Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 13 – MUJERES Y VINO – PARA EL 28 DE MARZO DE 2015

Deja un comentario


Este es un estudio libre para toda persona que lo desee usar, compartir ó distribuir. Es una cortesía de SevenDay Radio y su servidor, Tony García. Cualquier pregunta ó comentario por favor escriba a tonygarcialopez@yahoo.com ó tglopez@sevendayradio.com. Este documento es subido a la red los días Domingos a las 6:00 de la mañana hora de Madrid, España; la media noche del día Sábado de la costa este de los Estados Unidos.

Toda información dada en éste documento es tomada de la vastedad de libros que la Iglesia Adventista del 7mo Día tiene disponible gratuitamente para el público en general, en Ingles y Español. A éste documento también se le agrega otras informaciones de otros libros, que también se encuentran disponible en el Internet para el uso del  público en general.

Aquí no le estamos presentando una nueva luz, nuestro trabajo es sencillamente recopilar información, y presentarla en un lenguaje sencillo y entendible,  para que se le haga mas fácil al maestro de Escuela Sabática comprender y prepararse mejor, para impartir la lección de Escuela Sabática.

 Deseamos compartir con ustedes los tópicos  de las lecciones de los próximos años.

4 trimestres por año

2015:  (2)”El Libro de Lucas” (3)”Misioneros” (4)”Jeremías”

2016:  (1)”La Gran Controversia” (2)”El libro de Mateo” (3)”El Papel de la Iglesia en la Comunidad” (4)”Job”

2017:  (1)”El Espíritu Santo y la Espiritualidad” (2)”1ra y 2da de Pedro” (3)”Unidad en Cristo” (4)”Asuntos de Justicia Social”

2018:   (1)”Mayordomía” (2)”Preparación para los Días Finales” (3)”El libro de los Hechos” (4)”El Libro de Apocalipsis”

2019: (1)”Esdras-Nehemías” (2)”El Libro de Daniel” (3)”Romanos” (4)”Como interpretar las escrituras”

nuevas: 2020:(1) “Educación” (2) Juan

Recordamos a los hermanos que ésta información está sujeta a cambios.


INVITAMOS A NUESTROS LECTORES A SUSCRIBIRSE A NUESTRO ESTUDIO SEMANAL. PARA HACERLO, POR FAVOR USAR LA BARRA QUE DICE “SEGUIR”; EL SISTEMA AUTOMÁTICO LE MANDARA EL ESTUDIO A SU DIRECCIÓN DE CORREO EN EL PRECISO MOMENTO EN QUE NOSOTROS PUBLIQUEMOS EL ESTUDIO SEMANAL.  SU INFORMACIÓN ES MANTENIDA 100% CONFIDENCIAL.


1 EL rey Belsasar hizo un gran banquete á mil de sus príncipes, y en presencia de los mil bebía vino. 2 Belsasar, con el gusto del vino, mandó que trajesen los vasos de oro y de plata que Nabucodonosor su padre había traído del templo de Jerusalem; para que bebiesen con ellos el rey y sus príncipes, sus mujeres y sus concubinas. 3 Entonces fueron traídos los vasos de oro que habían traído del templo de la casa de Dios que estaba en Jerusalem, y bebieron con ellos el rey y sus príncipes, sus mujeres y sus concubinas. 4 Bebieron vino, y alabaron á los dioses de oro y de plata, de metal, de hierro, de madera, y de piedra. 5 En aquella misma hora salieron unos dedos de mano de hombre, y escribían delante del candelero sobre lo encalado de la pared del palacio real, y el rey veía la palma de la mano que escribía. 6 Entonces el rey se demudó de su color, y sus pensamientos lo turbaron, y desatáronse las ceñiduras de sus lomos, y sus rodillas se batían la una con la otra.

 

Lección 13: Para el 28 de marzo de 2015

MUJERES Y VINO

Sábado 21 de marzo___________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Proverbios 31; Job 29:15; Proverbios 8; 1 Corintios 1:21; Apocalipsis 14:13.

PARA MEMORIZAR:“No des a las mujeres tu fuerza, ni tus caminos a lo que destruye a los reyes. No es de los reyes, oh Lemuel, no es los reyes beber vino, ni de los príncipes la sidra” (Prov. 31:3, 4).

El libro de Proverbios comenzó con las enseñanzas de un padre (Prov. 1:1, 8; 4:1) y termina con las enseñanzas de una madre (Prov. 31:1). El nombre Lemuel puede aludir a Salomón; si es así, la madre de Lemuel es la madre de Salomón, y ella advierte a su hijo en contra de las dos amenazas más serias contra el rey: el vino y las mujeres.

La asociación del vino y las mujeres es deliberada. Para ser eficiente como gobernante, el rey tiene que ser cuidadoso de las influencias que lo rodean, y esos dos factores pueden ser muy poderosos. Aunque la mujer correcta puede ser beneficiosa, el alcohol es solo perturbación.

La introducción del padre se ocupaba de la adquisición espiritual de la sabiduría. Ahora, la conclusión de la madre trata de la aplicación de la sabiduría a la vida real. Porque los principios espirituales que enseñó el padre no significarían nada si la persona no siguiera el consejo práctico ofrecido por la madre.

Hemos llegado al final de la lección de éste trimestre, no hay duda que en los últimos seis meses hemos estado estudiando constantemente acerca de la sabiduría. Hemos encontrando y aprendidos gemas bíblicas que nos ayudarán a vivir y a desarrollarnos mejor en ésta vida.

El estudio de ésta semana es relativamente fácil, y la lección está muy bien explicada, realmente hemos agregado muy poco a la lección de ésta semana; si estudiamos detenidamente los días de estudios, encontraremos realmente toda la información que necesitamos para compartir con nuestros alumnos.

El tema del alcohol es uno de los temas que se dominan muy fácilmente por la mayoría de personas, incluyendo los no religiosos, ya que sabemos de los resultados funesto para la vida física y espiritual en todos aquellos que ingieren alcohol.

Esperamos que nuestra pequeña aportación para ésta semana sea de provecho, y Dios mediante estaremos dando nuestras aportaciones para ustedes, la próxima semana, escribiendo nuestros comentarios sobre la fascinante epístola de Lucas; que será el estudio para el próximo trimestre.

El arrepentimiento de Salomón fué sincero; pero el daño que había hecho su ejemplo al obrar mal, no podía ser deshecho. Durante su apostasía, hubo en el reino hombres que permanecieron fieles a su cometido, y conservaron su pureza y lealtad. Pero muchos fueron extraviados; y las fuerzas del mal desencadenadas por la introducción de la idolatría y de las prácticas mundanales, no las pudo detener fácilmente el rey penitente. Su influencia en favor del bien quedó grandemente debilitada. Muchos vacilaban cuando se trataba de confiar plenamente en su dirección. Aunque el rey confesó su pecado y escribió, para beneficio de las generaciones ulteriores, el relato de su insensatez y arrepentimiento, no podía esperar que fuese completamente destruída la influencia funesta de sus malas acciones. Envalentonados por su apostasía, muchos continuaron obrando mal, y solamente mal. Y en la conducta descendente de muchos de los príncipes que le siguieron, puede rastrearse la triste influencia que ejerció al prostituir las facultades que Dios le había dado…

Entre las muchas lecciones enseñadas por la vida de Salomón, ninguna se recalca tanto como la referente al poder de la influencia para el bien o para el mal. Por limitada que sea nuestra esfera, ejercemos una influencia benéfica o maléfica. Sin que lo sepamos y sin que podamos evitarlo, ella se ejerce sobre los demás en bendición o maldición. Puede ir acompañada de la lobreguez del descontento y del egoísmo, o del veneno mortal de algún pecado que hayamos conservado; o puede ir cargada del poder vivificante de la fe, el valor y la esperanza, así como de la suave fragancia del amor. Pero lo seguro es que manifestará su potencia para el bien o para el mal. (Profetas y reyes, {PR}, pp. 61-63).

89


Lección 13 // Domingo 22 de marzo________________

UN BRINDIS “A LA VIDA”

En muchas culturas, el beber alcohol está asociado con la vida. La gente levanta una copa y desea que el otro tenga una vida larga; aunque la ironía es que cada copa actúa en dirección a la destrucción de la vida. Botellas elegantemente diseñadas, cantos poéticos y divertidos hacia la bebida, avisos publicitarios agudos y aun algunos “hallazgos” científicos, todos estimulan a los que beben en su idea de que el alcohol es bueno para ellos. Proverbios ya nos ha advertidos en contra de este engaño mortal (Prov. 23:30-35). Ahora reaparece el tema, mostrándonos aún más daños que puede producir el alcohol.

Lee Proverbios 31:4, 5, 8 y 9. Juntos, ¿qué dicen, y cómo se aplica su mensaje a cada seguidor del Señor, no solo al rey?

No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino, Ni de los príncipes la sidra; No sea que bebiendo olviden la ley, Y perviertan el derecho de todos los afligidos. Proverbios 31

Abre tu boca por el mudo En el juicio de todos los desvalidos. Abre tu boca, juzga con justicia, Y defiende la causa del pobre y del menesteroso. Proverbios 31

En un lenguaje similar, Job se describe como que “era ojos al ciego, y pies al cojo” (Job 29:15). Del mismo modo, el rey o los que tienen recursos deberían ayudar a sostener a los pobres y a los necesitados; y a los “mudos”, por cuanto no tienen una voz para que los escuchen.

El efecto destructivo del vino también puede verse en cuán fácilmente se distorsiona el juicio de una persona. Aunque el alcohol es lo suficientemente malo para la persona común, para un rey o alguien que tiene poder el alcohol puede crear situaciones terribles. El rey que es bebedor no solo “se olvida la ley” y no sabe qué es lo bueno, además pronuncia sentencias distorsionadas: el culpable es declarado inocente y el inocente, culpable.

Lo que está en juego aquí es la capacidad para discernir el bien y el mal, lo correcto y lo equivocado. La prohibición de beber vino tiene que ver con la sabiduría básica y, como tal, debe aplicarse a cada ser humano. Es digno de notar que esta preocupación es precisamente la razón implicada en la prohibición especial para los sacerdotes: “para poder discernir entre lo santo y lo profano” (Lev. 10:9, 10).

¿Quién no ha visto los efectos devastadores del alcohol en muchas vidas? ¿Cómo puedes ayudar a otros, especialmente a los jóvenes, a mantenerse alejados de lo que puede traer solo daño para ellos y para otros?

 

No es de los reyes, oh Lemuel, no es de los reyes beber vino, Ni de los príncipes la sidra; No sea que bebiendo olviden la ley, Y perviertan el derecho de todos los afligidos. Proverbios 31

Esta es una advertencia en contra de los altos funcionarios de un gobierno que consumen bebidas alcohólicas; la manera en que se encuentra escrito y su doble repetición , casi podemos escuchar a una madre aconsejando y suplicando a un hijo de la abstinencia del alcohol. El pecado de la intemperancia, es suficientemente fatal cuando lo practica una persona privada; pero cuando lo practica un rey, un juez, un magistrado ó un abogado, los resultados son desastrosos para una comunidad entera, una ciudad o una nación. Hay varios pensamientos muy interesantes acerca de la ebriedad, entre ellos están: “No hay secreto donde reina la ebriedad”; “Cuando el alcohol entra, la verdad sale”; pero uno de los pensamiento mas impresionantes lo dio un clérigo de la iglesia inglesa llamado Jeremy Taylor, quien vivió en Inglaterra por los años 1600, él dijo: “La ebriedad, abre todos los santuarios de la naturaleza, y descubre la desnudes del alma, mostrando todas sus debilidades y necedades, multiplica los pecados y también los publica; hace al hombre incapaz de ser un amigo confiable o un consejero público. La ebriedad toma el alma del hombre en esclavitud y la aprisiona más que cualquier otro vicio, ya que la ebriedad desarma al hombre de la razón y de la sabiduría. Entre más tiempo el hombre practique la ebriedad, se vuelve mas necio y menos hombre.”

Los reyes de Israel, estaban obligados a escribir una copia de la ley, aprenderla de memoria, leerla diariamente,  y nuca olvidarse de ella, para poder gobernar de acuerdo a la ley. Al tomar alcohol, la mente se estropea y vuelve al hombre olvidadizo. Ninguna persona que toma alcohol puede desempeñar su cargo como juez, ya que olvidara la ley la cual es la regla del juicio, perderá el punto del debate en un juicio, cambiara las cosas y las palabras, y su juicio dañará o perjudicará a la parte inocente y afligida. Se cuenta la historia de una mujer que fue condenada injustamente por el rey Felipe de Macedonia, después que el rey que estaba borracho dio el dictamen, la mujer indignada dijo: “Apelo al rey Felipe de Macedonia, cuando no esté borracho” Estas palabras estremecieron al rey,  quien más tarde examinó con diligencia la causa de la mujer, y le dio una sentencia correcta.

Todo hombre que sea colocado en una posición de autoridad, de orden y de juicio, ya sea un rey,  un magistrado, un juez, un maestro, un jefe, un empleador o un padre de hogar, tiene como función juzgar correctamente, honestamente y hacer justicia; que el inocente sea librado y el culpable sea condenado; tiene que tener paciencia para escuchar y saber aprobar lo bueno y reprimir lo malo, tiene que ser una torre de refugio para aquellos que tienen la conciencia limpia y ser una fuente de terror para aquellos que hacen el mal; para conseguir esto, tiene que tener una mente limpia, clara, ilustre, libre de alcohol o de cualquier otra sustancia dañina a la mente y la razón.

Abre tu boca por el mudo en el juicio de todos los desvalidos. Abre tu boca, juzga con justicia, y defiende la causa del pobre y del menesteroso. Proverbios 31

“Abre tu boca” no solo para aquel que naturalmente es mudo, sino para todo aquel que le cuesta defenderse, ya sea que no tenga la elocuencia para hacerlo, ó que no conozca las leyes, para aquellos que son tímidos, temerosos, miedosos, ó para todos aquellos que son intimidados por las majestuosidades de las cortes terrenales, jueces y abogados; para los huérfanos y las viudas; para todas éstas personas, la madre de Lemuel le recomienda que abra su boca en defensa de ellos, libremente, prontamente, valientemente e intrépidamente.

Esta recomendación incluye también a aquellos que han sido condenados a la destrucción ó pena capital, que sus vidas están dependiendo  de las resoluciones que tomen los abogados y fiscales; solamente que una persona con poder, autoridad y sabiduría intervenga por ellos, pueden ser protegidos, y posiblemente salvados de la máxima pena capital.
Hay muchos que son demasiados débiles para ayudar a sus prójimos, hay otros que son demasiados egoístas para compartir una ambición ó un sueño, pero el hombre fuerte y que también es bueno, el hombre de poder que tiene el espíritu de Dios, éste se va a regocijar en su poder, especialmente por que el poder que posee le ayudará a proteger y a defender a todos aquellos que se dirigen a la ruina, debido a la falta de una persona que les ayude. Entre las personas que serán ayudadas por los poderosos están:
1-Todos aquellos que sufren de privaciones físicas: los ciegos, los sordos, los mudos.
2-Todos los que sufren ó carecen de cualidades mentales: los débiles mentales, los tímidos y reservados.

3-Todos aquellos que son demasiado pobres para pagar la ayuda que se necesita y que es tan esencial para proteger el derecho y  conseguir la justicia.

4-Todos aquellos a quienes les ha venido desastres ó desgracias, y que al mismo tiempo están sufriendo de amenazas.

El hombre fuerte y bueno ayudará a todos aquellos que han sido acusados injustamente, será amigable con aquellos que son desafortunados y desolados, estará al lado de aquellos que no pueden reclamar sus propios derechos, será ojos para el ciego, y voz para el mudo, hará que la viuda y el huérfano canten de gozo y alegría, hará que el que ha sido destituido sin causa vuelva al camino de la competencia y honor; trabajar por éstas personas promoviendo la justicia, es un verdadero privilegio, es el gozo más profundo  que un justo poderoso puede experimentar y la corona más brillante que el poder y  la justicia puede lucir.

Nadab y Abiú, los hijos de Aarón que ministraban en el sagrado oficio del sacerdocio, se sirvieron vino en abundancia, y, como acostumbraban, fueron a ministrar delante de Jehová. Los sacerdotes que quemaban incienso delante de Jehová tenían que usar el fuego del altar de Dios que ardía día y noche, y nunca se apagaba. Dios dio indicaciones explícitas acerca de la forma en que debía realizarse cada parte de su servicio para que todo lo que estuviera relacionado con su culto sagrado estuviese de acuerdo con su santo carácter. Toda desviación de las indicaciones expresas de Dios en relación con su sagrado servicio era pasible de muerte. Dios no aceptaría ningún sacrificio que no estuviese sazonado con la sal del fuego divino, que representaba la comunicación entre Dios y el hombre accesible solamente mediante Jesucristo. El fuego sagrado que debía ser puesto en el incensario era mantenido perpetuamente encendido, y mientras los hijos de Dios estaban afuera, orando fervientemente, el incienso alumbrado por el fuego sagrado había de subir delante de Dios mezclado con sus oraciones. Este incienso era un emblema de la mediación de Cristo.

Los hijos de Aarón tomaron fuego común, que Dios no aceptaba, y ofrecieron un insulto al Dios infinito presentando este fuego extraño delante de él. Dios los consumió con fuego por su desprecio deliberado de sus expresas indicaciones. Todas sus obras eran como la ofrenda de Caín. No se representaba en ellas al divino Salvador. Si esos hijos de Aarón hubiesen tenido el dominio completo de sus facultades pensantes, habrían discernido la diferencia entre el fuego común y el sagrado. La complacencia del apetito rebajó sus facultades y oscureció de tal forma su intelecto que se extinguió su facultad de discernimiento. Comprendían plenamente el carácter sagrado del servicio simbólico y la terrible solemnidad y responsabilidad que pesaba sobre ellos al presentarse delante de Dios para ministrar en el servicio sagrado.

Algunos podrán preguntar: ¿Cómo podían los hijos de Aarón ser tenidos por responsables cuando sus intelectos estaban tan paralizados por la embriaguez que no podían discernir la diferencia entre el fuego sagrado y el común? En el momento de llevar la copa a sus labios se hicieron responsables por todos los actos que cometiesen bajo la influencia del vino. La complacencia del apetito les costó la vida a esos sacerdotes. Dios prohibió expresamente el uso del vino que influyera en la obnubilación del intelecto (La temperancia, {Te}, pp. 39, 40).

La única forma en que alguien puede estar seguro contra el poder de la intemperancia es absteniéndose completamente de vino, cerveza y bebidas fuertes. Debemos enseñar a nuestros hijos que deben abandonar esas cosas a fin de ser varoniles. Dios nos ha mostrado lo que constituye la verdadera virilidad. El que vence será honrado y su nombre no será borrado del libro de la vida. (Conducción del niño, pp. 377, 378).

En ninguna parte sanciona la Biblia el uso del vino fermentado. El vino que Cristo hizo con agua en las bodas de Caná era zumo puro de uva. Este es el “mosto” que se halla en el “racimo,” del cual dice la Escritura: “No lo desperdicies, que bendición hay en él” (Isaías 65:8)

Fue Cristo quien advirtió a Israel en el antiguo testamento : “El vino es escarnecedor , la cerveza alborotadora; y cualquiera que por ello errare no será sabio” (Proverbios 20:1). Cristo no suministró semejante bebida. Satanás induce a los hombres a dejarse llevar por habitos que anublan la razón y entorpecen las percepciones espirituales, pero Cristo nos enseña a dominar la naturaleza inferior. Nunca ofrece él a los hombres lo que podría ser una tentación para ellos. Su vida entera fue un ejemplo de abnegación. Para quebrantar el poder de los apetitos ayunó cuarenta días en el desierto, y en beneficio nuestro soportó la prueba más dura que la humanidad pudiera sufrir. Fue Cristo quien dispuso que Juan el Bautista no bebiese vino ni bebidas fuertes. Fue él quien impuso la misma abstinencia a la esposa de Manoa. Cristo no contradijo su propia enseñanza. El vino sin fermentar que suministró a los convidados de la boda era una bebida sana y refrigerante. (La temperancia, {Te}, p. 86).

90


Lunes 23 de marzo // Lección 13__________________

UN BRINDIS “A LA MUERTE”

Lee Proverbios 31:6, 7. ¿Cómo debemos entender estos textos?

Dad la sidra al desfallecido, Y el vino a los de amargado ánimo. Beban, y olvídense de su necesidad, Y de su miseria no se acuerden más. Proverbios 31

Una rápida lectura de estos versículos da la impresión de que la madre de Lemuel permite el consumo de vino o de cualquier bebida alcohólica a las personas que están por morir (vers. 6), o a la persona que sufre de depresión (vers. 7). Sin embargo, esta lectura contradiría no solo el contexto inmediato –la madre de Lemuel acababa de advertir al rey contra el beber vino− sino también el contexto general del libro de Proverbios, que en forma sistemática y enfática prohíbe el beber vino.

Además, difícilmente tenga sentido ofrecer algo, a quien está muriendo, que solo haría que su salud y bienestar empeoren. Y dar alcohol a una persona deprimida es como dar sal a alguien que ya está deshidratado. Como Dios se preocupa por nuestros cuerpos y nuestra salud, y sabemos que lo hace, no tiene sentido pensar que estos textos, especialmente en el contexto, estén animando al uso del alcohol.

Más importante aún, un análisis del uso de la expresión “los que están por morir” (NVI; “desfallecidos”, RV60) en el libro de Proverbios revela que este verbo (“morir”, o “perecer”) se usa siempre asociado con los impíos (Prov. 10:28; 11:7, 10; 19:9; 21:28; 28:28). Por medio de la expresión “están por morir”, la madre de Lemuel señala, por asociación, a los impíos o los malvados. En cuanto a la expresión “de amargado ánimo”, se refiere a la persona deprimida o amargada (Prov. 31:6) que, como los impíos, llega a ser insensible y “se olvida” de su pobreza (Prov. 31:7).

“Satanás reunió a los ángeles caídos para planear alguna manera de hacer el mayor daño posible a la familia humana. Se hizo una propuesta tras otra, hasta que finalmente Satanás mismo ideó un plan. Tomaría el fruto de la vid, como también el trigo y otras cosas dadas por Dios como alimento, y las convertiría en venenos que arruinaran las facultades físicas, mentales y morales del hombre y subyugaran de tal forma los sentidos que Satanás lograse el dominio completo. Bajo la influencia del licor, los hombres serían llevados a cometer crímenes de toda clase. El mundo se corrompería mediante el apetito pervertido. Haciendo que los hombres tomaran alcohol, Satanás los degradaría cada vez más” (Te 12).

El consumo de bebidas alcohólicas, como todos sabemos daña la salud. En los Estados Unidos solamente, mueren ochenta y ocho mil (88,000) personas al año por causa del alcohol,  si pusiéramos todos esos años de vida perdidos por muerte prematura debido al alcohol, se está perdiendo dos millones y medio de años de vida entre todos los muertos en solamente un año. Según las estadísticas, el consumo de las bebidas alcohólicas acorta la vida de una persona a un promedio de 30 años. Aún más, el consumo de alcohol es el responsable de una muerte en cada diez, en la clase de trabajadores de edad de los veinte a los 64 años de edad. Se calcula que en los Estados Unidos se gasta en bebidas alcohólicas alrededor de 223.5 billones de dólares. (1 billón= mil millones)

Los riesgos a corto plazo cuando se consume alcohol:

-Lesiones, accidentes automovilísticos, caídas, quemadas y ahogamiento

-Violencia, homicidio, suicidio, asalto sexual, violencia familiar

-Envenenamiento con alcohol, que es una emergencia médica debido al alto nivel de alcohol en el cuerpo

-Riesgo-za actividad sexual, que incluye sexo sin protección. Este comportamiento puede dar como resultado embarazados no deseados, como también contraer enfermedades sexuales como el sida.

-Abortos involuntarios y desordenes alcohólicos fetales

 

Los riesgos a largo plazo cuando se consume alcohol:

-Alta presión sanguínea, enfermedades del corazón, derrames cerebrales, enfermedades del hígado y problemas digestivos

-Cáncer en la mama, boca, garganta, esófago, hígado y colon

-Problemas de aprendizaje y memoria, esto incluye demencia y bajo rendimiento escolar

-Problemas en la salud mental, incluyendo depresión y ansiedad

-Problemas sociales, incluyendo la pérdida de productividad, problemas familiares y desempleo

-Dependencia del alcohol ó alcoholismo.

¡Definitivamente, el alcohol  es un bridis a la muerte!

Si algo hace falta para apagar la sed, el agua pura tomada poco antes o después de la comida es todo lo que la naturaleza requiere. Nunca té, café, cerveza, vino o ninguna bebida alcohólica. El agua es el mejor líquido de que dispongamos para limpiar los tejidos.

Haríamos bien en considerar detenidamente la lección que aquí se presenta [la de Daniel y sus compañeros]. Nuestro peligro no está en la escasez, sino en la abundancia. Constantemente estamos tentados a excedernos. Los que quieran conservar sus facultades íntegras para el servicio de Dios deben observar estricta temperancia en el uso de sus bondades, así como una total abstinencia de toda complacencia perjudicial o degradante. (La temperancia, {Te}, pp. 89, 90).

La salud es una bendición cuyo valor pocos aprecian… La vida es un sagrado cometido; y sólo Dios puede capacitarnos para conservarla y usarla para su gloria. Pero el que formó la maravillosa estructura del cuerpo tendrá especial cuidado de mantenerla en buenas condiciones si los hombres no se ponen en pugna con el divino proceder. El nos ayudará a aprovechar cada talento que se nos ha encomendado y a usarlo de acuerdo con la voluntad del Dador…

Hay que mantener puro y sin contaminación el sagrado templo del cuerpo, para que el Santo Espíritu de Dios pueda morar en él. Debemos conservar fielmente la propiedad del Señor, porque cualquier exceso que cometamos con nuestras facultades acortará el tiempo en que nuestra vida pueda ser usada para gloria de Dios. Tened presente que debemos consagrar todo, alma, cuerpo y espíritu, a Dios. Todo es la propiedad que él ha adquirido, y debemos usarla con discernimiento, a fin de conservar el talento de la vida. Al usar nuestras facultades en forma conveniente y al máximo con un propósito útil, al conservar sanos nuestros órganos, al mantener nuestro organismo en buenas condiciones de manera que la mente, los tendones y los músculos trabajen en armonía, podemos rendir valiosísimo servicio al Señor.

Cuando hacemos cuanto está de nuestra parte para estar bien de salud, podemos esperar benéficos resultados, y podemos pedir a Dios con fe que bendiga nuestros esfuerzos por conservar la salud (Dios nos cuida, {DNC},  p. 50).

En sus milagros, el Salvador manifestaba el poder que actúa siempre en favor del hombre, para sostenerle y sanarle. Por medio de los agentes naturales, Dios obra día tras día, hora tras hora y en todo momento, para conservarnos la vida, fortalecernos y restaurarnos. Cuando alguna parte del cuerpo sufre perjuicio, empieza el proceso de curación; los agentes naturales actúan para restablecer la salud. Pero lo que obra por medio de estos agentes es el poder de Dios. Todo poder capaz de dar vida procede de él. Cuando alguien se repone de una enfermedad, es Dios quien lo sana.

La enfermedad, el padecimiento y la muerte son obra de un poder enemigo. Satanás es el que destruye; Dios el que restaura.

Las palabras dirigidas a Israel se aplican hoy a los que recuperan la salud del cuerpo o la del alma: “Yo soy Jehová tu Sanador” (Éxodo 15:26).

El deseo de Dios para todo ser humano está expresado en las palabras: “Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas cosas, y que tengas salud, así como tu alma está en prosperidad” (3 Juan 2).

“El es quien perdona todas tus iniquidades, el que sana todas tus dolencias; el que rescata del hoyo tu vida, el que te corona de favores y misericordias” (Salmos 103:3, 4).

Al curar las enfermedades, Cristo decía muchas veces a los enfermos: “No peques más, porque no te venga alguna cosa peor” (Juan 5:14). Así les enseñaba que habían atraído su dolencia sobre sí al transgredir las leyes de Dios, y que la salud no puede conservarse sino por medio de la obediencia. (El ministerio de la curacion, {MC}, pp. 75-77).

91


Lección 13 // Martes 24 de marzo_________________

UNA MUJER VIRTUOSA

“Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas” (Prov. 31:10).

¿Quién es la “mujer virtuosa” de Proverbios 31:10? Diversas indicaciones sugieren que el autor piensa en algo más que una mujer piadosa o la esposa ideal. Siguiendo la sugerencia de muchos pasajes del libro (Prov. 1:20-33; 3:13-20; 4:5-9; Prov. 8), tenemos buena razón para pensar que “la mujer virtuosa” representa la sabiduría. Esta personificación de la sabiduría como una mujer se justifica no solo porque la palabra hebrea para “sabiduría”, jókmah, es un sustantivo femenino, sino porque también permite que el escritor hebreo obtenga toda clase de lecciones concretas para nuestra vida diaria. La sabiduría no es descrita como algún ideal elevado e inalcanzable, sino como una mujer muy práctica y accesible, que podría llegar a ser nuestra compañera de la vida.

Esta última enseñanza acerca de la sabiduría se da por medio de un hermoso poema acróstico: cada verso comienza con una letra hebrea siguiendo el orden alfabético, como en el libro de Lamentaciones y muchos de los salmos.

Compara el texto sobre la sabiduría en Proverbios 8 con nuestro texto sobre la “mujer virtuosa”. ¿Qué rasgos de la “mujer virtuosa” nos recuerdan a la sabiduría en Proverbios?

1. Ella es preciosa y digna de ser encontrada (Prov. 31:10; 8:35).

10 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?. Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. Proverbios 31

35 Porque el que me halle, hallará la vida, Y alcanzará el favor de Jehová. Proverbios 8

2. Su valor es mayor que las piedras preciosas (31:10; 8:10, 11, 18, 19).

10 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará?. Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. Proverbios 31

10 Recibid mi enseñanza, y no plata; Y ciencia antes que el oro escogido. 11 Porque mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; Y todo cuanto se puede desear, no es de compararse con ella. Proverbios 8

18 Las riquezas y la honra están conmigo; Riquezas duraderas, y justicia. 19 Mejor es mi fruto que el oro, y que el oro refinado; Y mi rédito mejor que la plata escogida. Proverbios 8

3. Ella provee de alimento (31:14; 8:19).

14 Es como nave de mercader; Trae su pan de lejos. Proverbios 31

19 Mejor es mi fruto que el oro, y que el oro refinado; Y mi rédito mejor que la plata escogida. Proverbios 8

4. Ella es fuerte (31:17, 25; 8:14).

17 Ciñe de fuerza sus lomos, Y esfuerza sus brazos. Proverbios 31

14 Conmigo está el consejo y el buen juicio; Yo soy la inteligencia; mío es el poder. Proverbios 8

5. Ella es sabia (31:26; 8:1).

26 Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua. Proverbios 31

1 ¿No clama la sabiduría, Y da su voz la inteligencia? Proverbios 8

6. Ella es alabada (31:28; 8:34).

28 Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba: Proverbios 31

34 Bienaventurado el hombre que me escucha, Velando a mis puertas cada día, Aguardando a los postes de mis puertas. Proverbios 8

Aunque vivimos en la así llamada edad de la información, y aunque hemos adquirido mucho más conocimiento que en las generaciones previas, hay poco que indique que nuestra generación sea algo más sabia que las generaciones anteriores. Realmente, como dijo Martin Luther King, hijo: “Hemos guiado misiles y desviado a los hombres”.

Lee 1 Corintios 1:21. ¿Qué te dice este versículo, y cómo puede esta idea ayudarte a vivir por fe?

 21 Pues ya que en la sabiduría de Dios, el mundo no conoció a Dios mediante la sabiduría, agradó a Dios salvar a los creyentes por la locura de la predicación. 1 Corintios 1

Martes-miércoles-jueves

Esta es la descripción de una mujer perfecta, que no se encuentra en cada esquina de la ciudad, no se encuentra en el bullicio ó en medio de las multitudes, una mujer con éstas características solo la podemos encontrar en un hogar cristiano.

Entre las características de una mujer virtuosa tenemos:

Piedad: Tiene el espíritu de reverencia, y su vida está repleta de la adoración y del estudio de la voluntad de Dios, Ella tiene asientos y esas sillas se encuentran en el santuario de su hogar, en ese santuario donde la devoción a Dios es constante; es una mujer que sabe y comprende que la felicidad y el bienestar de su hogar depende de la voluntad de Dios.

Pureza: Entrega todo su corazón a su esposo, y disfruta de la confianza de su esposo al cien por ciento.

Industriosa: El escritor recalca del trabajo y esfuerzo que ésta mujer dedica por el bienestar de su hogar.

Sabiduría: Las conversaciones de ésta mujer están lejas de ser murmuraciones ó pláticas llenas de vanidad ó curiosidad. Esta mujer está muy familiarizada con la ley de Dios, ella sabe el secreto de una felicidad duradera. Tiene la capacidad de guiar a sus hijos a través de la vida, y logra gravar esa sabiduría divina con la que nació, en la mente y corazón de su descendencia que nunca olvidará, ni perderá todas sus enseñanzas.

Bondad: Es una mujer que no dirige a su gente por medio de la censura, si no a través de una constante fuente de bondad y ánimos. El amor y no el temor, es el cetro que ella sostiene y es la fuente de su fuerza.

Hace mucha beneficencia.

Esta es su recompensa:

1-Afecto y honor de parte de aquellos que están siempre cerca de ella, su esposo le confía y la alaba y sus hijos se levantan para llamarla bienaventurada.

2-Fuerza y dignidad hay en su hogar; Ella está vestida con ropas tejida de atributos de amor y estima; su influencia es más sentida que reconocida, y esa influencia perdurará por mucho tiempo, aún cuando su rostro ya no se vea, ni tampoco su voz sea escuchada más.

3-Seguridad para el futuro: Se reirá del futuro, su prudencia y su ardua labor le ayudará a estar confiada cuando lleguen esos días de necesidad.

4-Prosperidad: Su esposo se ha aliviado de los cuidados y las preocupaciones del hogar, por lo tanto él es más capaz de hacer su propio trabajo sin interferencia y así poder ser más exitoso en sus empresas de la vida.

Posiblemente fue muy difícil el poder encontrar una “mujer virtuosa” en los tiempos de Lemuel,  pero ahora se encuentran muchas de ellas en muchos hogares cristianos: mujeres que sostienen la fe de Cristo, que son gobernadas por los principios de Dios, que son reforzadas por la presencia del Espíritu Santo, que son llenadas con la ley divina de amor, mujeres que llenan sus hogares con la dulce fragancia de la pureza y el afecto, que inyectan sus hogares con la alegría y la paz que solo proviene del cielo, estas mujeres existen y se pueden encontrar en los castillos de los nobles, en las mansiones de los ricos, en las casas de los hombres emprendedores y en las chozas de los pobres.

Si usted tiene el placer, honor y privilegio de conocer una de ellas, rinda homenaje a ella, aprecie y agradezca con actos todos sus esfuerzos, devuelva amor por amor, respeto por respeto, consideración con consideración; ella sin duda alguna, es un regalo del cielo para usted ó para sus hijos; su título es “mujer virtuosa”; puede ser su madre ó puede ser su esposa.

Dios es el Maestro de su pueblo. Todos los que humillan sus corazones delante de él serán enseñados de Dios. “Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría , demándela a Dios, el cual da a todos abundantemente, y no zahiere; y le será dada”. El Señor quiere que todo miembro de iglesia ore fervientemente por sabiduría, para que sepa lo que el Señor quiere que haga. Es el privilegio de todo creyente obtener una experiencia individual, aprendiendo a llevar sus cuidados y perplejidades a Dios. Está escrito: “Allegaos a Dios, y él se allegará a vosotros” (Testimonios para los ministros, pp. 486, 487).

… Nuestra seguridad, nuestra sabiduría, dependen de conocer las instrucciones de Dios y prestarles oídos. El conocimiento más valioso que podamos obtener es el conocimiento de Dios. Los que caminen humildemente delante de él amándole soberanamente y obedeciendo su palabra, recibirán la bendición de la sabiduría.

Se les dará el conocimiento del cielo para impartirlo a otros. La sabiduría es un don de Dios que debe conservarse libre de toda contaminación. Su posesión hace que todo individuo a quien se confiera este don tiene la obligación de glorificar a Dios bendiciendo a sus prójimos. Siempre debe tener en cuenta el temor de Jehová, preguntándose a cada paso: “Es éste el camino de Señor?” (Comentario bíblico adventista, t. 2, p. 1026).

Abigail insinuó el curso que David debía seguir. Debía librar las batallas del Señor. No debía procurar vengarse por los agravios personales, aun cuando se le perseguía como a un traidor. Continuó diciendo: “Bien que alguien se haya levantado a perseguirte y atentar a tu vida, con todo, el alma de mi señor será ligada en el haz de los que viven con Jehová Dios tuyo…. Y acontecerá que cuando Jehová hiciere con mi señor conforme a todo el bien que ha hablado de ti, y te mandare que seas caudillo sobre Israel, entonces, señor mío, no te será esto en tropiezo y turbación de corazón, el que hayas derramado sangre sin causa, o que mi señor se haya vengado por sí mismo. Guárdese pues mi señor, y cuando Jehová hiciere bien a mi señor, acuérdate de tu sierva.”

Estas palabras sólo pudieron brotar de los labios de una persona que participaba de la sabiduría de lo alto. La piedad de Abigail, como la fragancia de una flor, se expresaba inconscientemente en su semblante, sus palabras y sus acciones. El Espíritu del Hijo de Dios moraba en su alma. Su palabra, sazonada de gracia, y henchida de bondad y de paz, derramaba una influencia celestial. Impulsos mejores se apoderaron de David, y tembló al pensar en lo que pudiera haber resultado de su propósito temerario. “Bienaventurados los pacificadores: porque ellos serán llamados hijos de Dios” (Mateo 5:9). ¡Ojalá que hubiera muchas personas como esta mujer de Israel, que suavizaran los sentimientos irritados y sofocaran los impulsos temerarios y evitaran grandes males por medio de palabras impregnadas de una sabiduría serena y bien dirigida!

Una vida cristiana consagrada derrama siempre luz, consuelo y paz. Se caracteriza por la pureza, el tino, la sencillez y el deseo de servir a los semejantes. Está dominada por ese amor desinteresado que santifica la influencia. Está henchida del Espíritu de Cristo, y doquiera vaya quien la posee deja una huella de luz.

Abigail era sabia para aconsejar y reprender. La ira de David se disipó bajo el poder de su influencia y razonamiento. Quedó convencido de que había tomado un camino malo, y que había perdido el dominio de su propio espíritu. Con corazón humilde recibió la reprensión, en armonía con sus propias palabras: “Que el justo me castigue, será un favor, y que me reprenda será un excelente bálsamo” (Salmos 141:5). Le dió las gracias y la bendijo por haberle aconsejado tan rectamente (Patriarcas y profetas, {PP}, pp. 724, 725).

92


Miércoles 25 de marzo // Lección 13_______________

ELLA TRABAJA

La mujer virtuosa de Proverbios 31 no es perezosa; trabaja mucho y es muy activa. El poema insiste en esta cualidad (Prov. 31:27), que caracteriza a los sabios frente a los necios (Prov. 6:6; 24:33, 34). El campo de sus actividades es amplio y concreto. Ser espiritual no significa que deberíamos estar ociosos, con el pretexto de que estamos preocupados con problemas religiosos altamente importantes, y por ello no tenemos tiempo para ocuparnos de asuntos “triviales”. (Ver Luc. 16:10). La mujer “con voluntad [gustosa, NVI] trabaja con sus manos” (31:13). Es interesante que esta persona muy espiritual nunca es descrita orando o meditando: se la muestra como una mujer eficiente y productiva, muy similar a Marta, de los Evangelios (Luc. 10:38-40).

Lee Proverbios 31:12, 15 y 18. ¿Por qué razón esta mujer siempre está trabajando?

12 Le da ella bien y no mal todos los días de su vida. Proverbios 31

15 Se levanta aun de noche y da comida a su familia y  ración a sus criadas. Proverbios 31

18 Ve que van bien sus negocios; su lámpara no se apaga de noche. Proverbios 31

La mujer nunca descansa. Trabaja “todos los días de su vida” (vers. 12), aun durante la noche (vers. 15, 18). Su presencia activa y vigilante es efectiva todo el tiempo. La razón de su atención constante es su responsabilidad. Ella tiene que estar allí; de otro modo, todo se vendrá abajo.

Lee Proverbios 31:20 y 25. ¿Cuál es el aspecto temporal de sus proyectos?

20 Alarga su mano al pobre, Y extiende sus manos al menesteroso.  Proverbios 31

25 Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir. Proverbios 31

Aquí llegamos a un punto importante con respecto a nuestra obra y esfuerzo: será probado por el tiempo. Solo el futuro testificará de la cualidad de nuestras acciones. Trabajar sabiamente es trabajar pensando en el futuro, no solo buscando una recompensa inmediata.

Aunque no trata exactamente de lo mismo, el principio en el siguiente texto del Apocalipsis es muy importante: “Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen” (Apoc. 14:13).

Si tienes una mujer especial en tu vida (quienquiera que sea), ¿qué puedes hacer para mostrar tu aprecio hacia ella y por todo lo que hace por ti?

 Aprendan los niños y los jóvenes, mediante el estudio de la Biblia, cómo ha honrado Dios el trabajo del obrero. Lean…de Dorcas, la costurera, resucitada a fin de que siguiera haciendo ropa para los pobres; de la mujer sabia descrita en Proverbios, que “busca lana y lino, y trabaja gustosamente con sus manos”; que “da comida a su familia y ración a sus criadas”; que “planta viña […] y esfuerza sus brazos”; que “alarga su mano al pobre, y extiende sus manos al menesteroso”; que “considera la marcha de su casa, y no come el pan de balde”

Dios dice de esa mujer: “Esa será alabada. Ofrecedle del fruto de sus manos, y en las puertas de la ciudad la alaben sus hechos” (La educacion, {ED}, p. 217).

En la Palabra de Dios hallamos esta hermosa descripción de un hogar feliz y de la mujer que lo preside: “Levantáronse sus hijos, y llamáronla bienaventurada; y su marido también la alabó.” ¿Qué mayor elogio podría desear una ama de casa que el así expresado?

Si ella [la esposa y madre fiel] busca en Dios su fuerza y consuelo, y guiada por su sabiduría y temiéndole procura cumplir diariamente su deber, vinculará a su esposo con su propio corazón y verá a sus hijos madurar en hombres y mujeres honorables, que tendrán vigor moral para seguir el ejemplo de su madre.

Lo que ha de estimular grandemente a la madre laboriosa y sobrecargada es el hecho de que todo hijo debidamente educado y dotado del adorno interior de un espíritu manso y sosegado, tendrá idoneidad para el cielo y resplandecerá en los atrios del Señor (El hogar cristiano, {HC}, p. 484).

…En un grado sumo, la madre modela con sus manos el destino de sus hijos. Influye en las mentes y en los caracteres, y obra no sólo para el presente sino también para la eternidad. Siembra la semilla que germinará y dará fruto, ya sea para bien o para mal. La madre no tiene que pintar una forma bella sobre un lienzo, ni cincelarla en un mármol, sino que tiene que grabar la imagen divina en el alma humana… (Conflicto y valor, {CV}, p. 80).

93


Lección 13 // Jueves 26 de marzo__________________

ELLA SE PREOCUPA

Lee Proverbios 31:26 al 31. ¿Qué otras características importantes se ven en esta mujer? ¿Por qué son tan importantes para todos nosotros, no importa quiénes seamos?

26 Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua. 27 Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde. 28 Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba: 29 Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas. 30 Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. 31 Dadle del fruto de sus manos, Y alábenla en las puertas sus hechos. Proverbios 31

Como vimos a lo largo de este trimestre, se pone un gran énfasis en las palabras, en lo que decimos. La mujer es conocida por su sabiduría y por su bondad. Están relacionadas. Después de todo, ¿no podríamos alegar que la bondad es otra forma de sabiduría, especialmente cuando entendemos que la sabiduría no es meramente lo que conocemos sino lo que decimos y hacemos?

Nota, además, la frase “la ley de clemencia”. Es decir, la clemencia o la bondad no son solo un atributo pasajero que escapa de su boca de vez en cuando: es una ley, un principio de su misma existencia. ¡Cuán poderoso sería si la “ley de clemencia” guiara todo lo que sale de nuestra boca!

Lee Proverbios 31:30. ¿Qué punto importante se revela aquí, que a menudo se olvida?

30 Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. Proverbios 31

Demasiado a menudo las mujeres son evaluadas únicamente en términos de apariencia exterior; esa es una característica superficial y poco profunda. La Biblia señala cuán “vana” y cuán vacía es esa actitud, en última instancia. La verdadera belleza de esta mujer se encuentra en su carácter y en cómo este se manifiesta en su vida y tareas. La belleza siempre pasará; el carácter puede perdurar por la eternidad. “Un gran nombre entre los hombres es como letras trazadas en la arena; pero un carácter sin mancha perdurará para toda la eternidad” (MGD 81).

¿En qué aspectos de tu carácter necesitas ver una mejoría? Orar acerca de ello está bien, pero ¿qué pasos concretos y positivos debes dar para ver un crecimiento?

Los que van a recibir la mayor recompensa serán los que incorporaron a su actividad y celo de la cortesía , y la tierna compasión por el pobre, huérfano, el oprimido y el aflijido…

Hay entre nosotros quienes tienen un espíritu manso y humilde –el espíritu de Cristo – que realizan muchas acciones pequeñas con el objeto de ayudar a los que estan a su alrededor y que no piensan en ello. Se sorprenderán en el día final al descubrir que Cristo tuvo en cuenta la palabra bondadosa que dirigieron al desalentado, y los pequeños donativos que dieron para ayudar al pobre, y que implicaron abnegación para ellos. El Señor toma en cuenta el espíritu que impulsa un acto y recompensa consecuentemente; y la pureza, la humildad y el espíritu de amor como el de un niño influyen para que la ofrenda sea preciosa a su vista (Maranata: El Señor viene!, p. 340).

Aprovechad toda ocasión de trabajar por aquellos que os rodean y compartid con ellos vuestros afectos. Las palabras amables, las miradas de simpatía, las expresiones de aprecio serían para muchos de los que luchan a solas como un vaso de agua fresca para el sediento. Una palabra de estímulo, un acto de bondad contribuyen mucho a aliviar el fardo que pesa sobre los hombros cansados. La verdadera felicidad consiste en servir desinteresadamente a otros. Cada palabra, cada acción ejecutada en este espíritu queda anotada en los libros del cielo como habiendo sido dicha o hecha para Cristo. “De cierto os digo que en cuanto lo hicisteis a uno de estos mis hermanos pequeñitos—declara él,—a mí lo hicisteis” (Mateo 25:40).

Vivid en el resplandor del amor del Salvador. Entonces vuestra influencia beneficiará al mundo. Permitid al espíritu de Cristo que se apodere de vosotros. Esté siempre en vuestros labios la ley de la bondad. La indulgencia y el altruísmo caracterizan las palabras y las acciones de quienes nacieron de nuevo para vivir una vida nueva en Cristo Jesús (Joyas de los testimonios, {3JT}, t. 3, p, 100).

…No todos pueden ir como misioneros a países lejanos, pero todos pueden ser misioneros en el lugar donde viven, entre sus familiares y vecinos. Hay muchas maneras como los miembros de la iglesia pueden dar el mensaje a las personas con quienes se relacionan. Uno de los recursos que tienen más éxito es vivir en forma útil, desinteresada y cristiana. Los que luchan en la batalla de la vida con desventajas, pueden ser refrescados y fortalecidos por las pequeñas atenciones que nada cuestan. Las palabras bondadosas pronunciadas con sencillez, las pequeñas atenciones ofrecidas sinceramente, dispersarán las nubes de la tentación y la duda que se acumulan sobre el alma. La expresión sincera de una simpatía como la manifestada por Cristo, ofrecida con sencillez, tiene poder para abrir las puertas de los corazones que necesitan el toque sincero y delicado del espíritu de Cristo (Testimonios para la iglesia, {9TI}, t. 9, p. 25).

Todo acto de justicia, misericordia y benevolencia, produce melodía en el cielo. El Padre desde su trono contempla a los que realizan estos actos de misericordia, y los cuenta entre sus más preciados tesoros. “Y serán para mí especial tesoro, ha dicho Jehová de los ejércitos, en el día que yo tengo de hacer”. Todo acto de misericordia hacia los necesitados, los que sufren, es considerado como hecho a Jesús. Cuando socorréis al pobre , simpatizáis con el aflijido y el oprimido, y amparáis al huérfano, os colocáis en una relación más estrecha con Jesús (Servicio Cristiano, p. 234).

94


Viernes 27 de marzo // Lección 13_________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “Al complacer su apetito por el vino y estar bajo su estímulo excitante, su razón estaba nublada, y no podían discernir la diferencia entre lo sagrado y lo común. Contrariamente a la instrucción expresa de Dios, [Nadab y Abiú] lo deshonraron [a Dios] ofreciendo fuego común en vez del sagrado. Dios los visitó con su ira; salió fuego de su presencia y los destruyó” (TI 3:325).

“Aprendan los niños y los jóvenes, mediante el estudio de la Biblia, cómo ha honrado Dios el trabajo del obrero. […] Lean […] acerca de la mujer sabia descrita en Proverbios, que ‘busca lana y lino, y con voluntad trabaja con sus manos’; que ‘da comida a su familia y ración a sus criadas’; que ‘alarga su mano al pobre, y extiende sus manos al menesteroso’; que ‘considera los caminos de su casa, y no come el pan de balde” (Prov. 31:13, 15, 16, 17, 20, 27)” (Ed 217).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. ¿Por qué la abstinencia total de alcohol es la única buena opción? Después de todo, ¿puede surgir algo bueno del consumo de cualquier clase de bebida alcohólica? Por otro lado, piensa en todo el daño que a menudo causa el alcoholismo.
  2. Medita en la idea de que aunque tengamos mucho conocimiento no necesariamente tendremos más sabiduría. ¿De qué maneras puede el conocimiento sin sabiduría ser aún más peligroso que una falta de conocimiento sin sabiduría? ¿Cuáles son algunos ejemplos recientes en los que podemos ver cuánto daño causa el conocimiento sin sabiduría?
  3. Repasa las características de la “mujer virtuosa”. ¿Cómo pueden los principios que están revelados en esta situación específica aplicarse a los creyentes, cualquiera que sea su sexo, situación marital o edad?
  4. El libro de Proverbios está lleno de sabiduría práctica. Esto debería decirnos que nuestra religión, aun con toda su elevada teología y dimensiones espirituales, tiene también un lado práctico. ¿Cómo podemos asegurarnos de no descuidar los aspectos prácticos de la fe, mientras procuramos cumplir con el aspecto teológico y espiritual?

 

95

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s