Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 12 – MINISTERIO URBANO EN EL TIEMPO DEL FIN – PARA EL 17 DE SEPTIEMBRE DE 2016

9 comentarios



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


Image result for the third angel message

“El Mensaje de los Tres Ángeles”- Pamela B Padgett, West Virginia-USA


 Los pensamientos pertenecientes a “Escuela Sabática para Maestros” no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional o mundial. Este es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer extra información a la Lección de Escuela Sabática, para que le sea de ayuda al maestro para poder entender y explicar de una manera mas clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversia-les, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de su ayuda o de su agrado, le pedimos por favor, que sencillamente lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 12: Para el 17 de septiembre de 2016

MINISTERIO URBANO EN EL TIEMPO DEL FIN

Sábado 10 de septiembre____________________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Hechos 18:1-28; Éxodo 2:23- 25; Mateo 13:3-9, 18-23; Juan 15:12, 13; 2 Pedro 3:9.

PARA MEMORIZAR:


“Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice transportar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz” (Jer. 29:7).

LOS MENSAJES DE LOS TRES ÁNGELES deben ser predicados a “toda nación, tribu, lengua y pueblo” (Apoc. 14:6). De este modo, dondequiera que viva la gente, el mensaje tiene que llegar a ella. Y, como tantos viven ahora en ciudades, a las ciudades tenemos que ir.

En realidad, la urgencia por la obra en las ciudades se intensificó en 2007, cuando los expertos en estadística de las Naciones Unidas declararon que, por primera vez en la historia, la mayoría de la población del mundo vive en áreas metropolitanas. Hoy, el ministerio urbano ha llegado a ser el problema central para la misión de nuestra iglesia.

En muchas naciones, la tarea de extender el evangelio se ha logrado más en los pueblos pequeños y las regiones rurales que en las ciudades. Las encuestas han mostrado que en algunos de los complejos urbanos principales la mayoría de la gente nunca oyó hablar de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, y no saben nada de los “mensajes de los tres ángeles”.

Por eso, es claro que para alcanzar al mundo tenemos que extendernos hacia las ciudades.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Por intermedio de Jeremías, Sedequías y todo Judá, inclusive los que habían sido llevados a Babilonia, recibieron el consejo de someterse tranquilamente al gobierno provisorio de sus conquistadores. Era especialmente importante que los que se hallaban en cautiverio procurasen la paz de la tierra a la cual habían sido llevados. Pero esto era contrario a las inclinaciones del corazón humano; y Satanás, aprovechándose de las circunstancias, hizo que se levantaran entre el pueblo, tanto en Jerusalén como en Babilonia, falsos profetas para declarar que no tardaría en verse roto el yugo de servidumbre, y restaurado el anterior prestigio de la nación.

Si el rey y los desterrados hubiesen prestado oídos a profecías tan halagüeñas, habrían dado pasos fatales y frustrado los misericordiosos designios de Dios en su favor…

¡Con qué tierna compasión informó Dios a su pueblo cautivo acerca de sus planes para Israel! Sabía que si éste se dejaba persuadir por los falsos profetas a esperar una pronta liberación, su posición en Babilonia resultaría muy difícil. Cualquier demostración o insurrección de su parte despertaría la vigilancia y la severidad de las autoridades caldeas, y acarrearía una mayor restricción de sus libertades. De ello resultarían sufrimientos y desastres. Él deseaba que se sometiesen a su suerte e hiciesen tan placentera como fuese posible su servidumbre; de manera que el consejo que les daba era: “Edificad casas, y morad; y plantad huertos, y comed del fruto de ellos… Y procurad la paz de la ciudad a la cual os hice traspasar, y rogad por ella a Jehová; porque en su paz tendréis vosotros paz” (Jeremías 29:57) (Profetas y reyes, pp. 324, 325).

En la profecía referente a la destrucción de Jerusalén, Cristo dijo: “Y por haberse multiplicado la maldad, la caridad [el amor] de muchos se resfriará. Mas el que perseverare hasta el fin, éste será salvo. Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio a todos los gentiles; y entonces vendrá el fin”. Esta profecía volverá a cumplirse. La abundante iniquidad de aquel día halla su contraparte en esta generación. Lo mismo ocurre con la predicción referente a la predicación del evangelio. Antes de la caída de Jerusalén, Pablo, escribiendo bajo la inspiración del Espíritu Santo, declaró que el evangelio había sido predicado a “toda criatura que está debajo del cielo”. Así también ahora, antes de la venida del Hijo del hombre, el evangelio eterno ha de ser predicado “a toda nación y tribu y lengua y pueblo”.

Dios “ha establecido un día, en el cual ha de juzgar al mundo”. Cristo nos dice cuándo ha de iniciarse ese día. No afirma que todo el mundo se convertirá, sino que “será predicado este evangelio del reino en todo el mundo, por testimonio a todos los gentiles; y entonces vendrá el fin”. Mediante la proclamación del evangelio al mundo, está a nuestro alcance apresurar la venida de nuestro Señor. No solo hemos de esperar la venida del día de Dios, sino apresurarla. Si la iglesia de Cristo hubiese hecho su obra como el Señor le ordenaba, todo el mundo habría sido ya amonestado, y el Señor Jesús habría venido a nuestra tierra con poder y grande gloria (El Deseado de todas las gentes, pp. 587, 588).

82


Domingo 11 de septiembre // Lección 12_________________________________

LA NATURALEZA DE LAS CIUDADES

Las ciudades reúnen muchas culturas, grupos étnicos, lenguas y religiones diferentes. Tradicionalmente, cada grupo tenía su “barrio” o territorio específico. Crecientemente, toda clase de gente vive al lado de los otros en todas las regiones metropolitanas. Esta realidad multicultural crea riesgos y complejidades, pero también provee grandes oportunidades para el evangelio. Hay mayor tolerancia a las ideas nuevas, una mayor disposición a escuchar acerca de religiones nuevas, como las que a menudo existen en los ambientes culturales tradicionales fuera de las ciudades. La ciudad puede proveer acceso a muchas personas que de otro modo podrían nunca haberse encontrado cerca del mensaje adventista del séptimo día.

Lee Hechos 18:1 al 28 para ver un ejemplo del modo en que Pablo realizó la plantación de iglesias en las ciudades. ¿Qué puntos podemos aprender de lo que él hizo allí?

1 Después de estas cosas, Pablo salió de Atenas y fue a Corinto. Y halló a un judío llamado Aquila, natural del Ponto, recién venido de Italia con Priscila su mujer, por cuanto Claudio había mandado que todos los judíos saliesen de Roma. Fue a ellos, y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas. Y discutía en la sinagoga todos los días de reposo, y persuadía a judíos y a griegos. Y cuando Silas y Timoteo vinieron de Macedonia, Pablo estaba entregado por entero a la predicación de la palabra, testificando a los judíos que Jesús era el Cristo. Pero oponiéndose y blasfemando éstos, les dijo, sacudiéndose los vestidos: Vuestra sangre sea sobre vuestra propia cabeza; yo, limpio; desde ahora me iré a los gentiles. Y saliendo de allí, se fue a la casa de uno llamado Justo, temeroso de Dios, la cual estaba junto a la sinagoga. Y Crispo, el principal de la sinagoga, creyó en el Señor con toda su casa; y muchos de los corintios, oyendo, creían y eran bautizados. Entonces el Señor dijo a Pablo en visión de noche: No temas, sino habla, y no calles; 10 porque yo estoy contigo, y ninguno pondrá sobre ti la mano para hacerte mal, porque yo tengo mucho pueblo en esta ciudad. 11 Y se detuvo allí un año y seis meses, enseñándoles la palabra de Dios. 12 Pero siendo Galión procónsul de Acaya, los judíos se levantaron de común acuerdo contra Pablo, y le llevaron al tribunal, 13 diciendo: Este persuade a los hombres a honrar a Dios contra la ley. 14 Y al comenzar Pablo a hablar, Galión dijo a los judíos: Si fuera algún agravio o algún crimen enorme, oh judíos, conforme a derecho yo os toleraría. 15 Pero si son cuestiones de palabras, y de nombres, y de vuestra ley, vedlo vosotros; porque yo no quiero ser juez de estas cosas. 16 Y los echó del tribunal. 17 Entonces todos los griegos, apoderándose de Sóstenes, principal de la sinagoga, le golpeaban delante del tribunal; pero a Galión nada se le daba de ello. 18 Mas Pablo, habiéndose detenido aún muchos días allí, después se despidió de los hermanos y navegó a Siria, y con él Priscila y Aquila, habiéndose rapado la cabeza en Cencrea, porque tenía hecho voto. 19 Y llegó a Efeso, y los dejó allí; y entrando en la sinagoga, discutía con los judíos, 20 los cuales le rogaban que se quedase con ellos por más tiempo; mas no accedió, 21 sino que se despidió de ellos, diciendo: Es necesario que en todo caso yo guarde en Jerusalén la fiesta que viene; pero otra vez volveré a vosotros, si Dios quiere. Y zarpó de Efeso. 22 Habiendo arribado a Cesarea, subió para saludar a la iglesia, y luego descendió a Antioquía. 23 Y después de estar allí algún tiempo, salió, recorriendo por orden la región de Galacia y de Frigia, confirmando a todos los discípulos. 24 Llegó entonces a Efeso un judío llamado Apolos, natural de Alejandría, varón elocuente, poderoso en las Escrituras. 25 Este había sido instruido en el camino del Señor; y siendo de espíritu fervoroso, hablaba y enseñaba diligentemente lo concerniente al Señor, aunque solamente conocía el bautismo de Juan. 26 Y comenzó a hablar con denuedo en la sinagoga; pero cuando le oyeron Priscila y Aquila, le tomaron aparte y le expusieron más exactamente el camino de Dios. 27 Y queriendo él pasar a Acaya, los hermanos le animaron, y escribieron a los discípulos que le recibiesen; y llegado él allá, fue de gran provecho a los que por la gracia habían creído; 28 porque con gran vehemencia refutaba públicamente a los judíos, demostrando por las Escrituras que Jesús era el Cristo. (Hechos 18)

En estos centros urbanos, había un mosaico de muchas lenguas, culturas y grupos étnicos, así como los tienen hoy las ciudades. Pablo encontró tipos específicos de personas con las que se conectó. Encontró personas que compartían sus conexiones con la fe judía, la ciudadanía romana y la tarea de fabricar tiendas, en lo que él estaba capacitado. Él usó estas habilidades para sostenerse a sí mismo. Vivía en la casa de alguna pareja que llegó a ser creyente y evangelistas. Enseñaba en la sinagoga hasta que era expulsado de ella, y luego comenzaba un hogar-iglesia en la casa de un creyente. Adiestraba y actuaba como mentor de suficientes creyentes nuevos, a fin de que cuando él se fuera pudiera designar personas para dirigir el grupo.

Es claro que Pablo comprendía el contexto multicultural y de diversas creencias de las ciudades, y trabajaba en él (ver también 1 Cor. 9:20-23). Él sabía cómo adaptarse al ambiente que lo rodeaba, y aprendió a presentar la verdad a fin de atender a las necesidades de aquellos que estaba procurando alcanzar.

¿De qué manera podemos, como individuos y como iglesia local, estar mejor equipados para mezclarnos con nuestras comunidades de modo tal que podamos alcanzarlas?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Muy completa la lección para éste día; entre la lección y el espíritu de profecía, se entiende el mensaje de éste día: Predicar el evangelio en las ciudades, ya que allí se concentra una gran cantidad de los habitantes de una nación.

También habla de los obreros de sostén propio, por ejemplo Pablo. Uno de los mas grandes misioneros de la historia cristiana, trabajaba manualmente para sostener sus gastos y además predicaba el evangelio. Que hermoso ejemplo para los obreros adventistas moderno, uno de los gigantes del evangelio, laborando con sus propias manos, para no tocar los diezmos y las ofrendas sagrada de los santos.

Ahora en nuestros días modernos tenemos dos clases de obreros: unos que son de sostén propio que es el mundo laico y otros que son sostenidos que es el mundo pastoral.

El mundo laico trabaja manualmente; y de sus ganancias invierte en la predicación del evangelio que hace personalmente, de sus ganancias sostiene los gastos del templo, de sus ganancias hace obras de beneficencia y también de sus ganancias sostiene al cuerpo pastoral. Si esto fue exactamente lo que hizo Pablo, la pregunta es: ¿por qué no aplicamos esa forma de trabajar a todos los obreros adventistas modernos? Todos los pastores que sigan el ejemplo de Pablo, ya que el ejemplo del gran pastor, del gran apóstol, del gran evangelista, del gran misionero, del gran predicador es mas que todo un ejemplo para los pastores modernos. El mundo laico hemos seguido desde años el ejemplo del apóstol Pablo, damos un buen porcentaje de nuestras ganancias para la obra, además trabajamos para la obra, además trabajamos con nuestras manos en trabajos seculares.

Los dos cuerpos de obreros son instituidos por Dios, el sostenido y de sostén propio, en éste trimestre hemos estado martillando el asunto de los diezmos y las ofrendas, y no estamos hablando en contra del cuerpo de obreros sostenidos.

Estamos hablando que no seguimos la orden divina en la distribución de los diezmos y las ofrendas; La Biblia dice que Dios dejó el diezmo para los laicos y el diezmo de los diezmos mas las ofrendas para los pastores, eso lo instituyó Dios.

Por favor no se enoje con nosotros, aquí en en “Escuela Sabática para Maestros” no tenemos nada que ver con la decisión que hizo Dios miles de años atrás en el Monte Sinaí, no existíamos todavía. Si usted está molesto, vaya y pregúntele a Dios, pero no a nosotros, nosotros no tenemos nada que ver con eso.

Si usted está molesto, por que estamos hablando en contra de nuestra organización, tampoco se moleste con nosotros; eso lo permite el espíritu de profecía. Elena de White nos permite protestar, ella lo hizo, ella lucho contra un problema que existió desde el principio de nuestra religión. Ella protesto enérgicamente en contra de la organización por que en vez de ayudar a las misiones del Sur de los Estados Unidos, la organización estaba usando el dinero en otras cosas que eran innecesarias y contradictorias, ella no solo protesto, ella obró colectando dinero para ayudar donde se necesitaba ayudar. 

Si usted está molesto por que decimos los problemas de la iglesia, eso lo escuchamos de la prensa libre de los Estados Unidos, esa es noticia a nivel mundial, solo nosotros, los miembros de iglesia somos los que ignoramos lo que el resto del mundo sabe. ¡Que ironía!

Dios instituyo el diezmo para el mundo laico por varias razones:

1-Ellos son los que aportan estas grandes sumas de dinero

2-Ese es el grueso de los obreros del evangelio, hay millones de laicos contra miles de pastores, por lo tanto en éste momento la distribución es incorrecta, no es bíblica, no es equitativa y conlleva a unos a sufrir miserias y a otros a despilfarrar fortunas.

3-El mas importante de todos: El evangelio está estancado por falta de recursos.

El estudio “La Verdad acerca de los Diezmos y las Ofrendas” ya está terminado. Usted lo puede encontrar al final de ésta lección, después del día Viernes. Con lo nuevo que le hemos agregado del espíritu de profecía, no queda ni la mínima duda, que Dios nos dio la libertad de poner nuestros diezmos y ofrendas donde en verdad se necesitan, si la obra no está haciendo su trabajo como debe de hacerlo.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Pablo… ilustró de una manera práctica lo que pueden hacer los laicos consagrados en muchos lugares donde la gente no está enterada de las verdades del evangelio. Su costumbre inspiró en muchos humildes trabajadores el deseo de hacer lo que podían para el adelanto de la causa de Dios, mientras se sostenían al mismo tiempo con sus labores cotidianas. Aquila y Priscila no fueron llamados a dedicar todo su tiempo al ministerio del evangelio; sin embargo, estos humildes trabajadores fueron usados por Dios para enseñar más perfectamente a Apolos el camino de la verdad. El Señor emplea diversos instrumentos para el cumplimiento de su propósito; mientras algunos con talentos especiales son escogidos para dedicar todas sus energías a la obra de enseñar y predicar el evangelio, muchos otros, a quienes nunca fueron impuestas las manos humanas para su ordenación, son llamados a realizar una parte importante en la salvación de las almas.

Hay un gran campo abierto ante los obreros evangélicos de sostén propio. Muchos pueden adquirir una valiosa experiencia en el ministerio mientras trabajan parte de su tiempo en alguna clase de labor manual; y por este método pueden desarrollarse poderosos obreros para un servicio muy importante en campos necesitados.

El abnegado siervo de Dios que trabaja incansablemente en palabra y doctrina, lleva en su corazón una pesada carga. No mide su trabajo por horas. Su salario no influye en su labor, ni abandona su deber por causa de las condiciones desfavorables. Recibió del cielo su comisión, y del cielo espera su recompensa cuando haya terminado el trabajo que se le ha confiado (Los hechos de los apóstoles, pp. 286, 287).

Por todo el mundo se necesitan mensajeros de la gracia. Conviene que familias cristianas vayan a vivir en poblaciones sumidas en las tinieblas y el error, que entren en campos extranjeros, conozcan las necesidades de sus semejantes y trabajen por la causa del Maestro. Si se estableciesen familias tales en puntos tenebrosos de la tierra, donde la gente está rodeada de tinieblas espirituales, para dejar que por su medio brillase la luz de la vida de Cristo, ¡cuán noble obra se realizaría!

Esta obra requiere abnegación. Mientras que muchos aguardan que se quite todo obstáculo, su trabajo queda por hacer, y siguen muriendo las muchedumbres sin esperanza y sin Dios. Hay algunos que, por el aliciente de las ventajas comerciales, o para adquirir conocimientos científicos, se arriesgan a penetrar en regiones aun no colonizadas, y con valor soportan sacrificios y penalidades; pero ¡cuán pocos son los que por amor a sus semejantes consienten en llevar a sus familias a regiones necesitadas del evangelio!

El verdadero ministerio consiste en llegar a todas las gentes, cualquiera que sea su situación o condición, y ayudarlas de toda forma posible. Mediante tal esfuerzo podéis conquistar los corazones y obtener acceso a las almas que perecen.

En todo vuestro trabajo, recordad que estáis unidos con Cristo y que sois parte del gran plan de la redención. El amor de Cristo debe fluir por vuestra conducta como un río de salud y vida. Mientras procuráis atraer a otros al círculo del amor de Cristo, la pureza de vuestro lenguaje, el desprendimiento de vuestro servicio, y vuestro comportamiento gozoso han de atestiguar el poder de su gracia. Dad al mundo una representación de Cristo tan pura y justa, que los hombres puedan contemplarle en su hermosura (El ministerio de curación, p. 113).

83


Lección 12 // Lunes 12 de septiembre___________________________________

ESCUCHAR LAS QUEJAS

Mientras Cristo avanzaba por Jerusalén, Capernaum y otras ciudades de su tiempo, los enfermos, los minusválidos y los pobres se agolpaban su alrededor. Su corazón sufría por el sufrimiento de la humanidad.

En la ciudad, hay de todo: más personas, más edificios, más tránsito, y más problemas. Esto presenta un desafío para las iglesias. Los que comparten el evangelio no pueden ignorar las enormes necesidades humanas que los rodean y concentrarse solo en el mensaje, porque eso desacreditaría el mensaje. Si nuestras acciones no demuestran la compasión, la gracia y la esperanza de la que hablamos, entonces lo que hablemos no tendrá poder. Será como una voz más que compite por los oídos de las masas.

Lee Éxodo 2:23 al 25; 6:5; Salmo 12:5; Romanos 8:22; y Job 24:12. ¿Cuál es el mensaje para nosotros en estos textos?

Éxodo 2:23-25

23 Aconteció que después de muchos días murió el rey de Egipto, y los hijos de Israel gemían a causa de la servidumbre, y clamaron; y subió a Dios el clamor de ellos con motivo de su servidumbre. 24 Y oyó Dios el gemido de ellos, y se acordó de su pacto con Abraham, Isaac y Jacob. 25 Y miró Dios a los hijos de Israel, y los reconoció Dios.

Éxodo 6:5

Asimismo yo he oído el gemido de los hijos de Israel, a quienes hacen servir los egipcios, y me he acordado de mi pacto.

Salmo 12:5

Por la opresión de los pobres, por el gemido de los menesterosos, Ahora me levantaré, dice Jehová; Pondré en salvo al que por ello suspira.

Romanos 8:22

22 Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora;

Job 24:12

12 Desde la ciudad gimen los moribundos, Y claman las almas de los heridos de muerte, Pero Dios no atiende su oración.

Nuestro mundo es un lugar de dolor. Se queja bajo el peso y el sufrimiento del pecado. Ninguno de nosotros escapa de esta realidad.

Este dolor también ofrece grandes oportunidades para testificar. Sin embargo, también tenemos que ser cuidadosos en esto. Cuando los que no son sus miembros perciben a una iglesia en términos de cuán buenos vecinos son, es importante notar la diferencia entre eventos únicos en la comunidad y un servicio continuado que realmente atiende necesidades. Para la gente de una comunidad, hay una diferencia entre una iglesia que entrega alimentos a familias una vez por año y una iglesia adventista como la siguiente:

¿Qué hace esta iglesia? Se reúne en un centro comunitario que funciona diariamente. La gente puede ir allá cualquier mañana y conseguir un desayuno caliente. Y esa iglesia no es siquiera grande. Tiene unos 75 miembros, pero están completamente comprometidos en atender las necesidades de sus vecinos en ese sector urbano. Esta es una gran tarea, que exige dedicación y un sentido de obligación para ayudar a los necesitados.

Imagina el impacto sobre nuestras comunidades si todas nuestras iglesias estuvieran haciendo algo para responder a las quejas que se oyen en nuestros vecindarios.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

La administración de nuestra iglesia, las Conferencias, y la Conferencia General no puede y no quiere escuchar las quejas ni del mundo, ni las quejas de sus propia iglesia. La mayoría de hospitales Adventistas que se han construido no es para escuchar las quejas de nadie, sino que se han construidos para sacar ganancias. No hay ningún hospital Adventista, al menos en los Estados Unidos de Norte América, que pueda escuchar quejas, todos ellos cobran normalmente, las exorbitantes sumas de dinero que cobran los demás hospitales. 

Tampoco nosotros (el mundo laico) podemos escuchar muchas quejas, todavía no hemos llegado a la etapa donde podemos hacer milagros de alimentación o de sanación divina. Por el momento, necesitamos los fondos para construir clínicas, para pagar médicos y enfermeras, y para comprar medicina. ¿Cómo lo podemos hacer, si la obra a parte que toma todos los diezmos también despoja al laico del 40% de las ofrendas? La Iglesia Adventista del Séptimo Día, por su mala distribución de los diezmos y ofrendas, tiene los oídos tapados. Por éste momento informamos al mundo, que éste no es un centro de quejas, no podemos escuchar quejas de nadie.  Aunque el mundo ponga su queja, no serán atendidas, por que el que puede no quiere, y el que quiere no puede. ¡Lo sentimos mucho por el mundo que sufre!

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Dios pide a cada miembro de iglesia que dedique su vida sin reservas al servicio del Señor. Pide que se lleve a cabo una reforma decidida. La creación entera gime bajo la maldición. El pueblo de Dios debiera colocarse en un lugar donde pueda crecer en gracia, y donde pueda ser santificado en cuerpo, alma y espíritu por la verdad. Cuando se aparten de las complacencias que destruyen la salud, obtendrán una percepción más clara de lo que constituye la verdadera piedad. Se observará un cambio admirable en la experiencia religiosa (Consejos sobre la salud, p. 581).

Pocos piensan en el sufrimiento que el pecado causó a nuestro Creador. Todo el cielo sufrió con la agonía de Cristo; pero ese sufrimiento no empezó ni terminó con su manifestación en la humanidad. La cruz es, para nuestros sentidos entorpecidos, una revelación del dolor que, desde su comienzo, produjo el pecado en el corazón de Dios. Le causan pena toda desviación de la justicia, todo acto de crueldad, todo fracaso de la humanidad en cuanto a alcanzar su ideal. Se dice que cuando sobrevinieron a Israel las calamidades que eran el seguro resultado de la separación de Dios, sojuzgamiento a sus enemigos, crueldad y muerte, el alma de Dios “fue afligida a causa de la desdicha de Israel” (Jueces 10:16). “En todas sus aflicciones él fue afligido… Y los alzaba en brazos, y los llevaba todos los días de la antigüedad” (Isaías 63:9). Su Espíritu “hace intercesión por nosotros, con gemidos que no pueden expresarse con palabras”. Cuando “la creación entera gime juntamente con nosotros” (Romanos 8:26, 22), el corazón del Padre infinito gime en simpatía. Nuestro mundo es un vasto lazareto, una escena de miseria a la cual no nos atrevemos a dedicar siquiera nuestros pensamientos. Si nos diéramos cuenta exacta de lo que es, la carga sería demasiado terrible. Sin embargo, Dios lo siente todo.

No se exhala un suspiro, no se siente un dolor, ni ningún agravio atormenta el alma, sin que haga también palpitar el corazón del Padre (La maravillosa gracia de Dios, p. 189).

Bienaventurados también los que con Jesús lloran llenos de compasión por las tristezas del mundo y se afligen por los pecados que se cometen en él y, al llorar, no piensan en sí mismos. Jesús fue Varón de dolores, y su corazón sufrió una angustia indecible. Su espíritu fue desgarrado y abrumado por las transgresiones de los hombres. Trabajó con celo consumidor para aliviar las necesidades y los pesares de la humanidad, y se le agobió el corazón al ver que las multitudes se negaban a venir a él para obtener la vida. Todos los que siguen a Cristo, compartirán también la gloria que será revelada. Estuvieron unidos con él en su obra, apuraron con él la copa del dolor, y participan también de su regocijo.

Por medio del sufrimiento, Jesús se preparó para el ministerio de consolación. Fue afligido por toda angustia de la humanidad, y “en cuanto él mismo padeció siendo tentado, es poderoso para socorrer a los que son tentados”. Quien haya participado de esta comunión de sus padecimientos tiene el privilegio de participar también de su ministerio. “Porque de la manera que abundan en nosotros las aflicciones de Cristo, así abunda también por el mismo Cristo nuestra consolación”. El Señor tiene gracia especial para los que lloran, y hay en ella poder para enternecer los corazones y ganar a las almas. Su amor se abre paso en el alma herida y afligida, y se convierte en bálsamo curativo para cuantos lloran (El discurso maestro de Jesucristo, pp. 16, 17).

84


Martes 13 de septiembre // Lección 12__________________________________

SEMBRAR Y COSECHAR EN LAS CIUDADES

Lee Mateo 13:3 al 9, y 18 al 23. ¿De qué forma podemos tomar lo que enseña esta historia para ayudarnos a ministrar y testificar a nuestras comunidades, incluyendo las ciudades?

Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron.Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron.Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno.El que tiene oídos para oír, oiga. (Mateo 13)

18 Oíd, pues, vosotros la parábola del sembrador: 19 Cuando alguno oye la palabra del reino y no la entiende, viene el malo, y arrebata lo que fue sembrado en su corazón. Este es el que fue sembrado junto al camino. 20 Y el que fue sembrado en pedregales, éste es el que oye la palabra, y al momento la recibe con gozo; 21 pero no tiene raíz en sí, sino que es de corta duración, pues al venir la aflicción o la persecución por causa de la palabra, luego tropieza. 22 El que fue sembrado entre espinos, éste es el que oye la palabra, pero el afán de este siglo y el engaño de las riquezas ahogan la palabra, y se hace infructuosa. 23 Mas el que fue sembrado en buena tierra, éste es el que oye y entiende la palabra, y da fruto; y produce a ciento, a sesenta, y a treinta por uno. (Mateo 13)

Esta parábola es, en realidad, más importante en el ministerio urbano que en áreas rurales, porque las áreas urbanas tienen una mayor variedad de “suelos”. Por eso es un desafío mayor realizar campañas evangelizadoras en las ciudades.

Las diferentes condiciones de los suelos producen diferentes resultados. Esto sugiere la necesidad de estudiar esas condiciones antes de iniciar actividades evangelizadoras. Si después de estudiar el “suelo” de la comunidad, tu iglesia descubre que tienen poco “buen suelo”, deben hacer planes para mejorar ese suelo, ablandando los caminos endurecidos, eliminando las rocas y arrancando los espinos. Para que la evangelización tenga éxito, la iglesia tiene que trabajar antes, preparando el suelo. Esto puede aumentar la efectividad de esta tarea evangelizadora.

En 1 Corintios 12, Romanos 12 y Efesios 4, las Escrituras enseñan sobre los dones espirituales. Hay multiplicidad de dones, pero una misión sola. La parábola acerca de las condiciones del suelo y la siembra de la semilla demuestra claramente la necesidad de que diferentes dones participen en alcanzar las ciudades. En las grandes ciudades, “hay que llevar a personas que posean los dones más variados”, escribió Elena de White. “Deben introducirse nuevos métodos. El pueblo de Dios debe despertar a las necesidades del tiempo en que vivimos” (Ev 56). Con percepción divina, ella vio lo que se necesita para ser efectivo en el ministerio urbano. Hoy es necesario tener una variedad amplia de enfoques y dones que trabajen dentro de una estrategia multifacética. Una sola campaña o un proyecto grande no lograrán mucho, a largo plazo. La estructura compleja de la ciudad absorbe tales programas, y en pocas semanas no queda ni rastro de ese impacto. Se necesita hacer más de antemano.

Piensa en aquellos a quienes tratas de testificar. ¿En qué clase de suelo se encuentran? ¿Qué puedes hacer para preparar mejor el suelo?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

En el antiguo Israel había dos tipos de lluvias naturales que afectaban la región. La primera lluvia, llamada lluvia temprana; era la lluvia esencial para la siembra de los granos. La segunda lluvia, conocida como lluvia tardía, era esencial para la cosecha de los granos.

Este proceso natural en la tierra de Israel, llamada “lluvia temprana y lluvia tardía”, también tiene una aplicación espiritual para el cristianismo. Nosotros como cristianos también tenemos una lluvia temprana y una lluvia tardía, pero es “ESPIRITUAL”.

La “lluvia temprana” ya ocurrió, y fue con la venida del Espíritu Santo en el día del pentecostés y siguió a través del ministerio de los apóstoles y de los primeros cristianos, éste proceso de la “lluvia temprana” casi duro todo el primer siglo, después de nuestro Señor Jesucristo.

Ahora los cristianos de éste tiempo, estamos esperando la lluvia tardía, que consiste en el derramamiento especial de la gracia divina que prepara al mundo para la cosecha final, que es prácticamente el fin del mundo y la venida de Cristo.

Mientras éste suceso llega, “LA PACIENCIA” es un ingrediente indispensable para cruzar ésta etapa de espera.

Muchos creemos que la paciencia es una característica “pasiva” de una persona. Muchas veces creemos que al pedirle a Dios paciencia, él nos concede la paciencia para hacernos inmunes a los problemas de ésta vida; en pocas palabras creemos que con la paciencia en nuestras vidas, los problemas ya no nos van a afectar.

En nuestra vida espiritual la paciencia no es cuestión de un momento, es cuestión de toda la vida. Nuestra paciencia tiene que llegar hasta la cosecha final que es la segunda venida de Cristo. ¿Porqué la segunda venida de Cristo? Por qué allí sucede el milagro y evento más esperado por millones y millones de hijos de Dios que han pasado al descanso; y es la resurrección.

Si no tenemos la paciencia para llegar hasta el final, entonces hemos trabajado por gusto. El objetivo final de la paciencia es que consigamos la vida eterna.

Y les habló muchas cosas por parábolas, diciendo: He aquí, el sembrador salió a sembrar. 4Y mientras sembraba, parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron. 5Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra; 6pero salido el sol, se quemó; y porque no tenía raíz, se secó. 7Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron. 8Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno.

En esta parábola encontramos 4 tipos de siembra que representan a 4 tipos de creyentes:

1-La semilla que cayó junto al camino, y que fue comida por las aves

2-La semilla que cayó en los pedregales, y fue muerta por el calor del sol

3-La semilla que cayó entre los espinos y murió ahogada

4-La semilla que cayó en buena tierra

Cuatro diferentes clases de suelo:

1-El suelo impenetrable – junto al camino

2-El superficial – el del pedregal

3-El preocupado – entre los espinos

4-El suelo preparado – buena tierra

Cuatro diferentes clases de escuchadores:

1-El descuidado – la semilla junto al camino

2-El temporal – la semilla del pedregal

3-El mundanal –la semilla entre los espinos

4- El sincero: Ellos comprenden, reciben, retienen y practican

El sembrador era la misma persona, y la semilla era de la misma calidad; aquí el problema reside en la tierra

La interpretación de la parábola del sembrador, es dada en la parábola del trigo y la cizaña; dicho sea de paso el trigo y la cizaña son dos plantas muy difíciles de distinguir. El trigo y la cizaña pertenecen a la familia que es la grama, y también las dos pertenecen al grupo especial de gramas llamadas “TRITITICINOE” o en otras palabras sería: “Gramas que parecen trigo” La estructura de la planta, su condición y forma de crecer es casi idéntica, cuando las plantas están maduras su apariencia es tan similar, que el agricultor judío, siempre se le ha hecho imposible reconocer entre las dos plantas; la única manera de reconocer entre las dos plantas es cuando dan su fruto, el fruto de la cizaña es muy pequeño, es de color negro, y es vano, es decir es solo la envoltura sin fruto; al final la planta impostora se ha descubierto.

parte de la semilla cayó junto al camino; y vinieron las aves y la comieron.

La semilla que cayó en el camino y fue comida por las aves, son todos aquellos que tiene una mente pecaminosa, les cuesta concentrarse en las cosas divinas, no comprenden, no acatan las órdenes de Dios. El enemigo que en éste caso es representado por las aves, no pierde ninguna oportunidad para robar la preciosa semilla puesta en la mente de los hombres. El enemigo trabaja incesantemente para borrar de la mente del hombre, los pensamientos y las impresiones que la Palabra de Dios logra hacer en la mente de nosotros. El suelo es impenetrable, y el oidor es descuidado.

Las aves de ésta parábola, representa a Satanás: 15 Y éstos son los de junto al camino: en quienes se siembra la palabra, pero después que la oyen, en seguida viene Satanás, y quita la palabra que se sembró en sus corazones. Marcos 5

Parte cayó en pedregales, donde no había mucha tierra; y brotó pronto, porque no tenía profundidad de tierra;

Este tipo de persona es aquella que es rápida para actuar bajo las emociones, muchas veces basta solo un sermón y la persona demuestra las señales de su conversión. Pero toda conversión que se hace con rapidez tiene como resultado la apostasía, en su mayoría de veces. Mientras todo está bien en la iglesia; y en la vida de este tipo de conversos, todo está bien, pero al nomas aparecer las pruebas y las dificultades, la muerte espiritual es segura; así como entró a la iglesia por una emoción, solo es necesario para que se marche; una decepción. Estas personas no tienen raíces, no son verdaderos cristianos, sus corazones no han sido cambiados, no han logrado descubrir su culpabilidad, no han comprendido la excelencia de Cristo, estas personas no están completamente arraigadas al evangelio. Cuando esta personas son examinadas a través de las pruebas y persecución, siempre sucumben. La semilla muere, ante el ardiente sol del mediodía. El suelo es superficial, el oidor es temporal.

7 Y parte cayó entre espinos; y los espinos crecieron, y la ahogaron.

Este es el grupo de personas que escucha la Palabra de Dios, pero los quehaceres, de éste mundo lo ahogan, se vuelven infructíferos y perecen. Esta semilla no cayó en pedregales, cayó en tierra profunda; demostrando que estas personas no son personas de carácter débil, ellos tiene carácter con fundamento. La maldad de ellos, consiste en que tiene un pensamiento dividido, parte es para la Palabra de Dios, y la otra parte está dedicada a los afanes del mundo. “No se puede servir a dos señores…” El deseo de las deslumbrantes riquezas de éste mundo, siempre termina ahogando la vida espiritual.

Este tipo de persona, nunca están satisfechos con lo que tienen, aprovechan cada ocasión, para ser deshonestos, para hacer trampas, para tomar ventajas, para oprimir a otros, para sacar hasta la última gota de sudor al trabajador, toda pasión es alimentada por el amor al dinero. Uno de los pecados peculiares de éste tipo de persona es el robo:

-Roba el que adultera un producto volviéndolo de calidad inferior y manteniendo el mismo precio.

-Roba el que usa medidas y pesas falsas en sus transacciones.

-Roba el que oculta defectos.

-Roba el que presenta una calidad tramposa.

-Roba aquel que ha encontrado algo y sabiendo quien es su dueño, lo mantiene para sí.

-Roban los que reciben comisión a espaldas de sus jefes.

-Roban aquellos que se posesionan de algo que no está detallado en un contrato.

-Roba todo trabajador que no hace el trabajo para el cual fue contratado.

-Roban aquellos que hacen trabajos descuidados, sin el esmero con que tendría que hacerse dicho trabajo.

-Roban aquellos que no cuidan los bienes del propietario, derrochando y menoscabando los bienes que no le pertenecen.

-Roban los empleadores cuando retienen los salarios.

-Roban los empleadores cuando no cumplen sus promesas con los beneficios prometidos.

-Roban los empleadores cuando hacen trabajar a los trabajadores horas extras sin el debido pago.

-Roban los empleadores cuando privan a sus trabajadores de algo que ellos merecen.

-Todos aquellos viajeros que no declaran, ó desfiguran y ocultan sus propiedades al inspector de aduanas; ellos también son ladrones.

-Roban todos aquellos que se meten a deudas que saben que les será imposibles pagar.

-Roban aquellos que antes de una bancarrota transfieren todos sus bienes a alguien con el convenio de serles devueltas mas tarde.

-Roba el que acepta el reconocimiento de trabajo ó la idea de otro.

-Roba aquel que usa lo ajeno sin permiso de su propietario.

-Es ladrón al que se aprovecha de su prójimo en cualquier forma.

-Roba aquel que no entrega a su dueño lo escrito en una herencia.

-Roba el que encuentra algo y no lo reporta al centro de objetos perdidos.

-Roba él que le compra a un ladrón.

-Se puede robar a otros quitándoles las FE mediante las dudas y las críticas.

-Se roba a Dios con los diezmos y las ofrendas.

-Se roba el buen nombre de una persona a través de chismes calumniosos y perniciosos.

8 Pero parte cayó en buena tierra, y dio fruto, cuál a ciento, cuál a sesenta, y cuál a treinta por uno.

El grupo de personas que escuchan la Palabra de Dios, la comprenden, la retienen y la obedecen. Este proceso, no es un proceso que es intelectual solamente, es el proceso tomar la Palabra de Dios, escudriñarla y descubrir los grandes tesoros que se encuentran ocultos en la Palabra de Dios. Este tipo de personas son las que llevan frutos, unos al cien, otros al sesenta y otros al treinta, de acuerdo a las oportunidades y a las capacidades de cada uno de ellos.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

En las ciudades grandes hay ciertas clases que no pueden ser alcanzadas por las reuniones públicas. Hay que buscarlas como el pastor busca a su oveja perdida. Deben hacerse diligentes esfuerzos personales en favor de ellas.

Si no vienen a la fiesta del evangelio a la cual los invita el llamado de Cristo, los mensajeros de Dios deben acomodarse a las circunstancias y llevarles el mensaje por medio de una labor de casa en casa, extendiendo así su ministerio por los caminos y los vallados para dar el último mensaje al mundo.

Id aun a las casas de las personas que no manifiestan ningún interés. Mientras la dulce voz de la misericordia invita al pecador, trabajad con toda la energía del corazón y del cerebro, como lo hizo Pablo, quien no cesaba “de amonestar con lágrimas a cada uno”. En el día de Dios, cuántos nos enfrentarán y dirán: “¡Estoy perdido! ¡Estoy perdido! Y tú nunca me amonestaste; nunca me rogaste que viniera a Jesús. Si yo hubiera creído como tú lo hiciste, hubiera seguido a toda alma sujeta al juicio que estuviera a mi alcance, con oraciones y lágrimas y amonestaciones”…

Luz, luz de la Palabra de Dios: esto es lo que la gente necesita. Si los maestros de la Palabra están dispuestos, el Señor los guiará a una estrecha relación con la gente. El los llevará a los hogares de los que necesitan y desean la verdad; y a medida que los siervos de Dios se empeñan en la obra de buscar las ovejas perdidas, las facultades espirituales son despertadas y vigorizadas. Sabiendo que están en armonía con Dios, se sienten gozosos y contentos. Bajo la dirección del Espíritu Santo, obtienen una experiencia que es inapreciable para ellos. Sus facultades intelectuales y morales obtendrán su más alto desarrollo; porque se concede gracia en respuesta a la demanda (El evangelismo, pp. 318,319).

Después de terminadas las reuniones públicas hay que establecer una misión. Hay que organizar en un equipo a los mejores obreros que sea posible encontrar para que vendan nuestras publicaciones y también regalen revistas y folletos a los que no pueden comprar. La obra preparatoria que se realiza no tiene ni la mitad del valor de la obra que debe realizarse después de las conferencias.

Después que la gente ha oído las razones de nuestra fe, hay que comenzar el trabajo de casa en casa. Hay que familiarizarse con la gente y leerles las preciosas palabras de Cristo. Hay que destacar entre ellos a Jesús crucificado, y los que han escuchado los mensajes de amonestación de los labios de los ministros de Dios… y han sido convencidos de pecado, pronto serán inducidos a inquirir acerca de lo que han oído. Este es el tiempo cuando debemos presentar las razones de nuestra fe con mansedumbre y temor, no un temor esclavizante, sino un temor cauteloso a fin de no hablar imprudentemente. Presentad la verdad tal como se encuentra en Jesús, con toda mansedumbre y humildad, es decir con sencillez y sinceridad, dando el alimento a su debido tiempo, y a cada persona su porción de comida (El evangelismo, p. 317).

85


Lección 12 // Miércoles 14 de septiembre________________________________

HAZLO PERSONAL

Lee Juan 15:12 y 13; Santiago 1:27; y Gálatas 6:2. Juntos, ¿qué nos dicen que es necesario hacer para alcanzar a otros?

Juan 15:12 y 13

12 Este es mi mandamiento: Que os améis unos a otros, como yo os he amado.

13 Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

Santiago 1:27

27 La religión pura y sin mácula delante de Dios el Padre es esta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha del mundo.

Gálatas 6:2

Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo.

Por causa del gran tamaño de las poblaciones urbanas, es fácil olvidar que la fe es personal. El resultado final de alcanzar las ciudades u otros lugares es personas que encuentran una relación personal con Cristo. La investigación ha mostrado que la gran mayoría de los conversos a la Iglesia Adventista dicen que se unieron por tener una relación con un adventista que conocían. El alcanzar a otros involucra la muerte al yo y estar dispuestos a trabajar para el bien de otros.

Arar la tierra, plantar las semillas, nutrir las plantas hasta la cosecha y conservar la cosecha resultan mejor si hay una sólida relación. Necesitamos aprender cómo hacernos amigos de la gente, cómo escucharla, cómo amarla. Estos elementos son esenciales en el trabajo de extensión, pero más en el ministerio urbano, en el que los individuos se sienten perdidos y creen que nadie se interesa en ellos entre tanta población.

Los ministerios urbanos con grupos pequeños podrían tomar la forma de “hogares-iglesia”, como existían en tiempos del Nuevo Testamento (Hech. 2:46), o pueden ser grupos pequeños dentro de una congregación más grande. Siempre que haya un vecindario que no tenga una iglesia local, pero donde hay tres o más adventistas, debe organizarse un grupo pequeño que comience a funcionar en esa comunidad. (Ver Elena de White, Testimonios para la iglesia, t. 7, pp. 23, 24.)

Este enfoque es esencial en el ministerio urbano, pues el complejo mosaico de grupos culturales, étnicos, de lenguaje y socioeconómicos y subculturas para ser alcanzados, incluso en ciudades de tamaño medio, lo requiere. A menos que haya grupos pequeños que apunten a estos segmentos, la misión de Cristo no se completará.

Los ministerios de grupos pequeños también se necesitan por lo difícil que es para los creyentes ser seguidores de Jesús en la ciudad. Hay muchas presiones, tentaciones y encuentros con religiones e ideologías alternativas. Algunos creyentes ceden a las presiones y abandonan la iglesia; otros protegen sus sentimientos, y llegan a ser insensibles a la gente que los rodea y que necesita conocer a Jesús.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Muy completo y entendible.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Gracias a Dios de que se está realizando una obra fuera de la iglesia. La iglesia no ha sido educada debidamente para trabajar fuera de sus propios miembros. Muchas almas ajenas a la iglesia podrían haber sido iluminadas, y un caudal mucho mayor de luz podría haber sido traído a la iglesia, si ésta hubiera trabajado con el corazón y el alma y la voz para ganar almas para la verdad. Demasiado poco trabajo realizan los miembros de la iglesia en favor de los que necesitan la luz, los que están fuera de la Iglesia Adventista. El Señor declara: “La caña cascada no quebrará, y el pábilo que humea no apagará, hasta que saque a victoria el juicio. Y en su nombre esperarán los gentiles”. Los que cooperan con Cristo Jesús se darán cuenta de que todas estas promesas se cumplen en su propia experiencia. El Señor ha señalado el deber de cada alma. En el juicio nadie tendrá excusa alguna que presentar por no haber cumplido con su deber (Testimonios para los ministros, p. 125).

Existen posibilidades de trabajar por Jesús en las cuales nunca habéis soñado. Un cristiano es un hombre o una mujer semejante a Cristo, que es activo en el servicio de Dios, que asiste a las reuniones sociales, y cuya presencia animará también a otros. La religión no consiste en obras, pero obra; no es inactiva, La religión pura de Jesús es una fuente de la cual fluyen corrientes de caridad, amor, abnegación… Con el amor de Cristo en el corazón, los labios lo alabarán y magnificarán su nombre. El alma que esté llena del amor de Cristo contendrá en sí una gran energía…

Los hijos e hijas de Dios deben mostrar su procedencia celestial. El hombre grande a la vista de Dios es el que en medio de las multitudes, de los cuidados y las premuras financieras, mantiene su alma pura, sin mancha de contaminación mundanal. Al confiar firmemente en Dios por medio de la oración y la fe, el alma se mantendrá en una independencia moral, y no obstante mantendrá una actitud bondadosa, amante y delicada. Se resistirán las tentaciones que ofrece el medio ambiente, se mantendrá la comunión con Dios, y la comunicación entre vuestra alma y Dios os capacitará para transmitir a otros, mediante vuestras relaciones sociales, las más exquisitas bendiciones que el cielo os haya concedido… En todos sus procedimientos se advertirá una justicia exacta e imparcial, pero allí no termina su deber. Dios requiere algo más. El demanda que améis a las almas como Cristo las amó (Hijos e hijas de Dios, p. 273).

86


Jueves 15 de septiembre // Lección 12___________________________________

ALCANZAR LAS CIUDADES

Ninguno dice que la tarea de alcanzar a otros y la del ministerio son fáciles. El hecho es que no lo son. Los seres humanos son caídos, corruptos, y no son naturalmente espirituales. Como Pablo dijo de sí mismo: “Porque sabemos que la ley es espiritual; mas yo soy carnal, vendido al pecado” (Rom. 7:14). Si Pablo dijo eso, ¿qué pasará con los que no conocen al Señor, o que nunca tuvieron una transformación con Jesús?

Y, si nuestras naturalezas caídas no fueran suficientemente malas, las ciudades son conocidas por su mala influencia sobre la gente. Las personas afrontan muchas tentaciones que el enemigo usa para mantenerlas vinculadas con el pecado. Por eso, no es extraño que alcanzar las ciudades no sea una tarea sencilla; sin embargo, es una tarea que hay que hacer, y que nosotros, como iglesia, tenemos que hacer.

¿Qué nos dicen estos versículos acerca de la importancia de extendernos a otros?

2 Pedro 3:9

El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.

1 Timoteo 2:4

el cual quiere que todos los hombres sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad.

De acuerdo con la Palabra, la muerte de Cristo fue universal: incluye a toda la humanidad, desde Adán y Eva hasta todos los que los siguieron. Esto incluye a las masas innumerables que viven en los grandes centros metropolitanos del mundo. Ellos también necesitan oír las grandes verdades que son tan preciosas para nosotros.

“No hay cambio en los mensajes que Dios ha enviado en el pasado. La obra en las ciudades es la obra esencial para este tiempo. Cuando se trabajen las ciudades como Dios desea, el resultado será la puesta en operación de un poderoso movimiento cual nunca se ha visto” (MM 403).

El llamado a alcanzar las ciudades es personal. Es un llamado a una experiencia más profunda con Cristo, y un llamado a una intercesión y una planificación amplias, y a su puesta en práctica. Se edifica sobre el fundamento del reavivamiento y la reforma, y solo se hará por el poder del Espíritu Santo.

Lee Romanos 10:14 y 15. ¿Qué se aplica a todos nosotros que pretendemos ser seguidores de Cristo? ¿De qué manera podemos todos ser más activos en alcanzar y ministrar a las almas del lugar donde vivimos?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Muy completo y entendible.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Los que trabajan para Cristo nunca han de pensar, y mucho menos hablar, acerca de fracasos en su obra. El Señor Jesús es nuestra eficiencia en todas las cosas; su Espíritu ha de ser nuestra inspiración; y al colocamos en sus manos para ser conductos de luz, nunca se agotarán nuestros medios de hacer bien. Podemos allegamos a su plenitud, y recibir de la gracia que no tiene límites.

Cuando nos entregamos completamente a Dios y en nuestra obra seguimos sus instrucciones, él mismo se hace responsable de su realización. Él no quiere que conjeturemos en cuanto al éxito de nuestros sinceros esfuerzos. Nunca debemos pensar en el fracaso. Hemos de cooperar con Uno que no conoce el fracaso (Servicio cristiano, p. 323).

El pueblo de Dios no se debe concentrar en un solo lugar. La palabra del Señor para ellos es: “Te extenderás a la mano derecha y a la mano izquierda” (Isaías 54:3). Tienen que establecerse en todas partes. Tienen que proclamar la verdad para este tiempo en todo lugar. Aquellos en cuyos corazones ha resplandecido la luz, deben recordar que son obreros de Dios, sus testigos. Servirlo y honrarlo debe ser su ciencia. Deben invitar a otros para que guarden sus mandamientos y vivan. La obediencia a la ley de Dios es el asunto que ha de probar al mundo…

Hay que proclamar la verdad a todo pueblo, nación y tribu. Ha llegado el tiempo de realizar una obra agresiva en las ciudades, y en todos los territorios descuidados, donde no se ha trabajado (Cada día con Dios, p. 325).

¿Os dais cuenta de que cada año miles y miles y decenas de miles de almas están pereciendo, muriendo en sus pecados? Las plagas y los juicios ya están casi haciendo su obra, y las almas van a la ruina porque la luz de la verdad no ha resplandecido sobre su sedero. ¿Creemos plenamente que hemos de llevar la Palabra de Dios a todo el mundo? ¿Quién cree esto? “¿Cómo, pues, invocarán a aquel en el cual no han creído? ¿Y cómo creerán a aquel de quien no han oído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?” ¿Quién tiene la fe que lo induzca a llevar a la práctica esta palabra? ¿Quién cree en la luz que Dios ha dado? (Testimonios para los ministros, p. 405).

87


Lección 12 // Viernes 16 de septiembre__________________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee Ministry to the Cities, una colección de la mayor parte de los materiales que escribió Elena de White sobre el ministerio urbano, publicado en inglés en 2012.

Un experto adventista del séptimo día en ministerios urbanos hizo un estudio en el índice de los artículos de periódicos de Elena de White, con respecto a su consejo de salir o entrar en las ciudades. De 107 artículos, 24 daban instrucción acerca de salir de las ciudades o establecer instituciones fuera de las ciudades. Sin embargo, 75 artículos daban instrucciones específicas para mudarse a las ciudades a fin de alcanzar a sus habitantes. Los otros 8 artículos eran neutrales. Un historiador de la iglesia resumió el consejo de Elena de White acerca de la obra en las ciudades, mostrando que ella defendía, con relación a las instituciones, el trabajo desde lugares de base fuera de las ciudades; y cuando trataba de la obra de la iglesia local, abogaba por trabajar desde dentro de la ciudad.

¿Cuáles son los planes de tu iglesia local para alcanzar las ciudades? ¿Dónde está ubicada tu iglesia local en relación con el área metropolitana más cercana a ella? Ninguna iglesia debe pensar que alcanzar las ciudades es irrelevante para ella. Cada congregación adventista necesita hacer alguna contribución hacia esta meta misionera importante. Ignorar las ciudades y concentrarse solo en alcanzar las áreas fuera de las regiones metropolitanas no es la misión que Jesús nos ha dado.

“¿Por qué no se establecen en estas ciudades familias que conocen la verdad presente? […] Habrá laicos que se mudarán […] a las ciudades […] para que dejen que brille hacia otros la luz que Dios les ha dado” (R&H, 29 de septiembre de 1891).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. Piensa en el mensaje que se nos ha dado. Piensa en la esperanza que tenemos, la promesa de una vida mejor ahora y la gran esperanza de la eternidad. ¿Cuáles son algunos de tus textos favoritos que revelan la esperanza que tenemos en Jesús? ¿Por qué son importantes para ti? Compártelos con la clase el sábado.
  2. Trata de imaginarte cómo sería no tener esperanza, y pensar que esta vida es todo lo que hay, con sus luchas, trabajos y heridas; y que luego mueres y te descompones en la tumba. Esto es lo que muchos creen, especialmente en las ciudades. ¿De qué manera podemos tener un mayor amor por las almas y una disposición de alcanzarlas, dondequiera que vivan?

88


LA VERDAD ACERCA DE LOS DIEZMOS Y LAS OFRENDAS

EL ESTUDIO BÍBLICO QUE UN ADVENTISTA DEL SÉPTIMO DÍA, NUNCA RECIBIÓ

El tema del dinero es un tema muy sensitivo, no importando en que esfera se toque el tema. El asunto de los diezmos y las ofrendas, no es la excepción en nuestra iglesia, cada vez que se toca éste tema monetario, crea mucho malestar en cualquier persona de la iglesia, sin importar cual es su posición con respecto a los diezmos y las ofrendas.

Nuestro propósito con éste tema, es darle información a los hermanos acerca de los diezmos y las ofrendas, visto desde el punto de vista bíblico y desde el punto de vista del espíritu de profecía. Además compartiremos las noticias de la iglesia Adventista mundial, para que usted se de cuenta que es lo que se está haciendo con los diezmos y las ofrendas de nuestras iglesias.

La primera vez que los diezmos se mencionan en la Biblia es en Génesis 14 que dice:

18Entonces Melquisedec, rey de Salem y sacerdote del Dios Altísimo, sacó pan y vino; 19y le bendijo, diciendo: Bendito sea Abram del Dios Altísimo, creador de los cielos y de la tierra; 20y bendito sea el Dios Altísimo, que entregó tus enemigos en tu mano. Y le dio Abram los diezmos de todo.

Hay mucha confusión cuando se habla de Melquisedec, aunque él no es el tema, Melquisedec es identificado por los eruditos de la Biblia, como Sem, el hijo mayor de Noé, quien fue el último de los patriarcas de edad longeva y en su larga vida logró conocer hasta Isaac y su hijo Jacob, por lo tanto cabe la posibilidad que en los tiempos antiguos los diezmos se le entregaban a los patriarcas, que al mismo tiempo eran sacerdotes.

La Biblia también registra que Jacob aunque no dice a quien, él también pagaba sus diezmos, o al menos hizo la promesa de pagar los diezmos a Dios; esto lo encontramos en Génesis 28 que dice:

20E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, 21y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. 22Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti.

Años mas tarde, en el Monte Sinaí, Dios instituye para su servicio religioso a dos distinguidos cuerpos de servidores  como fueron los sacerdotes y los levitas.

También Dios instituyó los diezmos y las ofrendas, y en ésta ocasión lo hizo oficialmente y por escrito, y esto fue hecho a través de Moisés;  esto lo hizo Dios para instituir el salario tanto de los sacerdotes, como de los levitas.

Los sacerdotes, eran los encargados de hacer exclusivamente los trabajos del altar, Dios dejo como pago para los sacerdotes la décima parte de los diezmos, mas todas las ofrendas y para los levitas que eran los encargados de todos los trabajos de la iglesia que no fueran del altar, Dios les dejo a ellos como pago el 90% de los diezmos.

Tanto los sacerdotes como los levitas predicaban y enseñaban al pueblo, la diferencia era que los sacerdotes lo hacían desde el altar y los levitas predicaban y enseñaban en cualquier otro lugar, con tal que no fuera el altar; a parte de esto, los levitas eran los encargados de todo el mantenimiento de la iglesia, en todas sus formas. Encima de todo, Dios ordenó so pena de muerte, que el levita y el sacerdote mezclaran los trabajos de ellos dos.

Dios dejó para los levitas el diezmo:

21Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. Números 18

24Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad. Números 18

El levita tenía que diezmar los diezmos que ellos recibían y éste diezmo de los diezmos era entregado a los sacerdotes:

26Hablarás a los levitas y les dirás: Cuando toméis los diezmos de los hijos de Israel que os he dado como vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos, como ofrenda mecida a Jehová, el diezmo de los diezmos… 28Así presentaréis también vuestra ofrenda a Jehová de todos los diezmos que recibáis de los hijos de Israel; se la daréis al sacerdote Aarón como ofrenda reservada a Jehová. Números 18

Además del diezmos de los diezmos, Dios  dejó para los sacerdotes las ofrendas del pueblo:

3Y este será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de los que ofrecieren en sacrificio buey o cordero: darán al sacerdote la espaldilla, las quijadas y el cuajar. 4Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás; Deuteronomio 18

8Jehová dijo a Aarón: Yo te he dado también el cuidado de mis ofrendas. Todas las cosas consagradas de los hijos de Israel te las he dado a ti y a tus hijos en virtud de la unción, por estatuto perpetuo. 9Esto será tuyo de la ofrenda de las cosas santas, reservadas del fuego: todas las ofrendas que me han de presentar, todo presente suyo, toda expiación por su pecado y toda expiación por su culpa, será cosa muy santa para ti y para tus hijos. 10En el santuario la comerás; todo varón comerá de ella. Cosa santa será para ti.

11Esto también será tuyo: la ofrenda elevada de sus dones y todas las ofrendas mecidas de los hijos de Israel; te las he dado a ti, a tus hijos y a tus hijas por estatuto perpetuo. Cualquiera que esté limpio en tu casa, comerá de ellas. 12De aceite, de mosto y de trigo, todo lo más escogido, las primicias de ello, que presentarán a Jehová, para ti las he dado. 13Las primicias de todas las cosas de su tierra, las cuales traerán a Jehová, serán tuyas. Cualquiera que esté limpio en tu casa, comerá de ellas. 14Todo lo consagrado por voto en Israel será tuyo. Número 18

De aquí precisamente es que la Iglesia Adventista del Séptimo Día, toma como base, la doctrina de los diezmos y las ofrendas para nuestra iglesia.

Hay un documento llamado “Gospel Financing: Pulling Together” (Finanzas Evangelísticas: Puestas Juntas) escrito por el pastor Frank B Holbrook, quien es director asociado del Instituto de Investigaciones Bíblicas de la Conferencia General. Como todos sabemos el Instituto de Investigaciones Bíblicas, es la máxima autoridad teológica de nuestra iglesia, es allí donde nace nueva luz teológica y es allí donde se lleva cualquier pregunta teológica que sea difícil de contestar, allí esta la crema y la nata mundial de la teología no solo de nuestra iglesia, sino del cristianismo en general.

El pastor Holbrook, nos dice en su documento lo siguiente:

Original: “Whereshall I send my tithe? I no longer have confidence in church leadership. May I give it to anyone who claims to preach ‘the straight testimony’ of the Adventist faith? May I assist self-supporting units with it?” In other words, am I free, as a church member, to direct my tithe into any channel I see fit? Can I expect the Lord’s approval of such a course of action?

Traducción: “¿Dónde mandaré mis diezmos? Si yo ya no tengo confianza en el liderazgo de la iglesia. ¿Puedo entregarle ese diezmo a cualquiera que dice predicar el testimonio de la fe Adventista?; ¿Puedo ayudar a esas organizaciones evangelistas que son de sostén propio con mis diezmos? En otras palabras ¿Cómo miembro de iglesia, soy libre de dirigir mis diezmos a cualquier canal que crea conveniente? ¿Puedo esperar la aprobación de Dios si tomo cualquiera de las acciones mencionadas?

Original: “These are practical questions–and sincere. Unfortunately, they reflect an uncertainty among some of our members over the role and function of the organized world church of Seventh-day Adventists. Since we are a Bible-based church, we believe that Israel’s experience with organization and tithing can provide sound insights to assist modern Adventists in resolving such questions.”

Traducción: Estas son preguntas prácticas y sinceras. Desafortunadamente (estas preguntas) reflejan la incertidumbre de ciertos miembros de iglesia sobre el trabajo y las funciones de la iglesia Adventista del Séptimo Día mundial. Debido a que nosotros somos una iglesia basada en la Biblia, nosotros creemos que la experiencia de Israel con la organización y los diezmos, nos pueden proveer un sonido claro asistiendo a los adventistas modernos para contestar estas preguntas”

El pastor Holbrook continua explicando lo que nosotros hemos dicho anteriormente, él dice:

Original: “The Levites (living in the 48 cities allotted to them throughout the tribal territories–Num. 35: 7) periodically gathered the tithes from the people. They in turn tithed what they received and brought this “tithe of the tithe” to the sanctuary storehouse chamber, where it was redistributed to the priests (and in later years to other Levitical personnel) who served in the sanctuary service and worship (see Num. 18:26-28).”

Traducción: Los levitas (que vivían en 48 ciudades asignadas a ellos a través de los territorios de las otras tribus—Números 35: 7) periódicamente recogían los diezmos del pueblo. Ellos diezmaban los diezmos que recibían, y traían el “diezmo de los diezmos” al aposento del granero (alfolí) del santuario, allí era redistribuido a los sacerdotes (y en años mas tarde a otro personal levita) quienes servían en los servicios del santuario y adoración. (ver número 18: 26-28)

Aquí encontramos que el Levita, traía al templo, el diezmo de los diezmos, y también traía todas las ofrendas al templo, para ser distribuida entre los sacerdotes, es decir que ellos se cobraban su salario, antes de traer el diezmo de los diezmos al templo.

El siguiente párrafo es tomado de las directrices de la iglesia, éste es el punto número 1 en la declaración oficial de nuestra iglesia con respecto a los diezmos:

Original: (1) Only conference organizations are authorized to make allocations from tithe funds. The tithe is the Lord’s and should be returned to the storehouse, the conference treasury, through the member’s home church. “Bring ye all the tithes into the storehouse, that there may be meat in mine house, and prove me herewith, saith the Lord of hosts, if I will not open you the windows of heaven, and pour you out a blessing, that there shall not be room enough to receive it.”-Mal. 3:10.

Traducción: (1) Solo las organizaciones de la conferencia están autorizadas para distribuir los fondos de los diezmos. El diezmo le pertenece a Dios y tiene que ser devuelto al alfolí (granero), que es la tesorería de la conferencia, esto es a través de la iglesia local de los miembros. 10Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa; y probadme ahora en esto, dice Jehová de los ejércitos, si no os abriré las ventanas de los cielos, y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. (Malaquías 3: 10)

Esta declaración que fue aprobada en Octubre 14, de 1985, es desaprobada por muchos miembros de la iglesia, ya que el alfolí del cual habla la Biblia, no es la tesorería de la conferencia, sino el templo, mas bien dicho la iglesia. Era al templo donde se traían los diezmos de los diezmos y las ofrendas, y de allí eran distribuidas a los sacerdotes.

Aquí comete un error garrafal la organización de nuestra iglesia, ellos dicen que el alfolí es la tesorería de la conferencia. ¡La Biblia no dice eso, ni tampoco el espíritu de profecía! Por lo tanto ésta declaración de los administradores de nuestra iglesia, no es válida, porque no tiene fundamento bíblico. Todo lo contrario es una declaración anti-bíblica.

También en ésta declaración encontramos un segundo error, ellos dicen que “solamente” la conferencia “está autorizada para distribuir los fondos de los diezmos”

¿De donde se basan ellos para ésta declaración? En todo éste estudio, usted descubrirá que ésta declaración no tiene base ni fundamento, no hay nada en la Biblia que ampare ésta declaración, y al contrario de esto, encontramos muchas declaraciones que prueban lo contrario.

Elena de White reconoció la Conferencia como un agente administrador, pero ella fue clara y enfática al decir, que no solo a través de la Conferencia se podía repartir los diezmos y las ofrendas, ella dijo que si la Conferencia fallaba en la manera de la distribución de los diezmos y las ofrendas, Dios nos da la plena libertad de tomar cartas en el asunto, para poderlo distribuir de una manera práctica y efectiva; esto lo estudiaremos mas adelante.

Los levitas en el tiempo actual son los laicos, ellos son los que hacen el trabajo mas duro de nuestra iglesia, que es la propagación del evangelio de puerta en puerta. Si el 90% de los diezmos quedaran en nuestra iglesia, entonces se pudieran pagar obreros bíblicos, médicos y enfermeras, se ayudaría a los pobres de nuestra iglesia y a los que no son de nuestra iglesia, y de esa manera se pudiera impartir un evangelio parecido al de Jesús.

¿Porqué las iglesias locales no tiene un crecimiento vibrante, positivo, y una membresía que esté llena de esperanzas?

Las iglesias necesitan empeñarse en crecer espiritualmente, se necesita un pastor que sea efectivo, se necesitan buenos maestros y líderes efectivos, pero también se necesita recursos financieros para cumplir nuestro sueño de crecimiento y servicio.

Se necesita dinero para:

-Construir y mantener atractivos y funcionales edificios

-Comprar equipos modernos que produzcan y reproduzcan materiales religiosos de alta calidad

-Contratar y entrenar ministros y trabajadores administrativos de la iglesia

-Entrenar y contratar obreros bíblicos

-Proveer servicios de adoración, que sean de alta calidad y creativos

-Proveer servicios religiosos para niños y jóvenes que sean dinámicos y contagiantes

-Proveer fondos para alcanzar la comunidad con diferentes actividades de beneficencia, incluyendo el uso de la televisión, radio e internet

-Atraer pastores talentosos y con visión; es muy duro para pastores jóvenes talentosos mantener su pasión por el evangelio, cuando continuamente están atados a la restricción financiera.

Encontramos en nuestro tiempo que hay mega-iglesias en todas partes del mundo. En los Estados Unidos hay unas cuantas iglesias, donde existen congregaciones hasta de 40,000 miembros. Para mantener una de éstas iglesias se necesita un presupuesto financiero muy alto. Algunas de éstas iglesias tienen un presupuesto mensual hasta de 30 millones de dólares. Con eso pagan las utilidades, servicios de comunicación y logísticas, servicios de media como radio, televisión e internet, material evangelístico, constate modernización del templo, servicio de transporte para los miembros de iglesia, ayuda de beneficencia a sus miembros y a la comunidad, y cientos de trabajadores que se necesitan constantemente para darle servicio y mantenimiento a un templo de esa magnitud. Usualmente éstas iglesias tienen entre 5 a 20 pastores a su servicio. Sería ilógico e imposible, que el pequeño grupo de pastores se apoderaran de todo el diezmo más el 40% de la ofrenda, y trataran de pagar todos los gastos de la iglesia, con el 60% de las ofrendas restantes.

En el tiempo de Israel era lo mismo, los sacerdotes eran bien pocos, el número gigante de trabajadores eran los levitas, ellos se encargaban de enseñar la Palabra al pueblo fuera del altar, ellos cuidaban del templo en todas sus formas, y ellos ayudaban en los miles de sacrificios que diariamente allí se ofrecían, hay mucha sabiduría de parte de Dios, cuando dejo el diezmo al mundo levita.

Lo mismo sucede en nuestros días, los encargados de llevar el evangelio de casa en casa es el mundo laico, el pastor solo hace el trabajo del altar, que es predicar, presentar niños, bautizar, casar, oficiar la santa cena y encargarse de las cosas administrativa de la iglesia. Tenemos que recordar que por la escases de pastores, el laico tiene que también predicar desde el altar, muchas veces tiene que presentar niños, también oficiar la Santa Cena, e inclusive hay lugares que se les permite bautizar; pero bíblica-mente hablando, el trabajo del altar,  es un trabajo que le pertenece a los pastores de nuestra iglesia exclusivamente.

Hasta el año 2014, el reporte de ministros activos en la iglesia Adventista alrededor del mundo es de 18, 846, en contraposición de eso, los laicos de la iglesia ha traspasado en éste momento los 20 millones de miembros, dicho en otras palabras, hay menos de mil pastores para cada millón de laicos.

Los diezmos de un millón de laicos es demasiado dinero para pagar a mil sacerdotes;  Hay sabiduría en Dios, cuando él diseño el sistema de diezmos y ofrendas de una manera diferente. Dios diseñó que el 90 % de los diezmos se quedara con el millón de personas, para cubrir los gastos del evangelio, y que el 10% de los diezmos, mas las ofrendas, se fueran para los sacerdotes, ese es suficiente dinero para pagarse a ellos.

Como todo está al revés, esa es la razón de tanto abuso y despilfarro en nuestra iglesia, y lo peor de todo es que nadie se hace responsable del despilfarro en nuestra iglesia, al final nadie sabe, que es lo que se hace con el dinero de los diezmos.

Interesante-mente la religión judía, ya no entregan mas los diezmos. Los Rabís dicen, que como el mundo levita ya no existe más, no hay necesidad de dar los diezmos, ya que los diezmos fueron instituidos por Dios, específicamente para la tribu de Leví. La tribu de Leví,  se quedó sin heredad, entre el pueblo de Dios, y por ésta razón, Dios dejó para ellos los diezmos del pueblo de Israel. En nuestros tiempos modernos, los Rabís sobreviven con las ofrendas que dan los feligreses, y es una costumbre rabínica desde los tiempos antiguos, que los Rabís no almacenan dinero extra, todo dinero extra que ellos reciben, lo reparten inmediatamente entre los necesitados de sus congregaciones y también con gente que no pertenece a sus congregaciones. Esta es una manera, “según ellos” de mostrar con otros, la bondad y los favores que Dios tiene para con ellos. 

Hay otro mandamiento muy interesante que Dios deja al pueblo de Israel:

28Al fin de cada tres años sacarás todo el diezmo de tus productos de aquel año, y lo guardarás en tus ciudades. 29Y vendrá el levita, que no tiene parte ni heredad contigo, y el extranjero, el huérfano y la viuda que hubiere en tus poblaciones, y comerán y serán saciados; para que Jehová tu Dios te bendiga en toda obra que tus manos hicieren. Deuteronomio 14

Hasta hace unos cuantos años atrás, la dirección de nuestra iglesia había dicho en sus declaraciones oficiales, que el diezmo no era para ayudar a los pobres, contradiciendo abiertamente la Palabra de Dios. Alrededor del año 2007 esa clausula fue quitada, y no existe más, a pesar que fue quitada, la dirigencia de nuestra iglesia no le importan los pobres de la iglesia, mucho menos los pobres del mundo. ¿Suena duro verdad? Tristemente esa es la verdad, y si se quiere convencer, vaya a pedir ayuda a su conferencia por un necesitado de su iglesia o de su comunidad, y usted se dará cuenta que la ayuda le será negada. Con toda seguridad lo mandaran a orar por el necesitado, pero ellos no colaborarán, teniendo ellos en su poder los medios suficiente para hacerlo.

Este mandamiento maravilloso que dio Dios, tiene como fin varias cosas importantes, y entre ellas podemos mencionar:

1-Que las riquezas no sean almacenadas

2-Que no se vuelva rico cierto grupo o cierto sector de la iglesia

3-Que el fin de los diezmos y las ofrendas cumpla su objetivo de aliviar las necesidades del mundo

4-Que los pobres y los necesitados sean bendecidos con los diezmos que se le traen al Señor

¿Para que mas sirve el diezmo y las ofrendas?

17Ni comerás en tus poblaciones el diezmo de tu grano, de tu vino o de tu aceite, ni las primicias de tus vacas, ni de tus ovejas, ni los votos que prometieres, ni las ofrendas voluntarias, ni las ofrendas elevadas de tus manos; 18sino que delante de Jehová tu Dios las comerás, en el lugar que Jehová tu Dios hubiere escogido, tú, tu hijo, tu hija, tu siervo, tu sierva, y el levita que habita en tus poblaciones; te alegrarás delante de Jehová tu Dios de toda la obra de tus manos. 19Ten cuidado de no desamparar al levita en todos tus días sobre la tierra. Deuteronomio 12

El diezmo sirve para fiestas religiosas especiales; Por ejemplo, si en su país se celebra una vez al año el día de la hermandad, puede tomar del diezmo para sufragar los gastos de esa actividad. Si no lo cree, por favor lea el último texto de nuevo, allí descubrimos que el diezmo es también para las fiestas especiales que tiene nuestra iglesia. Si en su país celebran una fiesta espiritual, puede tomar parte del diezmo y dedicarlo para los gastos de esa actividad. Muchas veces nuestros pobres hermanos hacen grandes sacrificios, para venir a dichas actividades que usualmente se celebran en las ciudades capitales de sus respectivos países, y vienen casi con las manos vacías y con unos cuantos centavos para comer, cuando Dios ordenó todo lo contrario. Tome su familia, tome sus trabajadores, tome con usted aquellos amigos que les está impartiendo la Palabra de Dios y vaya a esas fiestas espirtuales, pero no vaya miserablemente, vaya con abundancia, con alegría en su corazón, siéntase rico y dichoso de ser un hijo de Dios, compre comida y disfrute de los bueno que es Dios con usted. Dios le ordena que lo haga así en el versículo 18: “te alegrarás delante de Jehová tu Dios de toda la obra de tus manos. ¡Esto es Palabra de Dios!

Si hay una fiesta “ESPIRITUAL” en la iglesia, los hermanos pueden tomar parte de los diezmos para esos gastos, tiene que haber alegría por las bendiciones que dio Dios por medio del trabajo. Lo contrario de eso es que muchas veces los hermanos asisten a éstas reuniones con mucho sacrificio, con mucha tristeza y con mucha preocupación por que no pueden sufragar los gastos de dichas reuniones, Dios ordenó todo lo contrario.

Este mandamiento lo siguen muy bien los altos dirigentes de nuestra iglesia. Ellos celebran sus días especiales, en estados o países lejanos, despilfarrando millones de dólares en viaje, alojamiento y alimentación.

Hay muchos delegados (Administradores y pastores de alto nivel) que asisten a los Congresos Mundiales o a otros congresos regionales, y sus respectivas conferencias les entregan una tarjeta de crédito, para que ellos gastes sin ninguna restricción. Es muy común verlos invitando a amigos y familiares a cenas en restaurantes caros y hospedándose en los mejores hoteles de la ciudad, con un carro rentado para cada uno de ellos. Todo esto es cortesía de los diezmos sagrados y del levita que se come las uñas en su iglesia, para darle una buena vida a los de allá arriba.

Entre una de las noticias mas absurdas que conozco, fue el viaje de un grupo de personas desde los Estados Unidos hasta Grecia, ellos fueron a orar a una casa que supuestamente se descubrió que el apóstol Pablo, había estado allí. Ellos viajaron con todo los viáticos pagado, entre ellos transporte, estadía y alimentación. El pretexto de  éste viaje que costó mucho dinero que era parte de los diezmos, era una oración en la supuesta casa, donde se cree que se hospedó el apóstol Pablo. ¿Qué le parece?

Hay conferencias que tiene sus reuniones directivas anuales y en vez de hacerlo en sus propios lugares que son lo suficiente grande y suntuosos, escogen el extremo del país y muchas veces el extranjero, para llevar a cabo dichas reuniones.

Todo esos gastos son pagados en su totalidad para los que asisten, y esto es usando los “diezmos sagrados” Hay un despilfarro total en la dirigencia de la Iglesia Adventista, mientras que ellos enseñan que el diezmo es sagrado, y que así lo es, ellos no tratan como sagrado al diezmo, y lo despilfarran sin misericordia.

¿Qué dijo o que hizo Elena de White?

Aquí hay una carta escrita por Elena de White, al presidente de la conferencia del estado de Colorado, en Enero 22 de 1905

Esta es la historia para que entendamos el porqué de su carta:

Los hermanos Adventistas negros del sur, habían sido descuidados y abandonados por la Conferencia General, muchos de ellos había trabajado en la obra sin ser pagados por muchos meses, sufriendo pobrezas, tanto los pastores como sus familias.

Cierto día, la “Sociedad Misionera del Sur” como se llamaban en esos días, tuvieron la oportunidad de viajar al estado de Colorado, y después de exponer su precaria situación financiera a los hermanos de una determinada iglesia en ese estado, la iglesia decidió tomar de su tesorería 400 dólares que eran en su total diezmos y se los donó a la “Sociedad Misionera del Sur”

Cuando el presidente de la conferencia de Colorado se dio cuenta de esto, condenó públicamente la acción de los hermanos del sur, hizo un escándalo terrible y exigió a la “Sociedad Misionera del Sur” que devolvieran esos 400 dólares que eran diezmos. Al darse cuenta Elena de White, de éste escándalo, escribió la siguiente carta al presidente, y esto es lo que ella le dijo:

Original: “My brother, I wish to say to you, Be careful how you move. You are not moving wisely. The least you have to speak about the tithe that has been appropriated to the most needy and the most discouraging field in the world, the more sensible you will be.

Traducción: Mi hermano, deseo decirte, que seas cuidadoso con tu manera de actuar. Tu no estás actuando sabiamente. Mientras menos hables acerca de los diezmos que han sido posesionados por los mas necesitados y por el campo mas desalentador del mundo, mas sensible serás.

Original: “It has been presented to me for years that my tithe was to be appropriated by myself to aid the white and colored ministers who were neglected and did not receive sufficient properly to support their families. When my attention was called to aged ministers, white or black, it was my special duty to investigate into their necessities and supply their needs. This was to be my special work, and I have done this in a number of cases. No man should give notoriety to the fact that in special cases the tithe is used in that way.

Traducción: Se me ha presentado por muchos años, que yo me halla apropiado de mis diezmos, para ayudar a ministros blancos y negros quienes han sido abandonados y no han recibido propiamente lo suficiente para ayudar a sus familias. Cuando mi atención ha sido llevada a los ministros de edad avanzada, ya sean blancos o negros, es mi obligación especial de investigar sus necesidades y suplirlas. Este fue mi trabajo especial, y lo he hecho en muchas ocasiones. Ningún hombre tendría que dar tanto énfasis al asunto que en casos especiales el diezmo sea usado de esa manera.

Original: “In regard to the colored work in the South, that field has been and is still being robbed of the means that should come to the workers in that field. If there have been cases where our sisters have appropriated their tithe to the support of the ministers working for the colored people in the South, let every man, if he is wise, hold his peace.

Traducción: Con respecto al trabajo de los negros en el sur, ese campo ha sido robado y aun sigue siendo robado de los medios que tendrían que venir a los trabajadores en ese campo. Si han habido casos donde nuestras hermanas se hayan apropiado de los diezmos para ayudar a los ministros que trabajan para la gente negra del sur, entonces todo hombre, si es sabio, que guarde silencio.

Original: “I have myself appropriated my tithe to the most needy cases brought to my notice. I have been instructed to do this; and as the money is not withheld from the Lord’s treasury, it is not a matter that should be commented upon, for it will necessitate my making known these matters, which I do not desire to do, because it is not best.

Traducción: Yo me he apropiado de mis diezmos para ayudar a los casos mas necesitados que me han hecho saber. Yo he sido instruida para hacer esto, y el dinero no se ha retenido de los tesoros de Dios. Este es un asunto que no debería  ser comentado, para esto necesitaría dar a conocer mis obras en éste asunto, y es cosa que no deseo hacer, por que no es lo mejor.

Original: “Some cases have been kept before me for years, and I have supplied their needs from the tithe, as God has instructed me to do. And if any person shall say to me, Sister White, will you appropriate my tithe where you know it is most needed, I shall say Yes, I will; and I have done so. I commend those sisters who have placed their tithe where it is most needed to help to do a work that is being left undone. If this matter is given publicity, it will create a knowledge which would better be left as it is. I do not care to give publicity to this work which the Lord has appointed me to do, and others to do.

Traducción: En algunos casos lo he mantenido (el diezmo) por años, y he suplido sus necesidades con los diezmos, como Dios me ha instruido hacerlo. Y si alguna persona me dijera: Hermana White, tomarías mis diezmos para repartirlos donde mas se necesiten, yo les diría que sí lo haré, y así lo he hecho. Yo recomiendo a esas hermanas quienes han puesto sus diezmos donde mas se necesitan, a que ayuden a hacer un trabajo que se ha quedado sin terminar. Si a éste asunto se le diera publicidad, crearía un conocimiento que sería mejor dejarlo como está. No deseo darle publicidad al trabajo que Dios me ha designado para hacer, y que también les ha designado a otros a hacer.

Original: “I send this matter to you so that you shall not make a mistake. Circumstances alter cases. I would not advise that anyone should make a practice of gathering up tithe money. But for years there have now and then been persons who have lost confidence in the appropriation of the tithe, who have placed their tithe in my hands and said that if I did not take it they would themselves appropriate it to the families of the most needy ministers they could find. I have taken the money, given a receipt for it, and told them how it was appropriated.

Traducción: Yo te mando este asunto para que tu no cometas un error. Las circunstancias alteran los casos. Yo no recomiendo a nadie que haga la práctica de recoger (o alzar) el dinero de los diezmos. Pero por años hay y han habido personas que han perdido su confianza en la distribución de los diezmos, estas personas han puesto sus diezmos en mis manos y han dicho que si yo no los tomo, ellos repartirán a las familias de los ministros mas necesitadas que puedan encontrar. Yo he tomado el dinero, les he dado recibo de ese dinero, y les he dicho como se repartió ese diezmo.

Original: “I write this to you so that you shall keep cool and not become stirred up and give publicity to this matter, lest many more shall follow their example.”– Letter 267, 1905.

Traducción: Yo te escribo para que te mantengas tranquilo, y no te vuelvas agitado y no le des publicidad a éste asunto, para que muchos mas no vayan a seguir el ejemplo de ellos” – Carta 267, 1905

Cuando las Iglesias Adventistas comenzaron a colectar los diezmos, la pregunta grande era: ¿Qué se haría con ese dinero? El pastor James White contestó esa pregunta en una publicación de la revista “Review” en Marzo 5 de 1859 y él dijo:

Original: “We suggest that each church keep at least $5 in the treasury to help those preachers who occasionally visit them, and labor among them. This seems necessary. Such is the scarcity of money that our good brethren very seldom are prepared to help a messenger on his journey. Let there be a few dollars in every church treasury.”

Traducción: “Sugerimos que cada iglesia mantenga por los menos 5 dólares en su tesorería para ayudar a esos predicadores que ocasionalmente los visitan y trabajan entre ellos. Esto parece necesario. Es tanta la escases de dinero que hay, que nuestros buenos hermanos casi nunca están preparados para ayudar a un mensajero en su viaje. Permitamos que hayan unos cuantos dólares en cada tesorería de la iglesia”

Si usted invita a una persona a predicar no lo mande con las manos vacías, ellos pagaron un pasaje para llegar a su iglesia, ellos llenaron el tanque de combustible para llegar a su iglesia, toda persona que usted invita a predicar o a cantar o a tocar un instrumento en su iglesia, esa persona recurre en un gasto personal, que tendría que ser compensado por la iglesia que lo invitó. Al principio de nuestra iglesia, había un fondo para ayudar a estas personas ¿Porqué no seguir con tan bonito ejemplo? No le pregunte al predicador o al invitado si necesita ayuda financiera, por ética le dirá que no. Solo entrégueselo para suplir los gastos de asistir a su iglesia para predicar. Para esto también son los diezmos.

Dos años mas tarde, el pastor James White da un reporte de los diezmos de su iglesia, la iglesia de Battle Creek (BC)

Original: “As the result of strictly carrying out Heaven’s plan, there is now in our treasury (B.C.) $150 waiting for some worthy object which will really advance the cause of truth.”–RH January 29, 1861.

Traducción: “Como resultado de llevar el estricto plan del cielo, ahora en nuestra tesorería tenemos (B.C.) 150 dólares esperando por algún objetivo que valga la pena, que realmente adelante la causa de la Verdad”—RH Enero 29, 1861.

En estos dos textos podemos darnos cuentas que las iglesias comenzaron a retener los diezmos en sus iglesias, además parte de los diezmos, por lo menos 5 dólares, que eso era mucho en ese tiempo, estaban destinados a aquellos predicadores u obreros que visitaban las iglesias.

Elena de White dijo, que en casos de pobrezas extremas, el diezmo podría ser tomado para la construcción de una iglesia:

Original: “There are exceptional cases, where poverty is so deep that in order to secure the humblest place of worship, it may be necessary to appropriate the tithes.” 4T 464

Traducción: “Hay casos excepcionales, donde la pobreza es tan profunda que la única manera para asegurar un humilde lugar de adoración, podría ser necesario apropiarse de los diezmos” 4T 464

También Elena de White dijo que el diezmo se podía usar para la construcción de iglesias y otros edificios.

Original: “Institutions that are God’s instruments to carry forward His work on the earth must be sustained. Churches must be erected, schools established, and publishing houses furnished with facilities for doing a great work in the publication of the truth to be sent to all parts of the world. These institutions are ordained of God and should be sustained by tithes and liberal offerings. As the work enlarges, means will be needed to carry it forward in all its branches.”– 4T 464.

Traducción: “Las instituciones que son los instrumentos de Dios para llevar adelante su trabajo en ésta tierra, tienen que ser sostenidas. Iglesias tiene que ser construidas, escuelas tienen que ser establecidas, y casas publicadoras tiene que ser provistas con facilidades para hacer un gran trabajo de la publicación de la Verdad, para ser enviadas a todas las partes del mundo. Estas instituciones son ordenes de Dios y deben ser sostenidas por los diezmos y las ofrendas voluntarias. A medida el trabajo se engranda, medios serán necesarios para llevar adelante todas estas ramificaciones.” 4T 464

En los años 1890 Elena de White habló de pagar a las mujeres que trabajaban para el evangelio ya sea desde el “escritorio sagrado” o las que llevaban el evangelio de puerta en puerta, ella dijo:

Original: “A great work is to be done in our world, and every talent is to be used in accordance with righteous principles. If a woman is appointed by the Lord to do a certain work, her work is to be estimated according to its value. Every laborer is to receive his or her just due. . . .

Traducción: “Un gran trabajo debe ser terminado en nuestro mundo, y todo talento debe ser usado con los principios correctos. Si una mujer es designada por el Señor para hacer un determinado trabajo, su trabajo tiene que ser calculado de acuerdo a su valor. Cada trabajador debe recibir lo que se le debe, ya sea hombre o mujer…

Original: “Those who work earnestly and unselfishly, be they men or women, bring sheaves to the Master; and the souls converted by their labor will bring their tithes to the treasury.”–Ev 491, 492.

Traducción: Esos que trabajan honestamente y desinteresadamente, ya sea hombre o mujer, ellos traen  gavillas al Maestro, y esas almas que se han convertido por su trabajo, traerán los diezmos al tesoro”– Ev 491-492

O sea que es una inversión para el evangelio, mientras mas se invierte en obreros bíblicos, mas almas se convertirán al evangelio y como consecuencia, mas diezmos entrarán a los tesoros de la iglesia, gracias a los nuevos conversos.

De acuerdo al consejo de Elena de White. Estos son los trabajadores que tienen derecho a ser pagados con los diezmos de la iglesia:

1- Los Pastores

2-Los Instructores Bíblicos

3-Los Maestros de la Biblia (solamente), los que trabajan en las escuelas enseñando solamente la materia de Biblia

4-Los misioneros tanto locales como internacionales

5-Los directores de departamentos de publicaciones

6-Medicos misioneros (ministros y doctores)

7-Pastores retirados y sus familias

8-Salario parcial para los colportores. De acuerdo a W.C. White, algunos colportores en Australia fueron provistos de un salario parcial, cuando Elena de White estuvo allí.

Esta es una de las declaraciones mas controversiales de Elena de White:

Original: “The Lord has made us individually His stewards. We each hold a solemn responsibility to invest our means ourselves. God does not lay upon you the burden of asking the conference, or any council of men, whether you shall use your means as you see fit to advance the work of God.”– Special Testimonies to Battle Creek, pp. 41, 42.

Esta declaración es controversial por varias razones: la primera razón es que el documento donde se tomó ésta declaración ya no está mas disponible para el público, solo se han publicado trozos de ésta declaración. Es también controversial por que muchos dicen que ella no está hablando de los diezmos, sino de las ofrendas, y es controversial por que dicen que no es ella quien escribió ésta declaración.

Este documento se encuentra los archivos del “Estado de Elena de White”  Este archivo es el archivo #DF123 y consiste en un documento de tres páginas escrito a maquina que no tiene fecha, ni firma. Se ha reportado que este documento fue escrito por los pastores W. C. White, A.G. Daniells and W. W. Prescott; donde ellos explican que la posición de Elena de White en cuanto a los diezmos, es que no siempre tiene que ser distribuidos por medio de la iglesia.

A mi manera de ver “El estado de Elena de White” que es la comisión que preserva, estudia, interpreta y publica sus escritos, en vez de estar explicando partes de ésta declaración, deberían permitir, que ésta publicación sea libre para el público nuevamente, así uno pudiera leer y decidir realmente de lo que ella estaba hablando en ésta declaración. Solo con el acto de ocultar algo que antes estaba libre para el público, despierta inmediatamente las dudas y las sospechas.

La declaración se traduce así: “El Señor nos ha hecho individualmente sus mayordomos. Cada uno mantenemos la solemne responsabilidad de invertir nuestros bienes nosotros mismos. Dios no te dejó la carga de estar preguntando a la conferencia, o  ninguna junta de hombres, si se debiera usar tus bienes, de la manera que tu veas conveniente para el avance del trabajo de Dios”– Special Testimonies to Battle Creek, pp. 41, 42.

Hay otra declaración de Elena de White que no ha sido publicada, se encuentra “Manuscritos y Testimonios no Publicados de Elena de White” Página 177, y dice así:

(Unpublished Manuscript-Testimonies of Ellen G. White)

Original: “God grant that the voices which have been so quickly raised to say that all the money invested in the work must go through the appointed channel at Battle Creek (the church headquarters at the time), shall not be heard. The people to whom God has given His means are amenable to Him alone. It is their privilege to give direct aid and assistance to missions.” (Ibid. Pg. 177) (Signed) Ellen G. White. {SpM 177. 3} Neglect of the Southern Field. Oakland, Ca., July 8, 1901.

Traducción: “Dios permita que las voces que prontamente se han levantado para decir que todo el dinero que se invierte en la obra, tiene que ser canalizada por medio de Battle Creek (Las oficinas mundiales de esos días) no sean escuchadas. A la gente a quien Dios les ha dado bienes son responsables solamente a El (a Dios). Es privilegio de ellos que den directamente su ayuda y asistencia a las misiones*” (Ibid Página 177) (Firmado) Elena G White. {SpM 177.3} Negligencia de el Campo del Sur. Oakland, California, Julio 8, 1901 *(misiones en ingles, significa toda obra o proyecto que hace una iglesia)

Hay un grupo que sufre terriblemente por la mala administración de nuestra iglesia, y son los pastores. Estos hombres realmente no tienen amigos, tienen vidas solitaria. Hay muchas iglesias y miembros que son crueles con ellos y la administración tampoco los trata dignamente de su convicción y profesión. (Para todo caso existe la excepción.)

Sufren durante todo el período de su trabajo, pero sufren mas al principio de su ministerio y al final de su ministerio, cuando les toca retirarse.

Al principio de su ministerio comienzan ganando una miseria que no es suficiente ni para cubrir lo gastos básicos. Muy a menudo encontramos a muchos pastores jóvenes que no tienen ni para pagar el pasaje del omni-bus, para ir a predicar a sus iglesias, muchos que vienen de familias pudientes no tiene dinero para la gasolina de sus vehículos.

Después que se han jubilado no tienen lo suficiente para sobrevivir en la vejez, por que las Conferencias tratan de quitarles la máxima cantidad de años de servicio, para entregarles menos dinero por pago de jubilación. A la hora del retiro se les hace mucha injusticia, a muchos se les quitan muchos años de servicio que han dedicado a la obra.

Los pastores se retiran con una cantidad de dinero que es relativa al número de años que han servido a la obra. Entre mas años de servicios tiene para la obra, mas dinero para su retiro. Es común que al pastor a la hora de retirarse, le roban muchos años de su servicio, para evitar entregarles el dinero que se merecen.

Estimado hermano, si usted ve a un pastor joven que no tiene como sobrevivir, en el Nombre Bendito de Jesús, no lo desampare. Tome sus diezmos y ayude directamente a éste siervo de Dios, que para eso es el diezmo. En vez de entregar sus diezmos para que los administradores cambien vehículo nuevo cada año, ponga ese dinero específicamente donde se necesita.

Fue costumbre de Elena de White usar sus diezmos para los ministros retirados y para los pastores negros, que en ese tiempo eran descuidados por la obra. ¿Porqué no lo podemos hacer ahora nosotros? ¿Hay algo que se lo impide? No, nada.

Si usted encuentra a un pastor retirado que está pasando por penas, tampoco lo desampare, ya gastó su vida por el evangelio y es digno de tener un final digno aquí en la tierra.

Estos pastores sufren sencillamente por que el sistema Adventista de los diezmos y las ofrendas de nuestra iglesia es incorrecto.

Para la información de todos; por línea general, casi es una medida estándar, las conferencias logran pagar el salario de los pastores solamente usando el 30% de todos los diezmos que reciben. Ahora viene la pregunta ¿Qué hacen con el resto del 70% de los diezmos que sobran?

La Conferencia General ha venido arreglando muchas irregularidades con el uso de los diezmos y las ofrendas. En el año 2006 y 2007, se formó una comisión de 60 personas de todo el mundo, líderes y laicos, para que estudiaran la distribución de los diezmos y las ofrendas, y como resultados de los estudios de esa comisión, se hicieron muchos cambios a los estatutos de la Iglesia Adventista Mundial, en cuanto al uso de los diezmos y las ofrendas.

El mundo ya comenzó a preguntar que se hace con los diezmos y las ofrendas. Para el año 2007, la iglesia recibió 1 billón con 600 millones de dólares, dicho en otras palabras 1,600 millones de dólares.

En el año 2014 la iglesia mundial recibió 2, 314 millones con 826,002 dólares de Diezmos, es decir 2 billones y 315 millones de dólares.

Las ofendas de Escuela Sabática fueron 73 millones de dólares y la recolección fueron 9 millones de dólares. ¿Se invirtió el dinero de la ofrenda de Escuela Sabática en los proyectos para los cuales se pedía en la última página del estudio de la la lección?

¿Para donde se va ese dinero? Nadie lo dice con claridad, nadie sabe a ciencia cierta que se hace con todo ese dinero, lo único que se sabe y que constantemente se nos dice es que no hay dinero suficiente para los gastos de la iglesia en general. ¡Es tiempo de dar cuentas clara y hacer a personas responsables, de lo que se hace con ese dinero!

Lo único que sabemos es que la conferencia o asociación local se queda con el 70% de los diezmos y el 30% restante de los diezmos es divido entre la unión y la conferencia general.

Uno de los estatutos dice que solo la conferencia tiene la autoridad de la distribución de los diezmos, cuando Elena de White hizo y enseño que había libertad para hacerlo de otra manera

Por ejemplo está prohibido el uso del diezmo para los gastos de operaciones de una iglesia local y esto incluye evangelismo.

Pero las conferencias usan los diezmos para los gastos de locales de campamentos y para los campamentos en si. Es una ironía grande que el diezmo no se puede usar para un local de adoración, pero si se puede usar para un facilidad de recreación. Aquí está muy mal la dirigencia de nuestra iglesia.

La parte interesante es que si usted asiste a esos campamentos, especialmente en los Estados Unidos, usted tiene que pagar su estadía en esos lugares. O sea que ellos usan los diezmos para la mantención de los campamentos y usted sale pagando la entrada. Eso se llama negocio redondo.

Encontramos un texto del espíritu de profecía terriblemente importante y dice así:

Original: “Divine wisdom must have abundant room in which to work. It is to advance without asking permission or support from those who have taken to themselves a kingly power. In the past one set of men have tried to keep in their own hands the control of all the means coming from the churches and have used this means in a most disproportionate manner, erecting expensive buildings where such large buildings were unnecessary and uncalled for, and leaving needy places without help or encouragement. . . . ”

Traducción: “La sabiduría divina tiene una abundante obra en la que podemos trabajar. Esta obra se puede adelantar sin estar pidiendo permiso o ayuda de parte de esos que ha tomado para ellos mismos el poder parecido al de un rey. En el pasado un grupo de hombre ha tratado de mantener en sus manos el control de todo el dinero proveniente de las iglesias y han usado estos bienes de una manera muy desproporcionada, han construidos caros edificios, estos gigantes edificios no fueron pedidos y eran innecesarios, dejando de ésta manera sin ayuda y sin ánimos, lugares donde en verdad se necesitaba ayuda”

Original: “For years the same routine, the same ‘regular way’ of working has been followed, and God’s work has been greatly hindered. The narrow plans that have been followed by those who did not have clear, sanctified judgment have resulted in a showing that is not approved by God.

Traducción: “Por años se ha seguido la misma rutina, se ha seguido la misma “Manera Regular”, y la obra de Dios ha sido grandemente estorbada. El angosto plan que se ha seguido por esos que no tienen un claro ni santificado juicio, ha resultado en una proyección que no es aprobada por Dios.”

Original: “God calls for a revival and a reformation. The ‘regular lines’ have not done the work which God desires to see accomplished. Let revival [and] reformation make constant changes . . . . Let every yoke be broken. Let men awaken to the realization that they have an individual responsibility.” (Unpublished Manuscript Testimonies of Ellen G. White Pag. Ibid. Pg. 174-176). (Signed) Ellen G. White. {SpM 177. 3} Neglect of the Southern Field. Oakland, Ca., July 8, 1901.

Traducción: “Dios nos llama a un reavivamiento y una reforma. Las “líneas regulares” no han hecho el trabajo que Dios deseaba completar. Dejemos que el reavivamiento y la reformación hagan cambios constantes… Permitamos que cada yugo sea quebrantado. Permitamos que cada hombre despierte a la realidad que cada uno de ellos tiene una responsabilidad individual” (Manuscritos y Testimonios de Elena de White no Publicados Pág. 174-176 ) (Firmado) Elena G White. {SpM 177.3} Negligencia de el Campo del Sur. Oakland, California, Julio 8, 1901

En estos textos nos damos cuenta que Elena de White no está en contra de la organización de la iglesia, como muchos asumen. Ella reconoce que la Conferencia es el “granero” pero al mismo tiempo reconoce que no es el único “granero” como la Conferencia insiste en enseñar.

Ella deja completamente claro, que si la Conferencia no está a la altura en la distribución de los diezmos y las ofrendas y ellos negligentemente dejan áreas sin ayudar, entonces nosotros con todo derecho tenemos que asumir la responsabilidad de ayudar esa áreas donde la Conferencia falla, y esto lo podemos hacer directamente, como ella lo hizo. En este caso ella estaba abogando por el campo misionero del sur, especialmente hablando del estado de Tennessee, donde la Conferencia para esos días en Battle Creek se negaba a mandar ayuda para ellos.

“Permitamos que cada yugo sea quebrantado. Permitamos que cada hombre despierte a la realidad que cada uno de ellos tiene una responsabilidad individual” Este es un llamado que hace Elena de White para que nos liberemos de éste mal que afecta a la alta dirigencia de nuestra iglesia.

Este problema de la mala distribución de los diezmos y las ofrendas, existía ya desde el inicio de la obra, a través de su ejemplo y de sus palabras, Elena de White nos enseña, a no permitir el abuso de los administradores con los diezmos de la iglesia. ¿Vamos a pelear con ellos? No, pero usted si puede hacer mucho poniendo esos diezmos y ofrendas donde verdaderamente se necesiten, y se puede hacer con una conciencia limpia.

Este asunto de nuestra administración de tomar el dinero y construir grandes edificios para ellos y no usar el dinero para la predicación del evangelio, ha sido un problema que ha existido desde el principio de nuestra iglesia.

Elena de White experimentó éste problema, ella deseaba que la obra del Sur fuera ayudada con el dinero que recibía la Conferencia, pero en vez de eso, las personas de la Conferencia usaban ese dinero para la construcción de edificios innecesarios, solo para ellos estar cómodos, olvidándose así, de la necesidades del evangelio y también del verdadero propósito de los diezmos y ofrendas.

Esta son segmentos de la carta que Elena de White mandó al pastor Arthur Grosvenor Danniells, quien era el Presidente de los Adventistas desde 1901 a 1922; dicho sea de paso es la persona con mas años en la presidencia de la iglesia; 21 años en total.

Original: Dear Brother Daniells:–

I am sending you some things which I wrote some time ago, but have not before had the strength to search for. {SpM 174.2}

Traducción: Estimado hermano Daniells:

Te estoy mandando algo que escribí algún tiempo atrás, pero no había tenido la fuerza necesaria para buscarla. {SpM 174.2}

Original: When my brethren wrote to me about erecting another building in Battle Creek, saying that money could be obtained with which to do this, my heart was pained, and I have not been free from the pain since. The work in the South should be given the attention which it should have had long ago. It has been robbed of its just dues. And yet those who have done so little for this new field now propose to put up another building in Battle Creek, for the purpose of gaining greater room and conveniences.

Traducción “Cuando mis hermanos me escribieron informando de la construcción de un nuevo edificio en Battle Creek, diciendo que con el dinero obtenido se haría esto, mi corazón tuvo dolor, y no se ha liberado del dolor desde esa fecha. El trabajo en el Sur se le tendría que haber dado la atención que necesitaba desde hace mucho tiempo atrás. Ellos han sido robados de una ayuda justa. Y todavía esos que ha hecho tan poco por éste nuevo campo, ahora se proponen levantar otro edificio en Battle Creek, con el único propósito de obtener un lugar con mas amplitud y comodidades”

Original: What would be the influence of such an action, after the light that God has given on this subject? Take the four thousand dollars that would be needed for the erection of this building, and place it where it belongs, that it may bear fruit to the glory of God.{SpM 179.3}

Traducción: “Cual podría ser la influencia de una acción tal, después de haber recibido la iluminación de Dios sobre éste asunto? Tomas los 4, 000 dólares que se pudieran necesitar para la construcción de éste edificios, y ponlo en el lugar que le corresponde, esto podría llevar frutos para la gloria de Dios. {SpM 179.3}

Original: Nashville is to be made a center from which the light of truth is to shine forth. Place the money in the work there. Make restitution to the Southern field. Learn constantly in the school of Christ. Keep your principles pure and holy. It would be wrong to add another building to the buildings already erected in Battle Creek. {SpM 179}

Traducción: Nashville tiene que ser un centro donde la luz de la verdad brille para el frente. Pon el dinero en la obra allí. Has restitución al Campo del Sur. Aprendamos constantemente de la escuela de Cristo. Manten tus principios puros y santos. Sería algo equivocado, agregar otro edificios a los edificios ya construidos en Battle Creek. {SpM 179}

También Elena de White le mandó una carta al pastor Evans, con el mismo problema de haber abandonado la obra del sur, parte de la carta dice:

Original: Dear Brother Evans:– I can not sleep past one o’clock. I awake with an aching heart, for I have been in conversation with you, presenting before you the necessities of the Southern field. I was in acouncil meeting. The Spirit of the Lord came upon me, and I addressed you, my brother, saying, “What more can be said to impress you with the necessities of the cause of God? Why do you feel inclined to do so little for the Southern field? Where do you suppose its help is coming from? {SpM 177. 4}

Estimado hermano Evans: No puedo dormir y es pasada la una. Me desperté con dolor en el corazón, por la conversación que he tenido contigo, presentándote las necesidades del Campo del Sur. Yo estuve en un una reunión de consejo. El Espíritu de Dios vino sobre mi, y yo me dirijo a ti, mi hermano, diciendo: ¿Qué más se puede decir para impresionarte con las necesidades de la causa de Dios?; ¿Porqué te inclinas a hacer tan poco por el Campo del Sur?; ¿De donde tu supones que está viniendo ayuda?

Original: At the different places at which I stopped on my way from Battle Creek, I tried to create an interest in the work in the South, but received only a little money; I think one thousand dollars would be all that was given.

Neglect of the Southern Field.

Oakland, Ca., July 8, 1901.

Traducción: En los diferentes lugares que he parado en mi camino de regreso de Battle Ceek, he tratado de crear un interés en el trabajo del Sur, pero solo he recibido muy poco dinero; creo que mil dólares pueda ser todo lo que se ha dado.

El Descuidado Campo del Sur

Oakland, Ca., July 8, 1901

En estas dos cartas podemos ver el problema de nuestros dirigentes en no poner el dinero donde mas se necesitaba, también podemos ver a Elena de White, pidiendo un cambio a ese comportamiento, además podemos observar que ella trataba de conseguir el dinero para ponerlo donde en verdad estaba la necesidad económica, para poder predicar el evangelio.

Según la Conferencia, no se pueden usar los diezmos para la construcción y mantenimiento de las iglesias:

No hay cosa mas sagrada en la tierra que nuestros templos.

-Desde ese altar se predican miles de sermones

-Desde ese altar Dios ofrece el perdón y la esperanza al hombre pecador

-En ese altar se presentan millones de niños, que son los futuros dirigentes de la iglesia

-En ese altar nacen muchos nuevos hogares

-A ese altar llegan los santos a elevar sus plegarias y pedidos a un Dios que es supremo

-Desde ese altar se ofrece la Santa Cena a todo pecador, que es además el recordatorio de la muerte de Cristo y su pronto regreso a ésta tierra

-Desde ese altar miles y millones se despiden de sus vidas mundanales y deciden hacerse ciudadanos de la Patria Celestial, inscribiendo sus nombres en el Libro de la Vida

-Desde ese altar, los ángeles acompañan a los mortales en sus alabanzas a Dios

-Desde ese altar Dios se hace presente a través del Espíritu Santo

-Desde ese altar se despiden con himnos de esperanzas a los santos que se marchan de ésta tierra y que esperan en quietud el glorioso día de la resurrección.

¿No es sagrado el Templo?; ¿Qué más quiere escuchar?; ¿Quién ha inventado que los diezmos sagrado no se pueden usar en un templo que es sagrado desde el suelo hasta el techo?

Si los diezmos es para el avance del evangelio, una de nuestras principales inversiones sería en tener hermosos templos, confortables, atrayentes y dignos de un pueblo que fue llamado por Dios a ser cabeza y no cola.

Muchos hermanos se reúnen en galeras, donde el techo y las paredes están cubiertas de láminas galvanizadas, por el calor es extremadamente difícil predicar o escuchar la Palabra de Dios. En situaciones como estas, los niños se desesperan por el calor, las iglesias se vuelven irreverentes y en vez de ser un deleite ir a la iglesia, se convierte en una pesadilla.

No hay dinero mas sagrado, que aquel que se invierte en un cómodo banco de iglesia, no hay dinero mas sagrado que aquel que se invierte en un hermoso púlpito para predicar la Palabra, no hay dinero mas sagrado que el que se invierte en un hermoso bautisterio, no hay dinero mas sagrado que aquel que se usa para hermosear el templo de Dios, no hay dinero mas sagrado que aquel que se usa en la construcción de un templo, aquí en la tierra.

Si el diezmo es sagrado, y también un templo es sagrado, ¿De donde saca nuestra administración que el diezmo no se puede usar para la construcción de un templo?

Cuando ellos dicen que el diezmo no se puede usar para la construcción o mantenimiento de un templo, se convierte en una de las declaraciones mas anti-bíblicas, mas destructoras del evangelio, y se convierten en una de las declaraciones mas sin sentido dentro de las religiones del mundo.

Ellos en cambio usan millones y millones de dólares de diezmos y ofrendas en la construcción y mantenimiento de suntuosos edificios, donde otros millones se invierten constantemente para modernizarlos con toda la tecnología del día, donde otros millones se usan para ponerlos cómodos, desde sus asientos, aire acondicionado, cafeterías, bibliotecas hasta los servicios sanitarios.

Si ellos pueden hacer eso hermosos centros administrativos con los diezmos y las ofrendas: ¿Porqué no podemos construir un templo con los diezmos y las ofrendas?

Elena de White, llamó a la reforma de los diezmos y las ofrendas, desde sus días. Es tiempo de desmantelar la oficina de la Conferencia, y dejar el diezmo en las iglesias, para que se termine la obra de Dios y éste despilfarro de dinero que nosotros somos en parte culpable de que suceda.

En el Antiguo Testamento el diezmo se usaba tanto para la mantención de los sacerdotes, como para los gastos de los servicios religiosos, por lo tanto ya paremos de enseñar que la Biblia prohíbe el uso de los diezmos para las operaciones de una iglesia local.

Para que haya equidad y un avance del evangelio parejo, las iglesia deberían de seguir el consejo que Dios dio: el diezmo es para la iglesia; y el diezmo del diezmo mas todas las ofrendas le pertenecen a la Conferencia.

Otros de los reglamentos de la iglesia dice que con los diezmos se puede pagar hasta un 30 % del salario de todos los maestros y hasta un 30% de todos los gastos de las escuelas elementarias.

Con los diezmos también se paga el 100% del salario de los maestros de Biblia, directores y decanos de las academias.

Con los diezmos también se paga el 100% total de los salarios de los decanos, y directores de los departamentos de Biblia de las universidades, además se paga el 100% de los gastos de los departamentos de Biblia de las universidades.

Elena de White dijo que con el diezmo se podía pagar a los maestros  que enseñaban la Biblia “SOLAMENTE”, esto tiene que incluir tanto a los maestros de escuelas como a los obrero bíblicos. Pero ahora con los diezmos pagan hasta el 30% del salario de los maestros en general y hasta el 30% del gastos de las escuelas elementarias, allí se va cualquier cantidad de diezmos. Muchas veces nuestros dirigentes toman de los consejos de la hermana White, solamente la parte que les conviene.

La ironía es que con los diezmos se pueden pagar maestros, pero no se pueden pagar mas pastores ni obreros bíblicos. Los pastores están sobrecargados con trabajo, y para ese departamento no hay mas dinero, no hay un centavo para agregar un ministro más, pero en cambio, usan “el diezmo sagrado” para pagar maestros. La iglesia no es una institución educativa, la iglesia es una institución evangelista.

Tristemente la mayoría de familias adventistas no pueden pagar para sus hijos el estudio en las escuelas adventistas, por que son demasiadas caras, éstas escuelas son en la mayoría de veces para los hijos de los pastores y para las personas pudientes. ¡Este es otro negocio redondo!

Otra manera que la administración usa los “diezmos sagrados” es en abogados. Ellos gastan excesivas cantidades defendiendo lideres de iglesias que son corruptos, y que están involucrados en demandas judiciales que se hacen en contra de la iglesia.

Un ejemplo de esto es el famoso caso llamado “David Dennis Lawsuit” se traduciría “La Demanda de David Dennis”

David Dennis fue el director de auditoría de la Conferencia General desde el año 1976 hasta el 1994. El llevó a la Conferencia General a la corte, acusando a la Conferencia General de un alto nivel de corrupción.

Tengo la copia de una “carta abierta” de David Dennis dirigida al Pastor Paulsen, donde se describe todos los abusos, despilfarro y crímenes de diferentes dirigentes de nuestra iglesia. Son cosas que hasta da vergüenza hablar de eso.

El pastor Paulsen no quiso enfrentar las acusaciones de David Dennis, ni tampoco aceptó el pedido que hicieron los hermanos de la Iglesia Adventista, para hacer una investigación interna y privada de las acusaciones de David Dennis contra la iglesia.

Este litigio duro casi 7 años y se cree que la Conferencia General gastó alrededor de 5 millones de dólares en abogados, tratando de evitar que estas acusaciones se llegarán a escuchar en la corte de los Estados Unidos de Norte América, y lo consiguieron. Este caso fue terminado y cerrado en el año 2001, y no hubo la oportunidad de escuchar de que se trataban las acusaciones. La iglesia gano éste caso amparándose a la primera “Enmienda” de la Constitución Americana. La primera enmienda de la Constitución Americana habla, de muchos derechos, y entre ellos está la libertad en el establecimiento de una religión y también habla del ejercicio libre de la religión.

Posiblemente usted se escandalice por que estamos hablando en contra de la dirigencia de la Iglesia Adventista, pues deseamos informarles que en Los Estados Unidos, éstas noticias las pasan por periódicos y por televisión, lo que nosotros como adventistas ignoramos en los países hispanos, lo sabe toda la población de habla inglesa de los Estados Unidos y Canadá, gracias a los medios informativos.

Lo que para nosotros es un tabú y quizás hasta un pecado, y hasta evitamos hablar del tema, es la noticia del día en los Estados Unidos. Ante noticias como éstas, nosotros muchas veces optamos por no ver, no oír ni escuchar, el resto del mundo que no es de nuestra iglesia, hace todo lo contrario, ellos le ponen mucha atención a todos estos casos.

La prensa norteamericana, no perdona al sacerdote católico con su problema de homosexualismo y su abuso sexual infantil, tampoco perdona a los ministros adventistas con sus escándalos y despilfarro monetarios,  que son los problemas que más afectan a nuestra iglesia a nivel mundial, ni tampoco perdonan a ninguna otra religión cuando cometen errores.

¿De donde sale tanto dinero, para hacer tantas inversiones, si no hay dinero?

Este reporte se dio en el año 1987 por el pastor Donald Gilbert, tesorero de la Conferencia General y miembro del Instituto de Investigaciones Bíblicas de la Conferencia General. El Pastor Gilbert sirvió a la obra por 45 años y se retiró en el año 1995, en el Congreso Mundial de Holanda.

El reporte explica donde la Conferencia General ha hecho sus inversiones:

-Bienes y Raíces                                               $10, 000, 000 (diez millones de dólares)

-Depósitos a corto plazo                                $23, 000, 000 (23 millones)

-Depósitos a largo plazo                                 $68, 000, 000 (68 millones)

-Inversiones en diferentes corporaciones  $130, 500, 000 (ejemplo: McDonalds, K-Mart, Burger King, Microsoft, ETC.) (130 millones y medio)

-Gobierno Federal                                    $168, 000, 000 (168 millones)

Estos son unos de esos reportes que no los encontramos muy a menudo, éste es único en su tipo.

“Aquellos que están laborando en ésta obra, ven que no hay dinero para pagar a los ministros. Ellos (los Administradores) están retirando el dinero para cubrir otros gastos. Dios no ha sido glorificado con éste tipo de obra. Tenemos que levantar nuestra voz, contra éste tipo de administración” Manuscrito 17, 14 de Marzo de 1897

Cuando se necesita construir una iglesia, no hay dinero. Si se necesita poner una pastor más, no hay dinero. Pero nos damos cuenta que si hay dinero para invertir en la bolsa de valores y para hacer proyectos archi-millonarios que dejan grandes ganancias, como también generan perdidas millonarias.

En el área de Silver Spring, en el estado de Maryland, de los Estados Unidos; donde se encuentra la Conferencia General, La iglesia ha adquirido 4 hospitales en la ultima década: en 1997 adquirió el hospital llamado “Hackettstown Regional Medical Center” éste hospiatl está en el norte del estado de New Jersey. En el año 2000 se adquirió el hospital psiquiátrico llamado “Potomac Ridge Behabioral Center ” y ese mismo año también se adquirió el hospital infantil “Reginald S. Lourie Center for Infants and Young Children” En el año 2001 la Iglesia se asoció con el hospital Kessler Rehabilitation Corporation para abrir el hospital llamado “The Kessler-Adventist Rehabilitation Hospital”

La semana pasada de éste mes de Agosto-2016 se anunció públicamente que la Iglesia Adventista se estará asociando con el Gobierno Federal de los Estados Unidos de Norte América,  para abrir un nuevo hospital en Silver Spring, Maryland, a unos 10 minutos (manejando) de la Conferencia General.

Este hospital será construido en 44 acres de terreno que le pertenecen a la FDA-Food and Drug Adminstration (Administración de Alimento y Drogas) y estará listo para finales del año 2019. Esta es una inversión gigantescas que requiere de una excesiva suma de dinero; pero nuestra administración no tiene dinero para construir una iglesia, o para emplear a un nuevo ministro que acaba de salir de la universidad.

Todos estos hospitales cobran tan caro como el resto de hospitales, y no hay departamento de ayuda para nadie.

¿Realmente es el diezmo sagrado para ellos? No, no lo es. No se engañe mi querido hermano.

Aquí en los estados de Maryland, Washington DC y Virginia, hay una escases de ministros para las iglesias hispanas, por que no hay dinero.

No hemos hablado de la recolección, que es también una de las vergüenzas de nuestra iglesia. Nuestra iglesia debe aprender de instituciones como la Cruz Roja Internacional, que cuando piden dinero para ayudar al necesitado, en verdad así lo hacen. Otra institución que nos da un ejemplo de honestidad e integridad cuando se trata de ayudar a los damnificados, es también la iglesia Católica.

No hemos hablado que hay algunas uniones o conferencias que imponen a los pastores una venta anualmente de libros. Hay muchas conferencias que exigen que sus pastores vendas 300 libros al año o más, por la fuerza. Si ellos no logran vender esos libros a sus iglesias, o a  los miembros de sus iglesias, o al público en general, automáticamente se les descuenta ese dinero de su salario. Escuché el caso de un pastor en Centro América, que no pudo vender los libros en su totalidad. Su conferencia le quito ese dinero de su cheque, y de la angustia que pasó el hombre con los gastos de su casa y de su familia, se estresó  tanto que terminó dándole un ataque al corazón.

Hasta aquí paramos de hablar de los males de nuestra administración; pudiéramos seguir y escribir miles de páginas; éste tema se presta para criticar, y aunque esa no es la intención, se termina haciendo. Tristemente  hablando de los errores de nuestra administración, es la única manera en que podemos darnos cuenta de los desastres que tenemos como iglesia.

El sistema de diezmos y ofrendas que tiene nuestra iglesia es conocido por el mundo religiosos como: “ Centralización de Diezmos”

 Este sistema tiene ventajas; entre ellas podemos mencionar las siguientes:

1-Una mejor distribución de salarios entre los obreros locales de una conferencia

2-Este sistema puede ayudar a los misioneros y evangelistas que viajan por el mundo, llevando la Palabra de Dios

3-Ayuda a crear instituciones como hospitales, universidades, academias y escuelas

 Pero por el otro lado, éste sistema tiene sus desventajas:

 La primera consecuencia es que las iglesias locales están condenadas a quedar sin fondos, en otras palabras, con el sistema de “Centralización de Diezmos”, las iglesias sufren de miseria económica, por que el sistema es un sistema arrasador. Hay muchas congregaciones de nuestra iglesia en diferentes países del mundo, que están en contra de éste sistema, y simplemente no siguen el sistema de “Centralización de Diezmos” y también hay muchos hermanos que secretamente han comenzado a desviar sus diezmos para usarlos directamente en proyectos de sus iglesias locales. Una gran prueba de esto, es que los fondos o diezmos que los hermanos han estado dando para el evangelismo alrededor del mundo, han estado menguando por los últimos 50 años.

 La segunda consecuencia negativa de la “Centralización de Diezmos,” es que las decisiones que se hacen en cuanto al uso de los diezmos y las ofrendas, tienden a favorecer y a suplir las necesidades solamente de los administradores;  a ellos se les olvida y no les importa suplir las necesidades de las iglesias locales.

 El problema mas grande es que es solamente un pequeño grupo de personas, las encargadas de decidir lo que se va a hacer con grandes sumas de dinero, y ellos por supuesto van a velar por sus prioridades y nunca van a velar por las necesidades de las iglesias locales.

Este pequeño grupo que decide que hacer con los diezmos de una conferencia, siempre está compuesto por personas que conocen bien las necesidades de las Conferencias, Uniones , Divisiones y también conocen las necesidades de la Conferencia General.

 Las necesidades de las Conferencias, Uniones y Divisiones, son siempre continuas y urgentes para ellos, pero las necesidades de las iglesias locales, ellos solamente quieren componerlas pidiendo a los  hermanos que solucionen todo a través de la fe . Para ellos es mas fácil recargar a un pobre pastor con una iglesia mas, que aflojar el dinero para emplear a otro pastor.

Esa es la razón que encontramos a pobres pastores encargados hasta de 20 iglesias y con todo eso, mal pagados, y exigidos casi al nivel de esclavos, es muy común de la administración el amenazar a un  pastor con la pérdida de trabajo, sino se comporta a la altura y requerimientos de la administración.

Este sistema de “Centralización de Diezmos” fue un excelente sistema cuando la iglesia empezó. Los diezmos se centralizaban y de allí se pagaba todo tipo de obrero que viajaba a los diferentes países del mundo, para sembrar el mensaje Adventista.

 Pero éste sistema ya es obsoleto en nuestros días, solo quedan algunos países donde la obra no ha entrado y es casi siempre por que los gobiernos de esos países no lo permiten.

Ahora hay miles y hasta millones de adventistas en los diferentes países del mundo, ahora el sistema de diezmos debería de cambiar, fortaleciendo todas las iglesias locales para un crecimiento regional o nacional en todos los países donde la religión ya está presente.

La pregunta que nos tenemos que hacer es: ¿Es el sistema de diezmos y ofrendas de nuestra Iglesia, el mejor sistema para la evangelización del mundo? La respuesta es no, nuestro sistema es obsoleto, ya no funciona como en el principio, necesitamos volver al sistema original que dio Dios.

Posiblemente éste temas es un tabú para usted, posiblemente quizás usted prefiriera no hablar de éste tema aunque sepa que está incorrecto.

Esto no pasa con los hermanos del resto del mundo, ellos constantemente están haciendo ejercer su derecho y constantemente están pidiendo cuentas de lo que se hace con ese dinero, esto pasa especialmente con la Unión Norte-Americana. Ellos constantemente hacen escuchar sus voces, y muchas reglas de la distribución de los diezmos y las ofrendas, es por la influencia y la presión que ellos constantemente ejercen, y no realmente por que esa es la mejor manera de distribuir los diezmos y las ofrendas.

La Unión Norte-Americana es la responsable de dar un poco mas del 50 % de los diezmos y ofrendas del mundo. La Unión Inter-Americana da aproximadamente un 11% de todos los diezmos del mundo y la Unión Sud-Americana da aproximadamente el 12% de los diezmos del mundo. El resto del los diezmos mundiales o sea el restante 27 % de los diezmos mundiales, vienen de afuera de las tres Divisiones Americanas.

Posiblemente su iglesia no esté pasando dificultades económicas, si eso es así, usted es la excepción, pero el resto del mundo, está sufriendo una epidemia de abuso y de despilfarro, por que simple y sencillamente, la alta dirigencia de la iglesia adventista no es espiritual y también por que los laicos de la iglesia Adventista, somos personas demasiado ignorantes en cuanto a los diezmos y las ofrendas, y además somos las personas mas conformistas que pueden haber entre las religiones del mundo.

Cuando se habla de éste tema; la mayoría de Adventistas nos callamos y la única respuesta que damos es que Dios juzgará las obras de cada quien, y eso es una gran verdad. Dios va juzgar a esos que derrochan el diezmos, ya sea que nosotros hagamos algo con respecto a éste problema, o no hagamos absolutamente nada; Dios los va a juzgar de todas maneras.

Aquí el problema grande, es que para mientras ese momento llega, grandes fortunas  se derrochan alrededor del mundo, mientras las iglesias sufren de pobreza y pasa muchas necesidades y miserias sin necesidad, simplemente por que somos ignorantes con respecto al tema de los diezmos y las ofrendas.

Dios nos ha indicado lo que tenemos que hacer y también el espíritu de profecía, pero aparentemente estamos hipnotizados por un sistema que está en contra de lo que Dios dice, y encima de todo no cuida de los fondos de Dios.

El día que se cambie la distribución de los diezmos y las ofrendas, el día que vuelva al plan original que Dios instituyó, entonces las iglesia tendrán la capacidad económica para llevar adelantes grandes obras a favor de sus propias comunidades locales, habrá una explosión en el crecimiento de la iglesia, se predicará el evangelio a todo el mundo, se acabará éste mundo de pecado y vendrá Cristo.

Para mientras los dejaremos con un pensamiento del espíritu de profecía que dice:

Original: “Some have been dissatisfied and have said: ‘I will not longer pay my tithe, for I have no confidence in the way things are managed at the heart of the work.’ But will you rob God because you think the management of the work is not right? Make your complaint, plainly and openly, in the right spirit, to the proper ones. Send in your petitions for things to be adjusted and set in order; but do not withdraw from the work of God, and prove unfaithful, because others are not doing right” (Testimonies, vol. 9, pp. 247-249).

Traducción: “Algunos han estado insatisfecho y han dicho: ‘Yo no pagaré mas los diezmos, por que no tengo confianza en la manera como se administran las cosas en el corazón de la obra’ Pero, ¿Robarías a Dios solo por que piensas que el manejo de la obra no es correcto? Pon tu queja, clara y abiertamente, con el espíritu correcto, a las personas indicadas. Envía tus peticiones para que las cosas sean ajustadas y puestas en orden, pero nunca te retires del trabajo de Dios, y te muestres infiel, solo por que otros no están actuando correctamente” (Testimonies, Vol. 9, pp. 247-249)

¿Qué puede hacer usted para hacer la diferencia?

Usted puede hacer mucho:

1-Compartir éste tema con sus hermanos de confianza y maduros de la iglesia, de ésta manera se propagará éste estudio y conocimiento bíblico que la mayoría de hermanos de latino América y también del resto del mundo desconocemos. Esto nos ayudará a abrir los ojos y a hacer la diferencia.

2-Cambie su manera de dar los diezmos, deje el 90% para su iglesia, y mande el 10% de los diezmos y todas las ofrendas a la conferencia. Eso así lo instituyó Dios, y si nuestra iglesia tomó el ejemplo del pueblo de Israel, usted está bíblicamente correcto si lo hace así.

Recuerde que si en algún momento alguien le dice que eso era solo para los judíos, entonces todo el tema de los diezmos era solamente para los judíos y nosotros que no somos judíos, no tenemos nada que ver con éste tema. En el Nuevo Testamento no se habla de Diezmo.

El Nuevo Testamento solo se dice que los miembros de iglesias traían el 100% de sus propiedades vendidas a los pies de los apóstoles y ellos lo repartían a los pobres de la iglesia, y no había pobre en la iglesia. ¿Se imagina usted los líderes de nuestra iglesia distribuyendo todas las riquezas de la iglesia para evitar la pobreza en nuestra iglesia? Sería lo ideal ¿Verdad?

También Pablo dice que el que trabaja para el evangelio, que viva del evangelio. Usted nunca va ha encontrar que el Nuevo Testamento habla  específicamente de los diezmos, solamente se habla que recogían ofrendas para los pobres.

3-Si su conciencia no se lo permite, no haga nada. Todo lo que hacemos lo tenemos que hacer con una conciencia limpia y transparente, por eso le hemos presentado un tema apoyado con textos bíblicos y también con el espíritu de profecía.

4- Si su iglesia también es robada de las ofrendas, entonces distribuya usted mismo los diezmos. Elena de White, así lo hizo, puso sus diezmos ahorrados donde en verdad se necesitaban. Para hacer esto tiene que ser una gran mayordomo, una vez ese dinero se ha ahorrado y se ha dedicado a Dios, no lo puede tocar, ni prestarse a usted mismo, no vaya hacer que en vez de una bendición, se le transforme en una maldición. No se olvide de dar el 10% de los diezmos y las ofrendas a su Conferencia, así lo mandó Dios.

La División Inter-Americana y la División Sud-Americana aparte de tomar el 100% de los diezmos, también toman el 40% de las ofrendas de la iglesia. Estimado hermano ese abuso y robo, tiene que parar, es un descaro, eso no es tener humanidad, y ser totalmente desconsiderados con las necesidades de las iglesias locales.

Todo éste abuso tiene que parar; le invito a que extienda éste estudio a sus amigos y también le invito a que corrija la manera de dar su diezmo y sus ofrendas, todo error tiene que ser corregido y éste puede ser el principio para despertar, abrir los ojos, y corregir uno de los mas denigrantes abusos de los dirigentes de nuestra iglesia.

 


Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2015

9 pensamientos en “LECCIÓN 12 – MINISTERIO URBANO EN EL TIEMPO DEL FIN – PARA EL 17 DE SEPTIEMBRE DE 2016

  1. Dios lo siga bendiciendo en gran manera mi hermano en Cristo hoy hable con un anciano de iglesia y me dijo que si es cierto sobre los diezmos y ofrendas pero aun no e imprimido el material para compartirlo con el. También le doy gracias por el estudio de la lección ya que me llena de Sabiduría y le doy gracias a Dios por utilizarlo a usted para llevar su mensaje

    ________________________________

  2. Que respuesta dar al hermano que se le presenta la verdad de los diezmos y el comentario o la repuesta es la misma de siempre ” yo cumplo con devolver los diezmos , allá ellos verán que hacen , tendrán que darle cuentas a Dios por el uso que les dan , mi deber es dar mis diezmos y yo lo hago , yo cumplo ,”

    • Ninguna respuesta hermano. Este estudio no es para todos los miembros. Todo lo que hacemos para Cristo, tenemos que hacerlo con una conciencia limpia. Yo creo que todos estamos consientes de los problemas de nuestra iglesia. Pero abemos muchos que optamos por dejar las cosas de nuestra iglesia de la manera como está; y esa posición se tiene que respetar. Este estudio es solamente para aquellos que desean ver, un bienestar en la iglesia, y que estamos consientes de que lo que vamos a hacer, está respaldado por la Biblia y el espíritu de profecía.
      Un abrazo en Cristo
      Tony García

  3. No entendí nada respecto a los diezmos. Yo cumplo con mis diezmos a Dios, ya si alguien no los distribuye como debe ser ser, ese será su rendición de cuentas a Dios. No me compete. Dios bendiga muchísimo a mi Iglesia Adventista del Séptimo Día, donde pertenezco desde que conocí el evangelio. Y aunque haya contradicciones y hermanos que se juzguen entre sí, eso es cada quien. No me rendiré por un comentario mal intencionado o hiriente. Cristo en mi Protector y mi Refugio. Lo demás es personal. Amo mi Iglesia por sobre todas la cosas. Dios les bendiga

    • Estimada hermana Paulina, gracias por escribirnos.
      A todos nos compete el uso de los diezmos y de las ofrendas. Por ejemplo: hay ciertas universidades Adventistas (sin decir nombres) que están enseñando “La Evolución” Mi pregunta para usted es: ¿Va a entregar sus diezmos para que en nuestras instituciones se predique la doctrina del diablo?
      Dios va a bendecir a nuestra iglesias y ya lo hizo y la seguirá bendiciendo.
      No estamos juzgando a nadie, solo estamos diciendo las cosas que se ven y que no se pueden ocultar. Juzgar es llegar a conclusiones basado en hipótesis, aqui le estamos presentando simple y sencillamente una verdad que lo sabe todo el mundo, menos la iglesia. POr lo tanto eso no es juzgar.
      Nosotros no deseamos que se rinda a un comentario, en la ultima parte del estudio dice; que no haga nada al respecto si su conciencia no se lo permite.
      Por lo demás tenemos el mismo Protector y el mismo amor para nuestra Iglesia.
      Ya pronto vendrá el nuevo trimestre donde se tratará la lección de Job, allí ya no verá mas éste tema.
      Por el momento, éste tema de los diezmos saldrá, sino lo hacemos de esa manera, entonces toda la leccion de éste trimestre es una total hipocresía.

      Tony García

      • MIS HNOS EN CRISTO NO NOS MOLESTEMOS POQUE SE DE A CONOCER LAS COSAS QUE NO ESTAN MARCHANDO CON PROPIEDAD DE ACUERDO ALOS MANDATOS DE DIOS. SOY ADVENTISTA DE AÑOS Y NO QUIERE DECIR QUE ESTO ME VA A SACAR DE LA FILA DE NUESTRA IGLESIA PERO NO PODEMOS SER COMPLICES. TAN PECADOR ES EL QUE COMETE EL HECHO COMO EL QUE CUBRE AL HECHOR. ME IMAGINO QUE DEBE HABER ALGUNA FORMA DE TRATAR DE SANAR ESTA MALA ADMINISTRACION OH MIS HNOS DIOS LO HARA DE ESTE NI LO DUDEMOS DIOS SE ENCARGARA MUY PRONTO.

  4. Ahora entiendo porque las iglesias que han salido de grupos pequeños no tienen su propio templo. Tiene que rentar a iglesias pentecostales el templo para poder reunirse 2 veces por semana sábados y martes en vez de miércoles por la sencilla razón que el dinero no les alcanza. Tienen un terreno pero no tienen fondos para construir su propio templo. Hace ya 14 años en cambio la conferencia hispana de Orlando , Fl se gastó unos millones en construir un edificio grande en Altamonte Springs , Fl donde se encuentran ubicados ahora con muchos lujos cuando hay muchas iglesias que no pueden sostenerse ellas mismas. Porque al distribuirse el dinero de los diezmos y las ofrendas de esta manera a quién estamos beneficiando? No critico pero veo las realidades de la vida. No puedo hacer como el mono taparme los ojos, los oídos, y la boca cuando estas cosas pasan delante de nuestros ojos. Gracias hermano Tony !! Que Dios les bendiga

  5. Hno Tony, no haga hablar a Elena G de White lo que nunca dijo. Es fácil meter cizaña y querer ser dueño de la verdad. El Señor nos dice: “y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.”

  6. Hermano Tony, siempre realizando el estudio de la palabra de Dios con su material, lo hemos comprobado y agradecemos por habernos abierto los ojos, la verdad os hará libre, bendiciones! Gracias a Dios la salvación es individual y no es por estar en una denominación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s