Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 6 – DESCANSO EN CRISTO – PARA EL 7 DE MAYO DE 2016

4 comentarios



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


“La Entrega de la Ley” Por Arnold Friber (1913 – 2010) Estados Unidos de Norte América


Los pensamientos pertenecientes a “Escuela Sabática para Maestros” no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional o mundial. Este es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer extra información a la Lección de Escuela Sabática, para que le sea de ayuda al maestro para poder entender y explicar de una manera mas clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversia-les, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de su ayuda o de su agrado, le pedimos por favor, que sencillamente la descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 6: Para el 7 de mayo de 2016

DESCANSO EN CRISTO

Sábado 30 de abril________________________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Mateo 11:28-30; 12:1, 2; Lucas 14:1-6; Juan 5:9-16; Mateo 12:9-14; Isa. 58:7-13.

PARA MEMORIZAR: 
“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar” (Mat. 11:28).

“CRISTO FUE EL REPRESENTANTE vivo de la Ley. En su vida no se halló ninguna violación de sus santos preceptos. Frente a una nación de testigos que buscaban ocasión de condenarlo, pudo decir sin que se le contradijera: ‘¿Quién de vosotros me convence de pecado?’ ” (DTG 254).

La vida de Jesús reflejaba plenamente el significado de la Ley de Dios, los Diez Mandamientos. Él era la Ley de Dios vivida en la humanidad, en carne humana. De este modo, al estudiar su vida, aprendemos qué significa guardar los Mandamientos, y cómo hacerlo sin que sea un legalismo seco y sin vida.

Y, por supuesto, entre esos mandamientos, está el cuarto, el mandamiento del sábado.

Esta semana, al seguir estudiando Mateo, consideraremos algunas de las controversias sobre el sábado y veremos, en la vida de Jesús, una manifestación de lo que significa guardar el sábado. Dado que la Ley es un reflejo del carácter de Dios y Jesús encarnó la Ley, entonces, al saber cómo guardó Cristo el cuarto Mandamiento y lo que enseñó acerca de este, podemos aprender más acerca del carácter de Dios y del modo en que podemos reflejar ese carácter en nuestra propia vida.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

A medida que la mente se espacia en Cristo, el carácter es modelado a la semejanza divina. Los pensamientos son saturados de un sentido de su bondad, de su amor. Contemplamos su carácter, y así él está en todos nuestros pensamientos. Su amor nos abarca… Al contemplar, somos conformados a la semejanza divina, a la semejanza de Cristo. Ante todos aquellos con quienes nos asociamos reflejamos los brillantes y alegres rayos de su justicia. Hemos sido transformados en carácter; pues el corazón, el alma, la mente, han sido irradiados por el reflejo de Aquel que nos amó y dio su vida por nosotros (Testimonios para los ministros, pp. 394, 395).

La verdad ha de implantarse en el corazón. Ha de dominar la mente y los afectos. Todo el carácter debe ser amoldado por las declaraciones divinas. Cada jota y tilde de la Palabra de Dios ha de ser puesto en práctica en la vida diaria.

El que llegue a ser participante de la naturaleza divina estará en armonía con la gran norma de justicia de Dios, su santa ley. Esta es la regla por la cual Dios mide las acciones de los hombres. Esta será la prueba del carácter en el juicio…

Cristo depuso su vida para expiar la transgresión que el hombre hiciera de la ley. Si la ley pudiera haber sido cambiada o puesta a un lado, entonces Cristo no habría necesitado ser muerto. Por su vida sobre la tierra, él honró la ley de Dios. Por su muerte, la estableció. El dio su vida como sacrificio, no para destruir la ley de Dios, no para crear una norma inferior, sino para que la justicia pudiera ser mantenida, para demostrar la inmutabilidad de la ley, para que permaneciera para siempre.

Satanás había aseverado que era imposible para el hombre obedecer los mandamientos de Dios; y es cierto que con nuestra propia fuerza no podemos obedecerlos. Pero Cristo vino en forma humana, y por su perfecta obediencia probó que la humanidad y la divinidad combinadas pueden obedecer cada uno de los preceptos de Dios (Palabras de vida del gran Maestro, pp. 254, 255).

Así como el árbol del conocimiento fue colocado en el medio del huerto del Edén, también el mandamiento que atañe al sábado fue colocado en medio del Decálogo. Respecto del fruto del árbol del conocimiento, la prohibición fue ésta: “No comeréis de él… porque no muráis” (Génesis 3:3). Dijo Dios acerca del sábado: No lo contaminaréis, sino que lo santificaréis. “Acordarte has del día de reposo para santificarlo” (Éxodo 20:8). Así como el árbol del conocimiento fue la prueba de la obediencia de Adán, también el cuarto mandamiento es la prueba que Dios ha dado para probar la lealtad de todo su pueblo.

El sábado es una señal entre Dios y su pueblo. Es un día santo, dado por el Creador al hombre como día de reposo, para reflexionar sobre las cosas sagradas. Dios dispuso que fuera observado a través de las edades como un pacto eterno. Debía considerárselo como un tesoro peculiar, como un legado que debía ser cuidadosamente preservado (Nuestra elevada vocación, p. 345).

40


Domingo 1o de mayo // Lección 6______________________________________

EL LIVIANO YUGO DE CRISTO

En Mateo 11:20 al 27, Jesús comenzó con una fuerte reprensión a algunas de las ciudades de Galilea que rechazaron su ministerio. Lo que hace tan temible la reprensión, y su advertencia de condenación, es que esas ciudades habían tenido grandes oportunidades de conocer la verdad. Él, la verdad (Juan 14:6), había caminado en la carne entre ellos. Y si eso no fuera suficiente, también había realizado allí “muchos de sus milagros” (Mat. 11:20); no obstante, rehusaron arrepentirse. En realidad, les dijo que si “los milagros” (vers. 23) que había hecho en Capernaum se hubiesen hecho en Sodoma, entonces “habría permanecido hasta el día de hoy”. En otras palabras, ellos eran peores que los sodomitas.

Inmediatamente después de esto, en los versículos 25 al 27, Jesús comenzó a orar al Padre, agradeciéndole, y luego hablando acerca de la estrecha relación entre los dos. También reconoce todo lo que el Padre le había dado; lo que en un sentido muestra, muy claramente, por qué su rechazo de esas ciudades era tan trágico.

Lee Mateo 11:28 al 30. ¿Qué quiere decir Jesús aquí, y por qué justo en ese momento?

28 Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30 porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Después de denunciar la incredulidad y reafirmar su íntima relación con el Padre, Jesús ofrece descanso en él a todos los que están cansados. En otras palabras, les está diciendo a las personas que no cometan el mismo error que cometieron los que lo rechazaron. Él tiene la autoridad y el poder de hacer lo que dice, y él dice que, al ir a él, encontrarás descanso para tu alma. Dado el contexto, ese descanso incluye paz, la seguridad de la salvación y la esperanza que quienes lo rechazan no pueden tener.

¿Qué más quiso decir Jesús cuando afirmó que nos dará descanso? ¿Significa lentitud? ¿Significa no hacer nada? Por supuesto que no. Jesús tiene una norma muy elevada para nosotros; vimos esto en su Sermón del Monte. Sin embargo, una relación con Jesús no tiene la intención de cansarnos. Al aprender de él, al imitarlo a él y su carácter, podemos encontrar descanso de las muchas tareas y dificultades de la vida. Y una expresión de ese descanso se halla en guardar el sábado.

¿De qué modos experimentas la promesa que Jesús nos ofrece aquí? ¿Qué tiene que ver el ser manso y humilde con llevar una carga ligera?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

28Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. 29Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 30porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Mientras vivamos en éste mundo, todos tenemos que llevar un yugo. Solamente por el acto de haber nacido en un mundo caído y lleno de pecado, a todo ser humano se nos ha impuesto un yugo que llevar.

Hay muchos que creen que cuando nos convertimos en cristianos, nuestro yugo va a terminar, en otras palabras, ya los problemas se van a solucionar. Eso no es así, los problemas afectan tanto a los que están en el mundo, como a los que están en la iglesia; de los problemas, cualquiera que sea su índole, no nos podemos librar mientras estemos viviendo en éste mundo.

La pregunta del día es: ¿Con quién nos vamos a enyugar?

El yugo que nos ofrece el mundo o el diablo, es un yugo de hierro; es extremadamente pesado, inflexible, rústico y esclavizador. Aquellos que han caído en vicios, complejos y pecados, están llevando un yugo que solamente el poder de Dios es capaz de romper ese fiero yugo y darles la libertad.

Jesús, no nos ofrece una vida sin yugo, pero el yugo que él nos ofrece es un yugo liviano y fácil de llevar, los problemas no nos afectan de la misma manera que le afectan a los del mundo, cuando estamos tomados de la mano de Cristo. En medio del dolor y del sufrimiento se puede cantar, las lágrimas que derramamos es el colirio divino para que podamos contemplar la esperanza, en medio de la pobreza y la enfermedad se puede experimentar la fe, y en el tenebroso paso de la muerte se puede deslumbrar la resurrección.

No es lo mismo estar en un funeral de un incrédulo, que estar es un funeral de uno que murió con su fe en el Señor. Dicho sea de paso, hay un texto muy conocido en la Biblia que dice: “No lloréis como lloran los infieles” esto se refiere cuando se le da entierro a un ser querido.

Hay muchos que nos confundimos con éste texto, hay muchos que creemos que no hay que llorar por un ser amado que ha muerto, muchas veces logramos presenciar esfuerzos sobrehumanos de personas que en medio del dolor tratan de no derramar una lágrima por su ser amado muerto. La Biblia no dice eso, la Biblia no dice que no tenemos que llorar, lloramos desde el día que arribamos al mundo, y las últimas lágrimas las derramaremos cuando partamos de éste mundo.

La Biblia dice que cuando lloremos por un ser amado muerto, no lloremos como aquellos que están enterrando a uno que no fue creyente, ellos gritan de dolor, ellos se desmayan de la pena moral que sufren, ellos están despidiendo a alguien que nunca van a ver mas en la vida, es por eso que el entierro del infiel es un entierro triste y lleno de pavor y conmoción, es un entierro muy escandaloso. No es así el entierro del creyente, en medio de las lágrimas, está la bendita esperanza de la resurrección, por lo tanto el llorar es un llanto con esperanza y no un llanto de desesperación.

Jesucristo nos ofrece un yugo fácil, y de una de las formas mas grande es a través del descanso; si hay algo que realmente necesitamos en nuestros días, es el descanso en todas sus formas.

Dios nos ofrece descanso a través de todas las Escrituras, comenzando desde la creación hasta el Apocalipsis. El cuarto mandamiento de la ley de Dios, es una orden de descansar; no es una sugerencia.

El cuarto mandamiento es una orden para parar en nuestro correr diario, y dedicar tiempo al Señor nuestro Creador. En realidad el mandamiento de observar el día sábado, es el primer mandamiento que se da al hombre, justo después de la creación y fue dado al hombre aun antes del hombre haber pecado; esto nos demuestra que la ley de Dios, no se le dio al hombre por que pecó, como muchos creen; sino que nos demuestra que la ley de Dios, siempre ha existido en el universo y es para todos, la ley de Dios es para seres que han pecado como nosotros, y es también para seres que nunca han pecado.

¿Porqué es importante comprender y obedecer el mandamiento de reposar en el día sábado? El guardar el día sábado, es la entrada o la antesala para poder conseguir los demás descansos que Dios nos ofrece a través de todas las Escrituras.

Todo aquellos que no son capaces de guardar y de descansar el día sábado aquí en la tierra, no tendrán el privilegio de disfrutar de los demás descansos que ofrece Dios, no podrán disfrutar de los descansos que se han ofrecido mientras vivamos en la tierra, ni tampoco disfrutarán de los descansos que se han ofrecido cuando vivamos en el cielo y en la tierra nueva.

El Sábado es un regalo del CREADOR para sus CRIATURAS, esto incluye HOMBRES Y ANIMALES.

Si nos damos cuenta nuestro calendario está regido por movimientos en el universo

Un año- Es el tiempo que toma a la tierra para girar alrededor del sol

Un mes- Es el tiempo que le toma a la luna en girar alrededor de la tierra

Un día- Es el tiempo que toma a la tierra para girar en su propio eje

¿Y la semana? La semana no tiene ningún movimiento en el universo, la semana es sencillamente instituido por Dios.

16 Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Lucas 4: 16

La palabra costumbre, que Lucas utilizó, proviene de una palabra griega relacionada con hábitos constantes en el tiempo y también en la práctica. En otras palabras, Jesús asistía con regularidad a la sinagoga todos los sábados que podía. De hecho, esto es tan importante para Lucas que, en todo su Evangelio, menciona cuatro veces que Jesús asistió a la sinagoga en sábados diferentes

Además, Lucas identifica especialmente el sábado como el séptimo día de la semana 54 Y era día de la víspera de la Pascua; y estaba para rayar el sábado. 55Y las mujeres que con él habían venido de Galilea, siguieron también y vieron el sepulcro, y cómo fué puesto su cuerpo. 56Y vueltas, aparejaron drogas aromáticas y ungüentos; y reposaron el sábado, conforme al mandamiento. Lucas 23

1Y el primer día de la semana, muy de mañana, vinieron al sepulcro, trayendo las drogas aromáticas que habían aparejado, y algunas otras mujeres con ellas. Lucas 24

El hecho de que Jesucristo, durante su ministerio terrenal, observó el sábado junto con los judíos, testifica que el ciclo semanal no se había perdido desde que la Ley había sido dada en el Sinaí o, incluso, desde la creación. Su ejemplo como observador del sábado es un modelo para seguir por los cristianos, tanto en cuanto al día correcto como en la forma apropiada de guardarlo.

Las sinagogas Judías estaban abiertas todos los días y tenían tres servicios religiosos diarios, pero al que todos asistían era al de la tarde y al de la noche, a pesar que era obligación para un buen judío religioso asistir a los tres servicios.

Las sinagogas estaban repartidas por toda Judea, ó en los lugares donde vivían familias judías, las sinagogas no se originaron como una instrucción divina, como lo fue el templo; las sinagogas aparecieron por las exigencias de las personas, y el servicio primordial de las sinagogas era perpetuar el conocimiento de Moisés y de los profetas, se cree que las primeras sinagogas comenzaron a aparecer en los días de Esdras.

Los días que las sinagogas se llenaban más, eran los días sábados por ser el día de descanso, pero también los días lunes y jueves, que era los días de mercado. Los días Lunes y Jueves, era cuando la gente del campo venía a la ciudad y además en estos dos días se celebraban los días de las cortes y de los juicios. Las sinagogas siempre se construían en el lugar mas alto de la ciudad ó lo más cerca posible al lugar más alto de la ciudad. Sus formas era siempre rectangulares, y el extremo opuesto de la entrada, siempre tenía que estar apuntando a Jerusalén, ó sea que cuando las personas entraban, se sentaban , se paraban ó se arrodillaban, su rostro siempre estaba en dirección de Jerusalén.

EL año del jubileo, era otra forma de descanso:

¿Qué era el “año del jubileo”? En el libro de Levíticos capítulo 25, encontramos las provisiones, reglas y estatutos para éste año muy especial llamado el año del jubileo. Esta ordenanza fue dada por Dios al pueblo de Israel, y tenía como propósito curar cuatro males que oprimían a Israel. Aún en nuestros días modernos algunos de estos cuatro males siguen oprimiendo a la mayoría de naciones del mundo, estos males eran y son: la esclavitud, las deudas, la pobreza crónica y el alienamiento ó despojamiento de las tierras de las gentes más pobres de la nación.

El año de jubileo era el sistema divino que tenía la intención de aliviar con anticipación estos males de la nación hebrea.

El año del jubileo se celebraba a cada cincuenta años; después de éste año todo hombre que era esclavo, tenía que quedar en libertad, cuando las personas quedaban libres, entonces la nación entera comenzaba un proceso nuevo, fresco y vivificante.

Los hombre venían a quedar esclavos por diferentes y variadas razones, entre ellas encontramos los que eran capturados en las guerras y también aquellos que se vendían a ellos mismos ó a sus hijos para cancelar deudas que ellos no podían cancelar.

También en el año del jubileo, las deudas eran perdonadas, habían muchos que acumulaban deudas que eran imposible poderlas pagar; en el año del jubileo éstas deudas tenían que ser perdonadas y canceladas por el acreedor.

La pobreza crónica afectaba a muchos en la nación, para ellos también había un chance de un nuevo comienzo, ya sea que su pobreza fuera la causa de una incapacidad física, de una enfermedad, cualquier vicio ó intemperancia que hubieran practicado, ó cualquier otra razón que lo hubiera conducido a la pobreza extrema y crónica, ellos también tenían una nueva oportunidad.

Este mismo año, también las propiedades que habían sido hipotecadas, alienadas ó quitadas a sus dueños, tenían que volver a sus dueños originales, ningún hombre ó familia podía partir de casa de su antiguo amo ó patrón, sin recuperar sus tierras ó propiedades.

En los días obscuros de la esclavitud en los Estados Unidos de Norte América, habían prácticas muy extrañas en cuanto al tema de la esclavitud. Entre una de esas prácticas estaba la famosa lotería de esclavos, en ésta lotería siempre había una persona de buen corazón que pagaba una fuerte suma de dinero para intentar darle la libertad a algún esclavo determinado. Pero el proceso de conseguir la libertad era a través de la suerte tirando los dados. Si el numero que salía después que el esclavo había tirado los dados, era el número estipulado, entonces el esclavo quedaba libre, pero si al tirar los dados los números no coincidían, el esclavo quedaba siempre en esclavitud y el que había pagado para que el esclavo tuviera la oportunidad de salir libre, perdía el dinero.

Se cuenta la historia de dos acaudalados hombres que habían pagado a ésta lotería, una oportunidad de libertad para una finísima mujer mulata y para su hijo que casi era de raza blanca. Ellos tenían dos oportunidades para ser libres; cuando llego la oportunidad para la mujer, ella no pudo tirar los dados, estaba sobrecogida por el temor y la angustia de la ocasión. Al no poderlo hacer ella misma, le pidió a su hijo tirar los dados en vez de ella. El muchacho tomó los dados, los tiró y falló la primera oportunidad para los dos. Dice la historia que sin pensarlo, valientemente, el muchacho volvió a tomar los dados y los tiró y ésta vez acertó los números estipulados por la lotería. El que escribe la historia dice que es difícil explicar con palabras, el gozo de ésta madre y su hijo cuando se vieron libres después de muchos años de esclavitud.

Muchas veces nuestra cautividad del pecado no parece ser cautividad, estamos dormidos en placeres que los consideramos deleites, y no nos damos cuenta que nos están llevando y empujando al sepulcro día tras día.

Muchas veces somos esclavos de nuestro conocimiento, poder ó riquezas:

Somos esclavos de una mente que no puede descansar

Somos esclavos de las cosas que codiciamos tanto por que no las podemos tener

Somos esclavos de los miedos y temores que no podemos evadir, de las circunstancias que no podemos evitar

Somos esclavos de los sueños que no podemos concretar y de la felicidad que no podemos disfrutar.

Para todos los que sufrimos de éstas esclavitudes, Jesús nos dice: Este es “el año favorable del SEÑOR”; “Hoy es el día da la salvación”

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El pecado por el cual Cristo reprochó a Corazín y Betsaida fue el pecado de rechazar la evidencia que las habría convencido de la verdad, y se hubieran rendido a su poder. El pecado de los escribas y fariseos fue el pecado de colocar en las tinieblas de la incredulidad la obra celestial que se había efectuado delante de ellos, de modo que fue puesta en duda la evidencia que debiera haberlos conducido a una fe arraigada, y las cosas sagradas que debieran haber sido apreciadas fueron consideradas como si no tuvieran valor. Temo que los nuestros hayan permitido que el enemigo proceda precisamente así, de modo que algunos hayan considerado como fanatismo el bien emanado de Dios, la rica bendición que él ha dado (Mensajes selectos, tomo 1, pp. 165, 166).

Jesús vivió dependiendo de Dios y de su comunión con él. Los hombres acuden de vez en cuando al lugar secreto del Altísimo, bajo la sombra del Omnipotente; permanecen allí un tiempo, y el resultado se manifiesta en acciones nobles; luego falla su fe, se interrumpe la comunión con Dios, y se echa a perder la obra de la vida. Pero la vida de Jesús era una vida de confianza constante, sostenida por una comunión continua, y su servicio para el cielo y la tierra fue sin fracaso ni vacilación.

Como hombre, suplicaba ante el trono de Dios, hasta que su humanidad se cargaba de una corriente celestial que unía la humanidad con la Divinidad. Recibía vida de Dios, y la impartía a los hombres (La educación, pp. 80, 81).

Queremos tener el espíritu correcto, el espíritu que se deja enseñar, el deseo de aprender en la escuela de Cristo lecciones de humildad y mansedumbre. “Aprended de mí”, dijo el Maestro celestial, “que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga” (Mateo 11:29, 30). Cuando tratamos de llevar nuestras cargas por nosotros mismos y fabricamos nuestro propio yugo, éste resulta penoso y la carga se vuelve pesada. Anhelamos la mansedumbre de Cristo; entonces las cosas pequeñas ya no nos irritan. Podemos tener celo en el trabajo, pero esto no es todo lo que necesitamos, Necesitamos la verdadera simpatía cristiana. Necesitamos que el yo y nuestra voluntad se sumerjan en la voluntad de Cristo. Necesitamos mantener el ojo fijo en la gloria de Dios. Necesitamos estar continuamente anhelantes y trabajar para el honor y la gloria de Dios (Alza tus ojos, p. 32).

41


Lección 6 // Lunes 2 de mayo
_________________________________________

INQUIETUD SOBRE UN DÍA DE QUIETUD

Si, como alegan muchos en el mundo cristiano, el sábado del séptimo día fue abolido, reemplazado, superado, cumplido, etc., entonces, ¿por qué Jesús ocupó tanto tiempo hablando acerca del modo de guardar el sábado?

Lee los siguientes versículos. ¿Cuáles eran los problemas en discusión en estas escenas, y cuáles no eran los problemas? Mat. 12:1, 2; Luc. 14:1-6; Mar. 2:23-28; Juan 5:9-16.

1En aquel tiempo iba Jesús por los sembrados en un día de reposo; y sus discípulos tuvieron hambre, y comenzaron a arrancar espigas y a comer. 2Viéndolo los fariseos, le dijeron: He aquí tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en el día de reposo (Mateo 12)

1Aconteció un día de reposo, que habiendo entrado para comer en casa de un gobernante, que era fariseo, éstos le acechaban. Y he aquí estaba delante de él un hombre hidrópico. Entonces Jesús habló a los intérpretes de la ley y a los fariseos, diciendo: ¿Es lícito sanar en el día de reposo? Mas ellos callaron. Y él, tomándole, le sanó, y le despidió. Y dirigiéndose a ellos, dijo: ¿Quién de vosotros, si su asno o su buey cae en algún pozo, no lo sacará inmediatamente, aunque sea en día de reposo? Y no le podían replicar a estas cosas (Lucas 14)

23 Aconteció que al pasar él por los sembrados un día de reposo, sus discípulos, andando, comenzaron a arrancar espigas. 24 Entonces los fariseos le dijeron: Mira, ¿por qué hacen en el día de reposo lo que no es lícito? 25 Pero él les dijo: ¿Nunca leísteis lo que hizo David cuando tuvo necesidad, y sintió hambre, él y los que con él estaban; 26 cómo entró en la casa de Dios, siendo Abiatar sumo sacerdote, y comió los panes de la proposición, de los cuales no es lícito comer sino a los sacerdotes, y aun dio a los que con él estaban? 27 También les dijo: El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo. 28 Por tanto, el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo (Marcos 2)

Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día. 10 Entonces los judíos dijeron a aquel que había sido sanado: Es día de reposo; no te es lícito llevar tu lecho. 11 El les respondió: El que me sanó, él mismo me dijo: Toma tu lecho y anda. 12 Entonces le preguntaron: ¿Quién es el que te dijo: Toma tu lecho y anda? 13 Y el que había sido sanado no sabía quién fuese, porque Jesús se había apartado de la gente que estaba en aquel lugar. 14 Después le halló Jesús en el templo, y le dijo: Mira, has sido sanado; no peques más, para que no te venga alguna cosa peor. 15 El hombre se fue, y dio aviso a los judíos, que Jesús era el que le había sanado. 16 Y por esta causa los judíos perseguían a Jesús, y procuraban matarle, porque hacía estas cosas en el día de reposo (Juan 5)

Sabiendo que una de las razones por las que Israel había sido llevado en cautividad a Babilonia fue que la Nación había profanado el sábado, los fariseos querían impedir que eso sucediera de nuevo. Por ello, crearon toda una lista de reglas y normas sobre lo que era aceptable hacer o no en sábado, para proteger la santidad del día. ¿Cuáles eran algunas de esas reglas?

Si una gallina pone un huevo en sábado, ¿está bien comerlo? La mayoría de los fariseos decía que, si una gallina era ponedora, no estaba bien comer un huevo puesto en sábado, porque la gallina estaba trabajando. Sin embargo, si solo se estaba engordando a la gallina para comerla, estaba bien comer el huevo porque esa no era su tarea principal. (También se sugería que estaba bien comer un huevo puesto en sábado si luego se mataba a la gallina por transgredir el sábado.)

¿Está bien mirarse en un espejo en sábado? No, porque si veías un cabello gris, podías estar tentado a sacártelo, y eso sería cosechar, lo que implicaba violar el sábado.

Si tu casa se incendia en sábado, ¿está bien entrar para salvar tu ropa? Solo debes sacar un juego de ropa. Sin embargo, si te vistes un juego de ropa, puedes entonces sacar otro juego. (De paso, si tu casa se prende fuego, no está bien pedir a un gentil que apague el fuego, pero si el gentil está apagando el fuego de todos modos, eso está bien.)

¿Está bien escupir en sábado? Puedes escupir sobre una roca, pero no sobre el suelo, porque eso sería hacer barro (que solía usarse en las construcciones).

Podemos reírnos, pero ¿cómo podemos evitar hacer lo mismo, no solo con respecto al sábado sino con todos los demás aspectos de nuestra fe; es decir, perder de vista lo que es realmente importante y concentrarnos, en cambio, en lo trivial?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Uno de los problemas que se ha enfrentado y aún se siguen enfrentando en nuestros días actuales es el fanatismo ó extremismo. El fanatismo ó el extremismo también ha afectado la ley de Dios y especialmente la observancia del día sábado. Los judíos en el tiempo de Jesús habían agregado un sin número de leyes extras al mandamiento original que Dios había dado con respecto al día sábado. Esto fue así en los tiempos de Jesús y lo han mantenido hasta el día de hoy.

Encontramos una historia escrita por el famoso teólogo y comentarista bíblico de origen judío llamado Isaac Abarbanel y el dice: “Cuando los judíos fueron expulsados de España en el año 1492, se les fue prohibido entrar a la ciudad de Fez, para evitar morir de hambre, se vieron obligados a alimentarse del pasto del campo, aún en éste estado deplorable, evitaron la transgresión de cortar el pasto con sus manos en el día sábado. Para evitar ésta transgresión de usar sus manos en el día sábado, decidieron tomar un método más laborioso que fue el de desollar el pasto con las rodillas y cosecharlo con los dientes”

Estas son otras leyes rabínicas con respecto al Sábado:

-Prohibía transportar cualquier objeto de casa a casa en día Sábado que fuera mas grande que una oliva.

-Prohibido lanzar objetos de una propiedad privada a una publica ó viceversa. Si una persona lanza un objeto con la mano derecha y otra lo cacha con la mano izquierda es pecado, si una persona lanzaba con cualquier mano y es cachado por la otra persona con la misma mano del lanzador, es pecado. Si una persona lanzaba algo que fuera de comer y la otra lo cachaba con la boca, no era pecado, al usar la boca se convertía en un alimento.

-No se puede arrastrar una silla por que hace un surco en el suelo y es pecado, se puede mover cualquier mueble pequeño solamente con ruedas, ya que la ruedas no hacen surco en el suelo, sólo comprimen el suelo, eso no pecado.

-Si se levantaba una silla, solo se puede dar 4 pasos con ella, mas de esos pasos es pecado.

-Si se carga un niño en brazos, tiene que tenerse sumo cuidado, puede ser que el niño cargue una piedra en sus bolsillo y se convertiría en un pecado.

-La mujer no puede cargar ningún adorno en sus vestidos, ó cabello, ni siquiera un alfiler. Para evitar que se convirtiera en un objeto para mostrar a los demás y así la vanidad reemplazara la espiritualidad.

-A ningún hombre le es permitido usar zapatos de madera con clavos, los clavos sería una carga en día Sábado.

-Si alguna persona se le cayera un diente postizo, y lo levantara y lo llevara con el, sería un acto pecaminoso.

-Si a alguna persona le cayera una pared encima, se hará el trabajo necesario para encontrar el cuerpo, si la persona esta con vida, el trabajo puede seguir. Si la persona esta muerta hay que dejar el cadáver donde está, el trabajo tiene que parar.

En el tiempo de Jesucristo los fariseos en vez de hacer el Sábado una delicia, hicieron el Sábado una carga para llevar, usando sus energías para cuidar de no transgredir el día Sábado.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Jesús había venido para “magnificar la ley y engrandecerla”. Él no había de rebajar su dignidad, sino ensalzarla. La Escritura dice: “No se cansará, ni desmayará, hasta que ponga en la tierra juicio”. Había venido para librar al sábado de estos requerimientos gravosos que hacían de él una maldición en vez de una bendición.

Por esta razón, había escogido el sábado para realizar el acto de curación de Betesda. Podría haber sanado al enfermo en cualquier otro día de la semana; podría haberle sanado simplemente, sin pedirle que llevase su cama, pero esto no le habría dado la oportunidad que deseaba. Un propósito sabio motivaba cada acto de la vida de Cristo en la tierra. Todo lo que hacía era importante en sí mismo y por su enseñanza. Entre los afligidos del estanque, eligió el caso peor para el ejercicio de su poder sanador, y ordenó al hombre que llevase su cama a través de la ciudad a fin de publicar la gran obra que había sido realizada en él. Esto iba a levantar la cuestión de lo que era lícito hacer en sábado, y prepararía el terreno para denunciar las restricciones de los judíos acerca del día del Señor y declarar nulas sus tradiciones.

Jesús les declaró que la obra de aliviar a los afligidos estaba en armonía con la ley del sábado. Estaba en armonía con la obra de los ángeles de Dios, que están siempre descendiendo y ascendiendo entre el cielo y la tierra para servir a la humanidad doliente. Jesús dijo: “Mi Padre hasta ahora obra, y yo obro”. Todos los días son de Dios y apropiados para realizar sus planes en favor de la familia humana. Si la interpretación que los judíos daban a la ley era correcta, entonces era culpable Jehová cuya obra ha vivificado y sostenido toda cosa viviente desde que echó los fundamentos de la tierra. Entonces el que declaró buena su obra, e instituyó el sábado para conmemorar su terminación, debía hacer alto en su labor y detener los incesantes procesos del universo…

La obra del cielo no cesa nunca, y los hombres no debieran nunca descansar de hacer bien. El sábado no está destinado a ser un período de inactividad inútil. La ley prohíbe el trabajo secular en el día de reposo del Señor; debe cesar el trabajo con el cual nos ganamos la vida; ninguna labor que tenga por fin el placer mundanal o el provecho es lícita en ese día; pero como Dios abandonó su trabajo de creación y descansó el sábado y lo bendijo, el hombre ha de dejar las ocupaciones de su vida diaria, y consagrar esas horas sagradas al descanso sano, al culto y a las obras santas. La obra que hacía Cristo al sanar a los enfermos estaba en perfecta armonía con la ley. Honraba el sábado (El Deseado de todas las gentes, pp. 176, 177).

Durante su ministerio terrenal, Cristo recalcó la vigencia de lo ordenado acerca del sábado; en toda su enseñanza manifestó reverencia hacia la institución que él mismo había dado. En su tiempo el sábado había quedado tan pervertido que su observancia reflejaba el carácter de hombres egoístas y arbitrarios más bien que el carácter de Dios. Cristo puso a un lado las falsas enseñanzas con que habían calumniado a Dios los que aseveraban conocerle. Aunque los rabinos le seguían con implacable hostilidad, no aparentaba siquiera conformarse con sus exigencias, sino que iba adelante observando el sábado según la ley de Dios (Profetas y reyes, pp. 135, 136).

42


Martes 3 de mayo // Lección 6________________________________________

LA RESPUESTA DE JESÚS

Este era el clima en el que Jesús ministraba: rígidas imposibilidades exigidas para la observancia del sábado, que arruinaban su propósito original. Había de ser un día de descanso de nuestro trabajo; un día para adorar a Dios y tener compañerismo con otros creyentes (algo que no es fácil hacer en un día de semana); un día donde los niños saben que sus padres estarán más disponibles para ellos; un día para gozarse especialmente en lo que nuestro Creador y Redentor hizo para nosotros.

Lee Mateo 12:3 al 8 para ver cómo respondió Jesús al pesado yugo de los fariseos. Lee también 1 Samuel 21:1 al 6. ¿Cuál es el razonamiento de Jesús aquí?

Pero él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando él y los que con él estaban tuvieron hambre; cómo entró en la casa de Dios, y comió los panes de la proposición, que no les era lícito comer ni a él ni a los que con él estaban, sino solamente a los sacerdotes? ¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa? Pues os digo que uno mayor que el templo está aquí.Y si supieseis qué significa: Misericordia quiero, y no sacrificio, no condenaríais a los inocentes;porque el Hijo del Hombre es Señor del día de reposo (Mateo 12)

1 Vino David a Nob, al sacerdote Ahimelec; y se sorprendió Ahimelec de su encuentro, y le dijo: ¿Cómo vienes tú solo, y nadie contigo? Y respondió David al sacerdote Ahimelec: El rey me encomendó un asunto, y me dijo: Nadie sepa cosa alguna del asunto a que te envío, y lo que te he encomendado; y yo les señalé a los criados un cierto lugar. Ahora, pues, ¿qué tienes a mano? Dame cinco panes, o lo que tengas.El sacerdote respondió a David y dijo: No tengo pan común a la mano, solamente tengo pan sagrado; pero lo daré si los criados se han guardado a lo menos de mujeres. Y David respondió al sacerdote, y le dijo: En verdad las mujeres han estado lejos de nosotros ayer y anteayer; cuando yo salí, ya los vasos de los jóvenes eran santos, aunque el viaje es profano; ¿cuánto más no serán santos hoy sus vasos? Así el sacerdote le dio el pan sagrado, porque allí no había otro pan sino los panes de la proposición, los cuales habían sido quitados de la presencia de Jehová, para poner panes calientes el día que aquéllos fueron quitados (1 Samuel 21)

Jesús estaba diciéndoles lo que, más tarde, afirmó de una manera mucho más fuerte (ver Mat. 23:23, 24), para que ellos enfocaran lo que era realmente importante. Jesús repasa la historia familiar del David fugitivo que tomó del Tabernáculo pan que solo debían comer los sacerdotes. En esa situación, el hambre de David y de sus compañeros era más importante que el propósito para el que estaba destinado ese ritual del Tabernáculo. Del mismo modo, el hambre de los seguidores de Jesús era más importante que los criterios de observancia del sábado (acerca de cosechar), que tenían otro propósito.

Jesús también citó el trabajo de los sacerdotes en el Templo los sábados. El sábado permitía la obra del ministerio. Del mismo modo, el sábado permitía la obra de los compañeros de Jesús porque Jesús y su obra eran mayores que el Templo.

Nada de lo que dijo Jesús aquí, o en cualquier otra parte, con respecto a la observancia del sábado, disminuye de ninguna manera el mandato divino de guardarlo. Estaba procurando liberarlos no del sábado, sino de las reglas sin sentido que escondían lo que debía ser el sábado, una expresión del descanso que tenemos en Cristo como nuestro Creador y nuestro Redentor.

“En los días de Cristo, el sábado había quedado tan pervertido que su observancia reflejaba el carácter de hombres egoístas y arbitrarios, más bien que el carácter del amante Padre celestial” (DTG 250). Considera tus acciones, y pregúntate qué podrías hacer para reflejar más el carácter de nuestro Padre celestial, y menos el carácter del egoísmo y la arbitrariedad.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Deuteronomio 23:25 afirma: “Cuando entres en la mies de tu prójimo, podrás arrancar espigas con tu mano; mas no aplicarás hoz a la mies de tu prójimo”. El problema en si no era la acción de arrancar espigas, sino el día en el que se realizaba. Las normas rabínicas específicamente prohibían muchos tipos de trabajo en sábado, tales como segar, trillar y aventar el grano. Según los fariseos, al arrancar las espigas, frotarlas con las manos y separar el grano de la cáscara, los discípulos eran culpables de realizar todos esos trabajos.

Con el primer ejemplo de 1 Samuel 21:1-6, Cristo argumentó que, aunque en circunstancias normales David y sus hombres no debían comer del pan sagrado que solo consumían los sacerdotes, que era el llamado “pan de la proposición”, por causa del peligro que amenazaba sus vidas, sus acciones debían ser consideradas una transgresión permitida de una regla ceremonial.

Dicho en otras palabras, las reglas son importantes, pero las reglas no son mas importantes que las personas; muchas veces hay que romper una regla, para poder socorrer a una persona que en verdad está en una gran necesidad.

El segundo ejemplo que mencionó Jesús  en Mateo 12:5  ¿O no habéis leído en la ley, cómo en el día de reposo los sacerdotes en el templo profanan el día de reposo, y son sin culpa? aqui se refiere a los sacrificios y ofrendas ordenados para el sábado en los servicios del Templo, que eran el doble de los sacrificios ofrecidos en cualquier otro día. Los judíos mismos reconocían que el servicio del Templo era más importante que el sábado.

Si hay un día que especialmente nuestros ministros trabajan exageradamente es el día sábado, desde la puesta del sol hasta después de la puesta del sol, trabajan incesantemente, y hay que recordar que ellos reciben salario por su trabajo, y su salario incluye el trabajo por el día sábado; pero Jesucristo los declara sin culpa; ese trabajo es ordenado y autorizado por Dios. Jesús también dijo que “el obrero es digno de su salario” Esto incluye también a todas las personas que devengan un salario cuando trabajan para el basto departamento de salud, como hospitales, clínicas y centros médicos.

Luego de citar estos ejemplos, Jesús pronunció dos declaraciones que vindican su autoridad para redefinir la pesada observancia del sábado requerida por los fariseos: 

1- “El día de reposo fue hecho por causa del hombre, y no el hombre por causa del día de reposo” Mar. 2:27.

Con esto, Jesús reafirma el origen edénico del sábado y redefine las prioridades incorrectas de los fariseos en cuanto al hombre y el día de reposo: el sábado fue creado para beneficiar a los seres humanos y sigue siendo un don, otorgado por Dios, al servicio de la humanidad en vez de estar la humanidad al servicio del sábado.

2-Al decir: “el Hijo del Hombre es Señor aun del día de reposo” Mar. 2:28, Cristo ratificó su posición como Creador y Legislador del sábado. Por lo tanto, solamente él tenía la autoridad para liberar el sábado de estos mandamientos de hombres.

 

ESPÍRITU DE PROFECÍA

En vez de disculparse por el hecho del cual se quejaban, o explicar el propósito que tuviera al realizarlo, Jesús se encaró con los gobernantes, y el acusado se trocó en acusador. Los reprendió por la dureza de su corazón y su ignorancia de las Escrituras. Declaró que habían rechazado la palabra de Dios, puesto que habían rechazado a Aquel a quien Dios había enviado. “Escudriñáis las Escrituras, pues pensáis que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí”…

Los judíos poseían las Escrituras, y suponían que en el mero conocimiento externo de la palabra tenían vida eterna. Pero Jesús dijo: “No tenéis su palabra morando en vosotros”. Habiendo rechazado a Cristo en su palabra, le rechazaron en persona. “No queréis venir a mí —dijo— para que tengáis vida” (El Deseado de todas las gentes, pp. 182, 183).

Los hombres pueden llegar a ser exactamente lo que eran los fariseos: Muy vigilantes para condenar al mayor de los maestros que este mundo haya visto alguna vez. Cristo dio evidencias inconfundibles de que él era enviado por Dios, y sin embargo los gobernantes judíos se adjudicaron la tarea que el enemigo los indujo a hacer, y acusaron a Aquel que había hecho el sábado, que era el Señor del sábado, de ser uno que quebrantaba el sábado. ¡Oh, la insensatez de los hombres! ¡La debilidad de los hombres!

Existen personas que hoy en día están haciendo las mismas cosas. En sus consejos se aventuran a pronunciar juicio sobre la obra de Dios; pues se han adiestrado para hacer lo que el Señor nunca ha requerido de ellos. Mejor sería que humillaran sus corazones delante de Dios; y trataran de no tocar el arca de Dios con sus manos, para que la ira del Señor no caiga sobre ellos; pues si el Señor alguna vez ha hablado por mi intermedio, testifico que han tomado sobre sí el trabajo de criticar y pronunciar juicio insensato que yo sé que no es correcto. No son sino hombres finitos, y estando ellos mismos entenebrecidos, suponen que los otros hombres están en el error (Testimonios para los ministros, pp. 298, 299).

Dios vio que el sábado era esencial para el hombre, aun en el paraíso. Necesitaba dejar a un lado sus propios intereses y actividades durante un día de cada siete para poder contemplar más de lleno las obras de Dios y meditar en su poder y bondad. Necesitaba el sábado para que le recordase más vivamente la existencia de Dios, y para que despertase su gratitud hacia él, pues todo lo que disfrutaba y poseía procedía de la mano benéfica del Creador.

Dios quiere que el sábado dirija la mente de los hombres hacia la contemplación de las obras que él creó. La naturaleza habla a sus sentidos, declarándoles que hay un Dios viviente, Creador y supremo Soberano del universo. “Los cielos cuentan la gloria de Dios, y la expansión denuncia la obra de sus manos. El un día emite palabra al otro día, y la una noche a la otra noche declara sabiduría” (Salmo 19:1, 2). La belleza que cubre la tierra es una demostración del amor de Dios. La podemos contemplar en las colinas eternas, en los corpulentos árboles, en los capullos que se abren y en las delicadas flores. Todas estas cosas nos hablan de Dios. El sábado, señalando siempre hacia el que lo creó todo, manda a los hombres que abran el gran libro de la naturaleza y escudriñen allí la sabiduría, el poder y el amor del Creador (Patriarcas y profetas, p. 29).

43


Lección 6 // Miércoles 4 de mayo______________________________________

SANÓ EN SÁBADO

Es muy interesante ver todas las veces que los evangelistas registran incidentes en sábado entre Jesús y los líderes religiosos. ¿Por qué los cuatro evangelistas habrían de incluir numerosos informes de la lucha que tuvo Jesús con los líderes sobre la observancia del sábado, si el sábado estaba por ser abolido? Los evangelios fueron escritos mucho después del ministerio de Jesús. Aunque los eruditos están divididos acerca de las fechas exactas, la mayoría de ellos los ubican unos veinte o treinta años después de la muerte de Jesús. Para entonces, si el sábado del séptimo día había sido reemplazado por el domingo (un argumento frecuente), este cambio tendría que haber estado al menos sugerido en alguno de los informes de la vida de Jesús, cosa que no ocurre. Así, tenemos una evidencia poderosa de que el sábado no fue abolido, cambiado o superado, por ningún mandato o conducta de Jesús registrados en los cuatro evangelios. Por el contrario, si nos concentramos en los mandatos y el ejemplo de Jesús, los evangelios nos muestran la validez continua del sábado.

Lee Mateo 12:9 al 14. ¿Cuál es el problema aquí, y por qué esta sería otra causa de contienda?

Pasando de allí, vino a la sinagoga de ellos. 10 Y he aquí había allí uno que tenía seca una mano; y preguntaron a Jesús, para poder acusarle: ¿Es lícito sanar en el día de reposo? 11 El les dijo: ¿Qué hombre habrá de vosotros, que tenga una oveja, y si ésta cayere en un hoyo en día de reposo, no le eche mano, y la levante? 12 Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo. 13 Entonces dijo a aquel hombre: Extiende tu mano. Y él la extendió, y le fue restaurada sana como la otra. 14 Y salidos los fariseos, tuvieron consejo contra Jesús para destruirle.

“Otro sábado, al entrar Jesús en una sinagoga, vio allí a un hombre que tenía una mano paralizada. Los fariseos lo vigilaban, deseosos de ver lo que iba a hacer. El Salvador sabía muy bien que, al efectuar una curación en sábado, sería considerado como transgresor, pero no vaciló en derribar el muro de las exigencias tradicionales que rodeaban el sábado […]. Era máxima corriente entre los judíos que el dejar de hacer el bien, cuando había oportunidad, era hacer lo malo; el descuidar salvar una vida era matar. Así se enfrentó Jesús con los rabinos en su propio terreno” (DTG 252, 253).

Otra vez, Jesús estaba procurando dirigir la atención de la gente al propósito más elevado de la Ley y lo que es la vida de fe. Estos hombres habrían dejado a aquel hombre con su dolor y sufrimiento antes que violar sus propias reglas humanas, que habían llegado a estar tan distorsionadas que habrían sacado a un buey de una zanja en sábado, pero no habrían aliviado a un conciudadano de su sufrimiento.

Cuán cuidadosos debemos ser de que nuestra práctica de la fe no se entrometa en la forma en que vivimos la fe como Dios nos ha llamado a hacerlo.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

En día Sábado, Jesús usó de su poder divino y realizó un acto de sanación, considerada en esa época como un trabajo, y al ser un trabajo se consideraba automáticamente como un pecado.

Muchas veces cuando hablamos con personas que se oponen al descanso del día sábado como un mandamiento divino, ó personas que no conocen del día sábado, encontramos la misma posición que la que tenían los judíos. Muchos de ellos creen ó se imaginan que el sábado es para estar acostado sin hacer nada todo el día, ellos creen que esa es la forma de guardar el sábado.

Aquí Jesús, a través de su ejemplo nos está mostrando lo contrario.

Imagínese que usted es dueño de un taxi: no es lo mismo que después de salir de la iglesia en el día sábado, aproveche la oportunidad de un viaje que se le presentó, ó llevar a una persona al hospital de emergencia, sin cobrarle ni un centavo. ¿Son las dos situaciones considerada como trabajo? la respuesta es no. Según el diccionario de la Real Academia Española, trabajo es: “Esfuerzo humano aplicado a la producción de riqueza…” por lo tanto la primera acción de tomar su taxi y hacer un viaje cobrando una tarifa determinada al usuario, eso es considerado como trabajo; pero el acto de llevar a una persona al hospital de emergencia sin cobrar un centavo, no se considera trabajo, se considera una buena acción  ó un acto de caridad ó amor. Eso es exactamente lo que Cristo hizo en la tierra, actos de amor y compasión, Jesús nunca cobró un centavo por sus milagros divinos, ni en día sábado, ni en ningún otro día.

Los Fariseos hicieron del Sábado una carga, un fardo difícil de llevar, un día difícil de pasar, por causa del rigor y de muchas leyes que pusieron con respecto al Sábado.

Hoy en nuestro tiempo actual enfrentamos dos problemas muy peculiares dentro de nuestra iglesia; uno se llama extremismo y el otro se llama secularismo.

Hay algunos hermanos que toman el Sábado al estilo fariseo, e imponen a las iglesias y a sus familias, reglamentos difíciles de llevar y hacen del sábado un día de amargura en vez de ser un “día de delicia”.

Por el otro lado hay hermanos de la iglesia que toman el Sábado tan livianamente, que parece que estuvieran viviendo en un día común.

¿Cual de las siguientes tareas usted cree que se pueden hacer en día Sábado?

-Planchar la ropa

-Lustrar los zapatos

-Ir a un restaurante a comer

-Cocinar

-Calentar la comida

-Llevar los niños al parque

-Lavar el vehículo

-Ver televisión

-Leer el periódico

-Visitar a los enfermos

-Ir a una fiesta de cumpleaños

-Salir de viaje

-Ir a una consulta médica (no emergencia)

-Ir a hacer algún trámite legal con el gobierno

-Dormir

-Bañarse

-Ir a la piscina

-Practicar algún deporte

-Hacer una caminata por el campo

-Ayudar a algún amigo ó visita de la iglesia que se está mudando

-Ver un programa de televisión acerca de la naturaleza

-Leer un libro educativo ó historia

A continuación la lista del mundo judío en cuanto a las cosas que no se pueden hacer en día Sábado: plantar, arar, cosechar, trillar, aventar, seleccionar, moler, tamizar, amasar, hornear, trasquilar lana, lavar lana, batir lana, pintar lana, hilar lana, tejer, hacer lazos, unir dos hilos, separar dos hilos, amarrar, desamarrar, coser, romper, atrapar un animal, matar a un animal, despellejar a un animal, curtir pieles, raspar pieles, marcar pieles, moldear pieles, escribir dos o más letras, borrar dos o más letras, construir, demoler, apagar fuego, prender fuego, tocar un instrumento musical, terminar la preparación de un utensilio nuevo, transportar un objeto de áreas públicas a áreas privadas y viceversa.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Durante una porción del día [sábado], todos debieran tener oportunidad de salir al aire libre. ¿Cómo pueden los niños recibir un conocimiento más correcto de Dios y una impresión mental mejor, que pasando una parte del tiempo al aire libre, no jugando, sino en compañía de sus padres? Asóciense sus mentes juveniles con Dios en los hermosos panoramas de la naturaleza, llámeseles la atención hacia las manifestaciones de su amor por el hombre en sus obras creadas y se sentirán atraídos e interesados. No correrán el peligro de asociar el carácter de Dios con todo lo severo y adusto sino que al ver las cosas bellas que creó para la felicidad del hombre, serán inducidos a considerarle como un Padre tierno y amable (Joyas de los testimonios, tomo 1, p. 277).

El Salvador dedicó más tiempo y energías a la curación de los enfermos que a la predicación del evangelio. El último encargo que les dio a los apóstoles —sus representantes en la tierra— fue que impusieran las manos sobre los enfermos, para sanarlos. Y cuando el Maestro vuelva, recompensará a los que hayan visitado a los enfermos y aliviado las necesidades de los afligidos.

Nuestro Salvador experimentaba una tierna simpatía por los pobres y dolientes. Y si nosotros somos seguidores de Cristo debemos cultivar también la compasión y la simpatía. El amor por la humanidad doliente debe reemplazar a la indiferencia por la aflicción humana. La viuda, el huérfano, el enfermo y el moribundo, siempre necesitarán que se les ayude. Entre ellos existe una dorada oportunidad para proclamar el evangelio y para poner en alto el nombre de Jesús, la única esperanza y consolación del ser humano. Cuando la persona que sufre obtiene sanidad, y se ha demostrado un interés viviente por el alma afligida, entonces el corazón se abre y se puede derramar el bálsamo celestial sobre él. Si acudimos a Jesús y obtenemos de él conocimiento, fortaleza y gracia, podremos impartir su consuelo a los demás, porque el Consolador está con nosotros (Consejos sobre la salud, p. 34).

¿Debía Dios prohibir al sol que realizase su oficio en sábado, suspender sus agradables rayos para que no calentasen la tierra ni nutriesen la vegetación? ¿Debía el sistema de los mundos detenerse durante el día santo? ¿Debía ordenar a los arroyos que dejasen de regar los campos y los bosques, y pedir a las olas del mar que detuviesen su incesante flujo y reflujo? ¿Debían el trigo y la cebada dejar de crecer, y el racimo suspender su maduración purpúrea? ¿Debían los árboles y las flores dejar de crecer o abrirse en sábado?

En tal caso, el hombre echaría de menos los frutos de la tierra y las bendiciones que hacen deseable la vida. La naturaleza debía continuar su curso invariable. Dios no podía detener su mano por un momento, o el hombre desmayaría y moriría. Y el hombre también tiene una obra que cumplir en sábado: atender las necesidades de la vida, cuidar a los enfermos, proveer a los menesterosos. No será tenido por inocente quien descuide el alivio del sufrimiento ese día. El santo día de reposo de Dios fue hecho para el hombre, y las obras de misericordia están en perfecta armonía con su propósito. Dios no desea que sus criaturas sufran una hora de dolor que pueda ser aliviada en sábado o cualquier otro día (El Deseado de todas las gentes, pp. 176, 177).

44


Jueves 5 de mayo // Lección 6________________________________________

OBSERVANCIA DEL SÁBADO

Como resulta claro en los informes de los evangelios, Jesús no abolió el sábado. Si hizo algo, fue restaurar el sábado, liberarlo de las pesadas cargas que la gente había puesto sobre él. Centenares de años más tarde, los cristianos seguían descansando y adorando en sábado. El historiador Sócrates Escolástico, del siglo V, escribió: “Casi todas las iglesias por todo el mundo celebraban los sagrados misterios (la Cena del Señor) el sábado de cada semana; no obstante, los cristianos de Alejandría y de Roma, por causa de alguna antigua tradición, rehúsan hacer esto”.−Ecclesiastical History, libro 5, p. 289. No hay dudas, cualquiera que sea la razón por la que todos estos incidentes están registrados en los evangelios, no es para alejar a nadie del sábado.

Lee otra vez Mateo 12:12, y concéntrate en la frase: “Está permitido hacer el bien en sábado” (NVI). ¿Qué significa eso, no solo en el contexto inmediato que Jesús estaba atendiendo sino, en cambio, en el contexto mayor de lo debe incluir la observancia del sábado?

12 Pues ¿cuánto más vale un hombre que una oveja? Por consiguiente, es lícito hacer el bien en los días de reposo.

Aunque la ley judía permitía dar atención médica en sábado a una persona cuya vida estuviera en peligro, Jesús fue más allá. Las curaciones, tal vez aun las curaciones que se podrían haber hecho en otro día, eran permitidas en sábado. Recordando esto, considera lo que Jesús dice más tarde en Mateo. “Todo maestro de la ley que ha sido instruido acerca del reino de los cielos es como el dueño de una casa, que de lo que tiene guardado saca tesoros nuevos y viejos” (NVI). No hay dudas, Jesús estaba sacando también tesoros nuevos.

Lee Isaías 58:7 al 13. Lo que este texto expresa ¿de qué modo ayuda a reflejar lo que significa realmente seguir al Señor y vivir los principios de la Ley, incluyendo el sábado? ¿Cómo entendemos la frase “reparador de portillos”, especialmente en el contexto de los mensajes de los tres ángeles?

¿No es que partas tu pan con el hambriento, y a los pobres errantes albergues en casa; que cuando veas al desnudo, lo cubras, y no te escondas de tu hermano? Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia. Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; 10 y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía. 11 Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan. 12 Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar. 13 Si retrajeres del día de reposo tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y lo llamares delicia, santo, glorioso de Jehová; y lo venerares, no andando en tus propios caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras,

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

A lo largo de su ministerio, los lideres religiosos desafiaron la forma en que Cristo observaba el sábado. Ante la crítica, Cristo enfatizó su autoridad como Señor del sábado También mostró el modo correcto de observar del sábado.

Hoy, confrontamos no solo el desafío de la “correcta observancia” del sábado sino, también, la creencia popular de que el domingo es el día de descanso. Aquellos que argumentan a favor del domingo, sin embargo, no tienen en los evangelios nada que sustente su postura. Las controversias acerca del sábado en estos cuatro libros solamente se refieren a la forma en que debe ser guardado, y no a cuándo debe ser observado. La vida y las enseñanzas de Jesús no dejaron dudas de que el séptimo día seguiría siendo el día de descanso de Dios, incluso después de su muerte y resurrección.

Etimología de la palabra Sábado

La palabra Sábado proviene del latín bíblico “Sabbatum”

La palabra “Sabbatum” proviene del griego “Sabbaton”

La palabra Sabatton proviene del hebreo “Sabbat”

La palabra “Sabbat” se deriva del verbo hebreo “Shabath”

Interesantemente la palabra “Shabath” es un verbo, y significa: “Cesar” “Descansar”

Y el verbo hebreo “Shabath” proviene del idioma acadio “Sabattum” Que significa descanso.

Interesantemente la palabra original para Sábado no es hebrea, si no Acadio, idioma usado por los Babilonios y Sirios como 3,000 años antes de Cristo.

La palabra Latina y la palabra original en acadio para el día Sábado, es casi la misma: SABBATUM – SABATTUN

El mismo Dios que creó a la humanidad con la necesidad de descansar también proveyó los medios para hacerlo: Dios proveyó un día en la semana en el cual los seres humanos han de dejar a un lado las preocupaciones y los afanes de la vida cotidiana, y descansar en él, el Creador.

Luego de terminar la Creación, Dios mismo descansó en el séptimo día, no porque estuviera cansado, sino a fin de bendecir y santificar el sábado, y darnos un ejemplo para seguir. Y él también reposó en sábado cuando consumó nuestra redención en la cruz, no porque lo necesitara, sino a fin de confirmar muchas cosas y entre una de ellas podemos encontrar el valor perpetuo del sábado. Cristo, que invita a los seres humanos inquietos a descansar en él nos invita a hacerlo de un modo especial, una vez a la semana, cada sábado.

El descanso sabático nos une, al principio de la creación de la Tierra, a las mismas bases de nuestra existencia.

Muchas veces escuchamos que al Pentateuco o sea los cinco libros que escribió Moisés se les llama los libros de la ley, y a veces no logramos comprender porqué se les llama el Torah o la ley.

Las leyes que nosotros mas comúnmente conocemos y hablamos de ellas, son en primer lugar los diez mandamientos, también hablamos de la ley ceremonial, la ley civil y de la ley de salud; pero en realidad Génesis, Éxodo, Levítico, Números y Deuteronomio encontramos que son un total de 35 leyes diferentes que Dios entregó a Moisés.

Esas leyes son:

1-Los Diez Mandamientos, 2-Dios, 3-Ley, 4-Señales y Símbolos, 5-Oraciones y Bendiciones, 6-Amor y Hermandad, 7-El Pobre y el Desafortunado, 8-El Trato a los Gentiles, 9-Matrimonio, Divorcio y Familia, 10-Relaciones Sexuales Prohibidas, 11-Descansos y Fiestas, 12-Leyes Dietéticas, 13-Prácticas de Negocios, 14-Empleados, Sirvientes y Esclavos, 15-Votos, Promesas y Juramentos, 16-El Año Sabático y el Año del Jubileo, 17-La Corte y el Proceso Judicial, 18-Daños y Perjuicios, 19-Propiedades y Derecho a la Propiedad, 20-Leyes Criminales, 21-Castigo y Restitución, 22-Profecías, 23-Idolatría, Idolatras y Prácticas Idólatras, 24-Agricultura y Ganadería, 25-Vestimentas, 26-Primogénitos, 27-Sacerdotes y Levitas, 28-Ofrendas, Diezmos e Impuestos, 29-El  Templo, El Santuario y los Objetos Sagrados, 30-Sacrificios y Ofrendas, 31-Rituales de Pureza e Impureza, 32-Leprosos y Lepra, 33-El rey, 34-Nazarenos y  35-Guerra.

La próxima vez que alguien le diga que la ley está abolida, pregúntele cual de las 35 leyes es la que está abolida. Posiblemente ellos están hablando de la ley  30 que es “Sacrificios y Ofrendas”, o posiblemente la ley 29 que es la ley de “El Templo, El Santuario y los Objetos Sagrados”, posiblemente la ley 33 que es una ley para el rey de la nación, o la ley 34 que es la ley de los nazarenos, o la ley 16 que es “El año sabático y el año del Jubileo”

Muchas de esas leyes no funcionan para el mundo gentil, pero aun siguen funcionando para los judíos, cuando usted lea los mandamientos de los libros de Moisés, se dará cuenta claramente cuales son los mandamientos abolidos o que no se usan mas, y cuales son los que siguen vigentes, donde el transgresor sigue siendo castigado tanto por Dios como por el hombre.

El mundo judío a estos 613 mandamientos,  ellos le llaman “613 MITZVOS”

Hay eruditos judíos que encuentran mas de 613 mandamientos y hay otros que encuentran menos de 613 mandamientos, pero en un sentido general se reconoce y se sostiene ya por mas de 11 siglos, que son 613 mandamientos los que Dios dio a Moisés en los primeros cinco libros de la Biblia.

Hay que notar que muchos consideran el numero 613 como un número “GEMATRICO” Un número o cifra gemátrica es aquella que tiene mas de un significado. Un ejemplo es el 666, como número significa 666, pero gemátricamente hablando, también significa otra cosa.

Ellos dicen que el número 613 aparte de ser el número 613 literalmente hablando, también es un numero gemátrico ya que representa al número 10: 6 + 1 + 3 = 10

Ellos dicen que así como el 10 se puede encontrar en el 613, también los diez mandamientos se pueden encontrar en los 613 mandamientos y viceversa. En otras palabras para ellos los 613 mandamientos es una derivación de los 10 mandamientos, los cuales son la base y fundamento para cualquier otra ley que exista aquí en la tierra; ¡Muy interesante Pensamiento!

Aquí les dejamos una joya de información para usted, es largo, es extenso, es profundo, es impresionante, le invitamos a que le dedique tiempo, y usted encontrará cosas que nunca se imaginó.

Nota: Si usted encuentra que la cita que se ha provisto no hace sentido con el mandamiento, por favor lea el versículo anterior. Hay mucha discrepancias en las versiones bíblicas, muchas de ellas van con un versículo atrasado, incluyendo la versión hebrea de donde ésta información se ha tomado.

LOS 613 MANDAMIENTOS: 365 de ellos están escritos en forma negativa y 248 de ellos están escritos en forma positiva

DIOS

  1. Creer en Dios (Ex. 20:2; Deut. 5:6 (N) -Positivo
  2. No creer que hay otro dios sino solo Dios el Eterno (Ex. 20:3 ) – Negativo
  3. No blasfemar el nombre de Dios, (Éxodo 22: 27 o 28) su castigo es muerte (Lev. 24:16) – Negativo
  4. Santificar el nombre de Dios (Lev. 22:32) – positivo
  5. No profanar el nombre de Dios (Lev. 22:32) -negativo
  6. Creer que Dios es uno (Deut. 6:4) – positivo
  7. Amar a Dios (Deut. 6:5)  – positivo
  8. Temer a Dios con reverencia (Deut. 6:13; 10:20) – Positivo
  9. No tentar o provocar a Dios (Deut. 6:16) -Negativo
  10. Seguir sus caminos (Deut. 28:9) – Positivo

LEY

  1. Honrar al anciano y el sabio (Lev. 19:32)- Positivo
  2. Aprender la ley y enseñarla (Deut. 6:7) – Positivo
  3. Juntarse con quienes conocen a Dios (Deut. 10:20) – Positivo
  4. No añadirle a la ley (Deut. 13:1) (N) – Negativo
  5. No quitarle a la ley (Deut. 13:1) (N) – Negativo
  6. Cada persona debe escribir un pergamino de la ley para sí mismo (Deut. 31:19) -Positivo

SEÑALES Y SÍMBOLOS

  1. Circuncidar a todo varón descendiente (Gen. 17:12; Lev. 12:3) – Positivo
  2. Poner flecos en el borde de los vestidos (Num. 15:38) – Positivo
  3. Atar filacterias en la frente (Deut. 6:8) -Positivo
  4. Atar filacterias en el brazo (Deut. 6:8) – Positivo
  5. Escribir la ley en los postes de las casas y en las puertas (Deut. 6:9) -Positivo

ORACIONES Y BENDICIONES

  1. Servir a Dios de acuerdo al talmud; en éste caso “servir” significa orar (Ex. 23:25; Deut. 6:13)
  2. Leer el “Oye Israel” o Shema (Deut. 6:4-5) al levantarse y al acostarse (Deut. 6:7)
  3. Dar gracias por las comidas (Deut. 8:10)
  4. No erigir monumentos de piedras o pintar piedras para adorarlas (Lev. 26:1)

AMOR Y HERMANDAD

  1. Amar a los humanos que están bajo el pacto de la ley (Lev. 19:18)
  2. No atentar contra la vida del prójimo (Lev. 19:16)
  3. No engañar al prójimo (Lev. 25:17)
  4. No difamar (Lev. 19:16) (N)
  5. No guardar odio en el corazón (Lev. 19:17)
  6. No vengarse (Lev. 19:18)
  7. No guardar rencor (Lev. 19:18)
  8. No permitirás que tu hermano erre (Lev. 19:17)
  9. No maldecir al sordo, tampoco maldecir al que puede escuchar (Lev. 19:14)
  10. No poner tropiezo al ciego (Lev. 19:14)
  11. Corregir al pecador (Lev. 19:17)
  12. Ayudar a otro que trata de levantar su bestia caída (Ex. 23:5)
  13. Ayudar a otro a mover la carga de su bestia caída (Deut. 22:4)
  14. No dejar sin auxilio a la bestia que ha caído bajo su carga (Deut. 22:4)

EL POBRE Y EL DESAFORTUNADO

  1. No maltratar a la viuda ni al huérfano (Ex. 22:21) (N)
  2. No segar el terreno hasta las orillas (Lev. 19:9; Lev. 23:22)
  3. Dejar lo no segado para el pobre (Lev. 19:10)
  4. Al segar, no recoger las espigas que se caen (Lev. 19:9)
  5. Dejar las espigas que se caen para el pobre (Lev. 19:9)
  6. No coger de la viña el fruto defectuoso (Lev. 19:10)
  7. Dejar para el pobre el fruto defectuoso de la viña (Lev. 19:10; Deut. 24:21)
  8. No recoger las uvas que se han caído (Lev. 19:10)
  9. Dejar las uvas, solas, en el viñedo, para el pobre (Lev. 19:10)
  10. No volverse a recoger las ramas de olivas (Deut. 24:19)
  11. Dejar para el pobre las ramas que se quedaron (Deut. 24:19-20)
  12. No abstenerse de ayudar al hermano pobre dándole lo que necesita (Deut. 15:7)
  13. Hacer caridad según la capacidad de uno (Deut. 15:11)

EL TRATO A LOS GENTILES

  1. Amar al extranjero (Deut. 10:19)
  2. No engañar al extranjero (Ex. 22:20) (N)
  3. No explotar al extranjero en la compra y venta (Ex. 22:21)
  4. No contraer matrimonio con los paganos o gentiles (Deut. 7:3)
  5. Puede exigirse el pago al extranjero (Deut. 15:3)
  6. Al extranjero se le puede prestar con interés (Deut. 23:21)

MATRIMONIO, DIVORCIO Y FAMILIA

  1. Honrar a padre y madre (Ex. 20:12)
  2. No golpear al padre o a la madre (Ex. 21:15)
  3. No maldecir al padre o a la madre (Ex. 21:17)
  4. Temer reverente-mente al padre y a la madre (Lev. 19:3)
  5. Ser fructífero y multiplicarse (Gen. 1:28)
  6. El eunuco no se puede casar con las hijas de Israel (Deut. 23:2) (N)
  7. El bastardo no se puede casar con la hija de un israelita (Deut. 23:3) (N)
  8. El amonita o el moabita nunca se podrán casar con la hija de un israelita (Deut. 23:4)
  9. Excluir de a los descendientes de Esaú de la congregación de Israel, por tres generaciones(Deut. 23:8-9) (N)
  1. Excluir a los descendientes de los egipcios de la congregación de Israel por tres generaciones (Deut. 23:8-9) (N)
  2. No debe haber prostituta en Israel (Deut. 23:18)
  3. Tomar esposa mediante ceremonia formal (Deut. 24:1)
  4. El recién casado estará libre de compromisos de labor pública por un año (Deut. 24:5)
  5. La recién casada estará libre de compromisos de labor pública por un año (Deut. 24:5)
  6. No quitar los derechos de una esposa, si el marido tomara otra mujer por esposa (Ex. 21:10)
  7. La mujer de quien se sospeche ha cometido adulterio será tratada según la ley (Num. 5:30)
  8. Quien difame el honor de una esposa virgen deberá vivir con ella toda la vida (Deut. 22:19)
  9. Quien difame a su esposa calumniándola no podrá divorciarse de ella en toda su vida (Deut. 22:19)
  10. El divorcio debe ser mediante documento legal (Deut. 24:1)
  11. Quien se divorcie no podrá volver a casarse con la misma mujer, si la mujer después del divorcio se casó con otro hombre (Deut. 24:4)
  12. La viuda, cuyo esposo murió sin dejarle hijos, se tiene que casar con un hermano del difunto (Deut. 25:5)
  13. Un hermano de quien murió sin hijos se debe casar con la viuda (Deut. 25:5)
  14. Si el hermano del difunto no quiere tomar la viuda, entonces la viuda lo enrostrará en público (Deut. 25:7-9)

RELACIONES SEXUALES PROHIBIDAS

  1. No descubrir la desnudez de una parienta (Lev. 18:6)
  2. No descubrir la desnudez de la madre (Lev. 18:7)
  3. No descubrir la desnudez del padre su padre (Lev. 18:7)
  4. No descubrir la desnudez de la madrastra (Lev. 18:8)
  5. No descubrir la desnudez de la hermana (Lev. 18:9)
  6. No descubrir la desnudez de la hija de la esposa del padre (Lev. 18:11)
  7. No descubrir la desnudez de la hija del hijo (Lev. 18:10)
  8. No descubrir la desnudez de la hija de la hija (Lev. 18:10)
  9. No descubrir la desnudez de la hija (éste  mandamiento no está en la Ley pero se deduce de los otros mandamientos)
  10. No descubrir la desnudez de la hermana del padre (Lev. 18:12)
  11. No descubrir la desnudez de la hermana de la madre (Lev. 18:13)
  12. No descubrir la desnudez del hermano de la esposa del padre (Lev. 18:14)
  13. No descubrir la desnudez del hermano del padre (Lev. 18:14)
  14. No descubrir la desnudez de la esposa de un hijo (Lev. 18:15)
  15. No descubrir la desnudez de la esposa del hermano (Lev. 18:16)
  16. No descubrir la desnudez de la hija de la esposa (Lev. 18:17)
  17. No descubrir la desnudez de la hija del hijo de la esposa (Lev. 18:17)
  18. No descubrir la desnudez de la hija de la hija de la esposa (Lev. 18:17)
  19. No descubrir la desnudez de la hermana de la esposa (Lev. 18:18)
  20. No tener relaciones con una mujer en su período menstrual (Lev. 18:19)
  21. No tener relaciones con la esposa de otro hombre (Lev. 18:20)
  22. No cometer sodomía con otro hombre (Lev. 18:22)
  23. No tener relaciones con animales (Lev. 18:23)
  24. La mujer no debe tener relaciones con un animal (Lev. 18:23)
  25. No castrar animales de ninguna especie, sea doméstico o salvaje, esto incluye a las aves (Lev. 22:24)

DESCANSOS Y FIESTAS

  1. El primer mes del año debe ser solemnemente declarado santo (Ex. 12:2)
  2. No viajar en sábado más allá de los límites del lugar de residencia (Ex. 16:29)
  3. Santificar el Sábado (Ex. 20:8)
  4. No trabajar en Sábado en honor a Dios (Ex. 20:10) (N)
  5. Descansar en Sábado (Ex. 23:12; 34:21)
  6. Celebrar las 3 fiestas (Ex. 23:14)
  7. Gozarse en las fiestas (Deut. 16:14)
  8. Comparecer en el Santuario en las fiestas (Deut. 16:16)
  9. Remover la levadura al principio de la fiesta de los panes sin levadura (Ex. 12:15)
  10. Reposar el primer día de los panes sin levadura, pero se puede cocinar (Ex. 12:16; Lev. 23:7)
  11. Reposar el primer día de los panes sin levadura (Ex. 12:16; Lev. 23:6-7)
  12. Reposar el séptimo día de los panes sin levadura (Ex. 12:16; Lev. 23:8)
  13. No hacer trabajo en el séptimo día de los panes sin levadura (Ex. 12:16; Lev. 23:8)
  14. Comer panes ázimos en la noche de la Pascua (Ex. 12:18)
  15. No debe haber levadura en la casa del israelita durante los siete días de los panes sin levadura (Ex. 12:19)
  16. No comer en la Pascua nada que contenga fermento (Ex. 12:20)
  17. No comer levadura el primer día de los panes sin levadura (Ex. 13:3)
  18. Levadura no debe ser vista en la casa del israelita en la fiesta de los panes sin levadura (Ex. 13:7
  19. En el primer día de la fiesta de los ázimos explicar a los hijos la salida de Egipto (Ex. 13:8)
  20. A partir del medio día del 14 de Nisan no se debe comer leudado (Deut. 16:3)
  21. Contar cuarenta y nueve días desde el día en que se ofrece la ofrenda (Lev. 23:15)
  22. Reposar el día cincuentavo después de la fiesta de la cosecha (Lev. 23:21)
  23. No hacer ningún trabajo en el cincuentavo día (Lev. 23:21)
  24. Descansar la entrada del año nuevo (Lev. 23:24)
  25. No trabajar a la entrada del año nuevo (Lev. 23:25)
  26. Tocar trompetas a la entrada del año nuevo (Num. 29:1)
  27. Ayunar en el día de la expiación (Lev. 23:27)
  28. No comer ni beber en el día del perdón (Lev. 23:29)
  29. No hacer ningún tipo de trabajo en el día del perdón (Lev. 23:31)
  30. Reposar en el día del perdón (Lev. 23:32)
  31. No hacer ningún trabajo en el primer día de los Tabernáculos (Lev. 23:35)
  32. Reposar en el primer día de los Tabernáculos (Lev. 23:35)
  33. Reposar al siguiente día de los Tabernáculos (Lev. 23:36)
  34. No hacer ningún trabajo al siguiente día después de los Tabernáculos (Lev. 23:36)
  35. Tomar frutos y ramas de árboles para celebrar la fiesta de los Tabernáculos (Lev. 23:40)
  36. Habitar en tabernáculos durante la fiesta de los Tabernáculos (Lev. 23:42)

LEYES DIETÉTICAS

  1. Hacer diferencia entre animales limpios e inmundos (Lev. 11:2)
  2. No comer la carne de animales inmundos (Lev. 11:4)
  3. Hacer diferencia entre peces limpios e inmundos (Lev. 11:9)
  4. No comer peces inmundos (Lev. 11:11)
  5. Hacer diferencia entre aves limpias e inmundas (Deut. 14:11)
  6. No comer aves inmundas (Lev. 11:13)
  7. Hacer diferencia entre langostas limpias e inmundas (Lev. 11:21)
  8. No comer gusanos, incluso gusanos frutales (Lev. 11:41)
  9. No comer animales que se arrastran sobre la tierra (Lev. 11:41-42)
  10. No comer ningún insecto de la tierra (Lev. 11:44)
  11. No comer enjambres de insectos que flotan en el agua (Lev. 11:43, 46)
  12. No comer insectos alados (Deut. 14:19)
  13. No comer animal despedazado por las fieras (Ex. 22:30) (N)
  14. No comer la carne de animal encontrado muerto (Deut. 14:21)
  15. Se puede comer del ganado mayor o menor matándolo según está prescrito en la ley (Deut. 12:21)
  16. No comer partes de animales vivos (Deut. 12:23)
  17. No matar un animal y su cría el mismo día (Lev. 22:28)
  18. No tomar un ave y sus polluelos (Deut. 22:6)
  19. Dejar libre la madre y tomar los huevos o los polluelos (Deut. 22:6-7)
  20. No comer la carne del buey que ha sido condenado a morir (Ex. 21:28)
  21. No cocinar animales en la leche de la madre (Ex. 23:19
  22. No comer animales cocinados en la leche de la madre (Ex. 34:26)
  23. No comer el tendón que se encogió (Gen. 32:33)
  24. No comer grasa (Lev. 7:23)
  25. No comer sangre (Lev. 7:26)
  26. Cubrir con tierra la sangre de animales silvestres (Lev. 17:13)
  27. No comer o beber como glotón o borracho (Lev. 19:26; Deut. 21:20)

PRÁCTICAS DE NEGOCIOS

  1. No actuar mal al comprar o vender (Lev. 25:14)
  2. No cobrar interés sobre préstamos a los israelitas (Lev. 25:37)
  3. No prestar con interés (Deut. 23:20)
  4. No participar de ninguna transacción usurera entre prestamista y el que presta (Ex. 22:24)
  5. No prestar con usura al pobre (Ex. 22:24)
  6. No demandarás del pobre el pago de la deuda si no puede pagar (Ex. 22:24)
  7. No tomar como prenda, utensilios necesarios en la cocina (Deut. 24:6)
  8. Al prestar no entres a casa del deudor para elegir qué pieza tomar por prenda (Deut. 24:10) (N)
  9. No retener la prenda si su dueño la necesita (Deut. 24:12) (N)
  10. Devolver la prenda a su dueño (Deut. 24:13)
  11. No tomar prenda de la viuda (Deut. 24:17)
  12. No cometer fraude en la medida (Lev. 19:35)
  13. Asegurar que el peso de la balanza sea correcto (Lev. 19:36)
  14. No poseer pesos y medidas falsos (Deut. 25:13-14)

EMPLEADOS, SIRVIENTES Y ESCLAVOS

  1. No demorar o retener el pago del trabajador (Lev. 19:13)
  2. Permitir al trabajador comer del producto que está cosechando (Deut. 23:25-26)
  3. El trabajador no podrá tomar más de lo que pueda comer (Deut. 23:25)
  4. El labrador no podrá comer del producto que no esté siendo cosechado (Deut. 23:26)
  5. Pagar al labrador el salario a su debido tiempo (Deut. 24:15)
  6. Tratar con el esclavo hebreo según la ley del esclavo (Ex. 21:2-6)
  7. No obligar al sirviente hebreo a hacer trabajos de esclavo (Lev. 25:39)
  8. No vender al sirviente hebreo como esclavo (Lev. 25:42)
  9. No tratar al sirviente hebreo con rigor (Lev. 25:43)
  10. No permitir que el pagano que ha comprado un sirviente hebreo lo trate con dureza (Lev. 25:53)
  11. No despedir con las manos vacías al sirviente cuando sea liberado de su servicio (Deut. 15:13)
  12. Regalarle al siervo hebreo generosamente cuando su obligación termine (Deut. 15:14)
  13. Redimir al siervo hebreo (Ex. 21:8)
  14. No vender a la sierva hebrea a otra persona (Ex. 21:8)
  15. Casarse con la sierva hebrea (Ex. 21:8-9)
  16. Retener para siempre al esclavo canaanita (Lev. 25:46)
  17. No entregar al esclavo, que ha huido a la tierra de Israel, a su dueño que vive fuera (Deut. 23:15-16)
  18. No oprimir al esclavo que busca refugio (Deut. 23:17)
  19. No poner bozal al buey cuando trilla, para no impedir comer mientras trabaja (Deut. 25:4)

VOTOS, PROMESAS Y JURAMENTOS

  1. El hombre debe cumplir lo que promete (Deut. 23:24) (N)
  2. No jurar innecesariamente (Ex. 20:7)
  3. No violar un juramento o jurar falsamente (Lev. 19:12)
  4. En caso de anular un voto, actual según manda la ley (Num. 30:2-17)
  5. No romper un voto (Num. 30:3)
  6. Jurar por el nombre de Dios (Deut. 10:20)
  7. No tardarse en cumplir votos, o en traer las ofrendas voluntarias prometidas (Deut. 23:22)

EL AÑO SABÁTICO Y EL AÑO DE JUBILEO

  1. Dejar que la tierra repose en el año sabático (Ex. 23:11; Lev. 25:2)
  2. No cortar hasta lo último del fruto (Ex. 23:11; Lev. 25:2)
  3. No recoger de la cosecha lo que quede en tierra en el año sabático (Lev. 25:4)
  4. No podar los árboles en el año sabático (Lev. 25:4)
  5. No cortar el fruto que nazca en el año sabático (Lev. 25:5)
  6. No recoger el fruto de los árboles en el año sabático (Lev. 25:5)
  7. Sonar el cuerno de carnero en el año sabático (Lev. 25:9)
  8. Perdonar las deudas en el séptimo año (Deut. 15:2)
  9. No exigir devolución de préstamos después que haya pasado el año sabático (Deut. 15:2)
  10. No abstenerse de prestar al pobre por estar cerca el año sabático (Deut. 15:9)
  11. Congregar al pueblo para oír la Ley al final del año sabático (Deut. 31:12)
  12. Contar los años del jubileo en ciclos de siete años (Lev. 25:8)
  13. Santificar el año del jubileo dejando que la tierra repose (Lev. 25:10)
  14. No cultivar la tierra ni hacer ningún trabajo en los árboles en el año del jubileo (Lev. 25:11)
  15. No recoger lo que nazca en el campo en el año del jubileo (Lev. 25:11)
  16. No cortar el fruto de los árboles en el año del jubileo (Lev. 25:11)
  17. La tierra debe ser redimida en el año del jubileo (Lev. 25:24)

LA CORTE Y EL PROCESO JUDICIAL

  1. Nombrar jueces y oficiales en cada comunidad de Israel (Deut. 16:18)
  2. No nombrar como jueces a personas que no conozcan bien la Ley (Deut. 1:17)
  3. Determinar en casos de compra y venta (Lev. 25:14)
  4. Determinar en casos de compromiso de pago al depositario (Ex. 22:9)
  5. Determinar en casos de pérdida cuando el señalado no es culpable (Ex. 22:13-14)
  6. Determinar en casos de herencia (Num. 27:8-11)
  7. Juzgar en caso de daño por no haber cubierto un pozo (Ex. 21:33-34)
  8. Juzgar en caso de daños ocasionados por una bestia (Ex. 21:35-36)
  9. Determinar en casos de daños causados por ganado a una propiedad ajena (Ex. 22:5)
  10. Determinar en casos de daños causados por incendio (Ex. 22:6)
  11. Determinar en casos de daño si el depositario es inocente o culpable (Ex. 22:7-8)
  12. Determinar en casos entre el demandante y el demandado (Ex. 22:8)
  13. No maldecir al juez (Ex. 22:27)
  14. Quien posee evidencias debe testificar (Lev. 5:1)
  15. No testificar en falso (Exodo 20: 13)
  16. Un solo testigo en casos de muerte no es suficiente (Num. 35:30) (N)
  17. El transgresor no debe testificar (Ex. 23:1)
  18. En casos de muerte, ningún familiar cercano del demandado puede testificar a favor (Deut. 24:16)
  19. No oír la demanda de un partido en ausencia del otro (Ex. 23:1)
  20. Examinar el caso completamente (Deut. 13:15) (N)
  21. Examinar evidencias de un solo testigo no es suficiente (Deut. 19:15)
  22. No imitar a la mayoría para hacer el mal (Ex. 23:2)
  23. No inclinarse a la mayoría en un juicio fraudulento (Ex. 23:2)
  24. Quien decida por exonerar al enjuiciado, no podrá argumentar para condenación (Ex. 23:2)
  25. Tratar con imparcialidad a dos partes en litigio (Lev. 19:15)
  26. No cometer injusticia en los juicios (Lev. 19:15)
  27. No favorecer al grande en un juicio (Lev. 19:15)
  28. No aceptar soborno (Ex. 23:8)
  29. No temer al malo en un juicio (Deut. 1:17)
  30. No inclinarse a favorecer al pobre en un juicio (Ex. 23:3; Lev. 19:15)
  31. No violar el derecho del extranjero ni del huérfano (Deut. 24:17)
  32. No pervertir el juicio contra el malo aunque sea pobre (Ex. 23:6)
  33. No hacer juicio en base a opinión personal sino en base a dos que vieron lo ocurrido (Ex. 23:7)
  34. No ejecutar a alguien sin que haya comparecido a juicio (Num. 35:12)
  35. Aceptar la sentencia dictada en el juicio por cualquier corte suprema (Deut. 17:11)
  36. No rebelarse contra la sentencia dictada en el juicio (Deut. 17:11)

DANOS Y PERJUICIOS

  1. Hacerle protección a la azotea (Deut. 22:8)
  2. No dejar algo que pueda causar daño (Deut. 22:8)
  3. Salvar al perseguido inocente (Num. 35:25)
  4. No apiadarse del perseguidor si mata al perseguido antes de que alcance ciudad de refugio (Num. 35:25)

PROPIEDADES Y DERECHOS DE PROPIEDAD

  1. No vender tierra a perpetuidad en Israel (Lev. 25:23)
  2. No cambiar la condición de las tierras comunes cerca a las ciudades ni se venderán (Lev. 25:34)
  3. Las casas vendidas en una ciudad amurallada serán redimidas hasta dentro de un año (Lev. 25:29)
  4. No mover los linderos de la propiedad ajena (Deut. 19:14)
  5. No jurar falsamente negándole a otro el derecho de su propiedad (Lev. 19:11)
  6. No negar falsamente a otro el derecho de su propiedad (Lev. 19:11)
  7. Nunca volver a Egipto (Deut. 17:16)
  8. No robar bienes personales (Lev. 19:11)
  9. Devolver lo robado (Lev. 5:23)
  10. Devolver los pertenencias perdidas (Deut. 22:1)
  11. No pretender no haber visto las pertenencias perdidas, ni evitar la obligación de devolverlas (Deut. 22:3)

LEYES CRIMINALES

  1. No matar personas inocentes (Ex. 20:13)
  2. No secuestrar a ninguna persona de Israel (Ex. 20:13)
  3. No robar usando violencia (Lev. 19:13)
  4. No defraudar (Lev. 19:13)
  5. No codiciar los bienes ajenos (Ex. 20:14)
  6. No desear los bienes ajenos (Deut. 5:18)
  7. No deleitarse con malos pensamientos y miradas (Num. 15:39)

CASTIGO Y RESTITUCIÓN

  1. El tribunal dictará sentencia por decapitación (Ex. 21:20,21)
  2. El tribunal dictará sentencia de muerte por estrangulación (Lev. 20:10)
  3. El tribunal dictará sentencia de muerte por fuego (Lev. 20:14)
  4. El tribunal dictará sentencia de muerte por lapidación (Deut. 22:24)
  5. El tribunal dictará sentencia de horca (Deut. 21:22)
  6. El cuerpo de un ajusticiado será descolgado antes del anochecer (Deut. 21:23)˜
  7. Enterrar al ejecutado el mismo día (Deut. 21:23)
  8. No aceptar rescate por un homicida (Num. 35:31)
  9. Exiliar al homicida involuntario (Num. 35:25)
  10. Establecer seis ciudades de refugio para los homicidas involuntarios (Deut. 19:3)
  11. No aceptar rescate por homicida involuntario que está en exilio (Num. 35:32)
  12. Romper el cuello de la becerra como manda la Ley (Deut. 21:4)
  13. Matar la becerra en un terreno nunca labrado ni cosechado (Deut. 21:4)
  14. El ladrón debe pagar recompensa por su robo (Ex. 21:37) (N).
  15. Quien golpee a alguien pagará (Ex. 21:18-19)
  16. Pagar dote por la soltera seducida (Ex. 22:15-16)
  17. El violador debe casarse con la violada (Ex. 22:15-16)
  18. El violador casado no podrá divorciarse (Deut. 22:29)
  19. No infligir castigo por hoguera en Sábado (Ex. 35:3)
  20. Azotar al delincuente (Deut. 25:2)
  21. Según el delito será el número de azotes (Deut. 25:3)
  22. No compadecerse del ofensor que ha causado daño (Deut. 19:13)
  23. Hacerle al testigo falso según sus intenciones (Deut. 19:19)
  24. No castigar a alguien que es obligado a pecar (Deut. 22:26)

PROFECÍA

  1. Escuchar a los profetas de Dios en todas las generaciones (Deut. 18:15)
  2. No profetizar falsamente (Deut. 18:20)
  3. Matar falsos profetas (Deut. 18:20)

IDOLATRÍA, IDOLATRAS Y PRACTICAS IDOLATRAS

  1. No hacer imágenes (Ex. 20:4)
  2. No hacer figuras para adorno aunque no sean para adoración (Deut. 4:12)
  3. No hacer ídolos (Ex. 34:17; Lev. 19:4)
  4. No usar el adorno de ningún objeto para adoración (Deut. 7:25)
  5. No usar ningún accesorio de ídolos para rendirles culto u ofrendas (Deut. 7:26)
  6. No beber vino de idólatras (Deut. 32:38)
  7. No adorar ídolos como otros hacen (Ex. 20:5)
  8. No postrarse ante ídolos aunque no sea para adorarlos (Ex. 20:5)
  9. Ni siquiera mencionar otros dioses (Exo. 23:13)
  10. No escuchar a quien hable a favor de ídolos (Deut. 13:4)
  11. No conducir a los hijos de Israel a la idolatría (Ex. 23:13
  12. No inducir a los Israelitas a la idolatría (Deut. 13:12)
  13. Destruir la idolatría y sus lugares de servicio (Deut. 12:2-3)
  14. No amar a quien induce a la idolatría (Deut. 13:9)
  15. Matar a quien induzca a la idolatría (Deut. 13:9)
  16. No librar de la muerte a quien induzca a la idolatría (Deut. 13:9)
  17. La persona inducida a la idolatría no debe interceder por el inductor (Deut. 13:9)
  18. La persona inducida a la idolatría debe presentar pruebas contra el inductor (Deut. 13:9)
  19. No jurar por un ídolo ante sus adoradores, ni hacer que ellos juren por ellos (Ex. 23:13)
  20. No volver la atención a la idolatría (Lev. 19:4)
  21. No adoptar las costumbres o prácticas de los idólatras (Lev. 18:3; Lev. 20:23)
  22. No pasar por fuego a los hijos en honor a Moloc (Lev. 18:21)
  23. Matar a los hechiceros (Ex. 22:18)
  24. No permitir agoreros ni adivinos (Lev. 19:26)
  25. No depender de señales agoreras o adivinas (Lev. 19:26)
  26. No consultar a los espíritus (Lev. 19:31)
  27. No consultar a los brujos (Lev. 19:31)
  28. No practicar el uso de hierbas, de piedras y de objetos que la gente usa (Deut. 18:10)
  29. No practicar nada relacionado a brujería (Deut. 18:10)
  30. No practicar el arte de encantamientos (Deut. 18:11)
  31. No preguntar acerca de los espíritus (Deut. 18:11)
  32. No consultar por los muertos (Deut. 18:11)
  33. No consultar adivinos (Deut. 18:11)
  34. No rasurar totalmente la barba (Lev. 19:27)
  35. No cortarse en redondo el cabello (Lev. 19:27)
  36. No herirse el cuerpo a causa de un muerto (Lev. 19:28; Deut. 14:1)
  37. No tatuarse ninguna parte del cuerpo (Lev. 19:28)
  38. No raparse en redondo ninguna parte del cabello (Deut. 14:1)
  39. No plantar árboles para adorarlos (Deut. 16:21)
  40. No sembrar postes para adorarlos (Deut. 16:22)
  41. No mostrar favor por los idólatras (Deut. 7:2)
  42. No hacer pacto con las naciones cananitas (Ex. 23:32; Deut. 7:2)
  43. No permitir asentamientos de gente idólatra en Israel (Ex. 23:33)
  44. Matar a los habitantes de ciudades idólatras (Deut. 13:16-17)
  45. No reedificar una ciudad idólatra que ha sido destruida (Deut. 13:17) (N).
  46. No usar la propiedad de la ciudad que ha sido destruida (Deut. 13:18)

AGRICULTURA Y GANADERÍA

  1. No cruzar bestias de diferente especie (Lev. 19:19)
  2. No sembrar en un campo semillas diferentes a la vez (Lev. 19:19)
  3. No comer del fruto de los árboles durante sus primeros tres años de plantado (Lev. 19:23)
  4. El fruto de los árboles, al cuarto año de plantado, será consagrado al Señor (Lev. 19:24)
  5. No sembrar granos o hierbas en el viñedo (Deut. 22:9)
  6. No comer del producto de diferentes semillas sembradas en un viñedo (Deut. 22:9)
  7. No uncir bestias diferentes (Deut. 22:10)

VESTIMENTA

  1. El hombre no debe usar ropa de mujer (Deut. 22:5)
  2. La mujer no debe usar ropa de hombre (Deut. 22:5)
  3. No vestir ropa tejida con lana y lino juntos (Deut. 22:11)

EL PRIMOGÉNITO

  1. Redimir el hijo primogénito (Ex. 13:13; Ex. 34:20; Num. 18:15)
  2. Redimir el primer asno nacido (Ex. 13:13; Ex. 34:20)
  3. Desnucar al primer asno nacido si no es redimido (Ex. 13:13; Ex. 34:20)
  4. No redimir los animales limpios (Num. 18:17)

SACERDOTES  Y LEVITAS

  1. El sacerdote debe vestir ropas especiales mientras sirve en el santuario (Ex. 28:2)
  2. No rasgar la ropa del sumo sacerdote (Ex. 28:32)
  3. El sacerdote no debe entrar al lugar santísimo en todo tiempo (Lev. 16:2)
  4. Los sacerdotes no se deben contaminar por contactar un muerto (Lev. 21:1-3
  5. El sacerdote se puede contaminar por pariente cercano que muera (Lev. 21:3)
  6. El sacerdote que se haya lavado por inmundicia servirá en el santuario hasta la caída de la tarde (Lev. 21:6)
  7. El sacerdote no se casará con una divorciada (Lev. 21:7)
  8. El sacerdote no se casará con prostituta (Lev. 21:7)
  9. El sacerdote no se casará con mujer violada (Lev. 21:7)
  10. Honrar al sacerdote (Lev. 21:8)
  11. El sumo sacerdote no se puede contaminar ni siquiera por pariente cercano (Lev. 21:11)
  12. Para no contaminarse, el sumo sacerdote no saldrá del santuario (Lev. 21:11)
  13. El sumo sacerdote debe casarse con virgen (Lev. 21:13)
  14. El sumo sacerdote no se casará con viuda (Lev. 21:14)
  15. El sumo sacerdote no cohabitará con viuda ni siquiera fuera de matrimonio (Lev. 21:15)
  16. Ningún persona con defecto físico servirá en el santuario (Lev. 21:17)
  17. El sacerdote con defecto físico temporal no servirá en el santuario (Lev. 21:21)
  18. Esa persona con defectos físicos no entrará más allá del velo ni del altar (Lev. 21:23)
  19. El sacerdote que esté inmundo no servirá en el santuario (Lev. 22:2-3)
  20. Los inmundos deben ser sacados del campamento (Num. 5:2)
  21. El sacerdote inmundo no debe entrar al campamento (Num. 5:2-3)
  22. El sacerdote debe bendecir a Israel (Num. 6:23)
  23. Apartar para el sacerdote una porción de masa (Num. 15:20)
  24. Los levitas no harán el trabajo de los sacerdotes, ni los sacerdotes el de los levitas (Num. 18:3)
  25. Nadie que no sea descendiente de Aarón servirá en el santuario (Num. 18:4-7)
  26. Los levitas servirán en el santuario (Num. 18:23)
  27. Dar a los levitas ciudades donde morar (Num. 35:2)
  28. Los levitas no tendrán heredad en Israel (Deut. 18:1)
  29. Los levitas no participarán de los despojos (Deut. 18:1)
  30. Los sacerdotes servirán por turnos, pero en las fiestas servirán todos juntos (Deut. 18:6-8)

OFRENDAS, DIEZMOS E IMPUESTOS

  1. El incircunciso no podrá comer de la ofrenda (Ex. 12:44-45, Lev. 22:10)
  2. No alterar el orden de las ofrendas y diezmos (Ex. 22:28)
  3. Dar medio ciclo al año (Ex. 30:13)
  4. El sacerdote que está inmundo no comerá de las ofrendas (Lev. 22:3-4)
  5. Ninguna persona extraña podrá comer de las ofrendas (Lev. 22:10)
  6. El huésped o el siervo no comerán de la ofrenda (Lev. 22:10)
  7. Los extraños no deben profanar las ofrendas de Dios (Lev. 22:15)
  8. Apartar el diezmo para los levitas (Lev. 27:30; Num. 18:24)
  9. Dar el diezmo del ganado (Lev. 27:32)
  10. No vender el diezmo de la manada (Lev. 27:32-33)
  11. Los levitas deben dar el diezmo de los diezmos  a los sacerdotes (Num. 18:26)
  12. No comer el segundo diezmo de los cereales fuera de Jerusalén (Deut. 12:17)
  13. No consumir el segundo diezmo del vino fuera de Jerusalén (Deut. 12:17)
  14. No consumir el segundo diezmo del aceite fuera de Jerusalén (Deut. 12:17)
  15. No desamparar al levita (Deut. 12:19)
  16. Apartar todos los diezmos (Deut. 14:22)
  17. Apartar cada tres años el diezmo para los pobres (Deut. 14:28-29)
  18. Dar al sacerdote la porción del animal cocinado (Deut. 18:3)
  19. Dar al sacerdote la primera lana de las ovejas (Deut. 18:4)
  20. Apartar las ofrendas de vino, grano y aceite para el sacerdote (Deut. 18:4)
  21. No consumir el diezmo impropiamente (Deut. 26:14)
  22. No consumir el diezmo en estado de impureza (Deut. 26:14)
  23. No consumir el diezmo en luto (Deut. 26:14)
  24. Declarar el diezmo al ser traído al santuario (Deut. 26:13)

 

EL TEMPLO, EL SANTUARIO Y LOS OBJETOS SAGRADOS

  1. No edificar altar de piedras labradas (Ex. 20:22)
  2. No subir al altar por gradas (Ex. 20:26)
  3. Construir un santuario (Ex. 25:8)
  4. No remover las barras del arca (Ex. 25:15)
  5. Colocar el pan de la proposición y en incienso sobre la mesa cada sábado (Ex. 25:30)
  6. Encender las luces en el santuario (Ex. 27:21)
  7. El pectoral no debe separarse del efod (Ex. 28:28)
  8. Ofrecer incienso dos veces diarias (Ex. 30:7)
  9. No ofrecer incienso ni sacrificios extraños sobre el altar (Ex. 30:9)
  10. El sacerdote se lavará manos y pies antes del servicio (Ex. 30:19)
  11. Preparar aceite para ungir sacerdotes y reyes (Ex. 30:31)
  12. No preparar aceite para otros usos usando la misma fórmula del aceite de la unción (Ex. 30:32-33)
  13. No ungir extraños con el aceite de la unción (Ex. 30:32)
  14. No preparar otro incienso usando la misma fórmula del santuario (Ex. 30:37)
  15. Quien por error malgaste las cosas sagradas devolverá lo malgastado, con un quinto mas (Lev. 5:16)
  16. Remover las cenizas del altar (Lev. 6:11)
  17. El fuego en el altar no se extinguir (Lev. 6:12)
  18. El fuego en el altar no se debe apagar (Lev. 6:6)
  19. El sacerdote no debe entrar descubierto su cabello al santuario (Lev. 10:6)
  20. El sacerdote no debe entrar al santuario con ropas rotas (Lev. 10:6)
  21. El sacerdote no debe salir del santuario durante su servicio (Lev. 10:7)
  22. No beber embriagantes mientras se sirve en el santuario (Lev. 10:9-11)
  23. Reverenciar el santuario (Lev. 19:30)
  24. Al ser transportada, el arca debe ser cargada sobre los hombros (Num. 7:9)
  25. Observar la pascua el segundo mes (Num. 9:11)
  26. Comer la pascua con panes sin levadura y hierbas amargas (Num. 9:11)
  27. El sobrante de la pascua no debe quedar para el siguiente día (Num. 9:12)
  28. No quebrar hueso de la pascua (Num. 9:12)
  29. Tocar las trompetas según la Ley manda (Num. 10:9-10)
  30. Cuidar el tabernáculo continuamente (Num. 18:2)
  31. No descuidar el santuario (Num. 18:5)
  32. Ofrenda por la culpa debe ser traída por quien haya cometido diferentes infracciones (no texto)
  33. No destruir ninguna cosa del santuario (Deut. 12:2-4)

 

SACRIFICIOS Y OFRENDAS

  1. Consagrar todo primogénito de ganado (Ex. 13:2; Deut. 15:19)
  2. Matar el cordero de la pascua (Ex. 12:6)
  3. Comer asado el sacrificio de la pascua el catorce de nisan (Ex. 12:8)
  4. No comer cruda ni cocida la carne del sacrificio de la pascua (Ex. 12:9)
  5. No guardar ninguna porción de la pascua para el día siguiente (Ex. 12:10)
  6. Ningún israelita apóstata, o extraño, comerá de la pascua (Ex. 12:43)
  7. A los extranjeros que viven en Israel no se les debe dar la pascua (Ex. 12:45)
  8. No tomar de la pascua para comer afuera de la casa (Ex. 12:46)
  9. No quebrar hueso del cordero de la pascua (Ex. 12:46)
  10. El incircunciso no comerá de la pascua (Ex. 12:48)
  11. No sacrificar la pascua mientras haya fermento en la casa (Ex. 23:18)
  12. La porción de la pascua que va a ser quemada en el altar no debe quedar para el siguiente día (Ex. 23:18)
  13. No subir al santuario para una festividad sin llevar una ofrenda (Ex. 23:15)
  14. Traer los primeros frutos al santuario (Ex. 23:19)
  15. La carne de la ofrenda por el pecado o por la culpa se puede comer (Ex. 29:33)
  16. Quien no sea de la simiente de Aarón no debe comer la carne del sacrifico sagrado (Ex. 29:33)
  17. Observar el procedimiento de la ofrenda quemada (Lev. 1:3)
  18. Observar el procedimiento de la ofrenda de alimento (Lev. 2:1)
  19. No ofrecer ni levadura ni miel (Lev. 2:11)
  20. Todo sacrificio debe ser salado (Lev. 2:13)
  21. No ofrecer ningún sacrificio sin sal (Lev. 2:13)
  22. Si el sacerdote erra en un juicio debe ofrecer un sacrificio (Lev. 4:13)
  23. Quien se denuncie a sí mismo de haber cometido un pecado ofrecerá un sacrificio (Lev. 4:27-28)
  24. Ofrecer sacrificios de acuerdo a las posibilidades (Lev. 5:7)
  25. No cortar totalmente la cabeza de la víctima si se trata de un ave (Lev. 5:8)
  26. Si el oferente es demasiado pobre, ofrecerá flor de harina (Lev. 5:11)
  27. No agregar incienso a la ofrenda de flor de harina (Lev. 5:11)
  28. El culpable de haber cometido violación involuntaria la ley ofrecerá sacrificio (Lev. 5:17-19)
  29. El restante del sacrificio debe ser comido por el sacerdote (Lev. 6:9)
  30. El restante del sacrificio no debe ser cocido con levadura (Lev. 6:10)
  31. El sumo sacerdote ofrecerá una ofrenda diaria (Lev. 6:13)
  32. La ofrenda del sacerdote no se debe comer (Lev. 6:16)
  33. Observar el procedimiento de la ofrenda por el pecado (Lev. 6:18)
  34. La carne de la ofrenda por el pecado no se debe comer (Lev. 6:23)
  35. Observar el procedimiento de la ofrenda por el pecado (Lev. 7:1)
  36. Observar el procedimiento de la ofrenda de paz (Lev. 7:11)
  37. Quemar el resto de la ofrenda (Lev. 7:17)
  38. No comer del sacrificio más allá del tiempo en que debe ser comido (Lev. 7:18)
  39. No comer la carne que haya tocado algo impuro (Lev. 7:19)
  40. La carne que haya tocado algo impuro será quemada (Lev. 7:19)
  41. La persona impura no comerá de las cosas santas (Lev. 7:20)
  42. La hija del sacerdote no comerá de las cosas sagradas (Lev. 22:12)
  43. Después de haber dado a luz, la mujer traerá una ofrenda (Lev. 12:6)
  44. El leproso traerá ofrenda al ser limpio (Lev. 14:10)
  45. El hombre que haya tenido flujo traerá ofrenda al ser limpio (Lev. 15:13-15)
  46. La mujer que haya tenido flujo traerá ofrenda al ser limpia (Lev. 15:28-30)
  47. Observar el día del perdón (Lev. 16:3-34)
  48. No matar en otro lugar animales para ser sacrificados en el altar (Lev. 17:3-4)
  49. No comer la carne del sacrificio que haya sobrado para el siguiente día (Lev. 19:8)
  50. No santificar animales defectuosos para el sacrificio (Lev. 22:20)
  51. Todo animal ofrecido deberá ser sin defecto (Lev. 22:21)
  52. No lacerar el ganado apartado para el sacrificio (Lev. 22:21)
  53. No sacrificar ganado dañado (Lev. 22:22)
  54. No quemar sobre el altar extremidades de animal lacerado (Lev. 22:22)
  55. No rociar sobre el altar la sangre de ganado dañado (Lev. 22:24
  56. No sacrificar animales provenientes de gente no israelita (Lev. 22:25)
  57. El animal para sacrificio puede ser ofrecido hasta el octavo día (Lev. 22:27)
  58. No dejar carne de acción de gracias para otro día (Lev. 22:30)
  59. Ofrecer la ofrenda de la gavilla a la mañana siguiente del primer día de los panes sin levadura (Lev. 23:10)
  60. No comer pan hecho de grano nuevo antes de ofrecer la ofrenda (Lev. 23:14)
  61. No comer grano tostado de la nueva cosecha antes de ofrecer la ofrenda (Lev. 23:14)
  62. No comer espigas de grano nuevo antes de ofrecer la ofrenda (Lev. 23:14)
  63. En la fiesta de las semanas traer dos panes junto con los sacrificios (Lev. 23:17-20)
  64. Ofrecer sacrificio adicional en la fiesta de los panes sin levadura (Lev. 23:36)
  65. Pagar el precio correcto por una persona según el voto a Dios (Lev. 27:2-8)
  66. Si una bestia es cambiada por otra que ha sido dedicada en ofrenda, ambas quedarán consagradas (Lev. 27:10)
  67. No se debe cambiar la bestia que ha sido destinada a sacrificio (Lev. 27:10)
  68. El que dedique al Señor un animal no limpio debe pagar su valor (Lev. 27:11-13)
  69. El que dedique al Señor su casa debe pagar según el estimado (Lev. 27:11-13)
  70. El que dedique al Señor una porción de su tierra pagará según el estimado (Lev. 27:16-24)
  71. Los primogénitos no se deben dedicar (Lev. 27:26)
  72. Decidir si lo dedicado pertenece al Señor o al sacerdote (Lev. 27:28)
  73. La tierra dedicada al Señor no se debe vender (Lev. 27:28)
  74. Lo dedicado al Señor no se debe redimir (Lev. 27:28)
  75. Al pago por el error cometido se le debe agregar un quinto (Num. 5:6-7)
  76. No agregar aceite a la ofrenda por sospecha de adulterio (Num. 5:15)
  77. No agregar incienso a la ofrenda por sospecha de adulterio (Num. 5:15)
  78. Ofrecer los sacrificios diarios (Num. 28:3)
  79. Ofrecer un sacrificio adicional en sábado (Num. 28:9)
  80. Ofrecer un sacrificio adicional en cada luna nueva (Num. 28:11)
  81. Ofrecer un sacrificio adicional en el día de las primicias (Num. 28:26-27)
  82. Ofrecer un sacrificio adicional en el año nuevo (Num. 29:1-6)
  83. Ofrecer un sacrificio adicional en el día de la expiación (Num. 29:7-8)
  84. Ofrecer un sacrificio adicional en la fiesta de los tabernáculos (Num. 29:12-34)
  85. Ofrecer un sacrificio adicional en el octavo día de la asamblea (Num. 29:35-38)
  86. Traer las ofrendas obligatorias o voluntarias el primer día de la fiesta en que estas incurran (Deut. 12:5-6)
  87. No ofrecer sacrificios donde parezca apropiado (Deut. 12:13)
  88. Ofrecer sacrificios en el santuario (Deut. 12:14)
  89. Redimir en ganado que habiendo sido destinado al sacrificio sufra daño, pero se puede comer (Deut. 12:15)
  90. No comer de las ofrendas fuera de Jerusalén (Deut. 12:17)
  91. No comer la carne de la ofrenda quemada (Deut. 12:17)
  92. El sacerdote no comerá la carne de la ofrenda por el pecado fuera del patio del santuario (Deut. 12:17)
  93. El sacerdote no comerá la carne del sacrificio sin antes rociar la sangre, (Deut. 12:17)
  94. El sacerdote no comerá de los primeros frutos fuera del patio del santuario (Deut. 12:17)
  95. Traer al santuario las cosas consagradas (Deut. 12:26)
  96. No comer nada abominable (Deut. 14:3)
  97. No trabajar con el ganado apartado para el sacrificio (Deut. 15:19)
  98. No trasquilar animales apartados para el sacrificio (Deut. 15:19)
  99. No dejar ninguna porción del sacrificio para el siguiente día (Deut. 16:4)
  100. No sacrificar animales con daños temporales (Deut. 17:1)
  101. No traer al templo sacrificios u ofrendas de prostitutas o de sodomitas (Deut. 23:19)
  102. Leer la porción prescrita al traer los primeros frutos (Deut. 26:5-10)

RITUALES DE PUREZA Y DE IMPUREZA

  1. Los ocho animales inmundos que quien los toque queda inmundo hasta la tarde (Lev. 11:29-30)
  2. La comida queda inmunda al entrar en contacto con las cosas inmundas (Lev. 11:34)
  3. En que toque el cuerpo de una bestia muerta por sí misma quedará inmundo (Lev. 11:39)
  4. La mujer que dé a luz será igualmente impura como la que menstrua (Lev. 12:2-5)
  5. El leproso es inmundo (Lev. 13:2-46)
  6. El leproso cuando sea declarado como leproso, anunciará a todos su inmundicia (Lev. 13:45)
  7. La ropa del leproso es inmunda (Lev. 13:47-49)
  8. La casa del leproso es inmunda (Lev. 14:34-46)
  9. El hombre que tenga flujo queda inmundo (Lev. 15:1-15)
  10. El que derrame semen queda inmundo (Lev. 15:16)
  11. La purificación por toda clase de impurezas se hará por inmersión en agua (Lev. 15:16)
  12. La mujer con menstruación es inmunda y contamina a otros (Lev. 15:19-24)
  13. La mujer con flujo contamina (Lev. 15:25-27)
  14. Guardar la ordenanza de la novilla roja para que sus cenizas estén siempre disponibles (Num. 19:9)
  15. Los cadáveres contaminan (Num. 19:11-16)
  16. El que toque las aguas de la separación queda impuro y el impuro que toque las aguas de la separación, quedará puro (Num. 19:19-22)

LEPROSOS Y LEPRA

  1. El leproso no rasurará el bello de la llaga de la lepra (Lev. 13:33)
  2. Cosas que se usan en el proceso de limpieza por lepra (Lev. 14:1-7)
  3. El leproso rasurará todo su pelo (Lev. 14:9
  4. No arrancar las marcas de la lepra (Deut. 24:8)

EL REY

  1. No maldecir al rey o gobernante (Ex. 22:28)
  2. Nombrar un rey (Deut. 17:15)
  3. No nombrar gobernador a alguien que no sea israelita (Deut. 17:15)
  4. El rey no adquirirá muchos caballos (Deut. 17:16)
  5. El rey no tomara muchas esposas (Deut. 17:17)
  6. El rey no acumulará mucho oro ni plata (Deut. 17:17)
  7. El rey hará una copia de la Ley para él mismo en adición a la copia personal. El rey tendrá dos copias de la ley (Deut. 17:18)

NAZARENOS

  1. El nazareo no debe beber vino ni sidra, ni ninguno de sus derivados, ni ningún producto agrio (Num. 6:3)
  2. El nazareo no debe comer uvas frescas (Num. 6:3)
  3. El nazareo no debe comer uvas secas (Num. 6:3)
  4. El nazareo no debe comer las semillas de uvas (Num. 6:4)
  5. El nazareo no debe comer el hollejo de las uvas (Num. 6:4)
  6. El nazareo debe permitir que su cabello crezca (Num. 6:5)
  7. El nazareo no debe cortarse el cabello (Num. 6:5)
  8. El nazareo no debe entrar en ninguna estructura donde haya un muerto (Num. 6:6)
  9. El nazareo no debe contaminarse por ningún muerto, aunque sean familiares (Num. 6:7)
  10. Al terminar su voto, el nazareo debe cortarse el cabello (Num. 6:9)

GUERRAS

  1. Los que vayan a la guerra no deben temer al enemigo, ni entrar en pánico cuando estén en el combate (Deut. 3:22, 7:21, 20:3)
  2. Ungir un sacerdote especial (para que pueda hablar al soldado) en la guerra (Deut. 20:2)
  3. En las guerras hay que proceder según la Ley (Deut. 20:10)
  4. No dejar con vida ningún individuo de las ciudades Cananeas (Deut. 20:16)
  5. Destruir las siete ciudades Cananeas (Deut. 20:17)
  6. No destruir árboles frutales (ni por gusto, ni por necesidad) (Deut. 20:19-20)
  7. Tratar según la Ley a la mujer que en guerra es tomada en cautiverio (Deut. 21:10-14)
  8. No vender como esclava a la mujer hermosa capturada en guerra, después que se ha usado sexualmente (Deut. 21:14)
  9. No degradar a sirvienta, a una mujer hermosa capturada en la guerra, después que se haya usado sexualmente (Deut. 21:14)
  10. No ofrecer tregua a los Ammonitas ni a los Moabitas, después de haber empezado un combate con ellos (Deut. 23:6)
  11. Ningún inmundo debe entrar al campamento levita (Deut. 23:11)
  12. Tener un lugar fuera  del campamento, para servicios sanitarios (Deut. 23:13)
  13. Mantener esos lugares limpios (Deut. 23:14-15)
  14. Recordar siempre lo que Amalec hizo contra Israel (Deut. 25:17)
  15. La maldad de Amalec contra Israel no será olvidada (Deut. 25:19)
  16. Destruir la descendencia de Amalec (Deut. 25:19)

ESPÍRITU DE PROFECÍA

De acuerdo con el cuarto mandamiento, el sábado fue dedicado al descanso y culto religioso. Todo asunto secular debía ser suspendido, pero las obras de misericordia y benevolencia estaban en armonía con el propósito del Señor. Estas obras no estaban limitadas ni por el lugar ni por el tiempo. Aliviar a los afligidos y consolar a los tristes es un trabajo de amor que realmente honra el santo día de Dios (El ministerio de la bondad, p. 81).

A fin de santificar el sábado, no es necesario que nos encerremos entre paredes, y que nos privemos de las hermosas escenas de la naturaleza, del aire libre y vigorizador y de la hermosura del cielo. En ningún caso debemos permitir que las cargas y las transacciones comerciales distraigan nuestra mente en el sábado del Señor que él ha santificado. No debemos permitir que nuestra mente se espacie siquiera en cosas de carácter mundanal. Pero la mente no puede ser refrigerada, vivificada y elevada si quedamos encerrados durante casi todas las horas del sábado entre paredes, escuchando largos sermones y oraciones tediosas y formales. El sábado del Señor recibe un uso erróneo si se lo celebra así. No se alcanza el objeto para el cual fue instituido. El sábado fue hecho para el hombre, para beneficiarle al apartar su espíritu de la labor secular a fin de que contemple la bondad y la gloria de Dios. Es necesario que el pueblo de Dios se reúna para hablar de él, para intercambiar pensamientos e ideas acerca de las verdades contenidas en su Palabra, y dedicar una parte del tiempo a la oración apropiada. Pero estos momentos, aun en sábado, no deben ser hechos tediosos por su dilación y falta de interés (Joyas de los testimonios, tomo 1, pp. 276, 277).

Nuestras vidas deben estar escondidas con Cristo en Dios. Debemos tener un conocimiento personal de Cristo. Solo entonces podremos representarlo correctamente ante el mundo. Doquiera estemos debemos permitir que nuestra luz resplandezca para gloria de Dios en buenas obras. Esta es la grande e importante obra de nuestras vidas. Quienes están realmente bajo la influencia del Espíritu Santo, revelarán su poder por medio de una aplicación práctica de los eternos principios de verdad (Reflejemos a Jesús, p. 122).

Haced de la obra de Cristo vuestro ejemplo. Constantemente él iba haciendo el bien: alimentando al hambriento y curando al enfermo. Ninguno que se allegó a él en busca de simpatía se sintió chasqueado. El Príncipe de las cortes celestiales, se hizo carne y habitó entre nosotros, y su vida de trabajo es un ejemplo de la obra que nosotros debemos realizar. Su tierno, misericordioso amor censura nuestro egoísmo e indiferencia (El ministerio de la bondad, p. 57).

45


Lección 6 // Viernes 6 de mayo________________________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Alguien dijo: “Con religión o sin ella, tendrás personas buenas haciendo cosas buenas, y personas malas haciendo cosas malas. Pero, para que la gente buena haga cosas malas, eso requiere religión”. En el siglo XVII, el místico francés Blas Pascal advirtió que “los hombres no hacen el mal tan completa ni tan alegremente como cuando lo hacen por convicción religiosa”. Aunque estas son declaraciones algo exageradas, lamentablemente hay algo de verdad en ellas. Esta verdad puede verse en el contexto de la lección de esta semana, con respecto a los fariseos y el sábado. “Cuando Jesús preguntó a los fariseos si era lícito hacer bien o mal en sábado, salvar la vida o matar, los hizo confrontar con sus propios malos deseos. Con acerbo odio deseaban matarlo mientras él estaba salvando vidas e impartiendo felicidad a muchedumbres. ¿Era mejor matar en sábado, según se proponían ellos hacer, que sanar a los afligidos como lo había hecho él? ¿Era más justo tener homicidio en el corazón en el día santo que tener hacia todos un amor que se expresara en hechos de misericordia?” (DTG 253, 254).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. ¿Qué quiso decir Jesús cuando afirmó: “Misericordia quiero, y no sacrificio” (Mat. 12:7)? Al formular tu respuesta, considera también estos versículos: Mateo 9:10 al 13, Oseas 6:6 e Isaías 1:11 al 17.
  2. ¿Por qué, dada la poderosa evidencia que tenemos de las Escrituras, crees que tantos cristianos, incluso personas muy fieles que aman a Jesús, rechazan tan firmemente el sábado? ¿Qué podríamos hacer, además de mostrar la evidencia de la Biblia, que tal vez pudiera hacer que estas personas estuvieran más abiertas a la verdad del sábado?
  3. ¿De qué manera observas el sábado? ¿De qué forma podrías hacer más para obtener una experiencia más profunda y rica de tu observancia del sábado? 4. Jesús dijo: “Mi yugo es fácil, y ligera mi carga”. Hazte la pregunta: ¿De qué modo puedes ayudar a disminuir la carga y soltar el yugo de quienes te rodean?

46


Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2015

4 pensamientos en “LECCIÓN 6 – DESCANSO EN CRISTO – PARA EL 7 DE MAYO DE 2016

  1. Es muy bueno porque uno aprende más para desarrollar a un mejor la lección,quisiera saber si me pueden enviar a mi correo sermones en pdf del pastor Esteban bohor por favor.

  2. Muy interesante el comentario elaborado, gracias!!! Hacen mayor mi gozo al escudriñar la palabra de Dios.

  3. QUERIDO HNO. TONY COMO SIEMPRE DESEANDOLE BENDICIONES A UD. Y SU LINDO EQUIPO. SOLO UN CUESTIONAMIENTO PARA MEDITAR O INVESTIGAR ‘QUE LE HACE SUPONER QUE LA SEMANA NO OBEDECE A ALGUN MOVIMIENTO COMO EN LOS ANTERIORES CASOS? SI SEGUMOS LA DIRECCION DE LOS ANTERIORES MOVIMIENTOS (Movimiento de Traslacion y M. de Rotacion, y la Luna alrrededor de la tierra) VA DE LO GENERAL A LO PARTICULAR ,O DE LO LEJANO A LO CERCANO OSEA EL SER HUMANO. DURANTE LA SEMANA TENEMOS COMUNICACION CON DIOS Y EL NOS REVELA COSAS DE DISTINTAS MANERAS , EL SABADO QUE ES EL DIA QUE MAS CERCA ESTA DIOS DE SU PUEBLO ES PARA TRADUCIR TODA ESA INFORMACION QUE EL NOS DIO Y PARA DISCERNIR SU VOLUNTAD Y PARA DARLE UN NUEVO SENTIDO A NUESTRA VIDA.POR ESO DIOS PUSO LA SEMANA. GRACIAS.

  4. Hermano Tony muy interesante lo de las leyes judías, me preguntaba a mi mismo desde que me bautice realmente he guardado los sábados como Dios quiere.? Gracias por tan interesante fuente de información Dios continúe bendiciéndole. Rubén Ponce

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s