Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 4 – LA EPOPEYA DE JONÁS – PARA EL 25 DE JULIO DE 2015

Deja un comentario


Este es un estudio libre para toda persona que lo desee usar, compartir ó distribuir. Es una cortesía de SevenDay Radio y su servidor, Tony García. Cualquier pregunta ó comentario por favor escriba a *elhermanotony@gmail.com* Este documento es subido a la red los días Domingos a las 6:00 de la mañana hora de Madrid, España; la media noche del día Sábado de la costa este de los Estados Unidos.

Toda información dada en éste documento es tomada de la vastedad de libros que la Iglesia Adventista del 7mo Día tiene disponible gratuitamente para el público en general, en Ingles y Español. A éste documento también se le agrega otras informaciones de otros libros, que también se encuentran disponible gratuitamente en el Internet para el uso del  público en general.

Aquí no le estamos presentando una nueva luz, nuestro trabajo es sencillamente recopilar información, y presentarla en un lenguaje sencillo y entendible,  para que se le haga mas fácil al maestro de Escuela Sabática comprender y prepararse mejor, para impartir la lección de Escuela Sabática.

 Deseamos compartir con ustedes los tópicos  de las lecciones de los próximos años.

4 trimestres por año

2015:  (4)”Jeremías”

2016:  (1)”La Gran Controversia” (2)”El libro de Mateo” (3)”El Papel de la Iglesia en la Comunidad” (4)”Job”

2017:  (1)”El Espíritu Santo y la Espiritualidad” (2)”1ra y 2da de Pedro” (3)”Unidad en Cristo” (4)”Asuntos de Justicia Social”

2018:   (1)”Mayordomía” (2)”Preparación para los Días Finales” (3)”El libro de los Hechos” (4)”El Libro de Apocalipsis”

2019: (1)”Esdras-Nehemías” (2)”El Libro de Daniel” (3)”Romanos” (4)”Como interpretar las escrituras”

2020: (1)”Educación” (2)”Juan” (3) La Familia/Santidad del Matrimonio (nuevo)

Recordamos a los hermanos que ésta información está sujeta a cambios.


INVITAMOS A NUESTROS LECTORES A SUSCRIBIRSE A NUESTRO ESTUDIO SEMANAL. PARA HACERLO, POR FAVOR USAR LA BARRA QUE DICE “SEGUIR”; EL SISTEMA AUTOMÁTICO LE MANDARA EL ESTUDIO A SU DIRECCIÓN DE CORREO EN EL PRECISO MOMENTO EN QUE NOSOTROS PUBLIQUEMOS EL ESTUDIO SEMANAL.  SU INFORMACIÓN ES MANTENIDA 100% CONFIDENCIAL.

SI SE LE DIFICULTA INSCRIBIRSE EN EL SISTEMA AUTOMÁTICO POR FAVOR ESCRIBANOS A: ELHERMANOTONY@GMAIL.COM DEJE LA DIRECCIÓN DE SU E-MAIL Y NOSOTROS LO INSCRIBIREMOS.

LA PAGINA TAMBIÉN ESTA DISPONIBLE EN FACEBOOK,  POR FAVOR BUSQUE: ESCUELA SABÁTICA MAESTROS Y SOLICITE HACERSE AMIGO O SEGUIDOR, Y USTED PODRÁ VER LA PAGINA CADA VEZ QUE LA PUBLIQUEMOS.

SI DESEA VER LAS LECCIONES DE LOS TRIMESTRES PASADOS, BÚSQUENOS EN LA SIGUIENTE DIRECCIÓN:               

* WWW.ESCUELASABATICAMAESTROS. COM*


Este es un estudio extra para el maestro de Escuela Sabática, y es realizado por hermanos laicos de la Iglesia Adventistas del 7mo Día. En este lugar evitamos la crítica, la censura y los temas polémicos. Nuestro principal propósito es elevar la mente hacia Dios,  por medio de pensamientos sublimes, para que podamos comprender la lección de una manera sencilla, precisa y al mismo tiempo profunda. Todas las historias que usamos en éste lugar son historias de la vida real; si no las son, especificamos con toda claridad que es sencillamente una ilustración. Muchas de estas historias posiblemente no las encontrará fácilmente, ya que la mayoría de ellas las obtenemos de libros de historia escritos en ingles, y especialmente las tomamos de enciclopedias seculares y religiosas británicas. Esperamos que nuestro aporte y dedicación sea de ayuda espiritual para su vida, esa es nuestra intención y nuestra constante oración. Si tiene algún comentario, duda, pregunta ó sugerencia, siéntase libre en escribirnos a: *elhermanotony@gmail.com* déjenos la dirección de su correo y nosotros le contestaremos lo más pronto posible


ANUNCIO ESPECIAL: Todos los hermanos que están inscritos con sus dirección de correos, estarán recibiendo un correo electrónico de *elhermanotony@gmail.com*  Allí se les estará preguntando si desean formar parte del nuevo grupo que se está formando, por favor acepte la invitación. Este nuevo grupo recibirá la lección de Escuela Sabática en el formato PDF.  Como todos sabemos, cuando usted recibe algún documento en PDF, usted lo puede subrayar, colorear y descargar en su teléfono, tableta ó computadora y una vez lo ha descargado, le queda ahorrado en su sistema y lo puede ver las veces que quiera sin necesidad de internet.

Si usted está interesado en éste nuevo sistema, por favor escríbanos a *elhermanotony@gmail.com* asegurse de dejar la dirección de su correo electrónico “correctamente” y nosotros con gusto lo agregaremos a ésta lista.

SI USTED YA SE INSCRIBIÓ Y NO ESTA RECIBIENDO LA LECCIÓN EN PDF, POR FAVOR  ESCRIBANOS DE REGRESO Y ASEGÚRESE DE DEJARNOS SU CORREO ELECTRÓNICO ESCRITO CORRECTAMENTE, ESTAMOS RECIBIENDO MUCHOS CORREOS DE REGRESO POR QUE LAS DIRECCIONES SON INCORRECTAS, MUCHAS GRACIAS.

SI USTED RECIBIO UN CORREO DE “WORLDPRESS” POR FAVOR ÁBRALO Y DESCARTE-LO, SI NO LO ABRE NO QUEDARA REGISTRADO EN NUESTRO SISTEMA AUTOMÁTICO DE “ESCUELASABATICAMAESTROS”

 


 

Lección 4: Para el 25 de julio de 2015

LA EPOPEYA DE JONÁS

Sábado 18 de julio______________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Jonás 1-4; 2 Reyes 14:25; Isaías 56:7; 44:8; Mateo 12:40; Apocalipsis 14:6-12.

PARA MEMORIZAR:
 “En verdad comprendo que Dios no hace acepción de personas, sino que en toda nación se agrada del que le teme y hace justicia” (Hech. 10:34, 35).

EL LIBRO DE JONÁS informa de un profeta hebreo que trabajó lejos de su “zona de confort”. Vivió durante el reinado de Jeroboam II, cerca del año 750 a.C. (2 Rey. 14:25), y es el único profeta del Antiguo Testamento de quien sabemos que fue llamado para ser un misionero en otro país. Dios no quería que la verdad se limitara solo a su pueblo escogido, como lo afirma especialmente en Isaías y en los Salmos, aun cuando la teología popular israelita de ese tiempo no aceptaba que los gentiles también participaran de la salvación. Aun en tiempos del Nuevo Testamento era una lección que los judíos encontraban difícil de aprender.

En Jonás, tenemos un informe de la experiencia pionera del profeta como misionero en el extranjero, tanto lo positivo como lo negativo. Aquí se muestra una reacción muy humana de una persona ante el llamado de Dios y una apelación a mantener misiones en el extranjero. Del libro emergen algunos criterios para los misioneros que trabajan en el extranjero y sus testimonios interculturales, que también señalan soluciones para algunos de los problemas y los temas que enfrentan los misioneros modernos.

Jesús enseñó que la religión de la Biblia no consiste en una exclusividad egoísta, en el contentamiento personal, sino en practicar obras de amor, en proporcionar el mayor bien posible a otros, en la genuina bondad. … Su vida estuvo exenta de todo orgullo y ostentación. … Aunque era el Creador de todos los mundos, sin embargo testificó de sí mismo mientras estuvo en la tierra que “las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo nidos; mas el Hijo del Hombre no tiene donde recostar la cabeza”. Mateo 8:20.

Jesús era la Majestad del cielo, el Rey de la gloria, y sin embargo en su vida humana fue paciente, bondadoso, cortés, benévolo, lleno de amor por los niñitos y pleno de piedad y compasión por los tentados, los probados, los oprimidos. Vino a la tierra a cumplir una misión muy bondadosa, y sin embargo no tuvo hogar y con frecuencia sufrió hambre y sed (A fin de conocerle, {AFC}, p. 102).

Si el Señor favorece la obra en algunos países más que en otros, es para que en ellos se revele un espíritu de verdadera generosidad, un deseo de ayudar a los que necesitan grandemente ayuda a fin de hallar un lugar donde asentar la obra y darle carácter. El Señor no hace acepción de personas ni de lugares. Su obra es un gran conjunto único. Su verdad ha de ser proclamada a toda nación, tribu, lengua y pueblo; y a medida que se entre en nuevos campos y la gente acepte la verdad, se habrán de erigir casas de culto y escuelas, y de proveer otras facilidades necesarias. Se han de poner en función prensas en muchas partes del mundo.

La obra del Señor en territorios nuevos ha de llevarse adelante hasta terminarse con éxito. Y se deben seguir los planes de Dios, no las inclinaciones de los que quisieran cosechar en la sección que está bajo su vigilancia toda ventaja posible, mientras que olvidan la completa indigencia de otras partes de la viña del Señor (Obreros evangélicos, {OE}, p. 471).

La Iglesia es el medio señalado por Dios para la salvación de los hombres. Fué organizada para servir, y su misión es la de anunciar el Evangelio al mundo. Desde el principio fué el plan de Dios que su iglesia reflejase al mundo su plenitud y suficiencia. Los miembros de la iglesia, los que han sido llamados de las tinieblas a su luz admirable, han de revelar su gloria. La iglesia es la depositaria de las riquezas de la gracia de Cristo; y mediante la iglesia se manifestará con el tiempo, aun a “los principados y potestades en los cielos” (Efesios 3:10), el despliegue final y pleno del amor de Dios (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, p. 9).

 

26


Domingo 19 de julio // Lección 4___________________

EL PROFETA CON FALLAS

Lee 2 Reyes 14:25. ¿Qué nos dice esto acerca de Jonás? ¿Bajo qué luz se lo presenta?

25 El restauró los límites de Israel desde la entrada de Hamat hasta el mar del Arabá, conforme a la palabra de Jehová Dios de Israel, la cual él había hablado por su siervo Jonás hijo de Amitai, profeta que fue de Gat-hefer. 2 Reyes 14

Fuera del libro de Jonás, el profeta se menciona en otro pasaje del Antiguo Testamento, 2 Reyes 14:25. Aquí es honrado como un profeta que predijo la recaptura que Israel haría del territorio tomado por Siria.

Jonás nació en Gat Hefer (en hebreo, “lagar junto al pozo de agua”), un pueblo en Zabulón, en el norte de Israel, a solo pocos kilómetros de Nazaret. Esto significa que tanto Jesús como Jonás fueron profetas galileos, separados por unos 750 años.

Lee Jonás 1:1 al 3, 9 y 12; 3:3 al 10; y 2:1 al 9. ¿Qué clase de cuadro nos presentan estos versículos acerca de él, tanto bueno como malo?

1 Vino palabra de Jehová a Jonás hijo de Amitai, diciendo: Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y pregona contra ella; porque ha subido su maldad delante de mí. Y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová. Jonás 1

Y él les respondió: Soy hebreo, y temo a Jehová, Dios de los cielos, que hizo el mar y la tierra.  Jonás 1

12 El les respondió: Tomadme y echadme al mar, y el mar se os aquietará; porque yo sé que por mi causa ha venido esta gran tempestad sobre vosotros. Jonás 1

Y se levantó Jonás, y fue a Nínive conforme a la palabra de Jehová. Y era Nínive ciudad grande en extremo, de tres días de camino. Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida. Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos. Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza. E hizo proclamar y anunciar en Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua; sino cúbranse de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos. ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios, y se apartará del ardor de su ira, y no pereceremos? 10 Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo. Jonás 3

1 Entonces oró Jonás a Jehová su Dios desde el vientre del pez, y dijo: Invoqué en mi angustia a Jehová, y él me oyó; Desde el seno del Seol clamé, Y mi voz oíste. Me echaste a lo profundo, en medio de los mares, Y me rodeó la corriente; Todas tus ondas y tus olas pasaron sobre mí. Entonces dije: Desechado soy de delante de tus ojos; Mas aún veré tu santo templo. Las aguas me rodearon hasta el alma, Rodeóme el abismo; El alga se enredó a mi cabeza. Descendí a los cimientos de los montes; La tierra echó sus cerrojos sobre mí para siempre; Mas tú sacaste mi vida de la sepultura, oh Jehová Dios mío. Cuando mi alma desfallecía en mí, me acordé de Jehová, Y mi oración llegó hasta ti en tu santo templo. Los que siguen vanidades ilusorias, Su misericordia abandonan. Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios; Pagaré lo que prometí. La salvación es de Jehová. Jonás 2

Jonás surge de su libro como una extraña mezcla de fortalezas y debilidades; era testarudo y rebelde, pero enseñable y obediente. Era leal a Dios, valeroso y creyente en la oración, pero también era estrecho de miras, egoísta y vengativo. Aunque a Jonás se lo describe como un siervo de Dios en 1 Reyes 14:25, constituye un personaje triste y trágico en el libro que lleva su nombre. El que se lo describa de esa manera sincera es una marca de la integridad y la confiabilidad de la Biblia: bajo la inspiración del Espíritu, los autores de la Biblia presentan lo valiente junto con lo insignificante en la vida de las personas, para ilustrar la verdad de que, no importa cuán débiles y desagradables sean estos personajes, Dios puede actuar por medio de ellos si están dispuestos a permitirlo.

¿Qué otros personajes bíblicos usó Dios a pesar de sus fallas? ¿Qué esperanza podemos obtener nosotros del hecho de que Dios usa a personas con deficiencias y limitaciones al trabajar para alcanzar a otros?

 ¿Ha escuchado alguna vez un buen sermón con respecto a Jonás?; ¿Ha escuchado a algún predicador hablando en bien de Jonás? Jonás es uno de los profetas menos respetados en la Biblia por los predicadores, realmente la mayoría de veces siempre se habla con desprecio y en mal de Jonás. La mayoría de sermones acerca de Jonás hablan de los dos más grandes defectos y pecados de Jonás como lo son: La desobediencia y la rebeldía.  Cuando se quiere predicar, enseñar o hablar acerca de la desobediencia y la rebeldía, la figura número uno es el pobre Jonás. 

¿Quién era Jonás? Vamos a contarles un poquito lo que dice la tradición. Dicho sea de paso vamos a explicar primero que es la “tradición”.  La tradición  es aquella información de gente que es contemporánea a la información, y que se transmite de generación a generación de una manera verbal ó escrita; por lo generalmente es siempre verbal. Esta información a pesar que muchas veces es importante y es muy interesante, no se puede comprobar que es una información cierta.  Por lo tanto nosotros le contamos lo que dice la tradición acerca de Jonás, solamente para que usted aprenda, no para que la crea como una verdad, mucho menos para que la predique, la puede explicar de la misma manera en que nosotros se la estamos explicando a usted.

La tradición, en éste caso la tradición judía dice que Jonás fue el hijo de la viuda de Sarepta, a quién Elías resucitó. Jonás realmente de acuerdo a la Biblia es contemporáneo de Elías, de Elíseo y de Amos, y como fue un profeta, sin duda alguna pertenecía a la escuela de los profetas que fundó Samuel y que en esos días fue dirigida por Elías y  después por Elíseo.

La tradición también dice que Jonás era el siervo que estuvo en el monte Carmelo con Elías cuando éste se enfrentó a los cuatro cientos profetas de Baal, y es la misma persona que acompañó a Elías a la cima del monte Carmelo cuando éste subió a orar por lluvia. La tradición reconoce a Jonás como el robusto siervo que sobrevivió con valentía ese día  largo, terrible y agónico que cruzó Elías en el monte Carmelo.

También la tradición dice que Jonás era a quién comisionó Elíseo para que fuera a ungir a Jehu como el décimo rey de Israel, para cumplirse de esa manera la profecía que dio Elías  en contra de Jetzabel. Recuerde eso es lo que la  tradición simplemente enseña,  es siempre bueno saber esto, para estar preparado para hablar con personas de otras religiones.

A pesar que hasta cierto punto la desobediencia y la rebeldía formó parte de la vida de Jonás, hay algo más que esto en la historia de Jonás; Jonás fue el más grande “MISIONERO” y evangelista del Antiguo Testamento y posiblemente el más grande evangelista y misionero en toda la historia de la Biblia y de éste mundo.

Noe pasó predicando 120 años la destrucción de éste mundo con agua, y el resultado de su larga campaña evangelística fueron siete almas que se salvaron; Jonás predicó solo algunos cuantos días y el resultado fue que “aquella gran ciudad” se arrepintió y se convirtió de su pecado y se volvió a Dios.

Posiblemente en la cabeza de aquel que nosotros usamos como símbolo de desobediencia y de rebeldía, Jesús  estará depositando la corona de vida con más estrella que un salvado pueda conseguir, una corona, posiblemente con mas de medio millón de estrellas. Adán que logró evangelizar a catorce generaciones de sus descendientes y Jonás que convirtió a una gigante ciudad de su maldad, en estos dos personajes encontraremos las personas que tendrán mas estrellas en sus coronas, por las almas que lograron redimir para Dios.

Jonás era de la parte norte de Israel, y profetizó en Israel en el momento más alto de la prosperidad de Israel, además profetizó en el momento que Israel fue más grande que nunca hablando territorialmente, el vivió bajo el reinado de Jeroboam II.

Nínive era una ciudad de gentiles, en pocas palabras era una ciudad pagana y Dios la había condenado a la destrucción;  de la misma manera que Dios había condenado a Israel, para ser destruido también, estas dos condenaciones había ocurrido al mismo tiempo

Tenemos que entender que por éste tiempo habían dos profetas en Israel con dos misiones diferentes: Amos y Jonás. Dios le había encomendado a Amós la predicación de la destrucción de Israel y a Jonás Dios le había encomendado la predicación de la destrucción de Nínive. Los dos profetas de Israel, tenían que dar dos mensajes de destrucción a dos naciones diferentes.

Ahora, después de saber esto encontramos que a Jonás le tocó la tarea más difícil: ir a Nínive. Nínive era una ciudad pagana que Jonás no conocía, encima Nínive era una ciudad enemiga de Israel y dicho sea de paso no solo una nación enemiga, sino una nación que Israel le temía y le temblaba en gran manera. A cualquier profeta israelita que se le mandara a predicar a Nínive, naturalmente preguntaría el porqué de ésta misión, a cualquiera Israelita que se le informara que Nínive sería destruida por Dios, la causaría mucha alegría y mucho alivio en saber que estos peligrosos y violentos enemigos pronto sería destruidos. A cualquier Israelita que se le halla dado la misión de salvar a Nínive hubiera dicho lo contrario: déjenlos que sigan en su pecado para que perezcan y entre mas rápido mejor para Israel. El predicar a Nínive y salvarla de su destrucción, era como mantener el fuego prendido que pronto consumiría al propio Israel.

Ahora hablemos un poco de la ciudad de Nínive: Nínive era una ciudad grandes en diferentes categorías

1- Nínive era una ciudad  grande en su antigüedad:  8Y Cus engendró a Nimrod. Este comenzó a ser poderoso en la tierra. 9Este fue poderoso cazador delante del SEÑOR; por lo cual se dice: Así como Nimrod poderoso cazador delante del SEÑOR. 10Y fue la cabecera de su reino Babel, y Erec, y Acad, y Calne, en la tierra de Sinar. 11De esta tierra salió Assur, el cual edificó a Nínive, y a Rehobot, y a Cala, Génesis 10

 2-Nínive era una ciudad grande en poder: era en ese tiempo la ciudad principal de la monarquía más poderosa sobre la tierra

3-Nínive era una ciudad grande en riquezas

4- Nínive era una ciudad grande territorialmente: según los estudios que se ha hecho se cree que la ciudad de Nínive tenía aproximadamente alrededor de 60 millas de circunferencia es decir 96.5 kilómetros  Y era Nínive ciudad grande en extremo, de tres días de camino”  En el tiempo antiguo un día de camino se medía por 20 millas al día ó 32 kilómetros, partiendo de ésta información estamos hablando de una ciudad inmensamente grande.

5-Nínive era una ciudad grande en populación, se estima que en una ciudad de éste tamaño para esos días, tenía que tener por lo menos 600,000 habitantes, incluyendo las mujeres y todos los niños.

6- Nínive era una ciudad grande en pecados; su vicio principal era la crueldad y el pasatiempo favorito era la violencia. Ningún hombre en la ciudad de Nínive podía habitar seguro debido a la violencia del lugar.

Ahora; ¿Nos damos cuenta porqué Jonás decidió huir de ésta tarea? No era tanto la rebeldía, sino el miedo. El pecado de Jonás no era tanto la apostasía sino su pequeñez para esta inmensa tarea, la tarea le había quedado inmensamente grande. El sentimiento que tenía de liberar a un  pueblo que era enemigo de su propia nación y que eran extremadamente violento, no le agradaba mucho,  el saber que tenía que ir a una ciudad extraña donde la característica especial era la violencia, y  encima de todo el mensaje que llevaba era de destrucción para la ciudad y los habitantes; le causaba terror, su seguridad personal estaba en juego con ésta tarea que Dios le había asignado.  

El acto de dormir en el barco, es consistente con el estado de perplejidad y miedo que puede sufrir una persona que está bajo ansiedad o estrés. Jonás estaba consumido por la fatiga y la lucha mental que estaba teniendo, estaba acabado por el peso de una conciencia violada, su escape natural era desaparecer de las caras de los hombre y dormir en la obscuridad y soledad del fondo de el barco, el carácter de Jonás era más defectuoso que pecador, lo mismo que Pedro, necesitaba mucha enseñanza, pero la raíz de sus carácter era profundo en piedad

Jonás prefirió renunciar a su oficina antes de llevar a cabo ésta tarea. ¡No seamos tan duros con Jonás! Cuantos de nosotros hemos puesto nuestra renuncia a Dios, en una tarea que se nos asignó para hacer en la iglesia, por que quizás nos sentimos incompetentes, insignificantes y sin experiencia. Habremos muchos que hemos renunciado por que le tenemos miedo a una responsabilidad demasiada grande, le tenemos miedo a una  iglesia exigente, a una junta de iglesia cruel, a un grupo de ancianos intolerantes o a un pastor incomprensible. Si no hemos renunciado, no nos ha faltado el deseo de hacerlo, todos llevamos dentro de nosotros el espíritu de huir de Jonás. Todo lo que tenía que haber hecho Jonás era conversar con Dios y expresarles sus temores, dudas e inquietudes. Eso es exactamente lo mismo que tenemos que hacer nosotros ante la incertidumbre, llevárselo a Dios en oración.

La pluma inspirada, fiel a su tarea, nos habla de los pecados que vencieron a Noé, Lot, Moisés, Abrahán, David y Salomón, y hasta nos cuenta que aun el enérgico espíritu de Elías se abatió bajo la tentación durante su terrible prueba. Están fielmente registradas la desobediencia de Jonás y la idolatría de Israel. La negación de Pedro, la aguda contienda que hubo entre Pablo y Bernabé, las flaquezas de los profetas y los apóstoles, todo queda revelado por el Espíritu Santo, que descorre el velo del corazón humano. Ante nosotros se expone la vida de los creyentes, con todos sus defectos e insensateces, que están destinados a ser una lección para todas las generaciones que los habían de seguir. Si hubiesen sido perfectos, habrían sido sobrehumanos, y nuestra naturaleza pecaminosa nos haría desesperar de llegar jamás a tal punto de excelencia. Pero al ver cómo lucharon y cayeron, cómo cobraron nuevamente ánimo y vencieron por la gracia de Dios, cobramos aliento para avanzar contra los obstáculos que la naturaleza degenerada coloca en nuestro camino (Joyas de los testimonios, {JT}, t. 1, p. 439).

No debes sucumbir al desaliento. El corazón débil será fortalecido; el abatido tendrá esperanza. Dios cuida tiernamente de su pueblo. Sus oídos están abiertos a su clamor. No tengo temores por la causa de Dios. El cuidará de su causa. Nuestro deber es cumplir con nuestra parte, en nuestro lugar, y vivir… con humildad al pie de la cruz y ser fieles, viviendo píamente delante de El. Al hacerlo no seremos avergonzados, sino que nuestras almas confiarán en Dios con santa osadía.

Dios nos ha liberado de las cargas; nos ha dado libertad… Nuestros enemigos pueden triunfar. Pueden hablar palabras mentirosas, y sus lenguas calumniadoras pueden idear fraudes, calumnias y estratagemas; pero no lograrán movernos. Sabemos a quien hemos creído. No hemos trabajado ni corrido en vano. Jesús nos conoce… El día del ajuste de cuentas se aproxima y todos serán juzgados de acuerdo con las obras que se han hecho en el cuerpo...

Es cierto que el mundo está en tinieblas. La oposición puede acrecentarse. Los frívolos y los escarnecedores pueden envalentonarse y endurecerse en sus iniquidades. Pero nada de esto nos conmoverá. No hemos andado en la incertidumbre. No, no. Mi corazón está determinado en su confianza en Dios. Tenemos un Salvador poderoso. Podemos regocijarnos en su rica plenitud. Anhelo ser más devota y consagrada a Dios. Este mundo es demasiado oscuro para mi. Jesús dijo que El iría a prepararnos mansiones, para que donde El esté nosotros también podamos estar. Alabado sea Dios por esto. Mi corazón salta de alegría ante la gozosa perspectiva (Reflejemos a Jesus, {RJ}, p. 343).

27


Lección 4 // Lunes 20 de julio_____________________

UN MISIONERO TEMPRANO

“Ve a Nínive” era la orden de Dios a Jonás. En el Antiguo Testamento, la apelación usual a las naciones era “Vengan a Sion”. El plan de Dios era que Israel viviera su religión, y que la nación fuera tan atractiva que otros pueblos se acercaran a ella para recibir conducción (Isa. 56:7).

Jonás, como precursor de los discípulos del Nuevo Testamento (Mat. 28:18- 20), recibió la orden de ir a Nínive, un centro impuro de idolatría, brutalidad y totalitarismo. Él hizo preparativos para ir al oeste por mar, aunque Dios le había ordenado ir al este por tierra. Jonás huyó en la dirección opuesta.

Lee Jonás 1:3 al 17. ¿Qué lecciones obtenemos de esta narración?

Y Jonás se levantó para huir de la presencia de Jehová a Tarsis, y descendió a Jope, y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos a Tarsis, lejos de la presencia de Jehová. Pero Jehová hizo levantar un gran viento en el mar, y hubo en el mar una tempestad tan grande que se pensó que se partiría la nave. Y los marineros tuvieron miedo, y cada uno clamaba a su dios; y echaron al mar los enseres que había en la nave, para descargarla de ellos. Pero Jonás había bajado al interior de la nave, y se había echado a dormir. Y el patrón de la nave se le acercó y le dijo: ¿Qué tienes, dormilón? Levántate, y clama a tu Dios; quizá él tendrá compasión de nosotros, y no pereceremos. Y dijeron cada uno a su compañero: Venid y echemos suertes, para que sepamos por causa de quién nos ha venido este mal. Y echaron suertes, y la suerte cayó sobre Jonás. Entonces le dijeron ellos: Decláranos ahora por qué nos ha venido este mal. ¿Qué oficio tienes, y de dónde vienes? ¿Cuál es tu tierra, y de qué pueblo eres? Y él les respondió: Soy hebreo, y temo a Jehová, Dios de los cielos, que hizo el mar y la tierra. 10 Y aquellos hombres temieron sobremanera, y le dijeron: ¿Por qué has hecho esto? Porque ellos sabían que huía de la presencia de Jehová, pues él se lo había declarado. 11 Y le dijeron: ¿Qué haremos contigo para que el mar se nos aquiete? Porque el mar se iba embraveciendo más y más. 12 El les respondió: Tomadme y echadme al mar, y el mar se os aquietará; porque yo sé que por mi causa ha venido esta gran tempestad sobre vosotros. 13 Y aquellos hombres trabajaron para hacer volver la nave a tierra; mas no pudieron, porque el mar se iba embraveciendo más y más contra ellos. 14 Entonces clamaron a Jehová y dijeron: Te rogamos ahora, Jehová, que no perezcamos nosotros por la vida de este hombre, ni pongas sobre nosotros la sangre inocente; porque tú, Jehová, has hecho como has querido. 15 Y tomaron a Jonás, y lo echaron al mar; y el mar se aquietó de su furor. 16 Y temieron aquellos hombres a Jehová con gran temor, y ofrecieron sacrificio a Jehová, e hicieron votos. 17 Pero Jehová tenía preparado un gran pez que tragase a Jonás; y estuvo Jonás en el vientre del pez tres días y tres noches. Jonás 1

La reacción de Dios fue una fuerte tempestad. Los vientos obedecen a su Creador, aunque el profeta no lo haga (Mar. 4:41). Jonás dormía durante la tormenta, mientras que los tripulantes gentiles oraban (Jon. 1:14). Con honestidad, Jonás confesó que él había causado la calamidad y testificó del verdadero Dios. “Soy hebreo” se refería tanto a su religión como a su nacionalidad. Debido a la furia de la tormenta, los marineros gentiles trataron de salvarse a sí mismos y a los pasajeros, y mostraron compasión por Jonás al procurar no arrojarlo por la borda. (El profeta estaba dispuesto a sacrificarse para salvar a los otros.) Cuando cumplieron su pedido, la tormenta cesó y el mar se calmó (vers. 15). Los marineros, asombrados, fueron los primeros conversos de Jonás a su Dios, quien pudo actuar aun cuando Jonás huía del llamado de Dios.

La salvación de Jonás fue tan milagrosa como la del barco. Dios preparó “un gran pez”. El original hebreo no especifica qué clase de pez salvó a Jonás al tragarlo. Jonás en el vientre del pez es, sin duda, el episodio más conocido de la historia; pero el mensaje más profundo del libro es que Dios ama y cuida a todas las personas, y desea su salvación.

Hay un solo Dios, el Creador de los cielos y la Tierra (ver Isa. 44:8; 45:5, 6). Cualquier otra cosa que una persona adore es idolatría y error. Cualquier otro “dios” a quien se ore es imaginario, es una mentira. ¿Por qué es tan importante esta verdad, que debemos tener interiorizada, en el contexto de la misión?

Jonás no estaba dispuesto a ejecutar su misión, estaba bajo el humillante sentimiento de insuficiencia propia, lo que tenía que hacer en ésta condición era hablar sinceramente con Dios para conseguir de él fuerzas y coraje para llevar a cabo ésta pesada obra, en realidad la oración hubiera sido la mejor cualidad personal que él hubiera mostrado para ésta misión. Este sentimiento de insuficiencia propia y falta de estima personal, fue también mostrada por Moisés, Isaías, Jeremías y Ezequiel, la única diferencia fue que Jonás no la enfrentó, huyó y pagó las terribles consecuencias de sus malas decisiones. Cuando decidimos ponernos en desobediencia contra Dios, nos colocamos automáticamente bajo el poder de Satanás, él es un experto en poner obscuridad, perplejidad,  angustias y decepción en nuestras mentes.

 Todo hombre trata de creer que hay algunas razones para poder desobedecer a Dios. En los tiempos del Antiguo Testamento, había una fuerte creencia que Dios estaba presente en el pueblo de Israel, “solamente”; Y posiblemente Jonás creyó lo mismo, que al renunciar a su oficina profética, marchándose a otro país, él estaría fuera del alcance de Dios. ¿Cuántas veces hemos hecho lo de Jonás? Dios nos ha llamado a un servicio específico y nosotros tomamos otro camino, también nosotros hemos tenido la fantasía que renunciando a nuestras tareas o misiones que Dios nos ha encomendado para hacer en la iglesia, es la manera de escapar de la responsabilidad divina. Nunca debemos de poner nuestra renuncia a la junta de Iglesia ó al pastor de nuestra iglesia por el cargo que Dios nos ha conferido, haciendo eso no nos libramos de la responsabilidad divina depositada en nosotros, todo lo contrario traemos sobre nosotros la reprobación y la retribución divina. (la única manera de renunciar a nuestro cargo es por un pecado oculto que tengamos en nuestra vidas)

“…y halló una nave que partía para Tarsis; y pagando su pasaje, entró en ella para irse con ellos..”  Jonás tuvo que pasar muchos obstáculos para desobedecer a Dios, y el acto de haber pagado su pasaje tenía que haberlo asustado. Pagar su propio pasaje era el último obstáculo de cruzar antes de consumar su desobediencia. Si Jonás hubiera decidido obedecer a Dios nunca hubiera tenido que pagar ningún pasaje, pero desde el momento en que el decide desobedecer a Dios, él es abandonado a pagar su propio pasaje.

Aprendemos lo siguiente:

1-La obediencia a Dios es siempre económica, la desobediencia a Dios siempre es demasiada cara para pagar, es un total despilfarro en la vida, tanto material, física como espiritual.

2-Este pasaje del barco, fue apenas una pequeña porción de todo el precio a pagar, el pasaje del barco fue solamente como el “primer pago” ó comúnmente lo que llamamos la “prima” . El pago total de su desobediencia, fue ver sus propias acciones desbaratadas por Dios.

3-Parte del pago que Jonás pagó por su desobediencia fue también su mal humor y su irritabilidad. La desobediencia a Dios, siempre nos pone de mal humor, irritados, impacientes y coléricos.

4-Otra parte del pasaje de Jonás fue apartarse de la presencia de Dios

5-Perdió su buena reputación, todo el pasaje de Jonás tuvo un costo muy alto a pagar

Todo parecía que estaba marchando muy bien para el profeta desobediente, por algún tiempo Dios permite que las cosas marchen bien cuando decidimos desobedecer sus ordenes o comisiones, pero llega el momento en que Dios arresta al desobediente, y para el arresto de Jonás Dios había preparado una tempestad marina.

Todas las personas en ésta tierra oramos a Dios cuando estamos en emergencias, esto demuestra como los humanos somos de débiles y frágiles. Hay un sentimiento ó un pensamiento que parece que es nativo en el corazón del hombre y es el creer que detrás de toda enfermedad hay un pecado oculto, creer que todo problema y calamidad es la consecuencia directa del pecado, creer que una calamidad extrema es por que hay un culpable extremo, llegamos rápidamente a la conclusión que en cualquier desgracia inusual hay también un culpable inusual. Esto también creyeron los marinos, echaron suerte y la suerte cayó sobre Jonás.

Entonces le dijeron ellos: Decláranos ahora por qué nos ha venido este mal. ¿Qué oficio tienes, y de dónde vienes? ¿Cuál es tu tierra, y de qué pueblo eres? Y él les respondió: Soy hebreo, y temo a Jehová, Dios de los cielos, que hizo el mar y la tierra. 10 Y aquellos hombres temieron sobremanera, y le dijeron: ¿Por qué has hecho esto? Porque ellos sabían que huía de la presencia de Jehová, pues él se lo había declarado.

La declaración de Jonás ganó el respeto de los marineros, también tocó sus corazones y el conocimiento de Jonás sobre el Dios verdadero, infundió un terror sin nombre en la conciencia de ese grupo de hombre, el mini-sermón y aún la incomprensible conducta de Jonás los había convertido al Dios verdadero: “… Y temieron aquellos hombres a Jehová con gran temor, y ofrecieron sacrificio a Jehová, e hicieron votos.”

A pesar de lo impía que Nínive había llegado a ser, no estaba completamente entregada al mal. El que “vio a todos los hijos de los hombres”. Salmos 33:13… percibió que en aquella ciudad muchos procuraban algo mejor y superior… Dios se les reveló en forma inequívoca, para inducirlos, si era posible, a arrepentirse. El instrumento escogido para esta obra fue el profeta Jonás… Si el profeta hubiese obedecido sin vacilación, se habría ahorrado muchas experiencias amargas, y habría recibido abundantes bendiciones. Sin embargo, el Señor no abandonó a Jonás en su hora de desesperación. Mediante una serie de pruebas y providencias extrañas, debía revivir la confianza del profeta en Dios y en su poder infinito para salvar…

Una vez más se encargó al siervo de Dios que fuera a dar la advertencia a Nínive… Al entrar Jonás en la ciudad, comenzó en seguida a pregonarle el mensaje: “De aquí a cuarenta días Nínive será destruida”. Iba de una calle a la otra, dejando oír la nota de advertencia. El mensaje no fue dado en vano. El clamor que se elevó en las calles de la ciudad impía se transmitió de unos labios a otros, hasta que todos los habitantes hubieron oído el anunció sorprendente. El Espíritu de Dios hizo penetrar el mensaje en todos los corazones, e indujo a multitudes a temblar por sus pecados, y a arrepentirse en profunda humillación… Su condenación fue evitada; el Dios de Israel fue exaltado y honrado en todo el mundo pagano, y su ley fue reverenciada. Nínive no debía caer hasta muchos años más tarde, presa de las naciones circundantes, porque se olvidó de Dios y manifestó un orgullo jactancioso…

Esto constituye una lección para los mensajeros que Dios envía hoy, cuando las ciudades de las naciones necesitan tan ciertamente conocer los atributos y propósitos del verdadero Dios, como los ninivitas de antaño… La única ciudad que subsistirá es aquella cuyo artífice y constructor es Dios… El Señor Jesús invita a los hombres a luchar con ambición santificada para obtener la herencia inmortal (Conflicto y valor, {CV}, p. 230).

Que nadie se considere suficiente por haber sido usado como instrumento del Señor. Dios utiliza a los hombres, y los honra otorgándoles sabiduría por tanto tiempo como le sean fieles y no se atribuyan la gloria a sí mismos. Los que se retiran de las manos del Señor y se valoran a sí mismos como capaces de conducir la obra, no están guiados por el Espíritu de Dios sino por “otro espíritu”. Satanás se introduce, y cambian de conductor. Y así entran la perversión y la sutileza del engaño de la serpiente (Alza tus ojos, {ATO}, p. 133).

28


Martes 21 de julio // Lección 4_____________________

EN EL VIENTRE DEL GRAN PEZ

La experiencia de tres días en el vientre del gran pez llegó a ser un tipo de la muerte y la resurrección de Cristo (Jon. 1:17-2:10; Mat. 12:40). Dios proveyó y dirigió al gran pez. Aunque hay informes de personas que sobrevivieron en el mar después de haber sido tragadas por una ballena, debemos recordar que Dios proveyó tanto este gran pez como el poder que sustentó a su siervo mientras estuvo dentro de él. Este evento pudo ocurrir únicamente mediante la intervención sobrenatural de Dios, quien, en toda la Biblia, se revela como un Dios que actúa en la vida de las personas.

Hay evidencias de que la frase “tres días y tres noches” era una antigua figura de lenguaje que indicaba el tiempo necesario para el viaje imaginario al Seol, nombre hebreo para la región de los muertos. Considerando lo que le ocurrió, Jonás ciertamente debió de haber estado como muerto.

En el vientre del pez, Jonás comenzó a orar. El capitán había ordenado en vano a Jonás: “¡Clama a tu dios!” (Jon. 1:6, NVI). Ahora, en una situación desesperada, Jonás empieza a hacerlo. Hizo falta esta situación desesperada para que él hiciera lo que debió haber hecho desde el principio. Un resumen de la oración de Jonás ha sido conservado en la forma de un salmo de gratitud. Estos salmos, típicamente, incluyen cinco partes: 1) introducción; 2) descripción de la angustia; 3) clamor pidiendo ayuda a Dios: 4) informe de la acción de Dios; y 5) promesa de cumplir cualquier voto hecho y de testificar de la acción salvadora de Dios. Es decir, Señor, si me sacas de esto, te prometo tal y tal cosa. ¿Quién no ha pronunciado una oración así? La pregunta es: ¿Cumpliste con lo que prometiste hacer?

Lee Mateo 12:40. ¿De qué modo toma Jesús la historia de Jonás y la aplica a sí mismo? Ver también Juan 2:19-22.

40 Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches. Mateo 12

19 Respondió Jesús y les dijo: Destruid este templo, y en tres días lo levantaré. 20 Dijeron luego los judíos: En cuarenta y seis años fue edificado este templo, ¿y tú en tres días lo levantarás? 21 Mas él hablaba del templo de su cuerpo. 22 Por tanto, cuando resucitó de entre los muertos, sus discípulos se acordaron que había dicho esto; y creyeron la Escritura y la palabra que Jesús había dicho. Juan 2

El capítulo termina así: “Y mandó Jehová al pez, y vomitó a Jonás en tierra” (Jon. 2:10). La orden de Dios al gran pez logró lo que los bienintencionados marineros habían fallado en hacer por Jonás. Del mismo modo, Cristo ordenó a sus discípulos ir a todo el mundo; Jonás, después de su aventura submarina, fue a los gentiles y llegó a ser el misionero de más éxito en el Antiguo Testamento. El rescate de Jonás es un testimonio de la misericordia salvadora de Dios. Su llegada a la orilla testifica de la decisión de Dios de salvar de la muerte aun a los asirios pecadores.

El pez grande era una ballena

“Porque como estuvo Jonás en el vientre de la ballena tres días y tres noches; así estará el Hijo del Hombre tres días y tres noches en el corazón de la tierra.” Mateo 12: 40

“Como Jonás había estado tres días y tres noches en el vientre de la ballena, Cristo había de pasar el mismo tiempo “en el corazón de la tierra.” Y como la predicación de Jonás era una señal para los habitantes de Nínive, la predicación de Cristo era una señal para su generación…” {DTG}, p. 373).

El pez gigante era una ballena, lo dice la Biblia y lo corrobora en espíritu de profecía.

El fondo del mar se había convertido en el cementerio de Jonás, y la capilla de oración más extraña que pudo haber existido en la historia de la humanidad se encuentra precisamente aquí en la historia de Jonás y es el estómago de la ballena. Jonás  había convertido su obscura prisión, en una casa de oración

El milagro real es la sobre-vivencia de Jonás por largo tiempo en  su extraña prisión, a la ciencia y conocimiento de los hombres éste milagro “viola las leyes de la naturaleza”

Hay que considerar varias cosas fundamentales en éste milagro:

1-Resistir el poder muscular del aparato digestivo de un animal grande

2-La dificultad de respiración dentro del cuerpo de pez, la falta de aire y oxígeno y el excesivo mal olor de lo que está en el proceso de digestión

3-Resistir por largo tiempo los poderosos jugos gástricos de un animal grande

4- La obscuridad

5-El exceso de líquidos en el animal

6-Falta de descanso y la privación de dormir

De los casos que se han documentado en la historia del mundo de personas que han sido tragadas por grandes peces, especialmente la ballena, tenemos al marinero ingles James Bartley in 1891. Hay muchas versiones de ésta historia, inclusive la versión que ésta historia no es real. Pero en todas las versiones hay algunas cosas interesantes que remarcar, Bartley fue liberado del estómago de la ballena a las 15 horas de estar adentro y fue encontrado inconsciente. La historia dice que su cabello se cayó para siempre y su piel estaba arrugada y perdió la pigmentación natural de su piel para siempre, daba la apariencia que era un cuerpo que no tenía sangre, aunque estaba en condición física perfecta. En su lápida se encuentra la inscripción: “El Jonás moderno”

Cualquiera que fue el tiempo que Jonás haya estado en la ballena, si fueron los tres días literales que la Biblia dice o fue menos tiempo de eso, lograr salir con vida de esa odisea, realmente fue un milagro de Dios. Si Jonás quedó con efectos físicos visibles por su estadía dentro de el estómago del pez, fue un testimonio claro, preciso y conciso que predicaba al mundo sin palabras, de lo funesto que es ir en contra de la voluntad de Dios

Jonás a pesar de su confesión que hizo a los marineros del barco, también necesitó que se le administrara corrección, y la disciplina la consiguió en el vientre de un gigante pez; Es mucho más fácil obedecer a Dios que desobedecerle. El camino de los desobedientes está lleno de muchas batallas, cicatrices y  de cruces, el camino del desobediente es una camino muy triste de visitar.

Dios dijo: Levántate y ve a Nínive;  -“No iré a Nínive,  mejor iré a Tarsis”- dijo Jonás y para Tarsis marchó. ¿Llegó Jonás a Tarsis? El mar se enfureció, los vientos soplaron, el barco se hundía, Jonás fue lanzado al agua, y allí apareció la ballena para recoger y auxiliar al pasajero de Tarsis. La ballena se encargó que el pasajero que estaba viajando con rumbo equivocado, encontrara su rumbo correcto que era Nínive.

Ningún hombre llegará a Tarsis, si Dios lo mandó para Nínive.

Si el hombre deliberadamente se dispone a hacer lo contrario de las ordenanzas de Dios, la naturaleza entera que obedece a Dios y el mismo Dios estará en contra de él: El mar le servirá de barrera, el viento lo empujará en sentido contrario, los rayos y los truenos le causarán temor y angustias, el fuego lo consumirá, el sol lo castigará, el agua lo ahogará y  la tierra entera lo devorará.  Si Dios ordenó que vayamos a Nínive,  a Nínive llegaremos.

“Y gimiendo en su espíritu, dice: ¿Por qué pide señal esta generación?” “Mas señal no le será dada, sino la señal de Jonás profeta.” Como Jonás había estado tres días y tres noches en el vientre de la ballena, Cristo había de pasar el mismo tiempo “en el corazón de la tierra.” Y como la predicación de Jonás era una señal para los habitantes de Nínive, la predicación de Cristo era una señal para su generación. Pero, ¡qué contraste en la manera de recibir la palabra! Los habitantes de la gran ciudad pagana temblaron al oír la amonestación de Dios. Reyes y nobles se humillaron; encumbrados y humildes juntos clamaron al Dios del cielo, y su misericordia les fué concedida. “Los hombres de Nínive se levantarán en el juicio con esta generación—había dicho Cristo,—y la condenarán; porque ellos se arrepintieron a la predicación de Jonás; y he aquí más que Jonás en este lugar.”

Cada milagro que Cristo realizaba era una señal de su divinidad. El estaba haciendo la obra que había sido predicha acerca del Mesías, pero para los fariseos estas obras de misericordia eran una ofensa positiva. Los dirigentes judíos miraban con despiadada indiferencia el sufrimiento humano. En muchos casos, su egoísmo y opresión habían causado la aflicción que Cristo aliviaba. Así que sus milagros les eran un reproche.

Lo que indujo a los judíos a rechazar la obra del Salvador era la más alta evidencia de su carácter divino. El mayor significado de sus milagros se ve en el hecho de que eran para bendición de la humanidad. La más alta evidencia de que él provenía de Dios estriba en que su vida revelaba el carácter de Dios. Hacía las obras y pronunciaba las palabras de Dios. Una vida tal es el mayor de todos los Milagros (El deseado de todas las gentes, {DTG}, p. 373).

La gente quiere una señal, tal como en los días de Cristo. El Señor dijo que no recibirían ninguna señal. La señal que debería ser evidente ahora y siempre, es la operación del Espíritu Santo sobre la mente del que enseña, para lograr que la Palabra impresione tanto como sea posible. La Palabra de Dios no es una teoría muerta y seca, sino espíritu y vida. A Satanás nada le gustaría tanto como apartar las mentes de la Palabra, para inducirlas a esperar que algo que esté fuera de la Palabra agite sus sentimientos. No debería dirigirse su atención hacia sueños y visiones. Si quieren tener vida eterna, deben comer la carne y beber la sangre del Hijo de Dios (Mensajes selectos, {MS}, t. 2, p. 109).

El mensaje que tenemos que presentar no es un mensaje que los hombres necesiten titubear en declarar. No han de tratar de cubrirlo ni ocultar su origen y propósito. Los que lo defienden deben ser hombres que no guarden silencio ni de día ni de noche. Como personas que han hecho un solemne voto delante de Dios han sido comisionados como mensajeros de Cristo, y como mayordomos de los misterios de la gracia de Dios, estamos bajo la obligación de declarar con fidelidad todo el consejo del Señor. No hemos de hacer menos prominentes las verdades especiales que nos han separado del mundo y que nos han hecho lo que somos, porque ellas están cargadas de intereses eternos. Dios nos ha dado luz con respecto a las cosas que ahora están ocurriendo en el último remanente del tiempo, y con la pluma y de viva voz hemos de proclamar la verdad al mundo, no de una manera temerosa sin vida, sino con demostración del Espíritu y el poder de Dios (Testimonios para los ministros, {TM}, pp. 478, 479).

29


Lección 4 // Miércoles 22 de julio___________________

LA GENERACIÓN DE NÍNIVE

Lee Jonás 3. ¿Qué gran mensaje hay aquí, en el contexto de la evangelización?

1 Vino palabra de Jehová por segunda vez a Jonás, diciendo: Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y proclama en ella el mensaje que yo te diré. Y se levantó Jonás, y fue a Nínive conforme a la palabra de Jehová. Y era Nínive ciudad grande en extremo, de tres días de camino. Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida. Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos. Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza. E hizo proclamar y anunciar en Nínive, por mandato del rey y de sus grandes, diciendo: Hombres y animales, bueyes y ovejas, no gusten cosa alguna; no se les dé alimento, ni beban agua; sino cúbranse de cilicio hombres y animales, y clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos. ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios, y se apartará del ardor de su ira, y no pereceremos? 10 Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo. Jonás 3

“Vino palabra de Jehová por segunda vez a Jonás, diciendo: Levántate y ve a Nínive, aquella gran ciudad, y proclama en ella el mensaje que yo te diré” (Jon. 3:1, 2). En este texto hay dos verbos importantes: es la segunda vez que Dios dice: “¡Ve!” Dios no se da por vencido. Él otorga a los seres humanos segundas oportunidades. Otra vez tenemos el concepto de la misión del Nuevo Testamento, la idea de ir a las naciones, en contraste con esperar a que las naciones vengan a uno.

El otro verbo importante es “proclama”. La proclamación siempre fue importante en la Biblia. Todavía es la manera más efectiva de esparcir el mensaje del evangelio. Dios le enfatizó a Jonás que debía dar el mensaje que yo te diré. Es decir, el mensaje debe ser el de Dios, no el nuestro ni una versión retorcida o modificada de él.

El mensaje de Dios, generalmente, es de amenazas y promesas, de juicios y evangelio. Su severa proclamación era: ¡Dentro de cuarenta días Nínive será destruida!” (Jon. 3:4, NVI). Ese era el juicio. Pero, también había una promesa de esperanza, de salvación (tuvo que haber sido así, ya que la gente hizo caso del mensaje y se salvó).

Aun con el “evangelio eterno”, Apocalipsis 14:6 al 12 también advierte acerca del Juicio. Evangelio y juicio van juntos: el evangelio ofrece la manera de evitar la condenación que el juicio de Dios trae sobre nosotros con toda justicia.

La predicación del evangelio es efectiva solo si estos dos elementos están presentes. La “corrección política”, que diluye estos elementos severos y disminuye las diferencias entre las religiones o las diferentes tradiciones cristianas, es riesgosa. Aunque en la misión necesitamos adaptar nuestra presentación a la gente a la que estamos tratando de alcanzar (contextualización), nunca debemos hacerlo a expensas del mensaje que Dios nos ha dado para que proclamemos.

¿Qué sucede en Jonás 3:5 al 10? Los ninivitas creyeron, actuaron basados en esas creencias, ejercieron fe, y fueron salvados.

Dios nos dio promesas maravillosas, pero también severas advertencias. ¿Qué debe enseñarnos esta historia acerca de la condicionalidad de estas promesas y advertencias?

 Dios realmente es el Dios de los arrepentidos, Dios puede restaurar a todos aquellos que hemos cometido errores. Es sumamente reconfortante el saber que Dios puede restaurar en su gloria, en su honor, en sus bendiciones y en su amor a todos aquellos que tan solo decidamos regresar a él, confesar y pedir perdón por nuestros pecados.

Aquí Dios está mandando nuevamente a Jonás a la misma misión que hace unos día Jonás falló en obedecer, la obediencia y la actitud de Jonás al segundo llamado de Dios es totalmente diferente al primer llamado, hay una prontitud en obedecer  y un cuidado completo en dar el mensaje con exactitud y también hay una presteza en cumplir la voluntad de Dios al pie de la letra.

Además encontramos que la misericordia de Dios es maravillosa, que convierte las pruebas y aflicciones de ciertos individuos en bendición para otros. Todos los que han pasado por pruebas y aflicciones pueden prevenir y ayudar a otros que están prestos a caer en la misma situación o  puede ayudar a otros que se encuentran pasando  por una situación igual a la que ellos han vivido. La gracia de Dios no solo restaura al transgresor a lo que era antes, sino que lo renueva y lo fortifica en ese mismo punto donde falló. Tomemos fuerzas y ánimos todos aquellos que hemos sido acosados por pecados especiales y aprendamos de ese largo catálogo de los que han caído pero han sidos  recuperado y generados por la bendita gracia de Dios.

El profeta Jonás se opuso a la voluntad de Dios de la misma manera que lo hizo Balaam, la diferencia entre ellos dos es que Jonás temía y amaba a Dios. Dios castigó a Jonás solo para traerlo al arrepentimiento. Dios nunca dará las espaldas a todos aquellos que a pesar de sus errores lo aman y tratan de servirle.

No había duda que Nínive era una ciudad muy difícil, posiblemente lo mas entristecedor de todo era que Nínive conocía el país, los habitantes y la religión de Jonás y a pesar de todos eso odiaban al pueblo de Israel. A pesar de todo la misión de Jonás fue todo un éxito, un suceso que difícilmente puede tener un paralelo tanto en el tiempo antiguo como el los tiempos moderno.

Y comenzó Jonás a entrar por la ciudad, camino de un día, y predicaba diciendo: De aquí a cuarenta días Nínive será destruida. Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos. Y llegó la noticia hasta el rey de Nínive, y se levantó de su silla, se despojó de su vestido, y se cubrió de cilicio y se sentó sobre ceniza.

Fue muy placentero las cosas que se escribieron el primer día que Jonás entró a Nínive para comenzar con su predicación. La gran capital Siria pronto quedó paralizada por la advertencia de un extranjero, que estaba vestido de ropas de cueros y que caminaba incesantemente por la ciudad anunciando la destrucción. El mensaje golpeó Nínive con miedo y consternación.

Solo un “día de camino” o alrededor de 20 millas o 32 kilómetros en linea recta, fue suficiente para que Nínive recapacitara, se arrepintiera, se apartara del mal y recibiera la misericordia de Dios, esa misericordia y providencia se les prolongo a Siria por mas de cien años.

El sermón de Jonás fue un sermón lleno de fe: fue un sermón simple, directo y claro. No había exageración, no tenía argumentos, ni tampoco exhortación. Era la Palabra de Dios en toda su esencia, sin ninguna adición o recomendación humana que pudiera suavizar la conciencia y ganarse el corazón de los hombres. Así nos habla Dios a los humanos usando solamente la razón, sin sentimientos, emociones o pasiones.

El sermón de Jonás fue un sermón alarmante: Sonaba solamente con una nota y la nota era de advertencia. Las denuncias y las amenazas no son suficiente para mover el corazón del hombre al arrepentimiento. Pero las advertencias y denuncias que tiene  Dios para los hombres nunca vienen solas, siempre vienen acompañadas de misericordia y también de justicia. Ese era el mensaje de Jonás para Nínive, y ese es el mensaje también de nuestra iglesia para el mundo, un mensaje alarmante pero lleno de esperanza.

Como la predicación de Jonás fué una señal para los ninivitas, lo fué para su propia generación la predicación de Cristo. Pero ¡qué contraste entre las dos maneras en que fué recibida la palabra! Sin embargo, frente a la indiferencia y el escarnio, el Salvador siguió obrando, hasta que hubo cumplido su misión.

Esto constituye una lección para los mensajeros que Dios envía hoy, cuando las ciudades de las naciones necesitan tan ciertamente conocer los atributos y propósitos del verdadero Dios, como los ninivitas de antaño. Los embajadores de Cristo han de señalar a los hombres el mundo más noble, que se ha perdido mayormente de vista. Según la enseñanza de las Sagradas Escrituras, la única ciudad que subsistirá es aquella cuyo artífice y constructor es Dios. Con el ojo de la fe, el hombre puede contemplar el umbral del cielo, inundado por la gloria del Dios viviente. Mediante sus siervos el Señor Jesús invita a los hombres a luchar con ambición santificada para obtener la herencia inmortal. Les insta a hacerse tesoros junto al trono de Dios (Profetas y Reyes, {PR}, pp. 204, 205).

Con infalible exactitud el Infinito sigue llevando cuenta con las naciones. Mientras ofrece su misericordia, y llama al arrepentimiento, esta cuenta permanece abierta; pero cuando las cifras llegan a cierta cantidad que Dios ha fijado, el ministerio de su ira comienza. La cuenta se cierra. Cesa la paciencia divina. La misericordia ya no intercede en favor de aquellas naciones (Profetas y Reyes, {PR}, p. 269).

Verdad es que no se había producido el acontecimiento esperado, pero ni aun esto pudo conmover su fe en la Palabra de Dios. Cuando Jonás proclamó en las calles de Nínive que en el plazo de cuarenta días la ciudad sería destruída, el Señor aceptó la humillación de los ninivitas y prolongó su tiempo de gracia; no obstante el mensaje de Jonás fué enviado por Dios, y Nínive fué probada por la voluntad divina. Las adventistas creyeron que Dios les había inspirado de igual modo para proclamar el aviso del juicio. “El aviso—decían—probó los corazones de todos los que lo oyeron, y despertó interés por el advenimiento del Señor, o determinó un odio a su venida que resultó visible o no, pero que es conocido por Dios. Trazó una línea divisoria, … de suerte que los que quieran examinar sus propios corazones pueden saber de qué lado de ella se habrían encontrado en caso de haber venido el Señor entonces; si habrían exclamado: ‘¡He aquí éste es nuestro Dios; le hemos esperado, y él nos salvará!’ o si habrían clamado a los montes y a las peñas para que cayeran sobre ellos y los escondieran de la presencia del que está sentado en el trono, y de la ira del Cordero. Creemos que Dios probó así a su pueblo y su fe, y vió si en la hora de aflicción retrocederían del sitio en que creyera conveniente colocarlos, y si abandonarían este mundo confiando absolutamente en la Palabra de Dios (El conflicto de los siglos, {CS}, pp. 457, 458).

 30


Jueves 23 de julio // Lección 4_____________________

EL LAMENTO DE JONÁS

Jonás 4:1 al 11 confirma que el mayor obstáculo que Dios tenía para conseguir que su profeta estuviera involucrado en la misión mundial no era la distancia, el viento, los marineros, los peces, los ninivitas. Era el profeta mismo. La fe de Nínive contrasta con la incredulidad de Jonás, y su espíritu de venganza. Jonás es la única persona en las Escrituras que acusa a Dios de tener gracia; de ser compasivo, lento para la ira y abundante en amor; de ceder antes de enviar calamidades. Se pensaría que la mayor parte de la gente vería estos aspectos de Dios con gratitud.

“Cuando Jonás conoció el propósito que Dios tenía de perdonar a la ciudad que, a pesar de su maldad, había sido inducida a arrepentirse en saco y ceniza, debería haber sido el primero en regocijarse por la asombrosa gracia de Dios; pero, en vez hacerlo, permitió que su mente se espaciase en la posibilidad de que se lo considerase falso profeta. Celoso de su reputación, perdió de vista el valor infinitamente mayor de las almas de aquella miserable ciudad. Pero, al notar la compasión manifestada por Dios hacia los arrepentidos ninivitas, ‘Jonás se apesadumbró en extremo y enojose’ ” (PR 202, 203).

Lee Jonás 4:10 y 11. ¿Qué nos enseñan estos textos acerca del carácter de Dios en contraste con la naturaleza humana pecaminosa? ¿Por qué deberíamos alegrarnos de que Dios, y no un ser humano como nosotros, sea nuestro juez final?

10 Y dijo Jehová: Tuviste tú lástima de la calabacera, en la cual no trabajaste, ni tú la hiciste crecer; que en espacio de una noche nació, y en espacio de otra noche pereció. 11 ¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda, y muchos animales? Jonás 4

Jonás mostró dos veces su ira en el capítulo 4. Se enojó con Dios por cambiar de parecer y salvar a ciento veinte mil habitantes de Nínive, y se enojó porque la calabacera se marchitó. En su egoísmo, el profeta necesitaba reordenar sus prioridades.

Dios instruyó a Jonás que reconociera la hermandad humana basada en la paternidad de Dios. El profeta debía aceptar su humanidad en común con esos “extranjeros”, aunque estuviesen descarriados. ¿No eran ciento veinte mil personas más importantes que una enredadera?

Lee de nuevo la reprensión que Dios le dio a Jonás. ¿De qué maneras Dios podría decirnos algo similar? Es decir, cuán a menudo nos encontramos más preocupados por nuestros problemas personales, muchos de los cuales realmente pueden ser triviales, que por las almas perdidas por las cuales Cristo derramó su sangre.

Hay un enojo que es pecado y un enojo que no es pecado. La diferencia no está basada en el carácter o tipo de enojo, ni tampoco en su intensidad, más bien se basa en los motivos y también se basa en contra de que o de quien está dirigido el enojo. El enojo de Jonás era el resultado de su orgullo y vanidad y también era el resultado de su corazón herido, el enojo de Jonás denotaba que tenía una voluntad insubordinada, un celo irracional, un orgullo invencible y un corazón vanidoso.

La frase “airaos pero no pequéis” es la orden para todos nosotros, el enojo no debe ser pecaminoso, enojarnos sin pecar debería ser un punto importante en la ética de todo cristiano. El orgullo está siempre opuesto a las ordenanzas de la segunda tabla de la ley de Dios.

Muchas veces se habla del enojo de Cristo, el enojo de Cristo es un enojo totalmente diferente al enojo de Jonás, el enojo de Jesús desconoció la palabra orgullo y estaba basado en una indignación justa, fue un enojo sin pecado, fue un enojo justo y fue un enojo lleno de misericordia. Hay que recordar que la severidad no es sinónimo de odio. Uno de los pensamiento hermosos de Hazlett dice: ” La gente que es buena de naturaleza, es la peor gente que podemos encontrar en el mundo. Esta gente deja a otros la pesada carga de la indignación y de la corrección”

¿Porqué estaba enojado Jonás? El más alto éxito  y nobleza de la predicación consiste en un resultado constructivo y salvador, y no en un resultado destructivo. Pero Jonás pensaba que era todo lo contrario, él creía que el éxito de la predicación consistía en la destrucción.

Además hay que notar que Jonás tenía una oración apasionada, y había pervertido el privilegio de la oración, había convertido la oración en un medio para vindicarse ante Dios y también un medio de vituperación divina, era irrespetuoso para hablar con Dios. Por eso es que en su oración hace un pedido irrazonable e injustificable, el orgullo prevalecía en esa oración, en pocas palabras su oración decía: “ya que mi reputación como profeta está por el suelo, y no fuiste capas de quitarle la vida a los de Nínive, entonces prefiero que me quites la vida a mi” Si la “tradición” está correcta en decir que Jonás era el ayudante de Elías, aquí en ésta escena podemos encontrar el aprendizaje de Jonás con Elías, Jonás está repitiendo las palabras que alguna vez pronunció Elías, la gran diferencia era que el enojo de Elías era en contra del pecado y el enojo de Jonás era en contra del pecador que fue salvado y en contra del Salvador.

Y el Señor Dios dispuso que una planta creciera sobre Jonás para que hiciera sombra sobre su cabeza y lo librara de su incomodidad. Y Jonás se alegró grandemente por la planta. Pero Dios dispuso que un gusano al rayar el alba del día siguiente atacara la planta, y ésta se secó. Y sucedió que al salir el sol, dispuso Dios un sofocante viento solano, y el sol hirió la cabeza de Jonás y él desfallecía, y deseaba con toda su alma morir, diciendo: Mejor me es la muerte que la vida.

 ¿Hay alguna planta de calabaza que crezca de esa manera tan rápida en Palestina? Definitivamente no. Hay que notar que la calabaza crece con mucha rapidez, en unos cuantos días se puede hacer una buena enramada con la calabaza, su sombra es impenetrable por los rayos del sol inclusivo a la hora más dura que es el mediodía, puede crecer en los días más calientes del verano, dura mucho tiempo y además puede sobrevivir aún cuando es herida, golpeada o tratada muy mal.  Cualquiera pudiera decir que Dios eligió una planta que no es difícil que crezca, por lo tanto el milagro no es tan sublime, solo hay que recordar que el poder divino es capaz de hacer crecer de la noche a la mañana, una planta de calabaza o un roble.

Pero también preparó un gusano para que destruyera la calabaza:

1-Dios tiene el derecho de quitar sus regalos, el puede tomarlo de regreso a la hora que a él le plazca, Dios nos entrega sus bondades, cuidados y regalos sin ninguna obligación ó contrato.

2-Dios nos puede quitar sus regalos cuando aparentemente los necesitamos más: Pero Dios dispuso que un gusano al rayar el alba del día siguiente atacara la planta, y ésta se secó.”

3- Dios nos puede quitar sus regalos cuando los comenzamos a disfrutar más:Y el Señor Dios dispuso que una planta creciera sobre Jonás para que hiciera sombra sobre su cabeza y lo librara de su incomodidad. Y Jonás se alegró grandemente por la planta.”

4-Dios nos puede quitar los regalos a través de cualquier agente que el así lo desee o escoja. El agente destructor para la calabaza fue un gusano. Hasta el más insignificante agente puede ser usado para privarnos de las bendiciones de Dios.

5-Dios; después de quitar los regalos, puede consolar la tristeza y puede compensar por la pérdida

La calabaza de Jonás nos enseña que Dios cuida y protege a sus hijos, y que él es bondadoso inclusivo con aquellos que son desagradecidos y malos. Jonás estaba muy contento con la frescura y la protección que le estaba brindando su calabaza, y éste es precisamente el error que todos nosotros estamos inducidos a cometer cuando somos acariciados por nuestros comodidades, conveniencias, lujos, posesiones  y bienes temporales aquí en la tierra. Nos volvemos tan contentos con esas cosas que depositamos nuestro corazón y nuestra felicidad en éstas cosas. Tenemos que recordar que siempre hay un gusano en la raíz de todas nuestras posesiones y comodidades terrenales, todas las cosas de éste mundo pasarán, solo lo divino queda y queda para siempre.

También tenemos que ser cuidadosos cuando Dios nos provee alguna bendición especial en la vida, si esa bendición se vuelve en un problema, en un pleito, en una amargura, en una piedra de tropiezo, o promueve nuestro orgullo y nuestra vanidad, de seguro Dios mandará el gusano de la destrucción y seremos privados de tantas cosas buenas y maravillosas que Dios quisiera regalarnos. La ironía de la vida consistes en que somos mejores personas, mejores cristianos, mejores hijos de Dios, en la desgracias, en las enfermedades, en las tristezas y en las pobrezas; por favor querido hermano, no te inscribas en el club de Jonás, en el club de los orgullosos, vanidosos y desagradecidos, por que Dios “resiste al soberbio”.

Dios unió consigo nuestros corazones, mediante innumerables pruebas de amor en los cielos y en la tierra. Valiéndose de las cosas de la naturaleza y los más profundos y tiernos lazos que el corazón humano pueda conocer en la tierra, procuró revelársenos. Con todo, estas cosas sólo representan imperfectamente su amor. Aunque se dieron todas estas pruebas evidentes, el enemigo del bien cegó el entendimiento de los hombres, para que éstos mirasen a Dios con temor y le considerasen severo e implacable. Satanás indujo a los hombres a concebir a Dios como un ser cuyo principal atributo es una justicia inexorable, como un juez severo, un acreedor duro y exigente. Representó al Creador como un ser que velase con ojo celoso para discernir los errores y las faltas de los hombres y hacer caer juicios sobre ellos. A fin de disipar esta densa sombra vino el Señor Jesús a vivir entre los hombres, y manifestó al mundo el amor infinito de Dios.

El Hijo de Dios descendió del cielo para revelar al Padre. “A Dios nadie jamás le ha visto: el Hijo unigénito, que está en el seno del Padre, él le ha dado a conocer.”7 “Ni al Padre conoce nadie, sino el Hijo, y aquel a quien el Hijo lo quisiere revelar.”8 Cuando uno de sus discípulos le dijo: “Muéstranos al Padre,” Jesús respondió: “Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, ¿y todavía no me conoces, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo pues dices tú: Muéstranos al Padre?”

Jesús dijo, describiendo su misión terrenal: Jehová “me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres; me ha enviado para proclamar libertad a los cautivos, y a los ciegos recobro de la vista; para poner en libertad a los oprimidos.”10 Esta era su obra. Anduvo haciendo bien y sanando a todos los oprimidos de Satanás.

Había aldeas enteras donde no se oía un gemido de dolor en casa alguna, porque El había pasado por ellas y sanado a todos sus enfermos. Su obra demostraba su unción divina. En cada acto de su vida revelaba amor, misericordia y compasión; su corazón rebosaba de tierna simpatía por los hijos de los hombres. Se revistió de la naturaleza del hombre para poder simpatizar con sus necesidades. Los más pobres y humildes no tenían temor de allegársele. Aun los niñitos se sentían atraídos hacia él. Les gustaba subir a sus rodillas y contemplar su rostro pensativo, que irradiaba benignidad y amor (El camino a Cristo, {CC}, pp. 9, 10).

¡Pero cuán poca de la compasiva ternura de Cristo manifiestan los que profesan seguirle! Cuando uno yerra, con frecuencia los otros se sienten con libertad para hacer aparecer el caso tan malo como sea posible. Los que son tal vez culpables de pecados tan grandes en otra dirección tratan a su hermano con severidad cruel. Los errores cometidos por ignorancia, irreflexión o debilidad, son exagerados hasta presentarse como pecados voluntarios y premeditados. Al ver a las almas extraviarse, algunos cruzan las manos y dicen: “Ya le dije. Sabía que no se podía fiar en ellas.” Así adoptan la actitud de Satanás, regocijándose en espíritu de que sus malas sospechas resultaron correctas.

Debemos esperar encontrar y tolerar grandes imperfecciones en aquellos que son jóvenes inexpertos. Cristo nos ha invitado a tratar de restaurar a los tales con espíritu de mansedumbre, y nos tiene por responsables si seguimos una conducta que los impulse al desaliento, a la desesperación y la ruina. A menos que cultivemos diariamente la preciosa planta del amor, estamos en peligro de volvernos estrechos y fanáticos, faltos de simpatía y criticones, estimándonos justos cuando distamos mucho de ser aprobados por Dios. Debemos alcanzar una norma más elevada o seremos indignos de llamarnos cristianos. Para salvar a los que yerran, debemos cultivar el espíritu con que Cristo trabajó (Joyas de los testimonios,{JT}, t. 2, p. 248).

31


Lección 4 // Viernes 24 de julio____________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “El libro de Jonás es muy importante para entender la base bíblica de la misión, porque trata sobre el mandato de Dios a su pueblo con respecto a los gentiles, y así sirve como paso preparatorio para el mandato misionero del Nuevo Testamento. Pero también es importante para captar una vislumbre de la profunda resistencia que encuentra este mandato en el mismo siervo que Yahweh ha elegido para realizar su obra mundial”.−J. Verkuyl, Contemporary Missiology, p. 96.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. “En la historia de Nínive hay una lección que debes estudiar cuidadosamente… Debes conocer tu deber hacia los demás seres humanos que son ignorantes, están corrompidos y necesitan ayuda” (SW 80). ¿Cuál es nuestro deber hacia esos seres humanos?
  2. Asiria era uno de los superpoderes que dominaron el antiguo Oriente Medio entre 885 a.C. y 625 a.C., aproximadamente. Israel y Judá sufrieron repetidamente bajo su cruel dominio. El rey Jehú, de Israel, fue obligado a pagar tributo al gobernante asirio dominante, Salmanasar III. Israel, finalmente, cayó ante las fuerzas asirias alrededor del año 722 a.C. No es extraño que Jonás fuera renuente a ir a Nínive, una de las cuatro principales ciudades asirias y centro de la adoración de Ishtar, diosa del amor y de la guerra. Dios lo había llamado para visitar el corazón mismo del territorio enemigo a fin de llamar a los asirios guerreros al arrepentimiento. ¿Qué lecciones hay aquí para nosotros con respecto a las misiones?
  3. ¿De qué forma puede la iglesia remanente evitar el suponer que los consejos y las bendiciones de Dios en áreas tales como el sábado, la salud y la educación se les han dado para su propio beneficio, en vez de para el beneficio de las naciones? Lee Apoc. 3:17 y 18.
  4. ¿De qué modo los mensajes de los tres ángeles de Apocalipsis 14:6 al 12 reflejan el mensaje que Jonás tenía para los ninivitas?
  5. Algunas personas rechazan automáticamente la historia de Jonás, especialmente la parte donde está en el vientre del pez. ¿Qué presuposiciones tienen por las cuales la rechazan de inmediato? ¿Qué presuposiciones necesitas tener para creer en esa historia?

 

32


Este es un estudio serio para los maestros de Escuela Sabática. Si usted es una persona que le gusta la lectura, y profundizar en temas religiosos, este es el lugar para usted.

Este material no reemplaza el estudio de la Escuela Sabática; para comprender este material usted tiene que haber estudiado la lección de Escuela Sabática.
Este material es libre para ser copiado, compartido y distribuido. En este documento no hay nada una nueva luz, ni doctrinas nuevas, todo lo que aquí le presentamos está escrito en la Biblia, Lección de Escuela Sabática, Espíritu de Profecía, Comentarios Bíblicos, diccionarios religiosos y seculares, libros de historia y ciencia, enciclopedias, temas e ilustraciones. Nuestro trabajo aquí en 7Day Radio es poner juntos esos pensamientos esperando que usted pueda comprender mejor la lección. Este documento es subido al “INTERNET” todos los días Domingos a las  6 de la mañana, hora de Madrid, España; 12:00 AM hora del este de los Estados Unidos de Norte América.
Si usted desea contactarnos con nosotros para cualquier comentario, contribución o pregunta lo puede hacer escribiendo a elhermanotony@gmail.com 
Si usted desea recibir este material auxiliar de Escuela Sabática directamente, por favor escribanos a:
director@sevendayradio.com Si lo desea recibir en su teléfono, por favor, deje el número de teléfono incluyendo el código de su país.
Si lo desea recibir por “E-Mail”,  por favor escríbanos a elhermanotony@gmail.com deje su dirección de correo electrónico ó “E-MAIL”  y con gusto le estaremos mandando esta información semanalmente; en el preciso momento que la publiquemos usted también la estará recibiendo en su correo electrónico.
Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
Madrid, España 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s