Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 2 – LA AUTORIDAD Y EL EVANGELIO DE PABLO – PARA EL 8 DE JULIO DE 2017

5 comentarios



** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea estudiar las lecciones anteriores, esto es lo que tiene que hacer:

1-Entre a la página central de Escuela Sabática Maestros, y a su lado derecho encontrará una barra llamada “CATEGORIA”. Allí por favor elija el trimestre del año que desea estudiar.

2-Una vez usted haya elegido el trimestre del año que desea estudiar, el sistema automáticamente le proveerá la última lección del trimestre que usted escogió, que es la lección 13.

3-Si usted desea estudiar las lecciones anteriores a la lección 13, al final de la lección encontrará una barra llamada “ENTRADAS ANTIGUAS”. Si usted está en la lección 13, ésta barra lo llevará a la lección anterior que es la 12. Si usted está en la lección 12, ésta barra lo llevará a la lección anterior que es la 11, y así puede repetir éste proceso hasta que llegue a la lección que usted, desea estudiar.

Tenemos la lecciones disponibles para su estudio, desde el segundo trimestre del año 2014.


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


 Related image

La conversione di San Paolo” por Girolamo Francesco Maria Mazzola, Italia (1503-1540)


Los pensamientos pertenecientes a la GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA – EDICIÓN PARA MAESTROS de la Escuela Sabática no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional ni mundial. Más bien, es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer información adicional para quien estudia la lección de Escuela Sabática. Provee una ayuda extra para el maestro, a fin de entenderla mejor, y explicar de una manera más clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversiales, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de ayuda o de agrado para usted, se le pide que, por favor, lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 2: Para el 8 de julio de 2017

LA AUTORIDAD Y EL EVANGELIO DE PABLO

Sábado 1° de julio________________________________________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: 2 Pedro 3:15, 16; Gálatas 1; Filipenses 1:1; Gálatas 5:12.

PARA MEMORIZAR:

“Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo” (Gál. 1:10).

LOS ALUMNOS DE UNA UNIVERSIDAD construyeron un centro en su campus donde todos, independientemente de su raza, género, estatus social o creencia religiosa, serían bienvenidos. Imagina que, años más tarde, estos alumnos regresaran al campus para descubrir que otros alumnos habían rediseñado el centro. En vez de un gran salón diseñado para aportar un sentido de unidad para todos allí, aquel se subdividió en muchos cuartos más pequeños con restricciones de acceso basadas en la raza, el género, etc. Los alumnos responsables del rediseño podrían haber argumentado que su autoridad para hacer estos cambios venía de prácticas establecidas por siglos.

Esto se asemeja a la situación que Pablo enfrentó cuando escribió su carta a las iglesias de Galacia. Su plan de que los gentiles pudieran unirse por la fe sola se vio desafiado por falsos maestros que insistían en que los gentiles también debían circuncidarse antes de poder ser miembros.

Pablo vio que esta postura era un ataque a la esencia misma del evangelio; así, tuvo que responder. La respuesta es la carta a los Gálatas.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Por la influencia de falsos maestros que se habían levantado entre los creyentes de Jerusalén, se estaban extendiendo rápidamente la división, la herejía y el sensualismo entre los creyentes de Galacia. Esos falsos maestros mezclaban las tradiciones judías con las verdades del Evangelio. Haciendo caso omiso de la decisión del concilio general de Jerusalén, instaban a los conversos gentiles a observar la ley ceremonial.

La situación era crítica. Los males que se habían introducido amenazaban con destruir rápidamente a las iglesias Gálatas.

El corazón de Pablo se sintió herido y su alma fué conmovida por esta abierta apostasía de aquellos a quienes había enseñado fielmente los principios del Evangelio. Escribió inmediatamente a los creyentes engañados, exponiendo las falsas teorías que habían aceptado, y reprendiendo con gran severidad a los que se estaban apartando de la fe…

Confiando en el poder de Dios para salvar, y rehusando reconocer las doctrinas de los maestros apóstatas, el apóstol se esforzó por inducir a los conversos a ver que habían sido groseramente engañados, pero que retornando a su fe anterior en el Evangelio, podrían sin embargo frustrar el propósito de Satanás. Tomó partido firmemente del lado de la verdad y la justicia; y su suprema fe y confianza en el mensaje que predicaba ayudaron a muchos cuya fe había fallado, a recuperar su lealtad al Salvador (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, pp. 307, 308).

Satanás está constantemente tratando de inducir a los hombres a caer en el error. Es el dios de toda disensión, y no le faltan “ismos” que presentar para engañar. Surgen constantemente nuevas sectas para desviar de la verdad; y en vez de ser libertadas con la Palabra de vida, las personas reciben un plato de fábulas. Se tuercen las Escrituras y sus textos, y desvinculados de su verdadero contexto son citados para dar a la falsedad la apariencia de verdad. Se roba el ropaje de la verdad para ocultar los rasgos de la herejía (El evangelio, {Ev}, p. 263).

A los que procuraban negar su apostolado, Pablo les presentó así pruebas de que “en nada he sido inferior a aquellos grandes apóstoles” (2 Corintios 11:5), no para exaltarse a sí mismo, sino para magnificar la gracia de Dios. Los que procuraban empequeñecer su vocación y su obra, estaban luchando contra Cristo, cuya gracia y poder se manifestaban por medio de Pablo. El apóstol se vió forzado, por la oposición de sus enemigos, a defender decididamente su posición y autoridad.

Pablo rogó a los que habían conocido una vez el poder de Dios en sus vidas, a volver a su primer amor de la verdad evangélica. Con argumentos irrefutables les presentó su privilegio de llegar a ser hombres y mujeres libres en Cristo, por cuya gracia expiatoria todos los que se entregan plenamente son vestidos con el manto de su justicia. Sostuvo que toda alma que quiera ser salvada debe tener una experiencia genuina y personal en las cosas de Dios (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, pp. 310, 311).

12


Domingo 2 de julio // Lección 2__________________________________________________

PABLO, EL ESCRITOR DE CARTAS

Lee 2 Pedro 3:15 y 16. ¿Qué nos dicen estos versículos acerca de cómo la iglesia temprana veía los escritos de Pablo? ¿Qué nos enseña esto acerca de cómo funciona la inspiración?

2 Pedro 3:15-16

15 Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito,  16 casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición.

Cuando Pablo les escribió a los Gálatas, no estaba intentando producir una obra maestra literaria. Más bien, bajo la dirección del Espíritu Santo, Pablo estaba abordando situaciones específicas que tenían que ver con él y los creyentes de Galacia.

Las cartas como Gálatas jugaron un papel fundamental en el ministerio apostólico de Pablo. Como misionero al mundo gentil, Pablo fundó una serie de iglesias diseminadas alrededor del Mediterráneo. Aunque visitaba estas iglesias cada vez que podía, no podía quedarse por mucho tiempo en un solo lugar. Para compensar su ausencia, Pablo les escribía cartas a las iglesias, para darles consejos. Con el tiempo, se compartieron copias de las cartas de Pablo con otras iglesias (Col. 4:16). Aunque algunas de las cartas de Pablo no se han conservado, por lo menos trece libros del Nuevo Testamento llevan su nombre. Además, como lo muestran las palabras de Pedro aludidas arriba, en algún momento los escritos de Pablo comenzaron a considerarse parte de las Escrituras. Esto muestra cuánta autoridad llegó a tener su ministerio ya en los inicios de la historia de la iglesia.

En un momento, algunos cristianos creían que el formato de las cartas de Pablo era único; un formato especial creado por el Espíritu para transmitir la Palabra inspirada de Dios. Este punto de vista cambió cuando dos jóvenes eruditos de Oxford, Bernard Grenfell y Arthur Hunt, descubrieron en Egipto unos quinientos mil fragmentos de papiro antiguo (documentos escritos en papiros, un material popular utilizado varios centenares de años antes y después de Cristo). Además de encontrar algunas de las copias más antiguas del Nuevo Testamento, encontraron facturas, comprobantes impositivos, recibos y cartas personales.

Para sorpresa de todos, el formato básico de las cartas de Pablo resultó ser común a todos los escritores de cartas en sus días. El formato incluía: (1) un saludo inicial que mencionaba el remitente y los destinatarios, y luego incluía una salutación; (2) una palabra de gratitud; (3) el cuerpo principal de la carta; y, por último (4), una conclusión final.

En síntesis, Pablo estaba siguiendo el formato básico de su época, hablando a sus contemporáneos por un medio y un estilo con los que estaban familiarizados.

Si la Biblia se escribiera hoy, ¿qué clase de medio, formato y estilo piensas que utilizaría el Señor para alcanzarnos?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

 

15 Y tened entendido que la paciencia de nuestro Señor es para salvación; como también nuestro amado hermano Pablo, según la sabiduría que le ha sido dada, os ha escrito, 16 casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición.   (2 Pedro 3)

“Nuestro amado hermano Pablo”

Esta expresión nos entrega la posibilidad, que Pablo era más que un hermano tanto para el apóstol Pedro como para el resto de los miembros de la iglesia. El tratamiento “nuestro amado hermano” indica un sentimiento generalizado en la iglesia para el apóstol Pablo. Hay algunos traductores que usan la expresión “hermano-apóstol”, hermosa expresión que nos hace recordar el acercamiento que teníamos varios años atrás, cuando llamábamos al pastor de nuestra iglesia como “hermano-pastor”.

También la expresión “nuestro amado hermano Pablo” nos demuestra que la disputa y reprensión del apóstol Pablo al apóstol Pedro, estaba completamente sanada: no había resentimientos de parte de Pedro para Pablo, ni viceversa. Cuando el Espíritu Santo habita en el corazón de los miembros de una iglesia, la humildad elimina el rencor; las reprensiones corrigen nuestros malos procederes, y el amor elimina cualquier diferencia o división que pueda surgir en una iglesia.

Se han encontrado cartas donde importantes hombres contemporáneos a los apóstoles,  se dirigieron al apóstol Pablo, usando la misma expresión de “amado hermano Pablo” Entre esos escritores tenemos a Clemente de Roma, Clemente de Alejandría, Ignacio y Policarpio.

“Nuestro amado hermano Pablo”

De esta expresión también aprendemos otras cosas que son fundamentales:

-El apóstol Pedro estaba al tanto de los escritos de Pablo

-También cabe la posibilidad de que el apóstol Pablo estaba al tanto de los escritos del apóstol Pedro

-Que entre los dirigentes de la iglesia -especialmente- no tiene que haber resentimientos; a pesar de la reprensión que Pedro obtuvo de Pablo, Pedro aun le llama “amado hermano”

-Pedro consideraba a Pablo como un autoridad importante en la enseñanza de las doctrinas y de las responsabilidades de la religión

-Pedro reconocía la inspiración divina de Pablo, reconocía los escritos de Pablo, como algo perteneciente a la verdad divina

“según la sabiduría que le ha sido dada”

En el libro de Santiago encontramos una fuente de información muy rica en cuanto a la sabiduría. El apóstol nos demuestra que en todos los que vivimos en este mundo podemos tener y usar dos tipos de sabiduría: la sabiduría mundanal y la sabiduría celestial.

15 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. 16 Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.  (Santiago 3)

17 Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.  18 Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz. (Santiago 3)

 La sabiduría mundanal tiene tres características, que son:  terrenal, animal y diabólica

15 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. 16 Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.  (Santiago 3)

Sabiduría terrenal: Este tipo de sabiduría es la que se usa para vivir en la tierra. Sus principios y motivos se orientan a la sobrevivencia en este mundo, y sólo tiene en cuenta la vida presente. Se usa para hacer negocios y toda transacción de cualquier tipo que tenemos con nuestros semejantes.

Sabiduría animal: La sabiduría animal tiene como propósito satisfacer los deseos, placeres y tendencias de la carne; todo esto proviene de lo más íntimo del hombre natural (carnal). Un ejemplo de esto es la sabiduría que se usa para la conquista y seducción de una persona del otro sexo (especialmente cuando se usa en una relación ilícita).  Esta sabiduría también se refiere al conocimiento que se utiliza para arrastrar a otra persona al placer carnal que este mundo nos puede ofrecer.

Sabiduría diabólica: también llamada “demoníaca”: Además de no tener las características de la sabiduría divina, tiene los elementos característicos de los demonios:                                       ENVIDIA, ORGULLO Y CELOS.

A Lucifer no le bastó la sabiduría que Dios le había otorgado; la envidia nació en él y como consecuencia de la envidia, también  surgieron los celos en contra de Dios.

Este tipo de sabiduría, la “demoníaca”, es tristemente la sabiduría que más se emplea en esta tierra.

Es tan usada, que muchas veces se la emplea hasta en la elección de los dirigentes de nuestra iglesia. La envidia y los celos contra aquellos que tienen más capacidad que nosotros, salen a relucir a veces con todo su esplendor en las juntas de nombramientos y quedan por afuera de la dirigencia de la iglesia algunos elementos que pudieran ser de gran ayuda para la iglesia.

Cuántos hombres con mucha capacidad, experiencia y alta espiritualidad quedan fuera del cuerpo de ancianos, u otros cargos, solamente porque se les tienen celos y envidia por su capacidad y conocimiento.

Cuántos ministros andan sin trabajo, simple y sencillamente porque sus colegas están reservando una plaza para un amigo, familiar o compatriota, sin importarles la alta capacidad, espiritualidad y experiencia del ministro que anda buscando trabajo.

La envidia y los celos nos llevan a desacreditar, levantar falsos testimonio, calumniar y a ridiculizar a personas que no nos han hecho nada en la vida y muchas veces llegamos a odiarlos sin motivo y sin razón.

El apóstol Santiago también nos habla de la sabiduría celestial. Esta sabiduría no se consigue hablando con los hombres, ni a través del conocimiento que el mundo nos ofrece; esta sabiduría viene de lo alto, es simple y sencillamente un regalo de Dios.

17 Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía.  18 Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz. (Santiago 3)

La sabiduría celestial tiene varias características y refleja la magnificencia de Dios:

Es pura: esta es la primera característica de la verdadera sabiduría; sin este elemento las demás características que viene a continuación, no pueden existir. Esta sabiduría está libre de cualquier meta, propósito o principio terrenal. La pureza está libre de pecado e iniquidad, la pureza nunca se mezcla con la mundanalidad, la pureza nunca dice: “una vez al año no hace daño”. En pocas palabras, la pureza es íntegra.

Es pacífica: esta es la auténtica paz, libre de rasgos agresivos. El verdadero sabio procura evitar las luchas y contiendas con sus semejantes.

La paz sigue a la pureza, y más que eso, la paz depende de la pureza. 

El verdadero sabio hace lo imposible para mantener la paz, y si la paz se rompe, hace lo imposible para restaurarla. En gobiernos, en familias, en iglesias, en las sociedades, en negocios, en transacciones, y en la vida cotidiana la sabiduría divina hace al hombre pacífico.

Es gentil o amable: se muestra muy cuidadosa y respetuosa hacia los sentimientos de las otras personas. La amabilidad nunca dice ni hace las cosas rigurosamente hasta el punto de la censura; la amabilidad nunca se enfurece ante las diferentes opiniones, la amabilidad nunca es ruda ni dominante en las conversaciones, la amabilidad nunca es de temperamento cruel o duro.

Es razonable: está dispuesto a escuchar y aceptar las buenas observaciones que se nos hacen.

Es misericordiosa: la persona sabia no es avara, pues demuestra la bondad en todos los aspectos de la vida.

Es imparcial y sincera: la persona sabia es justa, sin recelos, traición ni fraude.

¿Qué porcentaje de las sabidurías cree usted que se debiera usar más en nuestras iglesias?

A- La terrenal (negocios-trabajos-ocupaciones y metas de este mundo)

Nota: Aquí no se refiere a nuestro trabajo u ocupaciones normales de la vida cotidiana. Aquí está hablando de esas personas que llegan a la iglesia cualquier día de la semana, incluyendo los sábados, y no están tranquilas pensando en los negocios y cosas que tienen que hacer en la semana. Gente que no hace descansar el teléfono celular por estar pendiente de una llamada, de noticias, de deportes, de redes sociales, etc. Incluso usan la iglesia para vender y comprar, contratar trabajadores o ser contratados y hacer negocios.

B- La animal: placeres, vicios, fornicación, adulterio, coqueteo y conquista a personas del otro sexo,  infidelidad matrimonial

C- La demoníaca tiene los elementos que caracteriza al demonio: envidia-celos-egoísmo y que nos lleva a chismes, falsos testimonios, pleitos, discriminación y odios

D- La celestial: alude a la actitud humilde y altruista que “hubo también en Cristo Jesús”. La sabiduría celectial proviene de arriba, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación.   

“según la sabiduría que le ha sido dada”

Pedro no tiene ni la menor duda de que Pablo ha adquirido sabiduría, pero no es una sabiduría mundanal; Simón Pedro asevera que esa sabiduría de Pablo tiene orígenes divinos. Si alguno de ustedes requiere de sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios se la da a todos en abundancia y sin hacer ningún reproche. 17 Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, del Padre de las luces, en quien no hay cambio ni sombra de variación.  (Santiago 1)

16 casi en todas sus epístolas, hablando en ellas de estas cosas; entre las cuales hay algunas difíciles de entender, las cuales los indoctos e inconstantes tuercen, como también las otras Escrituras, para su propia perdición.   

El apóstol Pedro no está acusando a Pablo de tener un estilo literario anticuado, oscuro ni incomprensible. Pedro se refiere al problema de entender con claridad las doctrinas profundas que enseñaba Pablo.  Hay que recordar que también Pedro tiene versos bíblicos que son difíciles de comprender, no por su estilo, sino por la naturaleza profunda de ciertos temas divinos.

Entre los temas teológicos que presenta Pablo y que son difíciles de comprender tenemos:

-La resurrección de Cristo

-La justificación por la fe

-La segunda venida de Cristo

-El juicio venidero

-La destrucción del mundo

-La patria celestial

Algunos de estos temas los indoctos tuercen, sellando de esa manera su propia perdición.

Temas como la segunda venida de Cristo, el juicio venidero, y la destrucción del mundo, son los platos favoritos para los burladores.

Temas como la justificación por la fe, son los platos favoritos para los abusadores: los indoctos tuercen la doctrina de la justificación por la fe, creyendo que esta doctrina es una licencia para pecar. 

No hay duda de que en los escritos de Pablo hay cosas que son difíciles de comprender, inclusive al mismo Pedro le costaba comprender los escritos de Pablo.

La iglesia popular enseña que la interpretación de la Biblia pertenece a unos cuantos privilegiados y no es trabajo del vulgo interpretar las Escrituras.  Ellos enseñan que es el papado el encargado de darle la interpretación a la Biblia. Si el mismo Pedro no entendió muchos de los temas de su colega, hermano y amigo, ¿cómo puede ser que un supuesto sucesor de Pedro sea más capaz de entender lo que el mismo apóstol Pedro no logró entender?, ¿Es un papa más profundo en las cosas teológicas que el mismo apóstol Pedro? ¿Acaso está un papa mejor calificado para interpretar los difíciles temas que el apóstol Pedro no pudo entender?

Para comprender la Biblia, lo que se necesita es un corazón sincero. Quienes buscan la verdad y califican teniendo un corazón sincero, siempre van a encontrar y van a comprender la verdad a través de la enseñanza y asistencia del  Espíritu Santo, esto los conducirá a la santificación y a la salvación de sus propias almas.

Es deber nuestro suplicar diariamente en oración y ruego a Dios, que el Espíritu Santo nos haga entender las Escrituras para la salvación propia y para testificar con eficacia a otras personas.

 

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Pablo plantó en Galacia las verdades puras del Evangelio. Predicó la doctrina de la justicia por la fe, y su obra recibió la recompensa de ver a la iglesia de Galacia convertirse al Evangelio. Pero pronto Satanás comenzó su obra utilizando a falsos maestros para confundir las mentes de algunos de los creyentes. La jactancia de esos maestros y la manifestación de poderes capaces de obrar milagros, cegaron la visión espiritual de muchos de los nuevos conversos, y como resultado de esto fueron conducidos al error…

Por un tiempo Pablo perdió la influencia sobre las mentes de los que habían sido engañados. Pero él, confiando en la Palabra y el poder de Dios, y rehusando aceptar las interpretaciones de los maestros apóstatas, pudo inducir a los conversos a ver que habían sido engañados, y en esa forma frustró los propósitos de Satanás. Los nuevos conversos volvieron a la fe, preparados para ocupar inteligentemente su posición en favor de la verdad.

Todos nosotros seremos probados severamente. Personas que pretenden creer la verdad vendrán a nosotros y nos instarán a aceptar doctrinas erróneas, que harán tambalear nuestra fe en la verdad presente si les prestamos oído. Solamente la verdadera religión soportará la prueba del juicio (El evangelio, {Ev}, p. 263).

Quizá haya algunos que piensen que con su juicio limitado son completamente capaces de tomar la Palabra de Dios y afirmar cuáles son las palabras inspiradas y cuáles no lo son. Mis hermanos en el ministerio, quiero amonestaros para que salgáis de ese terreno. “Quita tu calzado de tus pies, porque el lugar en que tú estás, tierra santa es”. No hay ningún hombre finito que viva ahora -no me importa quién es o qué puesto ocupe-, al que Dios haya autorizado a entresacar y escoger en su Palabra…

Debe tomar la Palabra de Dios al pie de la letra, luego apreciarla tal como es, incorporarla en la vida y entretejerla en el carácter. En la Palabra de Dios está plenamente revelado todo lo que concierne a la salvación de los hombres, y si tomamos esa Palabra y la comprendemos en la mejor forma en que nos es posible, Dios nos ayudará en su comprensión…

Nunca tratéis de escudriñar las Escrituras a menos que estéis listos a escuchar, a menos que estéis dispuestos a aprender, a menos que queráis escuchar la Palabra de Dios como si la voz divina os estuviera hablando directamente desde los oráculos vivientes. Nunca permitáis que un hombre mortal juzgue la Palabra de Dios o dictamine cuánto de ella es inspirado y cuánto no es inspirado, o que esta porción es más inspirada que algunas otras porciones. Dios le amonesta que se retire de ese terreno. Dios no le ha dado una obra tal para hacer (Comentarios de Elena G. White en Comentario bíblico adventista del séptimo día, t. 7, p. 931).

13


Lección 2 // Lunes 3 de julio_________________________________________

EL LLAMADO DE PABLO

Aunque las epístolas de Pablo generalmente siguen el formato básico de las cartas antiguas, Gálatas contiene varias características únicas que no se encuentran en las otras epístolas de Pablo. Estas diferencias, una vez identificadas, pueden ayudarnos a entender mejor la situación que Pablo estaba abordando.

Compara el saludo inicial de Pablo en Gálatas 1:1 y 2 con lo que escribe en Efesios 1:1; Filipenses 1:1; y 2 Tesalonicenses 1:1. ¿En qué aspectos el saludo de Pablo en Gálatas es similar y diferente de los demás?

Gálatas 1:1-2

1 Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos),  y todos los hermanos que están conmigo, a las iglesias de Galacia:

Efesios 1:1

1 Pablo, apóstol de Jesucristo por la voluntad de Dios, a los santos y fieles en Cristo Jesús que están en Efeso:

Filipenses 1:1

1 Pablo y Timoteo, siervos de Jesucristo, a todos los santos en Cristo Jesús que están en Filipos, con los obispos y diáconos:

2 Tesalonicenses 1:1

1 Pablo, Silvano y Timoteo, a la iglesia de los tesalonicenses en Dios nuestro Padre y en el Señor Jesucristo:

El saludo inicial de Pablo en Gálatas no solamente es un poco más largo que los otros, sino también se esfuerza por describir la base de su autoridad apostólica. Literalmente, la palabra apóstol significa “uno que es enviado”, o “un mensajero”. En el Nuevo Testamento, en su sentido más estricto, se refiere a los doce seguidores originales de Jesús y a otros a quienes el Cristo resucitado se les apareció y comisionó para ser sus testigos (Gál. 1:19; 1 Cor. 15:7). Pablo declara que pertenece a este grupo selecto.

El hecho de que Pablo niegue con tanta vehemencia que su apostolado descansa sobre algún ser humano sugiere que hubo un intento, por parte de algunos de Galacia, de socavar su autoridad apostólica. ¿Por qué? Como hemos visto, algunos de la iglesia no estaban contentos con el mensaje de Pablo de que la salvación se basa solamente en la fe en Cristo y no en las obras de la Ley. Sentían que el evangelio de Pablo estaba socavando la obediencia. Estos detractores eran sutiles. Sabían que el fundamento del mensaje evangélico de Pablo estaba ligado directamente a la fuente de su autoridad apostólica (Juan 3:34), y estaban decididos a lanzar un ataque poderoso contra esa autoridad.

Sin embargo, no negaban directamente el apostolado de Pablo; meramente argumentaban que no era muy significativo. Probablemente aseveraban que Pablo no era uno de los seguidores originales de Jesús; su autoridad, por lo tanto, no provenía de Dios sino de los seres humanos, quizá de los líderes de la iglesia de Antioquía que comisionaron a Pablo y a Bernabé como misioneros (Hech. 13:1-3). O, quizá, provenía únicamente de Ananías, quien había bautizado a Pablo, por empezar (Hech. 9:10-18). Pablo, según la opinión de ellos, era simplemente un mensajero de Antioquía o Damasco; ¡nada más! Por lo tanto, argumentaban que su mensaje era meramente su propia opinión, y no la Palabra de Dios.

Pablo reconoció el peligro que presentaban estas acusaciones, por lo que defiende inmediatamente su apostolado dado por Dios.

¿De qué formas, incluso sutiles, está siendo desafiada la autoridad de las Escrituras dentro de nuestra iglesia? ¿Cómo podemos reconocer estos desafíos? Más aún, ¿cómo pueden haber influido en tu propio pensamiento con respecto a la autoridad de la Biblia?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

1 Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos),  y todos los hermanos que están conmigo, a las iglesias de Galacia: (Gálatas 1)

Esta epístola fue escrita a miembros de la iglesia cristiana de Galacia. Cuando se escribió la carta a los gálatas, Galacia era parte de Asia Menor, provincia romana, y estaba situada en el centro del país que ahora conocemos por Turquía.

La mayoría de historiadores inconfundiblemente relacionan a Galacia con la gran cultura celta, de los galos, como se les ha conocido por mucho tiempo, por su relación con el nombre de su ciudad a la que denominaron Galacia.

Los celtas o galos avanzaron desde Turquía a Grecia, y poco a poco fueron conquistando la parte central del continente europeo. 

En tiempos modernos, los celtas están diseminados en diferentes regiones del mundo. Irlanda, Escocia y Gales son países mayoritariamente celtas.

Una fuerte influencia de los galos se puede encontrar en Francia; de allí que al territorio francés se lo denomina Las Galias, y a sus súbditos se los llama el pueblo galo. Uno de los símbolos que no es oficial de Francia es el gallo. Esto se origina cuando el historiador romano Suetonio se da cuenta de que la palabra en latín para gallos (gallus) se pronuncia lo mismo que el nombre celta de galos; además, a Mercurio se le presenta muchas veces con un gallo, y se sabe que el gallo era un animal sagrado para el pueblo celta continental.

Además de Francia, encontramos la presencia celta en Italia, Portugal (PortoGal), Bélgica, Austria, Suiza   y también en España.

En España tenemos a Asturias y también Galicia. Los nombres Galicia y Galacia son muy parecidos: a los de Galicia se les llama gallegos, haciéndonos recordar al pueblo galo procedente de Francia, de Gales, de PortoGal y de Galacia.

Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos),  y todos los hermanos que están conmigo, a las iglesias de Galacia:  (Gálatas 1)

Cuando leemos los escritos del apóstol Pablo, descubrimos que él tiene mucha humildad al referirse a su propia persona, pero en el saludo que hace a los hermanos de Galacia, deja muy remarcada su autoridad, sus credenciales y su llamamiento al ministerio.

Había dos razones importantes por los cuales Pablo estaba escribiendo a la iglesia de Galacia: la primera era que ellos habían menospreciado su autoridad, y la segunda era que ellos se habían descarriado del verdadero punto doctrinal del cristianismo. Ellos habían perdido de vista el sacrificio de Cristo y estaban dando más importancia a las leyes ceremoniales de los judíos.

En el saludo inicial del apóstol, él señala inmediatamente esos dos problemas de la iglesia de Galacia. En el versículo 1, Pablo asegura que su autoridad tiene origen divino y en el versículo 4, Pablo enfatiza contundentemente el trabajo redentor de Cristo por el pecador.

Yo, Pablo, apóstol (y no de los hombres ni por medio de los hombres, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos), y todos los hermanos que están conmigo, deseamos a las iglesias de Galacia que tengan gracia y paz de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo, el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre, a quien sea dada la gloria por los siglos de los siglos. Amén. (Gálatas 1)

Pablo no se había constituido a sí mismo como un maestro, al igual que los doce apóstoles; él había sido comisionado para el ministerio, no por hombre alguno, ni por ninguna agencia perteneciente a los hombres. Pablo había sido comisionado para trabajar en el ministerio directamente por Jesucristo.

Los doce apóstoles habían sido llamados al ministerio por Cristo, pero en el caso de Pablo, él fue llamado al ministerio no solamente por Cristo, sino que también por el Padre.

Pablo conecta su llamamiento al apostolado con la aparición divina en el camino a Damasco. El papel que desempeñó Ananías en su conversión, su consecuente separación de Bernabé para iniciar la predicación por él mismo al mundo gentil, y los hechos en la iglesia de Antioquía, eran pruebas suficientes de que el Espíritu Santo confería a Pablo un oficio apostólico y una credencial como ministro del evangelio, para la predicación al mundo gentil.

“Y no de los hombres ni por medio de los hombres”

Pablo excluye de su llamado pastoral a cualquier hombre o agencia terrenal. Pablo no fue enviado por el hombre a su ministerio, tampoco recibió comisión, autoridad u ordenación de hombre alguno para realizar su trabajo misionero. 

Usualmente los ministros son llamados por Dios, pero son ordenados o ungidos a su ministerio por el hombre.

De acuerdo con el libro de Hechos (1: 26), Matías, el discípulo que reemplazaba a Judas, fue llamado por Dios. Pero hay intervención humana en la elección de Matías. Timoteo fue llamado por Dios, pero la imposición de manos fue hecha por los hombres.

Este no fue el caso de Pablo; encontramos que los apóstoles creyeron conveniente mandar a Pablo con Bernabé a Antioquía, pero eso no era un llamamiento al apostolado. Ananías impuso sus manos sobre Pablo, pero eso fue para que recobrara su vista, y no un ungimiento. Además, Ananías dio muchas instrucciones a Pablo, pero eso no era un llamado al apostolado.

La asignación o llamamiento de Pablo fue directamente hecho por el Padre y también por Jesucristo de una manera sobrenatural.

 

ESPÍRITU DE PROFECÍA

La conversión de Saulo es una impresionante evidencia del poder milagroso del Espíritu Santo para convencer de pecado a los hombres. El había creído en verdad que Jesús de Nazaret menospreció la ley de Dios, y que enseñó a sus discípulos que ella no estaba en vigor. Pero después de su conversión, Saulo reconoció a Jesús como Aquel que había venido al mundo con el expreso propósito de vindicar la ley de su Padre. Estaba convencido de que Jesús era el originador de todo el sistema judío de los sacrificios. Vió en la crucifixión el tipo, que se había encontrado con la realidad simbolizada; que Jesús había cumplido las profecías del Antiguo Testamento concernientes al Redentor de Israel.

En el relato de la conversión de Saulo se nos dan importantes principios que deberíamos tener siempre presentes. Saulo fué puesto directamente en presencia de Cristo. Era uno a quien Cristo había destinado a una obra importantísima, uno que había de ser “instrumento escogido” (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, p. 98).

[Bernabé] creyó plenamente que Pablo decía la verdad, lo recibió, y lo llevó de la mano a la presencia de los apóstoles. Relató entonces el incidente que acababa de escuchar, es a saber, que Jesús había aparecido personalmente ante Pablo mientras éste se encontraba en camino a Damasco. Que había hablado con él; que Pablo había recobrado la vista en respuesta a las oraciones de Ananías, y que de allí en adelante había sostenido en las sinagogas de esa ciudad que Jesús era el Hijo de Dios.

Los apóstoles no vacilaron más; no podían oponerse a Dios. Pedro y Santiago, que en ese momento eran los únicos apóstoles que quedaban en Jerusalén, le tendieron la diestra de la comunión al que había sido fiero perseguidor de su fe; y ahora fue tan amado y respetado como antes había sido temido y evitado. Entonces se reunieron los dos grandes personajes de la nueva fe, es a saber, Pedro, uno de los compañeros elegidos de Cristo mientras estuvo en la tierra, y Pablo, el fariseo, que después de la ascensión de Jesús lo vio cara a cara y habló con él, y también lo vio en visión y se enteró de la naturaleza de su obra en el cielo…

Pronto la voz que había disputado tan vigorosamente con Esteban se escuchó en la misma sinagoga mientras proclamaba osadamente que Jesús era el Hijo de Dios, abogando de ese modo por la misma causa que Esteban había muerto por vindicar. Relató su propia maravillosa experiencia, y con el corazón lleno de ansiedad por sus hermanos y ex asociados, presentó las evidencias de las profecías, tal como lo había hecho Esteban, de que Jesús, el que había sido crucificado, era el Hijo de Dios )La historia de la redención, {HR}, pp. 90, 91).

No permitáis que hombre alguno venga a vosotros y comience a disecar la Palabra de Dios diciendo qué es revelación, qué es inspiración, y qué no lo es, sin que lo reprendáis. Decid a todos esos sencillamente que no saben, que no son capaces de comprender las cosas del misterio de Dios. Lo que deseamos es inspirar fe. No deseamos que nadie diga: “Esto quiero rechazar y esto quiero recibir”, sino queremos tener fe implícita en la Biblia en conjunto y tal como es (Comentarios de Elena G. White en Comentario bíblico adventista del séptimo día, t. 7, p. 931).

14


Martes 4 de julio // Lección 2____________________________________________________

EL EVANGELIO DE PABLO

Además de defender su apostolado, ¿qué más enfatiza Pablo en su saludo inicial a los Gálatas? Compara Gálatas 1:3 al 5 con Efesios 1:2; Filipenses 1:2; y Colosenses 1:2.

Gálatas 1:3-5

Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo,  el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre,  a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Efesios 1:2

Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Filipenses 1:2

Gracia y paz a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Colosenses 1:2

a los santos y fieles hermanos en Cristo que están en Colosas: Gracia y paz sean a vosotros, de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.

Una de las características únicas de las cartas de Pablo es el modo en el que relaciona las palabras gracia y paz en sus salutaciones. La combinación de estas dos palabras es una modificación de los saludos más característicos en el mundo griego y judío. Donde un autor griego escribiría “saludos”, o “salud” (jairein), Pablo escribe “gracia”, una palabra que sonaba similar en griego (jaris). A esto Pablo añade el saludo típico judío: “paz”.

La combinación de estas dos palabras no es un mero cumplido. Al contrario, estas palabras básicamente describen su mensaje evangélico. De hecho, Pablo utiliza estas dos palabras más que cualquier otro autor en el Nuevo Testamento. La gracia y la paz no provienen de Pablo sino de Dios el Padre y del Señor Jesucristo.

¿Qué aspectos del evangelio incluye Pablo en Gálatas 1:1 al 6?

Gálatas 1:1-6

1 Pablo, apóstol (no de hombres ni por hombre, sino por Jesucristo y por Dios el Padre que lo resucitó de los muertos),  y todos los hermanos que están conmigo, a las iglesias de Galacia:  Gracia y paz sean a vosotros, de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo,  el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre,  a quien sea la gloria por los siglos de los siglos. Amén. Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.

Aunque Pablo tiene poco espacio en su saludo inicial para desarrollar la naturaleza del evangelio, describe magistralmente la esencia del evangelio en solamente unos pocos versículos. ¿Cuál es la verdad central sobre la que reside el evangelio? Según Pablo, no es nuestra conformidad a la Ley, el punto que pregonaban los oponentes de Pablo. Al contrario, el evangelio descansa plenamente en lo que Cristo logró por nosotros por medio de su muerte en la cruz y su resurrección de entre los muertos. La muerte y la resurrección de Cristo hicieron algo que nunca podríamos hacer por nosotros mismos. Rompieron el poder del pecado y de la muerte, liberando a sus seguidores del poder del mal, que sujeta a tantos en el temor y la esclavitud.

Cuando Pablo reflexiona en las maravillosas nuevas de la gracia y la paz que Dios creó para nosotros en Cristo, entra en una doxología espontánea, que aparece en el versículo 5.

Escribe tu propia interpretación de en qué consiste el evangelio, utilizando casi la misma cantidad de palabras que Pablo usó en Gálatas 1:1 al 5. Lleva tus palabras a la clase el sábado.

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

a quien sea dada la gloria por los siglos de los siglos. Amén. (Gálatas 1)

 La palabra DOXOLOGÍA viene del griego DOXO, “Gloria”; y LOGIA, “Decir”.

La doxología es un corto himno de alabanza a Dios, que se usa de diferentes manera en los servicios religiosos del cristianismo; muchas veces se usan estos pequeños himnos después de una oración, después de una lectura bíblica o inclusive después de un himno. Entre una de las doxología más conocidas en el mundo cristiano tenemos a “Gloria Patri” que en su idioma original, que es el latín dice:

Gloria Patri, et Filio, et Spiritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in sæcula sæculorum. Amen.

Es el himno número 56 del antiguo himnario Adventista, o el número veinte y uno del nuevo himnario Adventista

“Gloria sea al Padre y al Hijo Dios y al Santo Espíritu. Como eran al principio, son hoy y serán por siempre. ¡Gloria sin fin! Amén, amén.”

 y todos los hermanos que están conmigo, deseamos a las iglesias de Galacia que tengan gracia y paz de Dios el Padre y de nuestro Señor Jesucristo, el cual se dio a sí mismo por nuestros pecados para librarnos del presente siglo malo, conforme a la voluntad de nuestro Dios y Padre, a quien sea dada la gloria por los siglos de los siglos. Amén.

Que profunda y hermosa doxología encontramos en estos versículos, una doxología que tiene una hermosa melodía divina, y que está llena de gracia para el humano y le acompaña una Santa Verdad.

Estas palabras nos expresan firmeza, seguridad y fuerzas; que la encontramos solamente en Dios, al mismo tiempo denuncia nuestra debilidad, nuestra inseguridad y nuestra inconsistencia, que son las características típicas del humano caído.

La doxología establece lo siguiente:

La gloria y la alabanza le pertenece a Dios, por que él es un Dios de poder y de Sabiduría

La gloria y la alabanza es solamente para Dios, por la revelación, publicación y el triunfo del evangelio

La gloria y la alabanza es presentada a Dios a través de Cristo, por medio de la obediencia, humildad y sacrificio

 

Me asombra que tan pronto se hayan alejado ustedes del que los llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.

Se ha dicho que Pablo fue el verdadero fundador del cristianismo. Por supuesto, eso es erróneo. Aunque Pablo contribuyó mucho a que comprendamos teológica-mente la doctrina cristiana, incluyendo 13 de los 27 libros del Nuevo Testamento, prácticamente todas sus enseñanzas pueden encontrarse en otras partes de las Escrituras. La razón principal por la que algunos alegan que Pablo comenzó una religión “nueva” está basada en  una idea equivocada sobre su enseñanza acerca de la Ley y la gracia.

Para los que no entienden la justificación por la fe, Pablo parece contradecirse. Afirma que el cristiano no está bajo la Ley y, no obstante, que el mismo cristiano está obligado a guardar la Ley.

No hay problema cuando recordamos que Dios demanda justicia de aquellos que afirman estar en relación con él. La norma de justicia es su Ley. Pero, cuando las personas se miden con la Ley, no alcanzan esa norma y, por lo tanto, la Ley las condena.

Si la Ley fuera el medio de salvación, entonces ninguno tendría esperanza de vida eterna.

La esperanza del cristiano no está en la ley sino en Jesús, quien no solamente guardó la Ley, sino también permite que los creyentes compartan su justicia, gracias al poder milagroso de Dios.

El cristiano puede ahora observar la Ley de Dios con libertad de conciencia porque Cristo quitó la condenación de la Ley. La gracia de Cristo no nos libera de ella sino, más bien, nos impulsa a obedecerla.

La palabra “LEY”, la podemos encontrar mas de 600 veces en el Antiguo Testamento y alrededor de 200 veces en el Nuevo Testamento, dependiendo la versión bíblica que se está usando. La palabra “GRACIA” la encontramos alrededor de 8 veces en el Antiguo Testamento y mas de 150 veces en el Nuevo Testamento.

Interesante-mente la palabra misericordia se encuentra alrededor de 500 veces en toda la Biblia.

Cuando se habla del Antiguo Testamento, lo primero que se viene a la mente es la palabra LEY; y cuando se habla del Nuevo Testamento lo primero que se viene a la mente es la palabra GRACIA.

En el Antiguo Testamento encontramos una experiencia de terror, donde Dios se muestra en la nube de fuego, detrás del relámpago, del rayo y del trueno, donde el monte y la tierra tiembla; y el fuego y el humo está presente. Parece un Dios sumamente aterrorizador que nadie puede estar en su presencia, que castiga inmediatamente el pecado sobre el transgresor.

En el Nuevo Testamento encontramos un Dios totalmente diferente; pareciera que se ha arrepentido de los actos y proceder del pasado y ahora es un Dios que sufre, que gime, que implora, que llora y que al final muere en la cruz.

Estas dos imágenes acerca de Dios y su trato con los habitantes de esta tierra le crea tanto problema al humano, cuando trata de comprender el obrar de Dios en estas dos diferentes etapas de la Biblia.

Muchas personas al no comprender el obrar de Dios, llegan a la conclusión que Dios es un Dios cambiante y esto les hace perder la fe y terminan volviéndose incrédulos o ateos. De la misma manera, le crea al cristiano mucho problema en comprender la relación entre la ley, la gracia y la misericordia.

Estas tres palabras: LA LEY, LA GRACIA Y LA MISERICORDIA estarán en una relación íntima hasta que el hombre sea salvo.

Encontramos que la Ley está en toda la Biblia, desde las primeras páginas hasta las últimas páginas de la Biblia.

De la misma manera en toda la Biblia encontramos la palabra misericordia; dicho sea de paso la palabra misericordia se deriva del hebreo “JANAN” y es una de las palabras mas difíciles de traducir, ya que tiene muchos significados y matices en su escritura. Pero una de las maneras mas comprensible sería “Compadecerse” o “posponer un castigo”.

La Palabra gracia aparece en su forma total con la venida de Cristo, especialmente cuando él muere en la cruz.

Para que entendamos la relación entre la LEY, LA GRACIA, y la MISERICORDIA, imaginemos el siguiente caso: Usted es acusado de un delito y es llevado al tribunal; en el tribunal es encontrado culpable, por que hay una ley que usted quebranto. Esa es la ley.

Cuando el juez lo encuentra culpable, el mismo juez le suspende su castigo. Esto se llama MISERICORDIA; usted no está recibiendo lo que se merece.

Pero sucede algo más, después que el juez le dice que le ha retenido el castigo, el juez le informa que le van a regalar 1 millón de dólares. Eso se llama GRACIA; usted está recibiendo lo que no se merece.

¿Entendemos la diferencia? (por favor lea despacio)

En la misericordia usted no está recibiendo lo que se merece (se merecía un castigo por su delito y no lo está recibiendo)

En la gracia usted está recibiendo lo que no se merece. (no se merece el millón de dólares y aún así, se los están regalando)

Ahora llevemos este caso al escenario bíblico para que podamos entender la relación entre la ley, la gracia, y la misericordia.

La ley ha existido y existirá por la eternidad; desde Adán hasta el último humano que viva en esta tierra ha quebrantado y quebrantará la ley (excepto Cristo) Por lo tanto, todos somos llevados al tribunal y en el tribunal a todos se nos ha encontrado culpables.

Pero el Juez a pospuesto ó retenido el castigo que nos merecemos, y esto lo ha estado haciendo desde Adán hasta nuestro tiempo; esto se llama misericordia.

Cuando Cristo muere entonces aparece la gracia, y el juez nos dice, que ha pesar que hemos quebrantado la ley, y que por amor él nos ha retenido ó pospuesto el castigo que merecemos, ahora nos tiene una noticia mejor; y es que nos está regalando el perdón, la salvación, y una tierra nueva libre de dolor y sufrimiento; perfecta por la eternidad. Esto se llama gracia.

¿NO CREE QUE ES UN JUICIO TOTALMENTE INCOHERENTE Y DESEQUILIBRADO? El transgresor se le es retenido el castigo (misericordia) y encima de todo se le está premiado con la vida eterna (gracia). La GRACIA es la esencia del amor divino, ni usted ni yo la podemos comprender; sólo la tenemos que aceptar por fe.

Entonces viene la pregunta ¿Es complicado entender esa relación inseparable  entre la ley, la misericordia y la gracia? La respuestas es no:

-La ley es una herramienta provista por Dios para reconocer mi estado espiritual.

-La misericordia es otra herramienta provista por Dios para aplazar, posponer con la posibilidad de eliminar el castigo al pecador.

-La gracia es la ultima herramienta provista por Dios hace 2,000 años donde se me regala vida eterna, que es una vida perfecta en una tierra perfecta y por la eternidad

La ley, la misericordia, la gracia, el perdón, la esperanza, la fe, el bautismo, el ayuno, la oración y la santa cena, entre otras; son herramientas que Dios ha provisto para nuestra salvación. No hay en ninguna de ellas contradicción, ninguna de ella se opone a otra, ninguna de ella suplanta a otra, ninguna de ella menosprecia a otra, entre todas tienen el propósito de ayudar al pecador a regresar a su antiguo Padre y a su antiguo hogar.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Todo lo debemos a la gratuita gracia de Dios. En el pacto, la gracia ordenó nuestra adopción. En el Salvador, la gracia efectuó nuestra redención, nuestra regeneración y nuestra exaltación a ser herederos con Cristo. No porque primero lo amáramos a él, Dios nos amó a nosotros sino que “cuando aún éramos débiles” Cristo murió por nosotros… Aunque por nuestra desobediencia merecíamos el desagrado y condenación de Dios, sin embargo no nos ha abandonado dejándonos luchar con el poder del enemigo. Ángeles celestiales riñen nuestras batallas por nosotros, y cooperando con ellos podemos ser victoriosos sobre los poderes del mal.

Si no hubiéramos caído, nunca hubiéramos aprendido el significado de esta palabra “gracia”. Dios ama a los ángeles que no pecaron, que realizan su servicio y son obedientes a todas sus órdenes, pero no les proporciona gracia a ellos. Esos seres celestiales no saben nada de gracia, nunca la han necesitado, pues nunca han pecado. La gracia es un atributo de Dios mostrado a seres humanos indignos. Por nosotros mismos no la buscamos, sino fue enviada en nuestra búsqueda. Dios se regocija en conferir su gracia a todos los que la anhelan, no porque son dignos, sino porque son completamente indignos. Nuestra necesidad es la característica que nos da la seguridad de que recibiremos este don.

La reserva de la gracia de Dios está esperando la demanda de cada alma enferma de pecado. Curará toda enfermedad espiritual. Mediante ella, los corazones pueden ser limpiados de toda contaminación. Es el remedio evangélico para todo el que cree (En los lugares celestiales, {ELC}, p. 36).

Cuando la gracia de Cristo se implanta en el alma mediante el Espíritu Santo, el que la posee se volverá humilde en espíritu y procurará asociarse con aquellos cuya conversación versa sobre temas celestiales. Entonces el Espíritu tomará las cosas de Cristo y nos las mostrará y glorificará, no al receptor, sino al Dador. Por lo tanto, si tú tienes la sagrada paz de Cristo en tu corazón, tus labios se llenarán de alabanza y gratitud a Dios. Tus oraciones, el cumplimiento de tu deber, tu benevolencia, tu abnegación, no serán el tema de tu pensamiento o conversación, sino que magnificarás a Aquel que se dio a sí mismo por ti cuando aún eras pecador (Fe y obras, {FO}, p. 89).

Cristo es el “Príncipe de paz”, y su misión es devolver al cielo y a la tierra la paz destruida por el pecado. “Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo”. Quien consienta en renunciar al pecado y abra el corazón al amor de Cristo participará de esta paz celestial.

No hay otro fundamento para la paz. La gracia de Cristo, aceptada en el corazón, vence la enemistad, apacigua la lucha y llena el alma de amor. El que está en armonía con Dios y con su prójimo no sabrá lo que es la desdicha. No habrá envidia en su corazón ni su imaginación albergará el mal; allí no podrá existir el odio. El corazón que está de acuerdo con Dios participa de la paz del cielo y esparcirá a su alrededor una influencia bendita. El espíritu de paz se asentará como rocío sobre los corazones cansados y turbados por la lucha del mundo.

Los seguidores de Cristo son enviados al mundo con el mensaje de paz. Quienquiera que revele el amor de Cristo por la influencia inconsciente y silenciosa de una vida santa; quienquiera que incite a los demás, por palabra o por hechos, a renunciar al pecado y entregarse a Dios, es un pacificador (El discurso maestro de Jesucristo, {DMJ}, pp. 27, 28).

15


Lección 2 // Miércoles 5 de julio_________________________________________________

NINGÚN OTRO EVANGELIO

¿Qué viene después del saludo inicial, normalmente, en las cartas de Pablo? ¿Cómo se diferencia Gálatas en este aspecto? Compara Gálatas 1:6 con Romanos 1:8; 1 Corintios 1:4; Filipenses 1:3; y 1 Tesalonicenses 1:2.

Gálatas 1:6

Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.

Romanos 1:8

Primeramente doy gracias a mi Dios mediante Jesucristo con respecto a todos vosotros, de que vuestra fe se divulga por todo el mundo.

1 Corintios 1:4

Gracias doy a mi Dios siempre por vosotros, por la gracia de Dios que os fue dada en Cristo Jesús;

Filipenses 1:3

Doy gracias a mi Dios siempre que me acuerdo de vosotros,

1 Tesalonicenses 1:2

Damos siempre gracias a Dios por todos vosotros, haciendo memoria de vosotros en nuestras oraciones,

Aunque Pablo abordaba toda clase de desafíos y problemas locales en sus cartas a las iglesias, tenía por costumbre, después del saludo inicial, incluir una palabra de oración o acción de gracias a Dios por la fe de sus lectores. Incluso hace esto en su carta a los corintios, que estaban luchando con toda clase de comportamientos cuestionables (compara 1 Cor. 1:4 con 5:1). Sin embargo, la situación de Galacia es tan dolorosa que Pablo omite completamente la acción de gracias y va directamente al grano.

¿Qué palabras fuertes utiliza Pablo que demuestran el grado de preocupación que tenía por lo que estaba pasando en Galacia? Lee Gálatas 1:6 al 9; y 5:12.

Gálatas 1:6-9

Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.  No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo.  Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.  Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

Gálatas 5:12

¡Ojalá se mutilasen los que os perturban!

Pablo no refrena ninguna palabra en su acusación contra los gálatas. En pocas palabras, los acusa de traicionar su llamado como cristianos. De hecho, la palabra alejarse, que aparece en el versículo 6, a menudo se utilizaba para describir a los soldados que abandonaban su lealtad para con su país y desertaban del ejército. Hablando espiritualmente, Pablo está diciendo que los gálatas eran desertores que estaban dándole la espalda a Dios.

¿De qué manera estaban abandonando a Dios los gálatas? Al volverse hacia un evangelio diferente. Pablo no está diciendo que hay más de un evangelio, pero había algunos en la iglesia que, al enseñar que la fe en Cristo no era suficiente (Hech. 15:1-5), estaban actuando como si hubiera otro evangelio. Pablo está tan molesto por esta distorsión del evangelio que desea que todo aquel que predica un evangelio diferente ¡caiga bajo la maldición de Dios! (Gál. 1:8). Pablo es tan enfático acerca de este punto que básicamente dice lo mismo dos veces (Gál. 1:9).

Existe hoy una tendencia, incluso en nuestra iglesia (en algunos lugares), de enfatizar la experiencia por sobre la doctrina. Lo que importa más (se nos dice) es nuestra experiencia, nuestra relación con Dios. Por más importante que sea la experiencia, ¿qué nos dice lo que Pablo escribió aquí sobre la importancia de la doctrina correcta?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

Me asombra que tan pronto se hayan alejado ustedes del que los llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.No que haya otro evangelio, sino que hay algunos que los perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, les anuncia otro evangelio diferente del que les hemos anunciado, quede bajo maldición. Como antes lo hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno les predica un evangelio diferente del que han recibido, quede bajo maldición. (Gálatas 1)

En los primeros años de una iglesia, sus miembros están dispuestos a hacer grandes sacrificios por la misma: están en el primer amor. Pero suele suceder que cuando la iglesia se estabiliza y se vuelve próspera, sus miembros se relajan y toman las cosas con tanta calma y quietud, que tocan los linderos del descuido y la indolencia. Dicho en otras palabras, una iglesia joven suele ser una iglesia pujante; una iglesia vieja suele ser una iglesia indolente. Los galos tenían un problema serio, ya que su iglesia, en plena juventud, con apenas unos cuantos años de formación, ya habían tomado el rumbo equivocado.

Las iglesias también se mantienen firmes y fieles, mientras sus fundadores o buenos dirigentes están con vida y cuidando de la grey; pero cuando ese gran dirigente muere, las iglesias tienden a apartarse del camino correcto. Eso sucedió con Israel en muchas ocasiones: mientras Moisés, Josué, Samuel, Elías, Eliseo, y Josías entre otros, estuvieron con vida, el pueblo fue próspero en todos los aspectos. Pero una vez muertos esos dirigentes, el pueblo casi siempre tomó el rumbo equivocado.

Este fenómeno también sucede en nuestros días modernos, mientras ese hermano específico, que es un baluarte, una columna, firme y con experiencia, se mantiene en la iglesia, ésta marcha bien, pero cuando ese hermano desaparece, la iglesia toma el rumbo equivocado. La iglesia de Galacia estaba joven y Pablo, que era el padre de la fe para ellos, aún estaba con vida y ellos ya habían tomado el rumbo equivocado; esto tenía completamente atónito al apóstol de los gentiles.

Los galos se habían alejado de la gracia de Cristo; la gracia de Cristo es una de las virtudes más grandes que el Cielo puede conceder a la raza caída. La gracia de Cristo no es el hombre escalando para conseguir llegar hasta al cielo; la gracia es Dios extendiendo su mano para levantar al hombre hasta las puertas del cielo. La gracia no es el hombre pagando a Dios para entrar a los cielos; la gracia es Dios regalando al hombre un pasaporte de oro que otorga la ciudadanía celestial gratuitamente, a través de la sangre de Cristo. La palabra “gracia” está escrita en el templo de la salvación divina, desde la fundación hasta el pináculo del santuario.

Hay diferentes tipos de revueltas religiosas, entre ellas podemos mencionar revueltas particulares, generales, por presión y por obstinación.

-Las revueltas particulares son aquellas donde se apostata de los principios doctrinales de una religión. Un ejemplo de esta son las diez tribus de Israel y la iglesia romana.

-Las revueltas generales son aquellas que renuncian a la fe y al nombre de Cristo. Un ejemplo de esta revuelta son los judíos y los musulmanes.

-Las revueltas por presión ocurren cuando el hombre compromete su fe por temor a la persecución o a la muerte.

-Las revueltas por obstinación, por ejemplo, son aquellas donde está involucrado el ateísmo.

Los de Galacia tenían la primera revuelta y parte de la tercera revuelta. Ellos se habían revelado contra la autoridad de Pablo y contra la gracia de Dios.

Muchas veces no nos gusta tener el evangelio puro y sencillo, muhas veces nos gusta tener un evangelio mezclado, que en la mayoria de ocasiones nos hace alejarnos de la hermosura del evangelio salvador:

-Los de Galacia, aparte de la gracia de Dios, tenían la ley ceremonial de los judíos

-Los judíos, aparte del Antiguo Testamento, tenían el famoso libro llamado “Cábala” libro que utilizaban para interpretar la Palabra de Dios

-Los católicos, aparte de la Palabra de Dios escrita, tienen la tradición

-Los pentecostales, aparte de la Palabra de Dios escrita, quieren ser expertos en lenguas extrañas y hacedores de milagros

-Y nosotros tampoco nos quedamos atrás, hay en nuestras filas quienes ponen más énfasis en el espíritu de profecía, que en la misma Biblia.

Encontramos que muchos hombres no creen en la verdad, pero fácilmente creen en el error

Encontramos que muchos hombres abandonan lo que ya está comprobado, por seguir lo especulativo

Encontramos que otros se niegan a seguir la salvación por fe para tratar de conseguir lo imposible: la salvación por obras.

Encontramos que otros dejan el bálsamo que sana las heridas de la conciencia por seguir asuntos que dañan la conciencia

Al final encontramos otros que se desprenden de los embajadores del evangelio por seguir a los pervertidores del evangelio, extraña maravilla satánica, que sólo invita al hombre a acercarse a las mismas puertas del infierno.

 Pero si aun nosotros, o un ángel del cielo, les anuncia otro evangelio diferente del que les hemos anunciado, quede bajo maldición. Como antes lo hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno les predica un evangelio diferente del que han recibido, quede bajo maldición. (Gálatas 1)

El tiempo cambia todo en este mundo: cambia nuestra manera de vestir, cambia nuestra manera de pensar… La tecnología está cambiando constantemente y también cambia todo lo que la rodea: lo que vivimos ahora no es lo mismo que lo que fue hace 40 años, 100 años ó 200 años atrás. Pero hay cosas que nunca cambian, son inviolables, son eternas. Nuestros días actuales, con todos sus cambios y modernismos, no nos pueden dar un nuevo Padre, un nuevo Jesucristo, un nuevo Espíritu Santo, una nueva Biblia ni un nuevo evangelio. Hay cosas que no cambian, porque son eternas, fueron puestas por Dios a perpetuidad.

Los tres castigos más temidos para un judío eran llamados NIDUI, CHEREM y SHAMMATHA

El castigo llamado Nidui, consistía en echar a la persona de la sinagoga y separarla de la sociedad, este castigo podía durar hasta 30 días

El castigo llamado Cherem, era la sentencia a muerte

El castigo llamado Shammatha o Maran atha, era el castigo en el que la persona era solemnemente entregada al juicio divino. La persona era maldecida, era excluida de la sinagoga para siempre, sus propiedades eran confiscadas, sus hijos eran considerados incircuncisos, a sus hijas no se les permitía contraer matrimonio, y el condenado era solemnemente entregado al juicio divino. Este castigo llamado Shammatha o Maran atha, es el castigo que Pablo está invocando sobre sí mismo, o sobre cualquiera persona que predique otro evangelio, y esto incluye también a cualquier ángel que venga del cielo.

La palabra griega para Shammatha o Maran atha, es Anathema. Anathema es el acto de entregar solemnemente algo o a alguien para destrucción.

El apóstol Pablo está enfatizando con todo su vigor, que nadie proveniente del Cielo está autorizado a cambiar el evangelio que entregó el Señor Jesucristo. Si nadie del cielo está autorizado para hacer dichos cambios, mucho menos nadie de la tierra. Toda persona que enseñe un evangelio nuevo que no es el de Jesucristo, queda expuesta a la destrucción eterna.

 

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Los que trabajan actualmente en la obra de Dios tendrán que hacer frente a pruebas tales como las que Pablo soportó en su obra. Satanás procurará apartar de su fe a los conversos utilizando los mismos métodos engañosos y jactanciosos. Introducirá teorías que no será prudente analizar. Satanás es un obrero astuto, e introducirá engaños sutiles a fin de oscurecer y confundir la mente y desarraigar las doctrinas de la salvación. Aquellos que no acepten la Palabra de Dios literalmente, caerán en esa trampa.

Hoy necesitamos proclamar la verdad con santa intrepidez. La siguiente declaración dada a la iglesia primitiva por el mensajero del Señor, debe ser escuchada por su pueblo en la actualidad: “Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro Evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema” (Gálatas 1:8) (Mensajes selectos, {2MS}, t. 2, p. 60).

Algunos falsos maestros habían presentado a los Gálatas doctrinas opuestas al Evangelio de Cristo. Pablo trataba de exponer y corregir estos errores. Deseaba mucho que los falsos maestros fuesen separados de la iglesia, pero su influencia había afectado a tantos de los creyentes que parecía azaroso tomar una decisión contra ellos. Había peligro de ocasionar contiendas y divisiones ruinosas para los intereses espirituales de la iglesia. Por lo tanto trataba de hacer ver a sus hermanos la importancia de ayudarse unos a otros con amor. Declaró que todas las demandas de la ley que presentan nuestros deberes hacia nuestros semejantes se cumplen al amarnos unos a otros (Testimonios para la iglesia, {5TI}, t. 5, p. 225).

La religión del Evangelio es Cristo en la vida—un principio vivo y activo. Es la gracia de Cristo revelada en el carácter y desarrollada en las buenas obras. Los principios del Evangelio no pueden separarse de ninguna fase de la vida práctica. Todo aspecto de la vida y de la labor cristianas debe ser una representación de la vida de Cristo.

El amor es la base de la piedad. Cualquiera que sea la profesión que se haga, nadie tiene amor puro para con Dios a menos que tenga amor abnegado para con su hermano. Pero nunca podemos entrar en posesión de este espíritu tratando de amar a otros. Lo que se necesita es que esté el amor de Cristo en el corazón. Cuando el yo está sumergido en Cristo, el amor brota espontáneamente. La plenitud del carácter cristiano se alcanza cuando el impulso a ayudar y beneficiar a otros brota constantemente de adentro, cuando la luz del cielo llena el corazón y se revela en el semblante.

Es imposible que el corazón en el cual Cristo mora esté desprovisto de amor. Si amamos a Dios porque él nos amó primero, amaremos a todos aquellos por quienes Cristo murió. No podemos llegar a estar en contacto con la Divinidad sin estar en contacto con la humanidad; porque en Aquel que está sentado sobre el trono del universo, se combinan la divinidad y la humanidad. Relacionados con Cristo, estamos relacionados con nuestros semejantes por los áureos eslabones de la cadena del amor. Entonces la piedad y la compasión de Cristo se manifestarán en nuestra vida. No esperaremos que se nos traigan los menesterosos e infortunados. No necesitaremos que se nos suplique para sentir las desgracias ajenas. Será para nosotros tan natural ministrar a los menesterosos y dolientes como lo fue para Cristo andar haciendo bienes (Palabras de vida del gran Maestro, {PVGM}, pp. 316, 317).

16


Jueves 6 de julio // Lección 2_____________________________________________________

EL ORIGEN DEL EVANGELIO DE PABLO

Los detractores de Galacia afirmaban que el evangelio de Pablo en realidad era motivado por su deseo de obtener la aprobación de los demás. ¿Qué podría haber hecho distinto Pablo en su carta, si meramente buscaba la aprobación humana? Ver Gálatas 1:6 al 9 y 11 al 24.

Gálatas 1:6-9

Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis alejado del que os llamó por la gracia de Cristo, para seguir un evangelio diferente.  No que haya otro, sino que hay algunos que os perturban y quieren pervertir el evangelio de Cristo.  Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema.  Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema.

Gálatas 1:11-24

11 Mas os hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí, no es según hombre;  12 pues yo ni lo recibí ni lo aprendí de hombre alguno, sino por revelación de Jesucristo.  13 Porque ya habéis oído acerca de mi conducta en otro tiempo en el judaísmo, que perseguía sobremanera a la iglesia de Dios, y la asolaba;  14 y en el judaísmo aventajaba a muchos de mis contemporáneos en mi nación, siendo mucho más celoso de las tradiciones de mis padres.  15 Pero cuando agradó a Dios, que me apartó desde el vientre de mi madre, y me llamó por su gracia,  16 revelar a su Hijo en mí, para que yo le predicase entre los gentiles, no consulté en seguida con carne y sangre,  17 ni subí a Jerusalén a los que eran apóstoles antes que yo; sino que fui a Arabia, y volví de nuevo a Damasco.  18 Después, pasados tres años, subí a Jerusalén para ver a Pedro, y permanecí con él quince días;  19 pero no vi a ningún otro de los apóstoles, sino a Jacobo el hermano del Señor.  20 En esto que os escribo, he aquí delante de Dios que no miento.  21 Después fui a las regiones de Siria y de Cilicia,  22 y no era conocido de vista a las iglesias de Judea, que eran en Cristo;  23 solamente oían decir: Aquel que en otro tiempo nos perseguía, ahora predica la fe que en otro tiempo asolaba.  24 Y glorificaban a Dios en mí.

¿Por qué Pablo no exigía que los conversos gentiles se circuncidaran? Los oponentes de Pablo aseveraban que era porque Pablo deseaba conversiones a toda costa. Quizá pensaban que Pablo no lo requería porque sabía que los gentiles tenían reservas sobre la circuncisión. ¡Le gustaba complacer a la gente! En respuesta a esas alegaciones, Pablo les señala a sus oponentes las fuertes palabras que acababa de escribir en los versículos 8 y 9.

Si lo único que quería era aprobación, ciertamente habría respondido de otra manera.

¿Por qué dice Pablo que es imposible ser seguidor de Cristo y a la vez intentar complacer a la gente?

Después de la afirmación de Pablo en los versículos 11 y 12, de que había recibido su evangelio y su autoridad directamente de Dios, ¿de qué manera sus palabras enfatizan este punto en los versículos 13 al 24?

Los versículos 13 al 24 proveen un informe autobiográfico de la situación de Pablo antes de su conversión (vers. 13, 14), durante su conversión (vers. 15, 16), y después (vers. 16-24). Pablo afirma que las circunstancias que rodearon cada uno de estos eventos hacen que sea absolutamente imposible que alguien afirme que él recibió su evangelio de otro aparte de Dios. Pablo no se quedará sentado, cruzado de brazos, ni permitirá que los demás menosprecien su mensaje, cuestionando su llamado. Él sabe lo que le sucedió, sabe qué fue llamado a enseñar, y lo llevará a cabo, sin importar el costo.

¿Cuán seguro estás de tu propio llamado en Cristo? ¿Cómo puedes saber con certeza qué te ha llamado Dios a hacer? Al mismo tiempo, aun si estás seguro de tu llamamiento, ¿por qué debes aprender a escuchar el consejo de los demás?

COMENTARIO DE LA LECCIÓN

10 ¿Busco acaso el favor de la gente, o el favor de Dios? ¿O trato acaso de agradar a la gente? ¡Si todavía buscara yo agradar a la gente, no sería siervo de Cristo! 11 Pero les hago saber, hermanos, que el evangelio anunciado por mí no sigue criterios humanos, 12 pues yo no lo recibí ni lo aprendí de nadie, sino que Jesucristo me lo reveló. (Gálatas 1)

Posiblemente la mejor manera de explicar el texto de arriba, es con otro texto de Pablo, que es casi opuesto al mismo texto presentado arriba. Ese texto lo encontramos en 1 Corintios, capítulo 9 y dice de la siguiente manera:

 20 Entre los judíos me comporto como judío, para ganar a los judíos; y, aunque no estoy sujeto a la ley, entre los que están sujetos a la ley me comporto como si estuviera sujeto a la ley, para ganar a los que están sujetos a la ley. 21 Entre los que no tienen ley, me comporto como si no tuviera ley, para ganar a los que no tienen ley (aun cuando no estoy libre de la ley de Dios, sino bajo la ley de Cristo). 22 Entre los débiles me comporto como débil, para ganar a los débiles; me comporto como todos ante todos, para que de todos pueda yo salvar a algunos. 23 Y esto lo hago por causa del evangelio, para ser copartícipe de él.

¿Por qué existe esa pasión tan grande implantada en el corazón de un converso, de salvar a otros? La respuesta puede ser: para la gloria de Dios.  Veamos estos resultados:

1-Dios es honrado grandemente cuando uno de los insignificantes instrumentos humanos se deja usar para cumplir propósitos tan sublimes y tan gloriosos como lo es la predicación y la salvación.

2-Aporta gloria a Dios cuando Dios toma a un pecador y lo convierte en un socio de su ministerio de amor y salvación. Un ángel fácilmente pudiera volar por los aires y dar el evangelio eterno, pero ese nunca fue el plan de Dios. Cuando un pecador, que antes era enemigo de Cristo, se arrepiente y se convierte, y está dispuesto a morir por el evangelio, eso es de gran estima a los ojos de Dios; además, es una de las más grandes victorias del evangelio. Este fue el caso en la historia de Pablo.

3-Dios es honrado y glorificado ante su gran enemigo; Dios puede decir a Satanás que lo ha vencido, y no con la espada del Arcángel Miguel, sino con las palabras y las oraciones de sus humildes siervos. Entonces significa que Satanás fue abofeteado en la casa de sus antiguos amigos. Satanás pidió a Pedro para zarandearlo, pero fue Pedro quien, como instrumento del Espíritu Santo, terminó zarandeando a Satanás en el día del Pentecostés.

El apóstol Pablo fue uno de los hombres más completos en la predicación del evangelio. Algunas razones de ello:

  • Se convirtió en ciudadano del mundo entero
  • Todo hombre era su hermano
  • La verdad de la Palabra de Dios era su negocio
  • La iglesia era su familia
  • Jesucristo era su Señor.

Este texto de 1 Corintios capítulo  nueve, es uno de los textos bíblicos que muchas veces es mal interpretado; muchas personas creen que este texto es sinónimo del dicho popular que pide: “A donde fueres, haz lo que vieres”. Pero esta no fue la situación de Pablo. Pablo, “el apóstol de Jesucristo”, se comportó en la casa de César con dignidad y mucho respeto. Trató a los oficiales romanos con tacto y amabilidad, y llamó a los magistrados por sus títulos. 

Su comportamiento fue igualmente respetuoso mientras recogía  leña con los bárbaros de la isla de Malta, que mientras recibía las cortesías del hombre más importante de la isla de Malta, llamado Publio.

El tono de Pablo, era un tono conciliador y no un tono de discordia; la conversación de Pablo era una conversación sugerente y no una conversación imponente. 

Una cuchilla bien afilada y bien acondicionada puede cortar más profundo y más rápido que una cuchilla sin filo y oxidada. Muchas veces tenemos que dejar que las cosas que son indiferentes sigan siendo indiferentes, nuestra concentración y esfuerzos no se deben dedicar a cosas triviales o sin importancia, nuestros esfuerzos tienen que concentrarse en salvar a las almas para el reino de los cielos.

Muchos creen que la expresión de Pablo “…me hecho siervo de todos los hombres” (1 Corintios 9: 19) significa pretender estar de acuerdo con los hombres aunque en verdad no lo estemos; muchos creen que significa compartir las bromas y chistes de mal gusto, que la mayoría de veces son obscenos, de doble sentido o sacrílegos.

“…me hecho siervo de todos los hombres” (1 Corintios 9: 19) también se cree que significa poder compartir las reuniones y fiestas con ellos, aun sabiendo que a la larga, esa compañía con los infieles nos hará mucho daño. Muchos creen que todas estas cosas se pueden hacer, si la meta final es ganarlos para Cristo.   Pero ésta no es la idea ni el comportamiento del apóstol Pablo, él no está abordando el acomodarse al hombre; él está hablando de tener simpatía para con el hombre, que son dos cosas totalmente diferentes.

Pablo no se refiere a hacer cosas que agraden al hombre con el fin de ganárselo para el evangelio; Pablo está hablando de ponerse en lugar de otro, poder comprenderlo y así ganarlo para el evangelio.

Él siempre trataba de pensar como judío para el judío, como griego para el griego, como pagano para el pagano, como rico para el rico, como pobre para el pobre, como esclavo para el esclavo, como libre para el libre, como viejo para el viejo, como joven para el joven, como enfermo para el enfermo. En cuanto Pablo llegaba a pensar como ellos, y lograba percibir los sentimientos, los sufrimientos, los temores y las necesidades de ellos, entonces ordenaba sus pensamientos para con ellos, sabía cómo hablarles y también sabía cómo tratarlos.

-Si tenemos que hablar a los niños, hagámonos niños para ellos; no esperemos que ellos se hagan adultos.

-Si tenemos que hablar con los ancianos, hagámonos ancianos para ellos, no les hablemos como si ellos estuvieran viviendo los días vigorosos de sus vidas.

-Si tenemos que hablar con personas educadas, entonces escojamos palabras excelentes para ellos

-Si tenemos que hablar con personas sin educación, entonces usemos la lengua materna con ellos

-Si tenemos que hablar con personas que sufren de prejuicios, aceptémoslas tal como ellas son; los hombres serán alcanzados de diferentes maneras, con distintos métodos y estrategias.

Se cuenta la historia de Edward Irving, uno de los padres de la iglesia en Escocia. Edward fue mandado a evangelizar al hombre más complicado de la ciudad; le pidieron evangelizar al zapatero de la ciudad. Este zapatero tenía la fama de ser muy rudo, poco amigable, brusco y antipático: a todo evangelista, predicador o sacerdote que le llegaba a hablar del evangelio, él los echaba fuera de su lugar.

Edward llegó al negocio del zapatero, y con una gran maestría desenrolló una pieza de cuero que había llevado consigo. El padre de Edward trabajaba con cueros, por lo tanto Edward había aprendido mucho acerca de los cueros que se usaban en la confección de calzados.

El zapatero se quedó viendo a la pieza de cuero que estaba en la mesa y, sin levantar su rostro, preguntó: ¿Qué es lo que sabes de cueros? Edward comenzó a exponer de una manera sorprendente el proceso, la calidad y las características de un buen cuero. Después de la excelente exposición acerca de los cueros, el zapatero levantó lentamente su mirada, se quedó viendo a Edward y le dijo: “Eres un buen muchacho. ¿Eres predicador?”

El fin de semana siguiente el zapatero asistía a la iglesia donde Edward estaba predicando. Días más tarde se pudo contemplar al rudo zapatero caminando en medio del parque con el joven predicador, y ambos estaban sumidos en una amena y amigable conversación.

El viejo y gruñón zapatero había sido vencido por la sensibilidad del joven predicador. Cuando al zapatero se le preguntaba de su súbito cambio, él se justificaba diciendo: “es un hombre muy sensible y sabe hablar muy bien de los cueros”.

“…me hecho siervo de todos los hombres” (1 Corintios 9: 19) es una expresión muy  peligrosa o  muy difícil de cumplir si no se tiene a Dios.

Cuando una persona pecadora intenta ser siervo de todos los hombres, termina siendo un don Nadie para todo el mundo. Pero cuando un hombre de principios así como Pablo, que se dedicó su vida a “ser siervo de todos los hombres” encontró una manera más fácil de introducir el evangelio, y al mismo tiempo llegó a ser muy amado y respetado por aquellos a quienes él ayudó.

Una persona sabia se puede acomodar a las diferentes circunstancias que la vida presenta; una persona necia no puede hacer eso: casi siempre lucha así como lucha aquel que nada en contra de la corriente.

La mayoría de veces la sensibilidad y la sabiduría logran vencer grandes resistencias que ni siquiera los mismos actos de fuerza logran vencer.

Cuando Pablo pregunta en el texto de estudio para el día de hoy: 10 ¿Busco acaso el favor de la gente, o el favor de Dios? ¿O trato acaso de agradar a la gente?” El mismo nos da una respuesta clara, cierta, y precisa: “¡Si todavía buscara yo agradar a la gente, no sería siervo de Cristo!” (Gálatas 1)

El evangelio que entregamos es un evangelio de amistad y de misericordia para nuestro prójimo. El evangelio se entrega con amor, con cuidado y con ternura a quienes lo necesitan; pero el evangelio se entrega sin temor, se entrega completo, se entrega puro, y se entrega santo, solamente entregando el evangelio de esta manera, es como el evangelio puede hacer el cambio en el corazón de aquel que lo está recibiendo.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Después de saludar a los Gálatas con las palabras: “Gracia sea a vosotros, y paz de Dios el Padre, y de nuestro Señor Jesucristo,” les dirigió estas palabras de agudo reproche: “Estoy maravillado de que tan pronto os hayáis traspasado del que os llamó a la gracia de Cristo, a otro evangelio: no que hay otro, sino que hay algunos que os inquietan, y quieren pervertir el evangelio de Cristo. Mas aun si nosotros o un ángel del cielo os anunciare otro evangelio del que os hemos anunciado, sea anatema.” Las enseñanzas de Pablo habían estado en armonía con las Escrituras, y el Espíritu había dado testimonio acerca de sus labores; por lo tanto exhortó a sus hermanos a que no escucharan a quien contradijera la verdad que él les había enseñado (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, p. 307).

En casi cada iglesia había algunos miembros que eran judíos de nacimiento. Los maestros judíos llegaron con facilidad a esos conversos, y mediante ellos se afianzaron en las iglesias. Usando argumentos escriturísticos era imposible refutar las doctrinas enseñadas por Pablo; por eso usaron los medios más inescrupulosos para contrarrestar su influencia y debilitar su autoridad. Declaraban que no había sido discípulo de Jesús, ni había sido comisionado por él; pero que, sin embargo, se había atrevido a enseñar doctrinas directamente opuestas a las anunciadas por Pedro, Santiago y los otros apóstoles. De esa manera los emisarios del judaísmo tuvieron éxito en alejar de su maestro en el Evangelio a muchos de los conversos cristianos. Luego de triunfar en este punto los inducían a que volvieran a la observancia de la ley ceremonial como esencial para la salvación. La fe en Cristo y la observancia de los Diez Mandamientos eran consideradas como de menor importancia (Comentarios de Elena G. White en Comentario bíblico adventista del séptimo día, t. 6, p. 1108).

Mientras Pablo escudriñaba las Escrituras, descubrió que a través de los siglos, “no … muchos sabios según la carne, no muchos poderosos, no muchos nobles; antes lo necio del mundo escogió Dios, para avergonzar a los sabios; y lo flaco del mundo escogió Dios, para avergonzar lo fuerte; y lo vil del mundo y lo menospreciado escogió Dios, y lo que no es, para deshacer lo que es: para que ninguna carne se jacte en su presencia” (1 Corintios 1:26-29). Y así, viendo la sabiduría del mundo a la luz de la cruz, Pablo se propuso “no conocer nada, … sino a Jesucristo, y a éste crucificado” (1 Corintios 2:2).

En el curso de su ministerio ulterior, Pablo nunca perdió de vista la fuente de su sabiduría y fuerza. Oídlo años más tarde declarar todavía: “Para mí el vivir es Cristo” (Filipenses 1:21). Y otra vez: “Y ciertamente, aun reputo todas las cosas pérdida por el eminente conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo, … para ganar a Cristo, y ser hallado en él, no teniendo mi justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe; a fin de conocerle, y la virtud de su resurrección, y la participación de sus padecimientos” (Filipenses 3:8-10) (Los hechos de los apóstoles, {HAp}, p. 104).

17


Lección 2 // Viernes 7 de julio___________________________________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: “En casi cada iglesia había algunos miembros que eran judíos de nacimiento. Los maestros judíos llegaron con facilidad a esos conversos, y mediante ellos se afianzaron en las iglesias. Usando argumentos escriturísticos, era imposible refutar las doctrinas enseñadas por Pablo; por eso usaron los medios más inescrupulosos para contrarrestar su influencia y debilitar su autoridad. Declaraban que no había sido discípulo de Jesús, ni había sido comisionado por él; pero que, sin embargo, se había atrevido a enseñar doctrinas directamente opuestas a las anunciadas por Pedro, Santiago y los otros apóstoles […].

“El alma de Pablo estaba conmovida cuando vio los males que amenazaban con destruir rápidamente a esas iglesias. Inmediatamente escribió a los gálatas, expuso las falsas teorías de ellos, y con gran severidad reprochó a los que se habían apartado de la fe”.–“Comentarios de Elena G. de White”, Comentario bíblico adventista, t. 6, p. 1.108.

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. En clase, lean sus explicaciones sobre qué entienden que es el evangelio. ¿Qué podemos aprender de lo que escribieron los demás?
  2. En su saludo a los Gálatas, Pablo declaró que la muerte de Jesús ocurrió por una razón específica. ¿Cuál fue esa razón, y qué significado tiene para nosotros hoy?
  3. En Gálatas 1:14, Pablo dice que era extremadamente celoso de las tradiciones de sus padres. Al decir “tradiciones”, probablemente se refería tanto a las tradiciones orales de los fariseos como al Antiguo Testamento en sí. ¿Qué lugar hay para las tradiciones en nuestra fe? ¿Qué advertencia podría ofrecernos hoy la experiencia de Pablo, con respecto al tema de la tradición?
  4. ¿Por qué Pablo parecía tan “intolerante” hacia aquellos que creían distinto de él? Lee una vez más algunas de las cosas que escribió acerca de aquellos que tenían un punto de vista diferente del evangelio. ¿Cómo sería vista hoy, en nuestra iglesia, una persona con una postura tan firme e intransigente?

RESUMEN: Los falsos maestros de Galacia intentaban socavar el ministerio de Pablo, al afirmar que su discipulado y su mensaje evangélico no provenían de Dios. Pablo confronta ambas acusaciones en los primeros versículos de su carta a los Gálatas. Valientemente, declara que hay un solo medio de salvación, y describe cómo los eventos que rodearon su conversión demuestran que su llamado y su evangelio únicamente podían provenir de Dios.

18


Escrito por: Tony García.

Gramática revisada por:
El Pastor Noel Ruiloba y Nory Ester Garcia-Marenko

Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
http://www.sevendayradio.com
http://www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2017

5 pensamientos en “LECCIÓN 2 – LA AUTORIDAD Y EL EVANGELIO DE PABLO – PARA EL 8 DE JULIO DE 2017

  1. Buenas tardes mis hermanos , feliz sábado, no se q pasa pero no puedo descargar la lección como todos los sábados 😥

    ❤verito💋

  2. Hermanos, bendiones para todos.
    No se q pasa …
    No se puede descargar la lección

  3. Comenta hermano en cristo no hemos podido descargar la lección de esta semana:;saludos.

  4. El PDF no está disponible

  5. Buen dia. Para cuando estara listo el pdf?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s