Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 7 – LÍDERES SIERVOS – PARA EL 13 DE MAYO DE 2017

12 comentarios



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


Image result for saint peter paintings

“La Liberación de Pedro” por Bartolomé Esteban Murillo,  Sevilla – España  (1617-1682)


Los pensamientos pertenecientes a “Escuela Sabática para Maestros” no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional o mundial. Este es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer extra información a la Lección de Escuela Sabática, para que le sea de ayuda al maestro para poder entender y explicar de una manera mas clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversia-les, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de su ayuda o de su agrado, le pedimos por favor, que sencillamente lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 7: Para el 13 de mayo de 2017

LÍDERES SIERVOS

Sábado 6 de mayo________________________________________________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: 1 Pedro 5:1-10; Hechos 6:1-6; Jeremías 10:21; Mateo 20:24-28; Proverbios 3:34; Apocalipsis 12:7-9.

PARA MEMORIZAR:

“Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros” (1 Ped. 5:7).

LOS ESTUDIOS SOBRE IGLESIAS EN CRECIMIENTO casi siempre destacan la importancia de liderazgo efectivo. Este liderazgo toma su visión de Dios y su Palabra, y provee oportunidad para que todos en la congregación puedan ejercer sus propios dones espirituales en pos de la comisión evangélica.

Pero el liderazgo eclesiástico es un desafío muy grande. Los voluntarios, que a menudo dan de su tiempo a pesar de estar ya muy ocupados, son los que en gran medida mantienen en funcionamiento las iglesias. Los miembros pueden “votar con los pies” al dejar de asistir si algo sucede que no pueden apoyar. Además, un líder cristiano eficaz también debe ser profundamente espiritual. Y no debemos olvidar que Pedro está escribiendo a iglesias que están sufriendo persecución. Los líderes de la iglesia estarían en una posición particularmente vulnerable en ese contexto. ¿Quién, entonces, está capacitado para esta tarea?

En 1 Pedro 5:1 al 10, Pedro aborda el asunto del liderazgo cristiano en el nivel de la iglesia local. En estos versículos, Pedro escribe sobre algunas características cruciales necesarias, no solamente en los líderes locales, sino también en los miembros. Sus palabras son tan relevantes para nosotros hoy como lo eran entonces.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Jesús miraba a los acongojados y de corazón quebrantado, a aquellos cuyas esperanzas habían sido defraudadas, y que procuraban satisfacer los anhelos del alma con goces terrenales, y los invitaba a todos a buscar y encontrar descanso en él.

Con toda ternura decía a los cansados: “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas” (Mateo 11:29).

Con estas palabras, Cristo se dirigía a todo ser humano. Sabiéndolo o sin saberlo, todos están trabajados y cargados. Todos gimen bajo el peso de cargas que solo Cristo puede quitar. La carga más pesada que llevamos es la del pecado. Si tuviéramos que llevarla solos nos aplastaría. Pero el que no cometió pecado se ha hecho nuestro substituto. “Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros” (Isaías 53:6).

El llevó el peso de nuestra culpa. También quitará la carga de nuestros hombros cansados. Nos dará descanso. Llevará por nosotros la carga de nuestros cuidados y penas. Nos invita a echar sobre él todos nuestros afanes; pues nos lleva en su corazón (El ministerio de curación, p. 47).

Por la gracia de Cristo, toda tendencia errónea puede ser reprimida, no en una forma lánguida e irresoluta, sino con un firme propósito, con la elevada resolución de convertir a Cristo en el Modelo. Diríjase vuestro amor a aquellas cosas que Jesús amaba, y apártese de aquellas cosas que no darán fortaleza a los impulsos correctos. Con firme energía, procurad aprender y mejorar el carácter cada día. Debéis tener firmeza de propósito para dominaros y ser lo que sabéis que Dios quiere que seáis.

Tanto el intelecto como el corazón, deben ser consagrados al servicio de Dios. Él tiene derecho sobre todo lo que hay en nosotros. El seguidor de Cristo no puede participar en complacencia o en empresa alguna por inocente y loable que parezca, que una conciencia iluminada le señale como capaz de disminuir su ardor o reducir su espiritualidad. Cada cristiano debe trabajar para hacer retroceder la marea del mal, y salvar a nuestros jóvenes de las influencias que quisieran arrastrarlos a la ruina. Dios nos ayude a avanzar contra la corriente {La maravillosa gracia de Dios, p. 327).

Hemos sido elegidos por gracia para ser siervos del Señor. Ser siervos significa ser obreros que tienen preocupaciones, llevan cargas y asumen responsabilidades… Cada hombre tiene una obra solemne que hacer y no puede desperdiciar su tiempo; no puede desperdiciar los privilegios ni las oportunidades que le han sido otorgados. Debe mejorar en carácter, en habilidades, de acuerdo a sus privilegios y oportunidades, para llegar a ser un obrero completo en la causa de Dios (Manuscript 81, 18 de julio, 1893).

47


Lección 7 // Domingo 7 de mayo__________________________________________________________

LOS ANCIANOS EN LA IGLESIA TEMPRANA

Busca los siguientes textos: Hechos 6:1 al 6; 14:23; 15:6; 1 Timoteo 5:17; y 1 Pedro 5:2. ¿Qué información nos proveen estos versículos con respecto a los desafíos que enfrentaba la iglesia temprana y el papel de sus líderes?

Hechos 6:1-6

1 En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria. Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra. Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía; a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

Hechos 14:23

23 Y constituyeron ancianos en cada iglesia, y habiendo orado con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído.

Hechos 15:6

Y se reunieron los apóstoles y los ancianos para conocer de este asunto.

1 Timoteo 5:17

17 Los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.

1 Pedro 5:2

Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;

Un grupo numeroso de personas que se vuelven creyentes y se unen a la iglesia es una gran bendición de Dios. Sin embargo, como lo ilustra la experiencia de los primeros cristianos, el crecimiento rápido puede traer problemas.

Por ejemplo, Hechos 1 al 5 documenta la obra del Espíritu Santo en la conversión de muchos al cristianismo. Hechos 6:1 al 6 muestra el resultado: el grupo se volvió demasiado grande para los líderes que tenía, y fue necesario crear estructuras a fin de manejar las funciones diarias de la iglesia.

El problema que hizo ver esta debilidad en la estructura organizacional fue una queja de discriminación. El grupo de habla griega se quejó de que sus viudas eran descuidadas en la distribución diaria de comida. Como respuesta, un grupo de personas, los diáconos, fue designado especialmente para ayudar a los doce apóstoles con el manejo de los recursos de la iglesia.

Es verdad que la iglesia temprana fue guiada por el Espíritu Santo de una manera especial. Pero incluso entonces hubo necesidad de fijar estructuras eclesiásticas. Un grupo clave de líderes de la iglesia que fue necesario desde muy temprano fue el de los ancianos, que eran establecidos para cada congregación local. De hecho, la designación de ancianos para liderar estos grupos de cristianos recién formados era algo que hacían Pablo y Bernabé cuando iban a lugares donde aún se debía predicar acerca de Jesús (Hech. 14:23).

Los ancianos recibían muchas funciones diversas en el cristianismo temprano. Como líderes de su comunidad local, de tanto en tanto actuaban como instructores para enseñar a los nuevos conversos. Predicaban, y se aseguraban de que se hicieran las cosas necesarias para el bienestar de la comunidad (Hech. 15:6; 1 Tim. 5:17; 1 Ped. 5:2).

¿Cuáles son algunas maneras en las que puedes aprender a trabajar mejor con los líderes en tu iglesia local, aun cuando no siempre se pongan de acuerdo en todas las cosas?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

“En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria. Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas. Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía; a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos. Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.”

El rápido crecimiento de la iglesia de Jerusalén trajo consigo tensión social. Felipe fue designado como parte de un equipo para atenderla. Los conversos, incluyendo los menos privilegiados y económicamente limitados que participaban en las comidas comunes diarias, hicieron demandas crecientes a los líderes de la iglesia. Comenzaron a murmurar sobre una distribución no equitativa de los alimentos a las viudas de habla griega. Esto era muy delicado, ya que los profetas hebreos recordaron muchas veces que no se debe descuidar a las viudas y a los huérfanos.

Para resolver este problema serio, los doce apóstoles reunieron a los creyentes y propusieron que se designara a siete hombres, llenos de sabiduría y del Espíritu Santo, para que “diaconizaran [en griego, ‘servir’] a las mesas”, de modo que los doce pudieran “diaconizar la Palabra” Los siete tenían nombres griegos, lo que tal vez indicaba un equilibrio en el servicio de bienestar para las viudas de habla griega descuidadas. Entre ellos estaba Felipe, quien es mencionado por primera vez en la Biblia.

Los apóstoles alegaron que era necesario tener líderes adicionales para evitar estar sobrecargados por la administración de los recursos necesarios para la vida comunal. Enfatizaron que su vocación era dedicarse a la Palabra de Dios y la oración.

Hay dos cosas fundamentales que tenemos que entender antes de proseguir con el estudio de éste día, la primera es que nunca ha habido una iglesia perfecta, ni nunca la habrá de éste lado de la eternidad, el trigo y la cizaña permanecerán juntas hasta el mismo día de la siega.

La segunda es que la iglesia nunca puede estar tranquila y sin problemas, si no tiene persecución por los de afuera, entonces tiene problemas ocasionado por los de adentro de la iglesia; y cuando los desordenes y problema son ocasionados por los miembros de iglesia, es más peligroso para la iglesia que cuando sufre persecución por los de afuera.

Los problemas de una iglesia comienzan con el crecimiento de los feligreses, entre más personas se unen a la iglesia es más difícil de mantener la unidad de la iglesia. Hay muchas iglesias que han sobrevivido perfectamente en la adversidad, pero han sucumbido en tiempos de prosperidad.

En la lección de éste día habla de  dos grupos de personas: los judíos y los griegos. 

Los judíos eran  aquellos que habían nacido en Palestina, ellos nunca habían salido de su nación, y  tenían una manera de pensar muy estrecha y una  simpatía muy restringida.

Los griegos de quienes habla la lección eran también  judíos, pero la gran diferencia es que ellos habían nacido y crecido en países extranjeros, y esto fue una consecuencia de las conquistas y deportaciones que había sufrido Israel departe  de las naciones vecinas.

Estas personas llamados “los griegos,” habían sido refinados por el arte, la poesía, la lectura, y la belleza de la cultura griega y que encima de todo hablaban el griego. Estas diferencias eran lo suficientemente grandes como para provocar un enfrentamiento entre los dos grupos.

En ésta ocasión los dirigentes judíos son acusados de negligencia. Muchas veces las pequeñas cosas crean grandes problemas en nuestras iglesias, especialmente si ya las diferencias existen. Las divisiones que ocurren en las iglesias, muchas veces se originan por cosas que realmente carecen de importancia. 

Los judíos de casa o hebreos, siempre vieron de reojo a sus hermanos extranjeros, y ellos consideraban que estos habían estado expuestos por tanto tiempo al mundo pagano que se habían contaminado con el paganismo.

Como un resultado de ésta creencia, el celo religioso se había propagado entre ellos. En el capítulo 2 de Hechos, Pedro se dirige a todos ellos como “varones judíos” y allí está el largo catálogo de las naciones de las cuales los judíos-griegos  procedían.

Siendo los griegos mas despiertos, de mayor educación e inteligencia que los judíos de Palestina, no dudaron ni por un momento protestar ante los apóstoles por el descuido y la negligencia que estaban sufriendo las viudas griegas de parte de los dirigentes del grupo judío.

Para esos días especialmente,  los judíos de Palestina tenían la tendencia de enorgullecerse por retener y mantener un tipo de religión mas pura que los demás, al mismo tiempo los griegos tenían la costumbre de ver con desprecio a aquellos que nunca salieron de Palestina, y ellos solían tildar a los judíos de Palestina, como gente fanática e ignorante. La iglesia joven de los apóstoles, estaba comenzando a tener serios problemas. 

Pero los apóstoles restauraron la armonía; Prestamente, unánimemente, sabiamente. Ellos no esperaron que las murmuraciones se convirtieran en una infección declarada, tampoco condenaron a los que estaban murmurando, tampoco se trataron de justificar a ellos mismos, ellos simplemente pidieron que el trabajo se pusieran en manos de otros para que estos lo hicieran  correctamente. 

Con la ordenación de los “SIETE” se abre una nueva página en la historia de la iglesia. Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.

Aquí no se usa la palabra “diácono” Los “SIETE” no son llamados diáconos. La palabra diácono significa “ministro o servicio” a ésta fecha de la historia bíblica, la palabra “diácono” había sido usada para los doce apóstoles y también para Jesús.

Se dice, y es verdad, que si alguno desea ser obispo, a noble función aspira. Así que el obispo debe ser intachable, esposo de una sola mujer, moderado, sensato, respetable, hospitalario, capaz de enseñar; no debe ser borracho ni pendenciero, ni amigo del dinero, sino amable y apacible. Debe gobernar bien su casa y hacer que sus hijos le obedezcan con el debido respeto; porque el que no sabe gobernar su propia familia, ¿cómo podrá cuidar de la iglesia de Dios? No debe ser un recién convertido, no sea que se vuelva presuntuoso y caiga en la misma condenación en que cayó el diablo. Se requiere además que hablen bien de él los que no pertenecen a la iglesia, para que no caiga en descrédito y en la trampa del diablo.

Los diáconos, igualmente, deben ser honorables, sinceros, no amigos del mucho vino ni codiciosos de las ganancias mal habidas. Deben guardar, con una conciencia limpia, las grandes verdades de la fe. 10 Que primero sean puestos a prueba, y después, si no hay nada que reprocharles, que sirvan como diáconos. 11 Así mismo, las esposas de los diáconos deben ser honorables, no calumniadoras sino moderadas y dignas de toda confianza. 12 El diácono debe ser esposo de una sola mujer y gobernar bien a sus hijos y su propia casa. 13 Los que ejercen bien el diaconado se ganan un lugar de honor y adquieren mayor confianza para hablar de su fe en Cristo Jesús. 1 Timoteo

En los dos textos ade arriba, encontramos las características de un obispo, que traducido es un “supervisor” y de un diácono que es un ministro-servidor. Las características casi son las mismas en los dos personajes, por que el trabajo es casi el mismo, la diferencia es que el obispo es el supervisor.

En el tiempo de los apóstoles antes de ser ungidos, ellos tenían que tener al Espíritu Santo Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo. Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía; a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

En nuestro tiempo moderno se cree lo contrario, se cree que hay que ungir para recibir el Espíritu Santo.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Los que se habían convertido por la labor de los apóstoles estaban afectuosamente unidos por el amor cristiano. A pesar de sus anteriores prejuicios, hallábanse en recíproca concordia. Sabía Satanás que mientras durase aquella unión no podría impedir el progreso de la verdad evangélica, y procuró prevalerse de los antiguos modos de pensar, con la esperanza de introducir así en la iglesia elementos de discordia.

Sucedió que habiendo crecido el número de discípulos, logró Satanás despertar las sospechas de algunos que anteriormente habían tenido la costumbre de mirar con envidia a sus correligionarios y de señalar faltas en sus jefes espirituales… Por lo tanto, era indispensable tomar medidas inmediatas que quitasen todo motivo de descontento, so pena de que el enemigo triunfara en sus esfuerzos y determinase una división entre los fieles…

Los apóstoles reunieron a los fieles en asamblea, e inspirados por el Espíritu Santo, expusieron un plan para la mejor organización de todas las fuerzas vivas de la iglesia (Los hechos de los apóstoles, pp. 72, 73).

Los apóstoles llevaban sobre sí la pesada responsabilidad de extender su esfera de acción para proclamar el evangelio en las regiones lejanas. De su ejemplo se desprende el hecho de que en la viña del Señor no hay lugar para gente inactiva. Sus servidores tienen el deber de agrandar constantemente el círculo de sus esfuerzos. Siempre deben realizar más, nunca menos. La obra del Señor ha de crecer y expandirse hasta circuir el mundo.

Después de un viaje misionero, Pablo y Bernabé volvieron sobre sus pasos, visitando a las iglesias que habían levantado y escogiendo personas que se unieran a ellos en su trabajo. Hoy también los siervos de Dios deben trabajar de la misma manera, eligiendo y entrenando a jóvenes dignos como colaboradores suyos. Que Dios nos ayude a consagramos, para que otros puedan santificarse por nuestro ejemplo capacitándose para realizar una obra exitosa en la ganancia de almas para Cristo (Testimonios para la iglesia, tomo 7, p. 18).

Más adelante en la historia de la iglesia primitiva, una vez constituidos en iglesias muchos grupos de creyentes en diversas partes del mundo, se perfeccionó aún más la organización a fin de mantener el orden y la acción concertada. Se exhortaba a cada uno de los miembros a que desempeñase bien su cometido, empleando útilmente los talentos que se le hubiesen confiado. Algunos estaban dotados por el Espíritu Santo con dones especiales: “Primeramente apóstoles, luego profetas, lo tercero doctores; luego facultades; luego dones de sanidades, ayudas, gobernaciones, géneros de lenguas” (1 Corintios 12:28). Pero todas estas clases de obreros tenían que trabajar concertadamente (Los hechos de los apóstoles, p. 75).

Dios ha mostrado repetidamente que no debiera animarse a una persona a que salga a trabajar al campo sin tener evidencia inequívoca de que ha sido llamada. El Señor no confiará la responsabilidad de cuidar su grey a personas que no posean las calificaciones necesarias. Aquellos a quienes Dios llama deben ser personas de profunda experiencia, probados, de juicio sólido, personas que se atrevan a reprochar el pecado con espíritu de humildad, y que entiendan cómo alimentar a la grey. Dios conoce el corazón y también sabe a quién elegir (Testimonios para la iglesia, tomo 1, p. 192).

48


Lunes 8 de mayo // Lección 7_____________________________________________________________

LOS ANCIANOS

Lee 1 Pedro 5:1 al 4. ¿Qué actitudes deberían tener los líderes en las funciones que ejercen en la iglesia? ¿Cómo se pueden aplicar estos principios a cualquiera de nosotros, sin importar el cargo o la función?

1 Pedro 5:1-4

1 Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada:Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.

Pedro presenta sus instrucciones para los ancianos señalando que él mismo es un anciano colega. Luego, recalca dos cosas acerca de él mismo: es un testigo de los sufrimientos de Cristo, y espera ser partícipe de la gloria que será revelada. Al decir esto, Pedro recalca la primera característica que debería hallarse en un anciano: un anciano debe entender la importancia de lo que Cristo ha sufrido en nuestro favor y la gran esperanza que nos ofrece.

Pedro compara el papel del anciano con un pastor que apacienta el rebaño de Dios. La comparación de la iglesia con un rebaño sugiere que, al igual que las ovejas, los miembros a veces pueden extraviarse por su cuenta. Así, necesitan que el pastor los guíe nuevamente al redil y los ayude a trabajar en armonía con el grupo. El anciano también debería servir como ejemplo humilde de cómo debe actuar un cristiano.

¿Qué advertencia encontramos en los siguientes textos para aquellos que son pastores del rebaño? Jer. 10:21; Eze. 34:8-10; Zac. 11:17.

Jeremías 10:21

21 Porque los pastores se infatuaron, y no buscaron a Jehová; por tanto, no prosperaron, y todo su ganado se esparció.

Ezequiel 34:8-10

Vivo yo, ha dicho Jehová el Señor, que por cuanto mi rebaño fue para ser robado, y mis ovejas fueron para ser presa de todas las fieras del campo, sin pastor; ni mis pastores buscaron mis ovejas, sino que los pastores se apacentaron a sí mismos, y no apacentaron mis ovejas;por tanto, oh pastores, oíd palabra de Jehová. 10 Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo estoy contra los pastores; y demandaré mis ovejas de su mano, y les haré dejar de apacentar las ovejas; ni los pastores se apacentarán más a sí mismos, pues yo libraré mis ovejas de sus bocas, y no les serán más por comida.

Zacarías 11:17

17 ¡Ay del pastor inútil que abandona el ganado! Hiera la espada su brazo, y su ojo derecho; del todo se secará su brazo, y su ojo derecho será enteramente oscurecido.

Una de las funciones importantes del liderazgo cristiano es trabajar con las personas de la iglesia tan pacientemente como los pastores deben trabajar con sus ovejas. Los ancianos deben reunirlos suavemente para la adoración y para compartir el mensaje de Jesús con aquellos que necesitan conocerlo, y la salvación que encontramos en él.

Pedro también recalca que los ancianos deberían ejercer un liderazgo voluntario y no bajo compulsión. No siempre es fácil encontrar personas dispuestas a aceptar los desafíos de ser líderes en la iglesia. Esto se vuelve especialmente evidente cuando llega el momento de la comisión de nombramientos. Para que una iglesia funcione bien, hay una cantidad de roles distintivos que deben ser ocupados. Hay razones por las que muchas personas son reticentes a aceptar puestos de liderazgo. Algunos de estos cargos requieren una inversión considerable de tiempo, y las personas aptas para ocuparlos quizá ya tengan muchos compromisos. Otros pueden sentir que no están suficientemente preparados para aceptar el cargo. Pero el consejo de Pedro es que, si nos es solicitado, deberíamos aceptar el liderazgo, siempre que sea posible.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

(Lunes y Martes)

1 Pedro 5:1-4

1 Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada:Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.

Esta es la manera correcta de tratar con un anciano de iglesia, a través del ruego o la exhortación. Antes de censurar el mal proceder de un anciano de iglesia, hay dos cosas importantes que hacer; primero es buscar a una persona que sea espiritualmente capaz y que también sea un anciano de iglesia, para que pueda ayudar al anciano de iglesia que está en problemas.

Pedro está exhortando a los ancianos, no los está juzgando, les está rogando, y a pesar que Pedro era un apóstol, que eso era mucho mas que un anciano, él se presenta ante ellos, como uno de ellos, llamándose así mismo un anciano, por que a la verdad aunque Pedro era un apóstol, también era un anciano.

La acción del apóstol Pedro en su exhortación a los ancianos, es una acción cargada de mucha modestia y de mucha humildad.

La humildad no fue una de las características naturales de Pedro al principio de su ministerio. Pedro aprendió la humildad, después de experimentar ciertos chascos en su vida, también por aceptar su situación real del problema de su carácter, ante los ojos de Jesucristo y de Dios.

En la expresión “Ruego a los ancianos” no encontramos ninguna señal de ordenanza, o de decreto, o de imponerse a los demás, la palabra “ruego” es una palabra que nos hace recordar el espíritu celestial que necesitamos tener, cuando deseamos arreglar las cosas que en nuestras iglesias están mal.

En la expresión “yo anciano también entre ellos” no encontramos ninguna señal de superioridad de sabiduría o conocimiento.

El apóstol Pedro se está dirigiendo a los ancianos de iglesia, no los ancianos de edad, sino los ancianos de la oficina religiosa de la iglesia.

Hay que recordar que la sagrada orden del ancianato, no se consigue por edad, sino que por ordenación divina.

Los ancianos jóvenes de la iglesia, tienen que recordar, que su posición no ha sido conseguida por sus años de trabajo en la iglesia, sino por la gracia de Cristo.

Los ancianos jóvenes tienen que caminar por los pasillos de sus iglesias, como por las calles de sus ciudades, como hombres prematuramente ancianos, hombre de sabiduría, de santidad y de una dignidad confiable. El trabajo de un anciano, no se basa en las riquezas, ni en el rango, ni en la edad, el trabajo de un anciano se basa en la pronta obediencia a la sagrada comisión que le encargó nuestro Señor Jesucristo, para su iglesia.

Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

En estos dos versículos encontramos tres terribles males, de los cuales el anciano de iglesia necesita huir, para desarrollar bien su trabajo.

Estos tres males son la obligación laboral, la codicia y la ambición.

1-La obligación Laboral

“cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente;”

La obligación laboral: No hay cosa peor en la vida que hacer un trabajo que uno no ama. Los días son largos, la labor es tediosa, y se hacen las cosas de muy mala gana y con mucha irritabilidad, siendo el resultado un producto de mala calidad, o un servicio pésimamente ejecutado.

El ministerio del ancianato, no se puede desarrollar por que tenemos necesidad económica, tampoco se puede desarrollar para salir de la pobreza o para no caer en la pobreza, ni tampoco se puede desarrollar, como un medio de subsistencia en éste mundo.

El ministerio del ancianato se tiene que desarrollar, solamente si la persona disfruta haciendo éste trabajo, solamente si la persona tiene la convicción para hacerlo, solamente si su llamado ha sido divino y solamente si la persona tiene depositado sus sueños y aspiraciones en éste ministerio.

2-La codicia

“no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;”

El ministerio del ancianato, no se puede desarrollar para tener ganancias deshonestas.

Hay dos cosas impresionantes en la lección de éste día: La primera es que se le está delegando al anciano de iglesia, las responsabilidades que le pertenecen a un pastor de iglesia.

El departamento de Escuela Sabática Mundial, que es parte de la Conferencia General de los Adventistas, están comparando el trabajo de un anciano de iglesia, con el de un pastor, eso es muy impresionante. Encima de todo, los textos de censura que Dios dirige directamente en contra de los pastores, ellos se los están “re-dirigiendo” a los ancianos de iglesias.

Los siguientes textos, son declaraciones claras, abiertas y enfáticas de parte de Dios en contra de la negligencia de los pastores de Iglesia, pero en éste caso, ellos (el Departamento de Escuela Sabática Mundial) están desviando, éstas palabras a las personas equivocadas, que son los ancianos de iglesia.

Solamente por que Pedro voluntariamente se bajo de su alto pedestal y en su epístola se identificó como un anciano de iglesia, no quiere decir que los ancianos son pastores de la iglesia, los ancianos son ancianos, y los pastores son pastores.

Invitamos a la Conferencia General y al Departamento de Escuela Sabática Mundial, que tomen la parte que a ellos le corresponde, sin tratar de lavarse las manos, con las personas equivocadas.

Jeremías 10:21

21 Porque los pastores se infatuaron, y no buscaron a Jehová; por tanto, no prosperaron, y todo su ganado se esparció.

Ezequiel 34:8-10

Vivo yo, ha dicho Jehová el Señor, que por cuanto mi rebaño fue para ser robado, y mis ovejas fueron para ser presa de todas las fieras del campo, sin pastor; ni mis pastores buscaron mis ovejas, sino que los pastores se apacentaron a sí mismos, y no apacentaron mis ovejas;por tanto, oh pastores, oíd palabra de Jehová. 10 Así ha dicho Jehová el Señor: He aquí, yo estoy contra los pastores; y demandaré mis ovejas de su mano, y les haré dejar de apacentar las ovejas; ni los pastores se apacentarán más a sí mismos, pues yo libraré mis ovejas de sus bocas, y no les serán más por comida.

Zacarías 11:17

17 Ay del pastor inútil que abandona el ganado! Hiera la espada su brazo, y su ojo derecho; del todo se secará su brazo, y su ojo derecho será enteramente oscurecido.

Estos tres textos arriba escritos, es una terrible censura y condenación de parte de Dios para los pastores de la iglesia, no nos confundamos, estos textos, no tienen nada que ver con los ancianos de iglesias.

Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

La segunda cosa impresionante de ésta lección, es que Escuela Sabática Mundial, se les olvidó decir, que los ancianos de iglesia en el tiempo de los apóstoles, eran pagados por la iglesia. De acuerdo a los dos versículos de arriba, en esa iglesia que fundó Jesucristo y que los apóstoles afirmaron, los ancianos de iglesia, eran pagados por la iglesia.

Si nuestra iglesia, es la continuación de esa flamante iglesia apostólica, ¿porqué no le pagamos a los ancianos de iglesias?

En vez de estar invirtiendo billones y billones del dólares que son los sagrados diezmos, en la bolsa de valores, o en el gobierno Federal de Los Estados Unidos de Norte América, que los usa para armamentos y para guerra, por que no los invertimos en el avance del evangelio en ésta tierra.

Le pagamos a los ancianos de iglesias, para que trabajen tiempo completo o medio tiempo, cuidando la grey de Dios, le pagamos a los instructores bíblicos para que vayan de casa en casa esparciendo el evangelio, le pagamos a enfermeras y doctores para que lleven salud y educación a tanto enfermo del mundo, construimos clínicas y centros de salud y centros de asistencia social para el necesitado tanto de nuestra iglesia, como los que no son de nuestra iglesia, ¿No sería está la mejor manera de predicar el evangelio?

La verdadera inversión de los diezmos y de las ofrendas es el evangelismo. Entre mas dinero se invierta en la predicación del evangelio, mas personas entrarán a la iglesia, incrementando de esa manera los diezmos. Si en éste momento la miembresía mundial fuera 50 millones, los diezmos fueran mucho mas de lo que ahora son, ya que solo somos alrededor de 20 millones de miembros de iglesia.

Esto es precisamente lo que dice Elena de White:

Original: “Those who work earnestly and unselfishly, be they men or women, bring sheaves to the Master; and the souls converted by their labor will bring their tithes to the treasury.”–Ev 491, 492.

Traducción: Esos que trabajan honestamente y desinteresadamente, ya sea hombre o mujer, ellos traen  gavillas al Maestro, y esas almas que se han convertido por su trabajo, traerán los diezmos al tesoro”– Ev 491-492

O sea que es una inversión para el evangelio, mientras mas se invierte en obreros bíblicos, mas almas se convertirán al evangelio y como consecuencia, mas diezmos entrarán a los tesoros de la iglesia, gracias a los nuevos conversos.

La iglesia crecerá en feligresía, la iglesia crecerá en riquezas, la iglesia crecerá en salvos, un negocio redondo, como Dios lo quiere.

Por eso fue que Dios instituyo el maravilloso plan de los diezmos y las ofrendas de una manera diferente a como lo hace nuestra iglesia.

Dios dejo para el levita, o el laico de nuestros días, el 9% de los diezmos, y Dios dejo solamente el 1% de los diezmos mas todas las ofrendas, para el sacerdote:

21Y he aquí yo he dado a los hijos de Leví todos los diezmos en Israel por heredad, por su ministerio, por cuanto ellos sirven en el ministerio del tabernáculo de reunión. Números 18

24Porque a los levitas he dado por heredad los diezmos de los hijos de Israel, que ofrecerán a Jehová en ofrenda; por lo cual les he dicho: Entre los hijos de Israel no poseerán heredad. Números 18

El levita tenía que tomar los diezmos del pueblo y diezmar ese diezmo y entregárselo a los sacerdotes:

26Hablarás a los levitas y les dirás: Cuando toméis los diezmos de los hijos de Israel que os he dado como vuestra heredad, vosotros presentaréis de ellos, como ofrenda mecida a Jehová, el diezmo de los diezmos… 28Así presentaréis también vuestra ofrenda a Jehová de todos los diezmos que recibáis de los hijos de Israel; se la daréis al sacerdote Aarón como ofrenda reservada a Jehová. Números 18

Además del 1% de los diezmos, Dios les dejó a los sacerdotes las ofrendas del pueblo:

3Y este será el derecho de los sacerdotes de parte del pueblo, de los que ofrecieren en sacrificio buey o cordero: darán al sacerdote la espaldilla, las quijadas y el cuajar. 4Las primicias de tu grano, de tu vino y de tu aceite, y las primicias de la lana de tus ovejas le darás; Deuteronomio 18

8Jehová dijo a Aarón: Yo te he dado también el cuidado de mis ofrendas. Todas las cosas consagradas de los hijos de Israel te las he dado a ti y a tus hijos en virtud de la unción, por estatuto perpetuo. 9Esto será tuyo de la ofrenda de las cosas santas, reservadas del fuego: todas las ofrendas que me han de presentar, todo presente suyo, toda expiación por su pecado y toda expiación por su culpa, será cosa muy santa para ti y para tus hijos. 10En el santuario la comerás; todo varón comerá de ella. Cosa santa será para ti.

11Esto también será tuyo: la ofrenda elevada de sus dones y todas las ofrendas mecidas de los hijos de Israel; te las he dado a ti, a tus hijos y a tus hijas por estatuto perpetuo. Cualquiera que esté limpio en tu casa, comerá de ellas. 12De aceite, de mosto y de trigo, todo lo más escogido, las primicias de ello, que presentarán a Jehová, para ti las he dado. 13Las primicias de todas las cosas de su tierra, las cuales traerán a Jehová, serán tuyas. Cualquiera que esté limpio en tu casa, comerá de ellas. 14Todo lo consagrado por voto en Israel será tuyo. Número 18

El espíritu de profecía habla mucho acerca del correcto uso de los diezmos y las ofrendas:

Elena de White dijo el diezmo se podía usar para la construcción de iglesias y otros edificios.

Original: “Institutions that are God’s instruments to carry forward His work on the earth must be sustained. Churches must be erected, schools established, and publishing houses furnished with facilities for doing a great work in the publication of the truth to be sent to all parts of the world. These institutions are ordained of God and should be sustained by tithes and liberal offerings. As the work enlarges, means will be needed to carry it forward in all its branches.”– 4T 464.

Traducción: “Las instituciones que son los instrumentos de Dios para llevar adelante su trabajo en ésta tierra, tienen que ser sostenidas. Iglesias tiene que ser construidas, escuelas tienen que ser establecidas, y casas publicadoras tiene que ser provistas con facilidades para hacer un gran trabajo de la publicación de la Verdad, para ser enviadas a todas las partes del mundo. Estas instituciones son ordenes de Dios y deben ser sostenidas por los diezmos y las ofrendas voluntarias. A medida el trabajo se engranda, medios serán necesarios para llevar adelante todas estas ramificaciones.” 4T 464

Original: “There are exceptional cases, where poverty is so deep that in order to secure the humblest place of worship, it may be necessary to appropriate the tithes.” 4T 464

Traducción: “Hay casos excepcionales, donde la pobreza es tan profunda que la única manera para asegurar un humilde lugar de adoración, podría ser necesario apropiarse de los diezmos” 4T 464

En los años 1890 Elena de White habló de pagar a las mujeres que trabajaban para el evangelio ya sea desde el “escritorio sagrado” o las que llevaban el evangelio de puerta en puerta, ella dijo:

Original: “A great work is to be done in our world, and every talent is to be used in accordance with righteous principles. If a woman is appointed by the Lord to do a certain work, her work is to be estimated according to its value. Every laborer is to receive his or her just due. . . .

Traducción: “Un gran trabajo debe ser terminado en nuestro mundo, y todo talento debe ser usado con los principios correctos. Si una mujer es designada por el Señor para hacer un determinado trabajo, su trabajo tiene que ser calculado de acuerdo a su valor. Cada trabajador debe recibir lo que se le debe, ya sea hombre o mujer…

Original: “Those who work earnestly and unselfishly, be they men or women, bring sheaves to the Master; and the souls converted by their labor will bring their tithes to the treasury.”–Ev 491, 492.

Traducción: Esos que trabajan honestamente y desinteresadamente, ya sea hombre o mujer, ellos traen  gavillas al Maestro, y esas almas que se han convertido por su trabajo, traerán los diezmos al tesoro”– Ev 491-492

Esta es una de las declaraciones mas controversiales de Elena de White:

Original: “The Lord has made us individually His stewards. We each hold a solemn responsibility to invest our means ourselves. God does not lay upon you the burden of asking the conference, or any council of men, whether you shall use your means as you see fit to advance the work of God.”– Special Testimonies to Battle Creek, pp. 41, 42.

La declaración se traduce así: “El Señor nos ha hecho individualmente sus mayordomos. Cada uno mantenemos la solemne responsabilidad de invertir nuestros bienes nosotros mismos. Dios no te dejó la carga de estar preguntando a la conferencia, o  ninguna junta de hombres, la manera que tu puedes usar tus bienes, cuando tu ves la mejor manera para el avance del trabajo de Dios”– Special Testimonies to Battle Creek, pp. 41, 42.

“Aquellos que están laborando en ésta obra, ven que no hay dinero para pagar a los ministros. Ellos (los Administradores) están retirando el dinero para cubrir otros gastos. Dios no ha sido glorificado con éste tipo de obra. Tenemos que levantar nuestra voz, contra éste tipo de administración” Manuscrito 17, 14 de Marzo de 1897

Original: “Some have been dissatisfied and have said: ‘I will not longer pay my tithe, for I have no confidence in the way things are managed at the heart of the work.’ But will you rob God because you think the management of the work is not right? Make your complaint, plainly and openly, in the right spirit, to the proper ones. Send in your petitions for things to be adjusted and set in order; but do not withdraw from the work of God, and prove unfaithful, because others are not doing right” (Testimonies, vol. 9, pp. 247-249).

Traducción: “Algunos han estado insatisfecho y han dicho: ‘Yo no pagaré mas los diezmos, por que no tengo confianza en la manera como se administran las cosas en el corazón de la obra’ Pero, ¿Robarías a Dios solo por que piensas que el manejo de la obra no es correcto? Pon tu queja, clara y abiertamente, con el espíritu correcto, a las personas indicadas. Envía tus peticiones para que las cosas sean ajustadas y puestas en orden, pero nunca te retires del trabajo de Dios, y te muestres infiel, solo por que otros no están actuando correctamente” (Testimonies, Vol. 9, pp. 247-249)

A la luz de la biblia y a la luz del espíritu de profecía, tenemos todo el permiso de usar los diezmos y las ofrendas de la mejor manera, si vemos que las personas encargadas, despilfarran los grandes tesoros que le pertenecen a Dios y que están designados solamente, para la predicación del evangelio en ésta tierra, y no para hacer inversiones con fines de lucro en ésta tierra.

En las dos primeras exhortaciones de Pedro a los ancianos, él les pide, no trabajar como ancianos, solamente por una necesidad económica, o por salir de la pobreza o por evitar la pobreza, también les pide evitar las ganancias deshonestas. Estos dos pedidos y exhortaciones del apóstol a los ancianos, son una clara evidencia que los ancianos eran pagados por sus iglesias, por la labor que hacían en pro del evangelio.

El tercer mal que un anciano tiene que eliminar de su vida, si desea trabajar para éste ministerio, es la ambición:

no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

La ambición es el motor que impulsa el tiránico uso de la autoridad, no hay cosa mas peor en una iglesia, que encontrarse con un anciano tirano.

Una de las cosas mas bonitas de nuestra iglesia, es que nuestros pastores son cambiados cada cuatro año. Con el arribo de un nuevo pastor, también arriban nuevas ideas, nuevos planes, nuevos pensamientos, nuevos blancos.

Una de las cosas mas destructoras de nuestra iglesia, es cuando los ancianos de iglesia tienen la costumbre de permanecer en sus cargos por años, sin ser removidos.

Muchos de ellos, cuando se les quita de su cargo de anciano, no aceptan otro cargo, otros se recienten y se van de la iglesia, otros se enojan y otros se enferman.

Cuando un anciano de iglesia pasa mucho tiempo en su cargo, por línea general, las iglesias se marchitan, no hay nuevas ideas, no hay nuevos blancos, ni hay nuevos programas o actividades.

Un anciano que repite su cargo año tras año, es la peor desgracia que puede tener una iglesia. (para todo está la excepción)

-No hay quien tome éste cargo- suelen decir ellos, pues invitamos a los ancianos a que instruyan a nuevas personas, inyécteles su experiencia, su sobriedad, su sabiduría, su prudencia y su conocimiento.

Tanto los administradores que invierten el diezmo en cosas que no son del evangelio, como los ancianos que se repiten su cargo año tras año, son dos extrañas especies que tienen que extirparse dentro de la iglesia.

Mientras estos dos grupos de personas existan, nuestra iglesia a nivel mundial, regional y local, estará estancada, por que sus dirigentes son personas sensuales, que están interesadas en cualquier cosa, menos en el evangelio.

Es tiempo de volver a lo que fue la iglesia cristiana primitiva que fundo Jesucristo y que confirmaron los apóstoles ¿No lo cree usted?

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El gran Pastor tiene subpastores, a quienes delega el cuidado de sus ovejas y corderos. La primera obra que Cristo confió a Pedro, al restaurarlo en el ministerio, fue la de apacentar sus corderos. Esta era una obra en la cual Pedro tenía poca experiencia. Iba a requerir gran cuidado y ternura, mucha paciencia y perseverancia…

Era significativa la pregunta que Cristo dirigió a Pedro. Mencionó una sola condición del discipulado y servicio. “¿Me amas?” le preguntó. Esta es la calificación esencial. Aunque Pedro poseyese todas las demás, sin el amor de Cristo no podía ser un fiel pastor de la grey del Señor. El saber, la benevolencia, la elocuencia, la gratitud y el celo son de ayuda en la buena obra; pero sin el amor de Jesús en el corazón, la obra del ministerio cristiano resultará en fracaso.

Pedro recordó durante toda su vida la lección que Cristo le enseñó a orillas del mar de Galilea. Dijo, escribiendo a las iglesias, inspirado por el Espíritu Santo:

“Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de las aflicciones de Cristo, que soy también participante de la gloria que ha de ser revelada: Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, teniendo cuidado de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino de un ánimo pronto; y no como teniendo señorío sobre las heredades del Señor, sino siendo dechados de la grey. Y cuando apareciere el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de la gloria” (1 Pedro 5:1-4) (Exaltad a Jesús, p. 217).

La oveja extraviada del redil es la más inerme de las criaturas. Hay que buscarla; pues no puede encontrar por sí misma el camino para volver. Así es con el alma que se ha alejado de Dios; es tan impotente como la oveja perdida; y a menos que el amor divino acuda en su socorro, nunca podrá encontrar el camino hacia Dios. Por lo tanto, ¡con qué compasión, pena y perseverancia, debe el subpastor buscar a las ovejas perdidas! ¡Cuán voluntariamente debe soportar renunciaciones, penurias y privaciones!

Se necesitan pastores que, bajo la dirección del Príncipe de los pastores, busquen a los perdidos y extraviados. Esto significa soportar molestias físicas y sacrificar la comodidad. Significa una tierna solicitud para con los que yerran, una compasión y tolerancia divinas. Significa tener un oído que pueda escuchar con simpatía lamentables relatos de yerros, degradación, desesperación y miseria.

El espíritu del verdadero pastor consiste en el olvido de sí mismo. Él pierde de vista el yo a fin de hacer las obras de Dios. Por la predicación de la palabra y por el ministerio personal en los hogares de la gente, aprende a conocer sus necesidades, sus tristezas, sus pruebas; y, cooperando con Cristo, el gran Aliviador de las cargas de los hombres, comparte sus aflicciones, consuela sus angustias, alivia el hambre de su alma y gana sus corazones para Dios. En esta obra el predicador es ayudado por los ángeles celestiales, y recibe instrucción e ilustración en la verdad que hace sabio para salvación (Obreros evangélicos, pp. 191, 192).

49


Lección 7 // Martes 9 de mayo____________________________________________________________

LÍDERES SIERVOS

Lee 1 Pedro 5:3; y Mateo 20:24 al 28. ¿Qué principios cruciales de liderazgo cristiano se encuentran en estos textos?

1 Pedro 5:3

no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

Mateo 20:24-28

24 Cuando los diez oyeron esto, se enojaron contra los dos hermanos. 25 Entonces Jesús, llamándolos, dijo: Sabéis que los gobernantes de las naciones se enseñorean de ellas, y los que son grandes ejercen sobre ellas potestad. 26 Mas entre vosotros no será así, sino que el que quiera hacerse grande entre vosotros será vuestro servidor, 27 y el que quiera ser el primero entre vosotros será vuestro siervo; 28 como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos.

En griego, la palabra clave en 1 Pedro 5:3 es katakurieuontes. La misma palabra se halla en Mateo 20:25 y significa “ejercer dominio” o “tratar despóticamente” a alguien. Así, la instrucción a los ancianos que se da en 1 Pedro 5:3 podría traducirse: “No sean tiranos con los que están a su cuidado” (NVI), y refleja las palabras de Jesús en Mateo 20:25.

Mateo 20:20 al 23 provee el contexto para los dichos de Jesús en Mateo 20:24 al 28. La madre de Santiago y Juan se había acercado a Jesús con la solicitud de que, cuando Jesús viniera en su Reino, uno de sus hijos se sentara a su lado derecho y el otro a su lado izquierdo.

“Jesús los trató con ternura y no censuró su egoísmo por buscar preferencia sobre sus hermanos. Leía sus corazones, y conocía la profundidad de su cariño hacia él. El amor de ellos no era un afecto meramente humano; aunque fluía a través de la terrenidad de sus conductos humanos, era una emanación de la fuente de su propio amor redentor. Él no lo criticó, sino que lo ahondó y purificó” (DTG 502).

Jesús explica que esta posición de honor es otorgada por el Padre, no por él. Pero, luego pasa a explicar que una diferencia clave entre su reino y los reinos de las naciones gentiles es el tipo de líder que emergerá de su reino. Aquellos que desean ser líderes en el reino donde Jesús es Rey deben volverse siervos, porque los líderes en el reino de Jesús han de ser como Jesús. “El Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos” (Mat. 20:28).

Así, Pedro está llamando a los líderes de la iglesia al mismo ideal: la entrega y la abnegación manifestadas por Jesús deben manifestarse también en ellos.

Lee Filipenses 2:4 al 8. ¿De qué manera lo que Pablo dice aquí coincide con lo que escribió Pedro? Más importante aún, ¿cómo podemos llevar a cabo las cosas a las que somos llamados a hacer en estos versículos?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

El comentario de este día se encuentra junto con el día lunes.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

La petición de Juan y Santiago de sentarse a la derecha y a la izquierda del trono de Cristo, había excitado la indignación de los demás. El que los dos hermanos se atreviesen a pedir el puesto más alto, airaba tanto a los diez que el enajenamiento amenazaba penetrar entre ellos…

¿Cómo iba Cristo a llevar a estas pobres almas adonde Satanás no pudiese ganar sobre ellas una victoria decisiva? ¿Cómo podría mostrarles que el mero profesar ser discípulos no los hacía discípulos, ni les aseguraba un lugar en su reino? ¿Cómo podría mostrarles que es el servicio amante y la verdadera humildad lo que constituye la verdadera grandeza? ¿Cómo habría de encender el amor en su corazón y habilitarlos para entender lo que anhelaba explicarles?…

Jesús aguardó un rato para ver lo que iban a hacer. Luego él, el Maestro divino, se levantó de la mesa. Poniendo a un lado el manto exterior que habría impedido sus movimientos, tomó una toalla y se ciñó. Con sorprendido interés, los discípulos miraban, y en silencio esperaban para ver lo que iba a seguir. “Luego puso agua en un lebrillo, y comenzó a lavar los pies de los discípulos, y a limpiarlos con la toalla con que estaba ceñido”. Esta acción abrió los ojos de los discípulos. Amarga vergüenza y humillación llenaron su corazón. Comprendieron el mudo reproche, y se vieron desde un punto de vista completamente nuevo (El Deseado de todas las gentes, pp. 599, 600).

Pablo tenía vivísimos deseos de que se viese y comprendiese la humillación de Cristo. Estaba convencido de que, con tal que se lograse que los hombres considerasen el asombroso sacrificio realizado por la Majestad del cielo, el egoísmo sería desterrado de sus corazones. El apóstol se detiene en un detalle tras otro para que de algún modo alcancemos a darnos cuenta de la admirable condescendencia del Salvador para con los pecadores. Dirige primero el pensamiento a la contemplación del puesto que Cristo ocupaba en el cielo, en el seno de su Padre. Después lo presenta abdicando de su gloria, sometiéndose voluntariamente a las humillantes condiciones de la vida humana, asumiendo las responsabilidades de un siervo, y haciéndose obediente hasta la muerte más ignominiosa, repulsiva y dolorosa: la muerte en la cruz. ¿Podemos contemplar tan admirable manifestación del amor de Dios sin agradecimiento ni amor, y sin un sentimiento profundo de que ya no somos nuestros? (El ministerio de curación, p. 401).

Los ángeles del cielo… están al lado de todos aquellos que prestan servicio a Dios ministrando a sus semejantes. Y tenéis la cooperación de Cristo mismo. Él es el restaurador, y mientras trabajéis bajo su dirección, veréis grandes resultados.

De nuestra fidelidad en esta obra, no solo depende el bienestar de otros, sino nuestro propio destino eterno. Cristo está tratando de elevar a todos aquellos que quieran ser elevados a un compañerismo consigo, para que podamos ser uno con él, como él es uno con el Padre. Nos permite llegar a relacionamos con el sufrimiento y la calamidad a fin de sacamos de nuestro egoísmo; trata de desarrollar en nosotros los atributos de su carácter: la compasión, la ternura y el amor. Aceptando esta obra de ministración, nos colocamos en su escuela, a fin de ser hechos idóneos para las cortes de Dios (Palabras de vida del gran Maestro, p. 320).

50


Miércoles 10 de mayo // Lección 7________________________________________________________

REVESTIDOS DE HUMILDAD

La sociedad estaba muy segmentada en el mundo antiguo en el que vivía Pedro. La clase gobernante elite tenía lo que hoy podría llamarse una “presencia autoritaria”. A su alrededor se aglutinaban las personas de rango inferior, y el rango más bajo de todos pertenecía al de un esclavo. La humildad era la actitud apropiada para aquellos de la clase más baja hacia los de una más alta. La palabra griega para humildad conlleva el significado de “humilde”, “insignificante”, “débil” y “pobre”. Describe a las personas sin estatus ni poder en la sociedad. En el mundo fuera del judaísmo y el cristianismo, la palabra humilde se asociaba con aquellos de bajo estatus, y actuar humildemente no sería una conducta elogiosa ni apropiada para una persona libre.

Lee 1 Pedro 5:5 al 7. Dado el contexto y el tiempo en el que vivían, ¿qué es lo notable de lo que escribió Pedro aquí?

1 Pedro 5:5-7

Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes. Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo;echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.

En la Biblia, la humildad se ve a una luz diferente de como se veía en los tiempos y la cultura en los que vivía Pedro. Pedro cita Proverbios 3:34 de la Septuaginta (el Antiguo Testamento en griego), un versículo que también se cita en Santiago 4:6. En el Antiguo Testamento, parte de la obra de Dios en la historia es humillar a los altivos y poderosos (Isa. 13:11; 23:9; Job 40:11).

La actitud apropiada que deberíamos tener hacia Dios es la humildad. “Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo” (1 Ped. 5:6). La humildad, más bien que el orgullo, debería caracterizar las relaciones del cristiano no solamente con Dios, sino también con otros (1 Ped. 5:5).

Los cristianos, incluso los líderes cristianos, son conscientes de que son pecadores salvados por la gracia de Dios. En este sentido sumamente importante, entonces, somos todos iguales, y todos deberíamos humillarnos ante la Cruz. Y esta humildad debe revelarse en nuestra relación con los demás, especialmente con aquellos sobre quienes tenemos autoridad. Seguro, cualquiera podría humillarse ante Dios, el Creador de los cielos y de la Tierra. También, es relativamente fácil humillarse ante aquellos que están sobre nosotros, que tienen poder sobre nosotros, y que tienen un estatus “más elevado” que nosotros. La verdadera prueba viene cuando revelamos humildad hacia aquellos que están “por debajo” de nosotros, que no tienen ningún poder ni autoridad sobre nosotros. Esa es la clase de humildad de la que habla Pedro aquí.

¿Qué tiene la Cruz y lo que representa que debería siempre mantenernos humildes?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

-La humildad es una disposición mental donde aprendemos a restringir nuestras pasiones de enojo y de cólera.

-La humildad agrega miel a nuestro temperamento, también agrega dignidad y bondad a nuestras acciones y palabras.

-La humildad nos prohíbe andar regañando a medio mundo, y también nos prohíbe el ofender a nuestro prójimo.

-La humildad nos enseña a tener compostura ante la provocación.

-La humildad mezcla lo inofensivo de una Paloma, con la gentileza de un Cordero, la humildad reúne al Espíritu Santo, con Jesucristo.

-La humildad toma las ofensas sin resentimiento.

-La humildad evita por todos los medios la venganza.

-La humildad cubre los errores de otras personas con el manto del amor

-La humildad mantiene a la persona en control de si misma ante la censura y la burla.

-La humildad mantiene una mente firme e inamovible ante el sufrimiento.

-La humildad también nos mantiene fuera de aspirar, esas cosas que son demasiadas altas para nosotros.

-La humildad es una de las evidencias mas grande de una religión personal.

-La humildad es uno de los ornamentos mas brillante del cristianismo, ya que evita presentar la ostentación a los ojos.

-La humildad nos ayudará a conseguir las mas grandes victorias espirituales.

-Con humildad se silencia la voz del necio.

-Con humildad se concilian los enemigos.

-Con humildad se mueve a lágrimas y a la oración, al burlador.

No hay nada que perder cuando cedemos a otra persona humildemente. Abraham cedió a Lot el derecho de escoger la mejor tierra. Lot escogió lo mejor, y perdió todo, mientras que Abraham fue bendecido en la parte que su sobrino le dejó.

La Biblia dice que el cielo se gana por la fuerza, y por los valientes, pero la tierra se gana con humildad y por los humildes.

Dios que es el Dueño y Señor de la tierra, no regala, ni le presta, ni le arrenda la tierra, a una persona que carece de humildad.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

La ausencia del Espíritu Santo y de la gracia de Dios priva al ministro del evangelio del poder para convencer y convertir. Después de la ascensión de Jesús, los doctores, los abogados, los sacerdotes, los gobernantes, los escribas y los teólogos escucharon con asombro palabras de sabiduría y poder que salían de la boca de hombres sin formación y humildes. Esos sabios se maravillaron ante el éxito de los sencillos discípulos y, finalmente, para su propia satisfacción, descubrieron que la causa era que habían estado con Jesús y habían aprendido de él. Su carácter y la sencillez de sus enseñanzas eran similares al carácter y las enseñanzas de Cristo. El apóstol lo describe con estas palabras: “Lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo débil del mundo escogió Dios, para avergonzar a lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es, a fin de que nadie se jacte en su presencia”…

A veces, la mano de Dios puede ser dura cuando humilla a los hombres y los pone en una posición correcta ante él. Mejor sería mantener el corazón humillado día a día ante Dios (Testimonios para la iglesia, tomo 4, pp. 371, 372).

Estamos a menudo propensos a llamar humildad al espíritu del siervo holgazán. Pero la verdadera humildad es completamente distinta. El estar vestidos de humildad no significa que hemos de ser enanos intelectualmente, deficientes en la aspiración y cobardes en la vida, rehuyendo las cargas por temor de no poderlas llevar con éxito. La verdadera humildad cumple el propósito de Dios dependiendo de su fuerza.

Dios obra por medio de los que él elige. A veces elige al más humilde instrumento para que efectúe la mayor obra; porque su poder se revela en la debilidad del hombre. Los humanos tenemos nuestra norma, y en virtud de ella clasificamos una cosa como grande y otra como pequeña; pero Dios no valora las cosas de acuerdo con nuestra regla. No hemos de suponer que lo que es grande para nosotros tiene que ser grande para Dios, o lo que es pequeño para nosotros tiene que ser pequeño para Dios. No nos toca a nosotros juzgar nuestros propios talentos o elegir nuestra obra. Hemos de llevar las cargas que Dios nos señala, llevándolas por su causa, y siempre recurriendo a él en busca de descanso. Cualquiera sea nuestra obra, Dios es honrado por un servicio alegre y de todo corazón. Él se agrada cuando afrontamos nuestros deberes con gratitud, regocijándonos de que se nos considere dignos de ser sus colaboradores (Palabras de vida del gran Maestro, pp. 297, 298).

Los que caminan en el temor de Jehová y meditan acerca de su carácter, cada día llegarán a ser más semejantes a Jesús. Los que no quieran conocer a Dios, se caracterizarán por su ostentación y su jactancia.

Muchos asumen lo que les parece que es una gran dignidad. Pero son necios a la vista del Señor. No se han contemplado en el espejo divino, y no saben cuán ridícula es su pretensión a la vista de un Dios santo. El que es capaz de ver lo que hay debajo de la superficie, desprecia esa suficiencia propia. Pueden desempeñar cargos de responsabilidad en la iglesia y en el mundo, pero mientras continúen deshonrando a su Creador, al hacer de sí mismos objetos de adoración, lo ofenden (Cada día con Dios, p. 38).

51


Lección 7 // Jueves 11 de mayo___________________________________________________________

COMO LEÓN RUGIENTE

Como ya hemos visto, Pedro escribió en contra de la apostasía por persecución. La temática del Gran Conflicto no era solamente teología abstracta para sus lectores; estaban experimentándola de un modo que muchos de nosotros no lo hemos hecho, por lo menos por ahora.

Lee 1 Pedro 5:8 al 10; y Apocalipsis 12:7 al 9. ¿Qué nos enseñan estos textos acerca del origen del mal y la obra de Satanás en nuestro mundo?

1 Pedro 5:8-10

Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar;al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.

Apocalipsis 12:7-9

Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles;pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él.

El libro de Apocalipsis revela que los cristianos juegan un papel en la batalla cósmica entre las fuerzas del bien y las fuerzas del mal. En Apocalipsis, las fuerzas del bien son lideradas por Jesús, que es el Verbo de Dios, el Rey de reyes y el Señor de Señores (Apoc. 19:13, 16). Las fuerzas del mal son lideradas por el diablo, también llamado Satanás y representado como un dragón (Apoc. 12:7-9; 20:7, 8). Aunque los medios populares, e incluso algunos cristianos, niegan la realidad de Satanás, el hecho es que el diablo es un ser poderoso que tiene solamente intenciones malvadas para nosotros. Sin embargo, las buenas nuevas son que el diablo será destruido al final (Apoc. 20:9, 10).

Pedro no subestima el peligro que representa el diablo. El diablo es como un león rugiente que está buscando devorar a todos los que pueda (1 Ped. 5:8). Pedro también señala que sus lectores pueden ver el poder del diablo en sus propios sufrimientos. Sin embargo, este sufrimiento terminará en gloria eterna (1 Ped. 5:10).

Lee 1 Pedro 5:10 una vez más. ¿Qué nos está diciendo allí Pedro?

1 Pedro 5:10

10 Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca.

Aunque no conocemos la naturaleza exacta de sus tribulaciones, lo que podemos ver es la esperanza que Pedro expresa. Sí, el diablo es real. La batalla es real, y nuestros sufrimientos son reales. Pero el “Dios de toda gracia” ha vencido al diablo. Así que, sea cual sea nuestro sufrimiento, si permanecemos fieles, aun hasta la muerte (ver Heb. 11:13-16), la victoria está asegurada, gracias a Jesús.

¿Cómo podemos aprender a aferrarnos por fe, permanecer hasta el fin, sin importar lo que tengamos que enfrentar?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

“Apareció en el cielo una gran señal: una mujer vestida del sol, con la luna debajo de sus pies, y sobre su cabeza una corona de doce estrellas. Y estando encinta, clamaba con dolores de parto, en la angustia del alumbramiento. También apareció otra señal en el cielo: he aquí un gran dragón escarlata, que tenía siete cabezas y diez cuernos, y en sus cabezas siete diademas; y su cola arrastraba la tercera parte de las estrellas del cielo, y las arrojó sobre la tierra. Y el dragón se paró frente a la mujer que estaba para dar a luz, a fin de devorar a su hijo tan pronto como naciese. Y ella dio a luz un hijo varón, que regirá con vara de hierro a todas las naciones; y su hijo fue arrebatado para Dios y para su trono. Y la mujer huyó al desierto, donde tiene lugar preparado por Dios, para que allí la sustenten por mil doscientos sesenta días.

{Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. 10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. 11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. 12 Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.}

13 Y cuando vio el dragón que había sido arrojado a la tierra, persiguió a la mujer que había dado a luz al hijo varón. 14 Y se le dieron a la mujer las dos alas de la gran águila, para que volase de delante de la serpiente al desierto, a su lugar, donde es sustentada por un tiempo, y tiempos, y la mitad de un tiempo. 15 Y la serpiente arrojó de su boca, tras la mujer, agua como un río, para que fuese arrastrada por el río 16 Pero la tierra ayudó a la mujer, pues la tierra abrió su boca y tragó el río que el dragón había echado de su boca. 17 Entonces el dragón se llenó de ira contra la mujer; y se fue a hacer guerra contra el resto de la descendencia de ella, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen el testimonio de Jesucristo.”

La pregunta para contestar en éste día es: ¿Cuándo fue que se realizó la gran batalla del cielo entre Miguel y el dragón? Si leemos detenidamente el capítulo 12 de Apocalípsis, nos damos cuenta que el versículo 7 al 12 es un paréntesis que se le hace a la lectura, es decir, que si leemos del versículo 1 al 6, y del 13 en adelante, le encontraremos mucho sentido y fluidez a la lectura del capítulo 12.

En el versículo 4 y 5 encontramos el corazón de éste conflicto, cuando nos damos cuenta que la Biblia describe al dragón en espera del nacimiento del bebé Mesías, para destruirlo lo mas pronto posible.

Con la información que obtenemos de capítulo 12 de Apocalípsis, llegamos a la conclusión que ésta batalla del cielo entre Miguel y el dragón, calza con los sucesos que se dieron en los días de la muerte de Cristo, ya que ocurre después del nacimiento del Mesías pero antes de la persecución de la iglesia;  en medio del nacimiento del Mesías y la persecución de la iglesia, está la muerte de Cristo.

El mejor lugar para colocar la expulsión de Satanás es alrededor de la cruz de Cristo, Cristo aseguró que la expulsión de Satanás, sería  un resultado de su muerte:

17 Volvieron los setenta con gozo, diciendo: Señor, aun los demonios se nos sujetan en tu nombre. 18 Y les dijo: Yo veía a Satanás caer del cielo como un rayo. 19 He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. 20 Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos. Lucas 10

31 Ahora es el juicio de este mundo; ahora el príncipe de este mundo será echado fuera. 32 Y yo, si fuere levantado de la tierra, a todos atraeré a mí mismo. 33 Y decía esto dando a entender de qué muerte iba a morir.  Juan 12

En Isaías 14:12 un ser celestial es arrojado a la Tierra después de fracasar en el intento de hacerse a sí mismo como Dios y en  Apocalípsis 12:7 al 12 nos informa que aquel acceso, aunque limitado, llegó a su fin cuando Cristo dio su vida en la cruz.

12 ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Isaías 14

Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. 10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. 11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. 12 Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo. Apocalípsis 12 En éste texto, denota que se hace una expulsión de Satanás, y se hace un recordatorio que éste es la misma “serpiente antigua”, la que estaba en el Edén, la que engaño a nuestros primeros padres, y su nombre es diablo y Satanás.

Ahora recurrimos al espíritu de  profecía, y  encontramos que hay una primera expulsión de Lucifer, y ésta expulsión ocurrió aún antes de la tierra ser creada:

“Rebelarse contra el gobierno de Dios era un crimen enorme. Todo el cielo parecía estar en conmoción. Los ángeles se ordenaron en compañías; cada división tenía un ángel comandante al frente. Satanás estaba combatiendo contra la ley de Dios por su ambición de exaltarse a sí mismo y no someterse a la autoridad del Hijo de Dios, el gran comandante celestial.

Se convocó a toda la hueste angélica para que compareciera ante el Padre, a fin de que cada caso quedase decidido. Satanás manifestó con osadía su descontento porque Cristo había sido preferido antes que él. Se puso de pie orgullosamente y sostuvo que debía ser igual a Dios y participar en los concilios con el Padre y comprender sus propósitos. El Señor informó a Satanás que sólo revelaría sus secretos designios a su Hijo, y que requería que toda la familia celestial, incluido Satanás, le rindiera una obediencia absoluta e incuestionable; pero que él (Satanás) había demostrado que no merecía ocupar un lugar en el cielo. Entonces el enemigo señaló con regocijo a sus simpatizantes, que eran cerca de la mitad de los ángeles, y exclamó: “¡Ellos están conmigo! ¿Los expulsarás también y dejarás semejante vacío en el cielo?” Declaró entonces que estaba preparado para hacer frente a la autoridad de Cristo y defender su lugar en el cielo por la fuerza de su poder, fuerza contra fuerza.”  {Historia de la Redención 18.1}

“Entonces hubo guerra en el cielo. El Hijo de Dios, el Príncipe celestial y sus ángeles leales entraron en conflicto con el archirrebelde y los que se le unieron. El Hijo de Dios y los ángeles fieles prevalecieron, y Satanás y sus seguidores fueron expulsados del cielo. Toda la hueste celestial reconoció y adoró al Dios de justicia. Ni un vestigio de rebeldía quedó en el cielo. Todo volvió a ser pacífico y armonioso como antes. Los ángeles lamentaron la suerte de los que habían sido sus compañeros de felicidad y bienaventuranza. El cielo sintió su pérdida.” {Historia de la Redención  19.1}

Si notamos en ésta expulsión, Satanás no fue arrojado a la tierra, como muchos creen, ya que la tierra aún no había sido creada.

“El Padre consultó con el Hijo con respecto a la ejecución inmediata de su propósito de crear al hombre para que habitara la tierra. Lo sometería a prueba para verificar su lealtad antes que se lo pudiera considerar eternamente fuera de peligro. Si soportaba la prueba a la cual Dios creía conveniente someterlo, con el tiempo llegaría a ser igual a los ángeles. Tendría el favor de Dios, podría conversar con ellos y éstos con él. Dios no creyó conveniente ponerlos fuera del alcance de la desobediencia.” {Historia de la Redención 19.2}

Ahora nos encontramos ya, con la creación de la tierra y sus dos habitantes.

Ellos fueron advertidos, del problema que se había originado en el cielo, y del riesgo que estaba corriendo el universo entero, incluyendo al joven plantea tierra:

“Dios congregó la hueste angélica para tomar medidas con el fin de evitar el mal que amenazaba. Se decidió en los consejos del cielo enviar al Edén ángeles que advirtiesen a Adán del peligro en que estaba por parte del enemigo. Dos ángeles fueron a visitar a nuestros primeros padres. La santa pareja los recibió con gozosa inocencia, manifestándoles cuán agradecidos estaban a su Creador por haberlos rodeado de tanta abundancia. Podían disfrutar de todo lo apetecible y hermoso y todo estaba sabiamente adecuado a sus necesidades; pero lo que estimaban en más que cualquier otro beneficio era la compañía del Hijo de Dios y de los santos ángeles, porque a cada visita tenían mucho que referirles respecto a lo que descubrían y echaban de ver en las bellezas de la naturaleza en su hermosa morada del Edén, así como tenían que hacer muchas preguntas respecto a varias cosas que no podían comprender plenamente. Los ángeles les dieron con gran placer y amor las explicaciones deseadas, y también les relataron la triste historia de la rebelión y caída de Satanás. Después les informaron explícitamente de que el árbol del conocimiento estaba plantado en medio del Edén para servir de prenda de su obediencia y amor a Dios; que los ángeles mantenían su alto y dichoso estado bajo condición de obediencia; que ellos estaban en análoga situación; que podían obedecer la ley de Dios y ser indeciblemente felices, o desobedecerla y perder su elevada posición, quedando sumidos en irremediable desesperación. {2 Testimonios Selectos  28.1}

Les dijeron a Adán y Eva que Dios no quería forzarlos a obedecer; que no los había privado de la potestad de contrariar sus designios, porque eran agentes morales, libres para obedecer o desobedecer. Sólo había puesto Dios una prohibición que le pareció conveniente, y si quebrantaban la voluntad de Dios, seguramente morirían. También les dijeron que el más excelso ángel, inmediatamente inferior a Cristo en categoría, no quiso obedecer la ley establecida por Dios para el gobierno de los seres celestiales; que su rebelión había provocado en el cielo una guerra cuyas consecuencias fueron la expulsión del rebelde con todos los ángeles unidos a él para discutir la autoridad del gran Jehová, y que aquel ángel caído era a la sazón un enemigo de todo cuanto se relacionase con el interés de Dios y de su amado Hijo.” {2 Testimonios Selectos 28.2}

En éste texto encontramos las verdaderas intenciones de Satanás, muchos creen que el tuvo en mira solamente la tierra, y no es así, el pensamiento de él era arrastrar a todos los habitantes de los demás mundos, de la misma manera en que ya había logrado arrastrar a la mitad de la población angelical: “El gobierno de Dios no incluía sólo a los habitantes del cielo sino también a los de todos los mundos que él había creado; y Satanás pensó que si podía arrastrar a los ángeles del cielo en su rebeldía, podría también arrastrar a los habitantes de los demás mundos.” {El Conflicto Inminente 10.1}

Entonces llegamos a la conclusión que han habido dos expulsiones de Satanás del cielo: La primera se da después de su rebelión y la segunda se da después de la muerte de Cristo.

Posiblemente, la segunda expulsión de Satanás se dio en el día Domingo de la resurrección; el Domingo en la mañana, cuando María lo encontró, Jesús no permitió el contacto físico de ella con él, ella estaba a punto de abrazarlos y Jesús se lo impidió: “Le dice Jesús: No me toques; porque aún no he subido a mi Padre; mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.” Juan 20: 17   

Mas tarde en ese mismo día Jesús se le presenta a los 11 discípulos a la hora de la cena, y él les invita a tocarlo y darse cuenta que él no es un espíritu: 36 Mientras ellos aún hablaban de estas cosas, Jesús se puso en medio de ellos, y les dijo: Paz a vosotros.  37 Entonces, espantados y atemorizados, pensaban que veían espíritu.  38 Pero él les dijo: ¿Por qué estáis turbados, y vienen a vuestro corazón estos pensamientos? 39 Mirad mis manos y mis pies, que yo mismo soy; palpad, y ved; porque un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo.  40 Y diciendo esto, les mostró las manos y los pies.” Lucas 24

Pero ahora, con su propia voz familiar, Jesús le dijo: “¡María!” Entonces supo que no era un extraño el que se dirigía a ella y, volviéndose, vió delante de sí al Cristo vivo. En su gozo, se olvidó que había sido crucificado. Precipitándose hacia él, como para abrazar sus pies, dijo: “¡Rabboni!” Pero Cristo alzó la mano diciendo: No me detengas; “porque aun no he subido a mi Padre: mas ve a mis hermanos, y diles: Subo a mi Padre y a vuestro Padre, a mi Dios y a vuestro Dios.” Y María se fué a los discípulos con el gozoso mensaje.

Jesús se negó a recibir el homenaje de los suyos hasta tener la seguridad de que su sacrificio era aceptado por el Padre. Ascendió a los atrios celestiales, y de Dios mismo oyó la seguridad de que su expiación por los pecados de los hombres había sido amplia, de que por su sangre todos podían obtener vida eterna. El Padre ratificó el pacto hecho con Cristo, de que recibiría a los hombres arrepentidos y obedientes y los amaría como a su Hijo. Cristo había de completar su obra y cumplir su promesa de hacer “más precioso que el oro fino al varón, y más que el oro de Ophir al hombre.”3 En cielo y tierra toda potestad era dada al Príncipe de la vida, y él volvía a sus seguidores en un mundo de pecado para darles su poder y gloria. {Deseado de Todas las Gentes 734.3}

Ese día Domingo, fue un día muy especial, Jesús se presentó en el cielo para recibir la aprobación del Padre por su sacrificio, su obra se había realizado en armonía con las exigencias del Padre y cumplía con las demandas del cielo para la salvación del hombre. El imperio de Satanás, había caído, ahora Jesús con su muerte, con su resurrección y con la aprobación de Dios, había logrado arrebatar la tierra a su antiguo príncipe, para mi, es allí donde se cumplen las palabras de capítulo 12 de Apocalípsis: Después hubo una gran batalla en el cielo: Miguel y sus ángeles luchaban contra el dragón; y luchaban el dragón y sus ángeles; pero no prevalecieron, ni se halló ya lugar para ellos en el cielo. Y fue lanzado fuera el gran dragón, la serpiente antigua, que se llama diablo y Satanás, el cual engaña al mundo entero; fue arrojado a la tierra, y sus ángeles fueron arrojados con él. 10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche. 11 Y ellos le han vencido por medio de la sangre del Cordero y de la palabra del testimonio de ellos, y menospreciaron sus vidas hasta la muerte. 12 Por lo cual alegraos, cielos, y los que moráis en ellos. ¡Ay de los moradores de la tierra y del mar! porque el diablo ha descendido a vosotros con gran ira, sabiendo que tiene poco tiempo.”

De acuerdo al espíritu de profecía, la tierra no había sido creada en la primera expulsión, pero en ésta segunda expulsión Satanás es arrojado a la tierra directamente, la “serpiente antigua” es arrojada a su antiguo dominio. 

La segunda expulsión de Satanás, no pudo ser antes de la muerte de Cristo, ya que se tenían que pronunciar las palabras “CONSUMADO ES” que eran las palabras que le ponían el toque final al imperio de Satanás en ésta tierra.

La expulsión de Satanás tampoco pudo ser el día viernes de la muerte de Cristo, por que Cristo estaba siendo enjuiciado y siendo muerto aquí en la tierra. La Biblia dice que fue Miguel, el que expulsó a Lucifer del cielo, como todos sabemos Miguel es otro nombre que tiene Jesucristo.

La expulsión de Satanás no pudo ser en Sábado, por que Cristo estaba descansando en la tumba.

La expulsión de Satanás tuvo que ser en ese día Domingo de la resurrección de Cristo, allí en ese mini-concilio que se realizó en el cielo, donde Dios aprueba 100% la obra y  el sacrificio de su Hijo, de allí en adelante ya no se acepta mas al acusador en el cielo, de allí en adelante sus días están contados, y le espera el juicio ejecutivo y final a aquel que ha causado tantos estragos en el universo, aquel que  le ha causado tantos estragos a Dios, y nos ha causado tantos estragos a nosotros los humanos; allí se cumple el versículo 10 que dice: 10 Entonces oí una gran voz en el cielo, que decía: Ahora ha venido la salvación, el poder, y el reino de nuestro Dios, y la autoridad de su Cristo; porque ha sido lanzado fuera el acusador de nuestros hermanos, el que los acusaba delante de nuestro Dios día y noche

Elena de White, visitó el cielo en muchas ocasiones y encontró el sistema de seguridad angelical a la entrada del cielo; posiblemente para evitar el acceso al cielo de algún ser no deseado o expulsado anteriormente:

En la santa ciudad hay perfecto orden y armonía. Todos los ángeles comisionados para visitar la tierra llevan una tarjeta de oro que, al salir o entrar en la ciudad, presentan a los ángeles de la puerta. El cielo es un lugar agradable. Yo anhelo estar allí y contemplar a mi hermoso Jesús que por mí dió la vida, y ser transmutada a su gloriosa imagen. ¡Oh! ¡quién me diera palabras para expresar la gloria del brillante mundo venidero! Estoy sedienta de las vivas corrientes que alegran la ciudad de nuestro Dios. {Primeros Escritos 39.2}

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Mientras que Satanás trata continuamente de cegar sus mentes para que no lo conozcan, los cristianos no deben olvidar nunca que no tienen que luchar “contra sangre y carne; sino contra principados, contra potestades, contra señores del mundo, gobernadores de estas tinieblas, contra malicias espirituales en los aires” (Efesios 6:12). Está inspirada advertencia resuena a través de los siglos hasta nuestros tiempos: “Sed templados, y velad; porque vuestro adversario el diablo, cual león rugiente, anda alrededor buscando a quien devore”. “Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo” (1 Pedro 5:8; Efesios 6:11).

Desde los días de Adán hasta los nuestros, el gran enemigo ha ejercitado su poder para oprimir y destruir. Se está preparando actualmente para su última campaña contra la iglesia. Todos los que se esfuerzan en seguir a Jesús tendrán que entrar en lucha con este enemigo implacable. Cuanto más fielmente imite el cristiano al divino Modelo, tanto más seguramente será blanco de los ataques de Satanás. Todos los que están activamente empeñados en la obra de Dios, tratando de desenmascarar los engaños del enemigo y de presentar a Cristo ante el mundo, podrán unir su testimonio al que da San Pablo cuando habla de servir al Señor con toda humildad y con lágrimas y tentaciones (El conflicto de los siglos, p. 564).

El propósito de Dios es que su pueblo fije sus ojos en el cielo, para aguardar la gloriosa aparición de nuestro Señor y Salvador Jesucristo. Mientras la atención de los mundanos se concentra en diversas empresas, la nuestra debería fijarse en el cielo; nuestra fe debería penetrar más y más en los gloriosos misterios del tesoro celestial, para que los preciosos y divinos rayos del santuario celestial resplandezcan en nuestros corazones, como resplandecen en el rostro de Jesús. Los burladores se mofan de los que esperan y velan, y preguntan: “¿Dónde está la promesa de su advenimiento? Os habéis chasqueado. Uníos a nosotros y prosperaréis en las cosas terrenales. Ganad dinero, y seréis honrados por el mundo”. Los que aguardan miran hacia lo alto y responden: “Estamos velando”. Y al apartarse de los placeres terrenales y la fama mundanal, y del engaño de las riquezas, demuestran que han asumido esa actitud. Al velar, se fortalecen; vencen la negligencia, el egoísmo y el amor a la comodidad. Los fuegos de la aflicción arden sobre ellos, y el tiempo de espera parece largo. A veces se entristecen y la fe flaquea; pero se unen de nuevo, vencen sus temores y dudas, y mientras sus ojos están dirigidos al cielo, le dicen a sus adversarios: “Estamos velando, estamos esperando el regreso de nuestro Señor. Nos gloriaremos en la tribulación, en la aflicción, en las necesidades” (Testimonios para la iglesia, tomo 2, p. 176).

El tiempo de la demora casi ha terminado. Los peregrinos y extranjeros que durante tanto tiempo han buscado un país mejor, ya casi han llegado. … “Por lo cual, oh amados, estando en esperanza de estas cosas, procurad con diligencia que seáis hallados de él sin mácula, y sin reprensión, en paz” (2 Pedro 3:14) (Nuestra elevada vocación, p. 369).

52


Viernes 12 de mayo // Lección 7__________________________________________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Un gran ejemplo del liderazgo servicial de Jesús se halla en su comportamiento en la Última Cena. En ese momento, Jesús era plenamente consciente de quién era él (el Hijo de Dios) y que estaba a punto de regresar a su Padre (Juan 13:1). En medio de la cena, se levantó y lavó los pies de los discípulos. Luego, dijo: “Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros. Porque ejemplo os he dado, para que como yo os he hecho, vosotros también hagáis” (Juan 13:14, 15). Cada vez que los seguidores de Jesús se lavan los pies unos a otros, no solamente conmemoran esta escena; se recuerdan el uno al otro que, para ser un líder en el reino de Jesús, debemos volvernos siervos. Sin duda, durante el resto de su vida, especialmente después de haber entendido exactamente quién era realmente Jesús, los discípulos recordaron este acto de humildad por parte de su Maestro. Sin duda, también estaba en la mente de Pedro cuando instó a los ancianos de iglesia a que no ejercieran dominio despótico sobre otros, sino que se “revistieran de humildad”.

“La humillación del hombre Cristo Jesús es incomprensible para la mente humana; pero su divinidad y su existencia antes de que el mundo fuera creado jamás pueden ser puestas en tela de juicio por los que creen en la Palabra de Dios. El apóstol Pablo nos habla de nuestro Mediador, el Hijo unigénito de Dios, quien en su estado glorioso tenía la forma de Dios y era el Comandante de todas las huestes celestiales, y que no obstante, al revestir su divinidad de humanidad, tomó sobre sí la forma de siervo.

“Debemos abrir nuestro entendimiento para comprender que Cristo dejó a un lado su manto real, su corona de Rey, su elevado mando, y revistió su divinidad con humanidad para poder encontrar al hombre donde estaba, y brindar a la familia humana el poder moral de convertirse en hijos e hijas de Dios” (HHD 83).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR

  1. Jesús comenzó su ministerio confrontando al diablo. Debilitado por cuarenta días de ayuno, fue capaz de resistir las tentaciones del diablo citando las Escrituras (Mat. 4:1-11; Mar. 1:12, 13; Luc. 4:1-13). ¿Qué nos indica esto acerca de cómo nosotros, también, podemos resistir al diablo en nuestra propia vida?
  2. ¿Qué ejemplos has visto de lo que pareció ser verdadera humildad en otros? ¿Qué puedes aprender de esos ejemplos?
  3. En clase, respondan esta pregunta: Además de lo que enseñó Pedro en los versículos para esta semana, ¿cuáles son las cualidades de un buen líder cristiano? ¿De qué manera podrían superponerse esas cualidades con las buenas cualidades de los líderes seculares? ¿En qué se diferenciarían?
  4. ¿Cómo responderías a la afirmación de que Satanás no es real sino solamente un símbolo del mal que se halla en la naturaleza humana?

53


Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2017

12 pensamientos en “LECCIÓN 7 – LÍDERES SIERVOS – PARA EL 13 DE MAYO DE 2017

  1. Que linda sorpresa al ver la escuela sabatica para maestros nuevamente activa. Espero que continuen compartiendo las lecturas y conocimiento sobre los diversos temas que se está estudiando. Dios le bendiga a usted y a su familia. Gracias!

  2. Dios los siga bendiciendo en gran manera mis hermanos queridos nuevamente gracias por este bello ministerio. Que el Espíritu Santo les siga dando Sabiduría

  3. Mauro Valverde
    Solamente me queda agradecer a DIOS y a ustedes por hacer efectiva mi suscripción y por sustentarnos con sus muy valiosos comentarios y estudio de lección de Escuela Sabática la misma que nos sirve para el crecimiento espiritual compartido en nuestra iglesia Hno. Tony y familia García, que el Señor de misericordias les conceda lluvias de bendiciones por sus bonitos dones, todo esto esto es motivo de mucha alegría para nosotros.
    desde Machala Ecuador epin2747@gmail.com

  4. Gracias por el material es de mucha ayuda. Bendiciones

  5. Excelente de aclarar y enseñar el siervo de Dios , los ancianos al servicio de Dios. Muchas bendiciones y excelente lección

  6. Un millón de gracias a nuestro Dios ; por ustedes familia García les extrañamos demasiado y estas dos semanas al retornar con su ministerio créanlo están cuidando la grey gracias por pastorear las ovejas en diferentes partes del mundo . Que el señor siga añadiéndoles muchísimas bendiciones.amen.

  7. Un million de gracias a DIOS por su ministerio SE le extrañó mucho y durante estas dos semanas de vuelta han sido de gran bendición que el señor siga añadiendo toda clase de bendiciones que sigan cuidando de la grey en diferentes partes del mundo.amen.¡!

  8. Bendiciones mi hermano

  9. No se por que entre de nuevo a la pagina… y me encuentro con esta gran bendición… les agradezco desde Colombia q se estén retomando está gran labor. Le doy gracias a Dios por este gran ministerio q es una gran ayuda y bálsamo espiritual para todos los q hemos sido escogidos por Dios para ser maestros de Escuela Sabática.

  10. Que bendicion el plan de salvacion para nosotros y Jesus es nuestro ejemplo de umildad. Dios les bendiga Hermanos .

  11. Querido y apreciado Hno. Tony entonces esto debería ser lo que DIOS nos ordenó:
    Este ejemplo es cuando se da DIEZMOS = A OFRENDAS
    EN VENEZUELA ACTUALMENTE SE DISTRIBUYE ASÍ:

    Ejemplo: DIEZMOS. 1.000,oo. 100% a la Asociación = 1.000,oo
    OFRENDA. 1.000,oo. 40% a la Asociación =. 400,oo
    60% a la Iglesia. =. 600,oo
    Total ASOCIACIÓN. 1.400,oo
    Total. IGLESIA. 600,oo

    COMO DIOS NOS ORDENA:

    Ejemplo: DIEZMOS. 1.000,oo. 10% a la Asociación =. 100,oo
    90% a la Iglesia. = 900,oo
    OFRENDA. 1.000,oo. 100% a la Asociación=. 1.000,oo

    Total. ASOCIACIÓN. 1.100,oo
    Total. IGLESIA. 900,oo

    El déficit que ocasiona a la Iglesia Local es de 300,oo lo que es igual a un 15%

    DEBERÍA LLENAR MI SOBRE DE LA SIGUIENTE FORMA:

    Ejemplo: DIEZMOS 25% del total a dar 500,oo. 100% a la Asociación =. 500,oo
    OFRENDA 75% del total a dar 1.500,oo. 40% a la Asociación =. 600,oo
    60% a la Iglesia. =. 900,oo

    Total ASOCIACIÓN. 1.100,oo
    Total. IGLESIA. 900,oo

  12. Muy interesante los comentarios de esta lección, es lamentable que alguno Pastores deleguen sus responsabilidades a los ancianos. Es cierto que los ancianos tienen responsabilidad y bien lo expresa el Apóstol Pedro “Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros” pero últimamente por ejemplo en mi país las funciones que deben cumplir un pastor muy raro se ve. Solamente se han limitado a dar ordenes a las iglesias, informar, bautizar y organizar eventos…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s