Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 1 – EL ESPÍRITU Y LA PALABRA – PARA EL 7 DE ENERO DE 2017

10 comentarios



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


Image result for el espiritu santo y la biblia

Autor Desconocido


Los pensamientos pertenecientes a “Escuela Sabática para Maestros” no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional o mundial. Este es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer extra información a la Lección de Escuela Sabática, para que le sea de ayuda al maestro para poder entender y explicar de una manera mas clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversia-les, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de su ayuda o de su agrado, le pedimos por favor, que sencillamente lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 1: Para el 7 de enero de 2017

EL ESPÍRITU Y LA PALABRA

Sábado 31 de diciembre________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: 2 Pedro 1:19-21; 1 Corintios 2:9-13; Salmo 119:160; Juan 17:17.

PARA MEMORIZAR:

“Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Tim. 3:16, 17).

LA BIBLIA DICE LO SIGUIENTE acerca de sí misma: “Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra” (2 Tim. 3:16, 17). La Escritura cumple este papel porque es la Palabra de Dios, revelada a la humanidad por medio de la obra del Espíritu Santo. En la Biblia, el Espíritu Santo manifiesta cuál es la voluntad de Dios para nosotros y nos muestra de qué modo vivir una vida que lo complazca.

Sin embargo, la actividad del Espíritu Santo no se circunscribe al pasado remoto, en el origen de la Biblia. Él está involucrado con la Palabra de Dios de muchas otras maneras significativas, aún hoy. Y quizá la más importante sea nuestra lectura de la Palabra y nuestro deseo de entenderla correctamente. Aquí es donde necesitamos al Espíritu Santo. Este mismo Espíritu divino despierta en nosotros el deseo de hacer nuestra la Palabra de Dios y de aplicar sus enseñanzas en nuestra vida. De ese modo, el Espíritu obra con la Palabra escrita y a través de ella, para transformarnos en nuevas criaturas en Cristo.

Esta semana, rastrearemos la obra del Espíritu Santo en relación con las Escrituras.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Desde la niñez había conocido las Sagradas Escrituras. El ambiente de su hogar era religioso. La piedad de su vida hogareña era… pura, juiciosa, y no estaba corrompida por falsos conceptos… La Palabra de Dios era la norma que guiaba a Timoteo. Recibió su instrucción línea sobre línea sobre precepto tras precepto, un poquito allí, otro poquito allá. Y la fuerza espiritual de esas lecciones mantuvo puro su lenguaje y lo libró de conceptos corruptores. Las instructoras que tenía en el hogar colaboraron con Dios en la tarea de educar a ese joven para que pudiera llevar las cargas que recaerían sobre sus hombros a tan temprana edad…

Las lecciones bíblicas ejercen una influencia moral y religiosa “obre el carácter, a medida que se las pone en práctica en la vida. Timoteo aprendió y utilizó esas lecciones. No poseía talentos extraordinarios; pero su obra fue valiosa porque empleó la capacidad que Dios le había dado como dones consagrados al servicio de Dios. Su bien fundado conocimiento de la verdad y la piedad experimental le confirieron distinción e influencia. El Espíritu Santo halló en Timoteo una mente que podía ser moldeada y modelada hasta el punto de convertirse en templo que sirviera de morada al Espíritu de Dios…

Los jóvenes deberían someterse a la enseñanza de las Escrituras y enhebrar sus pensamientos diarios y vida práctica con las sagradas palabras. De esa manera llegarían a poseer los atributos que se consideran superiores en los atrios celestiales. Se refugiarán en Dios y sus vidas testificarán para gloria del Señor (Mi vida hoy, p. 34).

La Biblia es el libro de texto, y debería ser estudiada diligentemente, no como se lee cualquier libro. Debe ser para nosotros el libro que satisface las necesidades del alma. Este libro hará sabio para la salvación al hombre que lo estudie y lo obedezca. Así como el alimento no puede nutrir el cuerpo a menos que se lo coma y se lo digiera, tampoco puede la Palabra del Dios vivo satisfacer el alma a menos que se la reciba como Maestra de un sistema de educación superior, que está por encima de todo artificio humano; a menos que sus principios sean obedecidos porque son la sabiduría de Dios (Cada día con Dios, {CDCD}, p. 125).

Todavía hay mucha verdad preciosa para ser revelada al pueblo en este tiempo de peligros y tinieblas, pero es el propósito determinado de Satanás impedir que los rayos de luz de la verdad penetren en el corazón de los hombres. Si queremos tener la luz que ha sido provista para nosotros, debemos manifestar el deseo que tenemos de ella por un diligente escudriñamiento de la Palabra de Dios. Verdades preciosas, por largo tiempo ocultas, han de ser reveladas de una manera que pondrá de manifiesto su sagrado valor; porque Dios glorificará su Palabra para que aparezca en una forma en que nunca antes la hayamos visto. Pero aquellos que profesan amar la verdad deben ejercitar hasta lo sumo sus facultades a fin de comprender las cosas profundas de la Palabra, para que Dios sea glorificado y su pueblo bendecido e iluminado. Con corazones humildes y enternecidos por la Gracia de Dios, deberíais entregaros a la tarea de escudriñar las Escrituras, listos para aceptar todo rayo de luz divina, y andar en el camino de la santidad (Consejos sobre la obra de la escuela sabática, {COES}, p. 26).

5


Lección 1 // Domingo 1° de enero__________________________

EL ESPÍRITU SANTO Y LA REVELACIÓN

¿De qué manera se asegura Dios de que su voluntad sea transmitida fielmente a los seres humanos caídos? Lo hace por medio de dos actividades importantes del Espíritu Santo, relacionadas entre sí: la revelación y la inspiración.

En el proceso de revelación, los seres humanos dependemos de la ayuda de Alguien fuera de nosotros mismos para que comprendamos cosas que, como seres creados, no podemos conocer por cuenta propia. Es decir, el Espíritu Santo nos enseña verdades que debemos escuchar de otro (ver, por ejemplo, Dan. 2:19-23); verdades que, de otra forma, nunca podríamos llegar a saber por medios naturales.

La revelación es un proceso en el que Dios se da a conocer al ser humano, junto con su divina voluntad. La idea básica asociada con la palabra revelación es la de desvelar (quitar el velo), o descubrir; un desvelamiento de algo que, de otro modo, permanecería oculto. Necesitamos una revelación como esa porque, como seres humanos caídos y finitos –separados de Dios por causa del pecado–, estamos grandemente limitados en lo que podemos aprender por nuestra cuenta. Dependemos de Dios para conocer su voluntad. Por lo tanto, dependemos de la revelación de Dios pues no somos Dios y tenemos solo un conocimiento natural muy limitado de él.

Lee 2 Pedro 1:19 al 21. ¿Qué nos dice esto acerca del origen del mensaje bíblico profético? ¿Y acerca del origen divino del mensaje bíblico sobre la autoridad de la Biblia?

19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; 20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. (2 Pedro 1)

Según el apóstol Pedro, el mensaje profético del Antiguo Testamento no es de origen humano. Los profetas fueron movidos por el Espíritu Santo de tal manera que el contenido de su mensaje provino de Dios. Estos hombres no crearon el mensaje por cuenta propia. Fueron meramente recipientes del mensaje, no sus originadores. Pedro fue muy intencional al enfatizar la inspiración del Espíritu como fuente de las profecías: aunque escritas por hombres, “nunca la profecía fue traída por voluntad humana” (2 Ped. 1:21). Y es este origen divino el que da a la Biblia su autoridad última sobre nuestra vida.

Dios utilizó a seres humanos para proclamar su Palabra al mundo. ¿De qué manera podemos nosotros ser utilizados por el Espíritu Santo para hacer algo similar hoy; no para escribir las Escrituras, sino en la proclamación de lo que ya ha sido escrito?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

¿Hay diferencia entre Revelación e Inspiración? La respuesta es si.

La revelación es cuando Dios muestra o enseña a la humanidad, verdades que de otra forma nunca serían conocidas, es decir, esas verdades nunca serían alcanzadas meramente por el esfuerzo humano.

La inspiración es diferente, la inspiración preservó al escritor bíblico de cometer error o errores cuando ellos escribieron cualquier parte de la Biblia. Todas las cosas que ellos escribieron fueron verdaderas, fueron palabras que en verdad se dijeron, y fueron actos que en verdad pasaron.

Basados en estos dos conceptos que ya mencionamos, podemos llegar fácilmente a la siguiente conclusión: La revelación es el acto de Dios en entregar la verdad al hombre, y la inspiración es el acto de Dios en preservar la verdad para el hombre, de una manera fidedigna. Dicho en otras palabras, con la revelación, Dios entrega la verdad al hombre; y con la inspiración, Dios se encarga que esa verdad que él entregó al hombre, no se mezcle con el error y la mentira.

19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones; 20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada, 21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. (2 Pedro 1)

El apóstol Pedro no pertenece a la distinguida clase de decanos de profecía bíblica; esos títulos les corresponde especialmente a Daniel que fue un profeta, y a Juan “él discípulo amado” que aparte de ser un apóstol, también consigue entrar en el distinguido colegio de los profetas.

A pesar que Pedro no fue parte de los profetas, él expresa con una profunda firmeza, con una definida autoridad y con una plena seguridad: 19 Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;”

El capítulo 1, de 2 Pedro, está hablando de la primera venida de Cristo a ésta tierra. Hubieron muchos profetas y muchas profecías que hablaban del nacimiento del Mesías en ésta tierra, el profeta Moisés hablo de Jesús, también el profeta David, el profeta Salomón, el profeta Daniel, el profeta Isaías y el profeta Juan el bautista, entre otros.

Pedro supo de todas esas profecías, y mientras el pueblo de Israel, especialmente sus dirigentes, no aceptaron a Jesús como el Mesías, Pedro dice con una sublime seguridad, que nosotros tenemos la palabra profética mas segura que puede haber en el mundo y en el universo entero.

Pedro pudo presenciar en el monte santo, la transfiguración de Cristo. En ese lugar, Dios invistió de gloria, poder y majestad a Cristo, Dios declaró que Jesús es su Hijo, el apóstol Pedro dice en el mismo capitulo 1: 17 Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia. 18 Y nosotros oímos esta voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo.”

Después de haber presenciado éste suceso especial de la transfiguración, ahora todas las profecías escritas acerca de Jesús, toman sentido en la mente de Pedro, y él llega fácilmente a la conclusión que tenemos una palabra profética que es extremadamente segura, él declara que las profecías cumplidas y no cumplidas, son tan seguras, y que lo mejor que podemos hacer con ellas, es estar atentos, de la misma manera que estamos atentos a una antorcha que alumbra en la obscuridad.

Es interesante que el apóstol Pedro compara la profecía a una antorcha que alumbra en un lugar obscuro, él mismo apóstol nos insta y nos alienta a que estemos atento a esa luz “hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones” Por muy fuerte que sea una antorcha, su luz no es lo suficiente para alumbrar con claridad un camino, su llama oscilante y dispareja alumbra a su portador lo suficiente, como para que éste no se salga del camino, o para que encuentre el camino, y para que tenga una noción de sus alrededores. Cuando llega la luz de la mañana, es cuando en verdad la persona puede contemplar con claridad y perfección en donde está, cual es su situación y de todo lo que le está rodeando. Lo mismo sucede con la profecía, a pesar que es segura y verdadera, no es una luz clara y fuerte, es solamente una guía en nuestro camino espiritual. La verdad de nuestro camino, solamente la comprenderemos en el gran día de la resurrección. Las verdades Bíblicas, las comprenderemos a plenitud, cuando lleguemos al cielo y sea Jesucristo quien nos imparte la lección de Escuela Sabática, y sea él mismo el predicador del Culto Divino. No habrá allí más noche; y no tienen necesidad de luz de lámpara, ni de luz del sol, porque Dios el Señor los iluminará; y reinarán por los siglos de los siglos. Apocalipsis 22

20 entendiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada,

La iglesia católica enseña que la interpretación de la Biblia es asunto para un grupo selecto solamente, y les corresponde a ellos solamente interpretar las Escritura y entregársela al pueblo. Aquí el apóstol Pedro dice lo opuesto; el dice que ninguna profecía es de interpretación privada, él dice, que toda profecía bíblica, está abierta al público, para que el público pueda estudiarla y llegar a su propia conclusión. Si los estudiante de la profecía son sinceros y son espirituales, todos ellos llegarán a la misma conclusión, ya que el Maestro de la profecía es el Espíritu Santo, y él enseña lo mismo a todos aquellos que andan sinceramente buscando la verdad con propósitos de salvación.

Dicho sea de paso, fue la iglesia católica quien enseño a llamarle santos a los grandes hombres de la Biblia. Si usted se fija, se le llama santos solo a los del Nuevo Testamento, por ejemplo: San Pedro, San Pablo, San Juan, Santo Tomás Etc. A ningún personaje del Antiguo Testamento se le llama santo, se escucha raro decir San Moisés, San Adán, San Abrahám, San Noé, San David o San Salomón. Esta es una tradición católica que nosotros los miembros de la iglesia Adventista del Séptimo Día, la seguimos muy abiertamente y sin ningún problema, comenzando con los pastores de nuestra iglesia, y en los púlpitos de nuestras iglesias. ¿Tiene algo de malo? Eso usted lo decidirá. Criticamos demasiado las tradiciones de la católicos y muchas veces nosotros mismos somos seguidores y practicantes de sus tradiciones.

21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo.

Hay alrededor de 44 profecías que hablan de Jesús; comenzado desde su nacimiento hasta sus resurrección. Profecías que hablan de su nacimiento en pobreza, de su pesebre, de su estrella, de su madre virgen, de su padre, de su descendencia de David y Abraham, de su tribu, de su linaje, de su niñez, de su servicio, de su predecesor (Juan el Bautista), de su ropa, de su juicio, de su sufrimiento, de su castigo, de su muerte, de su tumba, de su resurrección y de su ascensión.

Es imposible que tantos hombres, en diferentes épocas, en diferentes naciones, de diferentes estados sociales, de diferentes pensamientos, se hallan puesto de acuerdo y nos hallan descrito la vida del Mesías, miles de años antes que Jesús naciera. Esto es obra del Espíritu Santo, Pedro sabiendo todas éstas profecías y habiendo presenciado el sublime milagro de la transfiguración, llega a la convincente conclusión que toda profecía es verdadera, por que no es un resultado de la intervención del hombre, sino de la intervención del Espíritu Santo.

El mensaje para nosotros es, que si ya una gran parte de las profecías se cumplieron tal como lo declaró la Biblia, el resto de profecías que no se han cumplido, tenemos que tener la completa seguridad que tarde o temprano se cumplirán, ya que las profecías no son dictámenes del hombre, sino que son dictámenes de Dios hechos por medio del Espíritu Santo.

Si el Espíritu Santo, inspiró tanto las profecías como la Biblia, entonces tanto las profecías como la Biblia entera, son verdaderas.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Acerca de nuestra Biblia podríamos preguntar: ¿Por qué se necesita de Mateo, Marcos, Lucas y Juan en los Evangelios, por qué necesitan tratar las mismas cosas los Hechos de los Apóstoles y los diversos autores de las epístolas?

El Señor dio su Palabra justamente en la forma en que quería que viniera. La dio mediante diferentes autores, cada uno con su propia individualidad, aunque trataron el mismo relato. Sus testimonios se reúnen en un Libro y son como los testimonios en una reunión social. No representan las cosas justamente en el mismo estilo. Cada uno tiene su propia experiencia, y esta diversidad amplía y profundiza el conocimiento que es presentado para suplir las necesidades de diversas mentes. Los pensamientos expresados no tienen una uniformidad establecida, como si hubieran sido vertidos en un molde de hierro, haciendo monótono el oírlos. En una uniformidad tal, habría una pérdida de gracia y de belleza peculiar…

El Creador de todas las ideas puede impresionar a diferentes mentes con el mismo pensamiento, pero cada una puede expresarlo de una manera diferente, y sin embargo sin contradicción. El hecho de que existan esas diferencias no debiera dejarnos perplejos o confundidos. Es muy raro que dos personas vean y expresen la verdad de la misma manera. Cada una se ocupa de puntos particulares que su idiosincrasia y educación la capacitan para apreciar. La luz solar que cae sobre diferentes objetos, les da matices diferentes.

Mediante la inspiración de su Espíritu, el Señor dio la verdad a sus apóstoles, para que la expresaran de acuerdo con su mentalidad mediante el Espíritu Santo (Mensajes selectos, {1MS}, t. 1, p. 25).

La Palabra de Dios y sus obras contienen el conocimiento de sí mismo que él ha decidido revelarnos. Podemos entender la revelación que él así nos ha dado de sí mismo. Pero es con temblor y temor, y con un sentido de nuestra propia pecaminosidad, como debemos emprender este estudio; no con un deseo de tratar de explicar a Dios, sino de obtener el conocimiento que nos habilitará para servirle más aceptablemente.

Que nadie se aventure a explicar a Dios. Los seres humanos no pueden explicarse ellos mismos, y ¿cómo entonces se atreven a explicar al Omnisciente? Satanás está listo para dar a los tales falsos conceptos de Dios.

A los curiosos tengo que decirles que Dios me ha instruido referente a no fraguar respuestas a las preguntas de los que se inquietan con relación a lo que no se ha revelado. Las cosas reveladas son para nosotros y para nuestros hijos. Más allá de esto, los seres humanos no deben intentar aventurarse. No debemos tratar de explicar lo que Dios no ha revelado. Debemos estudiar la revelación que Cristo, el Gran Maestro, ha dado del carácter de Dios, para que en espíritu, palabra y obra lo podamos representar ante quienes no lo conocen (El ministerio médico, {MM}, p. 119).

6


Lunes 2 de enero // Lección 1____________________________

EL ESPÍRITU SANTO Y LA INSPIRACIÓN

Inspiración es el término utilizado para describir la influencia de Dios por medio de la obra del Espíritu Santo al transmitir su mensaje a través de instrumentos humanos. La obra del Espíritu Santo en el proceso de inspiración es la razón por la que encontramos una unidad fundamental en toda la Escritura en relación con la verdad. Como Espíritu de verdad (Juan 14:17; 15:26; 16:13), el Espíritu Santo nos guiará a toda la verdad.

Lee 2 Pedro 1:21; Deuteronomio 18:18; Miqueas 3:8; y 1 Corintios 2:9 al 13. ¿Qué nos enseñan estos textos acerca de los escritores bíblicos y del involucramiento de Dios en el origen de la Biblia?

21 porque nunca la profecía fue traída por voluntad humana, sino que los santos hombres de Dios hablaron siendo inspirados por el Espíritu Santo. (2 Pedro 1)

18 Profeta les levantaré de en medio de sus hermanos, como tú; y pondré mis palabras en su boca, y él les hablará todo lo que yo le mandare. (Deuteronomio 18)

Mas yo estoy lleno de poder del Espíritu de Jehová, y de juicio y de fuerza, para denunciar a Jacob su rebelión, y a Israel su pecado. (Miqueas 3)

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. 11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. 12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. (1 Corintios 2)

Ser “impulsados por el Espíritu Santo” (2 Ped. 1:21, NVI) es una afirmación fuerte de la obra del Espíritu Santo en la inspiración. En 1 Corintios 2:9 al 13, el apóstol Pablo atribuye la revelación y la inspiración al Espíritu Santo. A nosotros los apóstoles, dice Pablo, Dios reveló las cosas ocultas que ningún ojo ha visto, y que menciona en el versículo 9. Dios las reveló por medio del Espíritu (1 Cor. 2:10). Los apóstoles han recibido este “Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido” (vers. 12). Luego, en el versículo 13, pasa a referirse a la obra de la inspiración, donde habla “no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las enseñadas por el Espíritu, combinando pensamientos espirituales con palabras espirituales” (BA). Pablo no tenía duda en cuanto a la fuente y la autoridad de lo que estaba proclamando.

Aunque muchas partes de la Biblia son un resultado de la revelación sobrenatural directa de Dios, no todo en la Biblia fue revelado de esa manera. A veces, Dios usó a los escritores bíblicos y su investigación cuidadosa personal de las cosas o su uso de los documentos existentes (Jos. 10:13; Luc. 1:1-3), a fin de revelar y comunicar el mensaje divino. De manera que todas las partes de la Biblia son reveladas o inspiradas (2 Tim. 3:16). Esta es la razón por la cual Pablo afirma que “todo” lo que fue escrito lo fue para nuestra enseñanza, para que por medio del “consuelo de las Escrituras tengamos esperanza” (Rom. 15:4, BA). El Dios que habla y que creó el lenguaje humano capacita a personas escogidas para comunicar en palabras humanas los pensamientos inspirados, de un modo fidedigno y confiable.

“Dios se ha dignado comunicar la verdad al mundo por medio de instrumentos humanos, y él mismo, por su Santo Espíritu, habilitó a hombres y los hizo capaces de realizar esta obra. Guió la inteligencia de ellos en la elección de lo que debían decir y escribir. El tesoro fue confiado a vasos de barro, pero no por eso deja de ser del Cielo” (CS 10).

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman. 10 Pero Dios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de Dios. 11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios. 12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido, 13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. (1 Corintios 2)

El apóstol Pablo comienza a recordar lo que ya se ha escrito anteriormente en la Biblia, y esos escritos los encontramos en Isaías 64 que dice: 4Ni nunca oyeron, ni oídos percibieron, ni ojo ha visto a Dios fuera de ti, que hiciese por el que en él espera.” La diferencia entre estos dos texto es que el profeta Isaías dice: “el que en él espera” y el apóstol Pablo dice: “para los que le aman” Tenemos que recordar que el acto de esperar es también un producto y un efecto del amor, convirtiéndose de ésta manera el verso de Pablo idéntico a lo ya escrito por el profeta Isaías.

Dios nos ha revelado muchos de los secretos de su sabiduría a través de la acción del Espíritu Santo.

El Espíritu Santo, tiene autoridad divina, el es una de las personas de la Trinidad, y la prueba de su autoridad divina, es que el Espíritu Santo escudriña todo y conoce todo, incluyendo aun lo mas profundo de Dios, el Padre. Nadie puede saber las cosas del Padre, solamente el Espíritu Santo, quien es uno con Dios y es uno con Jesucristo, es a través del Espíritu Santo, que Dios rebela todos sus misterios a la iglesia.

Los apóstoles no fueron guiados por los principios del mundo, ellos fueron guiados y recibieron la revelación y la inspiración por medio del Espíritu Santo. Fue el Espíritu Santo quien declaró y enseño todas las cosas a los discípulos en un lenguaje simple y sencillo, muy diferente a la oratoria del conocimiento mundano.

“El hombre natural” quien es el sabio de éste mundo, no puede recibir nada del Espíritu Santo. El orgullo del razonamiento carnal es demasiado opuesto al pensamiento espiritual, el orgullo del razonamiento carnal es la misma base para el sensualismo terrenal.

Solamente un hombre santificado puede discernir la belleza de la santidad, y esto no hace que el hombre santificado también no pueda discernir las cosas comunes y naturales de la vida también.

Dicho en otras palabras un hombre santificado tiene mayores ventajas que el hombre natural, ya que la mente espiritual puede discernir las cosas comunes y naturales de la vida, pero también puede discernir las cosas espirituales. Es uno de los privilegios mas grandes del cristianismo que podamos tener la mente de El Padre, y también la mente de Cristo revelada a nosotros por medio del Espíritu Santo. La experiencia de un corazón santificado trae frutos de salvación.

11 Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él? Así tampoco nadie conoció las cosas de Dios, sino el Espíritu de Dios.

En este caso la palabra “espíritu” con e minúscula se traduce, mente o pensamiento. Muchas veces las palabra “espíritu” nos trae mucha confusión. “Y el espíritu de Elías fue sobre Eliseo” quiere decir que Eliseo heredo la forma de pensar de Elías, o su carácter, cuando éste partió al cielo. “estaré con vosotros en espíritu” fácilmente se puede traducir: “estaré con vosotros en pensamiento”

En éste texto es lo mismo, el texto dice: ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el (pensamiento) del hombre que está en él?

La idea es sublime, profunda y sencilla; ningún hombre conoce los planes o las intenciones de otro hombre, ningún hombre puede saber lo que otro hombre está pensando. La única manera de saber el pensamiento o los planes de una persona es si ésta las quiere revelar.

Aun que la comparación y la relación es muy pobre lo mismo sucede con Dios, sus pensamientos profundos, los secretos de su sabiduría, las grandes enigmas de sus decisiones, solamente pueden ser revelados a la mente del hombre a través de Espíritu Santo, quien lo sabe todo y lo escudriña todo. El Espíritu Santo escudriña las profundidades del pensamiento de Dios, de la misma manera que escudriña y sabe las profundidades de los secretos de la mente y del corazón del hombre. Sino fuera por la acción del Espíritu Santo, los pensamientos de Dios, nunca los hubiera conocido el hombre. Los pensamientos de Dios, sus planes y propósitos no los puede obtener ningún humano, ni siquiera el mas elevado de los ángeles que pueda existir en el universo, esa prerrogativa solamente le pertenece al Espíritu Santo, quien es como Dios, quien también es Dios.

12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que proviene de Dios, para que sepamos lo que Dios nos ha concedido,

 No hemos recibido el espíritu del mundo; ya sea que esto signifique el espíritu de Satanás, quien es el dios de éste mundo, o ya sea que esto signifique la disposición carnal del hombre mundano que es la envidia, la impureza, el orgullo, la malicia y el error. Nosotros hemos recibido el Espíritu que viene de Dios, y a través de quien recibimos la verdad, la fe, la iluminación, la esperanza, la adopción, como un sello de la futura gloria celestial.

13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual.

 Las grandes y gloriosas verdades que los apóstoles predicaban y enseñaban, no las enseñaban en la sabiduría del mundo, ni las enseñaban basados en filosofías humanas, ni en la elocuencia de los intelectuales, no eran predicaciones basadas en el conocimiento humano, ni eran expresadas con palabras rebuscadas o atractivas como lo hacen aquellos que se complacen en el orgullo de la sabiduría humana.

Las palabras son las expresiones de los pensamientos, y si Dios designo que la verdad fuera expresada en el lenguaje humano, tiene que haber una supervisión en las palabras que se usan, y las palabras que se emplean en las expresiones de las verdades divinas, tiene que cumplir con su cometido de expresar en verdad lo que se desea expresar. El Espíritu Santo, inspiró a los escritores de la Biblia, para que en cualquier idioma del mundo, el mensaje sea comprendido de la misma forma. El lenguaje de la Biblia, es un lenguaje sencillo, profundo, antiguo y cada día también es nuevo.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

La Biblia está escrita por hombres inspirados, pero no es la forma del pensamiento y de la expresión de Dios. Es la forma de la humanidad. Dios no está representado como escritor. Con frecuencia los hombres dicen que cierta expresión no parece de Dios. Pero Dios no se ha puesto a sí mismo a prueba en la Biblia por medio de palabras, de lógica, de retórica. Los escritores de la Biblia eran los escribientes de Dios, no su pluma. Considerad a los diferentes escritores.

No son las palabras de la Biblia las inspiradas, sino los hombres son los que fueron inspirados. La inspiración no obra en las palabras del hombre ni en sus expresiones, sino en el hombre mismo, que está imbuido con pensamientos bajo la influencia del Espíritu Santo. Pero las palabras reciben la impresión de la mente individual. La mente divina es difundida. La mente y voluntad divinas se combinan con la mente y voluntad humanas. De ese modo, las declaraciones del hombre son la palabra de Dios (Mensajes selectos, {1MS}, t. 1, p. 24).

La obra de Cristo era la de restaurar al hombre a su estado original, de sanarlo, a través del poder divino, de las llagas y lesiones causadas por el pecado. La parte del hombre consiste en aferrarse por fe a los méritos de Cristo y colaborar con las agencias divinas en la formación de un carácter recto, a fin de que Dios pueda salvar al pecador y a la vez ser justo, y que su santa ley sea vindicada.

El precio pagado por nuestra redención coloca un gran deber sobre cada uno de nosotros. Es nuestro deber entender lo que Dios requiere de nosotros y lo que él quiere que seamos…

Dios se revela en su Palabra (Fundamentals of Christian Education, p. 430).

“Porque las cosas que se escribieron antes, para nuestra enseñanza se escribieron, a fin de que por la paciencia y la consolación de las Escrituras, tengamos esperanza” (Romanos 15:4).

Decimos a cada alma: Estudien su Biblia como no la han estudiado nunca antes… Surja lo positivo de la verdad de los labios humanos, bajo la dirección del Espíritu Santo. Ruego a todos que velen y oren para que no caigan en tentación.

La obra que estamos realizando en el mundo significa mucho para todos nosotros. Hoy ocurre lo mismo que sucedió en los días de Noé, cuando se dio la invitación para que todos los que quisieran entraran en el arca. No sabemos cuán pronto se dará el último mensaje de amonestación y nuestros casos estarán decididos para la eternidad. Pero el Señor es misericordioso y extiende la invitación: “Venid, que ya todo está preparado” (Lucas 14:17) (Cada día con Dios, {CDCD}, p. 54).

7


Lección 1 // Martes 3 de enero____________________

EL ESPÍRITU SANTO Y LA VERACIDAD DE LAS ESCRITURAS

Mientras que la revelación es el acto sobrenatural por medio del cual Dios revela la verdad a seres humanos escogidos, la inspiración es la actividad del Espíritu Santo que salvaguarda la veracidad de lo que escribieron los autores humanos, a fin de que sus palabras tengan la plena aprobación de Dios. Dios aborrece el falso testimonio (Éxo. 20:16) y no puede mentir (Heb. 6:18); y es llamado el Dios de verdad (Sal. 31:5; Isa. 65:16). De manera similar, el Espíritu Santo es llamado “el Espíritu de verdad” (Juan 14:17).

Lee Salmo 119:160. ¿Qué nos enseña esto acerca de todo lo que Dios nos revela?

160 La suma de tu palabra es verdad, Y eterno es todo juicio de tu justicia.

Lee Juan 17:17. ¿Qué nos indica Jesús aquí acerca de la Palabra de Dios?

17 Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.

La Palabra de Dios es fidedigna y merece plena aceptación. No es tarea nuestra sentarnos a juzgar la Escritura; más bien, la Escritura tiene el derecho y la autoridad para juzgarnos a nosotros. “Ciertamente, la palabra de Dios es viva y poderosa, y más cortante que cualquier espada de dos filos. Penetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu, hasta la médula de los huesos, y juzga los pensamientos y las intenciones del corazón” (Heb. 4:12, NVI).

Aunque, por supuesto, la Biblia fue escrita por aquellos que vivían en momentos, lugares y culturas específicos (no podría haber sido de otro modo), no deberíamos usar ese hecho para diluir o descartar el mensaje de la Biblia para nosotros. Una vez que se abre esa puerta, la Biblia es sujeta a la determinación humana de lo que es la verdad. El resultado es que muchas personas, aunque aseveran creer en la Biblia, rechazan cosas tales como una creación en seis días, un diluvio universal, un nacimiento virginal, la resurrección corpórea de Jesús y la segunda venida literal; y estas son solo unas pocas de las verdades bíblicas que han sido desechadas por personas falibles que se sentaron a juzgar las Escrituras. Ninguno de nosotros debería tomar ese camino jamás.

¿Por qué es tan crucial que sometamos nuestro propio juicio a la Palabra de Dios, y no viceversa?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Día Martes y Miércoles

Si nos ponemos a buscar contradicciones en la Biblia las encontraremos. Los musulmanes, quienes son aferrados enemigos del cristianismo, dicen que en la Biblia hay 101 contradicciones, y por ésta razón califican la Biblia como un libro que no es verdadero. Muchas de esas contradicciones son dignas de nuestro estudio, pero la mayoría de ellas no, son simplemente diferentes fechas de la ascensión de los reyes al trono de Israel, que están basada en la forma que los escritores de la Biblia interpretaban las cosas. Por ejemplo, los reyes de Israel entraban a gobernar aun cuando su padre estaba vivo, esto lo hacían para que el nuevo rey, viera y obtuviera experiencia de su padre, en como gobernar a Israel. Algunos escritores ponen la fecha cuando el joven rey comenzó a reinar estando aun bajo la tutela de su padres, y otros escritores ponen la fecha cuando el rey joven comenzó a reinar por él solo, es decir cuando su padre murió, y él quedó al mando de Israel, ya sin la ayuda de su padre. Esto nos hace tener dos fechas diferentes, y parece que es una contradicción, pero en verdad no lo es, es simplemente una forma diferente de computar el tiempo.

Pero hay otras contradicciones bíblicas, que si merecen nuestro estudio, como por ejemplo:

1-Jesús tiene diferente horas en su crucifixión:

25 Era la hora tercera cuando le crucificaron. Marcos 15

14 Era la preparación de la pascua, y como la hora sexta. Entonces dijo a los judíos: ¡He aquí vuestro Rey! 15 Pero ellos gritaron: ¡Fuera, fuera, crucifícale! Pilato les dijo: ¿A vuestro Rey he de crucificar? Respondieron los principales sacerdotes: No tenemos más rey que César. 16 Así que entonces lo entregó a ellos para que fuese crucificado. Tomaron, pues, a Jesús, y le llevaron. Juan 19

Marcos dice que era la hora tercera y Juan dice que era la hora sexta. La diferencia es que Marcos está usando el reloj judío y Juan está usando el reloj romano. En el reloj judío el día comienza a la puesta del sol y termina a la puesta del sol, el día es dividido en varios segmentos, en el calendario el mediodía era comúnmente llamado la hora tercera .

El reloj romano es diferente, los segmentos eran mas largos. El reloj romano dividía el día en dos segmentos, uno de ellos era la noche y el otro segmento era el día. El día lo dividían en doce horas iguales, comenzando desde la salida del sol a las 6 de la mañana, terminando con la puesta del sola las 6 de la tarde. En el calendario romano la hora sexta es también el mediodía. Marcos escribía a su audiencia que era judía, pero la audiencia de Juan era una feligresía gentil, por lo tanto Juan usó el reloj romano en todo su evangelio y esto hace que haya una discrepancia en el nombre de las horas, aunque la hora en si, es la misma. ¡No hay contradicción!

2-María tiene diferente posición frente a la cruz

40 También había algunas mujeres mirando de lejos, entre las cuales estaban María Magdalena, María la madre de Jacobo el menor y de José, y Salomé, Marcos 15

25 Estaban junto a la cruz de Jesús su madre, y la hermana de su madre, María mujer de Cleofas, y María Magdalena. Juan 19

El tiempo de la crucifixión de Cristo duró tres horas, por lo tanto es normal que en esa tres horas, María pudo haber cambiado de posición frente a la cruz. Esta discrepancia es fácil de comprender, posiblemente a la hora de la crucifixión María estaba lejos de la cruz, para no presenciar ese momento de dolor, pero después de eso María se acercó a la cruz. En éste caso los dos escritos son verdaderos, lo que cambia es la hora que el escritor narró los hechos. Posiblemente Marcos vio a María lejos de la cruz, pero Juan estaba al pie de la cruz junto con María, cuando Jesús le pidió a Juan que se hiciera a cargo de su madre. ¿Hay contradicción? no, los testigos usan diferente horas, eso es todo.

3-¿Como murió Judas?

Y arrojando las piezas de plata en el templo, salió, y fue y se ahorcó. Mateo 27

 18 Este, pues, con el salario de su iniquidad adquirió un campo, y cayendo de cabeza, se reventó por la mitad, y todas sus entrañas se derramaron. Hechos 1

Mateo dice que Judas se ahorco y Lucas dice que Judas se despeñó. Elena de White explica que tanto Mateo como Lucas están correctos. Mateo dice que Judas fue y se ahorcó, Mateo fue testigo de verlo ahorcado. El testigo del libro de los Hechos ya no vio a Judas colgado, ese testigo lo vio despeñado, de acuerdo a Elena de White la soga con la que se ahorcó Judas en un momento dado se rompió, y Judas fue a parar al fondo de un barranco donde se reventó por mitad y sus entrañas se derramaron. Los dos escritos son verdaderos, la hora que los testigos pasaron por donde Judas se ahorcó fueron dos horas diferentes, por lo tanto la descripción de la escena también son diferentes, un testigo lo ve ahorcado y el otro lo ve despeñado. ¡No hay contradicción!

 4- ¿Cuáles fueron las palabras exactas del escrito en la cruz?

(a) “Este es Jesús, el rey de los Judíos” (Mateo 27:37)

(b) “El rey de los Judíos” (Marcos 15:26)

(c) “Este es el rey de los Judíos” (Lucas 23:38)

(d) “Jesús Nazareno, rey de los Judíos” (Juan 19:19)

Lucas y Juan nos dice que lo escrito en la cruz, estaban en tres idiomas: Griego, Latín y Hebreo.

Esta es la diferencia:

ESTE   ES      JESÚS,     EL       REY     DE       LOS    JUDIOS (Mateo)

                                           EL       REY     DE       LOS    JUDIOS (Marcos)

ESTE ES                           EL       REY     DE       LOS    JUDIOS (Lucas)

JESUS NAZARENO                   REY     DE       LOS    JUDIOS (Juan)

Era una costumbre de los romanos escribir en una tabla, la razón de la muerte de un crucificado, pero en éste caso se escribe en tres idiomas. El Latín era el idioma oficial de roma, idioma que denotaba poder, conquista, gobierno humano. El griego era el idioma internacional de la cultura, representaba sabiduría, arte y comercios. El Hebreo era el idioma de los judíos. ¿Cómo se dio ésta escritura? La Biblia dice que fue Pilato quien decidió lo que se había de escribir sobre la cruz de Cristo, pero cabe la posibilidad que el centurión romano le agregó los otros idiomas a la inscripción.

La mayoría de eruditos concuerdan que fue Juan quien tradujo del idioma Latín, IESUS NAZARENVS REX IVDAEORVM, que su abreviatura es INRI. La mayoría de pinturas del tiempo medieval toman ésta palabra para la crucifixión de Cristo.

También se concuerda que Lucas tomó el titulo del idioma griego, ya que Lucas dominaba perfectamente el griego antiguo y el escribe para la comunidad griega. La descripción en griego tiene 30 letras, y esto es posiblemente la razón que en el griego no se lee “Jesús Nazareno” ya que no había suficiente espacio, para una escritura larga

Mateo quien escribía para el mundo judío, posiblemente tomo su título del idioma Hebreo.

Marcos, tiene un estilo literario corto y su manera de escribir es en una forma abreviada. El libro de Marcos es el mas corto de los cuatro evangelios, ya que él omite varias sucesos importantes en su libro, como por ejemplo el nacimiento de Jesús, el sermón del monte y otra importante porciones que los otros evangelistas no omiten. Es fácil llegar a la conclusión que por su estilo literario. Marcos escoge la escritura mas abreviada posible,  e igual que Mateo hace su traducción usando  el idioma hebreo.

¿Contradicción? No, la primera posibilidad es que la descripción escrita en latín es la verdadera y también la original, y esa fue la que dictó Pilato.  También cabe la segunda posibilidad que el centurión romano agregó los otros dos idiomas, no traduciendo exactamente lo que se decía en el idioma latín, por falta de espacio en la tabla de madera.

Y esto nos lleva a la tercera posibilidad y es que  cada escritor de la Biblia escogió un idioma diferente para su traducción. Con la excepción de Marcos, que en su estilo literario todo lo hace abreviado. Pero a pesar de todo, el mensaje es el mismo, pueden estar incompletos el uno del otro, pero al final el mensaje es el mismo y no hay contradicción.

Esta es la verdad de todo: Todo aquel que quiera creer la Biblia, simple y sencillamente la va a creer; y todo aquel que no quiera creer en ella, buscará hasta la mas mínima escusa para no creer en ella.  Creer o no creer en la Biblia, eso es decisión de cada quien.

Hay muchas cosas que no entendemos de la Biblia, y posiblemente no las vamos a entender hasta que Cristo nos las explique cuando estemos en los cielos; por eso Pablo dice: “viendo como detrás de un velo”, por que hay muchas cosas, que por mas que nos esforcemos no las vamos a comprender.

¿Dejaremos de creer en la Biblia, solamente por que no comprendemos partes de ella? Esa es decisión de cada persona.

En la vida siempre habrán personas que atacaran la Biblia y siempre habrán personas que la defenderán, al final todos quedamos igual, la diferencia será en el día final, cuando todos seamos juzgados por la Palabra de Dios.

Entre una de las funciones de la Palabra de Dios es que servirá como norma de juicio para juzgarnos. Usualmente los humanos usamos la Biblia para juzgarla y decidir que es lo que está bueno o no en ella, ésta última es un gran riesgo de salvación, para todos aquellos que tienen ese comportamiento, ya que juzgar la Biblia, solamente nos conduce a la crítica y a la incredulidad. Hay muchas cosas de la Biblia que las podemos entender y hay muchas que no, esas cosas que no las podemos entender, son simplemente secretos que Dios no los quiso revelar a la comunidad humana.

Estaba un ateo diciéndole a un cristiano, que entre una de las farsas mas grandes de la Biblia, está la historia del pueblo de Israel cruzando el mar rojo. El ateo decía que para la fecha que el pueblo de Israel cruzo el mar, éste mar nunca estuvo hondo, lo mas profundo que logró alcanzar fue un pie de profundidad, es decir 12 pulgadas o 30 centímetros.

El ateo decía al cristiano que nosotros somos un pueblo ignorante, ya que no estudiamos y al no estudiar, fácilmente llegamos a creer las historias mas descabelladas que se nos puedan presentar.

El cristiano escuchaba atentamente al ateo, y cuando el ateo terminó su exposición, el cristiano le dijo al ateo: “ahora mas que nunca he creído en esa historia, pero la mas grande de todo, es que el Dios que nosotros creemos es un Dios todopoderoso.”

El ateo admirado preguntó: ¿Cómo puede ser eso? El Cristiano le dijo que el milagro de Dios fue mas grande, ya que no consistió en ayudar a a travesar a un pueblo en un mar que no era profundo, sino que el milagro consistió en que Dios pudo ahogar a todo un ejército, junto con sus caballos, en solamente unos pocos centímetros de profundidad.

Ante historias como la creación, el diluvio, el maná, el mar rojo, Jonás en el vientre del pez, la concepción de María por medio del Espíritu Santo, el nacimiento virginal de Jesús, los milagros de Jesús y de los apóstoles, la resurrección de Jesús, entre otros, hay muchas personas que por mas que quieran no lo pueden creer o se rehúsan a creer.

Todos los milagros de la Biblia no están escritos para que los expliquemos, ni para que los entendamos, ya que aunque intentemos no los podemos ni explicar ni los podemos comprender, esa es la razón precisa que son milagros.

Los milagros de la Biblia fueron escritos para que los aceptemos, si aceptamos los milagros de la Biblia, Dios puede obrar un milagro también en nuestras vidas. Si no podemos aceptar los milagros de la Biblia; ¿Cómo Dios puede obrar un milagro en nuestra vidas?

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El pecado entenebrece nuestras mentes y ofusca nuestras percepciones. Cuando el pecado es eliminado de nuestro corazón, la luz del conocimiento de la gloria de Dios en la faz de Jesucristo, que ilumina su Palabra y es reflejada por la naturaleza, declarará en forma más y más cabal que Dios es “misericordioso, y piadoso; tardo para la ira, y grande en benignidad y verdad” (Éxodo 34:6).

En su luz veremos luz, hasta que la mente, el corazón y el alma estén transformados a la imagen de su santidad.

Para quienes así se afirman en las divinas seguridades de la Palabra de Dios, hay maravillosas posibilidades. Ante ellos se extienden vastos campos de verdad, vastos recursos de poder. Cosas gloriosas serán reveladas. Se les manifestarán privilegios y deberes que no sospechaban en la Biblia. Cuantos anden por el sendero de la humilde obediencia, cumpliendo el propósito de Dios, sabrán más y más de los oráculos divinos.

Tome el estudiante la Biblia por su guía, permanezca firme en los principios, y entonces podrá aspirar a alcanzar cualquier altura. Todas las filosofías de la naturaleza humana han venido a parar en confusión y vergüenza, siempre que no han reconocido a Dios como el todo en todo. Pero la preciosa fe inspirada por Dios comunica fuerza y nobleza de carácter. Al espaciarse en su bondad, su misericordia y su amor, la percepción de la verdad será cada vez más clara; el deseo de la pureza de corazón y de la claridad de pensamiento será también más elevado y santo. Al morar el alma en la atmósfera pura del pensamiento santo, se transforma por su comunión con Dios mediante el estudio de su Palabra. La verdad es tan amplia, de tanto alcance, tan profunda y tan ancha, que el hombre se anonada. El corazón se enternece y se rinde a la humildad, la bondad y el amor (El ministerio de curación, {MC}, p. 370).

Jesús dijo: “Yo me santifico a mí mismo, para que también ellos sean santificados en la verdad” (Juan 17:19). “Tu palabra es verdad”. Por lo tanto, necesitamos familiarizarnos con la Palabra de Dios, estudiarla y practicarla en la vida… Negamos a Jesús como al que quita los pecados del mundo si, después de aceptar la verdad, no revelamos al mundo los efectos santificadores de la verdad en nuestro propio carácter. Si no somos hombres y mujeres mejores, si no somos más bondadosos, más compasivos, más corteses, más llenos de ternura y amor; si no manifestamos a otros el amor que indujo a Jesús a venir al mundo en misión de misericordia, no somos testigos ante el mundo del poder de Cristo (A fin de conocerle, {AFC}, p. 304).

8


Miércoles 4 de enero // Lección 1__________________________

EL ESPÍRITU SANTO COMO DOCENTE

El Espíritu Santo es importante no solo a la hora de revelar la Palabra escrita de Dios, sino también al ayudarnos a entenderla correctamente. Los seres humanos están limitados en su comprensión de la verdad; por naturaleza, están alienados de Dios (Efe. 4:18). Por eso, el mismo Espíritu que reveló e inspiró la Palabra de Dios es el que nos habilita para entenderla. El problema no es que la Biblia sea un libro oscuro, sino nuestra actitud manchada de pecado hacia Dios, quien se revela en la Biblia.

El Espíritu Santo es un maestro que desea guiarnos a una comprensión más profunda de la Escritura y a una apreciación gozosa de la Biblia. Él trae la verdad de la Palabra de Dios a nuestra atención y nos da vislumbres frescas de esas verdades, a fin de que nuestra vida pueda estar caracterizada por una fidelidad y una obediencia amantes a la voluntad de Dios. Sin embargo, esto solamente puede suceder si nos acercamos a la Biblia con un corazón humilde y dispuesto a ser enseñado.

Lee 1 Corintios 2:13 y 14. ¿Qué enseña el apóstol Pablo acerca de nuestra necesidad de interpretar espiritualmente las cosas espirituales?

13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo espiritual a lo espiritual. 14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque se han de discernir espiritualmente.

En nuestra comprensión de la Biblia, dependemos del Espíritu Santo. Sin el Espíritu Santo, no se discierne el sentido espiritual de las palabras bíblicas, sino solo su significado lingüístico. Más aún, como seres humanos pecadores, a menudo estamos en oposición a la verdad de Dios, no porque no la entendamos sino porque preferimos no seguirla. Sin el Espíritu Santo, no hay afecto por el mensaje de Dios. No hay esperanza ni confianza, y no hay respuesta de amor. Lo que el Espíritu trae a la vida está en armonía con la verdad ya proclamada en la Biblia.

“Las muchas opiniones contradictorias con respecto a lo que enseña la Biblia no surgen de ninguna oscuridad del libro mismo, sino de la ceguera y el prejuicio de parte de los intérpretes. Los hombres ignoran las sencillas declaraciones de la Biblia para seguir su propio raciocinio pervertido” (COES 25). ¿De qué manera tu orgullo ha sido una piedra de tropiezo que te ha impedido implementar la verdad de las Escrituras en tu vida? ¿En qué áreas de tu vida tus propios deseos te impiden aceptar la verdad de Dios para ti? ¿Cómo puedes aprender a entregarlo todo a Dios?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

La explicación está con el día martes.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Nicodemo vino al Señor pensando entablar una larga discusión con él sobre puntos de menor importancia, pero Jesús expuso los primeros principios de la verdad, y mostró a Nicodemo que lo que él más necesitaba era humildad de corazón, un espíritu susceptible de enseñanza, un corazón nuevo; que si quería entrar en el reino de Dios tenía que nacer otra vez. Y, ¿no hay en la escuela sabática quienes ocupan puestos de responsabilidad que se irritarían y fastidiarían si yo les dijera que aunque son maestros de Israel, también necesitan nacer de nuevo? Nicodemo se extrañó de que Cristo le hablara en la forma en que lo hizo, sin respetar su posición de dirigente en Israel, y no estaba preparado para recibir la verdad, contestando a Cristo con palabras llenas de ironía. “Dícele Nicodemo: ¿Cómo puede el hombre nacer, siendo viejo? ¿Puede entrar otra vez en el vientre de su madre, y nacer?” El reveló el hecho, como lo hacen muchos cuando la verdad cortante toca en lo vivo de su conciencia, de que el hombre natural no recibe las cosas del Espíritu de Dios. No hay nada en ellos que responda a las cosas espirituales, porque las cosas espirituales se disciernen espiritualmente. Pero aunque Nicodemo no comprendió sus palabras, Jesús no se impacientó ni se desanimó, sino que procuró hacer más clara su exposición de la verdad. Con solemne y tranquila dignidad, Jesús repitió sus palabras de una manera que le convencería de que eran verdad: “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere del agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios. Lo que es nacido de la carne, carne es; y lo que es nacido del Espíritu, espíritu es. No te maravilles de que te dije: Os es necesario nacer otra vez” (Consejos sobre la obra de la escuela sabática, {COES}, p. 71).

¿No dijo Dios que concedería el Espíritu Santo, a los que lo pidieran? En la actualidad, ¿no es acaso el Espíritu alguien real, verdadero y guía fiel? Hay creyentes a los que les parece una presunción tomar al pie de la letra esta promesa. Oran al Señor para que les enseñe, y sin embargo se resisten a dar crédito a la promesa de Dios y a creer que fuimos instruidos por él para reclamarla. Si acudimos a nuestro Padre celestial con humildad, con fervor y la mejor disposición para aprender, ¿por qué poner en duda el cumplimiento de su promesa? Ni por un momento debemos desconfiar de él, porque eso significa deshonrarlo.

Cuando usted busque descubrir sus designios, su parte en esta relación con Dios consiste en creer que será guiado y bendecido al hacer su voluntad. Debemos desconfiar de nosotros mismos, no sea que interpretemos mal sus enseñanzas; aun esto podemos hacerlo objeto de nuestras oraciones, y confiar hasta lo sumo que el Espíritu nos guiará a interpretar correctamente sus planes y la obra de su providencia (Recibiréis poder, {RP}, p. 116).

No profundizamos lo suficiente en nuestra búsqueda de la verdad. Cada alma que cree en la verdad presente será puesta en circunstancias en las que se le requerirá que dé razón de la esperanza que hay en ella. Los hijos de Dios tendrán que hallarse ante reyes, príncipes, gobernantes y grandes de la tierra, y éstos deberán saber que los hijos de Dios saben con certeza lo que es la verdad. Deben ser hombres y mujeres convertidos. Dios puede enseñaros más en un momento, mediante su Espíritu Santo, que lo que podríais aprender de los grandes hombres de la tierra. El universo contempla la controversia que se desarrolla en la tierra. A un costo infinito, Dios ha provisto una oportunidad para que cada hombre sepa lo que lo hará sabio para la salvación. ¡Cuán ansiosamente miran los ángeles para ver quién aprovechará de esa oportunidad!

Cuando se presenta un mensaje a los hijos de Dios, no deben levantarse en oposición contra él. Debieran ir a la Biblia, para compararlo con la ley y el testimonio, y si no soporta esta prueba, no es verdadero. Dios quiere que se expandan nuestras mentes. Quiere revestirnos con su gracia. Podemos disfrutar de un festín diario de cosas buenas, pues Dios puede abrir todos los tesoros del cielo para nosotros (Mensajes selectos, {1MS}, t. 1, p. 486).

9


Lección 1 // Jueves 5 de enero____________________________

EL ESPÍRITU SANTO Y LA PALABRA

El Espíritu Santo, que ha revelado e inspirado el contenido de la Biblia a los seres humanos, no nos guiará contrariamente a la Palabra de Dios en ningún aspecto.

Lee Juan 5:39, 46 y 47; y Juan 7:38. ¿A qué autoridad se refiere Jesús en estos textos? ¿De qué manera confirma la Biblia que Jesús es el Mesías?

Juan 5

39 Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;

46 Porque si creyeseis a Moisés, me creeríais a mí, porque de mí escribió él.

47 Pero si no creéis a sus escritos, ¿cómo creeréis a mis palabras?

Juan 7

38 El que cree en mí, como dice la Escritura, de su interior correrán ríos de agua viva.

Algunas personas afirman tener “revelaciones” e instrucciones especiales del Espíritu Santo que son contrarias al claro mensaje de la Biblia. Para ellos, el Espíritu Santo ha alcanzado un nivel de autoridad mayor que la Palabra de Dios. Cuandoquiera que la Palabra inspirada y escrita de Dios sea anulada, y se evada su claro mensaje, estaremos caminando por terreno peligroso y no estaremos siguiendo al Espíritu de Dios. Únicamente la Biblia es nuestra salvaguardia espiritual. Solamente la Biblia es una norma confiable para todo asunto de fe y práctica.

“Por medio de las Escrituras, el Espíritu Santo habla a la mente y graba la verdad en el corazón. Así expone el error y lo expulsa del alma. Por el Espíritu de verdad, obrando por la Palabra de Dios, es como Cristo subyuga a sí mismo a sus escogidos” (DTG 624).

Elena de White ha dejado muy en claro que “el Espíritu no fue dado –ni puede jamás ser otorgado– para invalidar la Biblia; pues las Escrituras declaran explícitamente que la Palabra de Dios es la regla por la cual toda enseñanza y toda manifestación religiosa debe ser probada” (CS 11).

El Espíritu Santo nunca es dado en reemplazo de la Palabra de Dios. Más bien, trabaja en armonía con la Biblia, y a través de ella, para atraernos a Cristo y hacer así de las Escrituras la única norma de espiritualidad bíblica auténtica. Podemos estar seguros de que, cuando aparece alguien haciendo afirmaciones que contradicen la Palabra de Dios, esa persona no está hablando la verdad. No podemos juzgar los corazones ni los motivos. No obstante, sí podemos juzgar la teología; y la única norma que tenemos para hacerlo es la Palabra de Dios.

¿Cuáles son algunas de las enseñanzas claramente contrarias a la Palabra de Dios que ciertas personas están intentando promover en la iglesia? ¿Cuál debería ser nuestra respuesta a (1) las personas que promueven estos errores y (2) los errores mismos?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Al final de la lección del día de hoy, se hacen tres preguntas muy interesantes y dicen: “¿Cuáles son algunas de las enseñanzas claramente contrarias a la Palabra de Dios que ciertas personas están intentando promover en la iglesia? ¿Cuál debería ser nuestra respuesta a (1) las personas que promueven estos errores y (2) los errores mismos?”

Personalmente yo no creo que nosotros tenemos problemas con hermanos que enseñan otras doctrinas en nuestras iglesia, si es cierto que muchas veces hemos escuchado a hermanos que desde el púlpito comenten errores teológicos en sus clases o en sus sermones, pero no pasa mas de eso. La mayoría de veces es solamente un error teológico, que con un poquito de ayuda es fácilmente corregido.

Vuelvo y repito mi opinión personal: nuestro mas grande problema, yo creo que el es fanatismo que existe en nuestra iglesia. Las divisiones que han ocurrido en nuestras iglesias, la mayoría de ellas, son un resultado de personas fanáticas, tratando de imponer su forma de pensar, y no precisamente una doctrina.

Yo pueda llevar una vida espiritual completamente rigorosa, pero eso lo puedo hacer solamente conmigo mismo. El problema del fanático, es que trata de imponer ese sistema de vida a su espos@, a sus hij@s, o a su iglesia. Si usted es una de esas personas que quiere imponer su idea o un sistema de vida religioso rigoroso a otra persona, entonces sin ninguna duda usted se ha ganado el título de “fanático religioso”

El fanático religioso por regla general tiene problemas de concupiscencia, y lo trata de cubrir con otro problema mas serio como lo es la hipocresía. El fanático religioso no puede vivir a la altura de su vida espiritual rigorosa, y al no poder estar a la altura de su rigor, recurre a la hipocresía para cubrir su error espiritual. Pero el problema mas grande del fanático religioso, es que quiere imponer a otros ese sistema de vida que ni él mismo puede llevar.

Gracias a la intervención de los fanáticos religiosos, encontramos esposas decepcionadas, hijos amargado que sueñan con alcanzar la edad madura, salir de la tutela de los padres para poder irse de la iglesia y nunca mas volver a ese “infierno espiritual” que sus padres les han impuesto. Gracias a los fanáticos religiosos, encontramos cientos de iglesias marchitas, que no prosperan, que no tienen vida, por que todo lo que otras personas hacen a favor de la iglesia, el fanático religioso lo tilda como un pecado, o como algo incorrecto.

Una de las cosas dignas de mencionar es que la mayoría de nuestros pastores no son fanáticos religiosos, pero tenemos un grupo de personas que se ganan la medalla de oro del fanatismo en nuestras iglesias y ellos son los ancianos de iglesias (siempre existe la excepción). Aparentemente los ancianos de iglesia no pueden discernir entre lo que es correcto y lo que es extremo, ellos siempre llevan al extremo, las cosas que son buenas y santas. Si usted pone mucha atención, va a descubrir que en cada iglesia, siempre existe por lo menos un anciano de iglesia que es fanático, es triste cuando el fanático es mas de uno, y es raro cuando no hay ni un fanático.

En ésta lección solamente voy a tocar un punto, donde un fanático no está completamente correcto.

Los pantalones en la mujer:

La historia dice con toda claridad, que los pantalones es una prenda de vestir femenina, no masculina. Los registros de los primeros pantalones que se usaron en la historia de éste mundo se encuentran en las zonas montañosas del Tibet. Esos pantalones eran diseñados y usados como una prenda femenina, eran hechos de lana y tenían tres propósitos fundamentales: protección en contra del frío, protección en contra del polvo y libertad de movimiento en la mujer.

Del Tibet, ésta prenda es exportada al mundo femenino de Persia, (Irán en nuestros días) y las mujeres comenzaron a usar pantalones en toda la región de Persia. De Persia el pantalón es exportado al mundo femenino de Europa y en Europa se le agrega un uso mas al pantalón, ya que el pantalón se vuelve la prenda preferida e indispensable para montar a caballo o transportarse en carreta. Las mujeres ESCITAS (Ucrania, Bulgaria y Rumanía de nuestros días) usaban el pantalón y esto les permitía montar a caballo libremente y acompañar y luchar al lado de sus esposos en las guerras. Cuando el pueblo escita fue conquistado por los romanos, los romanos copiaron el pantalón de las mujeres escitas, y ellos lo introdujeron en el ejército romano como una prenda masculina, muy ideal para las guerras y especialmente para montar a caballo. Toda ésta historia se registra mas de 500 años antes que naciera Jesús.

Tanto los romanos, como los griegos y los judíos no usaban pantalón; mujeres y hombres usaban túnicas, incluyendo a nuestro Señor Jesucristo y todos los apóstoles. Cuando la Biblia habla que el hombre no usará prenda de mujer o viceversa, no está hablando de pantalones o faldas, está hablando de túnicas.

De Europa ésta prenda pasa a los Estados Unidos, donde la mujer usa los pantalones para protegerse del frío de norte, o para protegerse del polvo en los estados del sur, o para montar a caballo, tal como se hacía en Europa.

Volviendo a Europa, en Europa el pantalón sufre un cambio notable, el hombre lo toma prestado de la mujer y lo convierte en una prenda masculina. Esto comenzó en Francia específicamente para la revolución francesa que sucedió al final de los años 1700.

Ponga atención hermano; para ésta fecha, en Francia y en casi toda Europa el hombre no usaba pantalones. El hombre usaba faldas, usaba pelucas, se maquillaba la cara y usaba zapatos de tacón alto. Esta manera de vestir aun le ha quedado a algunos países y algunas regiones de Europa, y el ejemplo de esto lo tenemos en países como Escocia. En nuestros días modernos podemos ver ciertas películas, donde los hombres aparecen pintados, con faldas, con pelucas y con zapatos de tacón alto, a muchos de nosotros se nos viene la idea de que era afeminados, pero no era así, esa era la forma de un hombre de vestirse naturalmente.

Pues en Francia el hombre decide “FEMINIZARSE”, prestando a al mujer una de sus prendas como lo era el pantalón. Esos pantalones eran apretados de la cintura y de los tobillos, pero eran excesivamente flojos de las piernas, dando la impresión de ser globos desinflados, a esto se le llamaban pantalonetas. Tomo mucho tiempo para que el pantalón tomara auge en el hombre, ya que para ese tiempo que un hombre vistiera pantalón era considerado ridículo y muy afeminado.

En los años 1600 se inventan los botones, y el uso de botones en los pantalones era algo no aceptado y en muchos casos era algo vulgar y despectivo.

A mitad de los años 1800, Elizabeth Smith Miller, inventó para la mujer, un pantalón que se podía usar debajo de la falda. Este estilo de prenda fue popularizado por Amelia Bloomer. Estos “bloomers” llamaron la atención de la prensa, quienes ridiculizaron su estilo. Esto dio origen a la prenda de vestir íntima de la mujer llamada “bloomer” La palabra “bloomer” en verdad no es una prenda, sino un apellido. Al final de los 1800, el “bloomer” se había convertido en una prenda íntima, indispensable de la mujer. La palabra “bloomer” se tomó prestada del ingles y se convirtió en español, y es lo que nosotros comúnmente llamamos en la actualidad “blumer”

Los Jeans o pantalones de mezclilla son introducidos al final de los 1800, para los buscadores de oro en el estado de California. Estos fueron introducidos como un prenda de trabajo tanto para hombre como para mujeres. Los “Jeans” fueron adoptados por los mineros y los agricultores, volviéndose hasta los días actuales en una de las prendas favoritas tanto de hombre como de mujeres.

Al principio de los 1900 fue inventado el zíper, pero fue hasta 1950 donde se comenzó a usar el zíper de una manera libre y sin prejuicio, ya que el zíper, era visto por muchos como algo indecoroso, provocativo y sensual. Los zíperes se comenzaron a usar solamente en los pantalones de los hombre, ya que las normas de modestia femenina de los años 40’s y 50’s, catalogaban el zíper en el vestido de una mujer, como una amenaza a la modestia femenina, por su rápida apertura y por la pronta liberación de la ropa de la mujer.

En el siglo de los 1800, las mujeres de Estados Unidos dejan el pantalón y comienzan a vestir solamente vestidos.

Era una época de florecimiento y riqueza en los Estados Unidos, y las mujeres comenzaron a lucir esos vestidos esplendorosos, que eran muy apretados de la cintura, pero con faldas inmensamente amplias y adornadas muy cuidadosamente y detalladamente, siempre eran acompañados con un hermoso sombrero de plumas o con una sombrilla de colores.

Para el principio de los 1900, debido al tanto uso de esos hermosos vestidos, los pantalones en la mujer, ya no son aceptados mas, en la cultura Norte Americana. No se permitían en las calles, en las oficinas o en las escuelas, solamente se permitían para el uso en el hogar. La historia registra que en varios estados, se prohibió el uso de pantalones por la mujer en lugares públicos y hay registro de muchas mujeres que fueron a parar a la cárcel, por no acatar ésta ley de vestimenta.

Fue precisamente en éste tiempo, en la primera mitad del siglo de los 1900, donde todos los misioneros Adventistas partieron desde los Estados Unidos a toda Latino América y a otras partes del mundo, enseñándonos el hermoso mensaje que ahora conocemos. Entre una de las cosas que también nos enseñaron fue el no usar el pantalón en la mujer, no por que era una prohibición bíblica, sino por que era un asunto cultural de los Estados Unidos para esos días. Hoy la cultura Norte Americana ha vuelto a aceptar el pantalón en la mujer, y nuestras hermanas Adventistas de los Estados Unidos, usan el pantalón con libertad de conciencia, tanto en la casa como en la iglesia. Sin embargo nuestra cultura hispana se ha quedado con ésta prohibición, y muchos de nuestros hermanos elevan éste problema al mismo grado de pecado, cuando esto no tiene nada que ver con la Biblia, sino que con cultura. Recuerde que la Biblia fue escrita para personas que vestían túnicas, no pantalones y faldas.

¿Qué estamos tratando de decir aquí?; ¿Qué la mujer use pantalón? No, eso es asunto de conciencia de cada hermana de nuestra iglesia, y nadie tiene derecho de decirle que si o no, a ninguna de nuestras hermanas, con respecto a éste tema. El evangelio nunca se impone, el evangelio nace en el corazón por el trabajo del Espíritu Santo. La iglesia católica hizo el experimento de imponer el evangelio por la fuerza, por el castigo y la persecución, e inclusivo la muerte, y los resultados fueron terribles.

Muchos de nuestros padres “fanáticos” también trataron de imponer el evangelio a sus hijos, y como resultado la mayoría de esos muchachos se han marchado de la iglesia.

Lo que estamos tratando aquí es de darle información; ya que el fanatismo en su mayoría de veces tiene dos fuentes, una de ellas es la concupiscencia y la otra es la ignorancia.

La concupiscencia es un problema espiritual del corazón y de la mente, aquellos que tienen problemas con las “faldas” tendrán el mismo problema ya sea que nuestras hermanas usen faldas o pantalones, su corazón siempre se desviaran al pecado.

Pero hay otros que son fanáticos por ignorancia, por que no leen, y no se informan, para eso estamos aquí para darles información para que no peque por ignorancia. La falta de información nos conduce al extremismo o al fanatismo, y el fanatismo le hace mucho daño a nuestras esposas, hijos e iglesias.

Otras de las cosas que los pioneros Norte Americanos, nos dejaron como herencia es la forma como se lleva a cabo la Escuela Sabática. En esos años ellos nos enseñaron a desarrollar la Escuela Sabática de una manera muy infantil. Usando flores, frutas, plantas y muchas ilustraciones. Hasta ahora nuestros directores de Escuelas Sabáticas gastan los preciosos minutos de escuela sabática en cosas tan sencillas, superfluas, alimentándonos todavía con leche espiritual, y cuando llega el momento mas importante que es el de repasar la lección, solo dejan unos 15 a 20 minutos.

A ésta fecha, las iglesias en Estados Unidos de habla inglesa, ya cambiaron su manera de realizar las escuelas sabáticas. Tienen el servicio de canto, dan la bienvenida, el himno y la oración, tiene una música especial, y tienen unas palabra de meditación o el misionero, que no pasa mas de 5 minutos. Inmediatamente pasan al repaso de la lección, dando a las clases y sus maestros desde 45 minutos hasta 1 hora para el estudio de la lección. Por nuestra cultura, nosotros el mundo hispano, seguimos estancados en la manera que los pioneros nos enseñaron casi 100 años atrás.

Les invitamos a los directores de Escuela Sabática, a hacer cambios para bien, a dejar la leche espiritual que por años ha alimentado a los miembros de Escuela Sabática y a comenzar a dar las viandas espirituales que la iglesia tanto necesita. Ya no es hora de leche espiritual, ya es hora de que la iglesia comience a ingerir las viandas espirituales.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Las joyas de la verdad yacen dispersas por el campo de la revelación; pero han sido sepultadas bajo tradiciones humanas, bajo dichos y mandamientos de hombres; y la sabiduría del cielo ha quedado casi ignorada. Satanás ha logrado hacer creer al mundo que las palabras y las adquisiciones de los hombres son de grande consecuencia. Hay venas de verdad que descubrir todavía; pero las cosas espirituales se disciernen espiritualmente. Un pasaje de la Escritura resultará ser una llave que abrirá otros pasajes, y de esta manera la luz se derrama sobre el significado oculto de la Palabra. Comparando diferentes textos que tratan del mismo tema, considerando su relación mutua, quedará en evidencia el verdadero significado de las Escrituras (Consejos para los maestros, {CM}, p. 422).

En las enseñanzas que dio cuando estuvo personalmente aquí entre los hombres, Jesús dirigió los pensamientos del pueblo hacia el Antiguo Testamento. Dijo a los judíos: “Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí” (Juan 5:39). En aquel entonces los libros del Antiguo Testamento eran la única parte de la Biblia que existía. Otra vez el Hijo de Dios declaró: “A Moisés y a los profetas tienen: óiganlos.” Y agregó: “Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán, si alguno se levantare de los muertos” (Lucas 16:29, 31).

La ley ceremonial fue dada por Cristo. Aun después de ser abolida, Pablo la presentó a los judíos en su verdadero marco y valor, mostrando el lugar que ocupaba en el plan de la redención, así como su relación con la obra de Cristo; y el gran apóstol declara que esta ley es gloriosa, digna de su divino Originador. El solemne servicio del santuario representaba las grandes verdades que habían de ser reveladas a través de las siguientes generaciones. La nube de incienso que ascendía con las oraciones de Israel representaba su justicia, que es lo único que puede hacer aceptable ante Dios la oración del pecador; la víctima sangrante en el altar del sacrificio daba testimonio del Redentor que había de venir; y el lugar santísimo irradiaba la señal visible de la presencia divina. Así, a través de siglos y siglos de tinieblas y apostasía, la fe se mantuvo viva en los corazones humanos hasta que llegó el tiempo del advenimiento del Mesías prometido.

Jesús era ya la luz de su pueblo, la luz del mundo, antes de venir a la tierra en forma humana. El primer rayo de luz que penetró la lobreguez en que el pecado había envuelto al mundo, provino de Cristo. Y de él ha emanado todo rayo de resplandor celestial que ha caído sobre los habitantes de la tierra. En el plan de la redención, Cristo es el Alfa y la Omega, el Primero y el Último (Patriarcas y profetas, {PP}, p. 383).

En cada época hay un nuevo desarrollo de la verdad, un mensaje de Dios al pueblo de esa generación. Las viejas verdades son todas esenciales; la nueva verdad no es independiente de la vieja, sino un desarrollo de ella. Es únicamente comprendiendo las viejas verdades como podemos entender las nuevas. Cuando Cristo deseó revelar a sus discípulos la verdad de su resurrección, comenzó “desde Moisés, y de todos los profetas”, y “declarábales en todas las Escrituras lo que de él decían”. Pero es la luz que brilla en el nuevo desarrollo de la verdad la que glorifica lo viejo. Aquel que rechaza o descuida lo nuevo no posee realmente lo viejo. Para él la verdad pierde su poder vital y llega a ser solamente una forma muerta (Palabras de vida del gran Maestro, {PVGM}, p. 98).

10


Viernes 6 de enero // Lección 1___________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Lee “Nuestra única salvaguardia”, El conflicto de los siglos, pp. 579-588; y “No se turbe vuestro corazón”, El Deseado de todas las gentes, pp. 617-635.

Piensa en toda la verdad que conocemos solamente porque nos ha sido revelada en la Biblia. Piensa, por ejemplo, en la Creación. Qué contraste entre lo que la Palabra de Dios enseña acerca de cómo fuimos creados y lo que la humanidad afirma al respecto (es decir, que llegamos a existir por medio del proceso que ahora se llama “la síntesis neodarwiniana”). ¡Observa cuán equivocados están los seres humanos! Piensa, además, en la segunda venida de Jesús y la resurrección de los muertos al fin del tiempo. Estas son verdades que nunca podríamos aprender por nuestra cuenta. Deben sernos reveladas; y lo son, en la Palabra de Dios, que fue inspirada por el Espíritu Santo. De hecho, la verdad más importante de todas, que Jesucristo murió por nuestros pecados, y que somos salvos por fe en él y sus obras por nosotros, es una verdad que nunca habríamos podido dilucidar por nuestra cuenta. Lo sabemos únicamente porque nos fue revelado. Piensa en otras verdades que sabemos solamente porque nos han sido dichas por medio de la Palabra de Dios. El hecho de que tales verdades cruciales se encuentren únicamente en la Biblia ¿qué nos debería decir acerca de cuán central debe ser la Palabra de Dios en nuestra vida?

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. ¿Por qué, respecto de las cuestiones espirituales, la Biblia es una guía más segura que las impresiones subjetivas? ¿Cuáles son las consecuencias cuando no aceptamos la Biblia como la norma según la cual probamos toda enseñanza e incluso nuestras experiencias espirituales?
  2. A menudo escuchamos la palabra “verdad” utilizada en una variedad de contextos. En la clase, hablen sobre el concepto de “verdad”: lo que es verdadero o no, y qué significa que digamos que algo es “verdadero”. Reflexionen: ¿Qué significa que algo sea verdadero?
  3. ¿De qué manera debería reaccionar tu iglesia si alguien afirma tener “nueva luz”?
  4. Analiza la diferencia radical entre lo que la Biblia enseña sobre el modo en que fuimos creados y lo que propone la sabiduría humana. Lo que afirma la sabiduría humana, es decir, la última comprensión sobre la Teoría de la Evolución, es completamente contrario al mensaje de la Biblia. ¿Qué nos debería decir eso acerca de por qué tenemos que confiar en la Biblia por sobre todo lo demás?

11


Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2015

10 pensamientos en “LECCIÓN 1 – EL ESPÍRITU Y LA PALABRA – PARA EL 7 DE ENERO DE 2017

  1. Es muy buena la lección solo le falta ponerle espacio para responder las preguntas que son para cada día.

  2. En forma Particular para mi es una bendición de Dios el hermano que se da tiempo de Publicar comentarios de la Lección de Escuela Sabática para enriquecer espiritualmente a los miembros alumnos de nuestra Iglesia Adventista realmente nos ayuda mucho Dios Bendiga al hermano y seguiremos orando por el hermano parta que Dios ilumine la sabiduría

  3. Hola Hermano, me parece muy interesante sus comentarios.
    Solo quería aportar algo, y es que cuando habla de fanatismo, no debe olvidar que la hermana White, dice que cuando los hijos de Dios decidan vivir el Escrito está, serán tildados de excéntricos y fanáticos.
    Solo quería apuntar este detalle para meditar. No recuerdo dónde está la cita ahora en estos momentos, Dios le bendiga!

    • Muy correcto su comentario. El problema mas grande del fanático es el que impone su manera de pensar. Si usted no impone su manera de pensar, usted es rigido espiritualmente y eso está bien, si usted asi lo ha decidido vivir.
      Pero cuando nuestros hermanos comienzan a imponer ideas o sistemas de vidas, eso es la prueba mas grande del fanatismo.
      Es muy diferente cuando personas de afuera de nuestra religión nos llaman fanaticos. Es totalmente diferente cuando dentro de nuestra misma religion de “fanaticos” descubrimos que hay fanáticos.
      ¿Cómo le llamarían los de otras religiones a los fanáticos de nuestra religión fanática? Posiblemente estamos peor que los musulmanes…

  4. Hola, me gustaría añadir algo, que creo es importante, al comentario sobre el fanatismo.
    Es verdad lo que comentas, pero también, los tibios, pueden llamarte fanático. Una cita de Elena White, ahora mismo no recuerdo dónde está,dice así: Cuando los hijos de Dios decidan vivir el escrito está, serán tildados de excéntricos y fanáticos. Creo que es importante tener esto en cuenta. Dios le bendiga

    • Muy correcto su comentario. El problema mas grande del fanático es el que impone su manera de pensar. Si usted no impone su manera de pensar, usted es rigido espiritualmente y eso está bien, si usted asi lo ha decidido vivir.
      Pero cuando nuestros hermanos comienzan a imponer ideas o sistemas de vidas, eso es la prueba mas grande del fanatismo.
      Es muy diferente cuando personas de afuera de nuestra religión nos llaman fanaticos. Es totalmente diferente cuando dentro de nuestra misma religion de “fanaticos” descubrimos que hay fanáticos.
      ¿Cómo le llamarían los de otras religiones a los fanáticos de nuestra religión fanática? Posiblemente estamos peor que los musulmanes…

  5. hermano Tony buenas noches, un Feliz año 2017 para Ustedes todo su equipo, Dios los siga iluminando y nos siga impartiendo su enseñanza semana a semana. y que a pesar de los fragiles e impotentes que somos y existan innumerables situaciones, tenemos promesa maravillosa que nos lleva a encontrar en Dios la paz que necesitamos para enfrentar y salir victoriosos e los desafíos de la vida. ( Isaias 26:4)

    EXITOS Y AMEN POR LOS PLANES QUE DIOS TENGA PARA USTEDES. Bendiciones

    HRMANA GINA BARINAS VENEZUELA

    ________________________________

  6. Dios te siga bendiciendo igual a la familia garcia y su equipo de trabajo es grande la enseñanza que nos trae semana tras semana eso me a ayudado a leer bastante y sin querer leer escritos de elena white y e visto crecimiento y sabiduria. Dios los capacite cada dia para llevar las enseñanzas de su palabra a traves de este medio. y tambien en cierto hay que saber de la historia y mas cuando se trata de profecias¡ Dios les bendiga y estemos firme para su segunda venida

  7. Hola buenos días Que el señor los este bendiciendo grandemente una pregunta donde puedo encontrar el material como este pero del segundo trimestre ya lo busque y nada será que me lo pueden mandar a mi correo

  8. Hola buenos días ir Dios los este bendiciendo grandemente una pregunta donde puedo encontrar el material del segundo trimestre y ya tengo rato buscado pero no lo encontrado cera amable de mandarmelo a mi correo gracias Dios los bendiga hoy y siempre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s