Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 6 – JESÚS SE MEZCLABA CON LAS PERSONAS – PARA EL 6 DE AGOSTO DE 2016

17 comentarios



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


“El Regreso del Hijo Pródigo” Pompeo Batoni, 1773, Italia


 Los pensamientos pertenecientes a “Escuela Sabática para Maestros” no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional o mundial. Este es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer extra información a la Lección de Escuela Sabática, para que le sea de ayuda al maestro para poder entender y explicar de una manera mas clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversia-les, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de su ayuda o de su agrado, le pedimos por favor, que sencillamente lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 6: Para el 6 de agosto de 2016

JESÚS SE MEZCLABA CON LAS PERSONAS

Sábado 30 de julio______________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Mateo 1:22, 23; Juan 1:14; Lucas 15:3-24; Mateo 9:10-13; Salmo 51:17; 1 Juan 2:16; Filipenses 2:13-15.

PARA MEMORIZAR:
 “Se acercaban a Jesús todos los publicanos y pecadores para oírle, y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este a los pecadores recibe, y con ellos come” (Luc. 15:1, 2)

UN DIÁCONO LLEVABA A UNOS JÓVENES a un hogar de ancianos para realizar un culto cada mes. La primera semana, durante el culto, un anciano en una silla de ruedas le tomó la mano al diácono y la sostuvo durante el culto. Esto ocurrió mes tras mes. Un día, el hombre de la silla de ruedas no asistió. Le dijeron que no sobreviviría esa noche. El diácono fue a su habitación y lo vio acostado, inconsciente. Le tomó la mano, y oró pidiendo que el Señor le diera vida eterna. El hombre, aparentemente inconsciente, le apretó la mano, por lo que el diácono supo que había oído su oración. Con lágrimas salió de la habitación, y una mujer le dijo: “Yo soy hija de ese anciano. Él lo esperaba. Mi padre dijo: ‘Una vez por mes viene Jesús y me sostiene la mano. No quiero morir hasta sostener la mano de Jesús una vez más’ ”.−Adaptado de The Least of These, un video producido por Old Fashioned Pictures (2004). Usado con permiso.

El Cristianismo es llegar a ser “Jesús” para alguien. Veremos el método del ministerio de Jesús y el modo en que la iglesia puede vivirlo.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El Señor está enviando a los errantes, a los débiles y temblorosos, y aun a aquellos que han apostatado de la verdad, un llamado especial a regresar plenamente al redil. Pero muchos no han aprendido que ellos tienen un deber especial de ir y buscar a estas ovejas perdidas.

Los fariseos murmuraron porque Jesús recibía a los publícanos y a los pecadores comunes, y comía con ellos. En su justicia despreciaban a estos pobres pecadores que con gozo oían las palabras de Jesús. Para reprender este espíritu en los escribas y fariseos, y para dejar una lección impresionante para todos, el Señor relató la parábola de la oveja perdida. Notad en particular los siguientes puntos:

Se dejan las noventa y nueve ovejas en el redil y se busca diligentemente a la única que se ha perdido. Todo el esfuerzo se realiza por la oveja desafortunada. Así también el esfuerzo de la iglesia debe dirigirse en favor de los miembros que se desvían del redil de Cristo. ¿Y se han apartado ellos muy lejos? No esperéis que regresen antes de que tratéis de ayudarlos, sino id en busca de ellos.

Cuando se encuentra a la oveja perdida se la trae de vuelta con regocijo, y esto produce mucha alegría. Esto ilustra la bendita y gozosa tarea de trabajar por los errantes. La iglesia que se ocupa con éxito en esta obra, es una iglesia feliz. El hombre o la mujer cuya alma es impulsada por la compasión o el amor por los errantes y que trabaja para traerlos al redil del gran Pastor, se halla empeñada en una tarea bendita. Y, ¡oh! ¡Qué pensamiento arrobador el que, cuando un pecador es así reconquistado, hay más gozo en el cielo por él que por noventa y nueve justos! las almas egoístas, exclusivistas, exigentes, que parecen temer ayudar a los que están en el error como si esto los contaminara, no disfrutan la dulzura del trabajo misionero; no sienten la bendición que llena todo el cielo de regocijo por el rescate de uno que se ha extraviado.

La iglesia o las personas que rehúyen llevar cargas por otros, que se encierran en sí mismas, pronto sufrirán una debilidad espiritual. Es el trabajo lo que mantiene fuerte a un hombre. La labor misionera, el esfuerzo y llevar cargas y preocupaciones, es lo que fortalece a la iglesia de Cristo (Notas biográficas, pp. 206-208).

Cundo los “publícanos y pecadores” se reunían alrededor de Cristo, los rabinos expresaban su descontento. “Éste a los pecadores recibe — decían— y con ellos come”.

Con esta acusación insinuaban que a Cristo le gustaba asociarse con los pecadores y los viles, y que era insensible a su iniquidad. Los rabinos se habían desilusionado con Jesús. ¿Por qué él, que pretendía tener un carácter tan elevado, no se juntaba con ellos y seguía sus métodos de enseñanza? ¿Por qué se portaba tan modestamente, trabajando entre los hombres de todas las clases? Si fuese un profeta verdadero, decían, estaría de acuerdo con nosotros, y trataría a los publícanos y pecadores con la indiferencia que merecen. Encolerizaba a esos guardianes de la sociedad el que Aquel con quien estaban continuamente en disputa, pero cuya pureza de vida los aterrorizaba y condenaba, se juntara, con una simpatía tan visible, con los parias de la sociedad. No aprobaban sus métodos. Se consideraban a sí mismos como educados, refinados y preeminentemente religiosos; pero el ejemplo de Cristo presentaba al desnudo su egoísmo.

También los encolerizaba el hecho de que los que mostraban solo desprecio por los rabinos, los que nunca eran vistos en las sinagogas, acudieran a Jesús, y escucharan con arrobada atención sus palabras. Los escribas y fariseos sentían solo condenación ante aquella presencia pura; ¿cómo era, entonces, que los publícanos y pecadores resultaban atraídos a Jesús? (Palabras de vida del gran Maestro, pp. 144, 145).

40


Domingo 31 de julio // Lección 6____________________________

SOLAMENTE EL MÉTODO DE CRISTO

La Sra. Elena de White, en un párrafo muy citado, resume lo que Jesús hizo a fin de llevar a la gente a la salvación. (Ver también Mat. 9:35, 36.)

“Solo el método de Cristo será el que dará éxito para llegar a la gente. El Salvador trataba con los hombres como quien deseaba hacerles bien. Les mostraba simpatía, atendía sus necesidades y se ganaba su confianza. Entonces, les pedía: ‘Sígueme’ ” (MC 102).

Analicemos esto un poco.

  1. Jesús trataba a la gente como quien deseaba hacerle bien: Se mezclaba con ellos y establecía redes.
  2. Jesús tenía simpatía por la gente: formaba vínculos.
  3. Atendía sus necesidades: esto también formaba vínculos.
  4. Cuando combinaba estos tres primeros elementos, ganaba la confianza de la gente.
  5. Entonces, les pedía: ‘Sígueme’ ”, para que fueran sus discípulos.

Lo que vemos aquí es un modelo integral del evangelio. Esta forma de ministrar nos guiará en la proclamación del evangelio más plenamente. Jesús no separó los aspectos sociales (1 al 4) de dar la invitación a seguirlo (5), y tampoco debemos hacerlo nosotros. Todos estos aspectos operando juntos darán “verdadero éxito”. Esta lección enfocará el primer paso del método de Jesús. Las lecciones 7 a 11 se enfocarán en los otros pasos.

¿Qué enseñan los siguientes versículos acerca de Dios el Hijo mezclándose con nosotros? Mat. 1:22, 23; Juan 1:14.

Mateo 1:22, 23

22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo: 23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, m que traducido es: Dios con nosotros.

Juan 1:14

14 Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.

Todos estamos profundamente heridos y dañados por el pecado. Sin embargo, todo lo que ha salido mal en el mundo por causa del pecado está atendido por la reconciliación de Dios con la humanidad a través del ministerio encarnacional holístico de Jesús. Él se mezcló con las persona, y deseaba lo mejor para ellas y para toda la raza humana aun ministrando a quienes, en esa cultura, eran considerados “los peores”.

Medita en esta verdad asombrosa: Jesús, quien hizo todas las cosas creadas (ver Juan 1:3), tomó sobre sí la carne humana y, en la carne, se mezcló con la humanidad caída y ministró a ella como lo hizo. ¿De qué modo esta verdad maravillosa, tan llena de esperanza, impacta la forma en que nos conectamos con los demás y los servimos?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Uno de los aspectos mas fuertes del ministerio de Cristo, fue el ministerio de la sanación o de la salud. Es un método muy efectivo para predicar el evangelio, cuando se ayuda a una persona con problemas físicos.

La iglesia Adventista comenzó ésta obra, pero en la mayoría de casos se extravió en la manera de desarrollar éste ministerio. La mayoría de los hospitales de la actualidad, son hospitales donde se tiene que pagar como se paga regularmente en cualquier otro hospital, muchos de ellos dan malos servicios, y cobran cualquier cantidad, en vez de ser un medio de predicación para el evangelio, se han convertido en un centro de crítica y de difamación para nuestra iglesia.

En los Estados Unidos hay muchos hospitales que se han vendido a empresas privadas, por ejemplo el Shady Grove Seventh Day Adventist Hospital en Rockville, Maryland le pertenece a la compañía telefónica de AT&T.

El gran problema es que a estos hospitales que le han pertenecido a la Iglesia Adventista del Séptimo Día, y que se han vendido, no se les han cambiado el nombre; esto es aun mucho mas peor, por que los nuevos dueños que son gente del mundo, sin escrúpulos, sin ética y sin compasión, hacen negocios con la salud de los ciudadanos, en el nombre de la Iglesia Adventista del Séptimo Día.

En los Estados Unidos se encuentran alrededor de 75 hospitales, 10 de ellos se encuentran en California, 17 de ellos se encuentran en la Florida, y el resto se encuentran repartidos en 15 estados; todos ellos son hospitales pagados, donde no existen el departamento de la caridad, toda ayuda económica que puede recibir un paciente, proviene del gobierno local, o del gobierno federal.

En la división Inter-Americana, se encuentran 13 hospitales, 4 en México, 2 en Honduras y el resto en el Caribe.

La división Sud-Americana tiene 12 hospitales; 5 en Brasil, 3 en Perú, 2 en Argentina, 1 en Chile y 1 en Ecuador.

En el resto del mundo se pueden encontrar alrededor de 50 hospitales Adventistas, la mayoría de ellos en el mundo oriental-asiático.

Cuando Elena de White comenzó a impulsar el ministerio de la salud en la iglesia Adventista, tuvo muchos problemas con el Dr John Kellogg.

La indicación dada por Dios, era de abrir pequeños lugares comunitarios para impartir el ministerio de la salud. Por el otro lado el Dr Kellog no pensaba de esa manera, él soñaba en grande, el soñaba con un gigante hospital, y de esa manera lo diseño y los construyó.

A pesar de las advertencias de parte de Dios de destruir un lugar así de grande, Kellogg construyó el primer sanatorio en Battle Creek, Michigan. Este lugar fue destruido por un incendio, la historia dice que mientras mas agua echaban los bomberos, mas se prendía en fuego el lugar, pareciera que en vez de agua, los bomberos usaban combustible.

De todos los pacientes que habían en el sanatorio, solo un paciente murió, éste paciente regresó a recoger un cartapacio lleno de dinero que había olvidado en su habitación, nunca mas se le volvió a ver.

Después de éste incendio, el Dr Kellogs volvió a diseñar y a construir un edificio tres veces mas grande, del que ya se había perdido.

Ese edificio dejó de funcionar como hospital, y mas tarde fue comprado por el ejercito de los Estados Unidos para la segunda guerra mundial, y ellos lo convirtieron en un hospital militar. Ahora le pertenece al gobierno federal de los Estados Unidos y se llama Hart-Dole-Inouye Federal Center.

John y su hermano Will, inventaron por accidente el “Corn Flake” que en español son las hojuelas de maíz. De ésta manera revolucionaron el mundo, con la forma de desayunar, el mundo lenta y paulatinamente comenzó a dejar ese desayuno grasoso por un desayuno liviano y nutritivos de granos.

John no estaba tan interesado en el negocio de la comida, a él le importaba el departamento de la salud, y dejo en poder de su hermano Will, el negocio de “Corn Flakes de Kellogg”

Will mas tarde agregó azúcar al cereal, cosa que enfureció a John, y de allí en adelante nunca volvieron a ser los hermanos que habían sido hasta esa fecha, se comunicaban a través de sus abogados y el resto de la vida se la pasaron peleando en las cortes, esto sucedió así hasta sus respectivas muertes.

Los dos hermanos murieron fuera de la iglesia Adventista, Will tiene sobre su tumba un reloj de sol y alrededor del reloj dice: “El pájaro que madruga es el que se come el gusano” ¿Extraño mensaje verdad?

El Dr John Kellogg tiene su tumba a la par de la tumba de Elena de White, murió creyendo en doctrinas extrañas, ajenas a las doctrina de la iglesia Adventista. Estas tumbas están en el cementerio de Batlle Creek, en Michigan.

El Dr Kellogg falló por no seguir las indicaciones de Dios.

La iglesia adventista mas tarde siguió los mismos pasos del Dr Kellogg, construyendo grande centros médicos, la indicación era que cada iglesia tuviera un pequeño centro de salud para ayudar a su comunidad y así impartir el ministerio de salud y el ministerio del evangelio al mismo tiempo. Eso no ha pasado así: gigantes hospitales se han construido, que con el tiempo es imposible mantenerlos económicamente, y de esa manera se recurre al cobro del paciente, volviéndose el Hospital Adventista en un hospital común y corriente, y muchas veces incompetente.

Había mucha sabiduría divina en ordenar pequeños centros de salud, para impartir los dos mas grande ministerios de Jesús, como fueron la predicación y la sanación.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

En los días de Cristo no había sanatorios en la Tierra Santa. Pero dondequiera que fuera el Gran Médico, llevaba consigo la eficacia sanadora que producía la curación de todas las enfermedades, espirituales y físicas. Él la impartía a los que se encontraban bajo el poder aflictivo del enemigo. En todas las ciudades, los pueblos y las aldeas por los que pasaba, con la solicitud de un padre amante, colocaba sus manos sobre los afligidos, los sanaba y les hablaba palabras de la más tierna simpatía y compasión. ¡Cuánto apreciaban ellos esas palabras! De él fluía una corriente de poder sanador que restauraba a los enfermos. Sanaba a hombres y mujeres sin vacilación y con gran gozo, porque se alegraba de poder restaurar la salud a los enfermos (Consejos sobre la salud, p. 527).

Nunca hubo un evangelista como Cristo. Él era la Majestad del cielo, pero se humilló para tomar nuestra naturaleza, a fin de poder encontrar a los hombres donde estaban. A todos, ricos y pobres, libres y siervos, Cristo el Mensajero del pacto, trajo las nuevas de salvación. Su fama de gran Médico cundió por toda Palestina. Los enfermos acudían a los lugares por donde debía pasar a fin de pedirle auxilio. Allí también iban muchos ansiosos de oír sus palabras y recibir el toque de su mano. Así iba de ciudad en ciudad, de pueblo en pueblo, predicando el evangelio y sanando a los enfermos —Rey de gloria en el humilde atavío de humanidad (Exaltad a Jesús, p. 86).

Cuando Cristo vio las multitudes que se habían reunido alrededor de él, “tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor”. Cristo vio la enfermedad, la tristeza, el dolor y la degradación de las multitudes que se agolpaban a su paso. Le fueron presentadas las necesidades y desgracias de todos los seres humanos. En los encumbrados y los humildes, los más honrados y los más degradados, veía almas que anhelaban las mismas bendiciones que él había venido a traer; almas que necesitaban solamente un conocimiento de su gracia para llegar a ser súbditos de su reino. “Entonces dice a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies” (Mateo 9:36-38).

Hoy existe la misma necesidad. Hacen falta en el mundo obreros que trabajen como Cristo trabajó en favor de los dolientes y pecaminosos. Hay, a la verdad, una multitud que alcanzar. El mundo está lleno de enfermedad, sufrimiento, angustia y pecado. Está lleno de personas que necesitan que se las atienda: los débiles, impotentes, ignorantes, degradados (Consejos sobre la salud, p. 13).

41


Lección 6 // Lunes 1o de agosto_____________________________

PERDIDO Y HALLADO

Jesús contó tres parábolas, según Lucas 15, en respuesta directa a la acusación de los fariseos y los maestros de la Ley, de que Jesús “a los pecadores recibe, y con ellos come” (Luc. 15:2).

Lee los siguientes pasajes y nota la respuesta de Jesús a estas acusaciones.

Luc. 15:3-7

Entonces él les refirió esta parábola, diciendo: ¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido. Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.

Luc. 15:8-10

¿O qué mujer que tiene diez dracmas, si pierde una dracma, no enciende la lámpara, y barre la casa, y busca con diligencia hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, reúne a sus amigas y vecinas, diciendo: Gozaos conmigo, porque he encontrado la dracma que había perdido. 10 Así os digo que hay gozo delante de los ángeles de Dios por un pecador que se arrepiente.

Luc. 15:11-24

11 También dijo: Un hombre tenía dos hijos; 12 y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. 13 No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. 14 Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. 15 Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. 16 Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. 17 Y volviendo en sí, dijo: !!Cuántos jornaleros en casa de mi padre tienen abundancia de pan, y yo aquí perezco de hambre! 18 Me levantaré e iré a mi padre, y le diré: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti. 19 Ya no soy digno de ser llamado tu hijo; hazme como a uno de tus jornaleros. 20 Y levantándose, vino a su padre. Y cuando aún estaba lejos, lo vio su padre, y fue movido a misericordia, y corrió, y se echó sobre su cuello, y le besó. 21 Y el hijo le dijo: Padre, he pecado contra el cielo y contra ti, y ya no soy digno de ser llamado tu hijo. 22 Pero el padre dijo a sus siervos: Sacad el mejor vestido, y vestidle; y poned un anillo en su mano, y calzado en sus pies. 23 Y traed el becerro gordo y matadlo, y comamos y hagamos fiesta; 24 porque este mi hijo muerto era, y ha revivido; se había perdido, y es hallado. Y comenzaron a regocijarse.

Cada parábola comienza con algo perdido y termina con una celebración, una expresión del amor de Dios por nosotros y su profundo interés en nuestra salvación.

Un pastor visitó a una persona interesada, y descubrió que toda la familia deseaba estudiar la Biblia excepto uno de ellos. La madre, el padre y la hija menor habían aceptado a Cristo, y estaban ansiosos de recibir al pastor en forma regular. El hijo mayor se había rebelado contra el cristianismo. Cada tarde, cuando el pastor los visitaba, el joven salía de la sala y no participaba en la serie de estudios. Después de seis semanas, el joven pastor comenzó a desafiar a los tres a considerar el bautismo. Cada uno de ellos quería esperar un tiempo antes de decidirse. Inesperadamente, el joven entró en la sala donde estudiaban y anunció que él quería ser bautizado tan pronto como el pastor sintiera que estaba preparado. Había estado en su habitación siguiendo en una Biblia usada que él había comprado después de la primera lección, y durante ese tiempo había crecido en él la convicción de que necesitaba hacer una confesión pública de su fe. Dos semanas más tarde, el joven fue bautizado y, un mes después, la familia entera también dio el paso. Considerando las parábolas, podemos imaginarnos que había gozo en el cielo por las decisiones de esta familia.

Jesús se puso intencionalmente en contacto con personas como la samaritana junto al pozo, el centurión romano, la mujer “pecadora” que derramó sobre él el valor de un año de salario de perfume e innumerables personas “indignas” de aquellos que se consideraban demasiado santos para estar junto a ellas.

¿Has evitado alguna vez testificar a una persona que no hubiera cabido bien en tu iglesia? ¿Qué sería necesario para que tu iglesia y tú encontraran gracia suficiente para abrazar a esos “pecadores”?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Del Génesis al Apocalipsis, la Biblia es la historia de Dios en busca de la humanidad perdida. Lucas ilustra esta verdad usando tres parábolas importantes: la oveja perdida (Luc. 15:4-7), la moneda perdida (vers. 8-10) y el hijo perdido (vers. 11-32).

En éstas tres parábolas podemos encontrar a la Trinidad; Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo, combinados en un mismo sentimiento de amor y alegría, salvando a la humanidad. El padre del hijo pródigo, representa a Dios el Padre, El Buen Pastor representa a Jesús, y la mujer representa a la iglesia que es donde el Espíritu Santo trabaja en su plenitud.

En éstas tres parábolas el valor de los objetos suben de una manera muy interesante y casi imperceptible, el buen Pastor ha perdido una oveja en cien, la mujer ha perdido una moneda en diez, y el padre ha perdido un hijo de dos.

Para el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, cada uno que se ha perdido tiene un valor incomparable.

El Buen Pastor fue capaz de dejar noventa y nueve ovejas solas, con tal de salvar una que se había perdido, éste proceder no tiene mucha lógica ante el pensamiento humano, pero es de mucho peso frente a la perfección divina.

Para el Espíritu Santo una moneda en diez, es demasiado para perder, hay muchas veces que una iglesia entera trabaja con tanto esfuerzo y dedicación, y muchas veces lo hace por un largo tiempo, por traer una tan sola alma al bautisterio, entre más cuesta la conversión de una persona, más grande es la alegría de la iglesia.

Para el Padre uno de sus hijos, los que tenemos hijos entendemos fácilmente lo que representa esa pérdida; es una pérdida que no tiene precio.

La oveja perdida

La oveja perdida representa al pecador individual. La oveja está perdida, sabe que está perdida, pero no sabe como encontrar el camino. Muchas veces el humano cae en problemas que no encuentra salidas. Cualquier camino que tome lo pierde más ó lo enreda más en su problema, no sabe para donde hacerse, la aflicción y la desesperación hacen presa de él.

Un ejemplo de esto pueden ser aquellos que ha caído en los vicios de las drogas ó el alcohol, o también aquellos que han caído en el adulterio ó fornicación. Estas personas saben que tienen problemas, saben que necesitan ayuda, saben que necesitan salir urgentemente de su problema, saben de su condición, pero no saben como salir de su problema, no saben como encontrar el camino; y muchas veces entre más luchan por liberarse, más se enredan en los problemas; al final llegan a la conclusión que el quedarse sin hacer nada, es mejor que estar luchando para liberarse de los problemas, muchas veces éstas personas dejan que el tiempo se encargue de sus difíciles situaciones.

¿Se ha dado cuenta que muchas veces nos toca hablar con personas que no pueden reaccionar antes sus problemas? Hay muchas veces que deseamos ayudarles y les damos un consejo correcto, bueno y saludable, pero ellos solo escuchan, y no mueven ni siquiera un dedo para tratar de salir de su condición, nosotros muchas veces creemos que ellos no quieren, no intentan, no les importa el sufrimiento por el cual están atravesando; y la verdad es que no es así; el problema es que nosotros no logramos comprender cuan profundo es el enredo donde se encuentran, las consecuencias de sus malas decisiones y las heridas que han conseguido ó han hecho a otras personas por culpa de sus malas decisiones, son cosas que están fuera de nuestra comprensión.

A estos buscó el buen Pastor. Hay que notar que el pastor arriesgó 99 ovejas por salvar una sola oveja, esto nos enseña que si hubiera sido necesario, Cristo hubiera muerto por un sólo pecador.

En el Nuevo testamento el Señor seleccionó a personas de diferentes clases para mostrarnos que en su reino él recibirá a todos:

Recibirá a los ricos – José de Arimatea

A los pobres – Lázaro el pordiosero

A los aprendidos – Dionisio el areopagita

A los doctores – Lucas

A los soldados – El centurión romano

A los pescadores – Los apóstoles

A los extorsionistas – Zaqueo

A los colectadores de impuestos – Mateo

A los ladrones – El ladrón de la cruz

A las prostitutas – María Magdalena

A los adúlteros – La mujer samaritana

A los perseguidores y asesinos – Pablo

A los rebeldes y obstinados – Pedro

A los negociantes – Lidia

A los hombres de estados y cortes – El eunuco de Etiopía

A las familias – La de Betania

A las multitudes – día del Pentecostés.

Fue a Samaria a buscar a “la mujer samaritana”, fue a Betania a buscar a María, fue a Capernaum a buscar el centurión, fue a Jericó a buscar a Zaqueo, fue a Nain a buscar a la viuda y su hijo muerto.

Esta es la razón que Jesús es representado como el Buen Pastor en la salvación más numerosa, por que su sangre cubre, limpia y redime a la humanidad entera, desde Adán hasta nuestros días.

La siguiente historia es la de un cazador de la foresta Norte Americana:

“Estaba cazando animales para conseguir sus pieles, allá por el mes de marzo, época en que el hielo se comienza a romper en los lagos y ríos del norte. Me encontraba en uno de los lagos más lejanos y más salvajes que he visitado en mi vida. Según mis cálculos el humano más cercano a mi, se encontraba a mas de 100 millas de distancia. Mientras empujaba mi canoa a través de hielo quebrado, escuché que alguien caminaba a través del hielo, sus pasos eran demasiado ruidosos y des uniformes, y llegue a creer que se trataba de un reno (moose). Aliste mi rifle, y lo sostenía en mis manos firmemente mientras esperaba con ansias ver que era lo que caminaba hacia mi. Quede atónito cuando descubrí que no era un reno, sino un hombre, un hombre caminando en el agua congelada, sin nada en sus manos y en sus pies, con sus ropas despedazadas. Estaba caminando, y gesticulaba con sus manos, mientras hablaba con él mismo. Se había consumido a un esqueleto.

Con gran dificultad lo logre poner dentro de mi canoa; cuando llegue a tierra firme, prendí una fogata, y le prepare alimentos calientes, también chocolate caliente y mucho té. Le encontré en sus bolsillos un hueso de un animal que había estado mordiendo casi hasta consumirlo. Después de haber tomado alimentos calientes no tardó mucho tiempo en quedar profundamente dormido. Lo cuide como quién cuida a un bebe, y después de averiguar y hacerle tantas preguntas, logre descubrir del lugar donde supuestamente vivía. Tome la resolución de volverlo a su lugar, y con mucho esfuerzo y cuidado, cruzando ríos y quebradas, evadiendo cataratas y precipicios, subiendo y bajando peligrosos desfiladeros, y cuidando que no se me fuera a escapar en la foresta, logramos llegar a su aldea, después de una semana de arduo viaje.

Encontré la comunidad profundamente consternada por la pérdida de éste hombre y me di cuenta que habían más de 100 persona distribuidas por los bosques y montañas buscando a mi demente acompañante.

Las personas de ésta comunidad habían tomado la resolución, que si alguien lo encontraba, las campanas de la iglesia sonarían y las armas se dispararían para informar del hallazgo de éste hombre. Minutos mas tarde fue exactamente lo que aconteció, las campanas rompieron la paz y el silencio de aquellas montañas y los disparos reportaron sus ecos vez tras vez, a través de la profunda e inmensa foresta de aquel lugar.

Cuantas veces he contado ésta historia, yo nunca he visto personas más locas de alegría en mi vida, que ésta gente, el hombre perdido pertenecía a la primera familia y mejor familia del lugar. Ellos tenía la esperanza que la demencia de éste hombre fuera temporal, y después de unos meses me di cuenta que en verdad la demencia del hombre fue temporal.

¡Oh, como me festejaron! Cuando partí del lugar, llenaron mi canoa de comida, ropas y provisiones para que tuviera un viaje confortable y placentero, sin duda alguna esa fue una ocasión muy especial y también un lugar lleno de un gozo muy especial. Esa gente parecía que había olvidado todo lo que les estaba pasando en sus vida y estaban concentrado en el pobre hombre que yo había llevado de regreso a casa.”

El cazador siguió su historia diciendo: “¿No les recuerda la historia de San Lucas 15 donde el pastor deja 99 ovejas y va en busca de la que se había perdido, y cuando la encuentra hace una fiesta de gozo y alegría? El Maestro nos enseña que cuando un pecador se arrepiente hay gozo en el cielo, yo no creo que en ese mundo las campanas suenen, ni mucho menos hayan disparos, pero de una cosa estoy seguro, que el cielo tiene su propia manera y forma para disfrutar, festejar y demostrar ese gozo que ellos experimentan por un pecador arrepentido”

La Dracma perdida

La dracma perdida es muy interesante: no sabe que está perdida, no sabe que la andan buscando, no saben que la encontraron, y no sabe que hay fiesta por haberla encontrado. La dracma perdida puede representar a varios tipos de personas.  Uno de ellos, son aquellos que viven en la obscuridad. Pecadores extraviados y errantes.  La “mujer” prende una “lámpara” y barre diligentemente hasta encontrarlos. Están escondidos por la oscuridad, por el polvo, se necesita un trabajo diligente y tenaz para poderlos rescatar.

La dracma perdida también puede representar a aquellos que serán salvos, sin saber nada de la Biblia, sin saber nada de la salvación, ni de Dios, ni del Salvador. Un ejemplo de esto es la multitud de niños mártires, que fueron muertos por decisión de sus padre, por la causa de Jesús. No saben que nacieron en un mundo perdido, no saben que los buscaban, no saben que los encontraron, y no saben que hay fiesta por ellos, pero son salvos. Otros podrían ser muchos que vivieron en el oscurantismo, no tuvieron la Biblia, no supieron nada de la salvación, ni del Salvador, no conocieron a Dios, ni tampoco su ley;  pero fueron “leyes a sí mismos”

Romanos 2:14 Porque cuando los gentiles que no tienen ley, hacen por naturaleza lo que es de la ley, éstos, no teniendo ley, son ley a sí mismos, 15 mostrando ellos, la obra de la ley escrita en sus corazones, dando testimonio su conciencia y sus pensamientos, acusándose o aun excusándose unos a otros,

Jesús se bautizó por dos razones fundamentales; La primera es para darnos el ejemplo, La segunda es por causa de aquellos que no lo pudieron hacer. Un ejemplo de esto, es el ladrón en la cruz.

La dracma perdida también representa a otro grupo de personas y muy poco se habla de éste grupo de personas en nuestra iglesia, la dracma perdida también representa hasta cierto sentido a todos aquellos, que por una u otra razón se han ido de la iglesia.

La dracma perdida, es una moneda, no es un simple pedazo de metal, es una moneda que tiene la imagen del rey, y también tiene una descripción y también tiene un sello que da testimonio de la autoridad a quien le pertenece.

La moneda se ha perdido en la casa, la mujer no perdió la moneda cuando andaba caminando por el campo, tampoco votó la moneda en las profundidades del mar; la mujer ha perdido la moneda en su propia casa. Si ella hubiera perdido la moneda ya sea en el campo ó en el mar, quizás no se preocupara en buscarla, ya hubiera considerado la moneda como una pérdida. Esto nos enseña que toda persona que alguna vez estuvo en la iglesia, puede ser recuperada, y restaurada a su valor original, dignidad y honor. Mientras la mujer aún se mantenga buscando la moneda, ésta moneda tiene un potencial de volver a su estado glorioso al cual siempre ha pertenecido.

Esta moneda está perdida pero no olvidada, a pesar que está perdida, no ha perdido su valor, si es recuperada va a tener el valor que siempre ha tenido. También la moneda es reclamada por su dueña, la dueña dice: “he encontrado la dracma que había perdido.” Cuando la mujer pierde la posesión de la moneda, no pierde el derecho a la moneda, si la moneda se le cae de las manos al suelo, la moneda no viene a ser propiedad de alguien más, sigue siendo su propiedad, la mujer la reclama para ella. Todos aquellos por quienes Cristo murió, y que algún día muy especial fueron redimidos a través del santo bautismo, y que en el presente se encuentran perdidos en el polvo del pecado, Cristo aún los sigue reclamando como su propiedad.

La moneda aún perdida, aún cubierta de polvo, quizás con su forma ó imagen media distorsionada ó borrada por los golpes de la vida, por el uso y el abuso del comercio de la vida, aún sigue siendo moneda, no puede, ni podrá, volver a su estado de metal común y corriente que fue antes, una vez moneda, será moneda para siempre, aunque al final sea destruida, el único que puede destruir esa moneda es solamente su Creador.

El Hijo Pródigo

La parábola del hijo pródigo es diferente a las primeras dos. En la oveja perdida, y la dracma perdida; se ve el esfuerzo del pastor y de la mujer en la búsqueda de ellos. En el hijo pródigo, se ve el esfuerzo ó las decisiones que el humano tiene que tomar para estar bien con Dios. El hijo pródigo representa al grupo de personas que están en la iglesia, y por cualquier razón se alejan de ella. Son personas que creen que en la iglesia no hay libertad, y miran las cosas del mundo con curiosidad y envidia. A veces se agarran del mas mínimo problema, como una razón para alejarse de la iglesia. La mayoría de estos casos pasan con las personas que han nacido en el evangelio, quienes quieren probar el mundo y por se razón se marchan de la iglesia. Estas personas regresan cuando “vuelven en si”

La mayoría de veces tiene que pasar algún suceso fuerte en sus vidas; algo grande que los estremezcan para que se den cuenta de su situación. Son raras veces que estas personas vuelven a la iglesia por la visita ó amonestación de algún hermano ó pastor de la iglesia. Ellos ya conocen la casa del padre, y han disfrutado de las abundancias, de las riquezas, de la seguridad y prosperidad de la casa del Padre; conocen el camino, saben como volver, sólo necesitan tener el valor o la decisión de regresar.

Vale mucho la pena recalcar que cuando el hijo pide la primogenitura al padre, el padre no hace ni el más mínimo esfuerzo para interferir con su hijo, la Biblia no registra ni una palabra de desacuerdo, ruego ó suplica de parte del padre hacia su hijo. Esto nos enseña que cuando nosotros decidimos romper esa relación con Dios, estamos completamente libres de hacerlo sin ninguna interferencia de su parte, Dios nunca usará su poder divino para detener nuestros intentos de independencia y libertad.

El hijo prodigo estaba trazando los planes de su vida, el deseaba los bienes de su padre pero no deseaba su presencia, ésta forma de pensar es precisamente el germen que hace nacer el pecado: un espíritu independiente, orgulloso y sin amor para hacia Dios.

Su primer paso era escaparse de los lazos de su padre.

La libertad conduce al libertinaje

El libertinaje conduce al desenfreno

El desenfreno conduce a la reflexión

La reflexión conduce al arrepentimiento

El arrepentimiento conduce a la reforma

La reforma conduce a la restauración

La restauración conduce al gozo

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Es el propósito de Dios que su pueblo sea un pueblo santificado, purificado y santo, que comunique luz a cuantos le rodean. Es su propósito que, al ejemplificar la verdad en su vida, le alabe el mundo. La gracia de Cristo basta para realizar esto. Pero deben recordar los hijos de Dios que únicamente cuando ellos crean en los principios del evangelio y obren de acuerdo con ellos, puede él hacer de ellos una alabanza en la tierra. Únicamente en la medida en que usen las capacidades que Dios les ha dado para servirle, disfrutarán de la plenitud y el poder de la promesa en la cual la iglesia ha sido llamada a confiar…

Los discípulos no habían de aguardar que la gente acudiera a ellos. Ellos debían ir a la gente y buscar a los pecadores como el pastor busca a la oveja perdida. Cristo les presentó el mundo como campo de labor. Debían ir “por todo el mundo” y predicar “el evangelio a toda criatura” (S. Marcos 16:15). Habían de predicar acerca del Salvador, acerca de su vida de amor abnegado, su muerte ignominiosa, su amor sin parangón e inmutable. Su nombre había de ser su consigna, su vínculo de unión. En su nombre habían de subyugar las fortalezas del pecado. La fe en su nombre había de señalarlos como cristianos (Testimonios para la iglesia, tomo 8, pp. 20, 21).

Cada alma que Cristo ha rescatado está llamada a trabajar en su nombre para la salvación de los perdidos. Esta obra había sido descuidada en Israel. ¿No es descuidada hoy día por los que profesan ser los seguidores de Cristo?

¿A cuántos de los errantes, tú, lector, has buscado y llevado de vuelta al redil? Cuando te apartas de los que no parecen promisorios ni atractivos, ¿te das cuenta de que estás descuidando las almas que está buscando Cristo? En el preciso momento en que te apartas de ellos, quizá es cuando necesiten más de tu compasión. En cada reunión de culto, hay almas que anhelan descanso y paz. Quizá parezca que viven vidas descuidadas, pero no son insensibles a la influencia del Espíritu Santo. Muchas de ellas pueden ser ganadas para Cristo.

Si no se lleva la oveja perdida de vuelta al aprisco, vaga hasta que perece, y muchas almas descienden a la ruina por falta de una mano que se extienda para salvarlas. Los que van errantes pueden parecer duros e indiferentes; pero si hubieran tenido las mismas ventajas que otros han tenido, habrían revelado mayor nobleza de alma, y mayor talento para la utilidad. Los ángeles se compadecen de ellos. Los ángeles lloran mientras los ojos humanos están secos y los corazones cerrados a la piedad.

¡Oh, la falta de simpatía profunda y enternecedora por los tentados y errantes! ¡Oh, más del espíritu de Cristo, y menos, mucho menos del yo! (Palabras de vida del gran Maestro, p. 150).

42


Martes 2 de agosto // Lección 6_____________________________

COMÍA CON LOS PECADORES

Lee Mateo 9:10 al 13. ¿Qué mensaje vital podemos descubrir en la respuesta de Jesús a sus críticos? Ver Ose. 6:6.

Mateo 9:10-13

10 Y aconteció que estando él sentado a la mesa en la casa, he aquí que muchos publicanos y pecadores, que habían venido, se sentaron juntamente a la mesa con Jesús y sus discípulos. 11 Cuando vieron esto los fariseos, dijeron a los discípulos: ¿Por qué come vuestro Maestro con los publicanos y pecadores? 12 Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. 13 Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.

Oseas 6:6

Porque misericordia quiero, y no sacrificio, y conocimiento de Dios más que holocaustos.

Jesús está sentado a la mesa, donde tiene compañerismo y come con quienes la sociedad consideraba “indeseables”.

¿Qué clase de personas considera tu cultura como “indeseables”?

Interrumpido por la pregunta de los fariseos sobre el hecho de que Jesús se mezclaba con personas tan despreciables, Jesús los desafió a aprender el significado de la misericordia en contraste con el sacrificio. “Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento (Mat. 9:13). Cuán triste es que Jesús tuviera que decir a los líderes religiosos que aprendieran una de las verdades más vitales de su propia fe.

Aquí vemos otra vez el mismo problema que ocurría en tiempos del Antiguo Testamento, cuando las formas religiosas y las ceremonias llegaron a ser más importantes para la gente que el modo en que trataban a otros. Cuán interesante es que Jesús haya citado el Antiguo Testamento (Ose. 6:6) para plantear su punto.

“Miles están cometiendo el mismo error que los fariseos a quienes Cristo reprendió en el festín de Mateo. Antes que renunciar a alguna idea que les es cara, o descartar algún ídolo de su opinión, muchos rechazan la verdad que desciende del Padre de las luces. Confían en sí mismos y dependen de su propia sabiduría, y no comprenden su pobreza espiritual. […]

“El ayuno o la oración motivada por un espíritu de justificación propia es abominación a Dios” (DTG 246).

Es fácil juzgar las acciones de otros usando nuestras propias preferencias como norma. Debemos aprender a poner humildemente el yo a un lado, y permitir que el Espíritu Santo traduzca la misericordia en convicción.

¿Qué nos enseña Salmo 51:17? ¿De qué modo el conocer nuestra propia pecaminosidad debería ayudarnos a comprender mejor el significado de este texto?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

10Y aconteció que estando él sentado a la mesa en la casa, he aquí que muchos publicanos y pecadores, que habían venido, se sentaron juntamente a la mesa con Jesús y sus discípulos. 11Cuando vieron esto los fariseos, dijeron a los discípulos: ¿Por qué come vuestro Maestro con los publicanos y pecadores? 12Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. 13Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.

Mateo había hecho un banquete en honor a Jesús. En su humildad, Mateo no describe la grandeza de ésta fiesta, pero si lo hace Lucas, él dice que Mateo había preparado una “gran fiesta” en honor a Jesús.

El primer motivo de la gran fiesta  de Mateo, era para agradecer por el llamado que Jesús le había extendido para poder ser parte del glorioso colegio apostólico de Cristo.

La segunda razón de esa gran fiesta que había preparado Mateo, era para despedirse de sus vecinos, de sus amigos y de sus colegas, antes de irse al llamado de Jesús.

Naturalmente los invitados de esa fiesta eran de la misma clase de Mateo o posiblemente personas inferiores a ellos. Los publicanos era la clase mas despreciada de la tierra palestina, y ninguna persona decente se asociaba con un cobrador de impuesto, ninguna persona decente se asocia con un ladrón.

Los ladrones se asocian con ladrones, y las gentes de las clases despreciadas y bajas se asocian entre ellos mismos. Mateo había invitado a todos sus amigos que eran de su misma clase y es por eso que dice la Biblia: “he aquí que muchos publicanos y pecadores, que habían venido, se sentaron juntamente a la mesa con Jesús y sus discípulos.”

Los fariseos que no habían sido invitados, también llegaron a la casa de Mateo. Hay un libro que se llama: “Escripture Manners and Customs” (Maneras y Costumbres de las Escrituras) Este libro dice en la pagina 185, que era la costumbre que a la hora de sentarse a la mesa, llegaban personas que no habían sido invitadas, se sentaban al fondo de la pared del aposento y de allí comenzaban a conversar con las personas que estaban sentadas a la mesa en el centro del aposento. Las conversaciones casi siempre eran las noticias del día y los dueños de las casa solían conversar con “los no invitados” libremente y sin ningún problema. Encima de todo, era la costumbre nunca reprochar a esas personas que llegaban a una casa sin ser invitadas. Curiosamente esa costumbre se sigue hasta en los días actuales en el Medio Oriente.

Cuando los fariseos vieron que Jesús conversaba libre y abiertamente con ésta clase de hombres pecadores, se ofendieron, y en vez de tener la valentía para enfrentar a Jesús, comenzaron a cuestionar y a molestar a los discípulos por el supuesto mal proceder de Jesús con ésta clase despreciada de Israel.

12Al oír esto Jesús, les dijo: Los sanos no tienen necesidad de médico, sino los enfermos. 13Id, pues, y aprended lo que significa: Misericordia quiero, y no sacrificio. Porque no he venido a llamar a justos, sino a pecadores, al arrepentimiento.

La luna tiene dos lados, uno lo podemos ver nosotros, pero el otro lado solo lo puede contemplar Dios y los ángeles; la mujer que quizás se puede calificar de insignificante en la calle, puede ser un ángel de Dios para su esposo en su hogar, el hombre que cualquiera pudiera despreciar, pudiera ser lo mas preciado en la tierra para su madre y sus hermanas. ¿Qué hace la diferencia? Las personas son las mismas, pero el amor hace la diferencia, el cariño y la simpatía nos permite ver a las personas de una manera diferente. De la misma manera en que seamos nosotros, es la misma manera en que vamos a poder contemplar y a tratar a las otras personas.

Los fariseos carecían de amor, y esa era la razón principal para que ellos pudieran contemplar con desprecio a cualquier otra persona, es fácil despreciar a alguien cuando no hay amor. Con su actitud, los fariseos no solo despreciaban a los enfermos, sino que también despreciaban al Médico Divino.

¿Quiénes son las personas que rechazan al Médico Divino?

-Aquellos que dependen de sus propias buenas vidas para la salvación

-Aquellos que dependen de sus trabajos religiosos para su salvación

-Aquellos que dependen de sus ideas correctas para su salvación

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El llamamiento de Mateo al discipulado excitó gran indignación. Que un maestro religioso eligiese a un publicano como uno de sus acompañantes inmediatos, era una ofensa contra las costumbres religiosas, sociales y nacionales.

En su agradecida humildad, Mateo deseaba mostrar su aprecio por el honor que se le había concedido; y, reuniendo a los que habían sido sus asociados en los negocios, en el placer y en el pecado, hizo una gran fiesta para el Salvador. Si Jesús lo llamaba a pesar de ser tan pecador e indigno, seguramente aceptaría a sus anteriores compañeros quienes, según pensaba Mateo, eran mucho más merecedores que él. Mateo tenía un gran anhelo de que ellos compartiesen los beneficios de la misericordia y gracia de Cristo. Deseaba que ellos supiesen que Cristo no… despreciaba ni odiaba a los publícanos y pecadores. Quería que ellos conocieran a Cristo como el bendito Salvador…

Jesús nunca rehusaba una invitación a tales fiestas. El objeto que estaba siempre delante de él era sembrar en el corazón de sus oyentes las semillas de la verdad y mediante su conversación persuasiva atraer los corazones a sí. En cada uno de sus actos Cristo tenía un propósito y la lección que dio en esta ocasión fue oportuna y apropiada. Mediante ese acto declaraba que aun los publícanos y pecadores no estaban excluidos de su presencia…

Los fariseos vieron a Cristo visitando a los publícanos y pecadores y comiendo con ellos… Esos hombres que pretendían ser justos, que no sentían necesidad de ayuda, no podían apreciar la obra de Cristo. Se colocaban donde no podían aceptar la salvación que había venido a traer. Ellos no acudían a él para poder tener vida. Los pobres publícanos y pecadores sentían su necesidad y aceptaban la instrucción y la ayuda que sabían que Cristo podía darles.

Para Mateo mismo, el ejemplo de Jesús en el banquete fue una constante lección. El publicano despreciado vino a ser uno de los evangelistas más consagrados, y en su propio ministerio siguió muy de cerca las pisadas del Maestro (Conflicto y valor, p. 284).

Hemos de entregar nuestro corazón a Dios para que pueda renovarnos y santificarnos, y preparamos para los atrios celestiales. No hemos de esperar que llegue algún tiempo especial, sino que hoy hemos de entregamos a él, rehusando ser siervos del pecado. ¿Os imagináis que podéis desprenderos del pecado poco a poco? ¡Oh, desprendeos de esa cosa maldita inmediatamente! Aborreced las cosas que aborrece Cristo, amad las cosas que ama Cristo. Por su muerte y sufrimiento, ¿acaso no ha provisto lo necesario para vuestra limpieza del pecado? Cuando comenzamos a comprender que somos pecadores, y caemos sobre la Roca para ser quebrantados, nos rodean los brazos eternos y somos colocados cerca del corazón de Jesús. Entonces seremos cautivados por su belleza y quedaremos disgustados con nuestra propia justicia. Necesitamos acercamos a los pies de la cruz. Mientras más nos humillemos allí, más excelso nos parecerá el amor de Dios. La gracia y la justicia de Cristo no serán de utilidad para el que se siente sano, para el que piensa que es razonablemente bueno, que está contento con su propia condición. No hay lugar para Cristo en el corazón de aquel que no comprende su necesidad de luz y ayuda divinas (Mensajes selectos, tomo 1, pp. 384, 385).

43


Lección 6 // Miércoles 3 de agosto___________________________

MEZCLARSE SABIAMENTE

Un orador le pidió a un grupo que dijera cuántos “amigos no adventistas” tenían. Un hombre en el fondo de la sala se puso de pie y, con tono triunfante, dijo: “¡Estoy orgulloso de decir que ninguno!” Ese hombre pudo haber tenido buena intención, pero sus palabras dijeron mucho acerca de qué clase de luz en el mundo era él.

Como ya vimos, Mateo 5:13 señala que somos la sal de la Tierra, pero que esta sal puede perder su sabor. Un comerciante en Sidón había almacenado mucha sal en galpones con piso de tierra. Como la sal estaba en contacto directo con la tierra, perdió su sabor y no le quedó otra opción que dejar que fuera usada para pavimentar caminos. Del mismo modo, necesitamos ser cuidadosos al mezclarnos con el mundo: ¿Estamos permitiendo que el mundo nos robe nuestro sabor peculiar? ¿Son nuestros valores los mismos que los del mundo?

¿Qué podemos aprender de las siguientes historias sobre la manera en que no debemos mezclarnos con el mundo? Gén. 13:5-13; 19:12-26; Núm. 25:1-3; ver también 1 Juan 2:16.

Génesis 13:5-13

También Lot, que andaba con Abram, tenía ovejas, vacas y tiendas. Y la tierra no era suficiente para que habitasen juntos, pues sus posesiones eran muchas, y no podían morar en un mismo lugar. Y hubo contienda entre los pastores del ganado de Abram y los pastores del ganado de Lot; y el cananeo y el ferezeo habitaban entonces en la tierra. Entonces Abram dijo a Lot: No haya ahora altercado entre nosotros dos, entre mis pastores y los tuyos, porque somos hermanos. ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego que te apartes de mí. Si fueres a la mano izquierda, yo iré a la derecha; y si tú a la derecha, yo iré a la izquierda. 10 Y alzó Lot sus ojos, y vio toda la llanura del Jordán, que toda ella era de riego, como el huerto de Jehová, como la tierra de Egipto en la dirección de Zoar, antes que destruyese Jehová a Sodoma y a Gomorra. 11 Entonces Lot escogió para sí toda la llanura del Jordán; y se fue Lot hacia el oriente, y se apartaron el uno del otro. 12 Abram acampó en la tierra de Canaán, en tanto que Lot habitó en las ciudades de la llanura, y fue poniendo sus tiendas hasta Sodoma. 13 Mas los hombres de Sodoma eran malos y pecadores contra Jehová en gran manera.

Génesis 19:12-26

12 Y dijeron los varones a Lot: ¿Tienes aquí alguno más? Yernos, y tus hijos y tus hijas, y todo lo que tienes en la ciudad, sácalo de este lugar; 13 porque vamos a destruir este lugar, por cuanto el clamor contra ellos ha subido de punto delante de Jehová; por tanto, Jehová nos ha enviado para destruirlo. 14 Entonces salió Lot y habló a sus yernos, los que habían de tomar sus hijas, y les dijo: Levantaos, salid de este lugar; porque Jehová va a destruir esta ciudad. Mas pareció a sus yernos como que se burlaba. 15 Y al rayar el alba, los ángeles daban prisa a Lot, diciendo: Levántate, toma tu mujer, y tus dos hijas que se hallan aquí, para que no perezcas en el castigo de la ciudad. 16 Y deteniéndose él, los varones asieron de su mano, y de la mano de su mujer y de las manos de sus dos hijas, según la misericordia de Jehová para con él; y lo sacaron y lo pusieron fuera de la ciudad. 17 Y cuando los hubieron llevado fuera, dijeron: Escapa por tu vida; no mires tras ti, ni pares en toda esta llanura; escapa al monte, no sea que perezcas. 18 Pero Lot les dijo: No, yo os ruego, señores míos. 19 He aquí ahora ha hallado vuestro siervo gracia en vuestros ojos, y habéis engrandecido vuestra misericordia que habéis hecho conmigo dándome la vida; mas yo no podré escapar al monte, no sea que me alcance el mal, y muera. 20 He aquí ahora esta ciudad está cerca para huir allá, la cual es pequeña; dejadme escapar ahora allá (¿no es ella pequeña?), y salvaré mi vida. 21 Y le respondió: He aquí he recibido también tu súplica sobre esto, y no destruiré la ciudad de que has hablado. 22 Date prisa, escápate allá; porque nada podré hacer hasta que hayas llegado allí. Por eso fue llamado el nombre de la ciudad, Zoar. 23 El sol salía sobre la tierra, cuando Lot llegó a Zoar. 24 Entonces Jehová hizo llover sobre Sodoma y sobre Gomorra azufre y fuego de parte de Jehová desde los cielos; 25 y destruyó las ciudades, y toda aquella llanura, con todos los moradores de aquellas ciudades, y el fruto de la tierra. 26 Entonces la mujer de Lot miró atrás, a espaldas de él, y se volvió estatua de sal.

Números 25:1-3

1 Moraba Israel en Sitim; y el pueblo empezó a fornicar con las hijas de Moab, las cuales invitaban al pueblo a los sacrificios de sus dioses; y el pueblo comió, y se inclinó a sus dioses. Así acudió el pueblo a Baal-peor; y el furor de Jehová se encendió contra Israel.

1 Juan 2:16

16 Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

Estos ejemplos bíblicos ilustran la necesidad de ser cautos al relacionarnos con las personas que viven según los valores mundanos, enumerados en 1 Juan 2:16. Nos engañamos a nosotros mismos si pensamos que no debemos ser cuidadosos o que no hay peligro en enredarnos con los principios caídos del mundo. Al mismo tiempo, ¿qué bien estamos haciendo a otros si nos escondemos de ellos a fin de no ser impactados negativamente por sus caminos?

Nota este consejo sabio y equilibrado: “¿Rehusarán los seguidores de Cristo asociarse con los no convertidos, y rehuirán la comunicación con ellos? No, tendrán que estar con ellos, en el mundo, pero sin pertenecer al mundo; sin embargo, no participarán de sus caminos, no se dejarán impresionar por ellos, no tendrán el corazón abierto a sus costumbres y prácticas. Su asociación con ellos tendrá el propósito de atraerlos a Cristo” (MS 3:263).

¿Cuántos amigos no adventistas tienes tú? ¿Cuál es la naturaleza de esa relación? ¿Quién influye más en quién: tú influyes en ellos o ellos en ti?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

La lección de éste día, está muy completa, entre la lección y el espíritu de profecía, se entiende a la plenitud.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Cuando es implantado el principio del amor en el corazón, cuando el hombre es renovado conforme a la imagen del que lo creó, se cumple en él la promesa del nuevo pacto: “Pondré mis leyes en su corazón, y también en su mente las escribiré” (Hebreos 10:16). Y si la ley está escrita en el corazón, ¿no modelará la vida? La obediencia, es decir, el servicio y la lealtad de amor, es la verdadera prueba del discipulado. Siendo así, la Escritura dice: “Este es el amor de Dios, que guardemos sus mandamientos”. “El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, es mentiroso, y no hay verdad en él” (1 Juan 5:3; 2:4). En vez de que la fe exima al hombre de la obediencia, es la fe, y solo ella, la que lo hace participante de la gracia de Cristo y lo capacita para obedecerlo.

No ganamos la salvación con nuestra obediencia; porque la salvación es el don gratuito de Dios, que se recibe por la fe. Pero la obediencia es el fruto de la fe. “Sabéis que él fue manifestado para quitar los pecados, y en él no hay pecado. Todo aquel que mora en él no peca; todo aquel que peca no le ha visto, ni le ha conocido” (1 Juan 3:5, 6). He aquí la verdadera prueba. Si moramos en Cristo, si el amor de Dios mora en nosotros, nuestros sentimientos, nuestros pensamientos, nuestras acciones, tienen que estar en armonía con la voluntad de Dios como se expresa en los preceptos de su santa ley (El camino a Cristo, pp. 60,61).

Aquellos con quienes nos asociamos día tras día necesitan nuestra ayuda, nuestra dirección. Pueden hallarse en tal condición mental que una palabra pronunciada en sazón será como un clavo puesto en lugar seguro. Puede ser que mañana algunas de esas almas se hallen donde no se las pueda alcanzar. ¿Qué influencia ejercemos sobre esos compañeros de viaje?

Cada día de la vida está cargado de responsabilidades que debemos llevar. Cada día, nuestras palabras y nuestros actos hacen impresiones sobre aquellos con quienes tratamos. ¡Cuán grande es la necesidad de que observemos cuidadosamente nuestros pasos y ejerzamos cautela en nuestras palabras! Un movimiento imprudente, un paso temerario, pueden levantar olas de gran tentación que arrastrarán tal vez a un alma. No podemos retirar los pensamientos que hemos implantado en las mentes humanas. Si han sido malos, pueden iniciar toda una cadena de circunstancias; una marea del mal que no podremos detener.

Por otro lado, si nuestro ejemplo ayuda a otros a desarrollarse de acuerdo con los buenos principios, les comunicamos poder para hacer el bien. A su vez, ejercerán la misma influencia benéfica sobre otros. Así centenares y millares recibirán ayuda de nuestra influencia inconsciente. El que sigue verdaderamente a Cristo fortalece los buenos propósitos de todos aquellos con quienes trata. Revela el poder de la gracia de Dios y la perfección de su carácter (Profetas y reyes, pp. 257, 258).

44


Jueves 4 de agosto // Lección 6_____________________________

EN MEDIO DE UNA GENERACIÓN PERVERSA

No hay dudas, el mundo necesita lo que Cristo nos ha dado. No hay nada en nosotros que sea importante. Solo por lo que hemos recibido de Cristo podemos alcanzar a otros. Y, porque hemos recibido tanto, se nos llama a extenderlo a quienes no lo tienen. “Lo que ustedes recibieron gratis, denlo gratuitamente” (Mat. 10:8, NVI).

Lee Filipenses 2:13 al 15. ¿Qué se nos enseña aquí, y de qué forma podemos extendernos a otros sin apartarnos nosotros mismos?

13 porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. 14 Haced todo sin murmuraciones y contiendas, 15 para que seáis irreprensibles y sencillos, hijos de Dios sin mancha en medio de una generación maligna y perversa, en medio de la cual resplandecéis como luminares en el mundo;

Debemos ser cuidadosos de que, al procurar protegernos tanto del mundo, dejemos de ponernos en contacto con las almas que hay en él. Es muy fácil mantener nuestra propia zona de comodidad espiritual y teológica, y llegar a ser introvertidos espirituales. Esta introversión puede transformarse en una religión centrada en uno mismo. ¿Cuán a menudo las iglesias locales, por ejemplo, gastan más energía discutiendo acerca de estilos de adoración o acerca de doctrinas que la que invierten en alcanzar a un mundo moribundo?

Roberto Linthicum, en su libro Empowering the Poor [Haciendo poderosos a los pobres] describe tres clases de iglesias:

1) La iglesia en la ciudad (o comunidad). Esta iglesia no tiene mayor contacto con la comunidad. Su énfasis es servir a las necesidades de sus feligreses. 2) La iglesia a la ciudad (comunidad). Esta iglesia sabe que tiene que realizar un ministerio a la comunidad. Adivina lo que la comunidad necesita, sin consultarla. Luego presenta programas a la comunidad. Su ministerio se arriesga a ser irrelevante, y ella no los siente propios. 3) La iglesia con la ciudad (comunidad). Esta iglesia hace un análisis demográfico para entender a quiénes servirá. Los feligreses se mezclan con los líderes y residentes de la comunidad, preguntándoles cuáles son sus necesidades reales. Es más probable que su servicio sea relevante y bien recibido porque la comunidad ya dio su opinión, y confía en el proceso. Esta iglesia se une con ella para decidir qué clase de comunidad quieren, y se asocia con ella para lograr esa meta. Tal iglesia se involucra con las organizaciones comunitarias y añade servicios faltantes, si es posible. Ambos grupos sienten que son propietarios de los programas, y con esa asociación atienden necesidades reales (pp. 21-30).

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

(El comentario de éste día, trae el espíritu de profecía en idioma Ingles, ya que ésta información  que le estamos proveyendo, está disponible en  ingles solamente, la traducción es nuestra. Les estamos poniendo el original en ingles, para los que deseen  corroborar la traducción al español)

Seguimos nuestra lección del servicio de la iglesia en la comunidad. La pregunta del millón es ¿Cómo podemos hacer un servicio a la comunidad, si la mayoría de las iglesias no tenemos los fondos económicos para poderlo hacer?

Volvemos a insistir que tenemos problemas en la distribución de los diezmos y las ofrendas. Las semanas anteriores hemos estudiado que el diezmo le pertenece al mundo levita, y el diezmo de los diezmos y todas las ofrendas le pertenecen a los sacerdotes. Pero en nuestros días hacemos todo lo contrario, las ofrendas le quedan al levita y al sacerdote se le entregas los diezmos en su totalidad.

Esta semana deseo aprovechar para darles la historia de cómo la iglesia llego a tener éste sistema de diezmos y ofrendas que ahora tenemos.

Primeramente queremos decir que la iglesia Adventista basa su sistema de diezmos y ofrendas, en el sistema que Dios instituyó con el pueblo de Israel.

En el documento llamado “Gospel Financing: Pulling Together” (Finanzas Evangelísticas: Puestas Juntas) escrito por el pastor Frank B Holbrook, quien es director asociado del Instituto de Investigaciones Bíblicas de la Conferencia General, él comienza su libro diciendo:

Original: “Whereshall I send my tithe? I no longer have confidence in church leadership. May I give it to anyone who claims to preach ‘the straight testimony’ of the Adventist faith? May I assist self-supporting units with it?” In other words, am I free, as a church member, to direct my tithe into any channel I see fit? Can I expect the Lord’s approval of such a course of action?

Traducción: “¿Dónde mandaré mis diezmos? Si yo ya no tengo confianza en el liderazgo de la iglesia. ¿Puedo entregarle ese diezmo a cualquiera que dice predicar el testimonio de la fe Adventista?; ¿Puedo ayudar a esas organizaciones evangelistas que son de sostén propio con mis diezmos? En otras palabras ¿Cómo miembro de iglesia, soy libre de dirigir mis diezmos a cualquier canal que crea conveniente? ¿Puedo esperar la aprobación de Dios si tomo cualquiera de las acciones mencionadas?

Original: “These are practical questions–and sincere. Unfortunately, they reflect an uncertainty among some of our members over the role and function of the organized world church of Seventh-day Adventists. Since we are a Bible-based church, we believe that Israel’s experience with organization and tithing can provide sound insights to assist modern Adventists in resolving such questions.”

Traducción: Estas son preguntas prácticas y sinceras. Desafortunadamente (estas preguntas) reflejan la incertidumbre de ciertos miembros de iglesia sobre el trabajo y las funciones de la iglesia Adventista del Séptimo Día mundial. Debido a que nosotros somos una iglesia basada en la Biblia, nosotros creemos que la experiencia de Israel con la organización y los diezmos, nos pueden proveer un sonido claro asistiendo a los adventistas modernos para contestar estas preguntas”

El pastor Holbrook continua explicando lo que nosotros hemos dicho en las semanas anteriores, él dice:

Original: “The Levites (living in the 48 cities allotted to them throughout the tribal territories–Num. 35: 7) periodically gathered the tithes from the people. They in turn tithed what they received and brought this “tithe of the tithe” to the sanctuary storehouse chamber, where it was redistributed to the priests (and in later years to other Levitical personnel) who served in the sanctuary service and worship (see Num. 18:26-28).”

Traducción: Los levitas (que vivían en 48 ciudades asignadas a ellos a través de los territorios de las otras tribus—Num 35: 7) periódicamente recogían los diezmos del pueblo. Ellos diezmaban los diezmos que recibían, y traían el “diezmo de los diezmos” al aposento del granero (alfolí) del santuario, allí era redistribuido a los sacerdotes (y en años mas tarde a otro personal levita) quienes servían en los servicios del santuario y adoración. (ver número 18: 26-28)

En la directriz oficial de la iglesia Adventista del Séptimo Día, el punto # 1 con respecto al uso de los diezmos dice así:

Original: (1) Only conference organizations are authorized to make allocations from tithe funds. The tithe is the Lord’s and should be returned to the storehouse, the conference treasury, through the member’s home church. “Bring ye all the tithes into the storehouse, that there may be meat in mine house, and prove me herewith, saith the Lord of hosts, if I will not open you the windows of heaven, and pour you out a blessing, that there shall not be room enough to receive it.”-Mal. 3:10.

Traducción: (1) Solo las organizaciones de la conferencia están autorizadas para distribuir los fondos de los diezmos. El diezmo le pertenece a Dios y tiene que ser devuelto al alfolí (granero), que es la tesorería de la conferencia, esto es a través de la iglesia local de los miembros. 10Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. (Malaquías 3: 10)

Esta declaración que fue aprobada en Octubre 14, de 1985, es desaprobada por muchos miembros de la iglesia, ya que el alfolí del cual habla la Biblia, no es la tesorería de la conferencia, sino el templo, mas bien dicho la iglesia. Era al templo donde se traían los diezmos y allí eran distribuidos, los diezmos no eran distribuidos en ninguna oficina que les perteneciera a los sacerdotes.

¿Qué dijo o que hizo Elena de White?

Aquí hay una carta escrita por Elena de White, al presidente de la conferencia del estado de Colorado, en Enero 22 de 1905

Esta es la historia para que entendamos el porqué de su carta:

Los hermanos Adventistas negros del sur, habían sido descuidados y abandonados por la Conferencia General, muchos de ellos había trabajado en la obra sin ser pagados por muchos meses, sufriendo tanto los pastores como sus familias. La “Sociedad Misionera del Sur” como se llamaban en esos días, tuvieron la oportunidad de visitar una iglesia del estado de Colorado, y después de exponer su situación a los hermanos, una iglesia de la conferencia de Colorado tomó 400 dólares que eran diezmos y se los donó a la “Sociedad Misionera del Sur”

Cuando el presidente de la conferencia de Colorado se dio cuenta de esto, condenó públicamente la acción de los hermanos del sur y exigió que se devolvieran esos 400 dólares que eran diezmos, al darse cuenta Elena de White, de éste problema, escribió ésta carta al presidente, y esto es lo que ella le dijo:

Original: “My brother, I wish to say to you, Be careful how you move. You are not moving wisely. The least you have to speak about the tithe that has been appropriated to the most needy and the most discouraging field in the world, the more sensible you will be.

Traducción: Mi hermano, deseo decirte, que seas cuidadoso con tu manera de actuar. Tu no estás actuando sabiamente. Mientras menos hables acerca de los diezmos que han sido posesionados por los mas necesitados y por el campo mas desalentador del mundo, mas sensible serás.

Original: “It has been presented to me for years that my tithe was to be appropriated by myself to aid the white and colored ministers who were neglected and did not receive sufficient properly to support their families. When my attention was called to aged ministers, white or black, it was my special duty to investigate into their necessities and supply their needs. This was to be my special work, and I have done this in a number of cases. No man should give notoriety to the fact that in special cases the tithe is used in that way.

Traducción: Se me ha presentado por muchos años, que yo me halla apropiado de mis diezmos, para ayudar a ministros blancos y negros quienes han sido abandonados y no han recibido propiamente lo suficiente para ayudar a sus familias. Cuando mi atención ha sido llevada a los ministros de edad avanzada, ya sean blancos o negros, es mi obligación especial de investigar sus necesidades y suplirlas. Este fue mi trabajo especial, y lo he hecho en muchas ocasiones. Ningún hombre tendría que dar tanto énfasis al asunto que en casos especiales el diezmo sea usado de esa manera.

Original: “In regard to the colored work in the South, that field has been and is still being robbed of the means that should come to the workers in that field. If there have been cases where our sisters have appropriated their tithe to the support of the ministers working for the colored people in the South, let every man, if he is wise, hold his peace.

Traducción: Con respecto al trabajo de los negros en el sur, ese campo ha sido robado y aun sigue siendo robado de los medios que tendrían que venir a los trabajadores en ese campo. Si han habido casos donde nuestras hermanas se hayan apropiado de los diezmos para ayudar a los ministros que trabajan para la gente negra del sur, entonces todo hombre, si es sabio, que guarde silencio.

Original: “I have myself appropriated my tithe to the most needy cases brought to my notice. I have been instructed to do this; and as the money is not withheld from the Lord’s treasury, it is not a matter that should be commented upon, for it will necessitate my making known these matters, which I do not desire to do, because it is not best.

Traducción: Yo me he apropiado de mis diezmos para ayudar a los casos mas necesitados que me han hecho saber. Yo he sido instruida para hacer esto, y el dinero no se ha retenido de los tesoros de Dios. Este es un asunto que no debería  ser comentado, para esto necesitaría dar a conocer mis obras en éste asunto, y es cosa que no deseo hacer, por que no es lo mejor.

Original: “Some cases have been kept before me for years, and I have supplied their needs from the tithe, as God has instructed me to do. And if any person shall say to me, Sister White, will you appropriate my tithe where you know it is most needed, I shall say Yes, I will; and I have done so. I commend those sisters who have placed their tithe where it is most needed to help to do a work that is being left undone. If this matter is given publicity, it will create a knowledge which would better be left as it is. I do not care to give publicity to this work which the Lord has appointed me to do, and others to do.

Traducción: En algunos casos lo he mantenido (el diezmo) por años, y he suplido sus necesidades con los diezmos, como Dios me ha instruido hacerlo. Y si alguna persona me dijera: Hermana White, tomarías mis diezmos para repartirlos donde mas se necesiten, yo les diría que sí lo haré, y así lo he hecho. Yo recomiendo a esas hermanas quienes han puesto sus diezmos donde mas se necesitan, a que ayuden a hacer un trabajo que se ha quedado sin terminar. Si a éste asunto se le diera publicidad, crearía un conocimiento que sería mejor dejarlo como está. No deseo darle publicidad al trabajo que Dios me ha designado para hacer, y que también les ha designado a otros a hacer.

Original: “I send this matter to you so that you shall not make a mistake. Circumstances alter cases. I would not advise that anyone should make a practice of gathering up tithe money. But for years there have now and then been persons who have lost confidence in the appropriation of the tithe, who have placed their tithe in my hands and said that if I did not take it they would themselves appropriate it to the families of the most needy ministers they could find. I have taken the money, given a receipt for it, and told them how it was appropriated.

Traducción: Yo te mando este asunto para que tu no cometas un error. Las circunstancias alteran los casos. Yo no recomiendo a nadie que haga la práctica de recoger (o alzar) el dinero de los diezmos. Pero por años hay y han habido personas que han perdido su confianza en la distribución de los diezmos, estas personas han puesto sus diezmos en mis manos y han dicho que si yo no los tomo, ellos repartirán a las familias de los ministros mas necesitadas que puedan encontrar. Yo he tomado el dinero, les he dado recibo de ese dinero, y les he dicho como se repartió ese diezmo.

Original: “I write this to you so that you shall keep cool and not become stirred up and give publicity to this matter, lest many more shall follow their example.”– Letter 267, 1905.

Traducción: Yo te escribo para que te mantengas tranquilo, y no te vuelvas agitado y no le des publicidad a éste asunto, para que muchos mas no vayan a seguir el ejemplo de ellos” – Carta 267, 1905

Cuando las Iglesias Adventistas comenzaron a colectar los diezmos, la pregunta grande era: ¿Qué se haría con ese dinero? El pastor James White contestó esa pregunta en una publicación de la revista “Review” en Marzo 5 de 1859 y él dijo:

Original: “We suggest that each church keep at least $5 in the treasury to help those preachers who occasionally visit them, and labor among them. This seems necessary. Such is the scarcity of money that our good brethren very seldom are prepared to help a messenger on his journey. Let there be a few dollars in every church treasury.”

Traducción: “Sugerimos que cada iglesia mantenga por los menos 5 dólares en su tesorería para ayudar a esos predicadores que ocasionalmente los visitan y trabajan entre ellos. Esto parece necesario. Es tanta la escases de dinero que hay, que nuestros buenos hermanos casi nunca están preparados para ayudar a un mensajero en su viaje. Permitamos que hayan unos cuantos dólares en cada tesorería de la iglesia”

Dos años mas tarde, el pastor James White da un reporte de los diezmos de su iglesia, la iglesia de Battle Creek (BC)

Original: “As the result of strictly carrying out Heaven’s plan, there is now in our treasury (B.C.) $150 waiting for some worthy object which will really advance the cause of truth.”–RH January 29, 1861.

Traducción: “Como resultado de llevar el estricto plan del cielo, ahora en nuestra tesorería tenemos (B.C.) 150 dólares esperando por algún objetivo que valga la pena, que realmente adelante la causa de la Verdad”

En estos dos textos podemos darnos cuentas que las iglesias comenzaron a retener los diezmos en sus iglesias, además parte de los diezmos, por lo menos 5 dólares, que eso era mucho en ese tiempo, estaban destinados a aquellos predicadores u obreros que visitaban las iglesias.

Elena de White dijo:

Original: “There are exceptional cases, where poverty is so deep that in order to secure the humblest place of worship, it may be necessary to appropriate the tithes.

Traducción: “Hay casos excepcionales, donde la pobreza es tan profunda que la única manera para asegurar un humilde lugar de adoración, podría ser necesario apropiarse de los diezmos” 4T 464

Original: “Institutions that are God’s instruments to carry forward His work on the earth must be sustained. Churches must be erected, schools established, and publishing houses furnished with facilities for doing a great work in the publication of the truth to be sent to all parts of the world. These institutions are ordained of God and should be sustained by tithes and liberal offerings. As the work enlarges, means will be needed to carry it forward in all its branches.”– 4T 464.

Traducción: “Las instituciones que son los instrumentos de Dios para llevar adelante su trabajo en ésta tierra, tienen que ser sostenidas. Iglesias tiene que ser construidas, escuelas tienen que ser establecidas, y casas publicadoras tiene que ser provistas con facilidades para hacer un gran trabajo de la publicación de la Verdad, para ser enviadas a todas las partes del mundo. Estas instituciones son ordenes de Dios y deben ser sostenidas por los diezmos y las ofrendas voluntarias. A medida el trabajo se engranda, medios serán necesarios para llevar adelante todas estas ramificaciones.” 4T 464

En los años 1890 Elena de White habló de pagar a las mujeres que trabajaban para el evangelio ya sea desde el “escritorio sagrado” o las que llevaban el evangelio de puerta en puerta, ella dijo:

Original: “A great work is to be done in our world, and every talent is to be used in accordance with righteous principles. If a woman is appointed by the Lord to do a certain work, her work is to be estimated according to its value. Every laborer is to receive his or her just due. . . .

Traducción: “Un gran trabajo debe ser terminado en nuestro mundo, y todo talento debe ser usado con los principios correctos. Si una mujer es designada por el Señor para hacer un determinado trabajo, su trabajo tiene que ser calculado de acuerdo a su valor. Cada trabajador debe recibir lo que se le debe, ya sea hombre o mujer…

Original: “Those who work earnestly and unselfishly, be they men or women, bring sheaves to the Master; and the souls converted by their labor will bring their tithes to the treasury.”–Ev 491, 492.

Traducción: Esos que trabajan honestamente y desinteresadamente, ya sea hombre o mujer, ellos traen  gavillas al Maestro, y esas almas que se han convertido por su trabajo, traerán los diezmos al tesoro”– Ev 491-492

O sea que es una inversión para el evangelio, mientras mas se invierte en obreros bíblicos, mas almas se convertirán al evangelio y como consecuencia, mas diezmos entrarán a los tesoros de la iglesia, gracias a los nuevos conversos.

De acuerdo al consejo de Elena de White. Estos son los trabajadores que tienen derecho a ser pagados con los diezmos de la iglesia:

1- Los Pastores

2-Los Instructores Bíblicos

3-Los Maestros de la Biblia, los que trabajan en las escuelas enseñando Biblia

4-Los misioneros tanto locales como internacionales

5-Los directores de departamentos de publicaciones

6-Medicos misioneros (ministros y doctores)

7-Pastores retirados y sus familias

8-Salario parcial para los colportores. De acuerdo a W.C. White, algunos colportores en Australia fueron provistos de un salario parcial, cuando Elena de White estuvo allí.

Esta es  una de las declaraciones mas controversiales de Elena de White:

Original: “The Lord has made us individually His stewards. We each hold a solemn responsibility to invest our means ourselves. God does not lay upon you the burden of asking the conference, or any council of men, whether you shall use your means as you see fit to advance the work of God.”– Special Testimonies to Battle Creek, pp. 41, 42.

Esta declaración es controversial por varias razones: la primera razón es que el documento donde se tomó ésta declaración ya no está mas disponible para el público, solo se han publicado trozos de ésta declaración. Es también controversial por que muchos dicen que ella no está hablando de los diezmos, sino de las ofrendas, y es controversial por que dicen que no es ella quien escribió ésta declaración.

A mi manera de ver “El estado de Elena de White” que es la comisión que preserva, estudia, interpreta y publica sus escritos, en vez de estar explicando partes de ésta declaración, deberían permitir, que ésta publicación sea libre para el público nuevamente, así uno pudiera leer y decidir realmente de lo que ella estaba hablando en ésta declaración. Solo con el acto de ocultar algo que antes estaba libre para el público, despierta inmediatemente la duda.

La declaración se traduce así: “El Señor nos ha hecho individualmente sus mayordomos. Cada uno mantenemos la solemne responsabilidad de invertir nuestros bienes nosotros mismos. Dios no te dejó la carga de estar preguntando a la conferencia, o  ninguna junta de hombres, si se debiera usar tus bienes, de la manera que tu veas conveniente para el avance del trabajo de Dios”– Special Testimonies to Battle Creek, pp. 41, 42.

La Conferencia General ha venido arreglando muchas irregularidades con el uso de los diezmos y las ofrendas. En el año 2006 y 2007, se formó una comisión de 60 personas de todo el mundo, líderes y laicos, para que estudiaran la distribución de los diezmos y las ofrendas, y como resultados de los estudios de esa comisión, se hicieron muchos cambios a los estatutos de la Iglesia Adventista Mundial, en cuanto al uso de los diezmos y las ofrendas.

El mundo ya comenzó a preguntar que se hace con los diezmos y las ofrendas. Para el año 2007, la iglesia recibió 1 billón con 600 millones de dólares, dicho en otras palabras 1,600 millones de dólares.

En el año 2014 la iglesia mundial recibió 2, 314 millones con 826,002 dólares de Diezmos, es decir 2 billones y 315 millones de dólares.

Las ofendas de Escuela Sabática fueron 73 millones de dólares y la recolección fueron 9 millones de dólares.

¿Para donde se va ese dinero? Nadie lo dice con claridad, nadie sabe a ciencia cierta que se hace con todo ese dinero, lo único que se sabe y que constantemente se nos dice es que no hay dinero suficiente para los gastos de la iglesia en general. ¡Es tiempo de dar cuentas clara y hacer a personas responsables, de lo que se hace con ese dinero!

Lo único que sabemos es que la conferencia o asociación local se queda con el 70% de los diezmos y el 30 por ciento restante de los diezmos es divido entre la unión y la conferencia general.

Esta comisión del año 2006 y 2007, arregló muchas cosas en cuanto al uso de los diezmos y las ofrendas. Si usted compara los estatutos antes y después de ésta comisión, verá muchos cambios que se hicieron.

Pero aun existe mucha discrepancia en cuanto al uso de los diezmos y las ofendas.

Uno de los estatutos dice que solo la conferencia tiene la autoridad de la distribución de los diezmos, cuando Elena de White hizo y enseño que había libertad para hacerlo de otra manera

Por ejemplo está prohibido el uso del diezmo para los gastos de operaciones de una iglesia local y esto incluye evangelismo, pero ellos dicen que los diezmos se pueden usar para los gastos de locales de campamentos y también para los campamentos de la Conferencia. O sea que los diezmos no se pueden usar para los gastos de un centro de adoración, pero si se pueden usar para los gastos de centros de recreación.

La parte interesante es que si usted asiste a esos campamentos, especialmente en los Estados Unidos, usted tiene que pagar su estadía en esos lugares, usan los diezmos para esos campamentos y usted sale pagando la entrada.

Otros de los reglamentos de la iglesia dice que con los diezmos se puede pagar hasta un 30 % del salario de todos los maestros y hasta un 30% de todos los gastos de las escuelas elementarias.

Con los diezmos también se paga el 100% del salario de los maestros de Biblia, directores y decanos de las academias.

Con los diezmos también se paga el 100% total de los salarios de los decanos, y directores de los departamentos de Biblia de las universidades, además se paga el 100% de los gastos de los departamentos de Biblia de las universidades. La mayoría de familias adventistas no pueden pagar para sus hijos el estudio en las escuelas adventistas, por que son demasiadas caras.

Además con los diezmos se pueden pagar los gastos de los centros de reunión de las conferencias, pero no podemos tomar de ese dinero para nuestras iglesias. Ve la terrible discrepancia, ellos pueden tomar de los diezmos para la mantenimiento de las propiedades de la conferencia, pero no se puede tomar de los diezmos para ayudar a las iglesias.

Posiblemente éste temas es un tabú para usted, posiblemente quizás usted prefiriera no hablar de éste tema aunque sepa que está incorrecto.

Esto no pasa con los hermanos del resto del mundo, ellos constantemente están haciendo ejercer su derecho y constantemente están pidiendo cuentas de lo que se hace con ese dinero, esto pasa especialmente con la Unión Norte-Americana. Ellos constantemente hacen escuchar sus voces, y muchas reglas de la distribución de los diezmos y las ofrendas, es por la influencia y la presión que ellos constantemente ejercen, y no realmente por que esa es la mejor manera de distribuir los diezmos y las ofrendas.

La Unión Norte-Americana es la responsable de dar un poco mas del 50 % de los diezmos y ofrendas del mundo. La Unión Inter-Americana da aproximadamente un 11% de todos los diezmos del mundo y la Unión Sud-Americana da aproximadamente el 12% de los diezmos del mundo. El resto del los diezmos mundiales o sea el restante 27 % de los diezmos mundiales, vienen de afuera de las tres Uniones Americanas.

El día que se cambie la distribución de los diezmos y las ofrendas, el día que vuelva al plan original que Dios instituyó, entonces las iglesia tendrán la capacidad económica para llevar adelantes grandes obras a favor de sus propias comunidades locales, habrá una explosión en el crecimiento de la iglesia, se predicará el evangelio a todo el mundo, se acabará éste mundo de pecado y vendrá Cristo.

Para mientras los dejaremos con un pensamiento del espíritu de profecía que dice:

Original: “Some have been dissatisfied and have said: ‘I will not longer pay my tithe, for I have no confidence in the way things are managed at the heart of the work.’ But will you rob God because you think the management of the work is not right? Make your complaint, plainly and openly, in the right spirit, to the proper ones. Send in your petitions for things to be adjusted and set in order; but do not withdraw from the work of God, and prove unfaithful, because others are not doing right” (Testimonies, vol. 9, pp. 247-249).

Traducción: “Algunos han estado insatisfecho y han dicho: ‘Yo no pagaré mas los diezmos, por que no tengo  confianza en la manera como se administran las cosas en el corazón de la obra’ Pero, ¿Robarías a Dios solo por que piensas que el manejo de la obra no es correcto? Pon tu queja, clara y abiertamente, con el espíritu correcto, a las personas indicadas. Envía tus peticiones para que las cosas sean ajustadas y puestas en orden, pero nunca te retires del trabajo de Dios, y te muestres infiel, solo por que otros no están actuando correctamente” (Testimonies, Vol. 9, pp. 247-249)

Si usted está inconforme lleve su queja a las personas indicadas, sino pregúntele a Dios, él le indicará que hacer, el pondrá paz y tranquilidad en su vida y usted podrá hacer las cosas con una conciencia limpia.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Debemos educar el alma para que sea compasiva, suave y dulce, perdonadora y piadosa. Cuando rechazamos la vanidad y la charla necia, las bromas y las chanzas, no por ello nos volvemos fríos, insociables ni poco comprensivos. El Espíritu del Señor debe reposar sobre vosotros hasta que seáis como una flor fragante del jardín de Dios. Debéis hablar constantemente de la luz, de Jesús, el Sol de justicia, hasta que seáis transformados de gloria en gloria, de carácter en carácter, adquiriendo mayor fortaleza y reflejando cada vez más la preciosa imagen de Jesús.

Cristo está siempre dispuesto a impartir sus dones; nosotros debemos recoger las gemas que descienden de él, para que, al hablar, aquéllas se desprendan de nuestros labios (Meditaciones matinales 1952, p. 202).

El ejemplo de los seguidores de Cristo en Antioquía debería constituir una inspiración para todo creyente que vive en las grandes ciudades del mundo hoy. Aunque es plan de Dios que escogidos y consagrados obreros de talento se establezcan en los centros importantes de población para dirigir esfuerzos públicos, es también su propósito que los miembros de la iglesia que viven en esas ciudades usen los talentos que Dios les ha dado trabajando por las almas. Hay en reserva ricas bendiciones para los que se entreguen plenamente al llamamiento de Dios. Mientras esos obreros se esfuercen por ganar almas para Jesús, hallarán que muchos que nunca hubieran sido alcanzados de otra manera están listos para responder al esfuerzo personal inteligente (Los hechos de los apóstoles, p. 128).

Si deseamos ser verdaderas luces en el mundo, debemos manifestar el espíritu bondadoso y compasivo de Cristo. Para amar como Cristo amó debemos poner en práctica el dominio propio. Tenemos que revelar abnegación en todo momento y lugar. Debemos emplear palabras amables y tener una expresión agradable. Todo esto no cuesta nada al dador, y sin embargo al pasar deja una deliciosa fragancia. No es posible estimar la influencia benéfica que esas acciones ejercen. Son una bendición no solamente para el favorecido, sino también para el dador; porque se reflejan sobre este último. El amor genuino es un valioso atributo de origen celestial, que se vuelve más fragante a medida que se entrega a los demás…

Dios desea que sus hijos recuerden que, para glorificarle, deben depositar su afecto en aquellos que más lo necesitan. No se debe descuidar a ninguna persona con quien nos relacionemos. No debemos manifestar egoísmo ante nuestros semejantes por palabra, acción ni con nuestra mirada, sean éstos ricos o pobres, humildes o poderosos. El amor que dirige palabras bondadosas a unos pocos, pero trata a otros con frialdad e indiferencia, no es amor, sino egoísmo. Nunca obrará para el bien de las almas o la gloria de Dios. No debemos concentrar nuestro amor en uno o dos objetos del mismo.

Los que reciben el resplandor de la justicia de Cristo, pero se niegan a transmitirlo a la vida de los demás, pronto perderán los dulces y esplendorosos rayos de la gracia celestial, que reservaban egoístamente para prodigarlos sobre unos pocos… No se debe permitir que el yo reúna unos pocos escogidos junto a sí, sin dejar nada para los que necesitan más ayuda que nadie. No debemos reservar nuestro amor para un grupo especial. Quebremos el frasco, y el aroma saturará toda la casa (Dios nos cuida, p. 46).

45


Lección 6 // Viernes 5 de agosto
____________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “Nuestro Ejemplo”, El ministerio de curación, pp. 11-18; y “Leví Mateo”, El Deseado de todas las gentes, pp. 238-247.

La misión de la iglesia es hacia el mundo, no solo hacia sí misma. Fue organizada para servir a otros. Una iglesia de otra comunidad de fe tiene al comienzo de su entrada de autos, justo donde esta linda con la calle, un cartel que dice: “Entrada de servidores”. Eso lo dice todo, ¿verdad?

“Uno no puede llegar cerca sin pasar tiempo con el perdido”. Jesús se mezclaba bien, y Elena de White indica que así debe hacer hoy la iglesia de Dios. Los miembros son la sal, y deben impregnar la comunidad.

“No hay aquí un llamado a hibernar en el desierto evangelizando conejos. Aquí el profeta del Señor hace una invitación solemne a mezclarse, como Jesús, con los no amables, los pobres, los perdidos. Jesús era amigo de los pecadores. Asistía a sus fiestas, se encontraba con ellos donde estaban. Sin embargo, aunque a Jesús le gustaba ir donde había pecadores, nunca comprometió su fe. Las personas que se encontraban más cómodas con Jesús eran los pecadores, mientras que los más incómodos eran los así llamados santos. Pero, Jesús no prestaba atención a eso porque él tenía claras sus prioridades. Vino para salvar pecadores. Esa fue su misión, y debe ser nuestra misión, aun si sobresaltamos a algunos santos […].

“Por demasiado tiempo los adventistas nos aislamos en guetos o refugios, como si el resto del mundo no existiera. Ese tiempo ha concluido. No podemos, no nos atrevemos, a vivir más tiempo en apostasía. Es tiempo de entrar en la comunidad como personas y como iglesia”.−Russell Burrill, How to Grow an Adventist Church, p. 50.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. Analiza la idea expresada arriba de que, al aislarnos, estamos “en apostasía”. ¿Crees que es demasiado fuerte o el punto es válido? ¿Qué justificación bíblica puedes encontrar para respaldar tu respuesta?
  2. Aunque necesitamos mezclarnos a fin de ministrar, ¿por qué el apoyo de la familia de la iglesia y la responsabilidad hacia ella son un factor importante que no debemos descuidar? ¿De qué forma podemos, como cuerpo de la iglesia, ayudarnos mutuamente al procurar ministrar al mundo sin ser arrastrados a él?
  3. Analiza esta idea de que las iglesias gastan más energía discutiendo problemas internos que el que pasan en extenderse a otros. ¿De qué modo podemos evitar esta trampa mortal?

46


Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2015

17 pensamientos en “LECCIÓN 6 – JESÚS SE MEZCLABA CON LAS PERSONAS – PARA EL 6 DE AGOSTO DE 2016

  1. Estoy muy agradecida por el trabajo que haceis por nosotros ,los que sosomos de la hora undecima y tenemos mucho que aprender u poco tiempo.Muchas gracias

  2. Desacuerdo a los comentarios de la semana pasada , pregunto , en nuestra actualidad quienes son los levitas ? Me imagino que los sacerdotes son los pastores , seria tan amable de darme más información de los diezmos y mas textos que respalden esa información . Gracias Dios lo bendiga

    • Dios ordena a Isaías a denunciar a voz en cuello, la religión muerta que profesaban los judíos: “1 Clama a voz en cuello, no te detengas; alza tu voz como trompeta, y anuncia a mi pueblo su rebelión, y a la casa de Jacob su pecado.

      El mismo mensaje de Isaías se aplica a nosotros también, la misma denuncia es contra nosotros y el mismo mensaje de arrepentimiento y esperanza también se aplica a nosotros.

      Es verdad que nuestra iglesia se encuentran hermanos que son avaros, egoístas, descuidados, egocéntricos y despiadados, estos hermanos los podemos encontrar en todos los niveles de la iglesia, desde el mas humilde siervo hasta el mas alto dirigente de nuestra iglesia.

      Pero en nuestros días modernos estamos enfrentando un problema mayor que eso, y esa es la escases de fondos económicos de parte de las iglesias locales, para auxiliar a una inmensa necesidad que encontramos día a día, tanto en el mundo, como también dentro de nuestra propia iglesia.

      Dentro de nuestras iglesias hay una multitud de hermanos con necesidades reales que la iglesia le gustaría suplir, afuera de nuestras iglesias encontramos personas con necesidades de emergencia que nos gustaría ayudar completamente, pero no tenemos los fondos económicos para hacerlo.

      Para estas necesidades las oraciones y las palabras bonitas de esperanzas que podemos colocar en la mente de un necesitado no son suficientes, el hambre tiene que ser tratada con alimentos, así mismo la enfermedad tiene que ser tratada con ayuda médica y medicina, y para esto se necesita dinero.

      ¿En que estamos fallando?; ¿Porqué nuestras iglesias locales no son capaces de suplir las necesidades básicas de los necesitados?; ¿porqué hay muchas veces que nuestras iglesias no son capaces ni de comprar una Biblia para poderla regalar? La respuesta la encontramos en la distribución de los diezmos y las ofrendas.

      Vamos a estudiar el plan divino para la distribución de los diezmos y de las ofrendas:

      Dios dejó dos clases de trabajadores para atender su iglesia en Israel: Uno de ellos eran los sacerdotes y los otros eran los levitas.

      Habían dos trabajos para hacer en el templo, uno de ellos era el trabajo del altar, es decir todo lo concerniente a los servicios religiosos o espirituales y el otro trabajo era el cuidado del templo. Esto lo encontramos en el libro de Número 18 que dice: 5Y tendréis el cuidado del santuario, y el cuidado del altar, para que no venga más la ira sobre los hijos de Israel.

      Los Sacerdotes eran los encargados de todo el trabajo del altar y del santuario del templo, dicho en otras palabras los sacerdotes eran los que hacían el trabajo religioso y espiritual.

      7Mas tú y tus hijos contigo guardaréis vuestro sacerdocio en todo lo relacionado con el altar, y del velo adentro, y ministraréis. Yo os he dado en don el servicio de vuestro sacerdocio; y el extraño que se acercare, morirá. Número 18

      Por el otro lado el Levita tenía que hacer todo el trabajo del templo, el cuido, el mantenimiento, las reparaciones, la limpieza, el movimiento de los mobiliarios del templo, todo trabajo relacionado con el templo que no fuera lo espiritual, era trabajo del levita.

      Dicho en otras palabras el trabajo del templo estaba dividido en dos: El trabajo espiritual y el trabajo físico, el trabajo espiritual era de los sacerdotes y el trabajo físico era de los levitas.

      También los levitas eran los encargados de ayudar en los miles de sacrificios que el pueblo de Israel ofrecía a Dios
      2 Crónicas 30:16
      Luego ocuparon sus puestos, según les está asignado en la ley de Moisés, hombre de Dios. Los sacerdotes rociaban la sangre que les entregaban los levitas.

      También el levita era el encargado de enseñar la ley, la ley era la porción de la Biblia que ya existía para esos días, es decir los primeros cinco libros de la Biblia. El levita iba al pueblo y enseñaba la Biblia, de la misma manera que los hermanos de nuestras iglesias andan dando estudios bíblicos.

      Los hermanos laicos de nuestros días hacen exactamente el papel de los levitas del pueblo antiguo de Israel. Ellos hacen el trabajo duro de andar enseñando de casa en casa y el pastor solo hace el trabajo del altar, él viene a bautizar, así lo estipulo Dios.
      Nehemías 8:9
      Y como todo el pueblo lloraba al oír los términos de la ley, tanto el gobernador Nehemías como el maestro y sacerdote Esdras, y los levitas que explicaban la ley al pueblo, dijeron a todos que no se pusieran tristes ni lloraran, porque aquel día estaba dedicado al Señor, su Dios.

      Hay que recalcar que el sacerdote era superior al levita y esto era por orden expresa de Dios, el levita era como un siervo del sacerdote, toda instrucción y orden que daba un sacerdote, era seguida al pie de la letra por un levita.

      2Y a tus hermanos también, la tribu de Leví, la tribu de tu padre, haz que se acerquen a ti y se junten contigo, y te servirán; y tú y tus hijos contigo serviréis delante del tabernáculo del testimonio. 3Y guardarán lo que tú ordenes, y el cargo de todo el tabernáculo; mas no se acercarán a los utensilios santos ni al altar, para que no mueran ellos y vosotros. Números 18

      6 Porque yo he tomado a vuestros hermanos, los levitas, de entre los hijos de Israel, dados a vosotros como un don de Jehová, para que sirvan en el ministerio del Tabernáculo de reunión. Números 18

      En el versículo siguiente hay una ley donde Dios prohíbe mezclar los trabajos, el sacerdote no podía hacer el trabajo del levita, ni mucho menos el levita el trabajo del sacerdote:

      3 Ellos estarán a tu servicio y al servicio de la tienda, pero no deberán acercarse a los utensilios del santuario ni al altar; de lo contrario, morirán ellos y ustedes también. Números 18

      Por lo tanto si usted ve a un pastor que no toma la escoba, la pala o la brocha, no se escandalice por favor, ha sido el plan de Dios originalmente que no se mezclen los trabajos del sacerdote con el levita.

      Ahora; los sacerdotes tenían que recibir su salario por su trabajo y los levita también tenían que recibir su salario por su trabajo; y ésta es la manera como Dios distribuyó los diezmos y las ofrendas para la manutención de estos dos cuerpos de trabajadores eclesiásticos:

      21Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. Números 18

      24Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad. Números 18

      En éstos dos textos de arriba, encontramos una verdad que golpea, una verdad que sacude nuestros fundamentos como iglesia, descubrimos que los diezmos no le pertenecen a los sacerdotes, sino a los levitas. En nuestros días modernos pudiéramos decir que el diezmo no es para la conferencia, asociación o misión, sino que el diezmo es para la iglesia, para pagar al mundo laico, que son todos aquellos que hacen el trabajo duro de la iglesia.

      Si el diezmo se queda con el levita: ¿Entonces que es lo que le pertenece al Sacerdote como salario? De acuerdo al siguiente texto, al sacerdotes se le tenía que entregar la décima parte de los diezmo, es decir el diezmo del diezmo, o el 1% de los diezmos.

      26«Hablarás a los levitas y les dirás: Cuando toméis los diezmos de los hijos de Israel que os he dado como vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos, como ofrenda mecida a Jehová, el diezmo de los diezmos… 28Así presentaréis también vuestra ofrenda a Jehová de todos los diezmos que recibáis de los hijos de Israel; se la daréis al sacerdote Aarón como ofrenda reservada a Jehová. Números 18

      Este es el mismo versículo en la Nueva Versión Internacional

      26 «Diles a los levitas que cuando reciban de los israelitas esa décima parte de sus productos que yo les he dado como su propiedad, deberán reservar un décimo de ella para ofrecérmelo a mí… 28 Así, de esa décima parte que les dan los israelitas, los levitas apartarán su contribución al Señor y se la darán al sacerdote Aarón.

      En nuestros días hacemos todo lo contrario, el sacerdote se lleva el 100% de los diezmos y deja las ofrendas al levita, y aun mas, hay ciertos países donde el sacerdote le quita una porción de las ofrendas al levita.

      Ese es el problema serio de nuestra iglesia, que los fondos se van a las personas equivocadas. A los que no necesitan mucho dinero para sobrevivir, recibe fortunas increíbles, y a los que en verdad necesitan el dinero, por que son el centro, base, y fundamento de la predicación, solo les queda una pequeña cantidad de dinero, que no es suficiente para cubrir los gastos necesarios de la iglesia.

      En el plan divino el diezmo es de la iglesia, o sea del laico de nuestros días, y el diezmo de ese diezmo se tendría que usar para pagar al sacerdote.

      Jesús en ésta tierra entregó salvación y esperanza al mundo, pero al mismo tiempo entrego comida y sanación. Ese es la manera verdadera de predicar el evangelio. Nuestra predicación no es solo impartir “La Fe de Jesús” u otro estudio bíblico, sino también repartir la ropa, la comida y la salud.

      Nosotros tenemos miles de ministros jóvenes, recién salidos de la universidad “sin empleo” o trabajando para otras cosas para la cual no estudiaron, y esto es por que la iglesia Adventista del Séptimo Día “No tiene recursos para emplearlos”

      Tenemos miles de pastores recargados con excesivo trabajo, mucho de ellos tiene a su cargo 4, 5 y hasta 15 iglesias, y esto es por que la Iglesia Adventista del Séptimo Día “No tiene los recursos” para aliviar su trabajo.

      Nuestras iglesias locales sufren de pobrezas, no hay fondos para enviar a nuestros jóvenes a campamentos o a otras actividades que son de mucho beneficios para ellos, y como consecuencia organizaciones como El Club de Conquistadores tienen que pedir la ayuda de la gente de afuera de la iglesia, por que no hay fondos en nuestras iglesias locales para ayudar a los jóvenes.

      En los estados Unidos, hay muchas conferencias que de cada dólar recibido, invierten por los 60, 7o o 80 centavos para la educación y el resto de cada dolar lo reparten entre los otros departamentos, dejando solamente unos cuantos centavos de cada dólar para evangelismo. Nuestra Iglesia es una iglesia con fines religiosos y misioneros, no es una iglesia con fines educativos, no estamos en contra de la educación, pero nuestra prioridad es la predicación del evangelio.

      Se rumora de grandes fortunas que se han perdido en la bolsa de valores, donde se han hecho negocios e inversiones que han resultado en pérdidas multe-millonarias de fondos que se pudieran haber invertido en la propagación del evangelio. De una cosa tenemos que estar seguros, y es que la iglesia Adventista del Séptimo Día, hace grandes inversiones en la bolsa de valores; de nuevo, la iglesia no es una entidad financiera, sino una entidad religiosa-evangelizadora.

      En el plan divino el diezmo es para el levita, y el diezmo del diezmo es para el sacerdote; si siguiéramos el plan divino, nuestras iglesias locales fueran ricas, tuvieran fondos para llevar grandes actividades misioneras, tuvieran muchos obreros bíblicos pagados para la predicación del evangelio, muchas iglesias tuvieran centros de salud completamente gratis, hubieran centros de educación y muchas mas escuelas, no tuviéramos tantos ministros desempleados, nuestros pastores concentraran y dedicaran todos sus esfuerzos al crecimiento de una sola iglesia, y sus sueldos serían mucho mas elevados de los que son ahora, y las iglesias tendrían la capacidad de no tener un solo pastor, sino que posiblemente dos o tres, y por lo consiguiente no fuéramos 17 millones de miembros, posiblemente fuéramos 300 millones de miembros alrededor del mundo .

      Otra cosa importante que descubrimos es que Dios dejo algo sumamente maravillo en su plan financiero para la iglesia, y es que el diezmo no era solamente para el levita. Cada tercer año, el diezmo de todo ese año se tenía que repartir entre los pobres.

      28Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. 29Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren. Deuteronomio 14

      Este mandamiento maravilloso que dio Dios, tiene como fin varias cosas importantes, y entre ellas podemos mencionar:

      1-Que las riquezas no sean almacenadas

      2-Que no se vuelva rico cierto grupo o cierto sector de la iglesia

      3-Que el fin de los diezmos y las ofrendas cumpla su objetivo de aliviar las necesidades del mundo

      4-Que los pobres y los necesitados sean bendecidos con los diezmos que se le traen al Señor

      Ya hablamos de los diezmos, ahora vamos a hablar de las ofrendas.

      ¿Para quién son las ofrendas?

      3Y este será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de los que ofrecieren en sacrificio buey o cordero: darán al sacerdote la espaldilla, las quijadas y el cuajar. 4Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás; Deuteronomio 18

      8Jehová dijo a Aarón: «Yo te he dado también el cuidado de mis ofrendas. Todas las cosas consagradas de los hijos de Israel te las he dado a ti y a tus hijos en virtud de la unción, por estatuto perpetuo. 9 Esto será tuyo de la ofrenda de las cosas santas, reservadas del fuego: todas las ofrendas que me han de presentar, todo presente suyo, toda expiación por su pecado y toda expiación por su culpa, será cosa muy santa para ti y para tus hijos. 10 En el santuario la comerás; todo varón comerá de ella. Cosa santa será para ti.

      11»Esto también será tuyo: la ofrenda elevada de sus dones y todas las ofrendas mecidas de los hijos de Israel; te las he dado a ti, a tus hijos y a tus hijas por estatuto perpetuo. Cualquiera que esté limpio en tu casa, comerá de ellas. 12 De aceite, de mosto y de trigo, todo lo más escogido, las primicias de ello, que presentarán a Jehová, para ti las he dado. 13 Las primicias de todas las cosas de su tierra, las cuales traerán a Jehová, serán tuyas. Cualquiera que esté limpio en tu casa, comerá de ellas. 14 Todo lo consagrado por voto en Israel será tuyo.

      15»Todo lo que abre matriz, de toda carne, tanto de hombres como de animales que se ofrecen a Jehová, será tuyo. Pero harás que se redima el primogénito del hombre y harás también redimir el primogénito de animal inmundo. 16De un mes de nacidos harás efectuar su rescate, conforme a tu estimación, por el precio de cinco siclos, conforme al siclo del santuario, que es de veinte geras. 17Pero no redimirás el primogénito de vaca, el primogénito de oveja y el primogénito de cabra: santificados son. Rociarás su sangre sobre el altar y quemarás su grasa, ofrenda quemada de olor grato a Jehová. 18Su carne será tuya; así como el pecho de la ofrenda mecida y la pierna derecha. 19Todas las ofrendas elevadas de las cosas santas que los hijos de Israel presenten a Jehová, las he dado para ti, tus hijos y tus hijas por estatuto perpetuo. Un pacto de sal perpetuo es éste delante de Jehová para ti y tu descendencia.» Números 18

      Aquí Dios entrega las ofrendas a los sacerdotes, las ofrendas de animales como las ofrendas vegetales son de los sacerdotes, incluso el precio de rescate que se pagaba por todo primogénito ya sea humano o animal, era propiedad de los sacerdotes. (Todo primogénito le pertenecía a Dios; si era animal se ofrecía en sacrificio o se pagaba el precio del animal para preservarlo, excepto el primogénito de la vaca y de la cabra, ese primogénito se tenía que sacrificar; si era humano se entregaba al servicio de Dios tal como lo hizo Ana entregando a Samuel, o se pagaba el precio del rescate)

      ¿Se da cuenta que tenemos todo al revés? El diezmo se tiene que quedar en la iglesia, y la ofrenda se tiene que ir para la conferencia, asociación o misión.

      Diciéndolo de una manera muy simple es así: La Iglesia se queda con el 9% de los diezmos y la conferencia se lleva el 1% de los diezmos y también se llevan todas las ofrendas de la iglesia.

      Hay que recordar que habían ofrendas especiales dedicadas a la construcción de templos, esto sucedió en la construcción del santuario con Moisés, el templo de Salomón, el nuevo templo que construyó Esdras, y todas las remodelaciones y reparaciones que se hicieron al templo en diferentes ocasiones.

      Hay muchas conferencias, asociaciones o misiones de nuestra iglesia que exigen un porcentaje de las ofrendas que las iglesias recogen, y ellos están completamente correctos, inclusive deberían de tomar el 100% de las ofrendas para ellos, ya que así lo estipuló Dios.

      Pero hay que recalcar que ellos necesitan dejar el 9 % del diezmo para las iglesias, y solo tomar un 1% de los diezmos, ya que así también los estipuló Dios. Pero si ellos se llevan el diezmo total, mas un 20% de las ofrendas, eso va en contra de lo estipulado por Dios.

      En estos textos que hemos leído se encuentra prácticamente toda la información acerca de la institución de los diezmos y de las ofrendas de parte de Dios. La Biblia habla bien escasamente de éste tema.

      Hay otros lugares de la Biblia que habla de los diezmos y ofrendas, por ejemplo:

      La Biblia habla que Abraham entregó sus diezmos al sacerdote Melquisedec, pero Pablo dice que quien recibió los diezmos fue Leví, aunque Leví no había nacido todavía. Todo eso apuntaba por medio de la fe, a la orden de Dios de entregar al mundo levita los diezmos de su pueblo: “9Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos;” Hebreos 7

      Malaquías habla en contra de los que roban los diezmos y las ofrendas y hace una invitación para ser fiel con los diezmos, al mismo tiempo prometiendo una bendición para los que obedezcan.

      En el tiempo de los apóstoles se habla de poner todas las riquezas de los miembros de Iglesia a los pies de los apóstoles y ellos repartían a cada quien según su necesidad, de esa manera la iglesia no estaba llena ni de ricos, ni de pobres, todos era iguales, no había entre ellos personas que estaban necesitadas.

      32Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común. 33Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos. 34Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido, 35y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad. Hechos 4

      Y al final encontramos que Pablo siempre exhortaba a las iglesias gentiles a recoger una ofrenda dedicada para los miembros cristianos pobre de Jerusalén, después de esto casi es muy poco lo que la Biblia habla de las ofrendas y los diezmos.

      ¿Qué podemos hacer con respecto a éste serio problema que afrenta nuestra iglesia?

      1-¿Pelear y hacer una revolución?: ¡NUNCA! El evangelio de Dios no crece, ni trabaja en medio de los pleitos, guerras, contiendas y divisiones. No podemos usar las herramientas del diablo, para hacer los delicados trabajos de Dios.

      2-¿Orar para la solución de éste problema?: SI, solo Dios será capaz de cambiar un sistema que no está en armonía con lo que él dice.

      3-¿Que puedo hacer yo?

      Ore a Dios y Dios pondrá en su mente que es lo que usted necesita hacer.

      Nuestro trabajo aquí en Escuela Sabática para Maestro, no es convencerlo de que crea o deje de creer, ese trabajo lo hará el Espíritu Santo en usted, nuestro trabajo es mostrarle lo que la Biblia dice y nada mas, creyendo en la gran promesa que ha hecho Dios, que dice:

      “¡CONOCERÉIS LA VERDAD Y LA VERDAD OS HARÁ LIBRES!”

  3. Gracias bendiciones h. Toni

  4. Debo reconocer que gracias el haberme suscrito a esta pagina que he encontrado respuesta que ni imaginaba recibir con solamente estudiar el folleto de escuela sabatica. Soy maestro en mi iglesia y gracias a los temas que he conseguido por medio de ustedes me a llegado mas conocimientos y sabiduria de nuestro Señor para conpartir con mis hermanos

  5. Gracias por toda esa información Dios lo bendiga grandemente

  6. Si, su interpretación sobre los diezmos y ofrendas, que usted hace, ¿Por que la hermana Elena White, no da luz sobre el asunto, ya que ella es la última profetiza?

    • Hola hermano Córdova, es una alegría poder recibir sus palabras, por favor lea la lección del día Jueves, allí encontrará la respuesta a su pregunta.
      Bendiciones para usted y su familia
      Tony Garcia

  7. Disculpe en q parte de la biblia se habla sobre q maria magdalena es prostituta por q no lo encuentro en ninguna parte es un tema q ya lo veo viendo mas de 2 veces en este medio y no se si estoy herrado o es falta de conocimiento

    • Hola hermanos Jorge, muchas gracias por escribirnos con su inquietud con respecto a María Magdalena.

      Definitivamente usted no está herrado, ni le hace falta conocimiento. Usted está correcto 100% al decir que no haya en ninguna parte de la Biblia que María era prostituta, y nunca lo va a encontrara por que esa información no existe.

      Dicho sea de paso, tampoco el espíritu de profecía dice que María era prostituta.

      Lo que pasa hermano, es que el lenguaje que usa la Biblia y toda la descripción que se hace de ella, se llega fácilmente a la conclusión que María Magdalena era prostituta, y esa idea la comparten inclusive esas religiones que no tiene un estudio profundo de la Biblia.

      Cometemos el error de decir claramente que era prostituta cuando la Biblia no lo dice claramente.

      Así también cometemos otros errores en hablar en contra del vodka, del tequila, del ron, y de otras bebidas cuando la Biblia solo menciona el vino y la cerveza.

      Dios nos da mucha sabiduría y sentido común para entender su Palabra, por eso es que hablamos en contra del cigarrillo, marihuana y otras drogas, aunque la Biblia no las menciona y aun no dice nada de su prohibición. La Biblia solo dice que hay que cuidar el cuerpo, que es templo y morada del Espíritu Santo.

      Pero volviendo a su pregunta, usted está 100 % correcto, la Biblia no dice que María Magdalena era prostituta.

      Su hermano en Cristo

      Tony Garcia

  8. Hnos. Que Dios les siga bendiciendo en gran manera por la gran obra que están haciendo al compartir esta lección.

    La lección me proporciona con tanta información que es muy valiosa y me ayuda a compartir mucha información con mi clase de Escuela Sabática.

    Muchas gracias

    Blanca Alexis.

    >

  9. Hermano Tony, he aptendido mucho, con la forma en que explica la escuela sabatica, me ha servido mucho, ya que soy maestro de escuela Sabatica, quisiera que me ayude, explicando algo de los diezmos que me tiene confundido, el diezmo del diezmo, es para los sacerdotes (pastores)…verdad y el resto para los levitas ( obradores en las iglesias). leyendo Numeros 18, me queda muy claro.
    Pero encuentro estos escritos y me confunden, le copio estos escritos.
    Ustedes saben que es interesante que muchos cristianos creen que el sistema del diezmo era parte de la ley de Moisés. Ciertamente era parte de la ley de Moisés, pero no era exclusivamente parte de la ley Mosaica. El principio del diezmo precede a Moisés por 500 años. El pasaje que vamos a leer ahora de Génesis 14, empezando en el versículo 18, describe un evento que tuvo lugar 500 años antes del tiempo de Moisés, y para que esto preceda a la ley de Moisés, la legislación Levítica, con respecto al sacerdocio.
    Ustedes recuerdan la historia: Los enemigos de Lot y los reyes de las llanuras habían conquistado las ciudades y habían tomado todo el botín de las ciudades, y es donde Abraham se involucró; decidió perseguir a estos individuos que habían robado todas las posesiones de las gentes que vivían en esas ciudades. Cuando Abraham está volviendo con todo lo que había conquistado a todos estos reyes, encontramos que Abraham tiene un encuentro muy interesante con un individuo nombrado Melquisedec.
    Génesis 14:18-20…….18 Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino;
    19 y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra;
    20 y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.

    Ustedes dirían, entonces, que el principio del diezmo ya se revela claramente en Génesis 14 – La motivación por dar el diezmo a quien éste pertenecía, y a quién se supone que debe ser dado?
    ¿A quien se le dio el diezmo, según Génesis 14? Se dio a Melquisedec.
    ¿Y quién era Melquisedec ? Era un sacerdote. Así que me imagino que la Biblia enseña que el diezmo debía ser devuelto al sacerdote antes del sacerdocio Levítico. ¿Era el plan de Dios que el diezmo se devuelva al sacerdote, incluso antes del sacerdocio Levítico?

    Por favor es muy importante que me aclare esto.

    Bendiciones
    Marco Mejia

    • Hola hermano Mejía, muchas gracias por su escribirnos:

      El diezmo se ha usado para predicar la palabra a un mundo caído. Esto significa que desde que Adán pecó el diezmo ha estado disponible para su uso, por los predicadores de la Palabra.

      Antes del diluvio, posiblemente no había la necesidad del diezmo, por la abundancia que había en la tierra. Nadie necesitaba ser ayudado para sobrevivir ya que la tierra no había cambiado mucho y además la población era muy pequeña, el primer pastor o sacerdote fue Adán y el evangelizó a 14 generaciones.

      Después del diluvio, la tierra comienza de nuevo, y mas tarde encontramos a Abraham dando los diezmos a Melquisedec. ¿Quién era Melquisedec? Un sacerdote verdad, bueno era algo mas que un sacerdote, Melquisedec era un patriarca y es identificado por los eruditos de la Biblia con Sem, el primer hijo de Noé, que aun estaba con vida cuando Abraham vivía, en realidad Sem pudo ver hasta Isaac y a su hijo Jacob.

      Recuerde que el diezmo según la Biblia, es distribuido en tres personas: El sacerdote, los levitas y los pobres.

      Así que si encontramos que un sacerdote los está recibiendo, no hay ningún problema.

      Pero mire lo que dice Pablo en Hebreos 7:
      5Ciertamente los que de entre los hijos de Leví reciben el sacerdocio, tienen mandamiento de tomar del pueblo los diezmos según la ley, es decir, de sus hermanos, aunque éstos también hayan salido de los lomos de Abraham.
      9Y por decirlo así, en Abraham pagó el diezmo también Leví, que recibe los diezmos;
      10porque aún estaba en los lomos de su padre cuando Melquisedec le salió al encuentro.
      Aquí Pablo está diciendo en el versículo 9 que por medio de Abraham; Levi pagó el diezmo que le correspondía a un sacerdote, es decir la decima parte del diezmo.

      En el versículo 5 dice que es Levi quien recibe los diezmos, en versículo 9 dice que Levi quien es el que recibe los diezmos pago su parte al sacerdote por medio de Abraham. Recordemos que en éste momento de la vida a Levi le faltaban muchos años para nacer.

      Por lo tanto el caso de Abraham y de Melquisedec, ya era una sombra de la institución de los diezmos y las ofrendas, que haría siglos mas tarde Dios, formalmente por escrito, en el Monte Sinaí.

      Recuerde que Melquisedec solo tomó del botín de guerra, que solamente era una pequeña parte de las propiedades de Abraham. La Biblia no dice que Abraham dio el diezmo de todas sus pertenencias a Melquisedec, dice que solo le dio el diezmo del botín de guerra, posiblemente el diezmo del botín de guerra solo representaba la parte que Levi tenía que entregar al sacerdocio. ¿Qué hizo Abraham con el resto de los diezmos? La Biblia no lo dice.

      Además Dios estipulo también que cada tres años, los diezmos completos de ese año se tenía que repartir entre los pobres del pueblo. Por lo tanto la mayoría de los diezmos está destinado al laico, y el resto a los sacerdotes y a la gente pobre del pueblo de Dios.

      En Deuteronomio 12 encontramos una orden de Dios muy interesante:
      17Ni comerás en tus poblaciones el diezmo de tu grano, de tu vino o de tu aceite, ni las primicias de tus vacas, ni de tus ovejas, ni los votos que prometieres, ni las ofrendas voluntarias, ni las ofrendas elevadas de tus manos;
      18sino que delante de Jehová tu Dios las comerás, en el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, y el levita que habita en tus poblaciones; te alegrarás delante de Jehová tu Dios de toda la obra de tus manos.
      19Ten cuidado de no desamparar al levita en todos tus días sobre la tierra.
      En estos versículos da a entender que los diezmos y las ofrendas también se pueden usar en los días especiales de visita al templo.

      Espero mi explicación le haya ayudado un poco.

      Un abrazo en Cristo

      Tony Garcia

  10. Gracias hermano en CRISTO es mi oración que Dios le sostenga en su amor y ruego para que cada uno de nosotros que leemos con sumo cuidado y con un espíritu dispuesto a oír la voz de DIOS al unísono estemos atentos a lo que Dios nos dice, para que por medio de su ESPIRUTU SANTO todos unidos muy pronto podamos ver el GLORIOSO REGRESO DE NUESTRO SALVADOR .
    Dios nos instruye: ES MENESTER OBEDECER A DIOS ANTES QUE A LOS HOMBRES.
    Es usted hermano Tony un Siervo de Dios hermanos como usted es lo que necesita el mundo que no se compren ni se vendan
    QUE DIOS LE BENDIGA

  11. Hermano Tony el Señor le siga bendiciendo,mi inquietud es la siguiente,,En nuestra iglesia tenemos un caso doloroso, y es que una hna muy pobre con cuatro niños no tiene donde vivir ,los hnos hemos pagado su renta en muchas ocasiones pero no contamos con los medios para construirle una vivienda, ADRA para nosotros es inalcanzble, porque han ocurrido casos a hnos que se les ha quemado la casa y de ellos no vino ayuda,,, no contamos con las ofrendas porque se llevan mas de la mitad y solo queda para pagar los servicios..Con impotencia vemos esos niños pasando trabajo,,de mas esta decirle que somos una iglesia muy pobre aqui en Colombia son pocos los que tienen solvencia economica… Mi pregunta es, ¿ QUE PODEMOS HACER ‘? ¿ A donde nos dirigimos??? No se que clase de carta haya que mandar , ,,,,,,,,,,,Muchas gracias DIOS le bendiga grandementa ,,,,,,, creo que solo me estoy desahogando

  12. Seria tan amable de dar la referencia bibliográficas de los textos en ingles que aparecen en la parte del jueves 4 de agosto x favor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s