Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 12 – LA IGLESIA MILITANTE – PARA EL 19 DE MARZO DE 2016

5 comentarios



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


 

“El Apóstol Juan en Pasmos” por Jocopo Vignalli, Italia (1592-1664)


Los pensamientos pertenecientes a “Escuela Sabática para Maestros” no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local o mundial. Este es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer extra información a la Lección de Escuela Sabática, para que le sea de ayuda al maestro para poder entender y explicar de una manera mas clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversia-les, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de su ayuda o de su agrado, le pedimos por favor, que sencillamente lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 12: Para el 19 de marzo de 2016

LA IGLESIA MILITANTE

Sábado 12 de marzo___________________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Apocalipsis 2:1-7; Oseas 2:13; Apocalipsis 2:8-17; 2:18-3:6; Isaías 60:14; Apocalipsis 3:14-22.

PARA MEMORIZAR:“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (Apoc. 3:20).

JUAN FUE EL ÚLTIMO APÓSTOL en morir. Además de escribir el Evangelio y las epístolas que llevan su nombre, también escribió el Apocalipsis, que contribuye mucho a nuestra comprensión del Gran Conflicto. No obstante, nos concentraremos solo en su descripción de las siete iglesias. Las estudiaremos desde la perspectiva de los destinatarios originales, a fin de obtener tanto de las palabras dirigidas a ellos como sea posible.

Una cosa que se destaca es que Jesús personaliza su enfoque en cada iglesia. Todas tienen necesidades diferentes, y él satisface todas.

Un desafío es que se muestra a estas iglesias luchando con su identidad, así como nos ocurre hoy. ¿Están todos sus miembros alineados con Jesús y listos para testificar a un mundo moribundo? ¿O están vacilando, tratando de parecer cristianos pero, privadamente, sintiéndose más cómodos con los poderes de las tinieblas? Aunque nos veamos como la última de estas iglesias, y aunque las circunstancias sean diferentes, hoy tenemos los mismos desafíos que ellas enfrentaron a través de los siglos.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El Salvador dice: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la puerta, entraré a él, y cenaré con él y él conmigo”. Él no es ahuyentado por el desprecio o desviado por la amenaza, antes busca continuamente a los perdidos diciendo: “¿Cómo tengo de dejarte?” Aunque su amor sea rechazado por el corazón obstinado, vuelve a suplicar con mayor fuerza: “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo”. El poder conquistador de su amor compele a las almas a acceder. Y ellas dicen a Cristo: “Tu benignidad me ha acrecentado” (Palabras de vida del gran Maestro, p. 187).

Pongan a un lado los cristianos sus disensiones y entréguense a Dios para salvar a los perdidos. Pidan con fe la bendición, y la recibirán. El derramamiento del Espíritu en los días apostólicos fue la lluvia “temprana” y glorioso fue el resultado. Pero la lluvia “tardía” será más abundante.

Todos los que consagran su alma, cuerpo y espíritu a Dios, recibirán constantemente una nueva medida de fuerzas físicas y mentales. Las inagotables provisiones del Cielo están a su disposición. Cristo les da el aliento de su propio espíritu, la vida de su propia vida. El Espíritu Santo despliega sus más altas energías para obrar en el corazón y la mente. La gracia de Dios amplía y multiplica sus facultades y toda perfección de la naturaleza divina los auxilia en la obra de salvar almas. Por la cooperación con Cristo, son completos en él, y en su debilidad humana son habilitados para hacer las obras de la Omnipotencia.

El Salvador anhela manifestar su gracia e imprimir su carácter en el mundo entero. Es su posesión comprada, y anhela hacer a los hombres libres, puros y santos. Aunque Satanás obra para impedir este propósito, por la sangre derramada para el mundo hay triunfos que han de lograrse y que reportarán gloria a Dios y al Cordero. Cristo no quedará satisfecho hasta que la victoria sea completa, y él vea “del trabajo de su alma… y será saciado”. Todas las naciones de la tierra oirán el evangelio de su gracia. No todos recibirán su gracia; pero “la posteridad le servirá; será ella contada por una generación de Jehová” “El reino, y el dominio, y el señorío de los reinos por debajo de todos los cielos, será dado al pueblo de los santos del Altísimo” y “la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como cubren la mar las aguas”. “Y temerán desde el occidente el nombre de Jehová, y desde el nacimiento del sol su gloria” (El Deseado de todas las gentes, pp. 767, 768).

82


Domingo 13 de marzo // Lección 12________________________________

LA IGLESIA DE ÉFESO

En Apocalipsis 2:1, se presenta a Jesús como sosteniendo siete estrellas en la mano y caminando entre candeleros, mientras se dirige a la iglesia de Éfeso. Estos símbolos apuntan a realidades importantes. Los candeleros son las iglesias y las siete lámparas son ángeles que guardan a las iglesias (Apoc. 1:20). En otras palabras, hay una estrecha conexión entre las iglesias y el Trono de Dios en el cielo. Las iglesias tienen una parte vital que desempeñar en el Gran Conflicto.

Lee Apocalipsis 2:1 al 7. ¿De qué maneras se desarrolla el Gran Conflicto en estos textos?

Apocalipsis 2: 1-7

1 Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto: Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.

El mensaje a Éfeso comienza con una descripción de su carácter. Jesús está plenamente consciente de sus fortalezas y sus debilidades. La felicita por sus actividades, su paciente perseverancia y su intolerancia frente a los falsos maestros que hay en su medio (Apoc. 2:2, 3, 6), una clara advertencia de que no deben tolerarse falsas doctrinas en la iglesia.

Parece que la iglesia en Éfeso, originalmente alistada por Dios para luchar contra la oscuridad, sufrió un contraataque de Satanás. Vino en la forma de apóstoles falsos, seguidores de Nicolás, tal vez uno de los siete diáconos originales (Hech. 6:5), pero que había formado un movimiento separatista. Cualquiera que haya sido su herejía, Jesús la aborrecía (Apoc. 2:6). El problema con la iglesia de Éfeso fue que había dejado su “primer amor” (Apoc. 2:4). Esto es muy similar al lenguaje de los profetas del Antiguo Testamento que compararon la apostasía de Israel con una persona que persigue a amantes ilícitos (p. ej., Ose. 2:13).

La situación puede parecer desesperada, pero Jesús se especializa en resolver situaciones sin esperanza. Él anima a su pueblo en Éfeso a recordar de dónde ha caído y a volver a lo que hacía al principio (Apoc. 2:5). Este no es un llamado a considerar “los buenos tiempos de antes”; más bien es usar la experiencia pasada para guiarlos al futuro.

“Que has dejado tu primer amor” (Apoc. 2:4). ¿Por qué es tan fácil hacer esto? ¿Qué nos ocurre, ya sea individualmente o como iglesia, que hace que nuestro amor a Dios se enfríe? ¿De qué manera podemos mantener una pasión por Dios y su verdad ardiendo en nosotros año tras año?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Los mensajes a las 7 iglesias del Apocalípsis, se les llaman mensajes ESCATOLOGICOS. ¿Por qué? Se les llaman escatológicos, porque son mensajes enviados a dos destinatarios diferentes, en lugares diferentes y en tiempos diferentes.

Las 7 iglesias del Apocalípsis eran Iglesias reales que existían en el tiempo de los apóstoles; reciben esos nombre por las ciudades donde estaban localizadas, dicho en otras palabras; las ciudades eran reales y las Iglesias también eran reales. Para estas Iglesias reales, eran estos mensajes literales.

Pero estos mensajes tienen otro lado y ese es el lado profético; el mensaje a las 7 siete Iglesias, son mensajes a 7 etapas que la iglesia Cristiana atravesaría, comenzando desde la ascensión de Cristo hasta su segunda venida; éstas son las Iglesias:

Éfeso                 Significa DESEABLE                                          Del años 31 al 100 DC

Esmirna           Significa OLOR AGRADABLE (mirra)            Del año 100 al 313 DC

Pérgamo           Significa ELEVADA o EXALTADA                  Del año 313 al 538 DC

Tiatira               Significa DULCE SABOR de SACRIFICIO     Del año 538 al 1517 DC

Sardis                Significa RENOVACION                                    Del años 1517 al 1755 DC

Filadelfia          Significa AMOR FRATERNAL                          Del año 1755 al 1844

Laodicea           Significa JUICIO                                                  Del año 1844 hasta HOY

 

Los mensajes a las Iglesias, tiene mensajes repetidos y en la misma secuencia, en los siete mensajes se encuentran las siguientes frases:

-ESCRIBE AL ÁNGEL DE LA IGLESIA EN….”

-“YO CONOZCO TUS OBRA”

-“AL QUE VENCIERE…”

-“EL QUE TIENE OÍDO, OIGA LO QUE EL ESPÍRITU DICE A LAS IGLESIAS”

“Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso” Los siete mensajes, comienzan con las mismas palabras, a Juan se le ordena que escriba al ángel de cada iglesia. La mayoría de eruditos creen que el ángel de la iglesia de Éfeso era Timoteo.

La Palabra ángel se escribe en griego así: ἀγγέλῳ, se pronuncia “angelō”; interesante-mente ésta palabra significa “mensajero” Usualmente se le aplica a un ángel que desciende del cielo con un mensaje, pero también la Biblia se lo aplica al humano que trae un mensaje divino.

En Apocalípsis 22: 8 y 9 dice: 8Yo Juan soy el que oyó y vio estas cosas. Y después que las hube oído y visto, me postré para adorar a los pies del ángel que me mostraba estas cosas. 9Pero él me dijo: Mira, no lo hagas; porque yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas, y de los que guardan las palabras de este libro. Adora a Dios.

Aquí el ángel Gabriel le indica a Juan que los dos son ángeles, (mensajeros) le está diciendo que no lo adore, por que el es “consiervo” de Juan y de los profetas, y de los que creen y guardan las palabras de éste libro y de cualquier manera también llevarán el mensaje.

Mateo 11: 10-11 dice: Porque éste es de quien está escrito: He aquí, yo envío mi ángel delante de tu faz, El cual preparará tu camino delante de ti. 11De cierto os digo: Entre los que nacen de mujer no se ha levantado otro mayor que Juan el Bautista; pero el más pequeño en el reino de los cielos, mayor es que él.

La mayoría de versiones dice “mensajero”, pero la palabra que se usa en el original griego es “angelō

Encontramos muchos textos en la Biblia, donde llama “angelō” a hombres que están portando un mensaje divino (Marcos 1: 2; Lucas 7: 24, 29; Lucas 9: 52; 2 Corintios 12: 7) ETC

Por lo tanto sería una contradicción y confusión, que Jesús le diera el mensaje a Juan, para que Juan se lo entregara a un ángel literal que viene del cielo, y el ángel literal se lo entregara a la iglesia.

El comentario Adventista dice que aquí se refiere a que Juan está recibiendo éste mensaje, para que lo imparta a los obispos o pastores, o ancianos de las 7 iglesias, y ellos eran los “angelōn” o mensajeros que tenían que dar el mensaje a sus respectivas Iglesias.

Éfeso estaba en la cima de su gloria, en la era de los apóstoles; era la ciudad mas importante de toda Asia, su populación eran de unos cuantos cientos de miles de habitantes. Las ruinas de su teatro todavía existen en estos días y se calcula que ese teatro tenía capacidad para 20,000 espectadores. Éfeso era una ciudad grande en populación, en comercio, en literatura, en opulencia y en lujos. Allí estaba el famoso templo a Diana, que dicho sea de paso era una de las siete maravillas del mundo. Hay fragmentos de las columnas de sus edificios ricamente esculpidas, que se pueden observar en el museo británico de Londres.

Entre uno de los problemas que ésta ciudad sufría era el prejuicio de los judíos, el orgullo del conocimiento, la influencia de la idolatría, el efecto de las riquezas, y la complacencia de los placeres sensuales.

La iglesia de Éfeso era sostenida por la persistente labor de Priscila y de Aquila, disfrutaba de los grandes sermones del elocuente Apolo, eran bendecidos con el ferviente trabajo de Tiquico. También disfrutaron la presencia del apóstol Pablo alrededor de tres años y cuando Pablo partió, nombró a Timoteo como el obispo o el pastor mayor de la iglesia. Para cerrar con broche de oro, también el apóstol Juan, el último de los apóstoles, hizo de Éfeso el centro evangelístico para toda la provincia, les impartió su rica experiencia en sus últimos días y les dio la ultima bendición de su vida.

“El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:”

Las siete estrellas son los dirigentes de las siete iglesias, Jesús los tiene en su mano derecha, están a su disposición, están a su servicio, él los ha colocado en esa posición, él les proporciona un cuidado especial, una bendición especial y así mismo les ha depositado una responsabilidad especial.

“el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:”

La iglesia está en un tiempo obscuro, Jesús está caminando en medio de los candeleros de oro. El día no necesita ni de estrellas, ni de candelero, pero la noche si.

Sacamos una lección extremadamente importante cuando vemos a Cristo caminar en medio de los candeleros de oro: Jesús está en medio de sus santos, ya sea que estos estén bien espiritualmente o estén mal, el está en medio de sus iglesias. Allí bien cerca, él está observando sus iglesias y sus santos con suma diligencia, por eso es que Cristo le dice a la 7 iglesias, con toda seguridad, con toda firmeza, con absoluta confianza y con pleno conocimiento: “Yo conozco tus obras”

Hay muchos hermanos que no viven en paz, por andar averiguando las acciones de los dirigentes de la iglesia, o de cualquier miembro de iglesia. A estos hermanos que se han echado al hombro, ésta terrible, difícil y repugnante tarea, se les invita a no hacerlo, el Dueño de las Iglesias, anda caminando en medio de ellas y él en verdad conoce lo que está sucediendo a los dirigentes y a los miembros de las iglesias, él en verdad conoce lo que le está pasando a la iglesia en general.

Dejemos de criticar, de murmurar, de atacar, de juzgar o de acusar a nuestros dirigentes o hermanos de la iglesia, ese no es trabajo nuestro. Nuestro trabajo es estudiar, orar y predicar. Cristo se mantiene constantemente caminando en medio de las iglesias, él con toda seguridad puede decir: “yo conozco tus obras” Nosotros no ponemos a decir esas palabras, con toda seguridad nos vamos a equivocar, ya que nosotros no conocemos a ciencia cierta las obras de nadie, ni las buenas obras, mucho menos las malas obras.

“has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado…”

-Hay varios que se desmayan en el trabajo para Dios, por que lo han encontrado tedioso. Cuando comenzaron el trabajo del evangelio, estaban disfrutando la novedad de éste, por lo tanto no se cansaban, pero cuando la frescura del evangelio desapareció, se dieron cuenta del desgaste y de lo cansador del evangelio, dejaron de disfrutarlo y desmayaron. Ellos posiblemente esperaban una oficina llena de rosas y guirnaldas, pero el evangelio de Cristo es menos romántico que eso. El trabajo por el evangelio es cuesta arriba, tortuoso, cansador y muy laborioso.

-Otros desmayan por el fracaso. Han sembrado arduamente, pero la semilla ha caído en el terreno equivocado y la planta ni siquiera pudo nacer. Nosotros no trabajamos solo por una conquista, nosotros trabajamos por una victoria total.

-Otros desmayan por escusas ridículas: 1-Yo paré de trabajar por que nadie aprecia lo que yo hago. 2-Yo paré de trabajar por que a nadie le importa y nadie quiere ayudar. 3-Yo paré de trabajar porque siempre critican lo que yo hago.

La causa real para el desmayo, es la pérdida de la fuerza espiritual, mi problema no es que no hago mucho, mi problema es que yo no soy mucho, la cantidad de vida espiritual que tengo en mi ser es muy débil, es muy frágil, está muriendo.

-Hay unos que nunca desmayan por que nunca trabajan

-Hay otros que trabajaron una vez y allí quedaron desmayados

-Hay otros que están trabajando y están por desmayar

-Pero el peor de todos, son aquellos que sin haber trabajado, están desmayados.

Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor.”

Esta es una queja de amor; la novia no ha sido infiel, la novia no está interesada en otra persona, la novia simplemente ha perdido el interés por su novio; por eso Cristo tiene una queja de amor, su corazón está triste y apesadumbrado por el disimulo y la falta de interés de su novia.

Hay muchos de nosotros que crecimos desde nuestra infancia en la gracia de Cristo, y realmente no sabemos en que momento comenzamos a amar y nos enamoramos de Cristo. Hay otros casos donde se sabe muy bien cuando fue que el principio de ese amor para Cristo, pero no se sabe cuando se perdió ese amor, pero la verdad es que ese primer amor está perdido en los dos casos.

La mayoría de nosotros recuerda ese temprano entusiasmo o afecto para esa persona especial, no había algo mas especial que él o ella en nuestra vida. Nuevas capacidades de trabajar, disfrutar y sufrir comenzaron a revelarse en nuestras vidas, ese primer amor nunca va a ser olvidado en nuestras vidas. Lo mismo sucedió cuando el amor de Cristo se reveló en nuestro ser, las cosas espirituales que alguna vez las contemplamos a lo lejos, ahora están muy cerca y toman mucho sentido en nuestras vidas. La vida se nos volvió muy valiosa, ya que se llenó completamente del amor de Dios.

Estas son algunas de las características cuando perdemos nuestro primer amor:

-Amor para el mundo

-Frialdad en nuestra devoción espiritual

-Perder el sabor a las delicias del evangelio, o sea encontrar los servicios de nuestra iglesia tediosos

-Asociación con amigos mundanos

-Desentender, llegar tarde, irse temprano de las actividades de nuestra iglesia

Perder el primer amor, deshonra a Dios, nos roba nuestra felicidad, le da al enemigo ventajas sobre nosotros y nos prepara para una terrible obscuridad a la hora de nuestra muerte.

La queja de amor de Jesús en contra de su novia, no se puede tomar livianamente, esa queja de amor sería suficiente para despertar el fervor de su novia. La queja de amor es una seria reprobación en contra de la iglesia, sus consecuencia son serias y terrible, Jesús dijo: “Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido”

6Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaitas, las cuales yo también aborrezco.

Los Nicolaitas era una secta herética “gnóstica” que afectó mucho a la iglesia de los apóstoles. Se cree que Nicolás era uno de los siete diáconos de la iglesia apostólica en Jerusalén, y luego llegó a fundar la “CIENCIA” de los gnósticos. La tradición dice que Nicolás tenía una esposa sumamente bella pero extremadamente celosa, para evitar éste constante problema, Nicolás empujó a su esposa a la prostitución, y de éste acto nace una congregación que practica y enseña el uso sexual en común de las esposas por los miembros de la iglesia, en otras palabras, los nicolaitas enseñaban el sexo libre en la iglesia, esto es en adición de comer cosas sacrificadas y ofrecidas a los ídolos.

Por ésta razón a los nicolaitas, se le compara con Balaam y Jezabel; Balaam puso tropiezo a los hijos de Israel a través de la idolatría y de la fornicación. Jezabel fue la primera esposa de un rey de Israel que fue pagana, como resultado instituyó la idolatría en Israel, además de ser asesina de los profetas de Dios. Esta secta fue expulsada por la iglesia de Éfeso, pero fue aceptada por la iglesia de Pérgamo.

“Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida, el cual está en medio del paraíso de Dios.”

El Jardín del Edén, no era meramente el lugar de vivienda de Adán y Eva; mas que eso era un templo natural donde habían dos árboles muy importantes, uno de ellos era el árbol prohibido y el otro era el árbol de la vida. “Y Jehová Dios hizo nacer de la tierra todo árbol delicioso a la vista, y bueno para comer; también el árbol de vida en medio del huerto, y el árbol de la ciencia del bien y del mal.” (Génesis 2: 9)

Si el hombre no hubiera pecado, todos los descendientes de Adán tuvieran que haber entrado al hogar de Adán para comer del árbol de la vida, dicho sea en otras palabras, el árbol de la vida era propiedad de Adán, y Adán lo tenía en el centro de su casa.

El espíritu de profecía dice, que a la caída del hombre, los querubines cuidaron el “Huerto del Edén” por mucho tiempo, y antes de destruir la tierra con el diluvio, Dios transportó el huerto al cielo, y lo tiene en el cielo, y lo ha re-modelado para volvérselo a entregar a Adán en la tierra nueva. El espíritu de profecía dice, que cuando Adán lo reciba de nuevo, se recordará de cada planta y de cada árbol que había allí. En pocas palabras Dios tiene en el cielo, el mismo huerto que estaba en la tierra, lo único es que lo ha re-modelado y lo ha diseñado mejor de cómo lo tenía Adán.

Pero a ese huerto del Edén, cuando le sea devuelto a Adán, le faltará el árbol mas importante de la tierra, le faltará el árbol de la vida.

Juan en la visión de la tierra nueva, contempla ese árbol, ya no en el huerto del Edén, sino en medio de la calle de la Santa Ciudad, ahora no le pertenece a Adán, ahora le pertenece al nuevo Adán, quien con su sangre compró cada alma redimida, y ofrece la vida eterna como regalo a sus fieles.

“En medio de la calle de la ciudad, y a uno y otro lado del río, estaba el árbol de la vida, que produce doce frutos, dando cada mes su fruto; y las hojas del árbol eran para la sanidad de las naciones.” Apocalípsis 22: 2

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Cristo se encuentra en medio de los siete candeleros de oro, caminando de una iglesia a otra, de una congregación a otra, de un corazón a otro. No dormirá el que guarda a Israel. Si los candeleras hubieran sido dejados al cuidado de los seres humanos, ¡cuántas veces sus luces se hubieran debilitado y apagado! Pero Dios no ha abandonado a su iglesia en manos de hombres. Cristo, el que dio su vida por el mundo, para que todo aquel que en él crea no se pierda más tenga vida eterna, es el Velador de la casa. ¡Es el Guardián fiel y verdadero, de los atrios del templo del Señor!…

Con intenso interés observa a su pueblo para ver si se encuentra en una condición espiritual capaz de promover los intereses de su reino. Está presente en cada reunión de la iglesia. El conoce a las personas cuyos corazones puede llenar con el aceite santo, para que lo puedan impartir a los demás. Los que llevan a cabo fielmente la obra de Cristo, representando el carácter de Dios en palabras y hechos, cumplen el propósito que el Señor tiene para ellos y Cristo se complace en ellos.

“Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia”. Cristo conoce la historia y la experiencia de cada una de las personas que lo han aceptado. A su pueblo le dice: “He aquí que en las palmas de las manos te tengo esculpida”. El atesora cuidadosamente cada acto de amor y perseverancia realizado por ellos… Cristo sostiene a las estrellas en su mano derecha, y mediante ellas se propone hacer que su luz brille sobre el mundo. De ese modo tiene el propósito de preparar a su pueblo para prestar un servicio más elevado en la iglesia superior… Demostremos mediante nuestras vidas lo que la gracia divina puede hacer en favor de la humanidad (Exaltad a Jesús, p. 312).

Pero después de un tiempo el celo de los creyentes comenzó a disminuir, y su amor hacia Dios y su amor mutuo decreció. La frialdad penetró en la iglesia. Algunos se olvidaron de la manera maravillosa en que habían recibido la verdad. Uno tras otro, los viejos portaestandartes cayeron en su puesto. Algunos de los obreros más jóvenes, que podrían haber sobrellevado las cargas de los soldados de vanguardia, y así haberse preparado para dirigir sabiamente la obra, se habían cansado de las verdades tan a menudo repetidas. En su deseo de algo novedoso y sorprendente, intentaron introducir nuevas fases de doctrina, más placenteras para muchas mentes, pero en desarmonía con los principios fundamentales del evangelio. A causa de su confianza en sí mismos y su ceguera espiritual no pudieron discernir que esos sofismas serían causa de que muchos pusieran en duda las experiencias anteriores, y así producirían confusión e incredulidad.

Al insistirse en esas doctrinas falsas y aparecer diferencias, la vista de muchos fue desviada de Jesús, como el autor y consumador de su fe. La discusión de asuntos de doctrina sin importancia, y la contemplación de agradables fábulas de invención humana, ocuparon el tiempo que debiera haberse dedicado a predicar el evangelio. Las multitudes que podrían haberse convencido y convertido por la fiel presentación de la verdad, quedaban desprevenidas. La piedad menguaba rápidamente y Satanás parecía estar a punto de dominar a los que decían seguir a Cristo…

Pero la mano del Señor se movía invisiblemente en las tinieblas. En la providencia de Dios, Juan fue colocado en un lugar donde Cristo podía darle una maravillosa revelación de sí mismo y de la verdad divina para la iluminación de las iglesias (Los hechos de los apóstoles, pp. 463, 464).

83


Lección 12 // Lunes 14 de marzo__________________________________

ESMIRNA Y PÉRGAMO

Jesús se presenta a la iglesia de Esmirna como “el primero y el último, el que murió y volvió a vivir” (Apoc. 2:8, NVI; ver Apoc. 1:17, 18). Para la iglesia de Pérgamo, Jesús es el que tiene la espada aguda de dos filos entre sus dientes (Apoc. 1:16; 2:12). ¿Qué significado tiene, para cada una de estas iglesias, las formas en se describe a Jesús?

Apocalipsis 2: 8

Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto:

Apocalipsis 1: 17-18

17 Cuando le vi, caí como muerto a sus pies. Y él puso su diestra sobre mí, diciéndome: No temas; yo soy el primero y el último; 18 y el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

Apocalipsis 1: 16

16 Tenía en su diestra siete estrellas; de su boca salía una espada aguda de dos filos; y su rostro era como el sol cuando resplandece en su fuerza.

Apocalipsis 2: 12

12 Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto:

Lee Apocalipsis 2:8 al 17. Los miembros de la iglesia en Esmirna también son conocidos por su trabajo duro; no obstante, no tienen mucho para mostrarlo, tal vez como resultado de una “sinagoga de Satanás” en su medio (vers. 9). En forma similar, los miembros de Pérgamo parecen estar aferrados a su fe, aun cuando “el trono de Satanás” está entre ellos (vers. 13). De este modo, la realidad del Gran Conflicto está también allí.

A la iglesia de Esmirna se le advierte que tiene por delante tiempos difíciles, incluyendo la cárcel y, tal vez, aun la muerte (Apoc. 2:10). En Pérgamo, algunos ya han sido matados por su fe (vers. 13). Es importante notar que los tiempos difíciles tienen un límite en el tiempo; es decir, al mal no se le permite continuar más allá de cierto punto (vers. 10).

Preocupa saber que Dios tenía “unas pocas cosas” contra la iglesia en Pérgamo (Apoc. 2:14-16). Aparentemente estaban tolerando en su medio a algunas personas que “retienen la doctrina de Balaam” y “la doctrina de los nicolaítas” (vers. 14, 15).

“Nicolás y Balaam parecen ser términos paralelos; Nicolás es una palabra griega compuesta (nikáō y laós) y significa ‘el que conquista al pueblo’. Balaam puede derivar de dos palabras hebreas: am (‘pueblo’) y baal (de bela ‘destruir’, o ‘tragar’), y significa ‘destrucción de un pueblo’”.–Ranko Stefanovic, Revelation of Jesus Christ, p. 111. Jesús advierte a toda la iglesia que, si su herejía continúa, él vendrá en persona y peleará contra ellos con la espada en su boca (Apoc. 2:16).

No obstante, en medio de estas advertencias, Jesús les da a ambas iglesias un gran ánimo (Apoc. 2:11, 17).

Lee Apocalipsis 2:14 y 15. ¿Qué nos dicen estos versículos acerca de la idea de que la doctrina no tiene importancia? ¿Por qué son importantes y de qué modo?

 

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

ESMIRNA – (Año 100 al 313)

8Y escribe al ángel de la iglesia en Esmirna: El primero y el postrero, el que estuvo muerto y vivió, dice esto: 9Yo conozco tus obras, y tu tribulación, y tu pobreza (pero tú eres rico), y la blasfemia de los que se dicen ser judíos, y no lo son, sino sinagoga de Satanás. 10No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. 11El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.

En nuestros días modernos se le puede encontrar a Esmirna bajo el nombre de Ismir. Es una ciudad muy fuerte económicamente hablando, además es considerada una de las ciudades mas bellas de Asia, hasta el día de hoy.

Esmirna esta al norte de Éfeso, y se caracteriza por tener hermosos viñedos, siendo estos tan fértiles que producen dos cosechas anuales. Sus edificios fueron hermosos y uno de ellos se mantiene hasta el día de hoy, como un museo dedicado a Homero, el autor de la Ilíada y la Odisea, ya que se cree que el famoso escritor y poeta Homero, nació en Esmirna. Hay una cueva cerca de Esmirna, donde se cree que Homero pasaba la mayoría de su tiempo y es allí donde componía sus poemas y fabricaba sus historias.

El ángel de la iglesia de Esmirna se cree que fue Policarpo, quien estuvo al frente de la iglesia por 50 años. Policarpo fue martirizado en el año 156. Hay una carta escrita por Ignacio dirigido a Policarpo, quier era el anciano de Esmirna, en el año 108, Cuando Ignacio escribió ésta carta, se encaminaba a su martirio en Roma.

Hay otro cristiano llamado Tertuliano, quien era amigo de Policarpo desde la juventud. Tertuliano escribió un libro llamado “Remedios Contra la Herejía” en su libro dice que Policarpo fue consagrado al obispado desde muy joven, por el apóstol Juan. La historia dice que Policarpo fue discípulo de Juan. En Esmirna se encuentra las ruinas de un gran anfiteatro y se cree que fue allí donde Policarpo fue martirizado y allí mismo enterrado, su sepulcro es preservado hasta el día de hoy.

La historia de Esmirna se resume en una sola palabra: TRIBULACIÓN Hubieron muchas persecuciones lanzadas por diferentes emperadores romanos: El emperador Trajano persiguió desde el año 98 al 117; el Emperador Adriano siguió la persecución desde el 117 hasta el año 138; Marco Aurelio desde el año 161 al 180; El emperador Decio persiguió desde el 249 al 251; Dioclesiano persiguió desde el año 284 al 305; siendo la mas sangrienta desde el año 305 al 313, dirigida por Galerio. El período de la iglesia de Esmirna es llamado el período de los mártires.

Teodoreto, historiador de esa época, escribe en su libro “Historia Eclesiástica” que en el concilio de Nicea, que se celebró en el año 325, después que la persecución había terminado; los obispos de la iglesia asistieron mutilados, sin sus extremidades u ojos, ya que ellos habían padecido persecución, violencia y tortura. Los obispos fueron uno de los que mas sufrieron persecución y violencia, en ellos se concentró la ira de los emperadores romanos, ya que los emperadores romanos creían que si lograban extirpar a los dirigentes de la iglesia, la grey se disolvería.

“Sé fiel hasta la muerte”

-La fidelidad es una virtud conocida universalmente por su importancia y su precio

-La fidelidad es una virtud basada en la ley universal del amor

-La fidelidad es una obligación de cada hombre hacia El Creador

-La fidelidad es medida de acuerdo a la cantidad de amor

-La fidelidad a Cristo incluye la fidelidad a las verdades de la cruz

-La fidelidad a la cruz incluye la lealtad a los verdaderos amigos de la cruz

-La fidelidad a Cristo es constante y dura lo que dura la vida humana

El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte.

Esta promesa es para aquellos que logran sostener la religión en tiempos de persecución, para aquellos que no ceden sus principios y creencias ante la amenaza y la muerte, para aquellos que son triunfantes en la fidelidad, cuando son inducidos a abandonar la causa o apostatar por medio de las fuerzas.

La muerte es una de las cosas mas temidas por el hombre, y aquí se le ofrece al hombre una de las pólizas de seguro mas necesitada y codiciadas en todo el mundo, y es la protección en contra de la muerte eterna.

La religión no le ofrece ni le promete a sus amigos, una excepción en contra de la muerte, a ninguno de la raza humana se le ha hecho una promesa tal, excepto a dos personas que obtuvieron un pase directo al cielo, sin pasar por la temible muerte.

Hubiera sido hermoso que esos pases que llevan al cielo directamente y sin escalas, se hubieran extendido a todos los redimidos, pero el cielo no lo decidió así. Por lo tanto la religión no nos ofrece ninguna protección en contra de la muerte, la religión viene con la promesa que nos sostendrá en el momento de la muerte, se nos promete que el Redentor estará con nosotros cuando caminemos por el “valle de sombra y de muerte”, se nos promete que la muerte será para nosotros un sueño calmado y quieto, y se nos promete que Dios nos despertará en el día glorioso de la resurrección.

“Por cuarenta y seis años he servido a mi Señor, y en todo ese tiempo él nunca me ha hecho daño, ¿Cómo puedo blasfemar en contra de mi Rey y mi Salvador ahora? Palabras dichas por Policarpo, el ángel de la iglesia de Esmirna, antes del martirio.

PERGAMO  (año 313 al 538)

12Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto: 13Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre, y no has negado mi fe, ni aun en los días en que Antipas mi testigo fiel fue muerto entre vosotros, donde mora Satanás. 14Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que tienes ahí a los que retienen la doctrina de Balaam, que enseñaba a Balac a poner tropiezo ante los hijos de Israel, a comer de cosas sacrificadas a los ídolos, y a cometer fornicación. 15Y también tienes a los que retienen la doctrina de los nicolaítas, la que yo aborrezco. 16Por tanto, arrepiéntete; pues si no, vendré a ti pronto, y pelearé contra ellos con la espada de mi boca. 17El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, daré a comer del maná escondido, y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.

La ciudad de Pérgamo no era una ciudad comercial, su importancia era por otras causas. Desde el río Caicus, comenzaban escarpadas montañas, convirtiéndose en una fortaleza natural para sus habitantes. Los grandes ricos de esa época, escogieron Pérgamo para alzar, esconder y proteger sus riquezas en esos baluartes naturales.

Por la afluencia de tanta gente rica, se auspició la construcción de una hermosa ciudad, rica en hermosos edificios, templos, galerías de arte, y una biblioteca que rivalizaba con la biblioteca de Alejandría.

Pérgamo se ha descrito como la ciudad de los templos. En ésta ciudad, comienza a desarrollarse una forma interesante de construir templos, estos templos contaban con una catedral pagana, una ciudadela universitaria y una residencia para la realeza. ¿Muy interesante no lo cree? Ya se le comienza a dar forma, a las construcciones de la iglesia popular.

Y escribe al ángel de la iglesia en Pérgamo: El que tiene la espada aguda de dos filos dice esto:”

No se sabe con exactitud quien fundó ésta iglesia en Pérgamo. Esta es la única vez que se menciona la iglesia de Pérgamo en la Biblia. También la historia eclesiástica ha estado en silencio con respecto a la información de Pérgamo. Mucho creen que fue Pablo que en uno de sus viajes pudo haber fundado la iglesia, pero esto es solamente una especulación. Tampoco se sabe quien es el ángel de la iglesia, la única información que se tiene es la información de Eusebio, quien dice que el obispo de Pérgamo se llamaba Corpus, y también dice que Corpus sufrió el martirio.

Jesús se presenta como la espada aguda de dos filos, esta espada puede cortar de dos maneras; una corte es para adelante y el otro corte es para atrás. El corte para adelante o para arriba es un corte de convicción, y el corte para atrás o para abajo, es un corte de destrucción. En otras palabras, con un lado del filo de la espada Cristo defiende a su pueblo, y con el otro lado destruye a su pueblo. La iglesia de Pérgamo, está siendo advertida, que la espada se volverá en su contra, si ellos no se arrepienten de su mal proceder.

Yo conozco tus obras, y dónde moras, donde está el trono de Satanás; pero retienes mi nombre”

Pérgamo es una iglesia incompleta, era una iglesia fiel a la verdad, pero defectuosa en su disciplina

Pérgamo era fiel a la verdad

-Pérgamo retenía el nombre de Cristo, tenía fe en el nombre de Cristo

-Pérgamo era fiel a pesar del lugar donde vivía, donde estaba el trono de Satanás

-Pérgamo era fiel, a pesar del martirio de uno de sus prominentes miembros.

Pérgamo era defectuosa en su disciplina

-Permitía la presencia de hombres de depravada conducta y de doctrinas extrañas entrar y permanecer en la iglesia

-Pérgamo retenía a aquellos que tenían la doctrina de Balaam

-Pérgamo, a lo contrario de Éfeso, permitía a los Nicolaitas, permanecer dentro de la iglesia.

Pérgamo era una ciudad que tenía un lugar especial para la adoración del emperador romano, ese templo se había erigido para adorar a Augusto Cesar y también a la diosa de Roma, y se había formado un cuerpo especial de sacerdotes para llevar adelantes estos servicios.

Además tenían un culto especial a Aesculapio, que era representado por una serpiente, y en el centro de la ciudad había una torre dedicada a Zeus Soter, quien era el Dios de los guerreros, por ésta razón los cristianos contemporáneos y Jesucristo mismo, le llama a Pérgamo; la ciudad donde tiene el trono Satanás, donde la política y la religión, estaban firmemente unidas.

Al que venciere, daré a comer del maná escondido

El maná escondido es posiblemente una alusión al maná que se depositó en una vasija dentro del arca del pacto del tabernáculo, junto con la vara de Aarón y las tablas de la ley. Una antigua enseñanza de los judíos dice, que el maná volverá a descender del cielo y se comerá de el, cuando el Mesías vuelva a la tierra. Siempre existe el ferviente deseo en el pueblo judío de saber, que el arca sagrada nunca fue destruida. La tradición judía, asegura que el arca fue escondida por Jeremías, en un lugar secreto y seguro, en el mismo monte donde Dios le entregó la ley a Moisés.

“…y le daré una piedrecita blanca, y en la piedrecita escrito un nombre nuevo, el cual ninguno conoce sino aquel que lo recibe.”

En los tiempos antiguos, por la ausencia de hoteles y hospedajes, la hospitalidad era de suma importancia entre la gente viajera. Cuando un extranjero era recibido en una casa, antes de partir se tomaba una piedra blanca llamada “tesera hospitalis” se partía en dos partes y el hospedador y el visitante escribían o grababan su nombre en una de la mitad de la tesera, y después se intercambiaban.

La idea era que el hospedador fuera ayudado cuando le tocara viajar a la ciudad de su visitante y viceversa. Esa piedra blanca o tesera hospitalis, era de mucho valor, ya que era el pasaporte para poder ser hospedado, cuando tocaba viajar. Si las relaciones se mantenían muy bien, entre los viajeros, esa piedra blanca era el principio de largas amistades que inclusive se heredaban a los hijos por muchas generaciones.

Se cuenta la historia que Hanno estaba buscando en una ciudad a Agorástoclo. Para sorpresa de Hanno, llegó a tocar la puerta de la casa donde precisamente vivía Agorástoclo. Agorástoclo le pidió muy respetuosamente a Hanno mostrar la tesera hospitalis. Hanno se la entregó y Agorástoclo, unió las dos piezas de piedra, y contempló que calzaban perfectamente la una con la otra y que además tenía su nombre escrito en ella. Agorástoclo dijo a Hanno: “Bienvenido mi querido amigo, es un placer poder conocerte. Tu padre y yo somos grandes amigos, él me hospedó en vuestra casa y me hizo sentir parte de vuestra familia. Espero que disfrutéis esa misma experiencia en mi casa, que ahora es vuestra”

Ya Dios dio nuevos nombre es ésta tierra temporalmente: Abraham, Sara, Israel, Boanerges, Pedro. En el cielo será otorgada una piedra nueva, con un nombre nuevo, que solo su dueño podrá entender; éste premio es para los vencedores de la iglesia de Pérgamo.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Algunos que en tiempos pasados fueron honrados por Dios, han caído en las trampas y los engaños del enemigo. Se les advirtió de su peligro, pero como no quisieron escuchar las amonestaciones que se les enviaron, fueron engañados más y más, hasta que finalmente se los halló combatiendo al Señor y a sus obreros.

Los que se hallan de pie sobre la roca de la verdad eterna tendrán que enfrentar a veces una oposición tan abierta que se verán en la obligación de tomar decisiones muy firmes. En esas ocasiones cada palabra debiera ser cuidadosamente pesada, no sea que hiramos a las almas que queremos ayudar. Sujetemos nuestra lengua como con una brida, y recordemos que Dios no nos ha encomendado la tarea de juzgar a nuestros hermanos…

Obtengamos de la Palabra de Dios todo el consuelo y el ánimo posible y presentémoselos a las almas que luchan con perplejidades y dificultades. Pero nunca lancemos acusaciones injuriosas contra los que están engañados…

A todos los que creen en él, Cristo les dio la facultad de ser hijos de Dios. Todos los que son considerados miembros de la familia real vivirán para Aquel que es la propiciación de sus pecados. A medida que conocen más y más la verdad, sus pies se afirman más y más sobre el fundamento seguro. Ni la inundación ni la tempestad los pueden sacar de allí (Cada día con Dios, p. 265).

Los impíos y los demonios no pueden estorbar la obra de Dios, o excluir su presencia de las asambleas de su pueblo, si sus miembros, con corazón sumiso y contrito, confiesan sus pecados, se apartan de ellos y con fe demandan las promesas divinas. Cada tentación, cada influencia opositora, ya sea manifiesta o secreta, puede ser resistida con éxito “no con ejército, ni con fuerza, sino con mi Espíritu, ha dicho Jehová de los ejércitos” (Zacarías 4:6) (Mensajes selectos, tomo 1, p . 145).

El Señor hará una gran obra en la tierra. Satanás hace esfuerzos determinados para dividir y esparcir al pueblo de Dios. El hace surgir asuntos secundarios para distraer las mentes de los temas más importantes, que deben ocupar nuestra atención…

Muchos sostienen la verdad solo con la punta de los dedos. Han tenido gran luz y muchos privilegios. En este respecto han sido exaltados hasta los cielos como Capernaum. En el tiempo de prueba que se acerca, se convertirán en apóstatas a menos que desechen su orgullo y confianza propia, a menos que pasen por una total transformación de carácter (Mensajes selectos, tomo 3, pp. 474, 475).

84


Martes 15 de marzo // Lección 12__________________________________

TIATIRA Y SARDIS

Lee Apocalipsis 2:18 al 3:6. ¿Cuáles son algunos de los problemas que hay en estas iglesias? ¿De qué manera nosotros estamos luchando con las mismas cosas? ¿Cómo se revela el Gran Conflicto en estas luchas?

Apocalipsis 2:18 al 3:6

18 Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: 19 Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. 20 Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. 21 Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. 22 He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. 23 Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras. 24 Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga; 25 pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. 26 Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, 27 y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; 28 y le daré la estrella de la mañana. 29 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

1 Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto. Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas. El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

La introducción de Jesús a la iglesia de Tiatira (Apoc. 2:18) revela tiempos llenos de pruebas y perplejidades para el pueblo de Dios. Las metáforas de los ojos como llamas de fuego y pies de bronce bruñido no solo aparecen en Apocalipsis 1:14 y 15, sino también en Daniel 10, donde el profeta ve a Uno cuyos ojos eran como “antorchas de fuego” y sus pies “como de color de bronce bruñido” (Dan. 10:6). Este Ser le dice a Daniel que él ha estado luchando con el príncipe de Persia (vers. 13, 20). En otras palabras, cuando la situación es oscura para el pueblo de Dios, Dios mismo influirá sobre los asuntos humanos, caminando entre las iglesias (Apoc. 1) y desafiando a los líderes nacionales (Dan. 10).

Jesús se presenta a la iglesia de Sardis como el que tiene los siete espíritus de Dios y las siete estrellas (Apoc. 3:1; 5:6). Aquí vemos a un Salvador que está activamente involucrado, alistando los poderes del cielo para dar seguridad a su iglesia.

La descripción de estas dos iglesias produce profunda preocupación. Tiatira, aunque va mejorando (Apoc. 2:19), ha sido como Israel bajo la reina Jezabel. En forma similar, la gente de Sardis está espiritualmente muerta (Apoc. 3:1).

A pesar de esto, Jesús anima a las iglesias. Reconoce que hay muchos en Tiatira que “no han conocido […] las profundidades de Satanás” y los anima a “retene[r]lo […] hasta que yo venga” (Apoc. 2:24, 25). También hay “unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras” (Apoc. 3:4).

A estos fieles Jesús les promete una bendición especial. A Tiatira le promete darle la “estrella de la mañana” (Apoc. 2:28), que más tarde se afirma que es él mismo (Apoc. 22:16). A Sardis le promete un lugar seguro en el cielo y que confesará “su nombre delante de mi Padre y delante de sus ángeles” (Apoc. 3:5).

“Retengan y arrepiéntanse”. ¿Qué tienes que retener y de qué necesitas arrepentirte? ¿Cómo se relacionan entre sí estos dos conceptos?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

TIATIRA (538 al año 1517)

18Y escribe al ángel de la iglesia en Tiatira: El Hijo de Dios, el que tiene ojos como llama de fuego, y pies semejantes al bronce bruñido, dice esto: 19Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. 20Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos. 21Y le he dado tiempo para que se arrepienta, pero no quiere arrepentirse de su fornicación. 22He aquí, yo la arrojo en cama, y en gran tribulación a los que con ella adulteran, si no se arrepienten de las obras de ella. 23Y a sus hijos heriré de muerte, y todas las iglesias sabrán que yo soy el que escudriña la mente y el corazón; y os daré a cada uno según vuestras obras. 24Pero a vosotros y a los demás que están en Tiatira, a cuantos no tienen esa doctrina, y no han conocido lo que ellos llaman las profundidades de Satanás, yo os digo: No os impondré otra carga; 25pero lo que tenéis, retenedlo hasta que yo venga. 26Al que venciere y guardare mis obras hasta el fin, yo le daré autoridad sobre las naciones, 27y las regirá con vara de hierro, y serán quebradas como vaso de alfarero; como yo también la he recibido de mi Padre; 28y le daré la estrella de la mañana. 29El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Tiatira fue una colonia de Macedonia fundada por Alejandro el Grande, después que éste derrotó al imperio Persa. Los macedonios introdujeron la adoración a Apolo, el dio sol, representado por una llama de fuego. Muchos creen que Jesús se representa como el que tiene ojos como llama de fuego como una alusión, a la adoración del falso dios Apolo que se celebraba en Tiatira.

En Tiatira habían muchas industrias, artes y oficios como la panadería, la alfarería, los tejidos, los curtidores de pieles, y las tintorerías de telas. Su populación era una mezclada que incluía asiáticos, macedonios, italianos y caldeos. Tiatira se conoce en nuestros días bajo el nombre de Akhisar, que significa Castillo Blanco, por la gran cantidad mármol blanco que existe en la zona.

De los edificios antiguos, solo existe uno de ellos, todos los demás edificios fueron destruidos, incluyendo todas las iglesias cristianas. El caballo de Mahoma se impuso a la paloma del evangelio, y solo se encuentran en ese lugar 8 mezquitas que le pertenecen a los infieles turcos.

Tiatira tenía una membresía de iglesia muy pequeña, aun con todo eso tenía su anciano; el obispo o anciano a quien va dirigida la carta de Tiatira se llamaba Carpus, el nombre Carpus aparece en los registros como obispo de Tiatira.

Yo conozco tus obras, y amor, y fe, y servicio, y tu paciencia, y que tus obras postreras son más que las primeras. 20Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos”

Tiatira es todo lo opuesto a la iglesia de Éfeso; los de Éfeso no toleraban a los nicolaitas, pero habían perdido el primer amor. Tiatira no había perdido su primer amor, pero toleraban a Jezabel.

Dios no nos acepta cuando mezclamos la pureza de nuestros caracteres, Dios no acepta ni a iglesias como los de Éfeso, ni tampoco iglesias como los de Tiatira. Para ser aceptados por Dios, se necesita cumplir con los dos requerimientos; nunca haber perdido nuestro primer amor, ni mezclarnos con la gente mala y pecadora.

Pero tengo unas pocas cosas contra ti: que toleras que esa mujer Jezabel, que se dice profetisa, enseñe y seduzca a mis siervos a fornicar y a comer cosas sacrificadas a los ídolos”

La iglesia de Tiatira es la iglesia que vive parte del obscurantismo y el obscurantismo fue producido por la ascensión del papado y de la iglesia católica al poder. Jezabel es sinónimo de la iglesia católica. De la misma manera que Jezabel fue culpable de la apostasía de Israel en el pasado, también la iglesia católica es responsable de la gran apostasía que se produjo en la edad media.

Jezabel era hija de un pagano, la iglesia católica es también hija del paganismo; Jezabel era una reina, la iglesia católica también se presenta como una reina; Jezabel fue famosa por su vanidad, lo mismo la iglesia católica; Jezabel fue una idólatra, la iglesia católica también es idólatra; Jezabel instigaba a su esposo el rey, para ir en contra de los hijos de Dios, la iglesia católica ha instigado a los reyes de la tierra a ir en contra de los hijos de Dios, Jezabel perseguía a los profetas de Dios y les daba muerte, la iglesia católica también ha sido perseguidora y asesina de los hijos de Dios.

Hay dos errores grandes en la vida espiritual de nuestras iglesias y de nosotros mismos: Uno de ellos es ser activo en las cosa pecaminosas; el segundo error es ser pasivo en las cosas pecaminosas. Pecamos cuando nos unimos al mal y también pecamos cuando no combatimos el mal.

La iglesia de Tiatira, tenia el último error, era pasiva aun viendo el mal dentro de la iglesia. Hay un dicho interesante que dice: “hechor y consentidor pagan igual”

A los vencedores de la iglesia de Tiatira se les ofrece autoridad sobre las naciones y también la estrella de la mañana.

SARDIS (del año 1517 al año 1755)

1 Escribe al ángel de la iglesia en Sardis: El que tiene los siete espíritus de Dios, y las siete estrellas, dice esto: Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto. 2Sé vigilante, y afirma las otras cosas que están para morir; porque no he hallado tus obras perfectas delante de Dios. 3Acuérdate, pues, de lo que has recibido y oído; y guárdalo, y arrepiéntete. Pues si no velas, vendré sobre ti como ladrón, y no sabrás a qué hora vendré sobre ti. 4Pero tienes unas pocas personas en Sardis que no han manchado sus vestiduras; y andarán conmigo en vestiduras blancas, porque son dignas. 5El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles. 6El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

La iglesia de Sardis como la iglesia de la Odisea, no reciben ninguna alabanza, el mensaje para las dos iglesias es un reproche total.

El ángel de la iglesia de Sardis fue Melito. Melito gozo de un lugar prominente entre los cristianos de Asia, era una persona de mucha influencia, tanto en lo espiritual como en los trabajos literarios. Entre uno de sus escritos importantes fue el que hizo acerca del libro de Apocalípsis.

La ciudad de Sardis, es conocida en la actualidad como Sart, no es una ciudad, sino que es un pequeña aldea llena de miserables chozas. En el tiempo antiguo ellos eran especialistas en aplicar tintas a la lana, se cree que fue en Sardis, donde se inventó el arte de aplicar tintas a las lanas y también aquí se perfeccionó esa arte. Carpetas de muchos y hermosos colores se podían encontrar en casa de las personas ricas de Sardis, era en éste mismo lugar dónde se le daba color a la lana y también se fabricaban las carpetas. También fue en Sardis, donde por primera vez en la vida del mundo se acuñaron monedas de oro y de plata, y también fue en Sardis donde la gente negociante se convirtió en una clase social.

Jesús se les presenta como aquel que tiene los 7 espíritus de Dios. Estos siete espíritus de Dios, también se presentan en el Apocalípsis como las 7 lámparas y también como los 7 ojos del Cordero. Todos estos símbolos representan al Espíritu Santo, el número 7 en la Biblia, significa perfección. El número 7 también pueden representar la gran variedad de dones que el Espíritu Santo puede impartir a los hijos de Dios.

Yo conozco tus obras, que tienes nombre de que vives, y estás muerto.

Se cuenta la historia de un pastor en el oeste de los Estados Unidos de Norte América, que pastoreaba una pequeña congregación en uno de los pueblos de la región. Cierto miércoles de noche, el pastor llegó a la iglesia, para oficiar el servicio de la noche, pero los feligreses no aparecieron esa noche. El diácono encargado de preparar la iglesia para la reunión hizo su trabajo, pero con la misma se marchó. El pastor esperó casi una hora y al darse cuenta que él era el único adorador de esa noche, decidió ir al campanario de la iglesia y comenzó a tocar las campanas de la iglesia, de la misma manera que se tocaban las campana cuando una persona había fallecido. La alarma fue grande, el pueblo entero se comenzó a preguntar quien era la persona que había muerto, y casi toda la congregación se dirigió a la iglesia. Cuando el pastor salió de la iglesia encontró a casi toda la congregación reunida y la pregunta era ¿Quién ha muerto? La respuesta del pastor fue: “la iglesia ha muerto” mientras les entregaba la carta de renuncia.

La iglesia de Sardis no tenía a los nicolaítas, a Balaam, o Jezabel, pero tenía algo peor que eso, tenia una doctrina y una moral corrupta. La iglesia de Sardis en su infancia, ya daba muestras de una fe moribunda, ellos creían que estaban con vida, pero en verdad estaban muertos.

“El que venciere será vestido de vestiduras blancas; y no borraré su nombre del libro de la vida, y confesaré su nombre delante de mi Padre, y delante de sus ángeles.” Fue la promesa a todo vencedor de la iglesia de Sardis.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Jesús vino al mundo a salvar a los pecadores, no en sus pecados sino de sus pecados, y a santificarlos mediante la verdad; y para que él sea un Salvador perfecto para nosotros, debemos unimos a él por medio de un acto personal de fe. Cristo nos ha elegido, nosotros lo hemos elegido, y mediante esta elección nos unimos a él, y en adelante vivimos no por nosotros, sino en el que murió por nosotros. Pero esta unión puede mantenerse únicamente por medio de una vigilia constante, para que no caigamos en tentación y hagamos una elección diferente, porque siempre estamos libres para elegir otro amo, si así lo deseamos. La unión con Cristo significa una decidida preferencia por él en cada acto y pensamiento de nuestra vida (A fin de conocerle, p. 363).

No presente nadie la idea de que el hombre tiene poco o nada que hacer en la gran obra de vencer, pues Dios no hace nada para el hombre sin su cooperación. Tampoco se diga que después de que habéis hecho todo lo que podéis de vuestra parte, Jesús os ayudará. Cristo ha dicho: “Separados de mí nada podéis hacer” (Juan 15:5). Desde el principio hasta el fin, el hombre ha de ser colaborador con Dios. A menos que el Espíritu Santo actúe sobre el corazón humano, tropezaremos y caeremos a cada paso. Los esfuerzos del hombre solo no son nada sino inutilidad, pero la cooperación con Cristo significa victoria. Por nosotros mismos, no tenemos poder para arrepentimos del pecado. A menos que aceptemos la ayuda divina, no podemos dar el primer paso hacia el Salvador. Él dice: “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin” (Apocalipsis 21:6) en la salvación de cada alma.

Pero aunque Cristo es todo, hemos de inspirar en cada hombre una diligencia incansable. Hemos de esforzarnos, luchar, sufrir intensamente, velar, orar para que no seamos vencidos por el astuto enemigo. Puesto que el poder y la gracia con los cuales podemos hacer esto provienen de Dios, siempre hemos de confiar en Aquel que puede salvar hasta lo sumo a todos los que se allegan a Dios por él (Mensajes selectos, t. 1, pp. 446, 447).

El Señor desea que apreciemos el gran plan de la redención, que comprendamos nuestro elevado privilegio como hijos de Dios, y que caminemos delante de él en obediencia y agradecimiento. Desea que le sirvamos en novedad de vida, con alegría cada día. Anhela que la gratitud brote de nuestro corazón porque nuestro nombre está escrito en el libro de la vida del Cordero, porque podemos poner todos nuestros cuidados sobre Aquel que cuida de nosotros. Él nos ordena que nos regocijemos porque somos la herencia del Señor, porque la justicia de Cristo es el manto blanco de sus santos, porque tenemos la bendita esperanza de la pronta venida de nuestro Salvador (Palabras de vida del gran Maestro, pp. 240, 241).

85


Lección 12 // Miércoles 16 de marzo________________________________

LA IGLESIA DE FILADELFIA

Lee Apocalipsis 3:7. ¿En qué formas se presenta Jesús a esta iglesia? ¿Qué nos dicen estas descripciones acerca de él?

Apocalipsis 3:7

Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:

Se felicita a esta iglesia por guardar las palabras de Cristo y por no negar su nombre, aun cuando sus fuerzas parecen ser débiles (Apoc. 3:8). Jesús hace una promesa que intriga: que los miembros de la sinagoga de Satanás pronto irán a los de Filadelfia y les darán homenaje (vers. 9). Esto se relaciona con Isaías 60:14, donde describe que los opresores del pueblo de Dios se postrarán sumisos, en directo contraste con todo el cruel tratamiento que previamente habían dado al pueblo de Dios. De aquí podemos entender que la sinagoga de Satanás había estado haciendo difícil la vida de los primeros cristianos. Como ya vimos, algunas de las iglesias anteriores lucharon con aquellos que enseñaban el error y causaban problemas: una de las maneras en que Satanás opera en contra de las iglesias. Filadelfia, parece, es la que finalmente se quita de encima esta fuente de mal.

Lee Apocalipsis 3:10. ¿Comprendes la perseverancia de la iglesia de Filadelfia? ¿De qué modo prometió Jesús limitar sus pruebas? ¿Qué significa eso para nosotros?

Apocalipsis 3:10

10 Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra.

Parece que la iglesia de Filadelfia, igual que las iglesias previas, había pasado por tiempos difíciles, pero con una actitud distinta de la de ellas. Esta es la primera iglesia a la que Jesús no le señala específicamente ninguna falla que debería corregir. Su fe y su cooperación con Dios han sido observadas y apreciadas por el Salvador, a pesar de su “poca fuerza” (vers. 8).

Las promesas al vencedor en esta iglesia incluyen: ser hecho un pilar en el Templo de Dios, de modo que ya no necesiten salir y entrar (Apoc. 3:12); y nombres nuevos que los identificarán plenamente como pertenecientes a Dios, tal vez porque ya se han identificado previamente con él en todos los aspectos de sus vidas.

Si fueras repentinamente al cielo, ahora mismo, ¿cuán bien te encontrarías allí?

 

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

7Escribe al ángel de la iglesia en Filadelfia: Esto dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre: 8Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre. 9He aquí, yo entrego de la sinagoga de Satanás a los que se dicen ser judíos y no lo son, sino que mienten; he aquí, yo haré que vengan y se postren a tus pies, y reconozcan que yo te he amado. 10Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré de la hora de la prueba que ha de venir sobre el mundo entero, para probar a los que moran sobre la tierra. 11He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona. 12Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo. 13El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

El ángel o anciano de Filadelfia, fue Demetrio, la tradición dice que fue el apóstol Juan quién lo ordenó como Obispo oficial de Filadelfia.

El nombre de Filadelfia es un derivado de Attalus Filadelfus, quien era rey de Pérgamo 138 años antes que Cristo naciera. Filadelfia se encontraba situada en la cima del monte Tmolus, que es un lugar propicio para el cultivo de la uva. A pesar de ser una zona sísmica, la riqueza de su suelo, evitó la deserción total de la población, que huía del lugar evitando los peligros de los terremotos.

De las 7 iglesias cristianas de Asia menor, Filadelfia es la única que se ha preservado de una manera muy espectacular, en su lugar se pueden encontrar las columnas de sus edificios aun en pie.

Una de las iglesias cristianas mas hermosas que han existido, es la iglesia dedicada a San Juan, y se encuentra en Filadelfia, los turcos han convertido éste recinto en el basurero que recibe las tripas o las víscera, de las bestias muertas.

En nuestros días modernos los turcos le llaman a Filadelfia, Alah Shahr que significa “ciudad bella” En nuestros días modernos, hay alrededor de 200 casas que pertenecen a cristianos, además de 4 iglesias cristianas en Alahr Shahr o Filadelfia.

8Yo conozco tus obras; he aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar; porque aunque tienes poca fuerza, has guardado mi palabra, y no has negado mi nombre.

En el siglo XVIII (18) y XIX (19) hubieron movimientos religiosos extraordinarios que sucedieron en los Estados Unidos de Norte América y Europa dentro del protestantismo. La religión que se practicaba a través de la iglesia católica era una religión fría y vacía. Estos movimientos religiosos hicieron de la religión, un asunto de mucha importancia, e hicieron de la religión un asunto personal.

Los mas grandes movimientos se dieron en dos grupos: El surgimiento de los evangélicos y también el surgimiento de los Adventistas del Séptimo Día. En los dos grupos se enseñó el amor fraternal, y se enseñó una religión que se vive en el corazón.

Los Estados Unidos se convirtió en un país de oportunidades para una iglesia reprimida, abusada y perseguida que huía de las garras del papado en todo Europa. Estados Unidos se convierte en la cuna de la libertad religiosa y la libre adoración para un cristianismo rejuvenecido y floreciente.

Una puerta abierta.

En el versículo anterior se dice que Cristo tiene “la llave de David”, y en el versículo 8 puede sugerir que con esa “llave” abre ante la iglesia de Filadelfia

Los adventistas del séptimo día sostienen que el fin del período de Filadelfia que sucedió en 1844, señala el comienzo del juicio investigador descrito en Daniel 7: 10 y Apocalipsis 14: 6

Ahora bien, el ritual del santuario terrenal consistía esencialmente en dos partes: el lugar santo, el servicio de ministración diaria por el pecado; y en el lugar santísimo, el servicio anual en el día de la expiación, que era considerado como un día de juicio

Puede afirmarse que en el día de la verdadera expiación que comenzó en 1844, nuestro gran Sumo Sacerdote dejó

el lugar santo del santuario celestial y entró en el lugar santísimo. Por lo tanto, la “puerta cerrada” sería la del lugar santo del santuario celestial, y la “puerta abierta” la del lugar santísimo, donde Cristo desde ese tiempo ha

estado ministrando en la obra del gran día de la verdadera expiación

En otras palabras: la “puerta cerrada” indica la terminación de la primera fase del ministerio celestial de Cristo, y la “puerta abierta”, el comienzo de la segunda fase.

Nadie puede cerrar.

Cristo proseguirá con la obra de la redención hasta terminarla. Los hombres no pueden hacer nada para estorbar su ministerio en las cortes celestiales ni su jurisdicción y dominio sobre los asuntos terrenales

Comentario Bíblico Adventista – Apocalipsis 3

12Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios

Muchos entienden que en éste texto se le está ofreciendo al vencedor, un lugar de importancia en la iglesia de Cristo, cuando ésta obtenga la victoria al final de la historia de éste mundo; otros creen que éste texto, está enfatizando la estabilidad de la iglesia de Cristo, comparada con la inestabilidad que sufrían los templos de Filadelfia, por los grande terremotos que allí ocurrían. El historiador Strabo escribió: “En Filadelfia no hay una pared que esté nivelada, día a día las paredes son sacudidas por un temblor, haciendo las paredes inestables y agrietadas. A pesar de eso, los habitantes continúan ocupando la tierra, soportando ese sufrimiento, a pesar de eso se mantienen construyendo nuevas casas”

Las columnas de un templo, es sinónimo de santidad, de fuerzas, de permanecía, de estabilidad

ESPÍRITU DE PROFECÍA

No obstante todos nuestros pecados y debilidades, no somos desechados como inútiles. El “nos hizo aceptos en el Amado”. La gloria que descansó sobre Jesús es una prenda del amor de Dios hacia nosotros. Nos habla del poder de la oración, de cómo la voz humana puede llegar al oído de Dios, y ser aceptadas nuestras peticiones en los atrios celestiales. Por el pecado, la tierra quedó separada del cielo y enajenada de su comunión; pero Jesús la ha relacionado otra vez con la esfera de gloria. Su amor rodeó al hombre, y alcanzó el cielo más elevado. La luz que cayó por los portales abiertos sobre la cabeza de nuestro Salvador, caerá sobre nosotros mientras oremos para pedir ayuda con que resistir a la tentación. La voz que habló a Jesús dice a toda alma creyente: “Este es mi Hijo amado, en el cual tengo contentamiento”.

“Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él apareciere, seremos semejantes a él, porque le veremos como él es”. Nuestro Redentor ha abierto el camino, de manera que el más pecaminoso, el más menesteroso, el más oprimido y despreciado, puede hallar acceso al Padre. Todos pueden tener un hogar en las mansiones que Jesús ha ido a preparar. “Estas cosas dice el Santo, el Verdadero, el que tiene la llave de David, el que abre y ninguno cierra, y cierra y ninguno abre:… he aquí, he dado una puerta abierta delante de ti, la cual ninguno puede cerrar” (El Deseado de todas las gentes, pp. 87, 88).

Es inminente “la hora de la tentación que ha de venir en todo el mundo, para probar a los que moran en la tierra” (Apocalipsis 3:10). Todos aquellos cuya fe no esté firmemente cimentada en la Palabra de Dios serán engañados y vencidos. La operación de Satanás es “con todo el artificio de la injusticia” a fin de alcanzar dominio sobre los hijos de los hombres; y sus engaños seguirán aumentando. Pero solo puede lograr sus fines cuando los hombres ceden voluntariamente a sus tentaciones. Los que busquen sinceramente el conocimiento de la verdad, y se esfuercen en purificar sus almas mediante la obediencia, haciendo así lo que pueden en preparación para el conflicto, encontrarán seguro refugio en el Dios de verdad. “Por cuanto has guardado la palabra de mi paciencia, yo también te guardaré”, es la promesa del Salvador. El enviaría a todos los ángeles del cielo para proteger a su pueblo antes que permitir que una sola alma que confíe en él sea vencida por Satanás (El conflicto de los siglos, pp. 616, 617).

86


Jueves 17 de marzo // Lección 12__________________________________

LA IGLESIA DE LAODICEA

También Laodicea recibe algunas descripciones de Jesús: “el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios” (Apoc. 3:14). Estas descripciones son aspectos clave de la divinidad de Cristo. El “Amén” es una referencia a Isaías 65:16, donde la palabra “Amén” es traducida como “el Dios de verdad” y vinculada con el Pacto. Jesús es el gran Dios guardador del Pacto, el Dios que guarda sus promesas de salvación y restauración. Jesús también es el Testigo fiel que testifica a su pueblo acerca de cómo es Dios realmente (Apoc. 1:5; 22:16; Juan 1:18; 14:8-10). Él también es el Creador (Col. 1:16, 17).

Lee Apocalipsis 3:14 al 22. ¿Qué le dice Jesús a esta iglesia que haga? ¿Qué significan estas palabras para nosotros hoy?

Apocalipsis 3: 14-22

14 Y escribe al ángel de la iglesia en Laodicea: He aquí el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios, dice esto: 15 Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. !!Ojalá fueses frío o caliente! 16 Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca. 17 Porque tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo. 18 Por tanto, yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la verg:uenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. 19 Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. 20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. 21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, y me he sentado con mi Padre en su trono. 22 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias.

Después de estos primeros textos que nos dicen quién es realmente Jesús, es necesario clarificar quién es esta iglesia. En otras palabras, solo podemos realmente conocernos si primero conocemos a Dios. Las personas de esta iglesia han estado engañándose hasta el punto de creer que son lo opuesto de lo que realmente son (Apoc. 3:17). Jesús luego les ruega que procuren tener la claridad de visión necesaria para ver las cosas como realmente son y que sean transformados en lo que necesitan (vers. 18).

La alternativa es el juicio divino en dos fases. Primero, puede ser necesario un poco de la antigua disciplina paterna (Apoc. 3:19); luego, existe la posibilidad de que Dios los “vomite” de su boca, como un bocado de agua descompuesta (vers. 16).

A esta iglesia que está tan cerca de ser echada de la presencia de Dios se le dan las mayores promesas. Jesús quiere demorarse y tener una comida con ellos (vers. 20), algo reservado solo para los amigos íntimos. Después, les promete la oportunidad de sentarse con él en su Trono (vers. 21).

Al hacer un seguimiento de las siete iglesias, es interesante ver el enfriamiento del pueblo de Dios y su alejamiento de él. ¿Cómo sucedió esto? Parece que, aunque la guerra ya está ganada, algunas personas todavía persisten en aferrarse al mal y a los poderes de las tinieblas. No hay dudas de que, cuando miramos la historia de estas iglesias, se pone de manifiesto el Gran Conflicto que se expresa allí. Y seguirá siendo así hasta la segunda venida de Cristo.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Este nombre se ha definido como “un pueblo juzgado”.

El ángel de la iglesia de Laodicea es usted. Usted es el mensajero.

La ciudad de Laodicea fue fundada por el rey seléucida Antíoco II Teos, y recibió su nombre en honor de Laodice, la esposa del rey. Es interesante saber que el nombre Laodice, era un nombre muy común entre las damas de esos días.

La ciudad se hallaba situada en el valle del río Licos. En los días de Juan era un centro comercial próspero que se especializaba en la producción de tejidos de lana. Laodicea era conocida por grandes transacciones comerciales que realizaban, además tenían un fuerte comercio vendiendo una gran variedad de maderas. Una de las mas grandes escuela de medicina de ese tiempo, funcionaba en Laodicea.

En la era romana, Laodicea era la ciudad principal para el “convento romano,” Convento romano se le llamaba al lugar donde se encontraban las oficinas administrativa de la política romana.

Dicho en otras palabras, Laodicea era la ciudad donde estaban las oficinas administrativas de la política romana.

La palabra latina convento, mas tarde se toma prestada para usarse en el mundo eclesiástico, y de allí nace lo que ahora conocemos como “diócesis”. La “diócesis” es una oficina administrativa para la política papal. En Madrid hay tres diócesis: la de Madrid, la de Getafe y la de Alcalá, la mas importante de las tres es la de Madrid, entonces se le denomina la Archidiócesis de Madrid.

Para que entendamos mas claro la diócesis de Madrid, significa: “las oficinas administrativas de las política papal en la ciudad de Madrid”

En Laodicea estaban las cortes del procónsul, además a Laodicea era la ciudad, donde llegaban los impuestos colectados de mas de 25 ciudades de los alrededores.

La ciudad de Laodicea quizá tenía ya unos 40 años de fundada cuando Juan escribió el Apocalípsis. Pablo se interesó mucho en esa congregación y encargó a los colosenses que hicieran un intercambio de epístolas con los laodicenses

La iglesia de Laodicea somos nosotros, y el tema de la iglesia de Laodicea es constantemente predicado en nuestras iglesias. ¿Qué más les podemos decir nosotros? No mucho, lo único que les podemos decir, es que somos un pueblo condenado a la destrucción gracias a nuestro orgullo y autosuficiencia.

Tenemos orgullo para todo, hay orgullo de conocimiento, de sabiduría, de estudios, de posesiones, de riquezas, de belleza, de religión, de color, de apellido, de país, de bandera, de títulos, incluso se encuentran personas que se sienten orgullosas porque son humildes.

Somos auto-suficientes, vivimos en una etapa del mundo que tenemos prácticamente todo: tenemos buena medicina, tenemos efectivos medios de transportes, tenemos un mudo de tecnología extremadamente avanzada, nos podemos comunicar con cualquier persona en cualquier parte del mundo, tenemos casi todo lo que nuestro antojo nos ordena, y eso nos hace personas auto-suficiente.

Nadie nos puede decir nada, nadie nos puede dar un consejo, ni muchos menos amonestar, somos intocables, impacientes, e intolerantes. Confundimos la libertad con el libertinaje, no hacemos caso, ni ponemos atención, somos un pueblo terco y testarudo.

Solo entendemos el lenguaje del látigo, como el antiguo Israel. El látigo que se usa con nosotros es un látigo moderno. De la única manera que venimos a Dios, es cuando sufrimos, es cuando la desgracia toca a nuestras vidas, es cuando la pobreza se hace nuestra compañera, es cuando la enfermedad destruye nuestro cuerpo y cuando la muerte anda a nuestro alrededor.

Allí estamos postrados ante Dios, reconociendo nuestra incapacidad e impotencia, una vez Dios nos alivia de nuestros sufrimientos, volvemos inmediatamente a nuestras viejas andadas, esa es la razón por la cual Dios no alivia el dolor, ni el sufrimiento, ni la tristeza, ni la aflicción de muchos de nosotros; esa es la única rienda que conocemos, esa es la única dosis que nos mantiene en el camino que conduce al cielo. ¡Pobre gente nosotros!; ¡Los mas desgraciados de las 7 Iglesias! Un pueblo condenado a la destrucción eterna, por terquedad, por un orgullo falso, ya que no tiene nada para tener ninguna clase de orgullo, y por la autosuficiencia, es un pueblo que no se nos puede corregir.

“Antes del quebrantamiento es la soberbia, Y antes de la caída la altivez de espíritu.” Proverbios 16: 18

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El mensaje a la iglesia de Laodicea se aplica a nuestra condición. Cuán claramente se describe la posición de los que creen que tienen toda la verdad, que se enorgullecen de su conocimiento de la Palabra de Dios, al paso que no se ha sentido en su vida el poder santificador de ella. Falta en su corazón el fervor del amor de Dios, pero precisamente ese fervor del amor es lo que hace que el pueblo de Dios sea la luz del mundo.

El Testigo fiel dice de una iglesia fría, sin vida y sin Cristo: “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca” (Apocalipsis 3:15, 16). Tomad buena nota de las siguientes palabras: “Porque tú dices: Yo soy rico y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad; y no sabes que tú eres un desventurado, miserable, pobre, ciego y desnudo” (versículo 17). Aquí se representa a aquellos que se enorgullecen de sí mismos por su posesión de conocimiento y ventajas espirituales. Pero no han respondido a las bendiciones inmerecidas que Dios les ha conferido. Han estado llenos de rebelión, ingratitud y olvido de Dios, y todavía él los ha tratado como un padre amante y perdonador trata a un hijo ingrato y descarriado. Han resistido a su gracia, han abusado de sus privilegios, han menospreciado sus oportunidades y se han conformado con hundirse en la satisfacción, en la lamentable ingratitud, el formalismo vacío y la insinceridad hipócrita. Con orgullo farisaico han alardeado de sí mismos hasta que se ha dicho de ellos: “Tú dices: Yo soy rico, y me he enriquecido, y de ninguna cosa tengo necesidad”.

¿No ha enviado acaso el Señor Jesús mensaje tras mensaje de reproche, de amonestación, de súplica a estos que están satisfechos de sí mismos? ¿No han sido despreciados y rechazados sus consejos? ¿No han sido tratados con menosprecio sus mensajeros delegados, y han sido recibidas sus palabras como fábulas ociosas? Cristo ve lo que no ve el hombre. Ve los pecados que, si no son borrados por el arrepentimiento, agotarán la paciencia de un Dios tolerante. Cristo no puede aceptar los nombres de los que están satisfechos en su suficiencia propia. No puede instar a favor de un pueblo que no siente necesidad de ayuda, que pretende conocer y poseer todo.

El gran Redentor se representa a sí mismo como un comerciante celestial, cargado de riquezas, que llama de casa en casa presentando sus mercaderías incomparables, y diciendo: “Yo te aconsejo que de mí compres oro refinado en fuego, para que seas rico, y vestiduras blancas para vestirte, y que no se descubra la vergüenza de tu desnudez; y unge tus ojos con colirio, para que veas. Yo reprendo y castigo a todos los que amo; sé, pues, celoso, y arrepiéntete. He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo” (Apocalipsis 3:18-20). Consideremos nuestra condición delante de Dios. Hagamos caso del consejo del Testigo fiel. Ninguno de nosotros esté lleno de prejuicios como estuvieron los judíos, de modo que la luz no entre en nuestro corazón. Que no sea necesario que Cristo diga de nosotros como dijo de ellos: “No queréis venir a mí para que tengáis vida” (Juan 5:40).

En cada reunión, a partir del congreso de la Asociación General, algunas almas han aceptado ávidamente el precioso mensaje de la justificación en Cristo. Agradecemos a Dios porque hay almas que comprenden que necesitan algo que no poseen: el oro de la fe y el amor, el manto blanco de la justicia de Cristo, el colirio del discernimiento espiritual. Si poseéis esos preciosos dones, el templo del alma humana no será como un altar profanado. Hermanos y hermanas, os exhorto en el nombre de Jesucristo de Nazaret a que trabajéis donde trabaja Dios. Ahora es el día de la bondadosa oportunidad y privilegio (Mensajes selectos, tomo 1, pp. 418-420).

87


Lección 12 // Viernes 18 de marzo_________________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: La sección del jueves tocó la divinidad de Cristo. ¿Por qué eso es tan importante? Elena de White escribió: “Puesto que la Ley divina es tan sagrada como el mismo Dios, solo uno igual a Dios podría expiar su transgresión. Ninguno sino Cristo podría salvar al hombre de la maldición de la Ley y colocarlo otra vez en armonía con el Cielo. Cristo cargaría con la culpa y la vergüenza del pecado, que era algo tan abominable a los ojos de Dios que iba a separar al Padre y su Hijo. Cristo descendería a la profundidad de la desgracia para rescatar a la raza caída” (MGD 42). La lógica es sencilla: la Ley es tan sagrada como lo es Dios; por eso, solo un Ser tan sagrado como Dios podía expiar la transgresión de la Ley. Los ángeles, aunque sin pecado, no son tan sagrados como su Creador, porque ¿cómo algo creado puede ser tan sagrado como quien lo creó? No es extraño, entonces, que vez tras vez la Escritura enseñe que Cristo es Dios mismo. El sacrificio de Cristo se centra alrededor de la sacralidad de la Ley de Dios. Por causa de la Ley, o más precisamente por causa de la transgresión de la Ley, Jesús tendría que morir por nosotros si habíamos de ser salvos. En realidad, la severidad del pecado puede verse mejor en el sacrificio infinito que fue necesario para expiarlo; esa severidad habla por sí sola de cuán sagrada es la Ley misma. Si la Ley es tan santa que solo el sacrificio de Dios mismo podía responder a sus demandas, entonces tenemos allí todas las pruebas que necesitamos acerca de cuán exaltada es.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. Analicen en clase sus respuestas a la pregunta del miércoles. ¿Qué repercusiones tienen las respuestas que dieron?
  2. “Muchos que profesan esperar el pronto advenimiento de Cristo se están conformando a este mundo y procuran más fervientemente el aplauso de quienes los rodean que la aprobación de Dios. Son fríos y formales, como la iglesia nominal de la que hace muy poco tiempo se separaron. Las palabras dirigidas a la iglesia laodiceana describen su condición presente perfectamente” (RH, 10 de junio de 1852). Aunque estas palabras fueron escritas hace más de 150 años, ¿por qué se aplican tan bien hoy a nosotros? ¿Qué nos dice esto acerca del mito de que, de algún modo, “los buenos tiempos de antes” eran mejores?

88


Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2015

5 pensamientos en “LECCIÓN 12 – LA IGLESIA MILITANTE – PARA EL 19 DE MARZO DE 2016

  1. Los temas son muy buenos y bien explicitos para el entendimiento,por eso muchas gracias y felicitaciones…Agracias por enviarme las lecciones muchas gracias.

  2. gracias muy buen tema.bendiciones.

  3. Este material me está siendo de mucha ayuda para impartir mi clase de Escuela Sabatica, si llegara a faltar lo lamentaría muchisimo. Sigan adelante, porque es de gran bendición. Muchas gracias por compartirlo…..

  4. Feliz Sabado Hno Tony y Para todos los Hnos que Se Han undo por este medio!
    Ha sido una gran bendicion para mi este studio.
    Dios le siga bendiciendo ricamente a ud y a toda su Familia.
    Saludos a todos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s