Cristo para obtener el perdón de sus pecados. Fue esta fe la que se le contó como justicia. El pacto con Abraham también mantuvo la autoridad de la Ley de Dios. […]

“El pacto hecho con Abraham fue ratificado mediante la sangre de Cristo, y es llamado el ‘segundo’ Pacto o ‘nuevo’ Pacto, porque la sangre con la cual fue sellado se derramó después de la sangre del Primer Pacto. […]

“El Pacto de Gracia no es una verdad nueva, porque existió en la mente de Dios durante toda la eternidad. Por esto se lo llama el Pacto Eterno. […]

“Hay esperanza para nosotros solo si nos ponemos bajo el pacto abrahá- mico, que es el Pacto de Gracia por fe en Cristo Jesús” (FV 79; N. del T.: Los dos últimos párrafos están en la fuente en inglés [FLB 77], pero no fueron tradu- cidos en la versión en castellano).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s