Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 11 – ¿EL SELLO DE DIOS O LA MARCA DE LA BESTIA? – PARA EL 16 DE JUNIO DE 2018

5 comentarios


** SI NECESITA ESTE DOCUMENTO EN FORMATO PDF, POR FAVOR HAGA UN CLICK AQUÍ MISMO SOBRE ESTE ANUNCIO Y LUEGO DESCARGUELO EN SU TELÉFONO, TABLETA, O COMPUTADORA. **


Si usted desea estudiar las lecciones anteriores, esto es lo que tiene que hacer:

1-Entre a la página central de Escuela Sabática Maestros, y a su lado derecho encontrará una barra llamada “CATEGORÍA”. Allí por favor elija el trimestre del año que desea estudiar.

2-Una vez usted haya elegido el trimestre del año que desea estudiar, el sistema automáticamente le proveerá la última lección del trimestre que usted escogió, que es la lección 13.

3-Si usted desea estudiar las lecciones anteriores a la lección 13, al final de la lección encontrará una barra llamada “ENTRADAS ANTIGUAS”. Si usted está en la lección 13, ésta barra lo llevará a la lección anterior que es la 12. Si usted está en la lección 12, ésta barra lo llevará a la lección anterior que es la 11, y así puede repetir éste proceso hasta que llegue a la lección que usted, desea estudiar.

Tenemos la lecciones disponibles para su estudio, desde el segundo trimestre del año 2014.


Si usted desea dejar su comentario, por favor vaya al final de ésta página, y allí encontrará el lugar para hacerlo. Si usted hace una pregunta, se le responderá por el mismo medio, en la misma lección donde usted deje su pregunta.


 Related image

Los pensamientos pertenecientes a la GUÍA DE ESTUDIO DE LA BIBLIA – EDICIÓN PARA MAESTROS de la Escuela Sabática no representan la postura oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día local, regional ni mundial. Más bien, es el trabajo,  esfuerzo y pensamiento de un hermano laico de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, cuyo principal objetivo es proveer información adicional para quien estudia la lección de Escuela Sabática. Provee una ayuda extra para el maestro, a fin de entenderla mejor, y explicar de una manera más clara y nutrida la lección de Escuela Sabática. Tratamos de no presentar temas controversiales, ni polémicos y evitamos las ideas que promueven el fanatismo y el extremismo en nuestra iglesia. Si nuestro comentario no es de ayuda o de agrado para usted, se le pide que, por favor, lo descarte. Cualquier comentario, pregunta o sugerencia, por favor escriba a elhermanotony@gmail.com


Letra Negra: Lección de Escuela Sabática

Letra Ocre: Lección de Escuela Sabática 

Letra Roja: La Biblia

Letra Café: Nuestro comentario

Letra Azul: Espíritu de profecía


Lección 11: Para el 16 de junio de 2018

¿EL SELLO DE DIOS O LA MARCA DE LA BESTIA?

Sábado 9 de junio___________________________________________________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Génesis 17:9-11; Éxodo 31:13, 17; Apocalipsis 13:17; Efesios 1:13, 14; Hebreos 4:9, 10.

PARA MEMORIZAR:

“Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos” (Apoc. 15:3).

El cántico de Moisés y del Cordero comienza con las palabras del versículo de memoria de esta semana. Lo cantan “los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, de pie sobre el mar de vidrio” en el cielo (Apoc. 15:2). ¿Cómo podemos estar entre ellos?

Una de las señales más reveladoras del verdadero pueblo de Dios en los últimos días es la proclamación del mensaje del tercer ángel, que advierte en contra de recibir la marca de la bestia. Sin embargo, a pesar de ser la advertencia más seria de toda la Biblia, con los años se han sugerido muchas ideas confusas en cuanto a lo que esta marca representa: un código de barras en la frente, un número de tarjeta de crédito o alguna identificación biométrica.

No deberíamos sorprendernos por la proliferación de ideas confusas en Babilonia. Al fin y al cabo, su nombre significa “confusión”. Pero el pueblo remanente de Dios necesita tener una comprensión clara de este tema para proclamar el mensaje del tercer ángel con poder. Esta semana, trataremos de comprender mejor cuál es la marca de la bestia y cómo evitarla: recibiendo el sello de Dios.

ESPÍRITU DE PROFECÍA

Transcurrirá solo un poquito más de tiempo antes de que Jesús venga a salvar a sus hijos y a darles el toque final de la inmortalidad. “Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad”. 1 Corintios 15:53. Los sepulcros se abrirán y los muertos saldrán victoriosos, y exclamarán: “¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?“ 1 Corintios 15:55. Nuestros seres amados que duermen en Jesús resucitarán revestidos con la inmortalidad.

Y cuando los redimidos suban al cielo, las puertas de la ciudad de Dios se abrirán de paren par, y entrarán los que han guardado la verdad. Una voz más armoniosa que música alguna que hayan escuchado los oídos mortales, se oirá decir: “Venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo” Mateo 25:34. Entonces los justos recibirán su recompensa… Echarán sus coronas a los pies del Redentor, pulsarán las doradas arpas y llenarán todo el cielo de música armoniosa (Consejos sobre la mayordomía cristiana, p. 365).

Nuestro Señor se demora porque es paciente para con nosotros, “no queriendo que ninguno se pierda, sino que todos procedan al arrepentimiento”. Empero, cuando nosotros, en compañía de todos los redimidos, estemos sobre el mar de vidrio, con arpas de oro y coronas de gloria, y ante la inmensidad de la eternidad, entonces nos daremos cuenta cuán corto fue el período de espera y de prueba. “Dichosos aquellos siervos a los cuales su señor, cuando venga, halle velando”. Lucas 12:37.

Estamos viviendo en una época en que lodos deben prestar atención especial a la orden del Salvador: “Velad y orad, para que no entréis en tentación”. Mateo 26:41. Recuerde cada uno que debe ser fiel y leal a Dios, creyendo la verdad, creciendo en gracia y en el conocimiento de Jesucristo. La invitación del Salvador es: “Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallareis descanso para vuestras almas” Mateo 11:29. El Señor está dispuesto a ayudarnos, a fortalecernos y a bendecimos; pero debemos pasar por el proceso de refinación hasta que se hayan consumido todas las impurezas de nuestro carácter. Cada miembro de la iglesia será sometido al horno, no para ser consumido, sino para ser purificado (Testimonios para la iglesia, tomo 5 p. 458).

[S]e acerca el día cuando habrá terminado la batalla y la victoria habrá sido ganada. La voluntad de Dios ha de cumplirse en la tierra como en el cielo. Las naciones de los salvados no conocerán otra ley que la del cielo. Todos constituirán una familia dichosa, unida, vestida con las prendas de alabanza y de acción de gracias, con el manto de la justicia de Cristo. Toda la naturaleza, en su incomparable belleza, ofrecerá a Dios tributo de alabanza y adoración… Y sobre todo las estrellas de la mañana cantarán juntas, y los hijos de Dios clamarán de gozo, mientras que Dios y Cristo declararán a una voz que “ya no habrá más pecado, ya no habrá más muerte” (Maranata, p. 369).

75

COMENTARIO DE LA LECCIÓN DE TODA LA SEMANA

Estimados hermanos por favor lean las indicaciones que les damos.

1- Si usted no encuentra la nueva lección el sábado a las 3:00 de la tarde hora del Este de los Estados Unidos, es porque no la hemos publicado.

2- Si usted encuentra la nueva lección ya disponible a las 3:00 de la tarde hora del Este de los Estados Unidos, pero no puede descargarla en el sistema PDF, es porque nosotros no hemos terminado de arreglarla, y aún estamos trabajando en ella. Se activa el sistema PDF cuando la lección está completamente terminada.

Cuatro personas laboramos en este ministerio: si una de ellas tiene un contratiempo, los demás la esperamos. Muchas veces, aunque queramos, no tenemos la habilidad de hacer lo que la otra persona hace. Así que tenga paciencia, que nosotros tenemos en mente la lección de todas las semanas, pero muchas veces las cosas no van como deseáramos.

3- Por favor, no nos escriba preguntando por la lección, por el comentario, o por el sistema PDF, porque no recibirá respuesta. Si usted percibe un retraso, le rogamos orar por quienes le servimos en este ministerio, y tener paciencia.

Gracias por sus oraciones, comprensión y cooperación.

En esta lección, como en las siguientes dos lecciones de este trimestre, nuestro comentario será mínimo, por no decir que no habrá comentario. ¿Por qué? Porque son lecciones doctrinales. Una lección doctrinal trae muchos textos bíblicos y entre todos esos textos se conforma y establece la idea, pensamiento o doctrina, y eso hace que nos quedemos cortos en el comentario; comentar sería repetir lo que la lección ya está diciendo.

La lección 12 se titula: “Babilonia y el Armagedón”

La lección 13 se titula: “El regreso de nuestro Señor Jesucristo”

Estas dos lecciones futuras, como la de esta semana, tratan temas doctrinales, y se basan mayormente en el Espíritu de Profecía.

Cuando juntamos la lección y los comentarios del Espíritu de Profecía, la lección queda muy clara y muy bien explicada, así que de antemano le anunciamos lo que ocurrirá en las siguientes tres semanas, si el Señor Jesús no viniera antes (porque si viene hoy, Él nos enseñará todo de la mejor manera).

Comentario para toda la semana

La clave para entender la lección de esta semana se encuentra en entender solamente dos versículos. Uno es el versículo de memoria y el otro es el versículo que antecede al versículo de memoria, versículos  mencionados en la introducción al estudio de esta semana, y son Apocalipsis 15:2,3.  

La introducción a este estudio nos hace una pregunta clave, básica y formidable: ¿Cómo podemos estar allí, entre ellos?

Le invitamos a que escudriñe este impresionante estudio bíblico, con oración, con meditación y con ruego, con base en la Santa Biblia y en el Espíritu de Profecía.

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios.

Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.

¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado.  (Apocalipsis 15)

 

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios. (Apocalipsis 15)

En este texto encontramos una celebración de héroes. Son cuatro diferentes grupos de héroes, que han librado cuatro diferentes batallas y han obtenido cuatro diferentes victorias.

En esta celebración de héroes, descubrimos a:

 1-Los que han alcanzado la victoria sobre la bestia

2-Los que han alcanzado la victoria sobre la imagen de la bestia

3-Los que han alcanzado la victoria sobre la marca de la bestia

4-Los que han alcanzado la victoria sobre el número del nombre de la bestia

Si pudiéramos describir con palabras sencillas a estos cuatro héroes -que se encuentran cantando el cántico de Moisés y del Cordero sobre el mar de vidrio-, pudiéramos describirlos de la manera siguiente:

1-Los que han alcanzado la victoria en contra del papado (la bestia)

2-Los que han alcanzado la victoria en contra del falso protestantismo de los Estados Unidos (la imagen de la bestia)

3-Los que han alcanzado victoria en contra de la ley dominical (su marca)

4-Los que nunca aceptaron ni reconocieron al papado como el vicario del Hijo de Dios en esta tierra, y nunca confesaron sus pecados a ningún sacerdote. [Uno de los títulos con que se proclama la bestia desde tiempo antiguo es vicarius filii dei (vicario de Cristo/el Hijo de Dios) y el número de su nombre es 666; otros títulos son dvx cleri (duque/señor del clero), rex latinvs sacerdos (rey de los sacerdotes latinos), sancta lvx dei (santa luz de Dios), lvdovicvs (capitán del clero, se pronuncia ludovicus-, todos los cuales llevan a 666 sumando los números romanos, lengua oficial del la bestia referida.]

“[…] y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia […]” (Apocalipsis 15)

El primer grupo de héroes son los que han alcanzado la victoria sobre la bestia: Son aquellos a los cuales ni la pobreza, ni la humillación, ni las amenazas, ni las lisonjas, ni la persecución, ni las torturas, ni el destierro, ni aun la propia muerte, causada por la misma bestia, los hizo renunciar de su fe en Cristo. Estos han existido en las diferentes épocas sobre las cuales la bestia ha predominado sobre la tierra; estos se encuentran desde la aparición de la bestia, hasta el tiempo que ésta sea exterminada. En este grupo hay personas de todas las naciones, de todas las lenguas, de todos los colores, de todas las culturas, de todos los estratos intelectuales y sociales,  y de todas las edades, incluyendo una vasta cantidad de infantes y de niños.

 

“… y a los que habían alcanzado la victoria sobre […] su imagen” (Apocalipsis 15)

En el segundo grupos de héroes encontramos a quienes han obtenido victoria en contra de la imagen de la bestia.

Estos han vivido en una etapa singular y en un país singular. La imagen de la bestia es el falso protestantismo que existe en los Estados Unidos. 

Como miembros de la Iglesia Adventista, tenemos una tendencia a prestar mucha atención a la bestia, pero no prestamos mucha atención a la imagen de la bestia. Las dos son completamente peligrosas, pero posiblemente para los días en que vive nuestra iglesia, es más peligrosa la imagen de la bestia, que la misma bestia.

Lo que la bestia hizo en el tiempo pasado, de usar la espada civil para imponer sus dogmas, doctrinas y órdenes, se volverá a repetir exactamente en los Estados Unidos de Norte América.  Esta vez será la imagen de la bestia, la cual usará el poder estatal para imponer sus dogmas, doctrinas y leyes, entre las cuales se encuentra la ley dominical.

Muchos creemos que es la bestia o el papado el que impone la ley dominical en los Estados Unidos, pero no es así; quien impone esa ley es la imagen de la bestia, es decir, el mismo protestantismo, llamado en este caso el falso profeta o protestantismo apóstata.

“Cuando la iglesia primitiva se corrompió al apartarse de la sencillez del Evangelio y al aceptar costumbres y ritos paganos, perdió el Espíritu y el poder de Dios; y para dominar las conciencias buscó el apoyo del poder civil. El resultado fue el papado es decir, una iglesia que dominaba el poder del Estado y se servía de él para promover sus propios fines y especialmente para extirpar la “herejía”. Para que los Estados Unidos formen una imagen de la bestia, el poder religioso debe dominar de tal manera al gobierno civil que la autoridad del Estado sea empleada también por la iglesia para cumplir sus fines […]. La “imagen de la bestia” representa la forma de protestantismo apóstata que se desarrollará cuando las iglesias protestantes busquen la ayuda del poder civil para la imposición de sus dogmas.”—Seguridad y Paz en el Conflicto de los Siglos, 496, 498 (1911)

Hay varias organizaciones de protestantes muy poderosas en los Estados Unidos. Entre una de ellas se encuentra la NAE (National Association of Evangelicals). En idioma castellano se pudiera traducir como Asociación Nacional de Evangélicos.  Esta entidad fue fundad en 1942, y en este momento tiene una afiliación de más 45,000 iglesias en los Estados Unidos; estas congregaciones pertenecen a 40 religiones diferentes, llegando a tener una membresía de millones y millones.

Dos ejemplos de cómo esta organización influye terriblemente en la vida de los Estados Unidos.

En Estados Unidos había un programa llamado “American Idol” o ídolo americano. Este es un programa de cantantes. En la edición número ocho de este programa los finalistas fueron Kris Allen y Adam Lambert.  Kris Allen era un muchacho muy conservador y Adam Lambert era un muchacho que se vestía al estilo gótico. Las personas góticas son aquellas que se visten de negro con ropas largas y sueltas del cuerpo, se pintan el pelo y rostro con colores oscuros y profundos como el negro y el ocre, y dan una apariencia de hechiceros o brujos modernos.  Entre Chris y Adam, no había comparación, claramente el ganador tendría que ser Adam, posiblemente la de Adam era una de las mejores voces que había llegado a este programa, pero la realidad fue otra. El ganador del programa resultó ser Chris. Esta fue una victoria que sorprendió a los jueces, a toda la audiencia norteamericana e inclusive al mismo Chris. ¿Qué sucedió? Fue por la intervención de los evangélicos de los Estados Unidos. Ellos llegaron a la conclusión que si ganaba Adam, éste sería una mala influencia  para la juventud, por su manera de ser o de vestir, y que el mejor candidato para ganar este programa era Chris. Un día antes del programa final de esta edición, levantaron una campaña telefónica pidiendo votar por Chris, y sorpresivamente Chris resultó victorioso. 

Otro de los descubrimientos es que en las elecciones presidenciales, siempre gana el candidato que los evangélicos apoyan. Casi nunca ha ganado un candidato que no sea apoyado por los movimientos religiosos evangélicos de los Estados Unidos.

Reconociendo estos poderes religiosos, el gobierno de los Estados Unidos está atado indirectamente a la opinión y a la voluntad de ellos.

Las organizaciones protestantes siempre están de una manera u otra influyendo en la agenda del gobierno norteamericano, y su influencia no es liviana; cuando el gobierno civil incomoda a las organizaciones protestantes, las consecuencias son demasiado grandes para afrontar.

Con esta influencia que tienen las organizaciones evangélicas sobre el gobierno de los Estados Unidos, ellos lograrán imponer la ley dominical, quedando mano a mano con la iglesia católica. De esa manera los protestantes se convierten en la misma imagen de la bestia.

La bestia es peligrosa para nosotros, pero posiblemente la imagen de la bestia es aún más peligrosa en estos momentos solemnes que el mundo está viviendo.

Ya sabemos cómo trabaja la bestia, ya sabemos su historia y su descaro; pero esto no sucede con la imagen de la bestia. Ellos trabajan en silencio, muy discretamente, su acción es casi imperceptible, pero es certera. El peor enemigo es el enemigo oculto, el que no se puede ver, el enemigo que usa las peores armas llamadas sorpresa y traición.

El segundo grupo de héroes que vio Juan en la visión, se compone de aquellos que dentro de un futuro no muy lejano saldrán victoriosos en contra de la imagen de la bestia; es decir, saldrán victoriosos en contra del protestantismo apóstata, que tiene su base en los Estados Unidos, país que en este momento es el bastión de la libertad de expresión, de la libertad de prensa, de la libertad de conciencia y de la libertad religiosa en el mundo.

 

 

[…] y a los que habían alcanzado la victoria sobre […] su marca…” (Apocalipsis 15)

La tercera categoría de héroes de este texto, son todos aquellos que se mantuvieron fieles a la observancia del día de reposo instituido por Dios, y no aceptaron el día de reposo instituido por el hombre, que es el domingo.

Así como el sello de Dios es la observancia de los mandamientos y entre ellos particularmente el guardar el día sábado, la marca de la bestia es lo opuesto, es no guardar los mandamientos y, consecuentemente, guardar el día domingo, en vez del día sábado.

Todo este movimiento comenzó desde el principio de la unión del cristianismo con el paganismo, lo que dio origen al catolicismo.

El emperador Constantino, en el año 321, fue el primero que ordenó una rigurosa observancia del domingo, prohibiendo toda clase de negocios jurídicos, ocupaciones y trabajos; únicamente se permitía a los labradores que trabajaran los domingos en faenas agrícolas, si el tiempo era favorable. Una ley posterior, del año 425, prohibió la celebración de toda clase de representaciones teatrales, y finalmente en el siglo VIII se aplicaron en todo su rigor al domingo cristiano las prohibiciones del sábado judaico.

“Que todos los jueces, y todos los habitantes de la ciudad, y todos los mercaderes y artesanos descansen el venerable día del Sol. Empero que los labradores atiendan con plena libertad al cultivo de los campos; ya que acontece a menudo que ningún otro día es tan adecuado para la siembra del grano o para plantar la viña; de aquí que no se deba dejar pasar el tiempo favorable concedido por el cielo.” Codex Justinianus, libro 3, título 12, párrafo 2 (3)

“Descansen todos los jueces, la plebe de las ciudades, y los oficios de todas las artes el venerable día del sol. Pero trabajen libre y lícitamente en las faenas agrícolas los establecidos en los campos, pues acontece con frecuencia, que en ningún otro día se echa el grano a los surcos y se plantan vides en los hoyos más convenientemente, a fin de que con ocasión del momento no se pierda el beneficio concedido por la celestial providencia.” Código de Justiniano, libro 3, título 12, párrafo 2 (3)4

Sin duda alguna la imposición de la ley dominical está a las puertas:

“La Iglesia y el Estado están haciendo ahora preparativos para el conflicto futuro. Los protestantes están trabajando en forma disfrazada para llevar el domingo al frente, como lo hicieron los romanistas. En toda la tierra el papado está acumulando sus altas y macizas estructuras en cuyos secretos recintos se han de repetir sus antiguas persecuciones. Y se está preparando el camino para que se manifiesten en gran escala esos prodigios mentirosos por los cuales Satanás seduciría, si fuese posible, a los mismos escogidos.”  (TI 5 452.2 {Testimonios para la Iglesia, tomo 5})

La pregunta que nos hacemos ante esta situación es: ¿Cómo enfrentaremos la ley dominical cuándo ésta sea aprobada?

La respuesta es sencilla, cuando la ley dominical sea aprobada tendremos que acatarla.

En sí, la ley dominical no representa ningún problema religioso para nosotros.  Es una ley del hombre que se nos exige no trabajar en día domingo para ocuparnos de los asuntos religiosos, y no hay ningún problema en suspender los trabajos en día domingo e ir un día extra a la iglesia, tal como lo hacemos en la actualidad, asistiendo a la iglesia el  domingo por la tarde y el miércoles por la noche, además de estar en los cultos sabáticos.

El verdadero problema para nosotros será cuando se nos exija transgredir el verdadero día de descanso, que es el sábado.

Por favor, no confundirse entre lo que es acatar la ley del hombre y guardar o divinizar el día incorrecto de reposo.

Una cosa es obedecer la ley del hombre y otra cosa es aceptar y guardar el día de reposo equivocado. Nuestra prudencia y sabiduría  consiste en diferenciar qué es obedecer la ley del hombre y qué es divinizar el día domingo: una línea muy fina separa estas dos situaciones.

Aquí hay unos consejos del Espíritu de Profecía en cuanto a nuestra manera de actuar cuando la ley dominical sea promulgada.

A continuación una carta de Elena de White, donde ella contesta la pregunta ¿Qué hacer frente a la ley dominical cuando ésta sea promulgada?

Sanatorio, California,

17 de agosto de 1902.

Estimado hermano,

Voy a tratar de contestar a su pregunta sobre lo que deberá hacer en caso de que las leyes dominicales sean sancionadas. (EUDg2 143.2 {Eventos de los últimos días})

Hablaré conforme a la luz que el Señor me diera cuando esperábamos una crisis análoga a la que parece confrontaros ahora. Cuando el mundo, impulsado por una fuerza infernal, quiera hacer obligatoria la observancia del domingo, los adventistas del séptimo día deberán dar prueba de sabiduría, abstenerse de hacer trabajos comunes en domingo y dedicar ese día al trabajo misionero. (EUDg2 143.3 {Eventos de los últimos días})

Desafiar las leyes dominicales no haría más que fortalecer el espíritu perseguidor de los fanáticos que se esfuerzan por hacerlas ejecutar. No les déis ocasión de llamaros violadores de las leyes…  No se recibe la marca de la bestia por manifestar prudencia al conservar la paz absteniéndose del trabajo que ofende y consagrándose a una obra de las más importantes. (EUDg2 143.4 {Eventos de los últimos días})

Consagrar el domingo al trabajo misionero es arrancar el látigo de las manos de los fanáticos arbitrarios, cuyo placer sería humillar a los adventistas del séptimo día. Cuando vean que dedicamos los domingos a visitar a la gente y explicarles las Escrituras, comprenderán que es inútil querer detener nuestra obra por medio de leyes dominicales. (Joyas de los Testimonios 395.3)

El domingo puede dedicarse a diversas actividades que lograrán mucho resultado para Dios. Pueden celebrarse reuniones al aire libre y en las casas particulares. Puede trabajarse de casa en casa. Los que escriben pueden, en aquel día, redactar artículos para los periódicos.

Cuando sea posible, se celebrarán reuniones religiosas, y se las hará intensamente interesantes. Hablad con fuerza y seguridad del amor del Salvador, y cantad verdaderos himnos de despertamiento religioso.

Hablad de la temperancia y de la vida religiosa genuina. Aprenderéis así el arte de trabajar y alcanzaréis a muchas almas. Consagren los maestros de nuestras escuelas el domingo al trabajo misionero. Se me ha mostrado que así podrán desbaratar los planes del enemigo. (Joyas de los Testimonios 3  395-396 {1909})

Llevad a los estudiantes a celebrar reuniones en diferentes lugares y a hacer obra médico-misionera. Encontrarán a la gente en la casa y tendrán una espléndida oportunidad de presentar la verdad. Esta forma de pasar el domingo siempre es aceptable al Señor.— (Testimonios para la Iglesia 9:238 {1909

Muchos de nosotros fallamos cuando presentamos el evangelio, o cuando hablamos con personas de otras religiones. Muchas veces los ridiculizamos, nos burlamos de ellos, cuando los acorralamos y ellos no pueden refutar con la Biblia en la mano, nuestra “sana doctrina.”

Cuando la ley dominical sea promulga, uno de los cuidados más grandes que necesitamos tener y que tenemos que comenzar a aprender desde el día de hoy, es no promover la cólera de aquellos que guardan el día domingo.

No debemos de provocar a nadie en este tema; esto no quiere decir que vamos a ocultar nuestra entidad, nuestra fe, o nuestra testificación. Lo que estamos tratando de decir es que necesitamos tener la gracia de Dios, para no provocar a nadie cuando hablemos de la verdad bíblica con respecto al sábado.

Esa gracia para hablar con una persona y entregarle el evangelio que sea para vida, tanto para la persona, como para nosotros mismos, es una gracia que sólo se consigue de rodillas.

“No debemos provocar a aquellos que han aceptado el falso día de descanso, una institución del papado, en lugar del santo sábado de Dios. Su falta de argumentos bíblicos a su favor los encoleriza más, y los hace más determinados a suplir con el poder de su fuerza los argumentos que faltan en la Palabra de Dios. La fuerza de la persecución sigue los pasos del dragón; por lo tanto, debe ejercerse gran cuidado para no causar ninguna provocación. Y de nuevo: limpiemos como pueblo el campamento de toda contaminación moral y pecados agravantes… ” (3MS 439.1 {Mensajes Selectos III})

Los orgullosos, los altaneros, los descuidados para hablar, los indiscretos, los impulsivos y los tercos, si no cambian ahora, le harán mucho daño a la Iglesia y se harán mucho daño a ellos mismos, en los días que la ley dominical sea establecida.

“Los individuos deben asumir la responsabilidad— Nadie se jacte orgullosamente, ya sea por precepto o ejemplo, para manifestar que está desafiando las leyes del país. No toméis ninguna resolución en cuanto a lo que las personas, en diferentes Estados pueden o no pueden hacer. No se haga nada para disminuir la responsabilidad individual. Cada uno debe quedar firme o caer ante su Dios. No sienta nadie que es su deber hacer discursos en presencia de nuestro propio pueblo o de nuestros enemigos, que despierten la combatividad de éstos, de manera que ellos tomen las palabras y las interpreten de tal manera que seáis acusados de ser rebeldes al gobierno, pues esto cerrará la puerta de acceso al pueblo…” (MS3 452.4 {Mensajes Selectos tomo 3}).

“No debemos decir ninguna palabra que nos perjudique, pues esto sería suficientemente negativo, pues cuando habláis palabras y hacéis cosas desafiantes que ponen en peligro la causa de Dios, estáis haciendo una obra cruel, pues le dais ventaja a Satanás. No debemos ser orgullosos ni impetuosos, sino que siempre debemos aprender de Cristo, cómo actuar con su espíritu, presentando la verdad como es en Jesús…” (MS3 452.5 {Mensajes Selectos tomo 3}).

“Peligro de hacer movimientos apresurados e inadecuados—Un solo hombre indiscreto, impulsivo y terco puede hacer mucho daño en la gran cuestión introducida delante de nosotros. Sí, él dejará una impresión que toda la fuerza de los adventistas del séptimo día no podría anular, ni podrá contrarrestar sus actos de presunción, porque Satanás, el archiengañador, el gran rebelde, está engañando las mentes con relación a esta gran cuestión y sobre sus eternas consecuencias…” (MS3 453,1 {Mensajes Selectos tomo 3}).

 Estos consejos arriba mencionados, son para que no suframos antes de tiempo ni por gusto, para que no muramos antes de tiempo, ni muramos por gusto.

Cuando nos toque sufrir o morir, que sea en verdad por la causa de Cristo y de su evangelio, y que no vaya a ser por nuestra imprudencia, orgullo, rebeldía o terquedad.

Posiblemente usted se estará preguntando, si nos portamos de esa manera, ¿quiere decir que llevaremos la fiesta en paz, y nada serio pasará?

La respuesta es no, porque la ley dominical no viene sola, sino que viene acompañada con serios y maravillosos milagros mentirosos por parte de Satanás y es aquí precisamente donde comienza el gran problema para nosotros.

En esos días, cuando se pronuncie la ley dominical, el diablo estará haciendo cuatro tipos de milagros:

El primer milagro será un espiritismo de manera libre, abierta, descarada, ordinaria y chabacana. 

El segundo milagro del diablo, será el acto de materializarse en forma humana y entremezclarse con los hombres.

El tercer milagro del diablo será aparecer, no como un ángel de luz, sino como el mismo Cristo, produciendo toda clase de sanación en los humanos.

Y el cuarto milagro del diablo será afectar al mundo con desastres naturales y de esa manera culpar de esas calamidades a aquellos que aunque están obedeciendo la ley dominical, se niegan a abandonar totalmente el día sábado, como día de descanso.

Y aquí es donde en verdad comienza el problema para nosotros, porque ahora no sólo se nos obliga a no trabajar el día domingo, sino que se nos obliga a violar el día sábado; aquí comienza la huida, la persecución y la muerte.

Antes de seguir adelante con los cuatro milagros que Satanás hará al final de los días de este mundo, nos hacemos una pregunta fundamental: ¿Qué es lo que se logra con llevar la fiesta en paz, respetando la ley del hombre de no trabajar en domingo y asistir a la iglesia?  La respuesta es alargar los días de predicación al mundo que todavía está en tinieblas, ya que la gracia de Cristo termina poco antes de su segunda venida.

“Cuando quede concluida la obra del juicio investigador, quedará también decidida la suerte de todos para vida o para muerte. El tiempo de gracia terminará poco antes de que el Señor aparezca en las nubes del cielo. Al mirar hacia ese tiempo, Cristo declara en el Apocalipsis: “¡El que es injusto, sea injusto aún, y el que es sucio, sea sucio aún; y el que es justo sea justo aún; y el que es santo, sea aún santo! He aquí, yo vengo presto, y mi galardón está conmigo, para dar la recompensa a cada uno según sea su obra”. Apocalipsis 22:11, 12 VM  (Consejos para la Iglesia 636.1)

Ahora vamos a tratar de explicar los cuatro funestos milagros diabólicos para hacer sucumbir al mundo en el engaño, en el error y en la muerte eterna.

El primer milagro será un espiritismo de manera libre, abierta, descarada y chabacana. 

“Satanás hará aparecer imitaciones de seres ya muertos, y muchos se asociarán con el que ama y hace mentira… Incluso entre nosotros algunos apartarán de la fe y seguirán a espíritus seductores y doctrinas de demonios, y por ellos la verdad será difamada.” (Alza tus Ojos, 315)

“Los espiritistas se esforzarán por entrar en controversia con los ministros que enseñan la verdad. Si éstos no aceptan, los desafiarán citando las Escrituras para probar sus aseveraciones como lo hizo Satanás con Cristo. “Examinadlo todo”, dirán.

Pero su idea de examinarlo todo significa escuchar sus razonamientos engañosos y asistir a sus reuniones. Pero en ellas, los ángeles de las tinieblas asumen la forma de amigos muertos y se comunican con ellos como si fueran ángeles de luz.

Sus amados aparecerán vestidos con mantos de luz, con una apariencia similar a la que tenían cuando estaban sobre la tierra. Conversarán con ellos y les enseñarán. Muchos serán engañados por este maravilloso despliegue del poder de Satanás.

La única seguridad para el pueblo de Dios es estar constantemente en comunión con sus Biblias y conocer cabalmente la razón de su fe en relación al estado de los muertos.” (The Signs of the Times, {Las Señales de los Tiempos}, 12 de Abril de 1883

Dios no quiere que nadie muera, Ezequiel 18: 32

32 Porque no quiero la muerte del que muere, dice Jehová el Señor; convertíos, pues, y viviréis.

 La muerte es la paga de todo aquel que peca. Romanos 6: 23

23 Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

 El muerto no puede recordar, ni amar, ni odiar ni envidiar. Eclesiastés 9: 5, 6

Porque los que viven saben que han de morir; pero los muertos nada saben, ni tienen más paga; porque su memoria es puesta en olvido.

También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol.

 Un muerto no puede adorar a Dios. Salmo 6: 5

Porque en la muerte no hay memoria de ti; En el Seol, ¿quién te alabará?

No alabarán los muertos a JAH, Ni cuantos descienden al silencio (Salmos 115:17)

 La muerte biológica del hombre es la misma muerte de un animal. Eclesiastés 3: 19, 20

19 Porque lo que sucede a los hijos de los hombres, y lo que sucede a las bestias, un mismo suceso es: como mueren los unos, así mueren los otros, y una misma respiración tienen todos; ni tiene más el hombre que la bestia; porque todo es vanidad.

20 Todo va a un mismo lugar; todo es hecho del polvo, y todo volverá al mismo polvo.

 No hay una segunda oportunidad de salvación para los muertos. Hebreos 9: 27

27 Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio,

 Isaías 38: 18

18 Porque el Seol no te exaltará, ni te alabará la muerte; ni los que descienden al sepulcro esperarán tu verdad.

 El muerto no anda visitando a nadie, ni anda de paseo, Job 7: 9-10

Como la nube se desvanece y se va,
Así el que desciende al Seol no subirá;

10 No volverá más a su casa,
Ni su lugar le conocerá más.

Ningún muerto sufre ni se alegra por la condición de sus hijos, parientes o amigos,  Job 14: 21

Sus hijos tendrán honores, pero él no lo sabrá;
O serán humillados, y no entenderá de ello.

 El espíritu de un muerto no es otra persona; el espíritu es sencillamente el permiso para vivir que nos concede Dios, y cuando la persona muere ese permiso vuelve a Dios. Eclesiastés 12: 7

y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio.

 El alma no es mortal, el alma muere. Ezequiel 18: 4

He aquí que todas las almas son mías; como el alma del padre, así el alma del hijo es mía; el alma que pecare, esa morirá.

 El único que es inmortal es Dios. 1 Timoteo 6: 15, 16

15 la cual a su tiempo mostrará el bienaventurado y solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores,

16 el único que tiene inmortalidad, que habita en luz inaccesible; a quien ninguno de los hombres ha visto ni puede ver, al cual sea la honra y el imperio sempiterno. Amén.

La Biblia dice claramente que los muertos ya no saben, ya no salen, ya no piensan, ya no sufren, y ya no sienten. ¡Los muertos, muertos están!

 

El segundo milagro del diablo, será el acto de materializarse en forma humana y entremezclarse con los hombres

“Ángeles satánicos en forma de creyentes trabajarán en nuestras filas para introducir un fuerte espíritu de incredulidad. No permitáis que ni siquiera esto os desanime, antes presentad un corazón fiel para ayudar al Señor contra los poderes de las agencias satánicas. Estos poderes del mal se reunirán en nuestras asambleas, no para recibir una bendición, sino para contraatacar las influencias del Espíritu de Dios… Nunca debemos aceptar palabras que hablen labios humanos para confirmar a los malos ángeles en su obra, sino que debemos repetir las palabras de Cristo. Cristo era el instructor en las asambleas de estos ángeles antes de que cayeran de su alto estado”.—Mensajes Selectos 3:468-469.

“Satanás y sus ángeles aparecerán en la tierra como hombres, y se mezclarán con aquellos de quienes la Palabra de Dios dice: “Algunos apostatarán de la fe, escuchando a espíritus engañadores y doctrinas de demonios”. 1 Timoteo 4:1… Cuando estos engaños espiritistas sean revelados en su verdadero carácter—obras secretas de los malos espíritus—aquellos que participaron en ellos se volverán como hombres que han perdido la razón.”—Manuscript Releases 8:345.

 

El tercer milagro del diablo será aparecer no como un ángel de luz, sino como el mismo Cristo, haciendo toda clase de milagros de sanación.

“Pronto aparecerán en el cielo signos pavorosos de carácter sobrenatural, en prueba del poder milagroso de los demonios. Los espíritus de los demonios irán en busca de los reyes de la tierra y por todo el mundo para aprisionar a los hombres con engaños e inducirlos a que se unan a Satanás en su última lucha contra el gobierno de Dios. Mediante estos agentes, tanto los príncipes como los súbditos serán engañados. Surgirán entes que se darán por el mismo Cristo y reclamarán los títulos y el culto que pertenecen al Redentor del mundo. Harán curaciones milagrosas y asegurarán haber recibido del cielo revelaciones contrarias al testimonio de las Sagradas Escrituras.”  (Conflicto Inminente  89.2)

“El acto capital que coronará el gran drama del engaño será que el mismo Satanás se dará por el Cristo. Hace mucho que la iglesia profesa esperar el advenimiento del Salvador como consumación de sus esperanzas. Pues bien, el gran engañador simulará que Cristo habrá venido. En varias partes de la tierra, Satanás se manifestará a los hombres como ser majestuoso, de un brillo deslumbrador, parecido a la descripción que del Hijo de Dios da San Juan en el Apocalipsis. Apocalipsis 1:13-15. La gloria que le rodee superará cuanto hayan visto los ojos de los mortales. El grito de triunfo repercutirá por los aires: “¡Cristo ha venido! ¡Cristo ha venido!” El pueblo se postrará en adoración ante él, mientras levanta sus manos y pronuncia una bendición sobre ellos como Cristo bendecía a sus discípulos cuando estaba en la tierra. Su voz es suave y acompasada aunque llena de melodía. En tono amable y compasivo, enuncia algunas de las verdades celestiales y llenas de gracia que pronunciaba el Salvador; cura las dolencias del pueblo, y luego, en su fementido carácter de Cristo, asegura haber mudado el día de reposo del sábado al domingo y manda a todos que santifiquen el día bendecido por él. Declara que aquellos que persisten en santificar el séptimo día blasfeman su nombre porque se niegan a oír a sus ángeles, que les fueron enviados con la luz de la verdad. Es el engaño más poderoso y resulta casi irresistible. Como los samaritanos fueron engañados por Simón el Mago, así también las multitudes, desde los más pequeños hasta los mayores, creen en ese sortilegio y dicen: “Este es el poder de Dios llamado grande.” Hechos 8:10 (V. N-C)(Conflicto Inminente  89.3)

No será una situación fácil para el remanente de nuestra iglesia. Todo el mundo está mostrando hechos, milagros, señales y prodigios nunca vistos antes y nosotros sin mostrar nada de eso, aún nos mantenemos afirmando que somos la iglesia verdadera.

 Los impíos aseguraban que tenían la verdad, que entre ellos se efectuaban milagros, que los ángeles del cielo les hablaban y andaban a su lado, que se manifestaban entre ellos un gran poder, señales y prodigios, y que ése era el milenio temporal que habían aguardado durante tanto tiempo. El mundo entero se había convertido y aceptado la ley dominical, en tanto que ese grupo pequeño y débil seguía desafiando las leyes terrenales y las divinas, y afirmando ser el único poseedor de la verdad”.—(¡Maranata: el Señor Viene!, 207. {La verdad acerca de los ángeles 269-70-71})

El verdadero pueblo de Dios no será engañado:

“Pero el pueblo de Dios no se extraviará. Las enseñanzas del falso Cristo no están de acuerdo con las Sagradas Escrituras. Su bendición va dirigida a los que adoran la bestia y su imagen, precisamente aquellos sobre quienes dice la Biblia que la ira de Dios será derramada sin mezcla. Además, no se le permitirá a Satanás contrahacer la manera en que vendrá Jesús. El Salvador previno a su pueblo contra este engaño y predijo claramente cómo será su segundo advenimiento. “Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y darán señales grandes y prodigios; de tal manera que engañarán, si es posible, aun a los escogidos. … Así que, si os dijeren: He aquí en el desierto está; no salgáis: He aquí en las cámaras; no creáis. Porque como el relámpago que sale del oriente y se muestra hasta el occidente, así será también la venida del Hijo del hombre.” Mateo 24:24-27, 31; 25:31; Apocalipsis 1:7; 1 Tesalonicenses 4:16, 17. No se puede remedar semejante aparición. Todos la conocerán y el mundo entero la presenciará.”  (Conflicto Inminente 90.2)

Hace unos días, algunos lectores se molestaron por un comentario que insertamos en nuestra lección, de que muchos  no estudian la Palabra de Dios diariamente. 

Hoy volvemos a repetirlo con toda claridad y con toda autoridad bíblica: la Palabra de Dios es para estudiarla día a día, es para meditar en ella, es para llevarla en el corazón, es para que se impregne en nuestra mente, es para pensar en ella, es para que no caigamos en tentación, y para que nos induzca a la oración y también a la testificación eficaz, diligente, y ardiente.

Todos aquellos que solamente la estudian los viernes por la noche, o los sábados por la mañana, sólo para salir de su compromiso de maestros, están cometiendo un error de consecuencias eternas, estos son sencillamente estopas para el día abrasador que se acerca a la Tierra. Por favor, amados lectores, ¡que no seamos de esos!

“Sólo los que hayan estudiado diligentemente las Escrituras y hayan recibido el amor de la verdad en sus corazones, serán protegidos de los poderosos engaños que cautivarán al mundo. Merced al testimonio bíblico descubrirán al engañador bajo su disfraz. El tiempo de prueba llegará para todos. Por medio de la criba de la tentación se reconocerá a los verdaderos cristianos. ¿Se sienten los hijos de Dios actualmente bastante firmes en la Palabra divina para no ceder al testimonio de sus sentidos? ¿Se atendrán ellos en semejante crisis a la Biblia y a la Biblia sola? Si ello le resulta posible, Satanás les impedirá que logren la preparación necesaria para estar firmes en aquel día. Dispondrá las cosas de modo que el camino les esté obstruído; los aturdirá con bienes terrenales, les hará llevar una carga pesada y abrumadora para que sus corazones se sientan recargados con los cuidados de esta vida y que el día de la prueba los sorprenda como ladrón.” (Conflicto Inminente 90.3)

Tristemente y felizmente, no todos los que estamos somos, ni todos los que somos estamos.

Es triste porque no todos los que estamos en la iglesia, somos material para la salvación.

Pero es feliz porque hacen falta muchos que en este momento son miembros sinceros de otras religiones, que se unirán al verdadero pueblo de Dios.

Y estas personas no sólo se unirán a nuestra iglesia, sino que tomarán las riendas de la iglesia, riendas que muchos soltarán cuando venga el día de la aflicción.

Interesantemente, sabemos que un GRAN NÚMERO de estas personas que se unirán a nuestra iglesia y que tomarán la dirección de la iglesia a su cargo, y defenderán la iglesia con valentía y ahínco, son personas que en este momento están enlistadas en las filas de la iglesia católica.

 Hijos de Dios en otras iglesias—Dios tiene hijos, muchos de ellos en las iglesias protestantes, y un gran número en las iglesias católicas, que están más listos a obedecer la luz y a hacer lo mejor que ellos saben, que una gran cantidad de adventistas que guardan el sábado, pero que no andan en la luz. El Señor hará que el mensaje de luz sea proclamado, que los protestantes sean amonestados y despertados al verdadero estado de cosas, y a considerar el valor del privilegio de la libertad religiosa del cual han gozado por mucho tiempo.”  (Mensajes Selectos tomo III 441.1)

“Muchos que no están en nuestras filas avanzarán al frente—Habrá muchos que saldrán de las filas del mundo, de las diferentes iglesias—aun de la Iglesia Católica—, cuyo celo excederá en mucho al de los que han estado hasta ahora en las filas para proclamar la verdad. Por esta razón los obreros de la hora undécima recibirán su denario. Estos verán la aproximación de la batalla y darán a la trompeta un sonido cierto. Cuando la crisis esté sobre nosotros, cuando venga el tiempo de la calamidad, ellos avanzarán para ocupar la vanguardia, se ceñirán la armadura completa de Dios, y exaltarán su ley; se adherirán a la fe de Jesús, y sostendrán la causa de la libertad religiosa que los reformadores defendieron con arduo trabajo y por la cual sacrificaron sus vidas…” (Mensajes Selectos tomo III 441.3)

Y el cuarto milagro del diablo será afectar al mundo con desastres naturales, para de esa manera culpar de esas calamidades a aquellos que aunque están obedeciendo la ley dominical, se niegan a abandonar totalmente el día sábado, como día de descanso.

“A medida que los hombres se apartan cada vez más de Dios, se le permite a Satanás ejercer poder sobre los hijos de desobediencia. Lanza destrucción entre los hombres. Hay calamidades por tierra y mar. El fuego y la inundación destruyen la propiedad y la vida. Satanás decide acusar de esto a los que se niegan a inclinarse ante el ídolo que él ha erigido. Sus agentes señalan a los adventistas como la causa de las dificultades. “Esta gente desafía abiertamente la ley”, dicen. “Profanan el domingo. Si se los obligara a obedecer la ley dominical, cesarían estos terribles juicios”. (The Review and Herald, 16 de julio de 1901.  Maranata: el Señor Viene 181.4)

No se olvide que estamos estudiando los cuatro diferentes héroes que aparecen en Apocalipsis 15

Ya estudiamos el primer grupo de héroes que salieron victoriosos en contra de la bestia; ya estudiamos al segundo grupo de héroes que salieron victoriosos en contra de la imagen de la bestia, y ya estudiamos al tercer grupo de héroes que salieron victoriosos en contra de la marca de la bestia.

Ahora entramos a estudiar el cuarto grupo de héroes que salieron victoriosos en contra del número del nombre de la bestia:

[…] a los que habían alcanzado la victoria sobre […] el número de su nombre…” (Apocalipsis 15)

El número seiscientos sesenta y seis (666) se menciona cinco veces en la Biblia:

El peso del oro que Salomón tenía de renta cada año, era seiscientos sesenta y seis talentos de oro (1 Reyes 10: 14)

El peso del oro que venía a Salomón cada año, era seiscientos sesenta y seis talentos de oro (2 Crónicas 9: 13)

Los hijos de Adonicam, seiscientos sesenta y seis. (Esdras 2: 13)

Los hijos de Adonicam, seiscientos sesenta y siete.  (Nehemías 7: 18)

Aquí hay sabiduría. El que tiene entendimiento, cuente el número de la bestia, pues es número de hombre. Y su número es seiscientos sesenta y seis. (Apocalipsis 7: 18)

El número  de ese nombre no es Hellen Gould White, como muchos lo interpretan, esta es la interpretación que algunos le dan:

H0E0L50L50E0N0    G0U5L50D500    V5V5H0I1T0E0 = 666

Estas son las razones por lo cual el número de ese nombre está equivocado:

1-Su nombre de soltera es Hellen Gould Harmon

2-Su nombre de casada es Hellen White (en el mundo americano no se usa la palabra “de” en el apellido de las esposas)

3-Su nombre de viuda es Hellen Gould

4-La primera letra del apellido de su esposo es W, no V V, es decir que el apellido de casada es White, y no Vvite, la W no tiene valor numérico.

5-Ella nunca habló ni escribió en latín; tampoco la Iglesia Adventista lo hace.

Si se hiciera correctamente quedara de las siguientes maneras

H0E0L50L50E0N0     G0U5L50D500 H0A0R0M1000O0N0 = 1,655

H0E0L50L50E0N0    G0U5L50D500    W0H0I1T0E0 = 656

 H0E0L50L50E0N0     G0U5L50D500 = 655

La iglesia católica o el papado, tiene varios nombres oficiales, interesantemente en algunos idiomas donde las letras tienen valor numérico, el resultado es siempre 666.

VICARIUS FILII DEI = 666 (latín)   El vicario del Hijo de Dios

V5I1C100A0R0I1U5S0   F0I1L50I1I1   D500E0I1S0 = 666 

(En latín la U o la V tienen el mismo valor, que es cinco)

DUX CLERI = 666  (Latín)  Jefe del clero

D500U5X10     C100L50E0R0I1 = 666

REX LATINVS SACERDOS = 666 (Latín) Rey de los sacerdotes latinos

R0E0X10  L50A0T0I1N0V5S0   S0A0C100E0R0D500O0S0 = 666

LUDOVICUS = 666 (Latín)  Vicario de la corte

 L50U5D500O0V5I1C100U5S0= 666

LATEINOS = 666  (Griego antiguo)  El hombre que habla latín

L30A1T300E5I10N50O70S200  = 666

HELATINE BASILEIA = 666 (Griego antiguo) El reino latino

H0E8L30A1T300I10N50E8     B2A1S200I10L30E5I10A1 = 666

ITALIKA EKKLESIA = 666 (Griego antiguo) Iglesia Itálica

I10T300A1L30I10K20A1        E5K20K20L30E8S200I10A1  = 666

   ROMITI = 666 (Hebreo)  El hombre romano

ROMIITH = 666 (Hebreo) El reino romano

El cuarto de grupo de héroes no se han postrado en veneración o adoración ante ningún hombre, tampoco han confesado sus pecados a ningún hombre, sino solamente al Padre, han confesado sus pecados al Padre por medio del verdadero Vicario de Dios, que es Jesucristo mismo.

No han llamado “su santidad” a ningún hombre; “Su santidad” es un título que solamente pertenece a Dios.

¿Quién como tú, oh Jehová, entre los dioses? ¿Quién como tú, magnífico en santidad, Terrible en maravillosas hazañas, hacedor de prodigios? (Éxodo 15: 11)

Harás además una lámina de oro fino, y grabarás en ella como grabadura de sello, SANTIDAD A JEHOVÁ.  (Éxodo 28: 36)

Dad a Jehová la gloria debida a su nombre; Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad.  (Samos 29:2)

Cantad a Jehová, vosotros sus santos, Y celebrad la memoria de su santidad.  (Salmos 30: 4)

Alegraos, justos, en Jehová, Y alabad la memoria de su santidad.  (Salmos 97:12)

Jehová el Señor juró por su santidad: […] (Amos 4: 2)

En aquel día estará grabado sobre las campanillas de los caballos: SANTIDAD A JEHOVÁ; […] (Zacarías 14: 20)

Tampoco han llamado “santo padre” ni “Padre Santo” a ningún hombre, que es otro título que solamente pertenece a Dios; el orden de los factores no altera el producto.

Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros.  (Juan 17: 11)

¿Tiene miedo? 

Déjeme contarle mi experiencia… Cuando se fundó la Asociación Mundial de los Miedosos Anónimos (AMMA), yo andaba todo nervioso y asustado  tratando de ser uno de los abanderados en el desfile de inauguración. 

Interesantemente he descubierto que en los momentos de peligro y momentos críticos que me ha tocado vivir en algún momento de mi existencia, los he afrontado con tranquilidad, con valentía y con determinación.

Eso me ha dejado confundido, porque al final no sé a qué grupo pertenezco,  si al de los miedosos o al de los valientes; a pesar de esto, siempre estoy renovando constantemente mi membresía con la AMMA .

Uno nunca se conoce. Hay algunos que se creen grandes machotes, pero al momento que en verdad se necesitan, terminan afiliándose al batallón de reacción inmediata llamado “retroceso”. Creían ser unos “más o menos”, pero terminan siendo “unos machos menos”.

Hay otros que son grandes miedosos, pero cuando llega el momento crítico y decisivo, terminan batallando como lo hacen los campeones.

Hace unos años escuché la historia narrada por unos hermanos de algo real que pasó en su iglesia:

Resulta ser que una hermana, de esas hermanas recién bautizadas, estaba impresionada con los eventos de los últimos días, la ley dominical y el cierre de nuestras iglesias por las autoridades del gobierno.

A ella se le ocurrió la brillante idea de tener un programa de sociedad de jóvenes, simulando la prohibición de congregarse en la iglesia y el cierre de la iglesia por las autoridades del gobierno.

Para eso fue y habló con las autoridades militares de su ciudad, les explicó el programa, les pidió que ellos participaran en el programa, a lo cual ellos accedieron sin ningún problema .

Llegó el momento esperado, y la iglesia fue inundada por militares que exigían y ordenaban el cese de eventos religiosos y el cierre inmediato de la iglesia.

Todos estaban paralizados, no había un alma que se pusiera de pie y defendiera la causa del evangelio. En medio del silencio, se levantó una niña que, curiosamente era la más tímida de la iglesia, era la niña que nunca hablaba. Con denuedo, con energía y con palabras sueltas, defendió a Cristo, defendió el evangelio y defendió a la iglesia, y les aseguró a las autoridades que esa iglesia no se cerraría. Causó tanta impresión, que la misma autoridad en medio del programa, terminaron con palabras de admiración para la valentía de esa niña. 

¿Se da cuenta? ¿Tiene miedo? Llévele su miedo a Cristo, nosotros no nos conocemos, pero Él sí nos conoce; Él sabe quién podrá enfrentar con valentía y también él conoce a aquellos que tiene un espíritu corto ante la adversidad. Lo único que tenemos que hacer, es ponernos a la orden de la voluntad divina, para que Él haga de nosotros de acuerdo con su voluntad y su conocimiento.

Posiblemente usted cree que puede y no es así; posiblemente usted cree que no pueda, y puede ser que usted sea una persona completamente capacitada para enfrentar las más grandes adversidades. Esa verdad sólo la conoce el Cielo.

Si usted es una persona con temores o miedos, sin importar cual sea, lléveselo a Dios, no a su espos@, no a su pastor, no a su amig@; lléveselo a Dios en oración secreta. Que sus labios no se muevan, ni pronuncien palabras, de esa manera el diablo no se dará cuenta de sus temores y de sus debilidades y no atacará esa parte débil de su personalidad.

¿Tiene miedo? No tema lo que el hombre hace, lo más que pueden hacernos es torturarnos o quitarnos la vida. En medio de esas situaciones, aparentemente Dios hace un milagro que consiste en desconectar el cuerpo de la mente, y la persona que sufre es transportada a sublimes visiones divinas, donde todo es gozo y felicidad.

“¿Olvidará el Señor a su pueblo en esa hora de prueba? ¿Olvidó acaso al fiel Noé cuando sus juicios cayeron sobre el mundo antediluviano? ¿Olvidó acaso a Lot cuando cayó fuego del cielo para consumir las ciudades de la llanura? ¿Se olvidó de José cuando estaba rodeado de idólatras en Egipto? ¿o de Elías cuando el juramento de Jezabel le amenazaba con la suerte de los profetas de Baal? ¿Se olvidó de Jeremías en el obscuro y húmedo pozo en donde había sido echado? ¿Se olvidó acaso de los tres jóvenes en el horno ardiente o de Daniel en el foso de los leones?  Aunque los enemigos los arrojen a la cárcel, las paredes de los calabozos no pueden interceptar la comunicación entre sus almas y Cristo. Aquel que conoce todas sus debilidades, que ve todas sus pruebas, está por encima de todos los poderes de la tierra; y acudirán ángeles a sus celdas solitarias, trayéndoles luz y paz del cielo. La prisión se volverá palacio, pues allí moran los que tienen mucha fe, y los lóbregos muros serán alumbrados con luz celestial como cuando Pablo y Silas oraron y alabaron a Dios a medianoche en el calabozo de Filipos.”  (El Conflicto Inminente 91.2)

¿Tiene miedo de sufrir por Cristo?  No tiene por qué, el verdadero miedo es para aquellos que sufren la ira de Dios derramada sin misericordia sobre el impío.

“En el tiempo cuando caigan los castigos de Dios sin misericordia, oh, ¡cuánto envidiarán los impíos la condición de los que habitan “al abrigo del Altísimo”: el pabellón en el cual oculta el Señor a todos los que lo han amado y han obedecido sus mandamientos! Para los que sufren a consecuencia de sus pecados, ciertamente será envidiable la suerte de los justos en un tiempo tal. Pero después que termine el tiempo de gracia, la puerta de la misericordia se cerrará para los impíos; no se ofrecerán más oraciones a su favor.”—Comentario Bíblico Adventista 3:1168 (1901).

Deseamos cerrar el comentario de esta semana con el cántico de triunfo de los cuatro grupos de héroes que cantaban sobre el mar de vidrio:

Vi también como un mar de vidrio mezclado con fuego; y a los que habían alcanzado la victoria sobre la bestia y su imagen, y su marca y el número de su nombre, en pie sobre el mar de vidrio, con las arpas de Dios.  Y cantan el cántico de Moisés siervo de Dios, y el cántico del Cordero, diciendo: Grandes y maravillosas son tus obras, Señor Dios Todopoderoso; justos y verdaderos son tus caminos, Rey de los santos.  ¿Quién no te temerá, oh Señor, y glorificará tu nombre? pues sólo tú eres santo; por lo cual todas las naciones vendrán y te adorarán, porque tus juicios se han manifestado.  (Apocalipsis 15)

Sobre el mar de vidrio alguien está cantando, y es que nuestros héroes bíblicos han formado un coro; más que es un coro, es una sinfónica, porque se acompañan con las arpas de oro que pertenecen a Dios. A ese coro fácilmente le pudiéramos llamar El Coro de los Vencedores.

Posiblemente el himno que canta el Coro de los Vencedores se titula El Himno de la Victoria. Es un himno de exaltación, es un himno de acción de gracias,  es un himno de vindicación, es un himno de justicia, es un himno de gloria y alabanza, y es un himno de jubilo  y de regocijo por la destrucción del opresor.

El cántico de Moisés es un cántico de alabanza, de acción de gracia, es un cantico de vindicación, un cantico de liberación, el opresor fue vencido, el faraón fue destruido y el pueblo de Israel quedó libre, las cadenas de la esclavitud fueron rotas. 

Entonces cantó Moisés y los hijos de Israel este cántico a Jehová, y dijeron:
Cantaré yo a Jehová, porque se ha magnificado grandemente;
Ha echado en el mar al caballo y al jinete.

Jehová es mi fortaleza y mi cántico,
Y ha sido mi salvación.
Este es mi Dios, y lo alabaré;
Dios de mi padre, y lo enalteceré.

Jehová es varón de guerra;
Jehová es su nombre.

Echó en el mar los carros de Faraón y su ejército;
Y sus capitanes escogidos fueron hundidos en el Mar Rojo.

Los abismos los cubrieron;
Descendieron a las profundidades como piedra.

Tu diestra, oh Jehová, ha sido magnificada en poder;
Tu diestra, oh Jehová, ha quebrantado al enemigo.

Y con la grandeza de tu poder has derribado a los que se levantaron contra ti.
Enviaste tu ira; los consumió como a hojarasca.

Al soplo de tu aliento se amontonaron las aguas;
Se juntaron las corrientes como en un montón;
Los abismos se cuajaron en medio del mar.

El enemigo dijo:
Perseguiré, apresaré, repartiré despojos;
Mi alma se saciará de ellos;
Sacaré mi espada, los destruirá mi mano.

10 Soplaste con tu viento; los cubrió el mar;
Se hundieron como plomo en las impetuosas aguas.

11 ¿Quién como tú, oh Jehová, entre los dioses?
¿Quién como tú, magnífico en santidad,
Terrible en maravillosas hazañas, hacedor de prodigios?

12 Extendiste tu diestra;
La tierra los tragó.

13 Condujiste en tu misericordia a este pueblo que redimiste;
Lo llevaste con tu poder a tu santa morada.

14 Lo oirán los pueblos, y temblarán;
Se apoderará dolor de la tierra de los filisteos.

15 Entonces los caudillos de Edom se turbarán;
A los valientes de Moab les sobrecogerá temblor;
Se acobardarán todos los moradores de Canaán.

16 Caiga sobre ellos temblor y espanto;
A la grandeza de tu brazo enmudezcan como una piedra;
Hasta que haya pasado tu pueblo, oh Jehová,
Hasta que haya pasado este pueblo que tú rescataste.

17 Tú los introducirás y los plantarás en el monte de tu heredad,
En el lugar de tu morada, que tú has preparado, oh Jehová,
En el santuario que tus manos, oh Jehová, han afirmado.

18 Jehová reinará eternamente y para siempre.

19 Porque Faraón entró cabalgando con sus carros y su gente de a caballo en el mar, y Jehová hizo volver las aguas del mar sobre ellos; mas los hijos de Israel pasaron en seco por en medio del mar. (Exodo 15)

El cántico del Cordero también es un cántico de liberación, el opresor fue vencido, el dragón, la bestia, la imagen de la bestia, su marca y su nombre fueron extirpados de la tierra, y ahora el universo entero tiene paz.

 El cántico de Moisés se cantó por primera vez en el Mar Rojo, y el cántico del Cordero se cantará por primera vez en el mar de vidrio.

La música muchas veces es el lenguaje más perfecto para transmitir los más profundos pensamientos de la mente del hombre, y los más profundos sentimientos del corazón del hombre.

No hay música más bella que la música que celebra el triunfo; no hay música más bella que la música que celebra la liberación. Shelley dijo: “Nuestras cantos más dulces son los cantos que expresan nuestros más tristes pensamientos” Así como hay pájaros cuyas mejores melodías son escuchadas en lo más obscuro de la noche, los héroes del mar de vidrio, inspiraron su canto en la victoria que se obtuvo en el momento más obscuro de la vida de este mundo.

Allí sobre el mar de vidrio, al principio de una nueva vida para los héroes de la tierra, una vida nueva que es eterna, podemos descubrir en el cántico de Moisés y el Cordero,  estrofas que hablan del triunfo de la fe, estrofas que expresan la liberación final y completa del más grande tirano de la tierra, estrofas que proclaman la liberación de la criminal bestia, estrofas que nos relatan a una sociedad perfecta y feliz, estrofas que expresan el gran amor y sacrificio del Creador, Sustentador y Libertador de la humanidad, y probablemente la última estrofa de ese cántico habla de la magnanimidad de Dios, de su poder y de su justicia. Así como las estrellas se rehúsan a brillar ante la salida del resplandeciente sol de la mañana, así toda alma confesará en ese día sobre el mar de vidrio, que la adoración, la alabanza,  la honra y la gloria le pertenecen a Dios, y solamente a él.

Pálido reflejo de ese cántico puede ser la obra maestra del compositor alemán Jorge Federico Handel: el coro ¡Aleluya! de la magna obra “El Mesías”, estrenada en 1741. https://www.youtube.com/watch?v=9–WTQJ56NE

¡¡¡Grande es Jehová desde ahora y para siempre!!!  ¡¡Maranata!! ¡Aleluya!


Lección 11 | Domingo 10 de junio__________________________________________________

LA SEÑAL DE DIOS QUE IDENTIFICA A SU PUEBLO

En tiempos del Antiguo Testamento había dos señales externas que identificaban al verdadero pueblo de Dios. Uno de ellos era la circuncisión. ¿A quién se le dio esta señal primero? Gén. 17:9-11.

Génesis 17:9-11

Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones. 10 Este es mi pacto, que guardaréis entre mí y vosotros y tu descendencia después de ti: Será circuncidado todo varón de entre vosotros. 11 Circuncidaréis, pues, la carne de vuestro prepucio, y será por señal del pacto entre mí y vosotros.

Dios les ordenó a Abraham y a sus descendientes que se circuncidaran como señal del pacto de salvación. Los varones debían circuncidarse al octavo día (Lev. 12:3). Sin embargo, este ritual tenía un significado más profundo: simbolizar la necesidad de “circuncisión” o renovación del corazón (ver Deut. 30:6). Por eso, Pablo escribe: “Pues no es judío el que lo es exteriormente, ni es la circuncisión la que se hace exteriormente en la carne; sino que es judío el que lo es en lo interior, y la circuncisión es la del corazón, en espíritu, no en letra; la alabanza del cual no viene de los hombres, sino de Dios” (Rom. 2:28, 29).

Pasajes como 1 Corintios 7:19 y Gálatas 5:6 y 6:15 muestran que en el Nuevo Testamento la circuncisión es reemplazada por el bautismo, que simboliza la conversión, una “nueva creación”, la muerte al pecado y una vida nueva (ver Rom. 6:3, 4). Por tal motivo, Pablo dice que la circuncisión ya no es importante y que es “la fe que obra por el amor” y “el guardar los mandamientos de Dios” lo que realmente importa.

¿Cuál era la segunda señal externa que Dios dio para identificar a su pueblo, y por qué la dio? Éxo. 31:13, 17; Eze. 20:12, 20.

Éxodo 31:13, 17

13 Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico.

17 Señal es para siempre entre mí y los hijos de Israel; porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, y en el séptimo día cesó y reposó.

Ezequiel 20:12, 20

12 Y les di también mis días de reposo, para que fuesen por señal entre mí y ellos, para que supiesen que yo soy Jehová que los santifico.

20 y santificad mis días de reposo, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová vuestro Dios.

Observa que el sábado como señal se retrotrae a la Creación (ver además Gén. 2:2, 3), mientras que la circuncisión recién comenzó con Abraham. Por eso Jesús dijo, haciendo referencia al Génesis, que “el día de reposo fue hecho por causa del hombre” (Mar. 2:27). Muestra que pertenecemos a Dios: por creación, porque él nos hizo; y por redención, porque nos justifica y nos santifica. Por eso, aunque Pablo dice que la circuncisión ya no es importante, sostiene que guardar los mandamientos de Dios (que incluye el sábado) sigue siendo importante (ver Heb. 4:9).

Tus pensamientos e intenciones, ¿de qué modo revelan si tu corazón está circuncidado o no?

ESPÍRITU DE PROFECÍA

[E]l rito de la circuncisión fue dado a Abraham “por sello de la justicia de la fe que tuvo en la incircuncisión” Romanos 4:11. Este rito había de ser observado por el patriarca y sus descendientes como señal de que estaban dedicados al servicio de Dios, y por consiguiente separados de los idólatras y aceptados por Dios como su tesoro especial. Por este rito se comprometían a cumplir, por su parte, las condiciones del pacto hecho con Abraham (Patriarcas y profetas, p. 132).

Cristo ha hecho del bautismo una señal de entrada en su reino espiritual. Él ha hecho de esto una positiva condición con la cual deben cumplir todos los que quieren que se reconozca que están bajo la autoridad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Antes que el hombre pueda encontrar un hogar en la iglesia, antes de traspasar el umbral del reino espiritual de Dios, ha de recibir la impresión del nombre divino: “Jehová, justicia nuestra” Jeremías 23:6.

El bautismo es una solemne renuncia al mundo. Los que son bautizados en el triple nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, en el momento de entrar en la vida cristiana, declaran públicamente que han abandonado el servicio de Satanás, y han llegado a ser miembros de la familia real, hijos del Rey celestial (El evangelismo, p. 226).

El santo día de reposo de Dios fue hecho para el hombre, y las obras de misericordia están en perfecta armonía con su propósito…

La obra del cielo no cesa nunca, y los hombres no debieran nunca descansar de hacer bien. El sábado no está destinado a ser un período de inactividad inútil. La ley prohíbe el trabajo secular en el día de reposo del Señor; debe cesar el trabajo con el cual nos ganamos la vida; ninguna labor que tenga por fin el placer mundanal o el provecho es lícita en ese día; pero como Dios abandonó su trabajo de creación y descansó el sábado y lo bendijo, el hombre ha de dejar las ocupaciones de su vida diaria y consagrar esas horas sagradas al descanso sano, al culto y a las obras santas (El Deseado de todas las gentes, p. 177).

La señal de la obediencia es la observancia del sábado del cuarto mandamiento. Si los hombres guardan el cuarto mandamiento, guardarán todo el resto. No fue una voz humana la que le habló a Moisés, dándole el sábado como una señal. “Habló además Jehová a Moisés, diciendo: Tú hablarás a los hijos de Israel, diciendo: En verdad vosotros guardaréis mis días de reposo; porque es señal entre mí y vosotros por vuestras generaciones, para que sepáis que yo soy Jehová que os santifico. Así que guardaréis el día de reposo, porque santo es a vosotros, el que lo profanare, de cierto morirá; porque cualquiera que hiciere obra alguna en él, aquella persona será cortada de en medio de su pueblo” (Testimonios para los ministros, p. 134).

76


Lunes 11 de junio | Lección 11_____________________________________________________

LA BESTIA Y LA ADORACIÓN FALSA

Lee los siguientes versículos. ¿Cómo nos muestran la importancia de evitar “la marca de la bestia”? Apoc. 13:17; 14:9, 10; 16:2.

Apocalipsis 13:17

17 y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre.

Apocalipsis 14:9-10

Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano, 10 él también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero;

Apocalipsis 16:2

Fue el primero, y derramó su copa sobre la tierra, y vino una úlcera maligna y pestilente sobre los hombres que tenían la marca de la bestia, y que adoraban su imagen.

Recibir la ira no diluida de Dios, ser castigados por las siete últimas plagas y, finalmente, ser arrojados al lago de fuego. ¡Qué contraste con aquellos que rechazaron la marca de la bestia y triunfantes entonan alabanzas a Dios y al Cordero sobre el mar de vidrio!

¿Cuál es esta marca que nadie quisiera recibir? Indudablemente, los versículos anteriores la relacionan con la adoración falsa. También, como vimos en una lección anterior, el cuarto poder de la bestia de Daniel 7, en su última fase (que también se la describe como la bestia que surge del mar en Apoc. 13), “pensará en cambiar los tiempos y la ley” (Dan 7:25). Una Ley que pensaba cambiar era el sábado, el cuarto Mandamiento, el único de los Diez que hace mención al tiempo y señala directamente a Dios como el que “hizo […] los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día” (Éxo. 20:11).

Es muy elocuente el hecho de que el mensaje del primer ángel nos remita a este Mandamiento, que el poder de la bestia intentó cambiar, y aclara que solo debemos adorar al Señor como el Creador. De hecho, de los siete versículos relacionados con la adoración en Apocalipsis 12 al 14, este (14:7) es el único que se refiere a la verdadera adoración; los otros seis advierten en contra de la falsa adoración de la bestia y su imagen (Apoc. 13:4, 8, 12, 15; 14:9, 11). Inmediatamente después de que el tercer ángel relata el destino de los que participan en esta adoración falsa, describe a los verdaderos adoradores de Dios: “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (Apoc. 14:12).

En otras palabras, la proclamación de estos tres mensajes separa a toda la humanidad en dos grupos: los que adoran al Creador al guardar todos sus Mandamientos, incluyendo el del sábado, y los que adoran a la bestia y a su imagen. Por lo tanto, esta falsa forma de adoración ofrece una alternativa a la adoración al Creador.

Reflexiona en la relación que hay entre la adoración y la lealtad. ¿Qué aspectos de la adoración son esenciales para mostrar nuestra lealtad a Dios?

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El Señor del cielo permite que el mundo elija a quién quiere tener como su gobernante. Lean todos cuidadosamente el capítulo 13 del Apocalipsis, porque concierne a todo ser humano, grande o pequeño. Todo ser humano debe decidirse, ora por el Dios verdadero y viviente, quien ha dado al mundo el monumento conmemorativo de la creación, el sábado o séptimo día, ora por un falso día de descanso, instituido por los hombres que se han exaltado por encima de todo lo que se llama Dios o que se adore, que han tomado sobre si mismos los atributos de Satanás para oprimir a los leales y fieles que observan los mandamientos de Dios. Este poder perseguidor hará obligatorio el culto de la bestia, insistiendo en la observancia del día de reposo que él ha instituido. Así blasfema contra Dios, sentándose “en el templo de Dios como Dios, haciéndose pasar por Dios” 2 Tesalonicenses 2:4 (Mensajes selectos, tomo 3, p. 484).

La sustitución de lo verdadero por lo falso es el último acto del drama. Cuando esta sustitución se torne universal, Dios se revelara a sí mismo. Cuando las leyes de los hombres sean exaltadas por encima de las leyes de Dios, cuando los poderes de esta Tierra procuren forzar a los hombres a guardar el primer día de la semana, sabed que ha llegado el tiempo cuando Dios actuará. Se levantará en su majestad y sacudirá terriblemente la Tierra. Saldrá de su lugar para castigar a los habitantes de la Tierra por su iniquidad. La tierra descubrirá sus sangres y no cubrirá más a sus muertos (Maranata, p. 270).

Como nunca antes, necesitamos ver ahora el peligro que corremos de ser desviados inadvertidamente de nuestra lealtad a los mandamientos de Dios. Necesitamos comprender que Dios nos ha dado un mensaje decidido de amonestación para el mundo, así como dio a Noé un mensaje de amonestación para los antediluvianos.

Procure nuestro pueblo no menoscabar la importancia del sábado para vincularse con los incrédulos. Tenga cuidado de no apartarse de los principios de nuestra fe y de no dar la impresión de que no es malo conformarse al mundo. Sienta gran temor de prestar oído a los consejos de cualquier hombre, fuere cual fuere su puesto, si obra en forma contraria a lo que Dios ha realizado para mantener a su pueblo separado del mundo.

El Señor está probando a su pueblo, para ver quien será leal a los principios de su verdad. Nuestra obra consiste en proclamar al mundo los mensajes del primer ángel, el segundo y el tercero. En el desempeño de nuestros deberes, no debemos despreciar ni temer a nuestros enemigos… Debemos tratar con bondad y cortesía a los que se niegan a ser leales a Dios, pero nunca hemos de unimos con ellos para consultarlos acerca de los intereses vitales de su obra (El conflicto de los siglos, p. 516).

77


Lección 11 | Martes 12 de junio____________________________________________________

EL SELLO DE DIOS

Un sello, al igual que una firma, se utiliza para validar un documento. En la antigüedad, era un utensilio que tenía grabados signos, cifras, letras o imágenes, y que se presionaba sobre cera o arcilla blanda para mostrar autenticidad o propiedad, ya que contaba con la autoridad de su dueño.

¿Cuál es el sello de Dios, y cómo y cuándo se otorga? Efe. 1:13, 14; 4:30; 2 Tim. 2:19; Apoc. 7:1-4; 14:1.

Efesios 1:13-14

13 En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa, 14 que es las arras de nuestra herencia hasta la redención de la posesión adquirida, para alabanza de su gloria.

Efesios 4:30

30 Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención.

2 Timoteo 2:19

19 Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo.

Apocalipsis 7:1-4

1 Después de esto vi a cuatro ángeles en pie sobre los cuatro ángulos de la tierra, que detenían los cuatro vientos de la tierra, para que no soplase viento alguno sobre la tierra, ni sobre el mar, ni sobre ningún árbol. Vi también a otro ángel que subía de donde sale el sol, y tenía el sello del Dios vivo; y clamó a gran voz a los cuatro ángeles, a quienes se les había dado el poder de hacer daño a la tierra y al mar, diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios. Y oí el número de los sellados: ciento cuarenta y cuatro mil sellados de todas las tribus de los hijos de Israel.

Apocalipsis 14:1

1 Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente.

El sello de Dios es una señal de pertenencia y protección de Dios hacia su pueblo. Pablo describe el sellamiento en relación con la conversión y la recepción del don del Espíritu Santo. Este regalo, al que llama “arras”, o “garantía”, les da a todos los creyentes como un aval de la completa redención y herencia futura que recibirán cuando Jesús venga.

El libro de Apocalipsis describe otro sellamiento justo antes de la Segunda Venida. Este sello final es otorgado a los 144.000 al momento del derramamiento del Espíritu Santo en la lluvia tardía. Ellos llevan el nombre (o la firma) de Dios escrito en la frente. Mediante la obra del Espíritu Santo en su vida, ellos llegan a reflejar el carácter de Dios.

Contrasta el sello de Dios con la marca de la bestia. ¿Qué diferencias se mencionan entre ellos? Apoc. 7:3; 14:9.

Apocalipsis 7:3

diciendo: No hagáis daño a la tierra, ni al mar, ni a los árboles, hasta que hayamos sellado en sus frentes a los siervos de nuestro Dios.

Apocalipsis 14:9

Y el tercer ángel los siguió, diciendo a gran voz: Si alguno adora a la bestia y a su imagen, y recibe la marca en su frente o en su mano,

El sello se da a los verdaderos adoradores de Dios mientras que la marca se da a los adoradores de la bestia. El sello se coloca solo en la frente, lo que indica una decisión mental definitiva de adorar a Dios de la manera que él ordenó. La marca, por otro lado, se coloca en la frente o en la mano. Esto significa que la gente puede adorar a la bestia por una de dos razones. O bien concuerdan con ella, y creen que efectivamente están adorando a Dios, o no concuerdan con ella pero la aceptan porque temen las graves consecuencias de no avenirse: no poder comprar ni vender y finalmente ser ejecutados (Apoc. 13:17, 15).

“Los que se unen con el mundo reciben su molde y se preparan para recibir la marca de la bestia. Los que desconfían de sí mismos, se humillan delante de Dios y purifican sus almas obedeciendo la verdad son los que reciben el molde celestial y se preparan para tener el sello de Dios en sus frentes” (TI 5:200, 201).

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El sello de la ley de Dios se encuentra en el cuarto mandamiento. Este es el único de los Diez Mandamientos que contiene tanto el nombre como el título del Legislador. Declara que es el Creador del cielo y de la tierra, y revela así el derecho que tiene para ser reverenciado y adorado sobre todos los demás. Aparte de este precepto, no hay nada en el Decálogo que muestre qué autoridad fue la que promulgó la ley. Cuando el día de reposo fue cambiado por el poder del papa, se le quitó el sello a la ley. Los discípulos de Jesús están llamados a restablecerlo elevando el sábado del cuarto mandamiento a su lugar legítimo como institución conmemorativa del Creador y signo de su autoridad (El conflicto de los siglos, p. 446).

Cuando terminen nuestras faenas terrenales, y Cristo venga por sus hijos fieles, brillaremos como el sol en el reino de nuestro Padre. Pero antes de que venga ese tiempo, todo lo que sea imperfecto en nosotros será quitado. Toda envidia, y celos, y malas sospechas, y todo plan egoísta, habrán sido eliminados de la vida.

¿Estamos luchando con todas las facultades que Dios nos dio para alcanzar la medida de la estatura de hombres y mujeres en Cristo? ¿Estamos procurando su plenitud, conquistando una altura cada vez mayor, en procura de la perfección de su carácter? Cuando los siervos de Dios alcancen este punto, serán sellados en sus frentes. El ángel registrador declarará: “Consumado es”. Serán completos en él los que le pertenezcan por creación y por redención (Mensajes selectos, tomo 3, p. 488).

El verdadero pueblo de Dios, que toma a pecho el espíritu de la obra del Señor y la salvación de las almas, verá siempre al pecado en su verdadero carácter pecaminoso. Estará siempre de parte de los que denuncian claramente los pecados que tan fácilmente asedian a los hijos de Dios. Especialmente en la obra final que se hace en favor de la iglesia, en el tiempo del sellamiento de los ciento cuarenta y cuatro mil que han de subsistir sin defecto delante del trono de Dios, sentirán muy profundamente los yerros de los que profesan ser hijos de Dios (Testimonios para la iglesia, tomo 3, p. 295).

Los hombres no pueden rechazar impunemente las advertencias que Dios les envía en su misericordia. Un mensaje fue enviado del cielo al mundo en los días de Noé, y la salvación de los hombres dependía de la manera en que consideraran ese mensaje. Por el hecho de que ellos habían rechazado la advertencia, el Espíritu de Dios se retiró de la raza pecadora y ellos perecieron en las aguas del diluvio… Al considerar los últimos días, el mismo Poder Infinito declara respecto de los que no aceptan “el amor de la verdad que los hubiera salvado”… A medida que rechazan las enseñanzas de su Palabra. Dios les retira su Espíritu y los abandona a los engaños que aman (Cristo en su Santuario, pp. 106, 107).

78


Miércoles 13 de junio | Lección 11_________________________________________________

LA MARCA DE LA BESTIA

Como vimos en una lección anterior, el cuarto poder de la bestia de Daniel 7, en su última fase (que también se la describe como la bestia que surge del mar en Apoc. 13), “pensará en cambiar los tiempos y la ley” (Dan 7:25). Y una de las leyes que este poder, Roma, quiso cambiar fue el séptimo día sábado, el cuarto de los Diez Mandamientos. Se trató de un ataque directo a la soberanía de Dios, y refleja la guerra de Satanás, no solamente contra la Ley de Dios, sino también contra Dios mismo.

Mientras tanto, el mensaje del primer ángel (que remite al lector a este mismo Mandamiento, que el poder de la bestia intentó cambiar) aclara que solo debemos adorar al Señor como el Creador. A continuación, después de una advertencia sobre el destino de quienes adoren “a la bestia y a su imagen” (Apoc. 14:9), se describe al pueblo fiel de Dios en el versículo 12.

Lee Apocalipsis 14:12. Dado el contexto inmediato, ¿cómo nos ayuda esta descripción de los fieles de Dios a entender por qué el sábado es tan primordial para los acontecimientos finales?

Apocalipsis 14:12

12 Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús.

El versículo dice: “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (Apoc. 14:12). Como hemos visto, “los mandamientos de Dios” incluyen el cuarto Mandamiento, el sábado, que señala a Dios como el Creador y el único que debe ser adorado. No es de extrañar, entonces, que muchos consideren que “la marca de la bestia” está directamente ligada a la adoración dominical, un falso “día de reposo” que no se prescribe en la Biblia, en contraposición con la observancia del cuarto Mandamiento, que sí está prescrita en la Biblia.

¿Significa eso que los cristianos que adoran a Dios el domingo tienen la marca de la bestia ahora? No. Según Apocalipsis 13:15, los que se nieguen a unirse a esta falsa adoración de la bestia serán asesinados. Finalmente esto se convertirá en una cuestión de vida o muerte. Sin embargo, obviamente estos acontecimientos aún no han llegado a ese punto, y la marca de la bestia no se impondrá hasta que llegue esta prueba final. Por lo tanto, nadie ha recibido la marca de la bestia todavía.

Los Mandamientos de Dios. La fe de Jesús. ¿Por qué estas características, incluso ahora, son aspectos esenciales de lo que significa ser un verdadero cristiano?

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El mensaje del tercer ángel se ha enviado al mundo para advertir a los hombres contra la recepción de la marca de la bestia o de su imagen en sus frentes o en sus manos. Recibir esta marca significa adoptar la misma decisión de la bestia y apoyar sus mismas ideas, en oposición directa a la Palabra de Dios. De todos los que reciban esta marca, Dios dice: “El también beberá del vino de la ira de Dios, que ha sido vaciado puro en el cáliz de su ira; y será atormentado con fuego y azufre delante de los santos ángeles y del Cordero”…

Si la luz de la verdad ha sido presentada a vosotros, revelando el día de reposo del cuarto mandamiento y mostrando que en la Palabra de Dios no hay ningún fundamento para la observancia del domingo, y sin embargo os aferráis al falso día de reposo negándoos a santificar el día de reposo que Dios llama “mi día santo”, recibís la marca de la bestia. ¿Cuándo ocurre esto? Cuando obedecéis el decreto que os ordena dejar de trabajar en domingo y adorar a Dios, sabiendo que no hay en la Biblia una sola palabra que muestre que el domingo sea algo más que un día común de trabajo, consentís en recibir la marca de la bestia y rechazáis el sello de Dios (Comentario de Elena G. de White en Comentario bíblico adventista del séptimo día, tomo 7. pp. 990, 991).

Si recibimos esta marca en nuestra frente o en nuestra mano, los juicios pronunciados contra los desobedientes caerán sobro nosotros. El sello del Dios viviente se coloca sobre aquellos que con plena conciencia guardan el día de reposo de Jehová (Comentario de Elena G. de White en Comentario bíblico adventista del séptimo día, tomo 7. p. 991).

Debemos atesorar la fe sustentada por el Santo Espíritu de Dios desde los primeros acontecimientos de nuestra experiencia hasta el tiempo presente. Necesitamos ahora una fe que aliente, que sea más profunda, más ferviente e inconmovible en la conducción del Espíritu Santo. Si al comienzo necesitábamos la prueba manifiesta del poder del Espíritu Santo para confirmar la verdad, hoy, con el paso del tiempo, necesitamos toda la evidencia en la confirmación de la verdad, más aún cuando vemos que las almas se apartan de la fe y prestan oído a espíritus seductores y a doctrinas de demonios. Las almas no deben languidecer ahora.

Si hubo alguna vez un tiempo cuando necesitábamos el poder del Espíritu Santo en nuestros sermones, en nuestras oraciones y en cada acción, ese tiempo es ahora. No debemos estancamos en nuestra primera experiencia, sino que, mientras llevamos el mismo mensaje a la gente, éste debe fortalecerse y agrandarse. Debemos ver y captar la importancia del mensaje respaldado por su origen divino. Debemos avanzar en el conocimiento del Señor y saber que su salida está aparejada como el alba. Nuestras almas necesitan vivificarse en la Fuente de todo poder. Somos fortalecidos y confirmados por la experiencia pasada que nos mantiene aferrados a los puntos esenciales de la verdad que nos han hecho lo que somos (Alza tus ojos, p. 350).

79


Lección 11 | Jueves 14 de junio_____________________________________________________

EL SÁBADO COMO EL SELLO

Como hemos visto, el sábado ha sido una señal del verdadero pueblo de Dios a lo largo de la historia, que comenzó con Adán y Eva y siguió durante la época de Israel. También lo vemos perpetuado en la iglesia del Nuevo Testamento con la costumbre de Jesús y los apóstoles, y como una señal distintiva del pueblo de Dios de los últimos días que guarda “los mandamientos de Dios y la fe de Jesús” (Apoc. 14:12).

¿Por qué es tan importante el sábado, y qué significado especial tiene para los cristianos? Éxo. 20:8-11; Heb. 4:9, 10.

Éxodo 20:8-11

Acuérdate del día de reposo para santificarlo. Seis días trabajarás, y harás toda tu obra; 10 mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios; no hagas en él obra alguna, tú, ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu criada, ni tu bestia, ni tu extranjero que está dentro de tus puertas. 11 Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó.

Hebreos 4:9-10

Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. 10 Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.

El sábado se encuentra en el corazón de los Diez Mandamientos. Fue dado por el Creador como una señal o un sello de su autoridad. Lo identifica por su nombre: “Jehová tu Dios”. Identifica el reino sobre el que tiene jurisdicción: “los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay”. También identifica el fundamento de su autoridad: “Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra […] y reposó en el séptimo día”.

El Nuevo Testamento indica que Jesús es a través de quien Dios hizo todas las cosas (Juan 1:1-3; Col. 1:16; Heb. 1:1, 2). Es Jesús quien creó nuestro mundo en seis días y descansó en el séptimo día. Por lo tanto, es muy significativo que cuando Jesús pendía de la cruz ese viernes de tarde, clamara: “Consumado es” (Juan 19:30). Así como descansó el sábado después de terminar su obra de la Creación, así también Jesús descansó en la tumba durante el sábado después de terminar su obra sacrificial al morir en nuestro lugar por nuestra redención. Por lo tanto, el sábado recibió una bendición doble, primero en la Creación y luego en la Cruz. Por eso, según el libro de Hebreos, al descansar en sábado, el cristiano muestra que “también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas” (Heb. 4:10). El sábado es un símbolo perfecto del hecho de que no podemos salvarnos a nosotros mismos, que de principio a fin es la obra de Cristo, que se hace posible mediante la fe (comparar con Heb. 12:2).

Si el sábado simboliza reposar de nuestras obras, ¿qué representa la observancia del domingo y cómo encaja esto con el carácter esencial de Babilonia?

ESPÍRITU DE PROFECÍA

El cuarto mandamiento, que Roma ha tratado de poner a un lado, es el único precepto del Decálogo que señala a Dios como Creador de los cielos y la tierra, y por lo tanto distingue al verdadero Dios de los dioses falsos. El sábado fue instituido para conmemorar la obra de la Creación, y dirigir las mentes de los hombres al Dios vivo y verdadero. Su poder creador se menciona a lo largo de las Escrituras como prueba de que el Dios de Israel es superior a las deidades paganas…

Esta institución, que señala a Dios como el Creador, es una señal de su legítima autoridad sobre los seres que creó (La historia de la redención, pp. 401,402).

“La importancia del sábado, como institución conmemorativa de la creación, consiste en que recuerda siempre la verdadera razón por la cual se debe adorar a Dios”, porque él es el Creador, y nosotros somos sus criaturas. “Por consiguiente, el sábado forma parte del fundamento mismo del culto divino, pues enseña esta gran verdad del modo más contundente, como no lo hace ninguna otra institución. El verdadero motivo del culto divino, no tan solo del que se tributa en el séptimo día, sino de toda adoración, reside en la distinción existente entre el Creador y sus criaturas. Este hecho capital no perderá nunca su importancia ni debe caer nunca en el olvido” (J. N. Andrews, History of the Sabbath, cap. 27).

Por eso, es decir, para que esta verdad no se borrara nunca de la mente de los hombres, instituyó Dios el sábado en el Edén y mientras el ser él nuestro Creador siga siendo motivo para que le adoremos, el sábado seguirá siendo señal conmemorativa de ello (El conflicto de los siglos, p. 433).

La muerte de Cristo demuestra el gran amor de Dios por el hombre. Es nuestra garantía de salvación. Quitarle al cristiano la cruz seria como borrar del cielo el sol. La cruz nos acerca a Dios, y nos reconcilia con él. Con la perdonadora compasión del amor de un padre, Jehová contempla los sufrimientos que su Hijo soportó con el fin de salvar de la muerte eterna a la familia humana, y nos acepta en el Amado.

Sin la cruz, el hombre no podría unirse con el Padre. De ella depende toda nuestra esperanza. De ella emana la luz del amor del Salvador: y cuando al pie de la cruz el pecador mira al que murió para salvarle, puede regocijarse con pleno gozo: porque sus pecados son perdonados. Al postrarse con fe junto a la cruz, alcanza el más alto lugar que pueda alcanzar el hombre.

Mediante la cruz podemos saber que el Padre celestial nos ama con un amor infinito. ¿Debemos maravillarnos de que Pablo exclamara: “Lejos esté de mí gloriarme, sino en la cruz de nuestro Señor Jesucristo”? Gálatas 6:14 (Los hechos de los apóstoles, p. 170),

80


Viernes 15 de junio | Lección 11___________________________________________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR:

“Tan pronto como el pueblo de Dios sea sellado en sus frentes –no es un sello o marca que puede verse, sino un asentamiento en la verdad, intelectual y espiritualmente, de modo que no pueden ser movidos–, tan pronto como el pueblo de Dios sea sellado y preparado para el zarandeo, este vendrá. De hecho, ya ha comenzado; los juicios de Dios ya están sobre la Tierra […] para que sepamos lo que se avecina” (DNC 92).

“El sábado será la gran prueba de lealtad, pues es el punto de verdad especialmente controvertido. Cuando la prueba final les sea aplicada a los hombres, entonces se trazará la línea de demarcación entre quienes sirven a Dios y quienes no lo sirven. Mientras que la observancia del falso día de reposo (domingo) –en obediencia a la ley del Estado y en oposición al cuarto Mandamiento– será una declaración de obediencia a un poder que está en oposición a Dios, la observancia del verdadero día de reposo (sábado) –en obediencia a la Ley de Dios– será una evidencia de lealtad al Creador. Mientras que una clase de personas, al aceptar el signo de la sumisión a los poderes terrenales, recibe la marca de la bestia, la otra, por haber elegido el signo de obediencia a la autoridad divina, recibirá el sello de Dios” (CS 591).

PREGUNTAS PARA DIALOGAR:

  1. ¿De qué modo podemos revelar la verdad sobre la marca de la bestia y el sello de Dios sin causar conflictos innecesarios? Por ejemplo, ¿por qué debemos enfatizar el hecho de que nadie tiene ahora la marca de la bestia?
  2. ¿Cuál es la relación entre el sábado y el sello del Espíritu Santo?
  3. Reflexiona en la idea anterior del sello como “un asentamiento en la verdad, intelectual y espiritualmente”. ¿Qué significa eso?
  4. Examina lo que caracteriza a la Babilonia espiritual, sus valores y métodos. ¿En qué difieren de los valores del Reino de Dios? ¿De qué forma podrían introducirse algunos de los valores de Babilonia en nuestra propia iglesia incluso ahora? ¿Cómo podemos aprender a reconocer cuáles son y ocuparnos de ellos, pero de una manera cristiana, que refleje los valores del Reino de Dios?

81


Escrito por: Tony García.

Gramática revisada por:
Pastor Noel Ruiloba y Nory Ester Garcia-Marenko

Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
www.sevendayradio.com
www.escuelasabaticamaestros.com
Madrid, España 2018

5 pensamientos en “LECCIÓN 11 – ¿EL SELLO DE DIOS O LA MARCA DE LA BESTIA? – PARA EL 16 DE JUNIO DE 2018

  1. Gracias por el esfuerzo con que trabajan para que sean mas clara estas lecciones, son de gran bendición para nuestros grupos pequeños de la iglesia, gracias saludos, y nuestras oraciones para su ministerio, saludos desde el puerto de San Felipe Yucatan México.. Nuestro amante Padre les colme de grandes bendiciones y a sus familias…

  2. Bendiciones hermanos por su loable labor Dios les prospere en todas las cosas

  3. Buen día, quería pedirles un favor, será posible que me proporcionen la lección de juveniles en inglés? soy maestra de idiomas. Si fuera posible, por favor me lo envían a este correo, gracias. ________________________________

  4. Estimados hermanos, gracias por la lección. Hay alguna diferencia entre el Sello de DIOS y la señal, Yo pienso que el sello de DIOS es un afianzamiento de la verdad tanto intelectual como espiritual, y que el Sabado es la señal. Por favor pueden responderme.

  5. Gracias por el tiempo dedicado para explicar la lección de escuela sabática. Dios les continúe bendiciendo en su ministerio

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.