Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 9 – JESÚS LAS MINISTRABA EN SUS NECESIDADES – PARA EL 27 DE AGOSTO DE 2016

15 comentarios



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


“Jesús Sana al Ciego Bartimeo” Nicholas Poussin – Francia, 1650


Los pensamientos pertenecientes a “Escuela Sabática para Maestros” no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional o mundial. Este es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer extra información a la Lección de Escuela Sabática, para que le sea de ayuda al maestro para poder entender y explicar de una manera mas clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversia-les, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de su ayuda o de su agrado, le pedimos por favor, que sencillamente lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Nota: Para todos los hermanos que deseen el estudio completo acerca de “La Verdad acerca de los diezmos y las ofrendas”, lo hemos publicado al final de ésta lección, está después del estudio del día viernes.


Lección 9: Para el 27 de agosto de 2016

JESÚS LAS MINISTRABA EN SUS NECESIDADES

Sábado 20 de agosto_________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Marcos 5:22-43; 10:46-52; Juan 5:1-9; Salmos 139:1-13; Marcos 2:1-12; Hechos 9:36-42.

PARA MEMORIZAR:


“Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo” (Mat. 9:35).

EN UN PAÍS AFRICANO, una mujer adventista, jubilada, pensaba dejar de ministrar. Pero, en su comunidad el sida causaba estragos, y lo más urgente era alimentar bien a los huérfanos del sida. En 2002, ella y su iglesia comenzaron a alimentar a los niños de la comunidad con una buena comida seis días por semana. Comenzaron con 50 niños, y en 2012 estaban sirviendo a 300 niños cada día. Luego, comenzaron un curso preescolar, y ahora asisten 45 de esos niños. Otros servicios fueron distribuir ropa de ADRA, compartir verduras y maíz de una huerta que ellos mantenían, y cuidar a los enfermos. Comenzaron a ayudar a las mujeres, enseñándoles labores manuales para que pudiesen generar sus propios ingresos. Esta demostración de amor produjo una iglesia nueva. Al comienzo había 5 miembros, y para 2012 ya asistían 160 personas. Ese año, Dios proveyó los recursos a fin de construir un orfanato y un edificio nuevo para la iglesia.

Esto es un ejemplo práctico de por qué atender las necesidades de la comunidad es tan importante para los cristianos.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Al hacerse planes para la extensión de la obra, debe abarcarse mucho más que las ciudades. En los lugares alejados existen muchas, muchas familias de las cuales debe cuidarse a fin de saber si entienden la obra que Jesús está haciendo por su pueblo.

No ha de descuidarse a los que se encuentren en los caminos, ni tampoco a los que están en los vallados; y mientras viajamos de lugar en lugar, y pasamos por una casa tras otra, debemos siempre preguntar: “¿Han escuchado el mensaje las personas que viven en este lugar? ¿Ha sido presentada a su oído la verdad de la Palabra de Dios? ¿Comprenden ellos que el fin de todas las cosas es inminente, y que los juicios de Dios están cercanos? ¿Se dan cuenta de que cada alma ha sido comprada a un costo infinito?” Mientras medito en estas cosas, siento en mi corazón un profundo anhelo porque la verdad sea llevada con sencillez a los hogares de estas personas que viven a lo largo de los caminos y en lugares muy distantes de los densos centros de población… Tenemos el privilegio de visitarlos y familiarizarlos con el amor de Dios por ellos y con su maravillosa provisión hecha para la salvación de sus almas. En esta obra que se hace en los caminos y los vallados, hay serias dificultades que vencer. Mientras el obrero busca las almas no ha de temer ni ha de desanimarse, pues Dios es su ayudador, y continuará auxiliándolo; y abrirá caminos ante sus siervos (El evangelismo, p. 38).

Los que profesan creer en la verdad traten diligentemente de seguir las pisadas del Maestro, ayudando a todos los que necesitan un Salvador. Cristo ha presentado claramente las condiciones de las cuales depende la salvación. Dice “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24). Sí, siga a Cristo. Deje que cada alma sincera que desea obedecer a Dios camine en las pisadas del Redentor. Debemos ser humildes y mansos de corazón. Debemos producir frutos de justicia de acuerdo con las capacidades que Dios nos ha dado…

Cristo dice: “He aquí, he puesto delante de ti una puerta abierta, la cual nadie puede cerrar” (Apocalipsis 3:8). Entonces, pues, no desanimemos a los demás hablando de defectos del carácter. Hable de la luz; el cielo está lleno de luz. Cristo es la luz del mundo. Pronuncie palabras de esperanza, de fortaleza, de consuelo. Desvíe su mirada de las imperfecciones de los demás, y muestre a los que la rodean, por medio de la piedad práctica, un camino mejor (Alza tus ojos, p. 326).

Tendremos éxito si avanzamos con fe, decididos a hacer la obra de Dios con inteligencia. No debemos permitimos ser estorbados por hombres que gustan de estar del lado negativo, mostrando muy poca fe. La obra misionera de Dios ha de ser llevada adelante por hombres de mucha fe y ha de crecer continuamente en fuerza y eficiencia (Mente, carácter y personalidad, tomo 1, p. 45).

61


Lección 9 // Domingo 21 de agosto______________________

INTERRUPCIONES AL MINISTRAR

Jesús bajó de la barca cerca de Capernaum. (Ver Mar. 5.) Sus discípulos todavía están aturdidos por el encuentro con el hombre endemoniado en Decápolis. Como de costumbre, una multitud lo esperaba. Ansiosos de ganar su atención, las personas se apretujaron para acercarse a Jesús. Inmediatamente le pidieron ayuda: esta vez, un dirigente de la sinagoga.

Lee Marcos 5:22 al 43. Mientras Jesús estaba en camino para ministrar en sus necesidades a este dirigente de la sinagoga, ¿qué lo interrumpió y de qué modo reaccionó ante esto? Más importante, ¿qué lecciones debemos obtener de esta historia para nosotros y de qué forma reaccionamos cuando nos interrumpen en el ministerio?

Marcos 5:22-43

22 Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies, 23 y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá. 24 Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban. 25 Pero una mujer que desde hacía doce años padecía de flujo de sangre, 26 y había sufrido mucho de muchos médicos, y gastado todo lo que tenía, y nada había aprovechado, antes le iba peor, 27 cuando oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto. 28 Porque decía: Si tocare tan solamente su manto, seré salva. 29 Y en seguida la fuente de su sangre se secó; y sintió en el cuerpo que estaba sana de aquel azote. 30 Luego Jesús, conociendo en sí mismo el poder que había salido de él, volviéndose a la multitud, dijo: ¿Quién ha tocado mis vestidos? 31 Sus discípulos le dijeron: Ves que la multitud te aprieta, y dices: ¿Quién me ha tocado? 32 Pero él miraba alrededor para ver quién había hecho esto. 33 Entonces la mujer, temiendo y temblando, sabiendo lo que en ella había sido hecho, vino y se postró delante de él, y le dijo toda la verdad. 34 Y él le dijo: Hija, tu fe te ha hecho salva; ve en paz, y queda sana de tu azote. 35 Mientras él aún hablaba, vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro? 36 Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente. 37 Y no permitió que le siguiese nadie sino Pedro, Jacobo, y Juan hermano de Jacobo. 38 Y vino a casa del principal de la sinagoga, y vio el alboroto y a los que lloraban y lamentaban mucho. 39 Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no está muerta, sino duerme. 40 Y se burlaban de él. Mas él, echando fuera a todos, tomó al padre y a la madre de la niña, y a los que estaban con él, y entró donde estaba la niña. 41 Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña, a ti te digo, levántate. 42 Y luego la niña se levantó y andaba, pues tenía doce años. Y se espantaron grandemente. 43 Pero él les mandó mucho que nadie lo supiese, y dijo que se le diese de comer.

Afrontémoslo, a ninguno le gustan las interrupciones. Estamos ocupados, tenemos cosas para hacer, lugares adonde ir, trabajos que terminar. Nos fijamos metas y queremos cumplirlas, y dentro de cierto marco de tiempo. Las interrupciones pueden ponerse en nuestro camino.

Por eso, si alguien viene con una necesidad, o con un pedido de ayuda, puede ser molesto si el momento no es conveniente. A veces no se puede dejar de lado lo que uno está haciendo. Al mismo tiempo, ¿cuán a menudo podríamos dejar lo que estamos haciendo y ayudar, pero no lo hacemos, solo porque no queremos hacerlo?

No obstante, a menudo las mayores oportunidades para ministrar en las necesidades de la gente vienen por medio de interrupciones. Nosotros tratamos de evitar las interrupciones y nos molesta cuando se arruinan nuestros planes. Al considerar el ministerio de Jesús, notamos que algunas de las necesidades que él atendió fueron interrupciones, a las que respondió amorosamente. Pensemos: muchas oportunidades de ministrar nos llegan en la forma de interrupciones. Ya hemos considerado la historia del buen samaritano. ¿Quién sabe adónde se dirigía y lo que tenía que hacer, cuando llegó allí? Pero, de todos modos, él se detuvo a ministrar.

¡Hablemos de interrupciones!

¿Cuándo fue la última vez que alguien te interrumpió con una necesidad y pedido de ayuda? ¿De qué modo reaccionaste?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

La historia del milagro de la mujer con flujo, es una de los milagros y una de las interrupciones mas hermosas, que ocurrió en medio de otro milagro aún mas poderoso como fue la resurrección de la hija de Jairo.

Este milagro demuestra el genuino poder de la fe, aunque ésta sea por los medio herrados. Esta pobre y acabada mujer se había hecho más tímida por su larga enfermedad, por sus esperanzas tronchadas en los médicos de su época y también por la pobreza. No se atrevía a parar a Jesús, especialmente cuando Jesús se encaminaba a sanar la hija de un importante líder religioso como lo era Jairo, pero si se atrevió a abrir paso entre la muchedumbre y robar un milagro.

Es muy fácil apuntar el error y la ignorancia de la fe de ésta mujer, ella no tenía duda que Jesús la podía sanar, pero ella decidió usar el método equivocado para conseguir la sanación, ella uso para su sanación un objeto de Jesucristo; y en éste caso fue su manto ó su ropa.

Esta es una manera de superstición, hay muchos de nosotros que creemos en cosas y objetos como medios curativos, y Jesús, como lo hizo con ésta mujer, muchas veces nos sigue la corriente y se ajusta a nuestra creencia y fe; no por que estamos correctos, sino para más tarde enseñarnos y afirmarnos en la fe real y verdadera.

A pesar que la mayoría de cristiano tratamos de evitar éstos errores, recordemos que todavía hay un gran grupo de ellos que se aferran un crucifijo, muchos de ellos se aferran a la imagen de algún personaje bíblico, y lo hacen con una férrea y sincera fe infantil y Dios en su gran amor ajusta su misericordia a la fe de éstas personas. Estas personas igual a la mujer con flujo, están en la primaria del cristianismo y Dios no los defrauda, después del milagro Dios se encarga de que crezcan espiritualmente hasta llegar a la comprensión de los designios y voluntad de Dios.

Esta experiencia de la mujer con flujo, nos enseña a no escandalizarnos, ni contradecir, ni a discutir con esas personas que nos cuentas de los milagros recibidos a través de un medio equivocado, de un amuleto, o de un “santo” o de alguna virgen.

La fe de ésta mujer era imperfecta, pero lo importante es, que aun siendo imperfecta; era fe.

No hay ninguna conexión entre el toque de los dedos de la mujer con el manto de Jesús, pero Jesús se rebajo a los pensamiento infantiles de ella y le ayudó a conseguir lo que ella tanto soñaba: Y él le dijo: Hija, tu fe te ha salvado; ve en paz.

La misericordia y el amor de Dios, es como el aceite y el agua, que se ajustan a la forma de la vasija de barro. Al final ella comprendió que no fue el toque de sus manos, que no fue el manto de Jesús, sino la fe, la que la había sanado.

Esta mujer también creyó que podía escaparse con la bendición de Jesús y que Jesús no sería lo suficientemente sabio para darse cuenta del milagro ocurrido. Que manera más interesante de pensar, creer que Jesús tenía el poder de hacer un milagro, pero no el suficiente conocimiento para darse cuenta del milagro acontecido.

De muy buena gana, ésta mujer hubiera desaparecido con un milagro robado, pero Jesús la forzó a parar en frente de la multitud. Con la vista de toda la multitud sobre ella, “vino temblando, y postrándose a sus pies” Aún es ésta situación embarazosa para la pobre mujer, Jesús le estaba ayudando a que ella recuperara la confianza propia, su dignidad como mujer, y que también dijera la verdad.

Que contraste el de Jesús; usualmente mandaba a los que recibían un milagro, a callarlo, pero en éste caso Jesús estaba haciendo todo lo contrario, pero era un acto de completa bondad para ella, era una manera para que la imperfecta fe de ésta mujer fuera corregida y confirmada.

Si Jesús hubiera permitido que la mujer con flujo se hubiera escapado con un milagro robado, ésta mujer se hubiera marchado solamente con la mitad de la bendición, se hubiera marchado sana, pero no hubiera experimentado el gozo de la confesión, no hubiera probado el delicioso y profundo amor de Dios, ni tampoco su perdón, ni lo mas importante que era la salvación.

Esta fue la única mujer en la Biblia, que Jesús le llamó “HIJA”.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Solo Cristo pudo llevar las aflicciones de muchos. “En toda angustia de ellos él fue angustiado” (Isaías 63:9). Nunca provocó una enfermedad a su propia carne, pero llevó las enfermedades ajenas. Con la más tierna simpatía contemplaba a los dolientes que lo rodeaban. Gimió en espíritu cuando vio la obra de Satanás revelada en toda su maldad, e hizo suyo cada caso de necesidad y dolor… El poder del amor estuvo en toda su curación. Identificó sus intereses con los de la humanidad doliente (A fin de conocerle, p. 50).

Mientras enseñaba y sanaba, todas las energías de su mente y su cuerpo eran esforzadas hasta el límite; no obstante notaba las cosas más sencillas de la vida y la naturaleza. Sus lecciones más instructivas fueron aquellas en las cuales, mediante las cosas sencillas de la naturaleza, ilustró las grandes verdades del reino de Dios. No pasó por alto las necesidades del más humilde de sus siervos. Su oído oía cada clamor de necesidad. Estaba atento al toque de la mujer enferma aun en medio de la multitud; el más leve toque de fe obtuvo respuesta. Cuando resucitó de la muerte a la hija de Jairo, recordó a los padres que debían darle algo de comer. Cuando por su propio gran poder resucito de la tumba, no desdeñó doblar y colocar cuidadosamente en su debido lugar los lienzos en los cuales se lo había envuelto.

La obra a la cual somos llamados como cristianos, es la de cooperar con Cristo en la salvación de las almas. Para hacer esta obra hemos hecho pacto con él. Descuidar la obra es ser desleales a Cristo. Pero a fin de realizar esta obra, debemos seguir su ejemplo de fiel y concienzuda atención a las cosas pequeñas. Este es el secreto del éxito en todo ramo de esfuerzo e influencia cristianos (Palabras de vida del gran Maestro, p. 292).

El Hijo de Dios se había entregado a la voluntad del Padre y dependía de su poder. Tan completamente había anonadado Cristo al yo que no hacía planes por sí mismo. Aceptaba los planes de Dios para él, y día tras día el Padre se los revelaba. De tal manera debemos depender de Dios que nuestra vida sea el simple desarrollo de su voluntad (El Deseado de todas las gentes, pp. 178, 179).

Nuestros planes no son siempre los de Dios. Puede suceder que él vea que lo mejor para nosotros y para su causa consiste en desechar nuestras mejores intenciones, como en el caso de David. Pero podemos estar seguros de que bendecirá y empleará en el adelanto de su causa a quienes se dediquen sinceramente, con todo lo que tienen, a la gloria de Dios. Si él ve que es mejor no acceder a los deseos de sus siervos, compensará su negativa concediéndoles señales de su amor y encomendándoles otro servicio (El ministerio de curación, p. 375).

62


Lunes 22 de agosto // Lección 9_________________________

¿CÓMO PUEDO AYUDARTE?

Lee Marcos 10:46 al 52; y Juan 5:1 al 9. En ambos casos, Jesús hizo preguntas. ¿Por qué haría eso?

Marcos 10:46-52

46 Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. 47 Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: !!Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! 48 Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: !!Hijo de David, ten misericordia de mí! 49 Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. 50 El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. 51 Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. 52 Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.

Juan 5:1-9

1 Después de estas cosas había una fiesta de los judíos, y subió Jesús a Jerusalén. Y hay en Jerusalén, cerca de la puerta de las ovejas, un estanque, llamado en hebreo Betesda, el cual tiene cinco pórticos. En éstos yacía una multitud de enfermos, ciegos, cojos y paralíticos, que esperaban el movimiento del agua. Porque un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese. Y había allí un hombre que hacía treinta y ocho años que estaba enfermo.Cuando Jesús lo vio acostado, y supo que llevaba ya mucho tiempo así, le dijo: ¿Quieres ser sano?Señor, le respondió el enfermo, no tengo quien me meta en el estanque cuando se agita el agua; y entre tanto que yo voy, otro desciende antes que yo. Jesús le dijo: Levántate, toma tu lecho, y anda. Y al instante aquel hombre fue sanado, y tomó su lecho, y anduvo. Y era día de reposo aquel día.

Nota que, en ambos casos, Jesús preguntó qué deseaban, aun cuando era obvio lo que querían. Y, aun si no hubiera sido así, de todos modos Jesús habría sabido cuáles eran esas necesidades.

Sin embargo, al hacer esas preguntas, Jesús les mostró respeto a los hombres. Mostró que él los escuchaba y, por lo tanto, que se interesaba en aquello con lo cual luchaban. En muchos casos la gente, tal vez más que ninguna otra cosa, sencillamente solo quiere alguien con quien hablar, alguien que los escuche, porque a veces poder hablar acerca de sus luchas puede ayudar a la persona a sentirse mejor.

Considera por un momento cómo te sentirías si entraras al consultorio de un médico, y el médico te diera una mirada, escribiera una receta y te despidiera. Seguramente, tendrías dudas de si esta persona sabe lo que necesitas. Podrías decir: “El médico ni me preguntó cómo me sentía, ni escuchó los latidos de mi corazón, o me tomó la presión o…” Una de las reglas básicas de la práctica médica es “Diagnostica antes de tratar”.

El mismo concepto se aplica a la obra médico-misionera, que se concentra en el bienestar de la gente y en atender sus necesidades holísticas. Demasiadas iglesias creen que ya saben, o que adivinan en qué necesidades deben servir a otros en su comunidad. Cuando hacemos el esfuerzo de hablar con la gente acerca de sus necesidades o las necesidades de la comunidad, sienten que nos preocupamos por ellos, y nos informan de qué modo podemos servir de una manera que sea apreciada. Además, estaremos haciendo amigos nuevos.

“Recordad que podéis derribar la más grande oposición al mostrar un interés personal en aquellos con quienes os encontráis. Cristo demostró un interés personal en los hombres y las mujeres mientras vivió en esta Tierra. Doquiera iba, era un médico misionero. Hemos de ir por doquiera haciendo el bien como él hizo. Se nos ha enseñado a dar de comer al hambriento, vestir al desnudo y consolar al triste” (MB 169).

La mayoría de nosotros no tenemos problemas en expresar nuestras opiniones. ¿De qué forma podemos aprender a ser mejores oyentes?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

46Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando. 47Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí! 48Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: ¡Hijo de David, ten misericordia de mí! 49Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama. 50 El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús. 51Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista. 52Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.

Cristo se encaminaba para Jerusalén, pero había hecho una parada en Jericó. Allí se había encontrado con Zaqueo y lo había convertido. Después de haber estado en la casa de Zaqueo por muy poco tiempo, ahora era el momento de continuar el camino con lo conducía a la cruz, su destino era Jerusalén, y era la última vez que visitaría a Jerusalén en su ministerio terrenal, esa semana era la semana de la crucifixión.

Mucha gente seguía a Jesús cuando él salió de Jericó, había mucho entusiasmo en la gente, y por primera vez Jesús no reprendía la emoción de la gente. Esta multitud acompañaría a Jesús hasta Jerusalén, que se encontraba como a 10 millas o 16 kilómetros de Jericó.

Allí a la salida de Jericó, en el camino que conducía a Jerusalén, se encontraba el ciego Bartimeo, allí estaba trabajando en su oficina de miseria, sentado en su escritorio de desgracia, practicando su vieja profesión: pedir a la gente del camino una gota de misericordia, para él poder extender su desdichada existencia.

De acuerdo a Lucas, Bartimeo preguntó a que se debía el tumulto y la alegría de la gente; Y le dijeron que pasaba Jesús nazareno.”

Ese nombre despertó una extraña esperanza en Bartimeo, él pudo haber escuchado de los milagros de Jesús realizados en otros lugares, el nombre de Jesús era un dulce nombre para los mendigos, para los pobres y para los enfermos. El nombre de Jesús se había filtrado entre los necesitados y sufridos de una nación.

47Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: ¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!

El pedido de Bartimeo a Jesús nos enseña varias lecciones importantes:

1-Bartimeo reconoció el puesto y la dignidad de Jesús: La expresión “Jesús, Hijo de David” es un reconocimiento claro del carácter mesiánico de Jesús.

2-Bartimeo reconoció el poder y la autoridad de Jesús, y sobre ese poder y esa autoridad, Bartimeo construyó un sólido monumento a la fe.

3-El nacimiento de la fe no está sujeta a lo que el hombre ve, sino a los que el hombre siente y desea en su corazón. Bartimeo no vio a Jesús, pero sintió la necesidad urgentemente de un Salvador. Todos los humanos traemos en nuestro ser la necesidad de Dios en nuestras vidas, es solamente cuando lo buscamos y cuando Dios se posesiona de nuestras vidas,  que podemos experimentar la verdadera paz y felicidad en nuestras vidas.

Bartimeo era un hombre despreciado e impopular, la gente le ordenaba que guardara silencio. Es un acto de humillación y de desprecio cuando somos obligados a no expresar nuestros sueños, nuestras opiniones o pensamientos. No importa cual sea nuestra situación económica, social o anímica, nadie tiene derecho de forzarnos a guardar silencio, ni tampoco nosotros tenemos derecho a humillar o despreciar a una persona que sea inferior que nosotros en cualquier aspecto de la vida.

No había limites para las necesidades de Bartimeo, estaba necesitando alimentos, dinero, ropa, amigos y un hogar, pero cuando Jesús le preguntó: “¿Qué quieres que te haga?” el no dudo en dar su prioridad número uno de recuperar su vista.

Jesucristo le preguntó al ciego Bartimeo ¿Qué quieres que te haga?; pero hubo otro ciego a quien Cristo no preguntó nada, sino que el ciego preguntó a Cristo: 6El, temblando y temeroso, dijo: Señor, ¿qué quieres que yo haga? Y el Señor le dijo: Levántate y entra en la ciudad, y se te dirá lo que debes hacer. Hechos 6

Aquí encontramos dos milagros invertidos, a uno de le devuelve la visión y al otro se le da ceguera; los dos milagros eran milagros de amor, tuvieron como fin llevar al paciente a la sanidad física, como a la sanidad espiritual.

Bartimeo recibió la vista, un mundo nuevo se abrió ante él, estaba gozoso, estaba agradecido, fue obediente, se convirtió en un discípulo mas de Jesús, fue celoso y glorificó a Dios.

Cristo a pesar que ya había comenzado su angustioso camino a la cruz, no se olvidó de hacer una pequeña escala en Jericó, allí recupero a dos ciegos; uno de ellos lo encontró sentado en la rama de un árbol, y al otro lo encontró sentado a la orilla del camino. El Oftalmólogo Divino, es un especialista en cualquier ceguera que afecte al hombre.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El corazón del pecador va tras de Aquel que puede ayudarle solo cuando siente necesidad del Salvador. Cuando Jesús anduvo entre los hombres, los enfermos eran los que necesitaban un médico. Los pobres, los afligidos y los angustiados lo seguían para recibir la ayuda y el consuelo que no podían encontrar en otra parte. El ciego Bartimeo está esperando a la orilla del camino; ha esperado mucho para encontrarse con Cristo. Multitudes de personas que ven, van de aquí para allá, pero no desean ver a Jesús. Una mirada de fe tocaría el corazón de amor de Cristo y les traería las bendiciones de su gracia, pero no conocen la enfermedad y pobreza de su alma y no sienten necesidad de Cristo. No sucede así con el pobre ciego. Su única esperanza está en Jesús. Mientras espera y vigila, oye los pasos de muchos pies, y pregunta con avidez: ¿Qué significa este ruido de pisadas? Los circunstantes le contestaron “que pasaba Jesús nazareno”. Con el fervor de un intenso deseo, clama: “¡Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!” Tratan de hacerlo callar, pero clama con más vehemencia: “¡Hijo de David, ten misericordia de mí!” Este pedido es escuchado. Su fe perseverante es recompensada. No solo se le restaura la vista física, sino que son abiertos los ojos de su entendimiento; y ve en Cristo a su redentor y el Sol de justicia brilla en su alma. Todos los que sienten necesidad de Cristo como la sintió el ciego Bartimeo, y tengan tanto fervor y tanta determinación como él tuvo, recibirán como él la bendición que anhelan.

Los afligidos, los dolientes que buscaban a Cristo como su ayudador, quedaban encantados con la perfección divina, con la belleza de la santidad que resplandecían en su carácter. Pero los fariseos no lo deseaban porque no podían ver su belleza. Su vestido sencillo y su vida humilde, desprovista de ostentación externa, hacían que fuera para ellos como raíz de tierra seca (Comentario bíblico adventista, tomo 5, p. 1086).

Muchos se dan cuenta de su desamparo; desean con ansia aquella vida espiritual que los pondrá en armonía con Dios, y se esfuerzan por conseguirla; pero en vano. Desesperados, exclaman: “¡Miserable hombre de mí! ¿Quién me librará del cuerpo de esta muerte?” (Romanos 7:24). Alcen la mirada estas almas que luchan presa del abatimiento. El Salvador se inclina hacia el alma adquirida por su sangre, diciendo con inefable ternura y compasión: “¿Quieres ser salvo?” Él os invita a levantaros llenos de salud y paz. No esperéis hasta sentir que sois sanos. Creed en la palabra del Salvador. Poned vuestra voluntad de parte de Cristo. Quered servirle, y al obrar de acuerdo con su palabra, recibiréis fuerza. Cualquiera que sea la mala práctica, la pasión dominante que haya llegado a esclavizar vuestra alma y vuestro cuerpo, por haber cedido largo tiempo a ella, Cristo puede y anhela libraros…

Cuando el pecado contiende por dominar vuestra alma y agobia vuestra conciencia, mirad al Salvador. Su gracia basta para vencer el pecado. Vuélvase hacia él vuestro agradecido corazón que tiembla de incertidumbre. Echad mano de la esperanza que os es propuesta. Cristo aguarda para adoptamos en su familia. Su fuerza auxiliará vuestra flaqueza; os guiará paso a paso. Poned vuestra mano en la suya, y dejaos guiar por él.

Nunca penséis que Cristo está lejos. Siempre está cerca. Su amorosa presencia os circunda. Buscadle sabiendo que desea ser encontrado por vosotros. Quiere que no solo toquéis su vestidura, sino que andéis con él en comunión constante (El ministerio de curación, pp. 56, 57).

63


Lección 9 // Martes 23 de agosto
________________________

LAS NECESIDADES MÁS PROFUNDAS

Jesús, como Señor, sabía más acerca de la gente que ellos mismos. Hay muchos informes en los evangelios donde Jesús mostró que no solo sabía lo que la gente pensaba en ese momento (ver Mar. 2:8); él también conocía su historia pasada (Juan 4:18).

Lee Salmo 139:1 al 13. ¿Qué nos indica aquí la Palabra de Dios?

Salmo 139:1-13

1 Oh Jehová, tú me has examinado y conocido. Tú has conocido mi sentarme y mi levantarme; Has entendido desde lejos mis pensamientos. Has escudriñado mi andar y mi reposo, Y todos mis caminos te son conocidos. Pues aún no está la palabra en mi lengua, Y he aquí, oh Jehová, tú la sabes toda. Detrás y delante me rodeaste, Y sobre mí pusiste tu mano.Tal conocimiento es demasiado maravilloso para mí; Alto es, no lo puedo comprender. ¿A dónde me iré de tu Espíritu? ¿Y a dónde huiré de tu presencia? Si subiere a los cielos, allí estás tú; Y si en el Seol hiciere mi estrado, he aquí, allí tú estás. Si tomare las alas del alba Y habitare en el extremo del mar, 10 Aun allí me guiará tu mano, Y me asirá tu diestra. 11 Si dijere: Ciertamente las tinieblas me encubrirán; Aun la noche resplandecerá alrededor de mí. 12 Aun las tinieblas no encubren de ti, Y la noche resplandece como el día; Lo mismo te son las tinieblas que la luz. 13 Porque tú formaste mis entrañas; Tú me hiciste en el vientre de mi madre.

Como vimos ayer, Jesús conocía las necesidades de la gente y la ministraba en sus necesidades. De hecho, él sabía aun las necesidades que estaban bajo la superficie. Esta realidad se ve en la historia del paralítico. Aunque era obvio, superficialmente, que lo que necesitaba era sanidad física, había allí algo más profundo, razón por la cual, antes de decirle que tomara su cama y se fuera caminando, Jesús dijo: “Hijo, tus pecados te son perdonados” (Mar. 2:5).

Lee Marcos 2:1 al 12. ¿Qué sucedía debajo de la superficie con respecto a este hombre? ¿De qué maneras esta necesidad muy profunda podría ser un problema para todos aquellos a quienes procuramos ministrar?

Marcos 2:1-12

1 Entró Jesús otra vez en Capernaum después de algunos días; y se oyó que estaba en casa. E inmediatamente se juntaron muchos, de manera que ya no cabían ni aun a la puerta; y les predicaba la palabra. Entonces vinieron a él unos trayendo un paralítico, que era cargado por cuatro. Y como no podían acercarse a él a causa de la multitud, descubrieron el techo de donde estaba, y haciendo una abertura, bajaron el lecho en que yacía el paralítico. Al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Hijo, tus pecados te son perdonados. Estaban allí sentados algunos de los escribas, los cuales cavilaban en sus corazones: ¿Por qué habla éste así? Blasfemias dice. ¿Quién puede perdonar pecados, sino sólo Dios? Y conociendo luego Jesús en su espíritu que cavilaban de esta manera dentro de sí mismos, les dijo: ¿Por qué caviláis así en vuestros corazones? ¿Qué es más fácil, decir al paralítico: Tus pecados te son perdonados, o decirle: Levántate, toma tu lecho y anda? 10 Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): 11 A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa. 12 Entonces él se levantó en seguida, y tomando su lecho, salió delante de todos, de manera que todos se asombraron, y glorificaron a Dios, diciendo: Nunca hemos visto tal cosa.

Jesús sabía que el problema era más que físico. “Sin embargo, no era tanto la curación física como el alivio de su carga de pecado lo que deseaba. Si podía ver a Jesús, y recibir la seguridad del perdón y de la paz con el Cielo, estaría contento de vivir o de morir, según fuese la voluntad de Dios” (DTG 233).

Por supuesto, no podremos llegar debajo de la superficie como lo hizo Jesús. No obstante, podemos estar seguros de que, quien sea a quien ministremos, será una criatura dañada por el pecado. Es decir, cualesquiera que sean las necesidades superficiales, también tienen necesidad de gracia, del conocimiento de un Dios que los ama, que murió por ellos y quiere lo mejor para ellos.

Piensa en cuánto anhelas tú tener la certeza de la salvación y el saber que Dios te ama. ¿De qué forma puedes ayudar a otros a experimentar esa misma certeza y amor?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Mateo habla simplemente de la sanación del paralitico; pero de Lucas y de Marcos, aprendemos que éste paralítico que sanó Jesús, es el mismo paralítico que bajaron por el techo de la casa, después que abrieron el techo. Mateo no está tan interesado en presentar con lujos de detalles la escena, el está interesado en presentar el milagro, por lo tanto el descuida de proporcionar esos detalles que Marcos y Lucas no pasan por alto.

Pareciera que Mateo es incompleto en su manera de escribir y falto de detalles, recordemos que éste es el único libro del nuevo testamento que fue escrito en Arameo, que mas tarde fue traducido al griego, y que además ese era el estilo literario de un ex-cobrador de impuestos.

La calle y el patio estaban llenas de personas, y entre los presentes habían fariseos y doctores de la ley que habían viajado desde Jerusalén para ver a Jesús.

Los fariseos estaban presentes para observar a Jesucristo como se desenvolvía en el campo espiritual, para tomar notas de sus errores y para ver si lograban encontrar algo en su contra.

Fue en esa escena que aparece el paralítico bajando del techo de la casa. Hay que recordar que según la historia, no era difícil abrir el techo de una casa en el medio oriente en los tiempos de Jesús. El material era muy liviano, y era fácil de remover.

“…y al ver Jesús la fe de ellos, dijo al paralítico: Ten ánimo, hijo; tus pecados te son perdonados. 3Entonces algunos de los escribas decían dentro de sí: Este blasfema. 4Y conociendo Jesús los pensamientos de ellos, dijo: ¿Por qué pensáis mal en vuestros corazones? 5Porque, ¿qué es más fácil, decir: Los pecados te son perdonados, o decir: Levántate y anda? 6Pues para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dice entonces al paralítico): Levántate, toma tu cama, y vete a tu casa. ”

Aquí suceden tres milagros al mismo tiempo; el primer milagro es el perdón de los pecados; el segundo milagro es leer el pensamiento; y el tercer milagro es la restauración del paralitico.

¿Qué es mas fácil, perdonarle los pecados a alguien o sanarlo? La respuesta es perdonarle los pecados a alguien; hay muchos dirigentes de otras religiones que perdonan los pecados, día a día sus feligreses le confiesan sus pecados y ellos se los perdonan. “Del dicho al hecho hay mucho trecho” Pero es mas fácil decirle a una persona que sus pecados le son perdonados, aunque no sea verdad, que sanarlo de cáncer.

Nosotros los humanos cometemos pecados y ofensas; el pecado es contra Dios y la ofensa es contra el hermano.

Dios dice “no adulteraras” cuando se infringió el mandamiento del adulterio, el pecado fue contra Dios, pero la ofensa fue en contra de nuestros prójimos.

El mandamiento dice “no robarás”, cuando robamos, pecamos contra Dios, pero ofendemos a nuestro prójimo quitándole lo que a él le pertenece.

Es por eso que Dios nos ordena confesar las faltas los unos a los otros, esa es la razón de la “Santa Cena” y el “Rito de Humildad”

El propósito de la Santa Cena, es estar bien con Dios y estar bien con nuestros hermanos; confesando los pecados a Dios y las ofensas a nuestros hermanos.

Aunque los pecados han sido confesados a Dios, hay muchas faltas en contra de nuestro prójimo, que se llevan en silencio hasta la hora de la muerte, y hay faltas que se llevarán hasta la tumba en completo silencio. Solo Dios sabe como va a proceder en estos casos, ya que hay muchas faltas, que se haría mas mal confesándolos a nuestros prójimo, que ocultándolas.

Hay muchas personas que piden perdón de una manera generalizada, y evitan entrar en detalles, ya sea por vergüenza, por lastima, por amor, por salud, o por cualquier otra razón. Solo Dios sabe como va a juzgar en estos casos, él es un Dios justo y perfecto y conoce las intenciones de los corazones de los humanos.

La acusación de blasfemia en contra de Jesús por perdonar los pecados, tenía que ser eliminada inmediatamente, cuando Jesús leyó el pensamiento de ellos. Leer el pensamiento es un atributo que solo le pertenece a Dios; nadie mas tiene el poder ni el permiso de leer los pensamientos de nadie, ese poder solo le pertenece a Dios.

Desde el primer momento en que los fariseos se dieron cuenta que sus pensamientos habían sido leídos, tenían que haber aceptado que Jesús era Dios, al aceptar que él podía leer los pensamientos, automáticamente tenían que aceptar que el también tenía la potestad para perdonar pecados, ya que ese es otro atributo que solo le pertenece a Dios. Al proceder Jesús a la sanación del paralitico, remataba la dignidad de Cristo, ya que era mas difícil sanar a un paralítico, que solamente decirle que sus pecados le habían sido perdonados.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

En todo lugar, a cada hora del día, hay un Vigilante santo que coteja cada cuenta, cuyo ojo capta toda la situación, sea ésta de fidelidad o de deslealtad y engaño.

Nunca estamos solos. Tenemos un Compañero, lo elijamos o no. Recordad… que dondequiera que estéis, cualquier cosa que hagáis, Dios está allí. Tenéis un testigo para cada palabra y acción: Dios santo, que odia el pecado. Nada que se diga, haga o piense puede escapar de su ojo infinito. Vuestras palabras puede ser que no sean oídas por oídos humanos, pero son oídas por el Gobernante del universo. El lee la ira interior del alma cuando la voluntad se indispone. Oye las expresiones profanas. En el lugar más oscuro y solitario, él está allí. Nadie puede engañar a Dios; nadie puede escapar de rendirle cuentas…

Todo el cielo se interesa en nuestra salvación. Los ángeles de Dios están… anotando las obras de los hombres. En el libro de memoria de Dios se registran las palabras de fe, los actos de amor y la humildad de espíritu (A fin de conocerle, p. 236).

Y Jesús, al mirarlo, tuvo compasión de él, y dijo: “Hijo, tus pecados te son perdonados” (Marcos 2:5). Bien, ¡qué gozo significaba eso! Jesús sabía exactamente qué necesitaba esa alma agobiada por el pecado. Sabía que el hombre había sido torturado por su propia conciencia, así que le dijo: “Tus pecados te son perdonados”. ¡Qué alivio para la mente del paralítico! ¡Qué esperanza llenó su corazón!

Entonces las sospechas se suscitaron en los corazones de los fariseos: “¿Quién puede perdonar pecados, sino solo Dios?”

Jesús les dijo entonces: “Para que sepáis que el Hijo del Hombre tiene potestad en la tierra para perdonar pecados (dijo al paralítico): A ti te digo: Levántate, toma tu lecho, y vete a tu casa” (Lucas 5:24). ¿Qué? ¿Tomar el lecho con sus brazos lisiados? ¿Qué? ¿Ponerse en pie, con sus piernas paralíticas? ¿Qué hizo? Pues, hizo exactamente lo que se le ordenó. Hizo lo que el Señor le dijo que hiciera. La fuerza de la voluntad fue dirigida a mover sus piernas y brazos tullidos, y éstos respondieron, aun cuando no habían respondido por largo tiempo. Esta manifestación demostró delante de la gente que allí había Uno, en medio de ellos, que no solo podía perdonar pecados sino también sanar a los enfermos (Fe y obras, p. 67).

64


Miércoles 24 de agosto // Lección 9______________________

DORCAS EN JOPE

Lee Hechos 9:36 al 42. ¿Qué hizo Dorcas cuando descubrió las necesidades que la rodeaban? En Hechos 9:41, ¿qué implica la frase “a los santos y a las viudas”?

Hechos 9:36-42

36 Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita, que traducido quiere decir, Dorcas. Esta abundaba en buenas obras y en limosnas que hacía. 37 Y aconteció que en aquellos días enfermó y murió. Después de lavada, la pusieron en una sala. 38 Y como Lida estaba cerca de Jope, los discípulos, oyendo que Pedro estaba allí, le enviaron dos hombres, a rogarle: No tardes en venir a nosotros. 39 Levantándose entonces Pedro, fue con ellos; y cuando llegó, le llevaron a la sala, donde le rodearon todas las viudas, llorando y mostrando las túnicas y los vestidos que Dorcas hacía cuando estaba con ellas. 40 Entonces, sacando a todos, Pedro se puso de rodillas y oró; y volviéndose al cuerpo, dijo: Tabita, levántate. Y ella abrió los ojos, y al ver a Pedro, se incorporó. 41 Y él, dándole la mano, la levantó; entonces, llamando a los santos y a las viudas, la presentó viva. 42 Esto fue notorio en toda Jope, y muchos creyeron en el Señor.

Dorcas era una discípula de acción. “Había entonces en Jope una discípula llamada Tabita” (Hech. 9:36). ¿Podría decirse: “En [nombre de tu ciudad] había discípulos llamados [nombre de tu congregación]” que “abundaban en buenas obras y en limosnas” (Hech. 9:36)?

Los “santos” son miembros de la iglesia cristiana; “las viudas” pueden incluir a miembros de la iglesia así como aquellas que no lo son. Dorcas servía a ambos grupos. Tu “Jope” debe estar fuera de tu iglesia y dentro de ella. El interés y cuidado por los que están dentro de la iglesia es también una poderosa estrategia evangelizadora (ver Hech. 2:42-47). La gente de afuera puede decir entonces: “Vean cómo esos adventistas aman y se preocupan por cada uno de ellos”.

Lee Juan 13:34 y 35; y 15:12. ¿Cuál es el mismo mensaje en los tres textos, y por qué es tan importante que los sigamos como iglesia?

Juan 13:34 y 35

34 Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros.

35 En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tuviereis amor los unos con los otros.

Juan 15:12

12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.

Al hacer planes para servir a la gente fuera de tu iglesia, debes considerar qué enfoque usarás.

Amy Sherman describe tres estilos que una iglesia puede usar al servir a su comunidad:

1) el estilo colonizador enfoca las necesidades de la comunidad que rodea a tu iglesia. La mujer del ministerio HIV/sida mencionada eligió la comunidad inmediata como su “Jope”. 2) El estilo jardinero es desarrollar vínculos con los vecinos fuera del área inmediata a la iglesia, como los jardineros consideran sus jardines como una extensión de sus hogares. A veces, varias iglesias se asocian para operar un centro de servicios a la comunidad, fuera de cada una de sus comunidades. En una ciudad, varias iglesias administraron una tienda de alimentos saludables, a partir de lo cual comenzó una iglesia nueva. 3) El estilo pastoral es servir a una población específica como meta, más bien que un vecindario geográfico.−Adaptado de Ronald J. Sider et.al., Churches That Make a Difference, p. 146.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

La lección de éste día, es una de esa lecciones muy interesantes que nos hace reflexionar en la deplorable condición de nuestra iglesia y la ayuda que proporcionamos a los necesitados de nuestra iglesia y a los necesitados del mundo.

La iglesia no va a curar la pobreza del mundo, y ese es un tema que todos nosotros lo tenemos muy claro. Pero al mismo tiempo, no podemos ignorar las necesidades que los pobres de éste mundo experimentan, tanto adentro de nuestra iglesia, como afuera de ella.

La oración, la fe y la esperanza no es suficiente para un estómago hambriento, no es suficiente para calmar la fiebre de un niño, tampoco es suficiente para vestir al que está desnudo.

El grupo gigantesco de la gente que se pierde, está compuesta por aquellos que no ayudan a su prójimo:

41Entonces dirá también a los de la izquierda: Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles. 42Porque tuve hambre, y no me disteis de comer; tuve sed, y no me disteis de beber; 43fui forastero, y no me recogisteis; estuve desnudo, y no me cubristeis; enfermo, y en la cárcel, y no me visitasteis. 44Entonces también ellos le responderán diciendo: Señor, ¿cuándo te vimos hambriento, sediento, forastero, desnudo, enfermo, o en la cárcel, y no te servimos? 45Entonces les responderá diciendo: De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis. Mateo 25

El mundo ha cambiado demasiado en 2,000 años. Ese mundo que tenía como base la agricultura y la ganadería ha cambiado, todo se ha modernizado y se ha comercializado.

La agricultura está comercializada de una manera gigante y lo mismo la ganadería. Todo se hace en una escala gigante, gigantes proporciones de tierra tienen que ser sembradas, gigantes maquinas trabajan la tierra día y noche, mientras son controladas y dirigidas por satélites, así son las cosechas, así es su venta y así también es su consumo, esa es la única manera de sobrevivir, de otra manera seria imposible alimentar a un mundo que está súper-poblado. Lo mismo sucede con la ganadería y también la pesca.

Por lo tanto la economía de los tiempos de Israel ya no funciona en nuestros días. Si ahora necesitamos hacer algo para la humanidad y para el necesitado tenemos que contar con fondos económicos, es decir, tenemos que tener dinero.

La lección de éste día nos formula preguntas muy difícil de responder, entre ellas están:

1- ¿Qué hizo Dorcas cuando descubrió las necesidades que la rodeaban?

¿Qué hacemos cuando descubrimos que hay necesidades que nos rodean? Muchas veces ayudamos con lo que tenemos, muchas veces deseamos ayudar, pero no tenemos los fondos necesarios para ayudar.

Cuando contemplamos la necesidad que existe en nuestros hermanos y en nuestros vecinos, y sabemos que no podemos ayudar, eso nos hace sentirnos impotentes, frustrados y quizás hasta con un poco de ira con la situación

¿Qué hace nuestra misión, nuestra asociación, nuestra conferencia, nuestra división o nuestra unión cuando ve la necesidad? Nada, nos mandan a orar por el problema, pero ellos no sueltan lo mas importante que es la ayuda económica para las iglesias.

La división Norte-Americana respeta las ofrendas de la iglesia; la división Inter-Americana arrasa con las ofrendas de las iglesias, habiendo ciertos países donde las iglesias son despojadas hasta la mitad de sus ofrendas. No tengo información de lo que pasa en la división Sud-Americana, pero es mi deseo que ellos respeten al menos las ofrendas de las iglesias.

La pregunta para los dirigentes de nuestra iglesia es: ¿Cómo ellos esperan que las iglesias hagan obras a la comunidad, cuando ellos toman gran porción de las ofrendas?; ¿Cómo ellos predican algo que ni ellos mismos están dispuestos a vivir?; ¿Cómo ellos predican el ayudar a los necesitados y cuando es el turno de ellos, solo recurren a la oración, la fe y la esperanza, y no sueltan el dinero, sino que lo derrochan en otras cosas?

La segunda pregunta que la lección nos formula es la siguiente:

¿Podría decirse: “En [nombre de tu ciudad] había discípulos llamados [nombre de tu congregación]” que “abundaban en buenas obras y en limosnas” (Hech. 9:36)?

Cambiemos un poco la pregunta:

¿Podría decirse: “En [nombre de la Conferencia] había discípulos llamados [nombre de los dirigentes]” que “abundaban en buenas obras y en limosnas” (Hech. 9:36)?

El tercer pensamiento que la lección nos provee para éste día es sumamente profundo:

Los “santos” son miembros de la iglesia cristiana; “las viudas” pueden incluir a miembros de la iglesia así como aquellas que no lo son. Dorcas servía a ambos grupos. Tu “Jope” debe estar fuera de tu iglesia y dentro de ella. El interés y cuidado por los que están dentro de la iglesia es también una poderosa estrategia evangelizadora (ver Hech. 2:42-47). La gente de afuera puede decir entonces: “Vean cómo esos adventistas aman y se preocupan por cada uno de ellos”.

“El interés y cuidado por los que están dentro de la iglesia es también una poderosa estrategia evangelizadora”

Si esto es así, volvamos al plan original de los diezmos y las ofrendas; donde el levita se quedaba con el 90% de los diezmos y el sacerdote con el 10% de los diezmos y las ofrendas. Esta es la fórmula perfecta para una poderosa estrategia evangelizadora.

¿Se animan nuestros dirigentes a dar un paso transcendental para la predicación del evangelio al mundo; cambiando el sistema de los diezmos y de las ofrendas?

¿Nos animamos nosotros los laicos a hacer cambios que van a repercutir por la eternidad?

Les dejamos nuevamente el estudio: “La Verdad Acerca de los Diezmos y de las Ofrendas” lo encontrará después del estudio del día viernes.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

En Jope había una [mujer llamada] Dorcas, cuyos hábiles dedos eran más activos que su lengua. Sabía quiénes necesitaban vestimenta adecuada y quiénes necesitaban simpatía, y atendía liberalmente las necesidades de ambas clases. Y cuando murió Dorcas, la Iglesia de Jope se dio cuenta de su pérdida. No es de admirarse que gimieran y se lamentaran, ni de que cálidas lágrimas cayeran sobre la arcilla inanimada. Ella era de tan gran valor que, mediante el poder de Dios, fue rescatada del terreno del enemigo para que su habilidad y energía pudieran ser todavía una bendición para otros.

Es rara una fidelidad tal, llena de oración y paciencia perseverante, como la que poseyeron esos santos de Dios. Sin embargo, la iglesia no puede prosperar sin ella (El ministerio de la bondad, p. 148).

Cristo había mandado a los primeros discípulos que se amasen unos a otros como él los había amado. Así debían testificar al mundo que Cristo, la esperanza de gloria, se había desarrollado en ellos. “Un mandamiento nuevo os doy —había dicho—: Que os améis unos a otros: como os he amado, que también os améis los unos a los otros” (S. Juan 13:34). Cuando se dijeron esas palabras, los discípulos no las pudieron entender; pero después de presenciar los sufrimientos de Cristo, después de su crucifixión, resurrección y ascensión al cielo, y después que el Espíritu Santo descendió sobre ellos en Pentecostés, tuvieron un claro concepto del amor de Dios y de la naturaleza del amor que debían tener el uno con el otro. Entonces Juan pudo decir a sus condiscípulos: “En esto hemos conocido el amor, porque él puso su vida por nosotros: también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos”.

Después que descendió el Espíritu Santo, cuando los discípulos salieron a proclamar al Salvador viviente, su único deseo era la salvación de las almas. Se regocijaban en la dulzura de la comunión con los santos. Eran compasivos, considerados, abnegados, dispuestos a hacer cualquier sacrificio por la causa de la verdad. En su asociación diaria, revelaban el amor que Cristo les había enseñado. Por medio de palabras y hechos desinteresados, se esforzaban por despertar ese sentimiento en otros corazones.

Los creyentes habían de cultivar siempre un amor tal. Tenían que ir adelante en voluntaria obediencia al nuevo mandamiento. Tan estrechamente debían estar unidos con Cristo que pudieran sentirse capacitados para cumplir todos sus requerimientos. Sus vidas magnificarían el poder del Salvador, quien podía justificarlos por su justicia (Los hechos de los apóstoles, pp. 436, 437).

Uno de los últimos mandamientos que Cristo diera a sus discípulos fue: “Que os améis los unos a los otros: como os he amado”. ¿Estamos obedeciendo este mandato, o estamos condescendiendo con rasgos de carácter hirientes y no cristianos? Si de alguna forma hemos agraviado o herido a otros, es nuestro deber confesar nuestra falta y buscar la reconciliación. Esta es una condición esencial para que podamos presentamos a Dios con fe y pedir su bendición (Palabras de vida del gran Maestro, p. 110).

65


Lección 9 // Jueves 25 de agosto________________________

LA IGLESIA EN ACCIÓN

“Pon en manos del Señor todas tus obras, y tus proyectos se cumplirán” (Prov. 16:3, NVI).

Una vez que tu iglesia tiene una visión clara del modo en que puede ministrar a la comunidad, es importante desarrollar un plan, por el cual todos los departamentos de la iglesia puedan trabajar juntos, para convertir la visión en una realidad. Aun cuando puedas no considerarte un “líder” en tu iglesia, puedes contribuir. Además, es bueno que todos los miembros de la iglesia entiendan este proceso, porque tiene que ver con la misión de la iglesia a tu comunidad.

Idealmente, un plan estratégico de la iglesia debe basarse en elementos tomados de por lo menos tres fuentes: 1) principios bíblicos y del Espíritu de Profecía; 2) conocimiento de las necesidades de la comunidad; y 3) la congregación. Algunas iglesias han reunido elementos de la congregación teniendo sesiones de “torbellinos de ideas”, durante las cuales se invita a todos los miembros de la iglesia a compartir sus ideas y sueños para extenderse a otros, y para mejorar su iglesia adentro.

Lee Lucas 14:25 al 35. ¿Qué tiene que ver este pasaje con el compromiso y la planificación que se necesitan para cumplir la misión de tu iglesia?

Lucas 14:25-35

25 Grandes multitudes iban con él; y volviéndose, les dijo: 26 Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27 Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo. 28 Porque ¿quién de vosotros, queriendo edificar una torre, no se sienta primero y calcula los gastos, a ver si tiene lo que necesita para acabarla? 29 No sea que después que haya puesto el cimiento, y no pueda acabarla, todos los que lo vean comiencen a hacer burla de él, 30 diciendo: Este hombre comenzó a edificar, y no pudo acabar. 31 ¿O qué rey, al marchar a la guerra contra otro rey, no se sienta primero y considera si puede hacer frente con diez mil al que viene contra él con veinte mil? 32 Y si no puede, cuando el otro está todavía lejos, le envía una embajada y le pide condiciones de paz. 33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo. 34 Buena es la sal; mas si la sal se hiciere insípida, ¿con qué se sazonará? 35 Ni para la tierra ni para el muladar es útil; la arrojan fuera. El que tiene oídos para oír, oiga.

Al pensar en el proceso requerido para atender las necesidades de tu comunidad en forma efectiva, podrías pensar: esto exige mucho compromiso y tiempo. Preferiríamos algunos atajos. Las dos parábolas nos advierten contra tomar livianamente las responsabilidades de la misión y del discipulado. Ellas nos recuerdan que el análisis y la planificación para nuestra misión son esenciales. Es un asunto de buena mayordomía. El sabor de la sal en Lucas 14:34 representa devoción. Sin esto, nuestro servicio, nuestro discipulado, es inútil y no tiene sentido. Necesitamos una devoción ferviente y fiel a nuestro Señor; y si tenemos eso, seguirá una devoción ferviente y fiel al ministerio.

¿Cuáles son algunas maneras en que puedes trabajar con tu iglesia en la organización y la planificación previas, sobre el modo en el que pueden extenderse hacia la comunidad?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Cuando se nos habla de colaborar, solo se menciona la iglesia y no se menciona los dirigentes de la iglesia, es decir la conferencia, o misión, o asociación o unión, dependiendo donde éste usted.

Los planes de ayuda solo le recaen a la iglesia, de la iglesia sale el sostén para el sacerdocio, de la iglesia sale el sostén para mantener a la misma iglesia, encima de todo los sacerdotes quitan gran parte de las ofrendas que es para el sostén de las iglesias, la iglesia tiene que pagar los planes de evangelismo, las iglesias tienen que ayudar a los necesitados de nuestra iglesia y también a los de afuera, la iglesia paga por las actividades de los diferentes departamentos de la iglesia, los hermanos trabajan para iglesia, los hermanos hacen obra misionera poniendo su tiempo y sus recursos; las iglesias pagan sus propios terrenos y también la construcción de la iglesia, al final todo es carga de la iglesia.  La iglesia ya no puede mas, ya vamos a puras penas, necesitamos volver al sistema original que Dios dejó para su pueblo.

Pudiéramos desarrollar un plan para tener una iglesia en acción con el servicio a la comunidad, una iglesia con fondos monetarios puede hacer mucho bien a la comunidad, y también puede ayudar a los hermanos necesitados de la misma iglesia.

Aquí exponemos un plan para volver al sistema original que dejó Dios en cuanto a los diezmos y a las ofrendas:

  • Año 2017 – Dejar para las iglesias el 20% de todos los diezmos y tomar para la conferencia el 100% de las ofrendas
  • Año 2018 – Dejar para las iglesias el 40% de todos los diezmos y tomar para la conferencia el 100% de las ofrendas
  • Año 2019 – Dejar para las iglesias el 60% de todos los diezmos y tomar para la conferencia el 100% de las ofrendas
  • Año 2020 – Dejar para las iglesias el 80% de todos los diezmos y tomar para la conferencia el 100% de las ofrendas
  • Año 2021 – Dejar en las iglesias el 90% de todos los diezmos y tomar para la conferencia el 100% de las ofrendas mas el 10% de los diezmos

Si siguiéramos el sistema que dejó Dios originalmente para su iglesia, las iglesias pudieran ayudar a todos los necesitados tanto dentro como fuera de las iglesias, la membresía de la iglesia posiblemente ya se hubiera cuadruplicado y la conferencia recibiera con las ofrendas y la décima parte del diezmo, mucho mas de lo que ahora recibe.

¿Estoy soñando? No, la solución la tenemos nosotros en nuestras manos.

Dios y el espíritu de profecía nos amparan, bíblica-mente estaríamos haciendo lo correcto si dejáramos para nuestra iglesia el 90% de los diezmos y mandáramos a los sacerdotes el 10 % de los diezmos y el total de las ofrendas. Así lo instituyó Dios, hay sabiduría en la institución divina, así lo deberíamos de hacer.

El dinero se empleara realmente donde se necesita, las iglesias fueran florecientes con un mensaje de acción parecido al de Cristo, y no hubiera ese derroche millonario a manos de cuerpo sacerdotal de nuestra iglesia. ¡Necesitamos comenzar a hacer un cambio!

Si usted no ha leído el estudio: “La Verdad de los Diezmos y las Ofrendas” lo invitamos a que lo lea, está inmediatamente después del estudio del día viernes.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Cuando encomendamos nuestro camino al Señor, debemos escudriñar minuciosamente el corazón, arrojando fuera todo mal, para que Cristo pueda llenarlo con su justicia. Debemos buscar al Señor en oración, arrepintiéndonos de nuestros pecados desde el mismo comienzo de nuestras peticiones.

La ley de Dios es la prueba de nuestras acciones. Sus ojos ven todo acto, escudriñan cada rincón de la mente, detectan todo engaño y toda hipocresía. Todas las cosas están desnudas y abiertas ante la vista de Dios. Pero él recibirá a todos los que acudan a él con corazones arrepentidos y una verdadera intención de abandonar todo mal…

En todas nuestras transacciones comerciales, en cada palabra y acto, debemos mantener un propósito puro y una clara conciencia. Debemos encomendar nuestras obras a Dios y luego dejarlas en sus manos. Nuestra obra debe hacerse con la integridad más estricta. No debemos estimar nada que no podamos llevar a las cortes celestiales. Al hacer nuestro trabajo, pidamos la ayuda de Dios, comprendiendo que esto es lo único que puede mantener nuestra obra libre de egoísmo (A fin de conocerle, p. 292).

Con la mayor sencillez y franqueza, nuestro Salvador, el poderoso General de los ejércitos del cielo, no oculta el severo conflicto que ellos experimentarán. Señala los peligros, nos muestra el plan de la batalla y la difícil y peligrosa obra que debe hacerse; entonces levanta la voz antes de entrar en el conflicto para contar el costo, al mismo tiempo que anima a todos a tomar las armas de su contienda y a esperar que la hueste celestial integre los ejércitos para guerrear en defensa de la verdad y la rectitud. La debilidad de los hombres encontrará fuerza sobrenatural y ayuda en cada conflicto severo para realizar las obras de la Omnipotencia, y la perseverancia en la fe y la perfecta confianza en Dios asegurarán el éxito. Aunque la antigua confederación del mal está en orden de batalla contra ellos, él les ordena que sean valientes y fuertes y luchen valerosamente, pues tienen un cielo que ganar y más que un ángel en sus filas: el poderoso General de los ejércitos que conduce las huestes del cielo (Comentario bíblico adventista, tomo 2, pp. 989, 990).

66


Viernes 26 de agosto // Lección 9_______________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee Deuteronomio 15:11; Job 29:11 al 17; Proverbios 14:31; 19:17; Hechos 3:6; Santiago 1:27 a 2:5; y “Comenzando la obra en Australia”, El ministerio de la bondad, pp. 345-361.

Pablo, así como Jesús, estaba involucrado en satisfacer las necesidades expresadas por la gente. Esto lo podemos ver, por ejemplo, en la famosa historia de Pablo en el Areópago en Atenas. En Hechos 17:23, Pablo, provocado por la idolatría que veía en la ciudad, se ocupó en discutir animosamente con los sabios locales y con todo aquel que en el mercado quisiera hablar con él. Percibió sus necesidades y sus problemas. Descubrió que tenían un hueco con la forma del Dios desconocido en sus vidas, y que necesitaban conocer al verdadero Dios y dejar de adorar a los ídolos inútiles. Luego comenzó a predicar en la sinagoga, donde estaban tanto judíos como piadosos [“griegos”, NVI] (vers. 17). En otras palabras, aprovechó la oportunidad que tenía y se extendió a otros con el evangelio. Pablo procuró encontrarlos donde ellos estaban, como podemos ver por la forma en que habló al pueblo cuando estaba fuera de la sinagoga y en la calle. Las masas creían en alguna clase de divinidad, porque habían construido un altar “al Dios no conocido” (vers. 23). Más tarde, hasta citó a uno de sus propios poetas, que había escrito algo verdadero: “Linaje suyo somos” (vers. 28). Comenzando desde donde estaba la gente, quería apartarlos de sus ídolos, y llevarlos al Dios vivo y a Jesús, resucitado de los muertos. En pocas palabras, evaluando las necesidades de aquellos a quienes quería alcanzar, Pablo trató de ayudarlos a satisfacer esas necesidades.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. “El que enseñaba a la gente la manera de obtener paz y felicidad se preocupaba tanto de sus necesidades temporales como de las espirituales” (DTG 333). ¿Qué mensaje importante se da aquí con respecto a por qué debemos ministrar en las necesidades de otros?
  2. ¿Por qué, al pensar en extendernos a otros, debemos tener cuidado de no olvidar cuál es nuestra meta final? ¿Cuál es esa meta final? Indica razones para tu respuesta.
  3. ¿De qué forma podemos aprender a considerar las interrupciones, no como molestias, sino como oportunidades sagradas para el ministerio? ¿De qué modo Gálatas 2:20 nos ayuda en esta área?

67


LA VERDAD ACERCA DE LOS DIEZMOS Y LAS OFRENDAS

El tema del dinero es un tema muy sensitivo, no importando en que esfera se toque el tema. El asunto de los diezmos y las ofrendas, no es la excepción en nuestra iglesia, cada vez que se toca éste tema monetario, crea mucho malestar en cualquier persona de la iglesia, sin importar cual es su posición con respecto a los diezmos y las ofrendas.

Nuestro propósito con éste tema, es darle información a los hermanos acerca de los diezmos y las ofrendas, visto desde el punto de vista bíblico y desde el punto de vista del espíritu de profecía. Además compartiremos las noticias de la iglesia Adventista mundial, para que usted se de cuenta que es lo que se está haciendo con los diezmos y las ofrendas de nuestras iglesias.

La primera vez que los diezmos se mencionan en la Biblia es en Génesis 14 que dice:

18Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; 19y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; 20y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.

Hay mucha confusión cuando se habla de Melquisedec, aunque él no es el tema, Melquisedec es identificado por los eruditos de la Biblia, como Sem, el hijo mayor de Noé, quien fue el último de los patriarcas que logró vivir mucho tiempo y logró conocer hasta Isaac y su hijo Jacob, por lo tanto cabe la posibilidad que en los tiempos antiguos los diezmos se le entregaban a los patriarcas, que al mismo tiempo eran sacerdotes.

La Biblia también registra que Jacob aunque no dice a quien, él también pagaba sus diezmos, esto lo encontramos en Génesis 28 que dice:

20E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, 21y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. 22Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.

Años mas tarde, en el Monte Sinaí, Dios instituye para su servicio religioso a dos distinguidos cuerpos de servidores  como fueron los sacerdotes y los levitas.

También Dios instituyó los diezmos y las ofrendas, y en ésta ocasión lo hizo oficialmente y por escrito, y esto fue hecho a través de Moisés;  esto lo hizo Dios para instituir el salario tanto de los sacerdotes, como de los levitas.

Los sacerdotes, eran los encargados de hacer exclusivamente los trabajos del altar, Dios dejo como pago para ellos la décima parte de los diezmos y los levitas que eran los encargados de todos los trabajos de la iglesia que no fueran del altar, Dios les dejo a ellos el 90% de los diezmos.

Tanto los sacerdotes como los levitas predicaban y enseñaban al pueblo, la diferencia era que los sacerdotes lo hacían desde el altar y los levitas predicaban y enseñaban en cualquier otro lugar, con tal que no fuera el altar; a parte de esto, los levitas eran los encargados de todo el mantenimiento de la iglesia, en todas sus formas. Encima de todo, Dios ordenó so pena de muerte, que el levita y el sacerdote mezclaran los trabajos de ellos dos.

26Hablarás a los levitas y les dirás: Cuando toméis los diezmos de los hijos de Israel que os he dado como vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos, como ofrenda mecida a Jehová, el diezmo de los diezmos… 28Así presentaréis también vuestra ofrenda a Jehová de todos los diezmos que recibáis de los hijos de Israel; se la daréis al sacerdote Aarón como ofrenda reservada a Jehová. Números 18

Dios dejó para a los sacerdotes el 10% de los diezmo, y Dios dejo a los levitas el 90% de los diezmos.

21Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. Números 18

24Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad. Números 18

Además del 10% de los diezmos, Dios les dejó a los sacerdotes las ofrendas del pueblo:

3Y este será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de los que ofrecieren en sacrificio buey o cordero: darán al sacerdote la espaldilla, las quijadas y el cuajar. 4Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás; Deuteronomio 18

8Jehová dijo a Aarón: Yo te he dado también el cuidado de mis ofrendas. Todas las cosas consagradas de los hijos de Israel te las he dado a ti y a tus hijos en virtud de la unción, por estatuto perpetuo. 9Esto será tuyo de la ofrenda de las cosas santas, reservadas del fuego: todas las ofrendas que me han de presentar, todo presente suyo, toda expiación por su pecado y toda expiación por su culpa, será cosa muy santa para ti y para tus hijos. 10En el santuario la comerás; todo varón comerá de ella. Cosa santa será para ti.

11Esto también será tuyo: la ofrenda elevada de sus dones y todas las ofrendas mecidas de los hijos de Israel; te las he dado a ti, a tus hijos y a tus hijas por estatuto perpetuo. Cualquiera que esté limpio en tu casa, comerá de ellas. 12De aceite, de mosto y de trigo, todo lo más escogido, las primicias de ello, que presentarán a Jehová, para ti las he dado. 13Las primicias de todas las cosas de su tierra, las cuales traerán a Jehová, serán tuyas. Cualquiera que esté limpio en tu casa, comerá de ellas. 14Todo lo consagrado por voto en Israel será tuyo. Número 18

De aquí precisamente es que la Iglesia Adventista del Séptimo Día, toma como base, la doctrina de los diezmos y las ofrendas de nuestra iglesia.

Hay un documento llamado “Gospel Financing: Pulling Together” (Finanzas Evangelísticas: Puestas Juntas) escrito por el pastor Frank B Holbrook, quien es director asociado del Instituto de Investigaciones Bíblicas de la Conferencia General. Como todos sabemos el Instituto de Investigaciones Bíblicas, es la máxima autoridad teológica de nuestra iglesia, es allí donde nace nueva luz teológica y es allí donde se lleva cualquier pregunta teológica que sea difícil de contestar, allí esta la crema y la nata mundial de la teología no solo de nuestra iglesia, sino del cristianismo en general.

El pastor Holbrook, nos dice en su documento lo siguiente:

Original: “Whereshall I send my tithe? I no longer have confidence in church leadership. May I give it to anyone who claims to preach ‘the straight testimony’ of the Adventist faith? May I assist self-supporting units with it?” In other words, am I free, as a church member, to direct my tithe into any channel I see fit? Can I expect the Lord’s approval of such a course of action?

Traducción: “¿Dónde mandaré mis diezmos? Si yo ya no tengo confianza en el liderazgo de la iglesia. ¿Puedo entregarle ese diezmo a cualquiera que dice predicar el testimonio de la fe Adventista?; ¿Puedo ayudar a esas organizaciones evangelistas que son de sostén propio con mis diezmos? En otras palabras ¿Cómo miembro de iglesia, soy libre de dirigir mis diezmos a cualquier canal que crea conveniente? ¿Puedo esperar la aprobación de Dios si tomo cualquiera de las acciones mencionadas?

Original: “These are practical questions–and sincere. Unfortunately, they reflect an uncertainty among some of our members over the role and function of the organized world church of Seventh-day Adventists. Since we are a Bible-based church, we believe that Israel’s experience with organization and tithing can provide sound insights to assist modern Adventists in resolving such questions.”

Traducción: Estas son preguntas prácticas y sinceras. Desafortunadamente (estas preguntas) reflejan la incertidumbre de ciertos miembros de iglesia sobre el trabajo y las funciones de la iglesia Adventista del Séptimo Día mundial. Debido a que nosotros somos una iglesia basada en la Biblia, nosotros creemos que la experiencia de Israel con la organización y los diezmos, nos pueden proveer un sonido claro asistiendo a los adventistas modernos para contestar estas preguntas”

El pastor Holbrook continua explicando lo que nosotros hemos dicho anteriormente, él dice:

Original: “The Levites (living in the 48 cities allotted to them throughout the tribal territories–Num. 35: 7) periodically gathered the tithes from the people. They in turn tithed what they received and brought this “tithe of the tithe” to the sanctuary storehouse chamber, where it was redistributed to the priests (and in later years to other Levitical personnel) who served in the sanctuary service and worship (see Num. 18:26-28).”

Traducción: Los levitas (que vivían en 48 ciudades asignadas a ellos a través de los territorios de las otras tribus—Números 35: 7) periódicamente recogían los diezmos del pueblo. Ellos diezmaban los diezmos que recibían, y traían el “diezmo de los diezmos” al aposento del granero (alfolí) del santuario, allí era redistribuido a los sacerdotes (y en años mas tarde a otro personal levita) quienes servían en los servicios del santuario y adoración. (ver número 18: 26-28)

Aquí encontramos que el Levita, traía al templo, el diezmo de los diezmos, y también traía todas las ofrendas al templo, para ser distribuida por los sacerdotes, es decir que ellos se cobraban su salario, antes de traer el diezmo de los diezmos al templo.

El siguiente párrafo es tomado de las directrices de la iglesia, éste es el punto número 1 en la declaración oficial de nuestra iglesia con respecto a los diezmos:

Original: (1) Only conference organizations are authorized to make allocations from tithe funds. The tithe is the Lord’s and should be returned to the storehouse, the conference treasury, through the member’s home church. “Bring ye all the tithes into the storehouse, that there may be meat in mine house, and prove me herewith, saith the Lord of hosts, if I will not open you the windows of heaven, and pour you out a blessing, that there shall not be room enough to receive it.”-Mal. 3:10.

Traducción: (1) Solo las organizaciones de la conferencia están autorizadas para distribuir los fondos de los diezmos. El diezmo le pertenece a Dios y tiene que ser devuelto al alfolí (granero), que es la tesorería de la conferencia, esto es a través de la iglesia local de los miembros. 10Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. (Malaquías 3: 10)

Esta declaración que fue aprobada en Octubre 14, de 1985, es desaprobada por muchos miembros de la iglesia, ya que el alfolí del cual habla la Biblia, no es la tesorería de la conferencia, sino el templo, mas bien dicho la iglesia. Era al templo donde se traían los diezmos de los diezmos y las ofrendas y allí eran distribuidas a los sacerdotes.

Aquí comete un error garrafal la organización de nuestra iglesia, ellos dicen que el alfolí es la tesorería de la conferencia. ¡La Biblia no dice eso!

También en ésta declaración encontramos un segundo error, ellos dicen que solo la conferencia “está autorizada para distribuir los fondos de los diezmos” ¿De donde se basan ellos para ésta declaración? En todo éste estudio, usted descubrirá que ésta declaración no tiene base ni fundamento, no hay nada en la Biblia que ampare ésta declaración, y al contrario de esto, encontramos muchas declaraciones que prueban lo contrario.

Los levitas en el tiempo actual son los laicos, ellos son los que hacen el trabajo mas duro de nuestra iglesia que es la propagación del evangelio de puerta en puerta. Si el 90% de los diezmos quedaran en nuestra iglesia, entonces se pudieran pagar obreros bíblicos, médicos y enfermeras, se ayudaría a los pobres de nuestra iglesia y a los que no son de nuestra iglesia, y de esa manera se pudiera impartir un evangelio parecido al de Jesús.

Encontramos en nuestro tiempo que hay mega-iglesias en todas partes del mundo. En los Estados Unidos hay unas cuantas iglesias, donde existen congregaciones hasta de 40,000 miembros. Para mantener una de éstas iglesias se necesita un presupuesto muy alto. Algunas de éstas iglesias tienen un presupuesto mensual hasta de 30 millones de dólares. Con eso pagan las utilidades, servicios de comunicación y logísticas, servicios de media como radio y televisión, y miles de trabajadores que se necesitan constantemente para darle servicio y mantenimiento a la iglesia, usualmente éstas iglesias tienen entre 5 a 20 pastores a su servicio. Sería ilógico e imposible, que el pequeño grupo de pastores tomara todo el diezmo más el 40% de la ofrenda, y trataran de pagar a miles de trabajadores y todos los gastos de la iglesia, con el 60% de las ofrendas restantes.

En el tiempo de Israel era lo mismo, los sacerdotes eran bien pocos, el número gigante de trabajadores eran los levitas, ellos se encargaban de enseñar la Palabra al pueblo fuera del altar, ellos cuidaban del templo en todas sus formas, y ellos ayudaban en los miles de sacrificios que diariamente allí se ofrecían, hay mucha sabiduría de parte de Dios, cuando dejo el diezmo al mundo levita.

Lo mismo sucede en nuestros días, los encargados de llevar estudios de casa en casa es el mundo laico, el pastor solo hace el trabajo del altar, que es predicar, presentar niños, bautizar, casar, oficiar la santa cena y encargarse de las cosas administrativa de la iglesia. Tenemos que recordar que por la escases de pastores, el laico tiene que predicar en el altar, muchas veces tiene que presentar niños, también oficia la Santa Cena, e inclusive hay lugares que se les permite bautizar; pero bíblica-mente hablando, el trabajo del altar,  es un trabajo que le pertenece a los pastores de nuestra iglesia exclusivamente.

Hasta el año 2014, el reporte de ministros activos en la iglesia Adventista alrededor del mundo es de 18,846, en contraposición de eso, los laicos de la iglesia son 18 millones, dicho en otras palabras, hay mil pastores para cada millón de laicos, dicho de otra forma, hay solamente un pastor disponible para cada 100,000 miembros de iglesia.

Los diezmos de un millón de laicos es demasiado dinero para pagar a mil sacerdotes; los diezmos de 100,000 miembros es demasiado dinero para pagar a un solo sacerdote. Hay sabiduría en Dios, cuando él diseño el sistema de diezmos y ofrendas de una manera diferente. Dios diseñó que el 90 % de los diezmos se quedara con el millón de personas, para cubrir los gastos del evangelio, y que el 10% de los diezmos, mas las ofrendas, se fueran para los sacerdotes, ese es suficiente dinero para pagarse a ellos.

Como todo está al revés, esa es la razón de tanto abuso y despilfarro en nuestra iglesia, y lo peor de todo es que nadie se hace responsable del despilfarro en nuestra iglesia, al final nadie sabe, que es lo que se hace con el dinero de los diezmos.

Interesante-mente la religión judía, ya no entregan mas los diezmos. Los Rabís dicen, que como el mundo levita ya no existe más, no hay necesidad de dar los diezmos, ya que los diezmos fueron instituidos por Dios, específicamente para la tribu de Leví, que es la tribu que se quedó sin heredad, entre el pueblo de Dios. En nuestros tiempos modernos, los Rabís judíos sobreviven con las ofrendas que dan los feligreses, y es una costumbre rabínica desde los tiempos antiguos, que los Rabís no almacenan dinero extra, todo dinero extra que ellos reciben, lo reparten inmediatamente entre los necesitados de sus congregaciones y también con gente que no pertenece a sus congregaciones. Esta es una manera, “según ellos” de mostrar la bondad y los favores de Dios, para con ellos. 

Hay otro mandamiento muy interesante que Dios deja al pueblo de Israel:

28Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. 29Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren. Deuteronomio 14

Hasta hace unos cuantos años atrás, la dirección de nuestra iglesia había dicho en sus declaraciones oficiales, que el diezmo no era para ayudar a los pobres, contradiciendo abiertamente la Palabra de Dios. Alrededor del año 2007 esa clausula fue quitada, y no existe más, a pesar que fue quitada, la dirigencia de nuestra iglesia no le importan los pobres de la iglesia, mucho menos los pobres del mundo. ¿Suena duro verdad? Tristemente esa es la verdad, y si se quiere convencer, vaya a pedir ayuda a su conferencia por un necesitado de su iglesia o de su comunidad, y usted se dará cuenta que la ayuda le será negada, casi siempre lo mandan a uno orar por el necesitado, teniendo ellos en su poder, los medios suficiente para hacerlo.

Este mandamiento maravilloso que dio Dios, tiene como fin varias cosas importantes, y entre ellas podemos mencionar:

1-Que las riquezas no sean almacenadas

2-Que no se vuelva rico cierto grupo o cierto sector de la iglesia

3-Que el fin de los diezmos y las ofrendas cumpla su objetivo de aliviar las necesidades del mundo

4-Que los pobres y los necesitados sean bendecidos con los diezmos que se le traen al Señor

¿Para que mas sirve el diezmo y las ofrendas?

17Ni comerás en tus poblaciones el diezmo de tu grano, de tu vino o de tu aceite, ni las primicias de tus vacas, ni de tus ovejas, ni los votos que prometieres, ni las ofrendas voluntarias, ni las ofrendas elevadas de tus manos; 18sino que delante de Jehová tu Dios las comerás, en el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, y el levita que habita en tus poblaciones; te alegrarás delante de Jehová tu Dios de toda la obra de tus manos. 19Ten cuidado de no desamparar al levita en todos tus días sobre la tierra. Deuteronomio 12

El diezmo sirve para fiestas religiosas especiales; Por ejemplo, si en su país se celebra una vez al año el día de la hermandad, puede tomar del diezmo para sufragar los gastos de esa actividad. Si no lo cree, por favor lea el último texto de nuevo, allí descubrimos que el diezmo es también para las fiestas especiales que tiene nuestra iglesia. Si en su país celebran una fiesta espiritual, puede tomar parte del diezmo y dedicarlo para los gastos de esa actividad. Muchas veces nuestros pobres hermanos hacen grandes sacrificios, para venir a dichas actividades que usualmente se celebran en las ciudades capitales de sus respectivos países, y vienen casi con las manos vacías y con unos cuantos centavos para comer, cuando Dios ordenó todo lo contrario.

Si hay una fiesta “ESPIRITUAL” en la iglesia, los hermanos pueden tomar parte de los diezmos para esos gastos, tiene que haber alegría por las bendiciones de Dios. Lo contrario de eso es que muchas veces los hermanos asisten a éstas reuniones con mucho sacrificio, con mucha tristeza y con mucha preocupación por que no pueden sufragar los gastos de dichas reuniones, Dios ordenó todo lo contrario.

Este mandamiento lo siguen muy bien los dirigentes de nuestra iglesia. Ellos celebran sus días especiales, en estados o países lejanos, despilfarrando millones de dólares en viaje, alojamiento y alimentación.

Entre una de las noticias mas absurdas que conozco, fue el viaje de un grupo de personas desde los Estados Unidos hasta Grecia, ellos fueron a orara una casa que supuestamente se descubrió que el apóstol Pablo, había estado allí. Ellos viajaron con todo los viáticos pagado, entre ellos transporte, estadía y alimentación. El pretexto de  éste viaje que costó mucho dinero que era parte de los diezmos, era una oración. ¿Qué le parece?

Hay conferencias que tiene sus reuniones directivas anuales y en vez de hacerlo en sus propios lugares que son lo suficiente grande y suntuosos, escogen el extremo del país y muchas veces el extranjero, para llevar a cabo dichas reuniones.

Por ejemplo en los Estados Unidos, la Conferencia de la Florida, puede escoger Los Ángeles para ésta reunión, la distancia entre estas dos ciudades sobrepasa las 3,000 millas. Se escuchan que muchas reuniones de éstas se llevan a cabo en Hawai, que está extremadamente lejos.

Todo esos gastos son pagados en su totalidad para los que asisten, y esto es usando los “diezmos sagrados” Hay un despilfarro total en la dirigencia de la Iglesia Adventista, mientras que ellos enseñan que el diezmo es sagrado, y que así lo es, ellos no tratan como sagrado al diezmo, y lo despilfarran sin misericordia.

Los dirigentes de nuestra iglesia enseñan que el diezmo es sagrado; y así lo es; para Dios y para nosotros que lo entregamos es sagrado, pero para ellos es una fuente de despilfarro, es una practica muy común entre ellos el despilfarrar el dinero sagrado de Dios, en cosas equivocadas.

Si la iglesia tomó como base para los diezmos, la experiencia de los Israelitas en el monte Sinaí, entonces tenemos que tomar la experiencia total de ellos como base, no podemos tomar como base solo las cosas  que nos conviene. Cuando se habla de esto con muchos dirigentes, muchos de ellos responden que eso fue para los israelitas ¿Y no es de ellos que tomamos los diezmos y las ofrendas para nuestra iglesia? O lo tomamos todo, o no tomamos nada; recordemos que el Nuevo Testamento no menciona los diezmos en absoluto.

¿Qué dijo o que hizo Elena de White?

Aquí hay una carta escrita por Elena de White, al presidente de la conferencia del estado de Colorado, en Enero 22 de 1905

Esta es la historia para que entendamos el porqué de su carta:

Los hermanos Adventistas negros del sur, habían sido descuidados y abandonados por la Conferencia General, muchos de ellos había trabajado en la obra sin ser pagados por muchos meses, sufriendo pobrezas, tanto los pastores como sus familias.

Cierto día, la “Sociedad Misionera del Sur” como se llamaban en esos días, tuvieron la oportunidad de viajar al estado de Colorado, y después de exponer su precaria situación financiera a los hermanos de una determinada iglesia en ese estado, la iglesia decidió tomó de su tesorería 400 dólares que eran diezmos y se los donó a la “Sociedad Misionera del Sur”

Cuando el presidente de la conferencia de Colorado se dio cuenta de esto, condenó públicamente la acción de los hermanos del sur, hizo un escándalo terrible y exigió a la “Sociedad Misionera del Sur” que devolvieran esos 400 dólares que eran diezmos. Al darse cuenta Elena de White, de éste escándalo, escribió la siguiente carta al presidente, y esto es lo que ella le dijo:

Original: “My brother, I wish to say to you, Be careful how you move. You are not moving wisely. The least you have to speak about the tithe that has been appropriated to the most needy and the most discouraging field in the world, the more sensible you will be.

Traducción: Mi hermano, deseo decirte, que seas cuidadoso con tu manera de actuar. Tu no estás actuando sabiamente. Mientras menos hables acerca de los diezmos que han sido posesionados por los mas necesitados y por el campo mas desalentador del mundo, mas sensible serás.

Original: “It has been presented to me for years that my tithe was to be appropriated by myself to aid the white and colored ministers who were neglected and did not receive sufficient properly to support their families. When my attention was called to aged ministers, white or black, it was my special duty to investigate into their necessities and supply their needs. This was to be my special work, and I have done this in a number of cases. No man should give notoriety to the fact that in special cases the tithe is used in that way.

Traducción: Se me ha presentado por muchos años, que yo me halla apropiado de mis diezmos, para ayudar a ministros blancos y negros quienes han sido abandonados y no han recibido propiamente lo suficiente para ayudar a sus familias. Cuando mi atención ha sido llevada a los ministros de edad avanzada, ya sean blancos o negros, es mi obligación especial de investigar sus necesidades y suplirlas. Este fue mi trabajo especial, y lo he hecho en muchas ocasiones. Ningún hombre tendría que dar tanto énfasis al asunto que en casos especiales el diezmo sea usado de esa manera.

Original: “In regard to the colored work in the South, that field has been and is still being robbed of the means that should come to the workers in that field. If there have been cases where our sisters have appropriated their tithe to the support of the ministers working for the colored people in the South, let every man, if he is wise, hold his peace.

Traducción: Con respecto al trabajo de los negros en el sur, ese campo ha sido robado y aun sigue siendo robado de los medios que tendrían que venir a los trabajadores en ese campo. Si han habido casos donde nuestras hermanas se hayan apropiado de los diezmos para ayudar a los ministros que trabajan para la gente negra del sur, entonces todo hombre, si es sabio, que guarde silencio.

Original: “I have myself appropriated my tithe to the most needy cases brought to my notice. I have been instructed to do this; and as the money is not withheld from the Lord’s treasury, it is not a matter that should be commented upon, for it will necessitate my making known these matters, which I do not desire to do, because it is not best.

Traducción: Yo me he apropiado de mis diezmos para ayudar a los casos mas necesitados que me han hecho saber. Yo he sido instruida para hacer esto, y el dinero no se ha retenido de los tesoros de Dios. Este es un asunto que no debería  ser comentado, para esto necesitaría dar a conocer mis obras en éste asunto, y es cosa que no deseo hacer, por que no es lo mejor.

Original: “Some cases have been kept before me for years, and I have supplied their needs from the tithe, as God has instructed me to do. And if any person shall say to me, Sister White, will you appropriate my tithe where you know it is most needed, I shall say Yes, I will; and I have done so. I commend those sisters who have placed their tithe where it is most needed to help to do a work that is being left undone. If this matter is given publicity, it will create a knowledge which would better be left as it is. I do not care to give publicity to this work which the Lord has appointed me to do, and others to do.

Traducción: En algunos casos lo he mantenido (el diezmo) por años, y he suplido sus necesidades con los diezmos, como Dios me ha instruido hacerlo. Y si alguna persona me dijera: Hermana White, tomarías mis diezmos para repartirlos donde mas se necesiten, yo les diría que sí lo haré, y así lo he hecho. Yo recomiendo a esas hermanas quienes han puesto sus diezmos donde mas se necesitan, a que ayuden a hacer un trabajo que se ha quedado sin terminar. Si a éste asunto se le diera publicidad, crearía un conocimiento que sería mejor dejarlo como está. No deseo darle publicidad al trabajo que Dios me ha designado para hacer, y que también les ha designado a otros a hacer.

Original: “I send this matter to you so that you shall not make a mistake. Circumstances alter cases. I would not advise that anyone should make a practice of gathering up tithe money. But for years there have now and then been persons who have lost confidence in the appropriation of the tithe, who have placed their tithe in my hands and said that if I did not take it they would themselves appropriate it to the families of the most needy ministers they could find. I have taken the money, given a receipt for it, and told them how it was appropriated.

Traducción: Yo te mando este asunto para que tu no cometas un error. Las circunstancias alteran los casos. Yo no recomiendo a nadie que haga la práctica de recoger (o alzar) el dinero de los diezmos. Pero por años hay y han habido personas que han perdido su confianza en la distribución de los diezmos, estas personas han puesto sus diezmos en mis manos y han dicho que si yo no los tomo, ellos repartirán a las familias de los ministros mas necesitadas que puedan encontrar. Yo he tomado el dinero, les he dado recibo de ese dinero, y les he dicho como se repartió ese diezmo.

Original: “I write this to you so that you shall keep cool and not become stirred up and give publicity to this matter, lest many more shall follow their example.”– Letter 267, 1905.

Traducción: Yo te escribo para que te mantengas tranquilo, y no te vuelvas agitado y no le des publicidad a éste asunto, para que muchos mas no vayan a seguir el ejemplo de ellos” – Carta 267, 1905

Cuando las Iglesias Adventistas comenzaron a colectar los diezmos, la pregunta grande era: ¿Qué se haría con ese dinero? El pastor James White contestó esa pregunta en una publicación de la revista “Review” en Marzo 5 de 1859 y él dijo:

Original: “We suggest that each church keep at least $5 in the treasury to help those preachers who occasionally visit them, and labor among them. This seems necessary. Such is the scarcity of money that our good brethren very seldom are prepared to help a messenger on his journey. Let there be a few dollars in every church treasury.”

Traducción: “Sugerimos que cada iglesia mantenga por los menos 5 dólares en su tesorería para ayudar a esos predicadores que ocasionalmente los visitan y trabajan entre ellos. Esto parece necesario. Es tanta la escases de dinero que hay, que nuestros buenos hermanos casi nunca están preparados para ayudar a un mensajero en su viaje. Permitamos que hayan unos cuantos dólares en cada tesorería de la iglesia”

Dos años mas tarde, el pastor James White da un reporte de los diezmos de su iglesia, la iglesia de Battle Creek (BC)

Original: “As the result of strictly carrying out Heaven’s plan, there is now in our treasury (B.C.) $150 waiting for some worthy object which will really advance the cause of truth.”–RH January 29, 1861.

Traducción: “Como resultado de llevar el estricto plan del cielo, ahora en nuestra tesorería tenemos (B.C.) 150 dólares esperando por algún objetivo que valga la pena, que realmente adelante la causa de la Verdad”—RH Enero 29, 1861.

En estos dos textos podemos darnos cuentas que las iglesias comenzaron a retener los diezmos en sus iglesias, además parte de los diezmos, por lo menos 5 dólares, que eso era mucho en ese tiempo, estaban destinados a aquellos predicadores u obreros que visitaban las iglesias.

Elena de White dijo:

Original: “There are exceptional cases, where poverty is so deep that in order to secure the humblest place of worship, it may be necessary to appropriate the tithes.” 4T 464

Traducción: “Hay casos excepcionales, donde la pobreza es tan profunda que la única manera para asegurar un humilde lugar de adoración, podría ser necesario apropiarse de los diezmos” 4T 464

Original: “Institutions that are God’s instruments to carry forward His work on the earth must be sustained. Churches must be erected, schools established, and publishing houses furnished with facilities for doing a great work in the publication of the truth to be sent to all parts of the world. These institutions are ordained of God and should be sustained by tithes and liberal offerings. As the work enlarges, means will be needed to carry it forward in all its branches.”– 4T 464.

Traducción: “Las instituciones que son los instrumentos de Dios para llevar adelante su trabajo en ésta tierra, tienen que ser sostenidas. Iglesias tiene que ser construidas, escuelas tienen que ser establecidas, y casas publicadoras tiene que ser provistas con facilidades para hacer un gran trabajo de la publicación de la Verdad, para ser enviadas a todas las partes del mundo. Estas instituciones son ordenes de Dios y deben ser sostenidas por los diezmos y las ofrendas voluntarias. A medida el trabajo se engranda, medios serán necesarios para llevar adelante todas estas ramificaciones.” 4T 464

En los años 1890 Elena de White habló de pagar a las mujeres que trabajaban para el evangelio ya sea desde el “escritorio sagrado” o las que llevaban el evangelio de puerta en puerta, ella dijo:

Original: “A great work is to be done in our world, and every talent is to be used in accordance with righteous principles. If a woman is appointed by the Lord to do a certain work, her work is to be estimated according to its value. Every laborer is to receive his or her just due. . . .

Traducción: “Un gran trabajo debe ser terminado en nuestro mundo, y todo talento debe ser usado con los principios correctos. Si una mujer es designada por el Señor para hacer un determinado trabajo, su trabajo tiene que ser calculado de acuerdo a su valor. Cada trabajador debe recibir lo que se le debe, ya sea hombre o mujer…

Original: “Those who work earnestly and unselfishly, be they men or women, bring sheaves to the Master; and the souls converted by their labor will bring their tithes to the treasury.”–Ev 491, 492.

Traducción: Esos que trabajan honestamente y desinteresadamente, ya sea hombre o mujer, ellos traen  gavillas al Maestro, y esas almas que se han convertido por su trabajo, traerán los diezmos al tesoro”– Ev 491-492

O sea que es una inversión para el evangelio, mientras mas se invierte en obreros bíblicos, mas almas se convertirán al evangelio y como consecuencia, mas diezmos entrarán a los tesoros de la iglesia, gracias a los nuevos conversos.

De acuerdo al consejo de Elena de White. Estos son los trabajadores que tienen derecho a ser pagados con los diezmos de la iglesia:

1- Los Pastores

2-Los Instructores Bíblicos

3-Los Maestros de la Biblia (solamente), los que trabajan en las escuelas enseñando solamente la materia de Biblia

4-Los misioneros tanto locales como internacionales

5-Los directores de departamentos de publicaciones

6-Medicos misioneros (ministros y doctores)

7-Pastores retirados y sus familias

8-Salario parcial para los colportores. De acuerdo a W.C. White, algunos colportores en Australia fueron provistos de un salario parcial, cuando Elena de White estuvo allí.

Esta es una de las declaraciones mas controversiales de Elena de White:

Original: “The Lord has made us individually His stewards. We each hold a solemn responsibility to invest our means ourselves. God does not lay upon you the burden of asking the conference, or any council of men, whether you shall use your means as you see fit to advance the work of God.”– Special Testimonies to Battle Creek, pp. 41, 42.

Esta declaración es controversial por varias razones: la primera razón es que el documento donde se tomó ésta declaración ya no está mas disponible para el público, solo se han publicado trozos de ésta declaración. Es también controversial por que muchos dicen que ella no está hablando de los diezmos, sino de las ofrendas, y es controversial por que dicen que no es ella quien escribió ésta declaración.

Este documento se encuentra los archivos del “Estado de Elena de White”  Este archivo es el archivo #DF123 y consiste en un documento de tres páginas escrito a maquina que no tiene fecha, ni firma. Se ha reportado que este documento fue escrito por los pastores W. C. White, A.G. Daniells and W. W. Prescott; donde ellos explican que la posición de Elena de White en cuanto a los diezmos, es que no siempre tiene que ser distribuidos por medio de la iglesia.

A mi manera de ver “El estado de Elena de White” que es la comisión que preserva, estudia, interpreta y publica sus escritos, en vez de estar explicando partes de ésta declaración, deberían permitir, que ésta publicación sea libre para el público nuevamente, así uno pudiera leer y decidir realmente de lo que ella estaba hablando en ésta declaración. Solo con el acto de ocultar algo que antes estaba libre para el público, despierta inmediatamente las dudas y las sospechas.

La declaración se traduce así: “El Señor nos ha hecho individualmente sus mayordomos. Cada uno mantenemos la solemne responsabilidad de invertir nuestros bienes nosotros mismos. Dios no te dejó la carga de estar preguntando a la conferencia, o  ninguna junta de hombres, si se debiera usar tus bienes, de la manera que tu veas conveniente para el avance del trabajo de Dios”– Special Testimonies to Battle Creek, pp. 41, 42.

La Conferencia General ha venido arreglando muchas irregularidades con el uso de los diezmos y las ofrendas. En el año 2006 y 2007, se formó una comisión de 60 personas de todo el mundo, líderes y laicos, para que estudiaran la distribución de los diezmos y las ofrendas, y como resultados de los estudios de esa comisión, se hicieron muchos cambios a los estatutos de la Iglesia Adventista Mundial, en cuanto al uso de los diezmos y las ofrendas.

El mundo ya comenzó a preguntar que se hace con los diezmos y las ofrendas. Para el año 2007, la iglesia recibió 1 billón con 600 millones de dólares, dicho en otras palabras 1,600 millones de dólares.

En el año 2014 la iglesia mundial recibió 2, 314 millones con 826,002 dólares de Diezmos, es decir 2 billones y 315 millones de dólares.

Las ofendas de Escuela Sabática fueron 73 millones de dólares y la recolección fueron 9 millones de dólares.

¿Para donde se va ese dinero? Nadie lo dice con claridad, nadie sabe a ciencia cierta que se hace con todo ese dinero, lo único que se sabe y que constantemente se nos dice es que no hay dinero suficiente para los gastos de la iglesia en general. ¡Es tiempo de dar cuentas clara y hacer a personas responsables, de lo que se hace con ese dinero!

Lo único que sabemos es que la conferencia o asociación local se queda con el 70% de los diezmos y el 30% restante de los diezmos es divido entre la unión y la conferencia general.

Esta comisión del año 2006 y 2007, arregló muchas cosas en cuanto al uso de los diezmos y las ofrendas. Si usted compara los estatutos antes y después de ésta comisión, verá muchos cambios que se hicieron.

Pero aun existe mucha discrepancia en cuanto al uso de los diezmos y las ofendas.

Uno de los estatutos dice que solo la conferencia tiene la autoridad de la distribución de los diezmos, cuando Elena de White hizo y enseño que había libertad para hacerlo de otra manera

Por ejemplo está prohibido el uso del diezmo para los gastos de operaciones de una iglesia local y esto incluye evangelismo.

Pero las conferencias usan los diezmos para los gastos de locales de campamentos y para los campamentos en si. Es una ironía grande que el diezmo no se puede usar para un local de adoración, pero si se puede usar para un facilidad de recreación. Aquí está muy mal la dirigencia de nuestra iglesia.

La parte interesante es que si usted asiste a esos campamentos, especialmente en los Estados Unidos, usted tiene que pagar su estadía en esos lugares. O sea que ellos usan los diezmos para la mantención de los campamentos y usted sale pagando la entrada. Eso se llama negocio redondo.

Otros de los reglamentos de la iglesia dice que con los diezmos se puede pagar hasta un 30 % del salario de todos los maestros y hasta un 30% de todos los gastos de las escuelas elementarias.

Con los diezmos también se paga el 100% del salario de los maestros de Biblia, directores y decanos de las academias.

Con los diezmos también se paga el 100% total de los salarios de los decanos, y directores de los departamentos de Biblia de las universidades, además se paga el 100% de los gastos de los departamentos de Biblia de las universidades.

Elena de White dijo que con el diezmo se podía pagar a los maestros  que enseñaban la Biblia “SOLAMENTE”, esto tiene que incluir tanto a los maestros de escuelas como a los obrero bíblicos. Pero ahora con los diezmos pagan hasta el 30% del salario de los maestros en general y hasta el 30% del gastos de las escuelas elementarias, allí se va cualquier cantidad de diezmos. Muchas veces nuestros dirigentes toman de los consejos de la hermana White, solamente la parte que les conviene.

La ironía es que con los diezmos se pueden pagar maestros, pero no se pueden pagar mas pastores ni obreros bíblicos. Los pastores están sobrecargados con trabajo, y para ese departamento no hay mas dinero, no hay un centavo para agregar un ministro más, pero en cambio, usan “el diezmo sagrado” para pagar maestros. La iglesia no es una institución educativa, la iglesia es una institución evangelista.

Tristemente la mayoría de familias adventistas no pueden pagar para sus hijos el estudio en las escuelas adventistas, por que son demasiadas caras, éstas escuelas son en la mayoría de veces para los hijos de los pastores y para las personas pudientes. ¡Este es otro negocio redondo!

Otra manera que la administración usa los “diezmos sagrados” es en abogados. Ellos gastan excesivas cantidades defendiendo lideres de iglesias que son corruptos, y que están involucrados en demandas judiciales que se hacen en contra de la iglesia.

Un ejemplo de esto es el famoso caso llamado “David Dennis Lawsuit” se traduciría “La Demanda de David Dennis”

David Dennis fue el director de auditoría de la Conferencia General desde el año 1976 hasta el 1994. El llevó a la Conferencia General a la corte, acusando a la Conferencia General de un alto nivel de corrupción.

Tengo la copia de una “carta abierta” de David Dennis dirigida al Pastor Paulsen, donde se describe todos los abusos, despilfarro y crímenes de diferentes dirigentes de nuestra iglesia. Son cosas que hasta da vergüenza hablar de eso.

El pastor Paulsen no quiso enfrentar las acusaciones de David Dennis, ni tampoco aceptó el pedido que hicieron los hermanos de la Iglesia Adventista, para hacer una investigación privada de las acusaciones de David Dennis contra la iglesia.

Este litigio duro casi 7 años y se cree que la Conferencia General gastó alrededor de 5 millones de dólares en abogados, tratando de evitar que estas acusaciones se llegarán a escuchar en la corte de los Estados Unidos de Norte América, y lo consiguieron. Este caso fue terminado y cerrado en el año 2001, y no hubo la oportunidad de escuchar de que se trataban las acusaciones. La iglesia gano éste caso amparándose a la primera “Enmienda” de la Constitución Americana. La primera enmienda de la Constitución Americana habla, de muchos derechos, y entre ellos está la libertad en el establecimiento de una religión y también habla del ejercicio libre de la religión.

Posiblemente usted diga, ¡Que barbaridad, el hermano Tony, está hablando en contra de la más alta dirigencia de la iglesia! Pues déjeme decirle que en Los Estados Unidos, éstas noticias las pasan por periódicos y por televisión, lo que nosotros como adventistas ignoramos en los países hispanos, lo sabe toda la población de habla inglesa de los Estados Unidos y Canadá, gracias a los medios informativos.

Lo que para nosotros es un tabú y quizás hasta un pecado, y hasta evitamos hablar del tema, es la noticia del día en los Estados Unidos. Ante noticias como éstas, nosotros muchas veces optamos por no ver, no oír ni escuchar, el resto del mundo que no es de nuestra iglesia, hace todo lo contrario, ellos le ponen mucha atención a todos estos casos.

La prensa norteamericana, no perdona al sacerdote católico con su problema de homosexualismo y su abuso sexual infantil, tampoco perdona a los ministros adventistas con sus escándalos y despilfarro monetarios,  que son los problemas que más afectan a nuestra iglesia a nivel mundial, ni tampoco perdonan a ninguna otra religión cuando cometen errores.

¿De donde sale tanto dinero, para hacer tantas inversiones, si no hay dinero?

Cuando se necesita construir una iglesia, no hay dinero. Si se necesita poner una pastor más, no hay dinero. Pero nos damos cuenta que si hay dinero para invertir en la bolsa de valores y para hacer proyectos archi-millonarios que dejan grandes ganancias.

En el área de Silver Spring, en el estado de Maryland, de los Estados Unidos; donde se encuentra la Conferencia General, La iglesia ha adquirido 4 hospitales en la ultima década: en 1997 adquirió el hospital llamado “Hackettstown Regional Medical Center” éste hospiatl está en el norte del estado de New Jersey. En el año 2000 se adquirió el hospital psiquiátrico llamado “Potomac Ridge Behabioral Center ” y ese mismo año también se adquirió el hospital infantil “Reginald S. Lourie Center for Infants and Young Children” En el año 2001 la Iglesia se asoció con el hospital Kessler Rehabilitation Corporation para abrir el hospital llamado “The Kessler-Adventist Rehabilitation Hospital”

La semana pasada de éste mes de Agosto-2016 se anunció públicamente que la Iglesia Adventista se estará asociando con el gobierno federal para abrir un nuevo hospital en Silver Spring, Maryland, a unos 10 minutos (manejando) de la Conferencia General.

Este hospital será construido en 44 acres de terreno que le pertenecen a la FDA-Food and Drug Adminstration (Administración de Alimento y Drogas) y estará listo para finales del año 2019. Esta es una inversión gigantescas que requiere de una excesiva suma de dinero; pero nuestra administración no tiene dinero para construir una iglesia, o para emplear a un nuevo ministro que acaba de salir de la universidad.

Todos estos hospitales cobran tan caro como el resto de hospitales, y no hay departamento de ayuda para nadie.

¿Realmente es el diezmo sagrado para ellos? No, no lo es. No se engañe mi querido hermano.

Aquí en los estados de Maryland, Washington DC y Virginia, hay una escases de ministros para las iglesias hispanas, por que no hay dinero.

Hasta aquí paramos de hablar de los males de nuestra administración; pudiéramos seguir y escribir miles de páginas; éste tema se presta para criticar, y aunque esa no es la intención, se termina haciendo. Tristemente  hablando de los errores de nuestra administración, es la única manera en que podemos darnos cuenta de los desastres que tenemos como iglesia.

El sistema de diezmos y ofrendas que tiene nuestra iglesia es conocido por el mundo religiosos como: “ Centralización de Diezmos”

 Este sistema tiene ventajas; entre ellas podemos mencionar las siguientes:

1-Una mejor distribución de salarios entre los obreros locales de una conferencia

2-Este sistema puede ayudar a los misioneros y evangelistas que viajan por el mundo, llevando la Palabra de Dios

3-Ayuda a crear instituciones como hospitales, universidades, academias y escuelas

 Pero por el otro lado, éste sistema tiene sus desventajas:

 La primera consecuencia es que las iglesias locales están condenadas a quedar sin fondos, en otras palabras, con el sistema de “Centralización de Diezmos”, las iglesias sufren de miseria económica, por que el sistema es un sistema arrasador. Hay muchas congregaciones de nuestra iglesia en diferentes países del mundo, que están en contra de éste sistema, y simplemente no siguen el sistema de “Centralización de Diezmos” y también hay muchos hermanos que secretamente han comenzado a desviar sus diezmos para usarlos directamente en proyectos de sus iglesias locales. Una gran prueba de esto, es que los fondos o diezmos que los hermanos han estado dando para el evangelismo alrededor del mundo, han estado menguando por los últimos 50 años.

 La segunda consecuencia negativa de la “Centralización de Diezmos,” es que las decisiones que se hacen en cuanto al uso de los diezmos y las ofrendas, tienden a favorecer y a suplir las necesidades solamente de los administradores;  a ellos se les olvida y no les importa suplir las necesidades de las iglesias locales.

 El problema mas grande es que es solamente un pequeño grupo de personas, las encargadas de decidir lo que se va a hacer con grandes sumas de dinero, y ellos por supuesto van a velar por sus prioridades y nunca van a velar por las necesidades de las iglesias locales.

Este pequeño grupo que decide que hacer con los diezmos de una conferencia, siempre está compuesto por personas que conocen bien las necesidades de las Conferencias, Uniones , Divisiones y también conocen las necesidades de la Conferencia General.

 Las necesidades de las Conferencias, Uniones y Divisiones, son siempre continuas y urgentes para ellos, pero las necesidades de las iglesias locales, ellos solamente quieren componerlas pidiendo a los  hermanos que solucionen todo a través de la fe . Para ellos es mas fácil recargar a un pobre pastor con una iglesia mas, que aflojar el dinero para emplear a otro pastor.

Esa es la razón que encontramos a pobres pastores encargados hasta de 20 iglesias y con todo eso, mal pagados, y exigidos casi al nivel de esclavos, es muy común de la administración el amenazar a un  pastor con la pérdida de trabajo, sino se comporta a la altura y requerimientos de la administración.

Nuestros pastores han estudiado para esto,  la mayoría de ellos, lo hace por convicción, y cuando ellos comienzan su ministerio se les paga una desgracia, y muchos de ellos tiene que caminar grandes distancias por que no tiene ni siquiera el pasaje para el autobús. Como iglesia no podemos permitir esto, tenemos que hacer lo necesario para que a éste siervo de Dios no le falta lo necesario para poder hacer la obra que el Señor le encomendó. ¡Hágalo por favor hermano, es justo, es humano, es necesario, es una orden divina! Tome de ese diezmo que van a despilfarrar y inyéctelo directamente a la necesidad.

Este sistema de “Centralización de Diezmos” fue un excelente sistema cuando la iglesia empezó. Los diezmos se centralizaban y de allí se pagaba todo tipo de obrero que viajaba a los diferentes países del mundo, para sembrar el mensaje Adventista.

 Pero éste sistema ya es obsoleto en nuestros días, solo quedan algunos países donde la obra no ha entrado y es casi siempre por que los gobiernos de esos países no lo permiten.

Ahora hay miles y hasta millones de adventistas en los diferentes países del mundo, ahora el sistema de diezmos debería de cambiar, fortaleciendo todas las iglesias locales para un crecimiento regional o nacional en todos los países donde la religión ya está presente.

La pregunta que nos tenemos que hacer es: ¿Es el sistema de diezmos y ofrendas de nuestra Iglesia, el mejor sistema para la evangelización del mundo? La respuesta es no, nuestro sistema es obsoleto, ya no funciona como en el principio, necesitamos volver al sistema original que dio Dios.

Posiblemente éste temas es un tabú para usted, posiblemente quizás usted prefiriera no hablar de éste tema aunque sepa que está incorrecto.

Esto no pasa con los hermanos del resto del mundo, ellos constantemente están haciendo ejercer su derecho y constantemente están pidiendo cuentas de lo que se hace con ese dinero, esto pasa especialmente con la Unión Norte-Americana. Ellos constantemente hacen escuchar sus voces, y muchas reglas de la distribución de los diezmos y las ofrendas, es por la influencia y la presión que ellos constantemente ejercen, y no realmente por que esa es la mejor manera de distribuir los diezmos y las ofrendas.

La Unión Norte-Americana es la responsable de dar un poco mas del 50 % de los diezmos y ofrendas del mundo. La Unión Inter-Americana da aproximadamente un 11% de todos los diezmos del mundo y la Unión Sud-Americana da aproximadamente el 12% de los diezmos del mundo. El resto del los diezmos mundiales o sea el restante 27 % de los diezmos mundiales, vienen de afuera de las tres Divisiones Americanas.

Yo no se el lugar donde usted vive, posiblemente su iglesia no éste pasando dificultades económicas, si eso es así, es usted la excepción, pero el resto del mundo, está sufriendo una epidemia de abuso y de despilfarro, por que simple y sencillamente, la alta dirigencia de la iglesia adventista no es espiritual y también por que los laicos de la iglesia Adventista, somos personas demasiado ignorantes en cuanto a los diezmos y las ofrendas, y además somos las personas mas conformistas que pueden haber entre las religiones del mundo.

Cuando se habla de éste tema; la mayoría de Adventistas nos callamos y la única respuesta que damos es que Dios juzgará las obras de cada quien, y eso es una gran verdad. Dios va juzgar a esos que derrochan el diezmos, ya sea que nosotros hagamos algo con respecto a éste problema, o no hagamos absolutamente nada; Dios los va a juzgar de todas maneras.

Aquí el problema grande, es que para mientras ese momento llega, grandes fortunas  se derrochan alrededor del mundo, mientras las iglesias sufren de pobreza y pasa muchas necesidades y miserias sin necesidad, simplemente por que somos ignorantes con respecto al tema de los diezmos y las ofrendas.

Dios nos ha indicado lo que tenemos que hacer y también el espíritu de profecía, pero aparentemente estamos hipnotizados por un sistema que está en contra de lo que Dios dice, y encima de todo no cuida de los fondos de Dios.

El día que se cambie la distribución de los diezmos y las ofrendas, el día que vuelva al plan original que Dios instituyó, entonces las iglesia tendrán la capacidad económica para llevar adelantes grandes obras a favor de sus propias comunidades locales, habrá una explosión en el crecimiento de la iglesia, se predicará el evangelio a todo el mundo, se acabará éste mundo de pecado y vendrá Cristo.

Para mientras los dejaremos con un pensamiento del espíritu de profecía que dice:

Original: “Some have been dissatisfied and have said: ‘I will not longer pay my tithe, for I have no confidence in the way things are managed at the heart of the work.’ But will you rob God because you think the management of the work is not right? Make your complaint, plainly and openly, in the right spirit, to the proper ones. Send in your petitions for things to be adjusted and set in order; but do not withdraw from the work of God, and prove unfaithful, because others are not doing right” (Testimonies, vol. 9, pp. 247-249).

Traducción: “Algunos han estado insatisfecho y han dicho: ‘Yo no pagaré mas los diezmos, por que no tengo confianza en la manera como se administran las cosas en el corazón de la obra’ Pero, ¿Robarías a Dios solo por que piensas que el manejo de la obra no es correcto? Pon tu queja, clara y abiertamente, con el espíritu correcto, a las personas indicadas. Envía tus peticiones para que las cosas sean ajustadas y puestas en orden, pero nunca te retires del trabajo de Dios, y te muestres infiel, solo por que otros no están actuando correctamente” (Testimonies, Vol. 9, pp. 247-249)

¿Qué puede hacer usted para hacer la diferencia?

Usted puede hacer mucho:

1-Compartir éste tema con sus hermanos de confianza y maduros de la iglesia, de ésta manera se propagará éste estudio y conocimiento bíblico que la mayoría de hermanos de latino América y también del resto del mundo desconocemos. Esto nos ayudará a abrir los ojos y a hacer la diferencia.

2-Cambie su manera de dar los diezmos, deje el 90% para su iglesia, y mande el 10% de los diezmos y todas las ofrendas a la conferencia. Eso así lo instituyó Dios, y si nuestra iglesia tomó el ejemplo del pueblo de Israel, usted está bíblicamente correcto si lo hace así.

Recuerde que si en algún momento alguien le dice que eso era solo para los judíos, entonces todo el tema de los diezmos era solamente para los judíos y nosotros que no somos judíos, no tenemos nada que ver con éste tema. En el Nuevo Testamento no se habla de Diezmo.

El Nuevo Testamento solo se dice que los miembros de iglesias traían el 100% de sus propiedades vendidas a los pies de los apóstoles y ellos lo repartían a los pobres de la iglesia, y no había pobre en la iglesia. ¿Se imagina usted los líderes de nuestra iglesia distribuyendo todas las riquezas de la iglesia para evitar la pobreza en nuestra iglesia? Sería lo ideal ¿Verdad?

También Pablo dice que el que trabaja para el evangelio, que viva del evangelio. Usted nunca va ha encontrar que el Nuevo Testamento habla  específicamente de los diezmos, solamente se habla que recogían ofrendas para los pobres.

3-Si su conciencia no se lo permite, no haga nada. Todo lo que hacemos lo tenemos que hacer con una cosa limpia y transparente, por eso le hemos presentado un tema apoyado con textos bíblicos y tambien con el espíritu de profecía.

4- Si su iglesia también es robada de las ofrendas, entonces distribuya usted mismo los diezmos. Elena de White, así lo hizo, puso sus diezmos ahorrados donde en verdad se necesitaban. Para hacer esto tiene que ser una gran mayordomo, una vez ese dinero se ha ahorrado y se ha dedicado a Dios, no lo puede tocar, ni prestarse a usted mismo, no vaya hacer que en vez de una bendición, se le transforme en una maldición. No se olvide de dar el 10% de los diezmos y las ofrendas a su Conferencia, así lo mandó Dios.

Hay varios países en las dos uniones hispanas de América, donde las conferencias toman un gran porcentaje de las ofrendas. Por ética no daremos el nombre de los países, pero hay países donde la conferencia toma hasta el 40% de las ofrendas de la iglesia. Estimado hermano ese abuso y robo, tiene que parar, discúlpeme usted a mi, pero es un descaro, es un abuso y un robo, eso no es tener humanidad, y ser totalmente desconsiderados con las necesidades de la iglesia; y lo mas triste es que nosotros los laicos no hacemos nada, aun teniendo en nuestras manos, todas las herramientas para hacer un cambio total a éste problema.

Si no arreglamos el asunto de la distribución de los diezmos y las ofrendas, el tema de la ayuda de la iglesia a la comunidad, se convierte en una de las mas grandes hipocresías de nuestra iglesia, ya que la mayoría de iglesias, por no tener los fondos necesarios, no pueden aunque quieran, ayudar ni a sus propios hermanos, mucho menos a los de afuera.

Es una hipocresía por que las conferencias hablan de ayudar a la comunidad, y ellos que tiene los medios se rehúsan a hacerlo, mejor prefieren derrochar los “diezmos sagrados” y no ayudar ni a las iglesias, ni a sus miembros, ni a la comunidad.

Es una tristeza que el mundo laico, teniendo la manija en su manos, no quiera arreglar éste denigrante problema que consume a nuestra iglesia.

No hemos hablado de la recolección, que es también una de las vergüenzas de nuestra iglesia. Nuestra iglesia debe aprender de instituciones como la Cruz Roja Internacional, que cuando piden dinero para ayudar al necesitado, en verdad así lo hacen. Otra institución que nos da un ejemplo de honestidad e integridad cuando se trata de ayudar a los damnificados, es también la iglesia Católica.

No hemos hablado que hay algunas uniones o conferencias que imponen a los pastores una venta anualmente de libros. Hay muchas conferencias que exigen que sus pastores vendas 300 libros al año o más, por la fuerza. Si ellos no logran vender esos libros a sus iglesias, o a  los miembros de sus iglesias, o al público en general, automáticamente se les descuenta ese dinero de su salario. Escuché el caso de un pastor en Centro América, que no pudo vender los libros en su totalidad. Su conferencia le quito ese dinero de su cheque, y de la angustia que pasó el hombre con los gastos de su casa y de su familia, se estresó  tanto que terminó dándole un ataque al corazón.

Todo éste abuso tiene que parar; le invito a que extienda éste estudio a sus amigos y también le invito a que corrija la manera de dar su diezmo y sus ofrendas, todo error tiene que ser corregido y éste puede ser el principio para despertar, abrir los ojos, y corregir uno de los mas denigrantes abusos de los dirigentes de nuestra iglesia.


Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2015

15 pensamientos en “LECCIÓN 9 – JESÚS LAS MINISTRABA EN SUS NECESIDADES – PARA EL 27 DE AGOSTO DE 2016

  1. Estimado Tony Garcia

    Gracias por la informacion que nos comparte.

    Le informo que acá en Pucallpa, Perú, todos los diezmos en su 100% van a la Mision del Oriente Peruano (MOP), sobre el uso de este diezmo, se sabe que la MOP paga los sueldos de los pastores y otros gastos para las campañas de evangelización, desconozco si sobra o no el dinero, pero la respuesta es que no hay dinero para construir templos. Respecto a las ofrendas estos van a la MOP el 40% y el 60% queda para los gastos de la iglesia (basicamente para costear los servicios basicos).
    Mi pregunta es ¿No es así como se distribuyen los diezmos y las ofrendas en todo el mundo? Y si no es asi, ¿no tiene acaso la iglesia adventista del 7 mo dia, una sola cabeza a nivel mundial que monitorea y direcciona todo?. Por favor, pastor ilustreme, soy ignorante en esto.

    Gracias

    Ing. Ruben Munarris Noriega http://www.calid.edu.pe
    http://www.motivatehoy.com
    Telf. fijo. (061) 486374
    Cel. 961 648848 RPM *573287 skype: munarris

    Date: Sat, 20 Aug 2016 19:01:22 +0000
    To: magister52@hotmail.com

    • Estimado hermano Ruben, su pregunta es la siguente:

      ¿No es así como se distribuyen los diezmos y las ofrendas en todo el mundo? Y si no es asi, ¿no tiene acaso la iglesia adventista del 7 mo dia, una sola cabeza a nivel mundial que monitorea y direcciona todo?

      Y la respuesta es No a las dos preguntas.

      Cuando la iglesia se organizó, se formo la Conferencia General de los Adventistas.

      Luego mas tarde se formaron Conferencias Locales que con el tiempo se agruparon en uniones y divisiones.

      Por consejo de Elena de White, cada conferencia puso sus propia constitución, esto en ingles se llama “Fire Wall” o “pared de fuego” y esto se hizo por varias razones. Pero la mas importante son para proteger a la conferencia local de cualquier orden tiránica de la Conferencia General; y la segunda es por que cada región tiene cultura diferente y trabaja diferente. Por ejemplo China trabaja muy diferente a Chile o a cualquier otro país. En China es difícil para un hombre ser pastor, pero no para una mujer, por lo tanto la mayoría de pastores en China son mujeres.

      Conociendo esto, la Conferencia General no tiene mando, ni autoridad sobre una Conferencia Local, ya que cada conferencia tiene su propia constitución, sus propias reglas y estatutos. La Conferencia General solo puede “rogar”; “Sugerir” o “pedir” que algo se tome en consideración, pero si la Conferencia Local no lo cree correcto o lo ve contra producente, hasta allí llegó.

      Por ejemplo las iglesia de la conferencia de California en los Estados Unidos, y otras conferencias mas, ya tienen aprobado el ungimiento de la mujer y las mujeres trabajan como lo hace un pastor masculino. ¿Quién les puede decir algo? Nadie.

      Entre uno de los errores del último congreso, es creer que allí se votaba por la ordenación de la mujer. Eso no es cierto. Allí lo que se estaba votando era que el “mundo entero” aceptara de una “manera mundial” el ungimiento de la mujer con el único fin de poder mover a la mujer de la misma manera que se mueve a un pastor hombre.
      Para que me entienda mejor, los pastores hombres pueden ser llamados a trabajar en cualquier parte del mundo sin ningún problema.

      Pero no las pastoras de California, ellas no pueden viajar a todo el mundo, sino que están limitadas a trabajar solo en las conferencias de California o en cualquier otra conferencia que ya haya aprobado la ordenación de la mujer.

      Entonces, las conferencias tiene sus propias constituciones y ellos mismos disponen el manejo de los diezmos y las ofrendas.

      Ellos se quedan con el 70% de los diezmos, y mandan el restante 30% a la unión y a la división. Y la División manda otro porcentaje a la Conferencia General.

      Las conferencias distribuyen ese dinero de la manera que ellos lo desean. Por ejemplo en Canada y los Estados Unidos, nunca se toca las ofrendas de la iglesia, se dejan para los gastos de la iglesia.

      Dicho sea de paso yo he escuchado que hay varias Conferencias que regresan al final del año, un porcentaje de todos los diezmos que esa iglesia dio, y eso lo hacen para que se ayuden las iglesias locales. Esto se debería de copiar por las demás conferencias.

      Posiblemente la Division Sud-Americana comete el gravísimo error que comete la Division Inter-Americana de quitar el 40% de las ofrendas a la iglesia.

      Eso es anti-Bíblico, eso no tiene ética, es anticristiano, es un robo, y es una gran desconsideración para las necesidades de las iglesias y de sus feligreses.

      Si hay una iglesia que es ignorante de los diezmos y las ofrendas es la Iglesia Adventistas del Séptimo Día.

      Todas las demás religiones trabajan muy parecido entre ellas, por ejemplo los Metodistas y los Bautistas, mandan un 20% de todo lo que recogen a la Conferencia General y ellos se quedan con el 80%.

      Con eso impulsan a la ayuda a la comunidad, tienen hermosos templos, construyen escuelas, promueven programas para jóvenes y pagan sus ministros.

      Es tiempo de despertar.

      Un abrazo en Cristo

      Tony Garcia

  2. Definitivamente es un tema muy controversial y delicado , la pregunta es que podemos hacer los miembros que no tenemos ni vos ni voto ? Cuando comparto este tema y lo sustento como usted lo hace siempre la respuesta es la misma ” yo cumplo con dar mis diezmos allá ellos ¡ tendrán que darle cuentas a Dios lo que hacen como los usan ” he visitado iglesias o templos donde no nos podemos arrodillar por que el piso es de tierra y las sillas ni hablar , como lleva una visita reconocida a un lugar de esos donde lo único que hace es ratificar que los “templos adventistas junto con sus miembros son re pobres ” mientras que las oficinas de los administradores son a todo lujo con sus aires acondicionados y carros lujosos (administradores ) mientras que los pastores rasos andan a pie , eso es indignante . Me disculpan los que leen esto que estoy escribiendo pero necesito desahogarme, ya lo he hecho con Dios y le he pedido que me de Luz y sabiduría para saber que hacer . Un ejemplo real que quiero compartir : el pastor de la iglesia a la que asistía ( ya nombrado y luego presidente ) tiene 5 hijos todos estudiaron en colegio Adventista , la universidad , tres estudiaron en Argentina y dos en otra universidad reconocida , cambiaba cada año de carro , ” que por si algunos no lo saben a ellos ( pastores Nombrados y administradores ) les pagan mensual por tener su propio carro ellos le llaman depreciación de vehículo , donde yo vivo son 450.000, unos 150 dólares , le dan para la gasolina , 250.000 ,( 50 dólares ,)eso es mensual , si se ban de viaje de trabajo le dan para los viaticos en los mejores hoteles , ¡ah ,!el Pastor de quien les hablaba tenía su propia casa y la misión le pagaba el arriendo mensual por vivir en su propia casa , salud gratis para su familia , si quiere estudiar un doctorado se los pagan y muchas otros privilegios que tienen , claro todo eso es aparte del sueldo que ganan . La pregunta todo eso de donde sale ? Pues de los diezmos que nosotros damos . Miren el contraste un miembro que se gana un salario mínimo y que diezma para que al pastor y su grupo familiar le den todos estos privilegios , este miembro tiene a sus hijos estudiando en el colegio adventista y no a podido pagar un solo mes del año por que no le alcanza el dinero , come , paga salud , estudio , diezma , paga alquiler, con su salario . Eso ami no me parece justo . Pero de una cosa si estoy seguro que estoy en la iglesia verdadera y le pido a mi Señor que me mantenga fiel y me de luz y sabiduría en este tema de los diezmos . Yo invito a todos mis hermanos que tienen dudas sobre este tema , a que no dejen de diezmar por que es mandato divino , solo que le pidan sabiduría a Dios de como distribuirlos y a quien darlos . Dios los bendiga y nuevamente mis disculpas por desahogarme pero lo necesitaba hacer

    • Estimado hermano Edilberto; muchas gracias por escribirnos.

      La realidad que el tema de los diezmos es un tema muy sensitivo, y a pesar que es muy sensitivo no es un tema para perder la fe.

      El dar los diezmos y las ofrendas es un asunto de Dios; y todo aquellos que lo dan, Dios les promete bendiciones que van en armonía con su dadivosidad y también con el espíritu que las da.

      Este tema tristemente se presta a que critiquemos la mala acción de los administradores de nuestra iglesia, y por mas suaves que seamos siempre salimos hablando de ellos, para poder explicar el problema.

      La pregunta suya es: ¿Qué podemos hacer aquellos que no tenemos voz ni voto?

      Podemos hacer mucho, podemos comenzar a dar el diezmo como Dios lo dejo, de todo lo que usted gana de el 10% de los diezmos a la conferencia o a los sacerdotes como Dios lo ordenó.

      Si en su iglesia la conferencia se lleva el 40 % de las ofrendas, entonces usted invierta ese dinero directamente en algo que la iglesia necesita. Ahórrelo hasta que mantenga una cantidad suficiente como para llevar a cabo un buen proyecto para la iglesia, ese ejemplo lo dejo y lo practicó Elena de White.

      Recuerde hermano, que el diezmo no se puede tocar, eso una vez usted lo ahorra, nunca lo toca, eso ya fue consagrado a Dios, y no es mas pertenencia nuestra.

      Yo se que la mayoría de hermanos no van a tomar cartas en el asunto, pero a poco se hará conciencia de éste tema, hasta que se haga una reforma con respecto a la distribución de los diezmos y las ofrendas.

      Un abrazo en Cristo

      Tony García

  3. Hermano Tony gracias por responderme , ósea que si yo gano $ 5’000.000 , el diezmo seria $ 500.000 , y de esos 500.000 yo daría $ 50.000 que es el 10% para la conferencia , y el resto ? Para la iglesia ? , a quien se lo doy ? O lo ahorro para las nesecidades de la iglesia ? . Gracias hermano Tony y que Dios le siga dando sabiduría para compartir sus conocimientos

    • Correcto hermano, el diezmo sería $50.00 mas todas sus ofrendas, recuerde que el diezmo de los diezmos y todas las ofrendas, son del sacerdote.

      Con el resto del diezmo, si la conferencia de su pais toma el 40% de las ofrendas, yo le aconseho que lo retenga, lo ahorre, y cuando se presente una necesidad especifica en su iglesia, lo inyecte de una manera directa para esa necesidad.

      La otra cosa podria ser, ahorrar ese diezmo para un proyecto determinado, o alguna necesidad especifica de la iglesia. Una vez tenga la cantidad suficiente, puede entonces llevar a cabo su proyecto.

      Aqui el gran reto es respetar ese dinero, una vez guardado no se puede tocar para ninguna emergencia personal. Con este estudio, deseamos que los hermanos sigan siendo bendecidos por Dios, y no maldecidos, el objetivo de éste estudio es enseñar a los hermanos a hacer las cosas de acuerdo a la Biblia y comenzar a emplear el dinero de los diezmos donde en verdad se necesita, y parar ese derroche de dinero en cosas de lujos o innecesarias.
      Un abrazo en Cristo
      Tony Garcia

    • Hrmano Edilberto, lo que le pertenece a la igesia depositelo en protemplo asi no corre riesgo de gastarlo

      y por favor comparta este estudio sobre los diezmos y las ofrendas, esto debe cambiar su hermana en cristo Yadira

  4. Gracias por sus sabios consejos , y otro consejito, en el país donde vivo ( Venezuela ) está atravesando un situación económica muy difícil, la iglesia a la que asisto es muy humilde y de hermanos muy pobres , enviaron un ministro recién graduado y usted sabe que lo que le pagan es muy poco , aveces no tiene ni para desplazarse en bus y le toca a pie , la pregunta es : podría yo darle parte los diezmos a este ministro?. Aun abrazo en Cristo . Edilberto

    • 100 % que si, el diezmo es para pagar a los ministros, Elena de White asi lo dijo, y ella tambien asi lo hizo, ayudo a los ministros que estaban descuidados monetariamente.

    • Hermano ,lo que estudiamos en la Biblia y el espiritu de profecia dice que se puede dar ese diezmo para que ei Evangelio corra y para el necesitado ,si usted ve que ese hermano lo necesita adelante y siga investigando con la ayuda del ESPIRITU SANTO,,,el Señor le bendiga y le ilumine su hermana en cristo Yadira

  5. Ola amigo muchas gracias por inviar cada semana la leccion de escuela sabatica, para alimentarme espiritualmente

    Tal vez tienen tambien en ingles, me gustaria estudiar tambien de ingles, y tengo colegas de habla ingles y podemos compartie

    Gracias.

    Edgar. ________________________________

  6. Querido Hermano Tony: gracias por compartir esta plataforma de influencia que es su espacio para comentarios,con nosotros. Espero en Dios (y oro por eso) que se de cuenta del gran privilegio que es tener influencia sobre los demas, pero viene acompanado de una GRAN RESPOSABILIDAD.El modelo de organizacion de la iglesia adventista no es un plan humano sino divino,no es una iglesia perfecta ni los dirigentes son perfectos,claro esta en muchos aspectos;pero recuerde hermano que no la dirigen o controlan humanos o malos administradores ,la dirige Dios y lo errado Dios lo corrige y lo torcido Dios lo endereza. Cuando? a su tiempo,el sabe cuando. Recuerdo haber leido algo de la Hna. White que dice que aveces Dios permite que las cosas lleguen a tal estado de caos para cuando el actue no nos quepa la menor duda de que fue El el que intervino. Hermano no nos comparemos con las demas denominaciones religiosas,no tenemos porque copiar sus metodos administrativos o evangelisticos; “no es con espada ni con fuerza ($) sino con su SANTO ESPIRITU!.No estoy diciendo que no hay que hacer nada,porque aquel que ve injusticias como las que se han comentado aqui y no siente indignacion pues yo no se de que esta hecho.Pero recuerde Hno.los diezmos son para pagar obreros no solo pastores,medicos,enfermeras,misioneros,maestros,secretarias,ingenieros,etc. etc.No es dinero lo que necesitamos para terminar la mision,hermano por 77 anos ha estado cayendo mana en una mision adventista en Africa,no cree que si fuera necesario Dios en lugar de mana podria enviar oro? Hay un asteroide o algo asi de grande casi como la luna que esta hecho de oro y otros metales preciosos ,no seria posible para Dios enviar algo de eso aca?.Esta es una pregunta fantasiosa,lo se pero donde a los humanos se nos acaban los recursos a Dios le quedan mil.No desviemos la mirada de la mision Cristo esta muy cerca,confiemos en nuestros dirigentes no porque ellos sean infalibles sino porque Dios es INFALIBLE.Ah… y eso de que las misiones o asociasiones o conferencias les quiten a las iglesias las ofrendas esta muy mal. Unamonos en oracion i actuemos por los canales apropiados,no demos oportunidad al enemigo de infiltrarse entre nosotros.No somos una organizacion desorganizada,somos una de las mejores organizaciones (y no estoy hablando nomas de org,religiosa) en cuanto orden.Porque Dios ha engrandecido su iglesia para que sea luz y lo somos hno.no lo dude.BENDICIONES.

  7. Hermano Tony : No se imagina la pena que me da que tenga una opinion tan mala de nuestra organizacion y una vision tan corta y tan limitada de la mision que el Senor nos dejo. Dios invirtio en esta Empresa ,que es la salvacion del mundo lo mejor que tenia: SU HIJO, ACASO CREE QUE DIOS ES UN MAL INVERSIONISTA! Acaso dejo su empresa en manos de malos administradores y la empresa va a sucumbir? Si ud. cree que tiene un mejor plan que el de Dios,creo que es una maneramuy pueril de pensar. El Sr. Jesus fue el mejor maestro que ha existido,el mejor medico,el mejor consejero,el mejor psicologo,el mejor pastor,el mejor siervo y todo eso tiene que ser su iglesia y a todos los diferentes obreros se les pagan con los diezmos.No es usted el que va a componer “los desvios” de nuestra organizacion,ya tenemos un salvador Cristo Jesus. Saben lo que es la mutilacion genital femenina? Es una monstruosidad que se practica en muchos paises de Africa y Asia.MILLONES DE MUJERES viven con las consecuencias de esa monstruosidad para dar un ejemplo en Somalia el 90 % de las mujeres se las ha mutilado.Digo esto porque ADRA tiene refugios para ninas y mujeres que estan expuestas a que se les violente de esta manera.Y como estos ejemplos le puedo dar muuuuuuchos,asi que no me venga a decir que a la organizacion no le interesan los pobres,porque eso es una mentira y estoy sumamente decepcionada de sus comentarios y no lo considero una persona confiable para que me aconseje donde poner mis diezmos o cuanto tengo que dar.Que el SR. lo reprenda.

  8. Hermana, la felicito a usted por vivir en ese paraiso ,pero aca en mi pais la cosa es diferente, tenemos muchos hnos necesitados y cuando hemos acudido a la Asociacion nunca hemos encontrado ayuda.. hermanos que se les ha quemado la casa y con esperanza nos dirijimos a Adra y nada, mi querida hna ,,si usted viera nuestras iglesias, dan verguenza,,,usted dira para eso estan ustedes ,Le cuento que somos de escasos recursos Y LAS POCAS OFRENDAS QUE NOS DEJAN solo alcanzan a duras penas para pagar los servicios,,Considero que el Señor nos esta iluminando con respecto a esto,,,,No tomemos la actitud de esos tres monos,, Mizaru,Kikazaru e Iwazaru

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s