Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 6 – SUFRIR POR CRISTO – PARA EL 6 DE MAYO DE 2017

76 comentarios



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


Image result for saint peter and jesus

“Jesús lava los pies a Pedro” por Ford Madox Brown, Inglaterra (1821-1893)

Los pensamientos pertenecientes a “Escuela Sabática para Maestros” no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional o mundial. Este es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer extra información a la Lección de Escuela Sabática, para que le sea de ayuda al maestro para poder entender y explicar de una manera mas clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversia-les, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de su ayuda o de su agrado, le pedimos por favor, que sencillamente lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


NOTA

Estimados hermanos en Cristo, después de haber leído sus mensajes, tanto los públicos, como los privados, hemos llegado a la conclusión que es una terrible pérdida espiritual, el parar el estudio de “Escuela Sabática para Maestros.”

Realmente no sabíamos el impacto y la ayuda que genera nuestro estudio, tanto con los miembros de nuestra iglesia, como con personas de otras religiones, o personas sin religión. Por lo tanto les queremos informar, que nuestro estudio continuará, normalmente como lo hemos estado haciendo desde el año 2014.

Deseamos aclarar algunas dudas que existen en nuestros miembros lectores:

La primera es que nadie se nos opone a nuestro ministerio. Hasta el día de hoy, no hay nadie de la organización que nos halla llamado o se haya comunicado con nosotros, exigiéndonos que paremos con nuestro ministerio, o que cambiemos nuestra manera de escribir o de explicar la Biblia. Nuestra iglesia, es la iglesia que sostiene la verdad, y la verdad habla por ella sola. El acto de tratar de silenciar a alguien va en contra de las leyes humanas y también va en contra de la ley suprema divina de libertad, que el cielo nos ha conferido. Por lo tanto, deseamos dejar en claro que no tenemos la oposición de ningún oficial de nuestra iglesia, ni alto, ni bajo, ellos también creen que “donde está el Espíritu de Dios, allí hay libertad”

El segundo punto que deseamos aclarar es que no habíamos pensado parar nuestro ministerio, por problemas económicos. Todo lo contrario de eso, nuestro ministerio lo podemos llevar adelante, por que Dios ha sido y es tan bueno con nosotros, dándonos ricas bendiciones del cielo. Gracias a los hermano que han estado dispuestos a suplir con ayuda económica éste ministerio, del fondo de nuestro corazón se los agradecemos, pero en realidad, era el problema de las horas laborales, fue lo que nos empujó a tomar esa decisión. Ese problema aun sigue estando, pero tenemos la fe, que de alguna manera, lo lograremos sobrellevar; no se olviden de orar por esto.

Servirles a ustedes con nuestro ministerio, nos ha traído extras bendiciones. Son miles de hermanos que constantemente nos llevan en sus oraciones, son miles de hermanos que nos desean bendiciones del cielo, y todo eso, de una manera u otra nos alcanza de una forma maravillosa.

Solo nos resta agradecerles por sus cartas de amor, y decirles que todos  ustedes son unas grandes seductores. Nos ha tocado  repetir lo que le dijo Jeremías al Señor, en Jeremías 20: Me sedujiste, oh Jehová, y fui seducido; más fuerte fuiste que yo, y me venciste… no obstante, había en mi corazón como un fuego ardiente metido en mis huesos; traté de sufrirlo, y no pude.”

 Un abrazo y un beso santo a la distancia, para todos ustedes.

 Gabriel, Giselle, Glenda y Tony García


Lección 6: Para el 6 de mayo de 2017

SUFRIR POR CRISTO

Sábado 29 de abril________________________________________________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: 1 Pedro 1:6; 3:13-22; 2 Timoteo 3:12; 1 Pedro 4:12-14; Apocalipsis 12:17; 1 Pedro 4:17-19.

PARA MEMORIZAR:

“Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas” (1 Ped. 2:21).

LA HISTORIA DE LA PERSECUCIÓN en los primeros siglos del cristianismo es bien conocida. La Biblia misma, especialmente el libro de Hechos, provee un panorama de lo que le esperaba a la iglesia. La persecución, con el sufrimiento que conlleva, también era claramente una realidad presente en la vida de los cristianos a los que escribe Pedro.

En el primer capítulo, Pedro comenta que, “aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo” (1 Ped. 1:6, 7). Casi el último comentario en la carta también trata sobre la misma idea: “Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca” (1 Ped. 5:10).

Dentro de la corta epístola, hay no menos de tres pasajes extensos que hablan sobre los sufrimientos de los lectores por Cristo (1 Ped. 2:18-25; 3:13-21; 4:12-19). No se puede negar, entonces, que el sufrimiento causado por la persecución es una temática importante en 1 Pedro, y a eso dedicaremos nuestro estudio esta semana.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El cielo nos habrá costado bastante poco, aun cuando lo obtengamos por medio de sufrimiento. Debemos negarnos a nosotros mismos todo el camino, morir diariamente, dejar que sólo se vea a Jesús, recordar de continuo su gloria. Vi que los que han aceptado la verdad últimamente tendrían que saber lo que es sufrir por amor de Cristo, que tendrían que soportar pruebas duras y amargas, a fin de ser purificados y preparados mediante el sufrimiento para recibir el sello del Dios vivo, pasar por el tiempo de angustia, ver al Rey en su gloria, y morar en la presencia de Dios y de los ángeles santos y puros.

Al ver lo que debemos ser para heredar la gloria, y ver luego cuánto sufrió Jesús para obtener en nuestro favor una heredad tan preciosa, rogué que fuésemos bautizados en los sufrimientos de Cristo, para no atemorizarnos frente a las pruebas, sino soportarlas con paciencia y gozo, sabiendo que Cristo sufrió a fin de que por su pobreza y sufrimientos nosotros pudiésemos ser enriquecidos (Primeros escritos, {PE}, pp. 66, 67).

El hecho de que somos llamados a soportar pruebas demuestra que el Señor Jesús ve en nosotros algo precioso que quiere desarrollar. Si no viera en nosotros nada con que glorificar su nombre, no perdería tiempo en refinarnos. No echa piedras inútiles en su hornillo. Lo que él refina es mineral precioso. El herrero coloca el hierro y el acero en el fuego para saber de qué clase son. El Señor permite que sus escogidos pasen por el horno de la aflicción para probar su carácter y saber si pueden ser amoldados para su obra.

El alfarero toma arcilla, y la modela según su voluntad. La amasa y la trabaja. La despedaza y la vuelve a amasar. La humedece, y luego la seca. La deja después descansar por algún tiempo sin tocarla. Cuando ya está bien maleable, reanuda su trabajo para hacer de ella una vasija. Le da forma, la compone y la alisa en el torno. La pone a secar al sol y la cuece en el horno. Así llega a ser una vasija útil. Así también el gran Artífice desea amoldarnos y formarnos. Y así como la arcilla está en manos del alfarero, nosotros también estamos en las manos divinas (El ministerio de curación, {MC}, pp. 373, 374).

Los asaltos de Satanás son feroces y resueltos, sus engaños terribles, pero el ojo de Dios descansa sobre su pueblo y su oído escucha su súplica. Su aflicción es grande, las llamas del horno parecen estar a punto de consumirlos; pero el Refinador los sacará como oro purificado por el fuego. El amor de Dios para con sus hijos durante el período de su prueba más dura es tan grande y tan tierno como en los días de su mayor prosperidad; pero necesitan pasar por el horno de fuego; debe consumirse su mundanalidad, para que la imagen de Cristo se refleje perfectamente (El conflicto de los siglos, {CS}, p. 605).

40


Domingo 30 de abril // Lección 6_________________________________________________________

PERSECUCIÓN DE LOS PRIMEROS CRISTIANOS

Lee 1 Pedro 1:6; y 5:10. ¿De qué está hablando Pedro, y cómo dijo a sus lectores que debían responder a lo que estaban enfrentando?

1 Pedro 1:6

En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas,

1 Pedro 5:10

10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.

Durante los primeros siglos, el solo hecho de ser un cristiano podía significar una muerte horrenda. Una carta escrita a Trajano, emperador romano, ilustra cuán precaria era la seguridad de los primeros cristianos. La carta provenía de Plinio, quien al momento de escribir era gobernador del Ponto y de Bitinia (111-113 d.C.), dos de las regiones mencionadas en 1 Pedro 1:1.

Plinio había escrito a Trajano pidiendo consejo con respecto a qué hacer con las personas que eran acusadas de ser cristianas. Explicó que a aquellos que insistían en que eran cristianos los había mandado ejecutar. Otros dijeron que, aunque anteriormente habían sido cristianos, ya no lo eran. Plinio les permitió probar su inocencia al obligarlos a ofrecer incienso a estatuas de Trajano y de diversos dioses, y a maldecir a Jesús.

La adoración de un emperador en vida no era comúnmente practicada en Roma, aunque en el sector oriental del Imperio Romano, al que fue enviada 1 Pedro, los emperadores permitían y a veces fomentaban la edificación de templos a su nombre. Algunos de estos templos tenían sus propios sacerdotes y altares sobre los cuales se hacían sacrificios. Cuando Plinio hizo que estos cristianos mostraran su lealtad al emperador al ofrecer incienso y adorar a una estatua del emperador, estaba siguiendo una práctica muy común en Asia Menor.

Hubo momentos, en el primer siglo, en que los cristianos enfrentaron serios peligros solamente por ser cristianos. Esto fue especialmente cierto bajo los emperadores Nerón (54-68 d.C.) y Domiciano (81-96 d.C.).

Sin embargo, la persecución presentada en 1 Pedro es de un carácter más local. Hay pocos ejemplos específicos de la persecución en esta carta de Pedro, pero podrían incluir falsas acusaciones (1 Ped. 2:12), y vituperios y deshonras (1 Ped. 3:9; 4:14). Aunque las pruebas eran severas, no parecen haber resultado en encarcelamientos o muerte generalizados, por lo menos no ese momento. Aun así, vivir como un cristiano ponía a los creyentes en oposición a elementos importantes de la sociedad en general del primer siglo, y podían sufrir por causa de sus creencias. Así, Pedro estaba abordando una preocupación seria cuando escribió esta primera epístola.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

La vida no siempre es justa; de hecho, a menudo no es justa. No siempre vemos la justicia en nuestra sociedad. Las personas inocentes sufren mientras que los impíos parecen prosperar. Muchas personas no reciben lo que merecen. Pero, el mal y el pecado no reinaran para siempre. Jesús vendrá “para recompensar a cada uno según sea su obra” (Apoc. 22:12).

Aparentemente cuando una persona se convierte al cristianismo lleva todas la de perder. De cualquier manera sufre de abuso de parte de su familia, amigos y cualquier gente particular, además de humillaciones, maltratos y en muchos casos hasta la muerte.

Pero las personas que son los que abusan del cristiano, también sufren sus consecuencias, debido a ciertas promesas que ha dejado Dios para la humanidad: No os engañéis; Dios no puede ser burlado; pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Gálatas 6: 7

Además de ésta promesa, también está escrito : Porque con el juicio con que juzgáis, seréis juzgados, y con la medida con que medís, os volverán a medir  Mateo 7: 22 Por lo tanto todo el mal que se le inflige al prójimo, se le será devuelto al malhechor, esto es una ordenanza de Dios para contener el mal en el mundo. No nos vamos de éste mundo sin pagar nuestras mala acciones, una por una. 

También hay palabras del Señor para aquellos que sufren de parte del prójimo: Amados, no os venguéis vosotros mismos, antes, dad lugar a la ira; porque escrito está: Mía es la venganza, yo pagaré, dice el Señor. Romanos 12: 19

No importa a que bando pertenecemos, tenemos por delante el sufrimiento

Estas son unas de la razones por la cual nosotros sufrimos en éste mundo:

Sufrimos por nuestras decisiones equivocadas: Muchas veces nosotros los humanos somos nuestros propios enemigos, y nos convertimos en auto-destructores. Casos patéticos son: Adán y Eva, Jonás, David, Saúl, Judas.

-Muchas veces se sufre por los pecados de otros: Dios nunca causaría éste tipo de sufrimiento, ni lo comenzaría , ni lo apoyaría; todo lo contrario va en contra de su naturaleza que es santa y pura. Ejemplo de estos casos son Betsabe, Daniel, Tamar, Oseas, el Buen Samaritano, Pablo, etc

-Algunas veces se sufre sencillamente por las desgracias que ocurren en la vida: Hay un interesante dicho que usa el mundo de habla inglesa y se podría traducir así: “Hasta el mejor santo de Dios, tiene su noche obscura” Este tipo de sufrimiento no es ningún indicador del abandono divino, no; simple y sencillamente la vida es dura.

-Muchas veces su sufre con enfermedades y muerte: Esto pasa y pasará a cada persona de éste mundo sin excepción. Tenemos cero protección en contra de las enfermedades y la muerte, la enfermedad y la muerte es una consecuencia inevitable del pecado.

-Muchas veces sufrimos por la tierra: Vivimos en una tierra físicamente activa que es afectada por tornados, terremotos, fuegos, maremotos, y huracanes. Desastres naturales son partes naturales de este sistema viviente, cambiante y fluctuante mundo en que vivimos. Entre mas destruyamos la tierra, mas va a protestar la tierra en contra de su destrucción.

-Muchas veces sufrimos por nuestros enemigos viciosos: Hay muchos enemigos viciosos que están dispuestos a robar, matar y destruir  por tomar posesión de esas cosas que son bonitas y buenas.

-Al final sufrimos por el pecado en general

No importa de que bando somos, estamos sentenciado a sufrir en éste mundo. La pregunta sería la siguiente: cuando yo resucite; ¿quiero resucitar para seguir sufriendo el castigo y la muerte eterna; o deseo resucitar para vida eterna, sin sufrimiento y dolor? Esa es nuestra decisión en este mundo, Dios nos va recompensar de acuerdo a nuestras obras, y él celebrará un juicio justo y perfecto, donde no hay equivocación. Dios juzgará los motivos, no las obras.

El estudio de éste día está tocando el martirio; el martirio es la máxima ofrenda que un humano puede entregar a Dios. Desde que el cristianismo fue fundado por Jesucristo, no ha faltado en ésta tierra una persona que sufra por causa de la religión cristiana. Ha habido épocas donde persecuciones se han desatados con toda su furia, y ha habido épocas relativamente cortas de paz para el mundo cristiano, pero de una manera u otra, el cristianismo es una religión sufriente.

Pronto se desatará la tormenta mas grande de la historia de éste mundo; esa batalla simplemente en la Biblia, se llama la batalla del Armagedón. El Armagedón es la última batalla en éste mundo entre las huestes del cielo y los poderes de las tinieblas; el trofeo a ganar es la vida de los santos. Muchos tendrán el privilegio de ofrendar sus vidas por Jesús, pero muchos no tendrán las fuerzas para pasar semejante prueba, por eso la Biblia asegura que muchos bajaran al descanso, antes de la finalización del mundo y todos sus eventos aterrorizantes. En nuestros días, esa obra ya comenzó, son miles y miles de hermanos que constantemente están bajando al descanso, y la mayoría de ellos, bajan al descanso a través de las enfermedades, esto es una indicación que el mundo está entrando a su recta final.

El mártir, es una clase especial de persona, tienen un espíritu o pensamiento especial, entregan a Dios, lo mas grande que se le puede entregar que es la vida. Su recompensa en el cielo, será especial. Según el espíritu de profecía, sus vestiduras son mas resplandeciente que la de los demás salvos, y son adornadas por franjas rojas en las faldas de sus vestidos, ellos, lo mismo que Jesús logran comprender que es ofrendar la vida, por la causa de la verdad.

Que sorpresa será para Esteban, poder contemplar a su verdugo Saulo de Tarso, vistiendo las mismas vestiduras especiales de un mártir.

El espíritu de profecía dice, que en el grupo de mártires que entren al reino de los cielos, habrá una multitud increíble de niños, que por la decisión de sus padres, fueron ofrendados al cielo, antes de negar el dulce nombre de Jesús.

Hace muchos años atrás había en los Estados Unidos de Norte América, una superstición muy generalizada en toda la población. Cierto día se anunció un eclipse solar total y  lo peculiar de éste eclipse es que ocurriría a las 12 del mediodía. Pronto se comenzó a decir que era la señal del fin del mundo por la hora de su acontecimiento y la población entera comenzó a entrar en pánico. El congreso de los Estados Unidos estaba reunido para esa precisa hora, la mitad de los miembros del congreso creían que la densa obscuridad que causaría el eclipse total al mediodía, era el presagio del juicio divino. Había una alarma general,  varios de los congresistas y de los más agitados, propusieron que el congreso se suspendiera inmediatamente. En medio del caos y del pánico del distinguido lugar, mientras unos gritaba apoyando la suspensión del congreso, un venerado y anciano congresista “puritano”, quién había aprendido lecciones nobles de los puritanos ingleses, quienes para ese tiempo era la crema y la nata de Inglaterra, se levanto y dijo: “Señor presidente, se nos ha enseñado que nuestros deberes son siempre eminentes, se nos ha enseñado que nuestros deberes son siempre obligatorios, aquí hay muchos que creen que éste día es el último día que tendremos en nuestras vidas, y posiblemente ellos estén correctos; yo también tengo la leve sospecha que los que creen que hoy es el último día, están correctos, pero nuestras  responsabilidades no puede parar, en vez de proponer que el congreso sea suspendido, yo propongo que en éste momento de obscuridad que se aproxima, traigamos las candelas y que  sea nuestra luz para continuar nuestro importante trabajo.” Ese hombre hablaba como un verdadero cristiano y vivía como un verdadero cristiano. Pronto llegará el día en que la luz será apagada a éste mundo. UNA TEMPLANZA ASÍ SE NECESITA PARA LOS DÍAS FINALES

Esta es la hermosa respuesta que  la mártir Margaret Maintland dio a sus verdugos en Escocia antes de morir. Los verdugos habían atado a otro mártir a la estaca en medio de la marea alta y la marea baja, en las playas del mar. Los verdugos tenían la esperanza que cuando Margaret contemplara el sufrimiento y la muerte de su compañera, ella se aterrorizara y renunciará y se retractara de Cristo y de su evangelio. Margaret contempló la escena de su compañera con profunda simpatía, pero sin ninguna manifestación de terror. Cuando los verdugos le preguntaron: ¿Margaret que es lo que estás contemplando?  ella les dijo: – estoy contemplando a Cristo sufrir en uno de sus amados hijos.- Ella sabía que su turno era el próximo, ella sabía que pronto moriría ahogada por las aguas del mar, pero también sabía que Cristo estaría con ella, sabía que Cristo compartiría el sufrimiento con ella, sabía que Cristo la sostendría en esos momentos terribles de la vida, y así fue. UNA FE ASÍ SE NECESITA PARA LOS DÍAS FINALES.

Al famoso predicador-reformador  Juan Wesley, cierto día una dama le pregunto: ¿Imagínate que tu supieras que mañana a la medianoche vas a morir; cómo gastarías estas horas que te quedan de vida?  Wesley dijo: “De la misma manera que lo tengo planeado hacerlo ahora. Esta noche predicaría en Gloucester, y lo volviera a hacer mañana a las cinco de la mañana. Después de eso me transportaría hasta Tewkesbury, para predicar por la tarde y allí me reuniría con la junta de iglesia después del sermón. Después de eso iría a la casa de mis amigos; la familia Martin, quiénes me han invitado a una comida, allí conversaría y oraría con ellos de la manera que usualmente lo sabemos hacer. A las 10 de la noche me retiraría a mi dormitorio, me encomendaría a mi Padre Celestial, me acostaría a descansar, para más tarde despertar en gloria” UNA CONVICCIÓN ASÍ SE NECESITA PARA LOS DÍAS FINALES

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Lo que usted necesita es fe. No permita que su fe vacile. Libre la buena batalla de la fe y eche mano de la vida eterna. Será una batalla tremenda, pero líbrela a cualquier costo, porque las promesas de Dios son sí y amén en Cristo Jesús. Ponga su mano en la de Cristo. Habrá dificultades que vencer, pero ángeles que sobresalen en fortaleza cooperarán con el pueblo de Dios. Dirija su mirada hacia Sion, ábrase paso hacia la ciudad de las solemnidades. Una gloriosa corona y una túnica tejida en el telar del cielo aguardan al vencedor. Aunque Satanás proyecte su sombra infernal sobre su senda, y trate de ocultar de su vista la mística escalera que se extiende entre la tierra y el trono de Dios, por la cual ascienden y descienden los ángeles que son espíritus ministradores para los que serán herederos de la salvación, ábrase paso hacia las alturas, ponga firmemente su pie en un peldaño tras otro, y avance en dirección del trono del Infinito…

No me atrevo a preguntar: ¿Por qué me has arrojado al horno? ¿Por qué he tenido que pasar por aflicciones una y otra vez? La respuesta me llega por medio de estas palabras: “Lo que yo hago, tú no lo comprendes ahora; mas lo entenderás después” (Juan 13:7).

Los propósitos de Dios a menudo están velados en misterio; son incomprensibles para las mentes finitas; pero el que ve el fin desde el principio sabe más que nosotros. Lo que necesitamos es purificarnos de todo lo terrenal, perfeccionar nuestro carácter cristiano para que seamos investidos del manto de la justicia de Cristo (Mente, carácter y personalidad, {2MCP}, t. 2, pp. 479, 480).

El apóstol se olvidó de sus inminentes sufrimientos debido a su preocupación por los que iba a dejar expuestos al prejuicio, el odio y la persecución. Procuró fortalecer y alentar a los pocos cristianos que lo acompañaron al lugar de ejecución, repitiéndoles las promesas dadas a los que padecen persecución por causa de la justicia. Les aseguró que nada de cuanto el Señor había dicho respecto de sus atribulados y fieles hijos dejaría de cumplirse. Por un tiempo se verían abrumados por múltiples tentaciones; tal vez fueran privados de las comodidades terrenales; pero podrían confortar su corazón con la seguridad de que Dios sería fiel, y decir: “Yo sé a quien he creído, y estoy seguro que es poderoso para guardar mi depósito para aquel día” (2 Timoteo 1:12). Pronto acabaría la noche de prueba y sufrimiento, y amanecería el día de paz y perfección (Reflejemos a Jesús, {RJ}, p. 352).

41


Lección 6 // Lunes 1° de mayo____________________________________________________________

EL SUFRIMIENTO Y EL EJEMPLO DE CRISTO

Lee 1 Pedro 3:13 al 22. ¿De qué manera deberían responder los cristianos a aquellos que los hacen sufrir por causa de su fe? ¿Qué conexión existe entre los sufrimientos de Jesús y los sufrimientos experimentados por los creyentes por causa de su fe?

1 Pedro 3:13-22

13 ¿Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien? 14 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis, 15 sino santificad a Dios el Señor en vuestros corazones, y estad siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros; 16 teniendo buena conciencia, para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, sean avergonzados los que calumnian vuestra buena conducta en Cristo. 17 Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal. 18 Porque también Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los injustos, para llevarnos a Dios, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu; 19 en el cual también fue y predicó a los espíritus encarcelados, 20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua. 21 El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando las inmundicias de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo, 22 quien habiendo subido al cielo está a la diestra de Dios; y a él están sujetos ángeles, autoridades y potestades.

Cuando Pedro dice: “Si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois” (1 Ped. 3:14), está haciendo eco de las palabras de Jesús: “Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia” (Mat. 5:10). Luego, Pedro dice que los cristianos no deberían temer a aquellos que los atacan, sino que deben santificar (reverenciar) al Señor en sus corazones (1 Ped. 3:15). Esta afirmación del Señor en sus propios corazones ayudará a detener el temor que sienten frente a aquellos que se les oponen.

Entonces, Pedro sugiere que los cristianos siempre deben poder explicar la esperanza que tienen, pero que deben hacerlo de un modo atrayente, con mansedumbre y reverencia (1 Ped. 3:15, 16).

Pedro insiste en que los cristianos deberían asegurarse de no proveer a otros ninguna razón para acusarlos. Deben mantener limpias sus conciencias (1 Ped. 3:16). Esto es importante, porque entonces aquellos que acusan a un cristiano serán dejados en ridículo por la vida sin tacha del cristiano que está siendo acusado.

Claramente, no hay mérito en sufrir por hacer el mal (1 Ped. 3:17). Lo que marca la diferencia es sufrir por hacer el bien, por hacer lo correcto. “Porque mejor es que padezcáis haciendo el bien, si la voluntad de Dios así lo quiere, que haciendo el mal” (1 Ped. 3:17).

Pedro luego usó el ejemplo de Jesús. Cristo mismo sufrió por su justicia; la santidad y la pureza de su vida eran una reprensión constante para aquellos que no lo querían. Si hubo alguien que sufrió por hacer el bien y no el mal, fue Jesús.

Pero su sufrimiento también trajo el único medio de salvación. Jesús murió en el lugar de los pecadores (“el justo por los injustos”, 1 Ped. 3:18), para que aquellos que creen en él tengan la promesa de la vida eterna.

¿Alguna vez has sufrido, no por haber hecho el mal, sino por haber hecho el bien? ¿Cuál fue esa experiencia, y qué aprendiste acerca de lo que significa ser un cristiano y reflejar el carácter de Cristo?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

13 ¿Y quién es aquel que os podrá hacer daño, si vosotros seguís el bien?

 No hay mejor protección para el hombre, que su misma benevolencia, si nosotros somos inofensivos en nuestro comportamiento, las posibilidades que otra persona nos haga daño, son menos posibles.

 En la misma proporción en que nosotros busquemos hacer el bien a los demás, será en la misma proporción, en que seremos protegidos del mal. Esto es para que se cumpla la sublime promesa del versículo 12 que dice: “Porque los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal.”

 Si somos hipócritas al hacer el bien, así será nuestra recompensa, si tenemos un corazón puro y sincero en nuestra relación con nuestro prójimo, así también será nuestra recompensa. Todo lo que hagamos en éste mundo, seremos recompensados justa y equitativamente, ya que el Recompensador, no es ningún humano, sino que es Dios mismo, quien es perfecto, es sabio y es justo.

 El versículo pregunta ¿Quién os podrá hacer daño? El versículo no está preguntando: ¿Quien os podrá hacer sufrir? Es muy diferente que nos hagan sufrir, a que se nos haga daño.

Todos podemos sufrir, hay personas que nos pueden hacer sufrir, pero no nos pueden hacer daño.

José tuvo una vida de sufrimiento, ocasión tras ocasión, sufría de parte de las personas de su alrededor, pero no le pudieron hacer daño. Todas esas experiencias le ayudaron en su crecimiento emocional, anímico, espiritual, mental, hasta que llegó a la cumbre del mundo, José se convirtió en el segundo hombre mas poderoso del mundo de aquellos tiempos. José pasó de la pobreza a la riqueza, de la esclavitud a la libertad, de la cárcel al trono, de las cadenas al cetro. ¿Sufrió José? Si, sufrió mucho. ¿Le hicieron daño a José? No, “Los que aman a Dios, todas las cosas le ayudan a bien”; “38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, 39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos

A los apóstoles y a los cristianos del tiempo medieval, se les hizo sufrir mucho, pero no se les hizo daño.

Ellos sufrieron torturas, ignominias, hambres, la espada, falso testimonio, una vida sin honor y muchos de ellos sufrieron muertes violentas.

Pero en medio de todo ese sufrimiento, el mundo no les pudo hacer daño, ellos fueron sostenidos por la presencia del Espíritu Santo.

En medio de las llamas, se elevaban las mas bellas melodías de alabanza y honor a Dios y a Jesucristo. En medio de la mazmorra, la cárcel y el destierro, ellos tenían gozo, paz y alegría, como si estuvieran disfrutando en uno de los mas suntuosos palacios de la tierra.

Definitivamente en la vida de un mártir hay mucho sufrimiento, pero no se les puede hacer daño. Aparentemente, el Espíritu Santo desconecta la mente del cuerpo, y mientras el cuerpo sufre cualquier tortura, la mente se espacia en cosas o en los lugares mas bellos del universo. Morían cantando, morían felices mientras presenciaban impresionantes visiones, morían recitando hermosos textos bíblicos; morían sonriendo mientras podían contemplar a los ángeles asistiéndoles y haciéndoles compañía, morían sostenidos por la presencia del Espíritu Santo y lo mas importante, es que morían con la mas completa seguridad de obtener la vida eterna a la venida de Jesucristo. ¿Comprendió ahora que el mundo nos puede hacer sufrir, pero no nos puede hacer daño?

Esteban murió contemplando a Jesucristo sentado a la diestra del Padre, estaba arrobado por la experiencia, no tenían interés, y quizás ni tampoco sabía lo que estaba pasando alrededor de él. ¿Le hizo daño el mundo? No, para nada, y mas que eso, a pesar de esa muerte violenta, posiblemente tampoco sufrió. El espectáculo de la visión que le permitió contemplar el Espíritu Santo, era tan sublime, tan profundo y tan arrobador, que lo que pasaba alrededor de él, no tenía importancia.

Es por esa razón que la experiencia del mártir es única.

¿Cómo murieron los apóstoles?
La biblia y el espíritu de profecía afirma la muerte de algunos de ellos:
-Jacob o Santiago, el hermano de Jesús, murió por la espada
-Pablo murió decapitado
-Pedro murió crucificado
-Juan murió desterrado (el único apóstol que tuvo muerte pacifica)

Los siguientes apóstoles, la biblia no da información de ellos, esta información ha sido obtenida de parte de los historiadores de esa época:
-Matías (el que fue elegido para reemplazar a Judas Iscariote)
no hay seguridad de como fue su muerte, pero se cree que murió decapitado
-Judas fue flechado
-Felipe murió crucificado
-Tomas el incrédulo, fue atravesado con una lanza en la India
-Andres primero fue azotado y después crucificado en Grecia
-Bartolome ó Natanael, fue muerto a azotes en Armenia
-Santiago hijo del Zebedeo fue decapitado en Jerusalén
-Santiago Alfeo, fue arrojado del pináculo del templo, que tenía mas de cien pies de altura (33 metros +/-); cuando vieron que sobrevivió a la caída, entonces fue golpeado con una especie de martillo grande hasta morir.
-Lucas fue ahorcado en Grecia
-Marcos fue arrastrado por caballos hasta morir, murió en Alejandría, Egipto
-Mateo apuñalado, murió en Etiopía

Cuando nosotros pensamos en el martirio, a la mayoría de nosotros nos entra miedo, pero el gran problema de nosotros no es el martirio como tal; eso solamente representa unos cuantos minutos en nuestras vidas, el gran problema de nosotros consiste en prepararnos para llegar a las mas sublime experiencia y ofrenda de un humano como lo es el martirio. Es solamente a través del estudio de la Palabra de Dios, a través de una vida de oración, a través de una vida de estricta obediencia y es a través de una vida llena de fe, que se puede llegar allí.

14 Mas también si alguna cosa padecéis por causa de la justicia, bienaventurados sois. Por tanto, no os amedrentéis por temor de ellos, ni os conturbéis,

El terror es una de las cosas que puede desintegrar la moral de un hombre rápidamente. El apóstol Pedro nos hace una invitación para evitar el temor a aquellos que son enemigos del cristianismo y que están tratando de infligir cualquier sufrimiento en el cristiano.

Tener temor es algo que no vale la pena, ni tampoco hace sentido en un cristiano:

1-Un cristiano es un soldado juramentado de Jesucristo y Jesucristo lo ha obligado expresamente a tener un estado inalterable, cuando se refiere a llevar la cruz y seguirle aún en medio de los mas terribles peligros e inconveniencias

2-Un cristiano profesa que cree y confía en un Dios Todopoderoso y también en Jesucristo que llegó al extremo de ofrendar su vida en sacrificio para salvar al pecador. Un cristiano está consciente que al final de éste mundo le espera una vida de felicidad o un castigo eterno, y todo esto depende de su constancia espiritual o de su apostasía. Debería de tener terror el mundo, que pronto se va a enfrentar a los juicios de Dios, y nunca un cristiano que pronto va a comenzar a disfrutar de una vida eterna libre de pecado y sufrimiento.

3-Un cristiano continuamente tiene que contemplar la vida de Cristo, quien “es el Autor y Consumador de nuestra fe” y también tiene que contemplar la gran cantidad de mártires, quienes no tuvieron temor de la ira del hombre, ni tampoco amaron sus vidas, llegando de esa manera a la mas sublime ofrenda del martirio.

El gusano de la tierra tiene un terror extremo e innecesario, los gusanos de la tierra, enfrentan el terror de la manera menos filosófica que puede existir. Cuando un gusano siente que la tierra está vibrando, inmediatamente comienza un acelerado escape hasta la superficie de la tierra, esto lo hace pensando que la vibración de la tierra, está siendo producido por su enemigo numero que es el topo.

Este comportamiento del gusano de la tierra ha sido aprendido por un pájaro llamado en ingles “lapwings” que en muchos países de lengua española se le conoce como el “avefría” El avefría visita constantemente los campos de cultivos que han sido recién arados, y allí comienza a golpear el suelo con sus patas. El gusano al sentir la vibración de la tierra, se imagina que es el topo, y sale inmediatamente a la superficie de la tierra, donde prontamente es devorado por el avefría.

El pobre gusano por escapar de un peligro imaginario, se entrega a un peligro verdadero, donde termina perdiendo su vida.

Hay muchas criaturas que son muchos mas inteligentes que el gusano y que tristemente copian y siguen la funesta póliza de terror del pobre gusano, entre éstas criaturas, se encuentra al hombre.

La mitad de nuestras miserias, la mitad de nuestros fracasos y muchas veces nuestra ruina entera, es causada por el terror a un supuesto peligro, que existe solamente en nuestros miedos y en nuestros pensamientos.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Noé había advertido fielmente a los moradores del mundo antediluviano, mientras ellos se mofaban de él y le escarnecían. Pero cuando las aguas cubrieron la tierra, y uno tras otro los impíos se iban ahogando, veían el arca de la que tanto se habían burlado, flotando con toda seguridad sobre las olas, y preservando al fiel Noé y su familia. Análogamente vi que sería libertado el pueblo de Dios que con tanta fidelidad había anunciado al mundo la ira venidera. Dios no consentiría que los malvados exterminasen a quienes esperaban la traslación y no se sometían al decreto de la bestia ni recibían su marca. Vi que si a los malvados se les permitiese exterminar a los santos, Satanás se alegraría, con sus malignas huestes y todos cuantos odiaban a Dios. Y ¡oh, qué triunfo fuera para su majestad satánica ejercer en la lucha final potestad sobre los que durante largo tiempo habían esperado contemplar a quien tanto amaban! Los que se burlaron de la idea de la ascensión de los santos presenciarán la solicitud de Dios por su pueblo y contemplarán su gloriosa liberación.

Cuando los santos salieron de las villas y ciudades, los persiguieron los malvados con intento de matarlos. Pero las espadas levantadas contra el pueblo de Dios se quebraron y cayeron tan inofensivas como briznas de paja. Los ángeles de Dios escudaron a los santos, cuyos clamores, elevados día y noche en súplica de liberación, habían llegado ante el Señor (Primeros escritos, {PE}, p. 284).

El Espíritu Santo fue prometido para estar con los que estaban luchando por la victoria, como demostración de una fortaleza total, capacitando al agente humano con poderes sobrenaturales, e instruyendo al ignorante en los misterios del reino de Dios. Que el Espíritu Santo sea el gran Ayudador, es una maravillosa promesa. ¿De cuánta ayuda habría sido para nosotros que el Hijo unigénito de Dios se hubiera humillado, soportado las tentaciones del engañoso adversario, y combatido contra él durante toda su vida sobre la tierra, y muerto, “el Justo por los injustos” para que la humanidad no pereciera, si el Espíritu no nos hubiera sido dado como un agente regenerador constante y activo para hacer eficaz en nuestras vidas lo que hizo el Redentor del mundo? (Mensajes selectos, {3MS}, t. 3, p. 154).

El que se humanó sabe simpatizar con los padecimientos de la humanidad. No sólo conoce Cristo a cada alma, así como sus necesidades y pruebas particulares, sino que conoce todas las circunstancias que irritan el espíritu y lo dejan perplejo. Tiende su mano con tierna compasión a todo hijo de Dios que sufre. Los que más padecen reciben mayor medida de su simpatía y compasión. Le conmueven nuestros achaques y desea que depongamos a sus pies nuestras congojas y nuestros dolores, y que allí los dejemos.

No es prudente que nos miremos a nosotros mismos y que estudiemos nuestras emociones. Si lo hacemos, el enemigo nos presentará dificultades y tentaciones que debiliten la fe y aniquilen el valor. El fijarnos por demás en nuestras emociones y ceder a nuestros sentimientos es exponernos a la duda y enredarnos en perplejidades. En vez de mirarnos a nosotros mismos, miremos a Jesús.

Cuando las tentaciones os asalten, cuando los cuidados, las perplejidades y las tinieblas parezcan envolver vuestra alma, mirad hacia el punto en que visteis la luz por última vez. Descansad en el amor de Cristo y bajo su cuidado protector. Cuando el pecado lucha por dominar en el corazón, cuando la culpa oprime al alma y carga la conciencia, cuando la incredulidad anubla el espíritu, acordaos de que la gracia de Cristo basta para vencer al pecado y desvanecer las tinieblas. Al entrar en comunión con el Salvador entramos en la región de la paz (El ministerio de curación, {MC}, pp. 192, 193).

42


Martes 2 de mayo // Lección 6____________________________________________________________

EL FUEGO DE PRUEBA

Lee 1 Pedro 4:12 al 14. ¿Por qué dice Pedro que no debían sorprenderse por su sufrimiento? Ver también 2 Tim. 3:12; Juan 15:18.

1 Pedro 4:12-14

12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, 13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. 14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.

2 Timoteo 3:12

12 Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;

Juan 15:18

18 Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros.

Pedro deja en claro que sufrir persecución por ser cristiano es participar de los sufrimientos de Cristo. No es algo que no haya de esperarse. Al contrario, como lo escribiría Pablo: “Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución” (2 Tim. 3:12). Jesús mismo advirtió a sus seguidores acerca de lo que enfrentarían: “Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre. Muchos tropezarán entonces, y se entregarán unos a otros, y unos a otros se aborrecerán” (Mat. 24:9, 10).

Según Elena de White: “Así será con todos los que deseen vivir píamente en Cristo Jesús. Persecuciones y vituperios esperan a todos los que estén dominados por el espíritu de Cristo. El carácter de la persecución cambia con los tiempos, pero el principio –el espíritu que la fomenta– es el mismo que siempre mató a los escogidos del Señor desde los días de Abel” (HAp 460).

Lee Apocalipsis 12:17. ¿Qué dice acerca de la realidad de la persecución para los cristianos en los últimos días?

Apocalipsis 12:17

17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.

Sin duda, para un cristiano fiel, la persecución puede ser una realidad siempre presente. De esto está hablando Pedro aquí en advertencia a sus lectores sobre “el fuego de prueba” que estaban enfrentando.

El fuego era una buena metáfora. El fuego puede ser destructivo, pero también puede limpiar las impurezas. Depende de qué está siendo expuesto al fuego. Las casas pueden ser destruidas por el fuego; la plata y el oro son purificados por el fuego. Aunque nunca deberíamos acarrearnos persecución adrede, Dios puede sacar algo bueno de la persecución. Así, Pedro está diciendo a sus lectores (y a nosotros): Sí, la persecución es mala, pero no se desanimen por ella como si fuera algo inesperado. Sigan avanzando por fe.

¿Qué podemos hacer para elevar, animar e incluso ayudar a aquellos que están sufriendo por su fe?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese, 13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría. 14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.

12 Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese,

Las pruebas que nos vengan, no las podemos ver como algo extraño, sino como algo normal en nuestras vidas.

Extraño pensar que es normal, que mientras un pagano goza de las cosas hermosas de éste mundo, un hijo de Dios está en la cama de un hospital, muriendo de un cáncer terminal.

Es extraño pensar que es normal, que mientras un inconverso goza de las riquezas y de las abundancias de ésta tierra, un hijo de Dios no tiene suficiente dinero para comprara alimentos para él y para sus hijos.

Es extraño pensar que es normal que el Hijo de Dios, nació en una cuna de paja, rodeados de animales en el pesebre de un pobre mesón, es extraño pensar que es normal que mientras Herodes duerme en una opulenta habitación, el Hijo del hombre no tiene a donde recostar su cabeza; es extraña manera de pensar que es normal que Jesucristo muere en una bochornosa cruz, mientras las misma criaturas que él formó, le infligen cualquier burla, cualquier insulto y cualquier desprecio.

El sufrimiento del cristiano es el camino correcto para volver al hogar. Si fuéramos universalmente amados, llegaría el momento en que dudaríamos si estamos en el camino correcto al cielo. De la misma manera que una tormenta de nieve, hace mas visible los postes de guía en una montaña para el caminante, los problemas y el antagonismo del mundo, hacen mas visible el camino de regreso al cielo.

El sufrimiento lo ha usado Dios, en todos sus hijos a través de toda la historia del mundo, uno de los ejemplos mas clásicos es el caso de David.

En el salmos 119, se nos presenta una de las gemas bíblicas que ayuda a todos aquellos que estamos visitando la escalofriante oficina del sufrimiento:

65 Bien has hecho con tu siervo, Oh Jehová, conforme a tu palabra. 66 Enséñame buen sentido y sabiduría, Porque tus mandamientos he creído. 67 Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; Mas ahora guardo tu palabra. 68 Bueno eres tú, y bienhechor; Enséñame tus estatutos. 69 Contra mí forjaron mentira los soberbios, Mas yo guardaré de todo corazón tus mandamientos. 70 Se engrosó el corazón de ellos como sebo, Mas yo en tu ley me he regocijado. 71 Bueno me es haber sido humillado, Para que aprenda tus estatutos. 72 Mejor me es la ley de tu boca Que millares de oro y plata. (Salmos 119)

Dios usa el sufrimiento para corregir al humano.

No importa la manera en que Dios nos trate, Dios siempre nos trata mucho mas mejor de lo que nosotros merecemos, nos trata con amor, y todo lo que permite que nos pase, es para nuestro propio bien.

Habremos muchos que tenemos conocimiento, pero carecemos de buen juicio, pero hay personas que tienen las dos características, tienen mucho conocimiento y también tienen muy buen juicio; éstas son las personas mas protegidas en contra de las malicias del diablo, y son las mejores equipadas para el servicio de Dios.

Por el otro lado tenemos a los orgullosos. Los orgullosos de corazón están llenos de mundanalidad, riquezas y placeres; esto los hace personas sin sentido, los hace tener una falsa seguridad y también los induce a la estupidez. Dios visita a sus hijos a través de la aflicción, y es allí donde todos los humanos aprendemos nuestra verdadera situación frente a la vida.

Todas las promesas de Dios, sus leyes y sus preceptos, son muy duros para el no creyente, pero para nosotros los creyentes, tendrían que ser cosas deseables y de mucha ganancia, ya que  estos nos conducen con seguridad y delicia, a la vida eterna.

67 Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba;

La palabra “descarriado” en hebreo tiene muchos significados, entre ellos podemos mencionar:

  • Equivocarse
  • Cometer errores
  • Transgredir
  • Olvidar las responsabilidades
  • Caer en pecado
  • Apartarse de lo correcto
  • Aceptar puntos de vista equivocados
  • Descuidar los asuntos del alma
  • Descuidar las responsabilidades
  • Descuidar a Dios

En el caso del salmista, la prosperidad no había permitido que él cumpliera sus responsabilidades, no había permitido que él buscara la salvación, ni tampoco en que confiara en Dios.

El caso de David, es el típico caso de la mayoría de nosotros.

Cuando nuestro caso es el descarrío, la aflicción es una de las herramientas que usa Dios con nosotros, para que descubramos cuando estamos “descarriados”, y para que nos encarrilemos de nuevo en el camino de la verdad y en el cumplimiento de las responsabilidades.

67 Antes que fuera yo humillado, descarriado andaba; Mas ahora guardo tu palabra.

Después que el salmista fue afligido, él exclama: “Mas ahora guardo tu Palabra” La aflicción tuvo su efecto, la aflicción volvió al rey David de sus malos caminos, al camino correcto de la santidad y de la responsabilidad. Este es el lenguaje que usa Dios con muchos de sus hijos, éste es uno de los remedios mas certeros de Dios, cuando quiere corregir a los que andamos “descarriados”.

La aflicción es el remedio numero 1 en el botiquín divino, para sanar eficazmente y rápidamente al “descarriado”

Tarde o temprano la aflicción hace su trabajo en el “descarriado”:

-Los errores son corregidos

-Las acciones malas son evitadas

-La vida que no es consistente con la religión, es dejada atrás

-El orgullo es vencido

-El hombre es encausado a cumplir fielmente sus responsabilidades

-Se vuelve al hábito de la oración

-Los afectos para con los demás son docilitados

-El alma se vuelve mas calmada, mas gentil, mas humilde, mas espiritual y mas pura.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Es obra de la fe confiar en Dios en la hora más oscura y sentir, a pesar de ser duramente probados y azotados por la tempestad, que nuestro Padre empuña el timón. Sólo el ojo de la fe puede ver más allá de las cosas presentes para estimar correctamente el valor de las riquezas eternas.

Jesús no presentó a sus seguidores la esperanza de alcanzar gloria y riquezas terrenas ni de vivir una vida libre de pruebas. Al contrario, los llamó a seguirle en el camino de la abnegación y el vituperio. El que vino para redimir al mundo fue resistido por las fuerzas unidas del mal… Así será con todos los que deseen vivir píamente en Cristo Jesús. Persecuciones y vituperios esperan a todos los que estén dominados por el espíritu de Cristo…

En todas las épocas Satanás persiguió al pueblo de Dios. Torturó a sus hijos y los entregó a muerte, pero en su muerte llegaron a ser vencedores. Testificaron del poder de Uno que es más fuerte que Satanás. Hombres perversos pueden torturar y matar el cuerpo, pero no pueden destruir la vida que está escondida con Cristo en Dios. Pueden encerrar a hombres y mujeres dentro de las paredes de una cárcel, pero no pueden amarrar el espíritu.

En medio de la prueba y la persecución, la gloria—el carácter—de Dios se revela en sus escogidos… Siguen a Cristo en medio de penosos conflictos; soportan la abnegación y experimentan amargos chascos; pero así aprenden lo que es la culpa y miseria del pecado, y llegan a mirarlo con aborrecimiento. Al ser participantes de los sufrimientos de Cristo, pueden ver la gloria más allá de las tinieblas, y dirán: “Porque tengo por cierto que lo que en este tiempo se padece, no es de comparar con la gloria venidera que en nosotros ha de ser manifestada” (Romanos 8:18) (Conflicto y valor, {CV}, p. 360).

Así como Cristo fue odiado sin causa, también será odiado su pueblo por ser obediente a los mandamientos de Dios. Si Aquel que fue puro, santo e inmaculado, que hizo bienes y solo bienes en nuestro mundo, fue tratado como un vil criminal y condenado a muerte, sus discípulos no deben sino esperar un trato similar, no importa cuán impecable sea su vida e intachable su carácter.

En verano no hay diferencia notable entre los árboles de hojas perennes y los que las pierden; pero cuando vienen los vientos de invierno los primeros permanecen verdes en tanto que los otros pierden su follaje. Así puede también que no sea dado distinguir actualmente a los falsos creyentes de los verdaderos cristianos, pero pronto llegará el tiempo en que la diferencia saltará a la vista. Dejad que la oposición se levante, que el fanatismo y la intolerancia vuelvan a empuñar el cetro, que el espíritu de persecución se encienda, y entonces los tibios e hipócritas vacilarán y abandonarán la fe; pero el verdadero cristiano permanecerá firme como una roca, con más fe y esperanza que en días de prosperidad (Maranata, {MSV}, pp. 201, 202).

43


Lección 6 // Miércoles 3 de mayo_________________________________________________________

EL JUICIO Y EL PUEBLO DE DIOS

Compara 1 Pedro 4:17 al 19 con Isaías 10:11 y 12, y con Malaquías 3:1 al 6. ¿Qué están diciendo en común estos textos?

1 Pedro 4:17-19

17 Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? 18 Y: Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador? 19 De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.

Isaías 10:11-12

11 como hice a Samaria y a sus ídolos, ¿no haré también así a Jerusalén y a sus ídolos? 12 Pero acontecerá que después que el Señor haya acabado toda su obra en el monte de Sion y en Jerusalén, castigará el fruto de la soberbia del corazón del rey de Asiria, y la gloria de la altivez de sus ojos.

Malaquías 3:1-6

1 He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. He aquí viene, ha dicho Jehová de los ejércitos.¿Y quién podrá soportar el tiempo de su venida? ¿o quién podrá estar en pie cuando él se manifieste? Porque él es como fuego purificador, y como jabón de lavadores.Y se sentará para afinar y limpiar la plata; porque limpiará a los hijos de Leví, los afinará como a oro y como a plata, y traerán a Jehová ofrenda en justicia.Y será grata a Jehová la ofrenda de Judá y de Jerusalén, como en los días pasados, y como en los años antiguos.Y vendré a vosotros para juicio; y seré pronto testigo contra los hechiceros y adúlteros, contra los que juran mentira, y los que defraudan en su salario al jornalero, a la viuda y al huérfano, y los que hacen injusticia al extranjero, no teniendo temor de mí, dice Jehová de los ejércitos. Porque yo Jehová no cambio; por esto, hijos de Jacob, no habéis sido consumidos.

En todos estos pasajes, se nos dice que el proceso del Juicio comienza con el pueblo de Dios. Pedro incluso relaciona los sufrimientos de sus lectores con el Juicio de Dios. Para él, los sufrimientos que sus lectores cristianos están experimentando podrían ser nada menos que Juicio de Dios, que comienza con la casa de Dios. “De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien” (1 Ped. 4:19; énfasis añadido).

Lee Lucas 18:1 al 8. ¿Cómo nos ayuda esto a entender el Juicio de Dios?

Lucas 18:1-8

1 También les refirió Jesús una parábola sobre la necesidad de orar siempre, y no desmayar,diciendo: Había en una ciudad un juez, que ni temía a Dios, ni respetaba a hombre. Había también en aquella ciudad una viuda, la cual venía a él, diciendo: Hazme justicia de mi adversario. Y él no quiso por algún tiempo; pero después de esto dijo dentro de sí: Aunque ni temo a Dios, ni tengo respeto a hombre,sin embargo, porque esta viuda me es molesta, le haré justicia, no sea que viniendo de continuo, me agote la paciencia. Y dijo el Señor: Oíd lo que dijo el juez injusto.¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche? ¿Se tardará en responderles?Os digo que pronto les hará justicia. Pero cuando venga el Hijo del Hombre, ¿hallará fe en la tierra?

En los tiempos bíblicos, el juicio por lo general era algo muy deseado. El cuadro de la pobre viuda en Lucas 18:1 al 8 captura la actitud generalizada hacia el juicio. La viuda sabe que prevalecerá en su causa solamente si puede encontrar a un juez que acepte tomar su caso. No tiene suficiente dinero ni estatus para hacerlo, pero finalmente persuade al juez para que la escuche y le dé lo que merece. Como lo dijo Jesús: “¿Y acaso Dios no hará justicia a sus escogidos, que claman a él día y noche?” (Luc. 18:7). El pecado ha traído el mal al mundo, y el pueblo de Dios a lo largo de las edades siempre ha esperado que Dios arregle las cosas nuevamente.

“¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado” (Apoc. 15:4).

Piensa en todo el mal que ha pasado y sigue pasando en el mundo sin ser castigado. ¿Por qué, entonces, es tan crucial para nosotros, como cristianos, el concepto de justicia, y el juicio justo de Dios? ¿Qué esperanza obtienes de la promesa de que se hará justicia?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

17 Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios? 18 Y:  Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?

El mundo está dividido en dos grupos espiritualmente hablando, uno de ellos son los creyentes y el otro son los no creyentes.

Los dos grupos están condenado a los sufrimientos, pero hay una diferencia entre esos dos sufrimientos y son los siguientes:

-Un grupo tiene la resignación de Dios en medio del sufrimiento, el otro grupo no

-Un grupo tiene paz en la consciencia, el otro grupo no

-Un grupo tiene la esperanza de una vida mejor, el otro grupo no

-Un grupo tiene una relación íntima con el Padre, el otro grupo no

¿Cómo podemos saber cuando los juicios de Dios se acercan a nuestra tierra, a nuestra nación, a nuestra iglesia, o a nuestras vidas personales?

-Usualmente Dios visita a los humanos, con juicios mas pequeños, antes de visitarlos con los juicios grandes; Amós 4 dice: Os hice estar a diente limpio en todas vuestras ciudades, y hubo falta de pan en todos vuestros pueblos; mas no os volvisteis a mí, dice Jehová. También os detuve la lluvia tres meses antes de la siega; e hice llover sobre una ciudad, y sobre otra ciudad no hice llover; sobre una parte llovió, y la parte sobre la cual no llovió, se secó.”

-Antes de cualquier juicio de Dios, Dios lleva al descanso a los hombres grandes del lugar que será enjuiciado, y les deja como lideres persona inservibles, Isaías 3 dice: “Porque he aquí que el Señor Jehová de los ejércitos quita de Jerusalén y de Judá al sustentador y al fuerte, todo sustento de pan y todo socorro de agua; el valiente y el hombre de guerra, el juez y el profeta, el adivino y el anciano; el capitán de cincuenta y el hombre de respeto, el consejero, el artífice excelente y el hábil orador. Y les pondré jóvenes por príncipes, y muchachos serán sus señores. Y el pueblo se hará violencia unos a otros, cada cual contra su vecino; el joven se levantará contra el anciano, y el villano contra el noble.”

-Dios enjuicia cuando pecados terribles afectan a una región; pecados como el ateísmo, la idolatría, y la perversión sexual entre otros, son magnetos especiales para atraer los juicios de Dios sobre la tierra.

-Dios enjuicia a una nación, por la excesiva cantidad de pecados y por el grado de maldad en los pecados. Cuando el hombre hace del pecado una manera de vivir, y cuando el pecado se riega como una plaga en una región, el pecado atrae los juicios de Dios eminentemente, es decir entre mas pecados, mas peligro de juicio. Cuando hay seguridad al pecar y no hay temor de Dios; el hombre está invitando los juicios de Dios, derramados con la esencia de la ira divina.

-El abandono de nuestro primer amor, es una de las señales del pronto acercamiento de los juicios divinos.

-Dios enjuicia su iglesia, cuando no da los frutos que necesita dar. Dios no permitirá ver su iglesia caerse, los juicios caen sobre los dirigentes, la iglesia es limpiada para su mismo bienestar.

-Dios enjuicia su iglesia, por que la iglesia es su propia familia. Los errores que suceden en una familia, casi siempre traen desgracia sobre quien la gobierna.

-Dios enjuicia su iglesia, por que el evangelio sufre demasiado por los pecados de los que profesan la religión

-Dios enjuicia su iglesia, por que los pecados de los miembros de iglesias son mas detestables que los pecados de los infieles: Estos pecados son cometidos en contra de mucha luz bíblica, estas personas gozan de mas beneficios y favores divinos, el pecado cometido por los converso es un sacrilegio y casi siempre son pecados de idolatría.

Dios comienza su juicio con la iglesia por las siguientes razones:

-Usualmente Dios usa a los pecadores y a los enemigos de la iglesia para hacer el trabajo de corrección y de castigo a su propia iglesia.

-Usando a los enemigos de la iglesia y a los pecadores, Dios remueve las escusas que pueda tener el infiel. Ellos vienen a ser testigos de las consecuencias del pecado y por lo tanto quedan sin escusas, cuando ellos enfrenten los juicios divinos.

-Cuando Dios restaura a su pueblo, ellos son los primeros en reconocer y gozar de las bondades y las bendiciones de Dios

El versículo 18 termina diciendo : 18 Y:  Si el justo con dificultad se salva, ¿En dónde aparecerá el impío y el pecador?”

Dicho en Palabra simples: Si al justo le cuesta salvarse, para el pecador hay muy poca oportunidad.

El camino de la salvación es difícil:

-Por que hay mucho para hacer para sacar a Lot de Sodoma y a Israel de Egipto

-Por que el pecado nos está atando constantemente al mundo

-Por que el diablo es el gran enemigo de la paz que tienen los hijos de Dios, de la misma manera que el faraón era enemigo de los israelitas

-Por que hay una cantidad numerosa y fuerte, de amigos y familiares que se interponen en nuestro camino

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Hoy, en el espíritu y poder de Elías y de Juan el Bautista, los mensajeros enviados por Dios recuerdan a un mundo destinado al juicio los acontecimientos solemnes que pronto han de suceder en relación con las horas finales del tiempo de gracia y la aparición de Cristo Jesús como Rey de reyes y Señor de señores. Pronto será juzgado cada uno por lo que haya hecho por medio del cuerpo. La hora del juicio ha llegado, y a los miembros de su iglesia en la tierra incumbe la solemne responsabilidad de dar aviso a los que están, por así decirlo, en la misma margen de la ruina eterna. A todo ser humano que quiera escuchar en este vasto mundo, deben presentarse claramente los principios que están en juego en la gran controversia que se desarrolla, pues de ellos dependen los destinos de toda la humanidad (Profetas y reyes, {PR}, p. 528).

Tiempos difíciles están delante de nosotros; los juicios de Dios están cayendo sobre nuestro mundo. Las naciones de la tierra temblarán. Habrá pruebas y perplejidades por todos lados; los corazones de los hombres desfallecerán de temor. ¿Y qué haremos nosotros en aquel día? A pesar de que la tierra tambalee como un borracho, y sea removida como una choza, si hemos puesto nuestra confianza en Dios, él nos librará. “El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente”. “Porque tú has puesto a Jehová, que es mi esperanza, al Altísimo por tu habitación, no te sobrevendrá mal… Pues que a sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden en todos tus caminos”.

Cristo ve la terminación del conflicto. La batalla se riñe más y más encarnizadamente. Pronto vendrá con su justicia, y tomará posesión de todas las cosas terrenas. Hay señales de la inminencia de su venida, Cristo preservará a aquellos que lo han seguido, considerándolo el Camino, la Verdad y la Vida. Él se ha comprometido para ser su santuario. Les dice: Entren en el seguro refugio por un momento, y escóndanse hasta que haya purificado la tierra de su iniquidad (Sons and Daughters of God, p. 354; parcialmente en Hijos e hijas de Dios, {HHD}, p. 356).

Cuando los redimidos se congreguen en la presencia de Dios, se darán cuenta de cuán imperfectas eran sus conclusiones acerca de lo que el cielo considera como éxito. Al repasar sus esfuerzos por alcanzar el éxito descubrirán cuán insensatos eran sus planes, cuán triviales sus supuestas pruebas, y cuán irrazonables sus dudas. Entonces verán cuán a menudo acarrearon el fracaso sobre lo que hacían por no confiar en lo que Dios decía. Entonces una verdad se destacará con toda claridad: la posición que se ocupa no prepara al hombre para entrar en las cortes celestiales. También se darán cuenta de que el honor que se rinde a los seres humanos pertenece sólo a Dios, y que a él corresponde toda la gloria. De los labios del coro de ángeles y de la hueste de redimidos brotará el cántico: “Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos. ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? Pues sólo tú eres santo” (Apocalipsis 15:3-4) (Testimonios para la iglesia, {7TI}, t. 7, p. 29).

44


Jueves 4 de mayo // Lección 6_____________________________________________________________

FE EN MEDIO DE TRIBULACIONES

Como hemos visto, Pedro estaba escribiendo a creyentes que estaban sufriendo por su fe. Y, como lo ha demostrado la historia cristiana, la situación siguió empeorando, al menos por un tiempo. Seguramente muchos cristianos en los años subsiguientes encontraron solaz y consuelo en lo que escribió Pedro. Sin duda, muchos lo encuentran también hoy.

¿Por qué el sufrimiento? Esa, por supuesto, es una pregunta muy antigua. El libro de Job, uno de los primeros libros de la Biblia en ser escritos, tiene el sufrimiento como tema clave. De hecho, si hubo alguien (además de Jesús) que sufrió, no “como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno” (1 Ped. 4:15), fue Job. Después de todo, aun Dios dijo de Job: “¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal?” (Job 1:8). Y, aun así, ¡mira lo que tuvo que soportar el pobre de Job, no por ser malo, sino por ser bueno!

¿Cómo nos ayudan los siguientes textos a responder la pregunta del origen del sufrimiento? 1 Ped. 5:8; Apoc. 12:9; Apoc. 2:10.

1 Pedro 5:8

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;

Apocalipsis 12:9

Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

Apocalipsis 2:10

10 No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida.

La respuesta corta es que sufrimos porque estamos en medio del gran conflicto entre Cristo y Satanás. Esta no es solamente una metáfora, un mero símbolo para el bien y el mal en nuestra naturaleza. Hay un diablo real y un Jesús real que están peleando una batalla real por los seres humanos.

Lee 1 Pedro 4:19. ¿Cómo nos puede ayudar lo que escribió Pedro en la lucha que nos esté tocando librar ahora?

1 Pedro 4:19

19 De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.

Cuando sufrimos, especialmente cuando ese sufrimiento no viene directamente como resultado de nuestros propios errores, naturalmente hacemos la pregunta que hizo Job, una y otra vez: ¿Por qué? Y, como suele pasar, no tenemos una respuesta. Como dice Pedro, lo único que podemos hacer, aun en medio de nuestro sufrimiento, es encomendar nuestras almas a Dios, confiando en él, nuestro “fiel Creador”, y seguir “haciendo el bien” (1 Ped. 4:19).

¿Por qué el hecho de conocer el carácter de Dios por ti mismo, conocer su bondad y su amor por ti personalmente, es un componente tan crucial para ti como cristiano, especialmente cuando estás sufriendo? ¿Cómo podemos aprender a conocer mejor a Dios y la realidad de su amor?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Hasta al mejor santo le llega su noche negra, la mejor vida que haya en el mundo está torcida, el hombre más perfecto es imperfecto, y el hombre mas inocente tiene su punto débil.

La legenda cuenta que cuando Aquiles todavía era un niño, su madre llamada Tetis, lo sumergió en las aguas del Estigia (el rio del Hades) para convertirlo en invulnerable, pero el agua del Estigia nunca mojó el talón de donde ella lo tenía sostenido, y fue exactamente en el vulnerable talón de Aquiles, donde la flecha encontró su blanco, para acabar con la vida de éste héroe mitológico de la antigüedad.

El hombre mas feliz de mundo no puede ser totalmente feliz, el hombre mas invencible del mundo nunca está totalmente seguro, y el hombre mas bueno del mundo nunca es bueno en su totalidad.

Un ejemplo del estudio de éste día es la vida de Job, un hombre que sufre en éste mundo sin ninguna razón.

Job fácilmente se pudiera llamar “El primer Pagano de la Biblia” Job no era judío, ni tampoco era gentil. No pertenecía a la línea patriarcal, estaba fuera de lo que era en esos días pertenecer a la iglesia de Dios, en realidad Job habitaba en un mundo pagano, era ciudadano de un país pagano, pero a pesar de su cultura pagana, de su medio ambiente pagano, y de su origen pagano, era un hombre que creía y obedecía a Dios, de una manera única.

A ciencia cierta el mundo cristiano no  sabe en realidad cuando y quien escribió el Libro de Job, pero el mundo Adventista, si lo sabe. El libro de Job lo escribió Moisés cuando estaba en el desierto de Madián, pastoreando las ovejas de su suegro Jetro.

“No se perdieron los largos años pasados en la soledad del desierto. Moisés no solo estaba ganando una preparación para la gran obra que estaba delante de él, sino también durante ese tiempo, bajo la inspiración del Espíritu Santo, escribió el libro del Génesis y también el libro de Job, [libro] que leería con el más profundo interés el pueblo de Dios hasta el fin del tiempo”.–“Comentarios de Elena de White” (CBA 3:1.158).

Hay muchos que creen que el Antiguo Testamento no es mas que una colección de literatura, historia, poesía, teología y pensamientos de la nación judía. Para los que creen de esa manera, el Libro de Job, es una muestra que el Antiguo Testamento no es así. El Libro de Job, se mantiene el solo, no le pertenece ni a la historia judía, ni al pensamiento judío, es un libro que se mantiene aparte y que habla de las grandezas de un personaje que tenía origen pagano. Según los eruditos de la Biblia, no hay otro libro que se halla escrito en la Biblia, que tenga los méritos literarios que tiene el Libro de Job.

El Libro de Job es la historia de un hombre justo y perfecto. Este hombre no se hizo justo y perfecto por la academia de sufrimientos que tuvo que cursar, sino que ya era justo y perfecto antes que la aflicción asaltara su vida. El Libro de Job está escrito en forma dramática, se centra en la arrogancia del acusador y el permiso divino para poner a prueba al acusado. El efecto que logró la prueba en Job y en sus amigos, constituye el centro del drama.

La teoría de sus amigos era la siguiente: En la vida; el sufrimiento de una persona es proporcional a su pecado, y el bienestar de una persona es proporcional a su santidad; en otras palabras; el sufrimiento es causa de la transgresión, y una vida llena de paz y alegría es el resultado de la inocencia.

Los amigos de Job no habían hecho provisión para el misterio del sufrimiento, para ellos, el sufrir era simple y sencillamente la consecuencia del pecado.

Job indignada-mente reprendía a sus amigos en su forma de pensar, en sus ardientes pero inocentes declaraciones, casi cruzaba las fronteras de la blasfemia y casi siempre demandaba de Dios una explicación de la razón de sus sufrimientos.

“Temeroso de Dios”

Aquí tenemos que la descripción de “temeroso de Dios” se le ha agregado a una persona que ya es “perfecto” y “recto”, de esto aprendemos lo siguiente:

1-Que la integridad moral y la honestidad moral, si no tiene el temor de Dios, no nos puede hacer aceptable a Dios. Dios no se deleita en lo que hacemos, si no lo hacemos en el temor de él. No hacerle ningún daño a nuestro prójimo por temor a Dios, es mucho mas que un argumento humano, es un principio divino.

2-El temor a Dios está presente en todos los regalos que recibimos de Dios y también está presente en la adoración que ofrecemos a Dios; El temor a Dios contiene fe y también contiene amor.

3-El temor a Dios mantiene un corazón y una vida limpia. Salmos 19: 9 dice “El Temor de Jehová es limpio, que permanece para siempre…” El temor a Dios es como un hombre armado a la entrada de una ciudad, lo examina todo, arresta a cualquiera que desee entrar a la ciudad de una manera incorrecta. Es como un centinela, observa a todos los lados, ve quien se acerca al alma, si la maldad desea entrar al alma, el temor a Jehová no la admitirá.

Job era perfecto. Job era completo en todos los departamentos de su carácter tanto moralmente, como religiosamente. Job no cumplía con unas tareas y desatendía otras, no cultivaba solo algunos atributos mientras descuidaba otros, él era completo, crecía simultáneamente y simétricamente.

– Job era completo en su conducta en general; la Biblia dice que era “perfecto”

– Job era completo en su relación con Dios; la Biblia dice que “era temeroso de Dios”

-Job era completo en su relación en contra del pecado; la Biblia dice que “era apartado del mal”

-Job era completo en su relación familiar: la Biblia dice que ofrecía sacrificios por sus hijos

La lección de éste día presenta una de las verdades mas irónicas del cristianismo y es el acto de creer que Dios nos protegerá de los males de éste mundo, si somos fieles a él. 

Pues no es así: se da el caso que los mas grandes fieles y líderes de la historia cristiana, han padecido de sufrimientos, de persecución y de muerte, a manos de la gente pagana o de la gente in-conversa.

El acto de ser fieles a Dios, no nos da ninguna garantía que el mal no tocará nuestras vidas. Aparentemente es todo lo contrario, por el acto de ser fieles a Dios, nuestras vidas son constantemente atacadas en diferentes formas, y esto incluye también  la misma muerte.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Hay continuas batallas que pelear y no estamos a salvo ni un momento a menos que nos coloquemos bajo el cuidado de Aquel que dio su propia vida preciosa para hacer posible que cada uno que crea en él como el Hijo de Dios, cuando se vea frente a la presión de la variada ciencia de Satanás, pueda escapar de la corrupción que hay en el mundo a causa de la concupiscencia. Es plenamente capaz, en respuesta a nuestra fe, de unir nuestra naturaleza humana con la suya divina. Al confiar en la naturaleza divina y al participar de ella y al fortalecer nuestros esfuerzos, estamos proclamando que la misión de Cristo sobre la tierra es paz en la tierra y buena voluntad para con los hombres. Debemos hablar de los peligros de la guerra contra enemigos invisibles y llevar puesta nuestra armadura, porque no estamos guerreando contra carne ni sangre, sino contra principados y potestades y huestes espirituales de maldad en las regiones celestes… Por lo tanto necesitamos mantenernos bajo la constante custodia de los santos ángeles.

El seguir a Cristo no significa estar libre de conflictos. No es un juego de niños. No es ociosidad espiritual. Todo el gozo del servicio de Cristo significa la sagrada obligación de enfrentar a menudo duros conflictos. Seguir a Cristo significa duras batallas, labor activa, guerra contra el mundo, la carne y el maligno…

Se requiere una vigilancia continua para ser fieles hasta la muerte, para pelear la buena batalla de la fe hasta que termine la guerra y como vencedores recibamos la corona de la vida (En los lugares celestiales, {ELC}, p. 119).

Jesús dice: “He aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo”. El anduvo una vez como hombre sobre la tierra, revestida su divinidad de humanidad, un hombre que sufría y era tentado, perseguido por los ardides satánicos. Fue tentado en todo punto como nosotros, y sabe cómo socorrer a los que son tentados. Ahora está a la diestra de Dios; está en el cielo como nuestro abogado para interceder por nosotros. Siempre hemos de cobrar consuelo y esperanza al pensar en esto. El está pensando en los que están sujetos a las tentaciones de este mundo. Piensa en nosotros individualmente, y conoce cada una de nuestras necesidades. Cuando seáis tentados, decid tan sólo: El cuida de mí, él intercede en mi favor, él me ama, él ha muerto por mí. Me entregaré sin reservas a él. Entristecemos el corazón de Cristo cuando vamos condoliéndonos de nosotros mismos como si fuéramos nuestro propio Salvador. No; debemos encomendar la guarda de nuestras almas a Dios como a un Creador fiel. El siempre vive para interceder por los probados y tentados. Abra su corazón a los brillantes rayos del Sol de justicia y no permita que un solo suspiro de duda, una sola palabra de incredulidad escape de sus labios para que no siembre las semillas de la duda. Hay ricas bendiciones para nosotros; apropiémonos de ellas por la fe. Le ruego que tenga valor en el Señor. La fortaleza divina es nuestra; hablemos palabras de ánimo, fortaleza y fe (Testimonios para la iglesia, {TM}, p. 391).

45


Lección 6 // Viernes 5 de mayo___________________________________________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: El estudio del día domingo trató sobre la persecución que enfrentaban los cristianos. Aquí hay un extracto más amplio de la carta escrita al emperador acerca de lo que sufrían los cristianos en aquellos primeros siglos: “Esto es lo que he hecho con aquellos que me han sido entregados por ser cristianos. Les preguntaba a ellos mismos si eran cristianos. A los que respondían afirmativamente, les repetía dos o tres veces la pregunta, amenazándolos con suplicios; a los que perseveraban, los he hecho ejecutar. No dudaba, de hecho, confesaran lo que confesasen, que se los debería castigar al menos por tal pertinacia y obstinación inflexible.

“A aquellos que negaban ser cristianos o haberlo sido, si invocaban los nombres de los dioses según la fórmula que yo les impuse, y si ofrecían sacrificios con incienso y vino a tu imagen, que yo había hecho instalar con tal objeto entre las imágenes de los dioses, y además maldecían a Cristo, cosas todas ellas que me dicen que es imposible conseguir de los que son verdaderamente cristianos, he considerado que deberían ser puestos en libertad. Otros, cuyo nombre había sido dado por un denunciante, dijeron que eran cristianos, pero después lo negaron. Lo habían sido, pero después dejaron de serlo, algunos al cabo de tres años, otros de más, algunos incluso por más de veinte. También todos estos han adorado tu imagen y las estatuas de los dioses, y han maldecido a Cristo”.–Cartas de Plinio, libro 10:96.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR

  1. ¿Cuál era el principal problema que enfrentaban los cristianos tal como se revela en esta carta fascinante? ¿Qué similitudes podemos ver aquí con lo que vendrá en los últimos días, tal como se revela en el mensaje del tercer ángel de Apocalipsis 14:9 al 12? ¿Qué nos dice esto acerca de algunas de las cuestiones subyacentes en el Gran Conflicto mismo?
  2. “Los que honran la Ley de Dios han sido acusados de atraer los castigos de Dios sobre la Tierra, y se los mirará como si fueran causa de las terribles convulsiones de la naturaleza y de las luchas sangrientas entre los hombres, que llenarán la tierra de aflicción. El poder que acompañe la última amonestación enfurecerá a los malvados; su ira se ensañará contra todos los que hayan recibido el mensaje, y Satanás despertará el espíritu de odio y persecución en un grado de intensidad aún mayor” (CS 600). Aunque no sabemos cuándo sucederá todo esto, ¿cómo podemos estar siempre listos para enfrentar oposición por nuestra fe, no importa en qué forma aparezca esa oposición? ¿Cuál es la clave para estar preparados?

46


Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2017

76 pensamientos en “LECCIÓN 6 – SUFRIR POR CRISTO – PARA EL 6 DE MAYO DE 2017

  1. Hnos casi no lo pude creer cuando encontré la lección en mi correo , fué una gran alegría inesperada . No encuentro palabras para expresar mis agradecimientos a todos ustedes , se que tienen que hacer un gran esfuerzo para poder brindarnos estos estudios y solo me queda decirles que le agradezco a mi Dios principalmente y a todos ustedes por este regalo de tiempo y conocimiento que nos entregan ¡ GRACIAS MUCHAS GRACIAS Y QUE NUESTRO DIOS LOS AMPARE Y FORTALEZCA ! . Les envío un fuerte abrazo y rogaré siempre a nuestro Creador por este ministerio y que les siga dando vida , salud y muchas bendiciones . Su hna en Cristo .

  2. Queridos Hermanos . Que grato es contar nuevamente con vuestro trabajo. Que Dios siga bendiciendoles grandemente. MUCHAS , MUCHAS GRACIAS. Les saludo desde Chile.

  3. Fue una alegría para mi ver que en mi correo estaba la lección , que Dios les recompense ese gran esfuerzo que hacen para traernos la lección bien explicada , si yo demoro casi una hora estudiándola , cuanto más ustedes que tienen que redactarla ,gracias por ese gran esfuerzo , Dios los bendiga grandemente .

  4. Gracias por seguir iluminandonos….y a Dios por guiarlos !!!!

  5. ¡Qué bueno que volvieron a hacerlo! Dios los bendiga MUY MUY ricamente.
    Fue una gran alegría verlos de nuevo en mi correo. La tarea que ustedes hacen es muy importante realmente, nos clarifican muchos puntos que a veces cuestan y amplían otros con un excelente material.
    Créanme que es un placer poder contar con su ayuda y que espero no se vuelva a interrumpir.
    Oraré por ustedes muy especialmente y sigo en la espera cada semana para deleitarme (si, realmente es un placer el tiempo que dedico a ampliar la lección con vuestro aporte) y seguir aprendiendo más.

  6. Hermano muchos gracias por regresar nuevamente le agradezco por como usted expelca la lección me a ayudado crecer espiritual mente gracias por pensar en la obra del ministerio. La voy a tener en mis oraciones amen.

  7. Excelente lecciones , es la forma de sufrir y vivir en Cristo.muchas bendiciones

  8. Gloria a Dios, Dios es bueno y nos escucha en oración y más cuando de verdad nos alegramos tanto qué casi lloro al abrir mi correo y tenerlo de vuelta me alegré muchísimo Dios les proveerá siempre en todo y tengan tiempo para este ministerio y en su familia nunca pensé que si me faltarán me fuera a doler pareciera que los conociera desde hace mucho tiempo. gracias por estar allí, Dios los bendiga en gran manera un fuerte abrazo para todos ustedes mis hermanos se les quiere Bienvenidos mis hermanos

  9. Que bendición volverlos a encontrar en la página, sentí una alegría estimados hermanos, Que Dios los bendiga en este maravilloso don. Oraré bastante por ustedes. Gracias a Dios.

  10. gracias por continuar aportando el material de la leccion.. bendiciones!!! lo descargo cada semana para mi estudio

    ________________________________

  11. Que alegría volver a recibir este hermoso material. Nos alegra tanto, será de gran bendición para todos. Seguiremos orando por ustedes.

  12. Fue una gran alegría al abrir mi correo y estar el estudió del folleto de escuela sabática gracias a Dios primeramente por haber permitido a ustedes hermanos al regresar a estar nuevamente con nosotros para poder cada día alimentar nuestra vida espiritual ya que es de mucha utilidad el estudio diario mil gracias a ustedes que Dios les bendiga y les guarde oraremos para que continúen con este ministerio gracias les dicen sus hermanos en cristo desde Perú

  13. felicidades por el ministerio que llevan, y muchas gracias ,nos es de mucha ayuda las lecciones

  14. Hermano Tony Garcias es una excelente ayuda la que nos brinda por medio de este estudio le agradesco el haber retomado la leccion es muy importante para mi vida espiritual.un caluroso abrazo y Dios lo siga bendiciendo junto con su familia.

  15. Felicidades por el hermoso ministerio que van llevando . Que Dios los colme de bendicion. Comentarles que este es mi primer año como maestro de escuela sabatica y realmente ha sido una bendicion en mi vida espiritual y en la de mis alumnos; me siento muy bendecido por el estudio profundo que realizan para poder impartir mi clase. Que Dios siempre los guie estaremos orando por ustedes. Bendiciones…

  16. Infinitas gracias hermanos por continuar con este ministerio .me atrevo a confesar que sentía haber perdido una parte importante de mi estudio personal de las lecciones de escuela sabática . Cuanta fue mi alegría cuando un hermano al cual le había recomendado esta página ,me notificó de la continuidad de la misma.
    Dios los bendiga ricamente y que los acompañe siempre . Los saludo afectuosamente desde Argentina .

  17. Es una alegría inmensa al tenerlos nuevamente en este arduo y valioso servicio. Es d mucha ayuda

  18. Bendiciones abundantes mis hermanos Gracia

  19. Agradecida con Dios por la decisión de querer seguir en el ministerio con los comentarios de escuela sabatica… Que Dios les bendiga hoy y siempre y que su ministerio crezca en abundancia bendiciones!!!

  20. uff que peso que nos quitas de encima, apreciada famiia garcia estoy agradecido por esa gran decisión que tomaron y orare para que DIOS les bendiga, desde Bolivia un saludo muy grande

  21. Que el DIOS TODOPODEROSO lo recompense usted y su familia, aqui en la tierra y en el cielo. Bendiciones.

  22. hermanos muchas gracias que el señor los siga llenando de bendiciones la familia reyes tagal les envía un cordial saludo a toda su familis

  23. Hermano Dios lo llene de bendiciones por todo el esfuerzo que hace para seguir con la lección Dios lo bendiga

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s