Escuela Sabatica Para Maestros

Material Auxiliar Para Maestros de Escuela Sabatica

LECCIÓN 1 – LA NATURALEZA MISIONERA DE DIOS – PARA EL 4 DE JULIO DE 2015

1 comentario


Este es un estudio libre para toda persona que lo desee usar, compartir ó distribuir. Es una cortesía de SevenDay Radio y su servidor, Tony García. Cualquier pregunta ó comentario por favor escriba a *escuelasabaticamaestros@gmail.com* ó *elhermanotony@gmail.com* Este documento es subido a la red los días Domingos a las 6:00 de la mañana hora de Madrid, España; la media noche del día Sábado de la costa este de los Estados Unidos.

Toda información dada en éste documento es tomada de la vastedad de libros que la Iglesia Adventista del 7mo Día tiene disponible gratuitamente para el público en general, en Ingles y Español. A éste documento también se le agrega otras informaciones de otros libros, que también se encuentran disponible gratuitamente en el Internet para el uso del  público en general.

Aquí no le estamos presentando una nueva luz, nuestro trabajo es sencillamente recopilar información, y presentarla en un lenguaje sencillo y entendible,  para que se le haga mas fácil al maestro de Escuela Sabática comprender y prepararse mejor, para impartir la lección de Escuela Sabática.

 Deseamos compartir con ustedes los tópicos  de las lecciones de los próximos años.

4 trimestres por año

2015:  (4)”Jeremías”

2016:  (1)”La Gran Controversia” (2)”El libro de Mateo” (3)”El Papel de la Iglesia en la Comunidad” (4)”Job”

2017:  (1)”El Espíritu Santo y la Espiritualidad” (2)”1ra y 2da de Pedro” (3)”Unidad en Cristo” (4)”Asuntos de Justicia Social”

2018:   (1)”Mayordomía” (2)”Preparación para los Días Finales” (3)”El libro de los Hechos” (4)”El Libro de Apocalipsis”

2019: (1)”Esdras-Nehemías” (2)”El Libro de Daniel” (3)”Romanos” (4)”Como interpretar las escrituras”

2020: (1)”Educación” (2)”Juan”

Recordamos a los hermanos que ésta información está sujeta a cambios.


INVITAMOS A NUESTROS LECTORES A SUSCRIBIRSE A NUESTRO ESTUDIO SEMANAL. PARA HACERLO, POR FAVOR USAR LA BARRA QUE DICE “SEGUIR”; EL SISTEMA AUTOMÁTICO LE MANDARA EL ESTUDIO A SU DIRECCIÓN DE CORREO EN EL PRECISO MOMENTO EN QUE NOSOTROS PUBLIQUEMOS EL ESTUDIO SEMANAL.  SU INFORMACIÓN ES MANTENIDA 100% CONFIDENCIAL.

SI SE LE DIFICULTA INSCRIBIRSE EN EL SISTEMA AUTOMÁTICO POR FAVOR ESCRIBANOS A: ELHERMANOTONY@GMAIL.COM DEJE LA DIRECCIÓN DE SU E-MAIL Y NOSOTROS LO INSCRIBIREMOS.

LA PAGINA TAMBIÉN ESTA DISPONIBLE EN FACEBOOK,  POR FAVOR BUSQUE: ESCUELA SABÁTICA MAESTROS Y SOLICITE HACERSE AMIGO O SEGUIDOR, Y USTED PODRÁ VER LA PAGINA CADA VEZ QUE LA PUBLIQUEMOS.

SI DESEA VER LAS LECCIONES DE LOS TRIMESTRES PASADOS, BÚSQUENOS EN LA SIGUIENTE DIRECCIÓN:               

* WWW.ESCUELASABATICAMAESTROS. COM*


 Este es un estudio extra para el maestro de Escuela Sabática, y es realizado por hermanos laicos de la Iglesia Adventistas del 7mo Día. En este lugar evitamos la crítica, la censura y los temas polémicos. Nuestro principal propósito es elevar la mente hacia Dios,  por medio de pensamientos sublimes, para que podamos comprender la lección de una manera sencilla, precisa y al mismo tiempo profunda. Todas las historias que usamos en éste lugar son historias de la vida real; si no las son, especificamos con toda claridad que es sencillamente una ilustración. Muchas de estas historias posiblemente no las encontrará fácilmente, ya que la mayoría de ellas las obtenemos de libros de historia escritos en ingles, y especialmente las tomamos de enciclopedias seculares y religiosas británicas. Esperamos que nuestro aporte y dedicación sea de ayuda espiritual para su vida, esa es nuestra intención y nuestra constante oración. Si tiene algún comentario, duda, pregunta ó sugerencia, siéntase libre en escribirnos a: *escuelasabaticamaestros@gmail.com*  ó también a: *elhermanotony@gmail.com* déjenos la dirección de su correo y nosotros le contestaremos lo más pronto posible


ANUNCIO ESPECIAL: Todos los hermanos que están inscritos con sus dirección de correos, estarán recibiendo un correo electrónico de *elhermanotony@gmail.com*  ó posiblemente de Tony Garcia. Allí se les estará preguntando si desean formar parte del nuevo grupo que se está formando, por favor acepte la invitación. Este nuevo grupo recibirá la lección de Escuela Sabática en el formato PDF.  Como todos sabemos, cuando usted recibe algún documento en PDF, usted lo puede subrayar, colorear y descargar en su teléfono, tableta ó computadora y una vez lo ha descargado, le queda ahorrado en su sistema y lo puede ver las veces que quiera sin necesidad de internet.

Si usted está interesado en éste nuevo sistema, por favor escríbanos a *elhermanotony@gmail.com* y nosotros con gusto lo agregaremos a ésta lista.

 


 

 

Lección 1: Para el 4 de julio de 2015

LA NATURALEZA MISIONERA DE DIOS

 

Sábado 27 de junio_____________________________

LEE PARA EL ESTUDIO DE ESTA SEMANA: Génesis 1:26-28; 2:15-17; 1 Juan 2:16; Juan 3:14, 15; 2 Corintios 5:21; Mateo 5:13, 14.

PARA MEMORIZAR:
 “He aquí que yo lo di por testigo a los pueblos, por jefe y por maestro a las naciones” (Isa. 55:4).

NUESTRO MUNDO ES UN CAOS y, como humanos, somos la gran razón de este caos porque somos pecadores, criaturas caídas, cuya naturaleza es mala. Por más que nos guste pensar que estamos avanzando, mejorando, la historia del siglo pasado no es muy animadora. Y aquí estamos, ni siquiera un cuarto del andar de este nuevo siglo, y las cosas tampoco parecen muy brillantes. Si el pasado es precursor del futuro, todo lo que podemos esperar es, citando a un político británico ya fallecido, “sangre, trabajo, lágrimas y sudor”.

Pero, no todo está perdido. Por el contrario, Jesucristo murió por nuestros pecados, y por su muerte tenemos la promesa de salvación, de restauración, de que todo será hecho de nuevo. “Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron” (Apoc. 21:1).

No quedamos solos, abandonados en un universo frío e indiferente, para luchar solos. No podríamos hacerlo; las fuerzas en contra de nosotros son mucho más grandes que nosotros. Por eso, antes de que comenzara el mundo, Dios inició el plan de salvación a fin de hacer por nosotros lo que nunca podríamos hacer nosotros mismos.

Bienvenidos a la lección del tercer trimestre del año 2015, llamada “MISIONEROS”  Comenzaremos hablando de la caída del hombre en éste semana, y después seguiremos hablando semana tras semana de los grandes misioneros que han habido en toda la historia de la Biblia; las semanas siguientes estaremos estudiando a Abraham,  la niña esclava de Naamán, Jonás, Daniel y sus amigos, Ester y Mardoqueo, Jesucristo, Pedro, Felipe, Pablo y terminaremos con nosotros como iglesia. Esperamos que disfruten de las lecciones de éste nuevo trimestre y  a nosotros aquí en Escuela Sabática para Maestros, pedimos a  Dios que nos de las fuerzas, el ánimo, la salud, la devoción para poder continuar aportando nuestros humilde granito de arena para el crecimiento y enriquecimiento espiritual de nuestra hermanos que semana a semana estudian con nosotros.

La voz dijo: “Jesús, que está sentado sobre el trono, amó tanto al hombre que dio su vida como sacrificio para redimirlo del poder de Satanás, y para exaltarlo a su trono. El que está sobre todo poder, el que tiene la mayor influencia en el cielo y en la tierra, Aquel a quien toda alma está en deuda por todos los favores que ha recibido, era manso y humilde de corazón, santo, inocente y puro en vida.

El fue obediente a todos los mandamientos de su Padre. La maldad ha llenado la tierra; está contaminada bajo sus habitantes. Las posiciones elevadas de los poderes de la tierra se han llenado de corrupción y ruin idolatría, pero ha llegado el tiempo cuando los justos recibirán la palma de la victoria y el triunfo. Los que eran considerados por el mundo como débiles e indignos, los que se hallaban sin defensa contra la crueldad de los hombres, serán coronados como conquistadores y más que vencedores” (se cita a Apocalipsis 7:9-17).

Ellos se hallan ante el trono disfrutando los brillantes esplendores del día eterno, y no como un grupo esparcido y débil, para sufrir por causa de las pasiones satánicas de un mundo rebelde, que expresa los sentimientos, las doctrinas y los consejos de los demonios (Mensajes selectos, {MS}, t. 3, pp. 490, 491).

Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron” (Apocalipsis 21:1). El fuego que consume a los malvados purifica la tierra. Todo rasgo de maldición desaparece. Ningún infierno eterno mostrará a los redimidos las terribles consecuencias del pecado. Sólo queda un recuerdo: nuestro Redentor llevará siempre las marcas de su crucifixión. En su frente herida, sus manos y sus pies, se encuentran los únicos vestigios de la cruel obra que el pecado realizó(La historia de la redención, {HR}, p. 450).

5


Lección 1 // Domingo 28 de junio__________________

DIOS CREÓ UN HOMBRE Y UNA MUJER

Una pregunta que siempre se hacen los hombres es: ¿De dónde vengo? En los dos primeros capítulos de la Biblia (y por toda la Biblia), tenemos la respuesta a lo que muchos consideran la pregunta más importante de todas. En definitiva, solo al saber de dónde venimos es que podemos iniciar el conocimiento de quiénes somos, por qué existimos, cómo hemos de vivir y, en última instancia, hacia dónde vamos.

Repasa Génesis 1 y 2, concentrándote en Génesis 1:26 al 28. ¿Qué grandes diferencias aparecen en la creación del hombre frente a todo lo demás? ¿Qué tienen los humanos que se destaca entre todo lo creado?

26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. 27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. 28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra. Génesis 1

  1. El hombre y la mujer fueron los últimos en ser creados. Toda la creación visible estaba ante ellos para estudiarla y cuidarla.
  2. Dios creó al hombre y a la mujer de un modo diferente del que usó con las otras criaturas. Hasta entonces, el mandato divino había sido: Sea (la luz, el firmamento, el agua, los peces y las aves, los animales, etc.). Ahora hubo una consulta: Hagamos al hombre…” Las tres personas de la Deidad, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, se consultaron para esto. Aunque estos dos capítulos tratan de la creación de la Tierra y las criaturas que hay sobre ella, nota que el punto principal es la creación de la humanidad misma.
  3. El hombre y la mujer fueron creados a la imagen y la semejanza de Dios, algo que no se dice acerca de ninguna otra cosa creada. Aunque no se dice lo que significa ser hecho a la imagen y la semejanza de Dios, debe ser que los humanos, de algún modo, reflejan el carácter de su Creador. Siendo que los humanos tienen una capacidad moral que no hay en ninguna otra criatura (las mariposas serán hermosas, pero no luchan con el bien o con el mal), ser hechos a semejanza e imagen de Dios puede significar que, hasta cierto punto, los humanos reflejan ese carácter moral.
  4. El hombre y la mujer debían tener dominio sobre la creación y gobernarla, y representar a Dios sobre la Tierra. Esta vocación implica responsabilidad.

Los seres humanos aparecen en el primer capítulo de la Biblia, pero no aisladamente. Existimos, pero en relación con Dios. ¿Qué nos dice esto acerca de cuán central debe ser Dios en nuestras vidas, y por qué no estamos realmente “completos” sin él?  Ver también Hechos 17:28.

Esta es una de las lecciones más fáciles de dar y al mismo tiempo extremadamente difícil. El gran milagro de la creación, es algo para creerlo por fe, y por fe solamente. Nuestra pobre y corta mente, es incapaz de comprender la acción de la mente infinita creadora de Dios. En la creación encontramos una de las incógnitas más grande de nuestro planeta; la criatura tratando de entender al Supremo Creador. Partiendo de éste punto de vista es muy fácil dar la lección a nuestros hermanos en la iglesia,  por que todos en nuestra iglesia aceptamos por medio de la fe, las cosas que no logramos entender de la Biblia y de nuestro gran Dios.

Nuestro problema es cuando nos tenemos que preparar para hablar con aquellos que no tiene nuestra fe, para convencer a aquellos que no pertenecen a ninguna religión y que su mente ha sido bombardeada por filosofías terrenales y ateas. Allí  es donde realmente tenemos que saber lo que el mundo piensa y cree, para encontrar la manera de contrarrestar las ideas equivocadas de nuestros prójimos y encaminarlos a la verdad. Aquí mismo en donde también empieza el problema para nosotros, cuando tratamos de comprender y  explicar eso que no se puede entender y por lo consiguiente no se puede explicar. Muchos de nosotros entramos en el mundo de la especulación y de la duda y terminamos enredados en la maraña de la incredulidad.

Nosotros sabemos que en el mundo hay mucha información falsa, que tiene como propósito desacreditar  a Dios, la Biblia y la religión; esa falsa información tarde ó temprano se descubre; Dios se encarga que ésto sea así. Pero también tenemos que reconocer y aceptar que hay mucha información que es verdadera, y que se nos presenta como un reto no solo a nosotros como cristianos, sino también al mundo de los científicos  religiosos, el poder contestar éstas preguntas a la luz de la Biblia.

Entre una de los retos que se nos presenta es como responder a esos resultados científicos que se hace sobre huesos donde se descubre que ciertos fósiles tanto de animal, como vegetal, tienen millones de años de edad, si nuestro plantea se estima que solo tiene alrededor de seis mil años de vida. Hay miles de fósiles o huesos que se han llevado a diferentes y confiables laboratorios alrededor del mundo, y los resultados de la prueba de carbón es casi la misma, por no decir que es idéntica.

A mi persona se me ha hecho muchas veces ésta pregunta, yo lo he llevado a la meditación con Dios y al estudio profundo y he llegado a mi propia conclusión y yo la quiero compartir con ustedes. Si usted le encuentra luz, úsela, si usted cree que no sirve, simple y sencillamente elimínela, recuerdo que es solo mi conclusión personal  “sugerente” y es mi explicación para todas éstas personas que están empapadas de filosofías extrañas y de ateísmo.

Yo creo, que Dios en la creación hizo un mundo andante. Dios creó a Adán y Eva, ya personas adultas y maduras, capaces de ser alumnos directamente de Dios y de los ángeles y con la gran responsabilidad de cuidar un inmenso, maravillo y complejo planeta tierra. Mi gran pregunta es ¿Qué edad tenía Adán cuando salió de la mano del Creador? Si fuera en nuestro tiempo actual, tenía que haber tenido por lo menos cuarenta años, para sobrellevar la responsabilidad y privilegio que Dios estaba depositando en sus hombros. Ahora imagínese que Adán, hubiese sido creado para vivir 100 millones de años; ¿Cual hubiera sido su edad relativa? posiblemente 40 millones de años. En el tiempo antiguo cuando los patriarcas vivían cerca de los mil años, se casaba a los 200 y 300 años, y comenzaban a tener hijos por los 400 años, esa era su edad relativa. En nuestro tiempo que solo vivimos alrededor de 70 años, la familia tiene que formarse entre los 20 y 40 años, dependiendo de la cultura donde se esté viviendo. Ahora volvamos a Adán, si Adán fue creado para vivir eternamente; ¿Que edad relativa tenía cuando salió de las manos del Creador? Yo creo que millones de años de edad. Lo mismo sucedió con los animales, plantas y arboles. Dios no le entregó a Adán una semilla de árbol para que él la sembrara, no, le entrego un árbol crecido, dando frutos, un árbol que fue hecho para vivir por la eternidad. También sucede lo mismo con los animales, le entregó a  Adán, animales mayores, adultos, procreando, animales que fueron creados para la eternidad. Entonces cuando yo escucho que se encontró un hueso ó fósil que tiene 8 millones de años, yo digo, estaba bien joven ese animal, Dios lo hizo para vivir por la eternidad, 8 millones de años no es nada para la eternidad. Dios Hizo ya un planeta desarrollado, un planeta funcionando 100%, un planeta maduro, tanto en humanos como en animales y en plantas, un planeta diseñado para existir por la eternidad. Para mi ésta es la razón cuando se encuentran fósiles con millones de años de edad, Dios hizo estos animales y plantas, ya con unos cuantos años de edad relativa, y que estaban diseñados para vivir por la eternidad. Diez, quince, veinte, ochenta millones de años de edad, es una edad muy joven y tierna para seres que van a vivir por la eternidad.

También encontramos que en el mundo religioso la creación se divide en dos etapas. A esas etapas se les llaman creación primaria y creación secundaria. La creación primaria es la que Dios realizó en esos primeros siete días de la creación. La creación secundaria es la creación que se ha venido realizando en un mundo ya formado. La creación secundaria se refiere a todo ser viviente animado e inanimado que ha venido surgiendo ó naciendo con el tiempo y la existencia del mundo. Generación tras generación de humanos han venido surgiendo, infinidad de animales y plantas han venido habitando el mundo a través de las edades de éste planeta donde vivimos.

En la creación secundaria, la naturaleza no es capaz de mantenerse por ella sola, si no es por la bendición de Dios. El hombre es capaz de preparar la tierra, sembrar la semilla, ayudar la planta que germina, cuidar de la planta en crecimiento hasta lograr sus mejores frutos; pero aún en todo éste proceso encontramos la mano de Dios, permitiendo el hermoso milagro de la vida. Un niño que viene a la vida, no es por el acto del hombre en la reproducción solamente, es por el milagro de Dios en permitirnos vivir, allí está esa nueva “criatura” indefensa, frágil, viviendo por el milagro y el permiso del “Creador”. En eso consiste la creación secundaria: Si hay una nueva criatura en éste mundo, es por que hay también un Creador; esto sucede con todos y en todos. Sucede con los humanos, animales, plantas, ríos, lagos, islas, montañas, estrellas, planetas, constelaciones y el universo en general.

La creación primaria es aún más difícil o imposible de explicar. Esta es la creación de Dios en los primeros siete día de la semana, una creación de la nada. Donde Dios no necesita que la materia exista, donde el llama a la existencia todas las cosas de ésta tierra, solo por el poder de su Palabra; ¿Puede usted explicarlo? yo no puedo, eso es para quién lo quiera creer, todo aquel que no lo quiera creer solo nos toca orar intercesora mente por esa persona.

Es parte de la naturaleza humana el hacer preguntas; ¿Cómo empezó el mundo?; ¿De dónde viene Dios?; ¿Dónde termina el cielo? Estas no son preguntas presumidas, el humano tiene derecho a preguntar, éste derecho a preguntar se origina en la inteligencia que Dios mismo puso en el hombre.

¿Quién hizo el mundo?

La respuesta es simple: Es directa, es positiva y es completa, un niño la entiende fácilmente: ¡Dios creó el mundo!  No hay otra manera más sencilla para responder ésta pregunta que repitiendo lo que la Biblia dice. Hay un gran riesgo cuando convertimos una respuesta tan sencilla en una investigación tan profunda. Cuando la simplicidad no es el resultado del conocimiento, entonces entramos en el campo de la imbecilidad.

La respuesta es sublime: ¡Dios creó el mundo! Es sublime por que anuncia un punto de partida: ¡En el principio…! si alguna persona le quiere poner fecha, no se le está prohibido, el calendario de todas manera es para el humano y nunca para Dios; el es Sempiterno. La respuesta  es sublime por que conecta lo espiritual con lo material, el viento es la respiración de Dios y el trueno es una de las notas de musicales cuando el habla.

La respuesta es suficiente: ¡Dios creó al mundo! El tiempo es apenas una pequeña gota de la eternidad, la naturaleza es la obra de Dios y la materia es el resultado de la infinita mente divina.

La diferencia entre el Creador y la criatura es que la criatura habla de las cosas que existen, pero el Creador habla para que las cosas existan.  El humano puede hablar y trabajar con los materiales que Dios le provee, observa los materiales, los imita, los combina, los transforma, pero no los puede crear. El mejor pintor del mundo que está componiendo la mas bella obra de arte que pueda proceder de la mano de un hombre, no puede crear nada, ni el lienzo, ni los colores, ni las brochas, ni sus propias manos, ni tampoco la imaginación para hacer su trabajo, ya que la imaginación es el resultado del genio del hombre y el genio del hombre es un regalo de la sabiduría divina.

La creación niega el ateísmo por que anuncia la existencia de un Dios Creador

La creación niega el politeísmo por que confiesa la existencia de un solo Dios Creador

La creación niega el materialismo por que enseña que en “el principio” la materia fue creada, y fue creada de la nada

La creación niega el panteísmo por que separa a Dios de la naturaleza y de sus criaturas

Le creación niega el fatalismo por que muestra un Dios que no es tirano, sino que da libertad  de elección a sus criaturas

Cuando Adán salió de las manos del Creador, llevaba en su naturaleza física, mental y espiritual, la semejanza de su Hacedor. “Creó Dios al hombre a su imagen”, con el propósito de que, cuanto más viviera, más plenamente revelara esa imagen, más plenamente reflejara la gloria del Creador. Todas sus facultades eran susceptibles de desarrollo; su capacidad y su fortaleza debían aumentar continuamente. Vasta era la esfera que se ofrecía a su actividad, glorioso el campo abierto a su investigación. Los misterios del universo visible “las maravillas del que es perfecto en sabiduría” invitaban al hombre a estudiar. Tenía el alto privilegio de relacionarse íntimamente, cara a cara, con su Creador. Si hubiera permanecido leal a Dios, todo esto le hubiera pertenecido para siempre. A través de los siglos eternos, hubiera seguido adquiriendo nuevos tesoros de conocimiento, descubriendo nuevos manantiales de felicidad y obteniendo conceptos cada vez más claros de la sabiduría, el poder y el amor de Dios. Habría cumplido cada vez con más eficacia el objeto de su creación; habría reflejado cada vez más la gloria del Creador.

Pero por su desobediencia perdió todo esto. El pecado mancilló y casi borró la semejanza divina. Las facultades físicas del hombre se debilitaron, su capacidad mental disminuyó, su visión espiritual se oscureció. Quedó sujeto a la muerte. No obstante, la especie humana no fue dejada sin esperanza. Con infinito amor y misericordia había sido diseñado el plan de salvación y se le otorgó una vida de prueba. La obra de la redención debía restaurar en el hombre la imagen de su Hacedor, devolverlo a la perfección con que había sido creado, promover el desarrollo del cuerpo, la mente y el alma, a fin de que se llevara a cabo el propósito divino de su creación. Este es el objetivo de la educación, el gran propósito de la vida (La educación, {ED}, pp. 15, 16).

El mecanismo del cuerpo humano no puede ser comprendido por completo; presenta misterios que confunden a los más inteligentes. No es por efecto de un mecanismo que, una vez puesto en movimiento, prosigue su acción, como late el pulso y una respiración sigue a la otra. En Dios vivimos, nos movemos y somos. El corazón que palpita, el pulso que late, cada nervio y músculo del organismo vivo se mantienen en orden y actividad por el poder de un Dios siempre presente (El ministerio de curación, {MC}, pp. 324, 325).

Adán fue coronado rey en el Edén. A él se le dio dominio sobre toda cosa viviente que Dios había creado. El Señor bendijo a Adán y a Eva con una inteligencia que no le había dado a ninguna otra criatura. Hizo de Adán el legítimo soberano sobre todas las obras de las manos de Dios. El hombre, hecho a la imagen de divina, podía contemplar y apreciar en la naturaleza las obras gloriosas de Dios (Comentario bíblico adventista, t. 1, p. 1096).

Adán y Eva podían rastrear la habilidad y gloria de Dios en cada brizna de hierba y en cada arbusto y flor… Y sus cantos de afecto y alabanza se elevaron dulce y reverentemente al cielo, armonizando con los cantos de los ángeles excelsos y con las felices aves que gorjeaban su música despreocupadamente. No había enfermedad, decadencia ni muerte… La vida estaba en cada hoja, en cada flor y en cada árbol…

Adán podía reflexionar que era creado a la imagen de Dios, para ser como él en justicia y santidad. Su mente era apta para un cultivo continuo, expansión, refinamiento y noble elevación, pues Dios era su Maestro y los ángeles sus compañeros (A fin de conocerle, {AFC}, p. 15)

6


Lunes 29 de junio // Lección 1_____________________

LIBERTAD DE ELECCIÓN

Incluida en el informe de la creación está la advertencia divina de no comer del “árbol de la ciencia del bien y del mal” (Gén. 2:9, 17). Así, desde el mismo principio, vemos el elemento moral otorgado a la humanidad, algo que no se ve en ninguna otra criatura viviente. Como dijimos ayer, la capacidad para realizar juicios morales es una manera en la que los humanos revelan la imagen y la semejanza de Dios.

¿Qué dice Génesis 2:15 al 17 acerca de la realidad de la libertad de elección en la humanidad?

15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. 16 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; 17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Génesis 2

Dios pudo haber creado a los humanos de modo que automáticamente hicieran la voluntad de Dios. De esa manera operan los otros elementos creados, tales como la luz, el sol, la luna y las estrellas. Obedecen a Dios sin ningún elemento de elección. Cumplen la voluntad de Dios en forma automática, mediante las leyes que guían sus acciones.

Pero, la creación de los hombres fue especial: Dios los creó para sí mismo, y quería que hicieran sus propias elecciones, que eligieran adorarlo voluntariamente, sin ser obligados a ello. De otro modo, no podrían amarlo; porque el amor, para ser verdadero, tiene que ser ofrecido libremente.

Dios respeta y protege la libertad humana de elegir (libre albedrío) porque él mismo la originó. El Creador no interfiere con las elecciones más profundas de los hombres. Las equivocadas tienen consecuencias y, a veces, son terribles; pero está en contra del carácter de nuestro Dios soberano forzar la obediencia o el acatamiento.

El principio de la libertad humana de elección tiene tres implicaciones importantes:

* Para la religión: un Dios omnipotente no dirige unilateralmente la voluntad y las elecciones individuales.

* Para la ética: las personas son responsables moralmente por sus acciones.

* Para la ciencia: las acciones del cuerpo y el cerebro no están determinadas completamente por leyes de causa y efecto. Las leyes físicas están involucradas en nuestras acciones, pero el libre albedrío significa que tenemos la oportunidad de elegir nuestras acciones, especialmente las morales.

¿Cuáles son algunas de las elecciones libres en lo moral que tendrás que hacer en los próximos días? ¿De qué modo puedes usar este sagrado don de la manera correcta? Piensa en las consecuencias del mal uso de él.

 Hay ciertas personas y religiones que creen en la “predestinación”. Predestinación es algo que está decidido antes de tiempo; es algo que ya está predeterminado. En pocas palabras la predestinación no me da la oportunidad de cambiar las cosas o el curso de mi vida, lo que me pase en ésta vida era inevitable. La predestinación el lo opuesto de la elección ó el libre albedrío que bíblica-mente conocemos.

¿De donde se ha formado la falsa doctrina de la predestinación?  De vario versículos de la Biblia que son mal interpretados ó no comprendidos en su totalidad. 

Porque la palabra de la promesa es esta: Por este tiempo vendré, y Sara tendrá un hijo. 10 Y no sólo esto, sino también cuando Rebeca concibió de uno, de Isaac nuestro padre 11 (pues no habían aún nacido, ni habían hecho aún ni bien ni mal, para que el propósito de Dios conforme a la elección permaneciese, no por las obras sino por el que llama), 12 se le dijo: El mayor servirá al menor. 13 Como está escrito: A Jacob amé, mas a Esaú aborrecí. 14 ¿Qué, pues, diremos? ¿Que hay injusticia en Dios? En ninguna manera. 15 Pues a Moisés dice: Tendré misericordia del que yo tenga misericordia, y me compadeceré del que yo me compadezca. 16 Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia. Romanos 9

Esta es la esencia de la predestinación, las personas que creen en la predestinación repiten el versículo 16  donde Dios dice que no depende si queremos o corremos, depende de quien El quiere. El caso mas grande es presentado; que antes que Esaú y Jacob hubieran nacido, antes que ellos hubieran hecho mal ó bien, ya Dios había decidido a quien amar y a quien aborrecer.

La parte de éste verso que no se está comprendiendo es que Dios no está decidiendo nada por ellos, aquí Dios está hablando de ellos de esa manera, no por que él va a hacer algo para que ellos sean de esa manera, aquí Dios está hablando como un  Ser que conoce el futuro a la perfección y de antemano sabe cual iba a ser el comportamiento de ellos y también sus decisiones con respecto a la vida espiritual. Ya Dios sabiendo de antemano el resultado de las decisiones de los dos ellos, puede hablar con seguridad toda a quién amó desde el vientre y a quién aborreció, desde antes que naciera.

Si Dios interfiriera en el futuro de las personas, no hubiera dejado que Esaú naciera, no hubiera creado a Lucifer, no hubiera creado a Adán y Eva, no hubiera creado éste mundo, no hubiera permitido el nacimiento de Nerón, ni de Hitler, quizás mi nacimiento ó el suyo.  Pero no, Dios no interfiere con la vida, el futuro y la elección de las personas, el permite que siga su rumbo, hasta que llegue al final, donde cada quién habrá construido su bienestar ó habrá cavado su propia tumba. “Comprendí al final de mi rudo camino, que yo fui el arquitecto de mi propio destino” Expreso Gonzalo Vaez-Camargo  en uno de sus hermosos poemas.

Hay otros textos bíblico que son usados para la falsa doctrina de la  predestinación son los siguientes:

29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. 30 Y a los que predestinó, a éstos también llamó; y a los que llamó, a éstos también justificó; y a los que justificó, a éstos también glorificó. Romanos 8

en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.  Efesios 1

Tenemos que recordar que Jesús vino a morir a éste mundo por toda la raza humana, su sacrificio alcanza a toda la raza humana de todos los tiempo, partiendo de allí; la salvación está ofrecida a todo aquel que la desee, es gratuita, no cuesta nada, pero es libre, no es forzada. Cuando la Biblia habla de la predestinación, no está hablando de que Dios va a escoger a algunos si  y a otros no, está hablando que el va a escoger y recoger a todos aquellos que voluntariamente acepten su  sangre y su sacrificio, como el medio expiatorio ante el Padre.

Otra cosa que necesitamos comprender es que hay muchas veces que en éste mundo nos pasan cosa o sufrimientos y creemos que ya nos tocaba, nos ponemos casi de acuerdo con la predestinación y ésto no es así, la mayoría de cosas malas y sufrimientos que nos pasan pudieron ser evitados.

Estas son unas de la razones por la cual nosotros sufrimos en éste mundo:

Sufrimos por nuestras decisiones equivocadas: Muchas veces nosotros los humanos somos nuestros propios enemigos, y nos convertimos en auto-destructores.

-Muchas veces se sufre por los pecados de otros: Dios nunca causaría éste tipo de sufrimiento, ni lo comenzaría , ni lo apoyaría; todo lo contrario va en contra de su naturaleza que es santa y pura. Ejemplo de estos casos son Betsabe, Daniel, Tamar, Oseas, El Buen Samaritano, Pablo, ETC.

-Algunas veces se sufre sencillamente por desgracias que ocurren en la vida: Hay un interesante dicho que usa el mundo de habla inglesa y se podría traducir así: “Hasta el mejor santo de Dios, tiene su noche obscura” Este tipo de sufrimiento no es ningún indicador de abandono divino, no; simple y sencillamente la vida es dura.

-Muchas veces se sufre con enfermedades y muerte: Esto pasa y pasará a cada persona de éste mundo sin excepción. Tenemos cero protección en contra de la  enfermedad y la muerte, Jesús lloró húmedas y saladas lágrimas por el dolor y la  muerte de sus amigos.

-Muchas veces sufrimos por la tierra: Vivimos en una tierra físicamente con vida que es afectada por tornados, terremotos, fuegos, maremotos, huracanes. Desastres naturales son partes naturales de este sistema viviente, cambiante y fluctuante mundo en que vivimos. Entre mas destruyamos la tierra, mas va a protestar en contra de su destrucción.

-Muchas veces sufrimos por nuestros enemigos viciosos: Hay muchos enemigos viciosos que están dispuestos a robar, matar y destruir toda cosa que sea bonita y buena.

-Al final sufrimos por el pecado en general

 No existe la predestinación con Dios, con Dios existe el libre albedrío, el abuso de esa libertad que nuestro Padre nos confirió desde el Edén, llevó a nuestros primero padres al caos y al fracaso en éste mundo, y esa es la razón por la cual usted y yo estamos estudiando la Palabra de Dios, orando y confesando nuestros pecados, para volver al santo y hermoso lugar que nuestros padres perdieron por abusar de esa libertad.

La vida de Cristo se debe revelar en la humanidad. El ser humano constituyó la corona de la obra creadora de Dios, hecho a la misma imagen divina y diseñado para ser un complemento de Dios; pero Satanás se ha esforzado por borrar la imagen de Dios en el hombre y por imprimirle la suya propia. El ser humano es muy querido para Dios, porque fue formado a su propia imagen. Este hecho debería impresionar sobre nosotros la importancia de enseñar por precepto y ejemplo lo que significa el pecado de la degradación del cuerpo que fue formado para representar a Dios ante el mundo, sea por causa de la indulgencia del apetito, o por cualquier otra práctica pecaminosa (Exaltad a Jesús, {EJ}, p. 42).

Dios no obliga a nadie a que lo ame ni que obedezca su ley. Él ha manifestado un amor inconmensurable hacia el hombre en el plan de la redención. Ha derramado los tesoros de su sabiduría y ha dado el don más precioso del cielo para que nos viésemos constreñidos a amarlo y a ponernos en armonía con su voluntad. Si rehusamos ese amor y si no queremos que él nos gobierne, estaremos preparando nuestra propia ruina, y finalmente nos veremos frente a una pérdida eterna.

Dios desea el servicio voluntario de nuestros corazones. Él nos ha dotado con la facultad de razonar, con talentos de aptitudes y con medios financieros e influencia, a fin de que pongamos todo esto por obra para el bien de la humanidad, y para que manifestemos su espíritu ante el mundo. Preciosas oportunidades y privilegios son puestos a nuestro alcance, y si los descuidamos robamos a otros, defraudamos nuestras propias almas y deshonramos a nuestro propio Salvador (Consejos sobre mayordomía cristiana, {CMC}, p. 133).

Siendo la ley del amor el fundamento del gobierno de Dios, la felicidad de todos los seres inteligentes depende de su perfecto acuerdo con los grandes principios de justicia de esa ley. Dios desea de todas sus criaturas el servicio que nace del amor, de la comprensión y del aprecio de su carácter. No halla placer en una obediencia forzada, y otorga a todos libre albedrío para que puedan servirle voluntariamente.

Mientras todos los seres creados reconocieron la lealtad del amor, hubo perfecta armonía en el universo de Dios. Cumplir los designios de su Creador era el gozo de las huestes celestiales. Se deleitaban en reflejar la gloria del Todopoderoso y en alabarlo. Y su amor mutuo fue fiel y desinteresado mientras el amor de Dios fue supremo. No había nota discordante que perturbara las armonías celestials (Patriarcas y profetas, {PP}, pp. 12, 13).

Los empleados de nuestros sanatorios tienen en muchos sentidos las mejores ventajas para la formación de los hábitos correctos. Ninguno será colocado fuera del alcance de la tentación, porque en todo carácter existen puntos débiles que corren el peligro de ser atacados… Todos debieran sentir la necesidad de mantener la naturaleza moral constantemente protegida por la vigilancia. Lo mismo que fieles centinelas, debieran proteger la ciudadela del alma, sin sentir nunca que deben relajar su vigilancia por un momento. La oración ferviente y la fe viva constituyen su única salvaguardia (Consejos sobre la salud, {CSL}, p. 408).

7


Lección 1 // Martes 30 de junio____________________

LA CAÍDA

Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales” (Gén. 3:6, 7).

Comer una fruta pequeña no era, en sí mismo, un acto pecaminoso. Sin embargo, tenemos que considerar las circunstancias en las que lo hicieron. Adán y Eva eran agentes con libertad de elección, hechos por Dios a su imagen. Esto incluía la libertad –pero también el deber− de cumplir la voluntad de Dios. Comieron el fruto, no por una gran necesidad sino, más bien, porque eligieron hacerlo. Fue un acto de libre elección de Adán y de Eva, desafiando las instrucciones claras y específicas de Dios.

De igual manera, nosotros elegimos si seguiremos a Dios o si desafiaremos su Palabra. Dios no obliga a nadie a creer en su Palabra. Nunca nos forzará a serle obedientes, ni puede obligarnos a amarlo. Dios permite que cada uno elija qué camino seguirá. Pero, al final, debemos estar preparados para vivir con las consecuencias de esas decisiones.

Al comer de la fruta, Adán y Eva le dijeron a Dios que él no era el gobernante perfecto. Desafiaron su soberanía. Se mostraron desobedientes y, como resultado, introdujeron el pecado y la muerte en la raza humana.

“Entonces Dios el Señor expulsó al ser humano del jardín del Edén, para que trabajara la tierra de la cual había sido hecho. Luego de expulsarlo, puso al oriente del jardín del Edén a los querubines, y una espada ardiente que se movía por todos lados, para custodiar el camino que lleva al árbol de la vida” (Gén. 3:23, 24, NVI).

Adán y Eva tuvieron que dejar el Paraíso. Fue una consecuencia necesaria, pero misericordiosa. El Señor no permitiría que la humanidad rebelde tuviera acceso al árbol de la vida, lo que los haría inmortales, y que perpetuara, de ese modo, la terrible condición a la cual el pecado los había llevado. (¡Imagina cómo sería la vida eterna en un mundo lleno de dolor, sufrimiento y maldad como es el nuestro!) Adán y Eva fueron echados del hermoso jardín para trabajar un suelo menos agradable, afuera (vers. 23, 24).

En el contexto de esta lección, lee 1 Juan 2:16. ¿De qué forma se ven, en la caída, los elementos contra los cuales se nos advierte en este texto? ¿De qué manera tenemos que tratar con estas mismas tentaciones en nuestra vida?

Hace muchos años atrás cuenta la historia, que en la ciudad de Londres, Inglaterra; sucedía algo que estremecía a las personas de esa ciudad. Cuando los niños o muchachos que venían del campo y llegaban a la ciudad, por no estar familiarizados con las calles y avenidas de Londres, terminaban perdiéndose en la gran ciudad y se les podía encontrar deambulando por las calles. Era allí donde aparecían una personas llamadas “espíritus” que ofrecían ayuda a los niños para localizar a sus padres ó sus casas; y con un encanto admirable y una fina amabilidad terminaban perdiendo más a los niños,  para después tomar posesión de ellos y venderlos como esclavos a plantaciones en países extranjeros. La historia registra incontables números de casos donde los padres, familiares y amigos, perdieron a éstos pequeños para nunca encontrarlos más en la vida y llorarlos por toda su existencia terrenal. Historias de ésta índole rompen el alma y perforan el corazón del humano, con dolor, incredulidad e indignación. Ahora imaginémonos el dolor que sufrió el Padre, cuando supo de la caída de Adán y Eva; pensemos por un momento todo el dolor, sufrimiento, indignación y angustia que habrá sufrido el cielo entero ante semejante mala noticia universal.

Les presentamos al primer comentarista de la Palabra de Dios en ésta tierra; se llama Satanás:  ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? … No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.  En su trabajo como comentarista de la palabra de Dios, solo propuso un pequeño cambio, solo agrego una pequeña palabra de dos letras “NO” (no moriréis), el cambio fue aceptado y nuestro mundo resulto perdido.

 Después de miles de años de éste gran engaño, Satanás sigue engañando no solo a una pareja, sino a millones de personas alrededor del mundo, enseñando la inmortalidad del alma. Son millones de personas alrededor del mundo de todas las naciones y de todas las lenguas que siguen creyendo, escuchando y siguiendo al comentarista bíblico más letal, sutil y mentiroso de la historia del universo, ahora no engaña desde un jardín disfrazado de serpiente, ahora engaña desde los púlpitos de las iglesias, disfrazado de ministros, sacerdotes, rabís, gurú, falsos profetas, inclusivo disfrazado de líderes militares y políticos que enseñan que la vida no tiene mucho valor e instan a multitudes a sacrificar sus vidas en los conflictos y guerras por causas innecesarias y sin valor, sellándose para muerte eterna la vida de millones y millones de personas en toda la vida de éste planeta tierra.

Satanás siempre ataca la parte más débil del humano. Si nosotros sabemos cual es la parte más débil de nuestra vida, tenemos que cuidarla más que las demás partes, pues es allí donde Satanás dirigirá su ataque primeramente. Felizmente somos fácilmente arrastrados al adulterio y no al asesinato; ésto creyó David; y después del adulterio Satanás hizo como le plació y arrastro a David también al asesinato. Una vez que hallamos cedido en nuestras partes más débiles, las partes fuertes que tenemos serán derrumbadas como paredes de hojarasca.

Eva contempló el fruto prohibido y el resultado fue la muerte, Acan contempló las barras de oro y el resultado fue la muerte, Acab contempló la viña de Nabot y el resultado fue la muerte.

En el capítulo 1 y 2 de Génesis podemos leer muchas veces la frase; “y dijo Dios” ahora en el capítulo 3 aparece la frase: “y dijo la serpiente” Siempre después de la Palabra de Dios, viene la palabra del Diablo. Esto sucedió en el Edén y aún sigue sucediendo en nuestro días; Dios habla, y luego aparece Satanás para distorsionar la Palabra de Dios. Interesante-mente Dios nos ha hablado por ministros, profetas, apóstoles, pastores, maestros; pero Satanás habló a través de una serpiente.

En nuestros días modernos Satanás nos habla por los diferentes medios de comunicaciones que existen, también nos habla y nos susurra al oído tentaciones que estimulan nuestras debilidades y nuestro lado pecaminoso, y muchas veces nos habla por nuestros propios hermanos de la iglesia. Mientras desde el púlpito se está predicando la necesidad de practicar el amor, la unidad y la fe, muchas veces el que está a nuestro lado nos está susurrando al oído todo lo contrario. Muchas veces nosotros somos las serpientes que usa Satanás en las iglesias para susurrar a nuestros hermanos ir en contra de los principios divinos.  Este tipo de pecado es doblemente castigado por el cielo, ya que no solo nos estamos perdiendo nosotros, sino que estamos siendo ministros del infierno para llevarnos a otros con nosotros.

Cuenta la historia de los imperios rusos, que  “el zar” ó rey tenían dos tipos de condecoraciones para sus súbditos. Una de esas decoraciones era para esas personas favoritas de ellos y también había una decoración para los heroes de la nación. Pero había otra decoración que los reyes de Rusia  las daban a todos aquellos que no eran personas de sus agrados ó personas que se interponían en sus caminos. Cuando ellos  ponían el pin en la ropa de los condecorados, la parte de atrás del pin, es decir la aguja, estaba llena de veneno y al hacer contacto con la piel de la persona, vertía su veneno. Al día siguiente el condecorado era encontrado muerto por la mañana y la causa de la muerte era apoplejía. Satanás ofreció una brillante condecoración a Adán y Eva: “Serán como Dios, sabiendo el bien y el mal…” la condecoración estaba envenenada: “…por que la paga del pecado es muerte”

Después de una noche tormentosa es hermoso abrir los ojos para contemplar el sol de un nuevo día que imparte vida y calor, es hermoso abrir los ojos para el que ha pasado una noche entera en la cama sufriendo el dolor de una enfermedad y poder contemplar un nuevo día que promete esperanza de una mejora física, es hermoso abrir los ojos para contemplar nuestro destino después de un arduo viaje. La serpiente dijo: “…serán abiertos vuestros ojos” y estas palabra nunca fueron hermosas para Adan y Eva. Cuando Adán y Eva lograron abrir los ojos, solo pudieron contemplar horror, angustia, separación, desilusión, enfermedad y muerte. Esas palabras siguen siendo muy ingratas y penosas para nosotros también, cuando logramos abrir los ojos  al pecado y perdemos nuestra inocencia. Abrir los ojos al pecado nunca fue, nunca ha sido y nunca será bueno para la humanidad.

Nuestros primeros padres decidieron creer las palabras de una serpiente, según pensaban, que no les había dado prueba alguna de su amor. No había hecho nada por su felicidad y su beneficio, mientras Dios les había dado todo lo que era bueno para comer y agradable a la vista. Doquiera descansaba la mirada había abundancia y belleza; sin embargo, Eva fue engañada por la serpiente, y llegó a pensar que se les había ocultado algo que podía hacerlos tan sabios como Dios mismo. En vez de creer en Dios y confiar en él, rechazó mezquinamente su bondad y aceptó las palabras de Satanás.

Su crimen apareció entonces delante de ellos en su verdadera dimensión. Su transgresión del expreso mandamiento de Dios asumió un carácter más definido. Adán censuró la insensatez de Eva al apartarse de él para ser engañada por la serpiente. Ambos se tranquilizaban pensando que Dios, que les había dado todo lo necesario para hacerlos felices, perdonaría su desobediencia por causa de su gran amor por ellos, y que su castigo no sería tan terrible después de todo.

Satanás se regocijó por su éxito. Había tentado a la mujer para que desconfiara de Dios, dudara de su sabiduría y tratara de entrometerse en sus omniscientes planes. Y por su intermedio había causado también la caída de Adán quien, como consecuencia de su amor por Eva, desobedeció el mandamiento de Dios y cayó juntamente con ella.

Las noticias de la caída del hombre se difundieron por el cielo. Todas las arpas enmudecieron. Los ángeles depusieron con tristeza sus coronas. Todo el cielo estaba conmovido. Los ángeles se sentían apenados por la vil ingratitud del hombre en respuesta a las riquezas con que Dios lo había provisto. Se celebró un concilio para decidir qué se haría con la pareja culpable. Los ángeles temían que extendieran la mano y comieran del árbol de la vida, para perpetuar así sus vidas pecaminosas.

De allí en adelante el género humano sería afligido por las tentaciones de Satanás. Se asignó a Adán una vida de constantes fatigas y ansiedades, en lugar de las labores alegres y felices de que habían gozado hasta entonces. Estarían sujetos al desaliento, la tristeza y el dolor, y finalmente desaparecerían. Habían sido hechos del polvo de la tierra, y al polvo debían retornar.

Se les informó que debían salir de su hogar edénico. Habían cedido ante los engaños de Satanás y habían creído sus afirmaciones de que Dios mentía. Mediante su transgresión habían abierto la puerta para que Satanás tuviera fácil acceso a ellos, y ya no era seguro que permanecieran en el Jardín del Edén, no fuera que en su condición pecaminosa tuvieran acceso al árbol de la vida y perpetuaran así una vida de pecado. Suplicaron que se les permitiera quedar, aunque reconocían que habían perdido todo derecho al bendito Edén. Prometieron que en lo futuro obedecerían a Dios perfectamente. Se les informó que al caer de la inocencia a la culpa no se habían fortalecido, sino por el contrario se habían debilitado enormemente. No habían preservado su integridad cuando gozaban de un estado de santa y feliz inocencia, mucho menos tendrían fortaleza para permanecer leales y fieles en un estado de culpa consciente. Se llenaron de profunda angustia y remordimiento.

8


Miércoles 1o de julio // Lección 1___________________

LA INICIATIVA DIVINA PARA SALVARNOS

La Biblia muestra que, después de la Caída de nuestros primeros padres, Dios salió a buscarlos, y no al revés. El hombre y la mujer trataron de esconderse de la presencia de Dios. ¡Qué metáfora poderosa para la raza humana caída!: ella huye de Aquel que vino a buscarla, el Único que podía salvarla. Adán y Eva lo hicieron en el Edén y, a menos que nos entreguemos al llamado del Espíritu Santo, seguiremos haciendo hoy lo mismo.

Gracias a Dios, él no echó a un lado a nuestros primeros padres, ni tampoco nos echa a un lado a nosotros. Desde el momento en que Dios llamó a Adán y a Eva en el Edén, diciendo “¿Dónde estás tú?” (Gén. 3:9), sigue llamando. En realidad, él es el primer misionero.

“En el don incomparable de su Hijo, Dios ha rodeado al mundo entero de una atmósfera de gracia tan real como el aire que circula en derredor del globo. Todos l\os que escojan respirar esa atmósfera vivificante vivirán, y crecerán hasta la estatura de hombres y mujeres en Cristo Jesús (CC 67).

Por supuesto, la mayor revelación de la actividad misionera de Dios se puede ver en la encarnación y el ministerio de Jesús. Aunque Jesús vino a esta Tierra para hacer muchas cosas –destruir a Satanás, revelar el carácter del Padre, demostrar que las acusaciones de Satanás son falsas, mostrar que la Ley de Dios puede guardarse−, la razón crucial era morir, en la cruz, en lugar de la humanidad, a fin de salvarnos de la muerte eterna, el resultado final del pecado.

¿Qué nos enseñan estos textos acerca de la muerte de Jesús?

Juan 3:14, 15

14 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, 15 para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Isa. 53:4-6

Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido. Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

2 Cor. 5:21

21 Al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en él.

“Al que no conoció pecado, por nosotros [Dios] lo hizo pecado”. Eso fue necesario a fin de que nosotros podamos ser “hechos justicia de Dios en él”. Esta idea ha sido llamada el “gran intercambio”: Jesús tomó nuestros pecados y sufrió como pecador para que nosotros, aunque pecadores, pudiéramos ser contados como justos delante de Dios.

 

“¿Dónde estás tú?”

Esta es la primera pregunta que Dios hace al primer hombre de la tierra y también nos hace esa pregunta a usted y a mi.  ¿Donde estás tu? es la pregunta esencial de Dios como el primer misionero del universo, buscando y rescatando al hombre que se ha perdido.  Adán cuando pecó en el Edén, hubiera comenzado a correr por el jardín buscando a Dios; quizás hubiera comenzado a dar voces diciendo:  ¡Señor; ¿Dónde estás tu? he pecado contra ti, ven y socórreme, necesito tu ayuda! Pero en vez de ésto, Adán va y se esconde. El pecador no vino en busca de Dios, Dios vino en busca del pecador; el hombre no busca a Dios, Dios busca al hombre.

 Los relojeros construyen hermosos relojes, los venden y nunca piensan más en ellos, los constructores de barcos también hacen lo mismo, y el humano en general hace obras con sus manos y nunca vuelve a pensar en esas cosas que construyó ó edificó. Muchos creen que esa es la misma acción de Dios, él te creó  y se olvidó de ti. Creer de ésta manera es un error, el texto prueba que Dios pensaba en Adán, y también nos da muchas pruebas para que nosotros creamos que Dios no nos ha olvidado, Dios aún sigue pensando en nosotros. De la  misma manera que una madre prende la lumbrera para sus hijos al caer la tarde, de la misma manera Dios manda el sol todas las mañanas para bendición de sus hijos. Dios siempre piensa en nosotros, nosotros estamos invitados a pensar en él, en la mañana cuando despertamos, durante el día y en la noche antes de acostarnos a dormir.
Ceder a la tentación es generalmente seguida por una mala conciencia que tiene efectos que destruyen nuestra salud física y mental.
Ceder a la tentación es generalmente seguida por un grave alejamiento de Dios, descuidando la oración y la Palabra de Dios.
Ceder a la tentación es generalmente seguida  por el incremento de lo profano en nuestras vidas
Ceder a la tentación es generalmente seguida por la crítica a otros y la crítica a nosotros mismos
Ceder a la tentación es generalmente seguida por los desengaños y los estragos que la realidad del pecado hace en nuestras vidas:
Satanás prometió Eva que ellos conocerían el bien y el mal y ellos lo que conocieron fue su desnudez, Satanás prometió a Eva que ellos serían como Dios, y en vez de eso ellos andaban huyendo y escondiéndose de Dios.

11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses? 12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.

Adán no contestó de una manera directa y franca a Dios, Adán no confesó su pecado de haber comido el fruto prohibido, aunque no lo podía negar, lo que hizo fue admitir su pecado, a través de la crítica a Eva.

Hay una gran diferencia entre admitir y confesar. Admitir es reconocer que hubo un determinado error y confesar es el acto de tomar completa responsabilidad de ese error. El  ex vice-presidente de los Estados Unidos, Dick Cheney fue llevado a la corte por haber herido de bala a otro ciudadano mientras se encontraban de cacería. El ex-presidente admitió el percance, reconoció que una bala de su rifle había herido a la otra persona; pero no acepto la responsabilidad. El ex vice-presidente dijo que la otra persona estaba en el lugar equivocado a la hora equivocada. El quedó absuelto, si hubiera tomado responsabilidad de éste percance, entonces la sentencia hubiera sido diferente.

Eso fue precisamente lo que pasó con Adán en el jardín del Edén, ante las preguntas de Dios, lentamente admitió el haber comido del fruto prohibido, pero no admitió su culpa, la culpa fue de otra persona, Adán dijo: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. Ante el cuestionamiento de un Dios que lo sabe todo, Adán admitió su pecado, pero en ese momento no confesó su pecado. Esté comportamiento de nuestros primeros padres, ha sido transmitido de generación a generación hasta el día de hoy.  Cuando pecamos casi siempre la culpa no es nuestra, casi siempre la culpa es compartida con otro y si es posible culpamos a la otra persona cien por ciento. 

Otra de las cosas que encontramos en un pecador  es la orgullosa justificación propia. Adán admitió parte de la culpabilidad, pero había resuelto no aceptar más culpabilidad de la que el creía que era necesaria y justa.  Aún en la culpabilidad, Adán estaba encontrando una virtud ó una vía de escape, un mérito que lo hacía a él no tan culpable. Adán dividió la culpabilidad en dos, al hacerlo él quedaba menos culpable y aún quedaba con un mérito a su favor, y su mérito era: todo esto no hubiera pasado si no hubiera sido por Eva.

También encontramos el endurecido egoísmo del pecador; Adán no dudo por un momento en culpar a la persona más amada de su vida, no perdonó a la mujer de su vida, no apreció a su esposa. En vez de humildemente aceptar la culpabilidad,  depositó la culpabilidad en Eva sin pensar en el sufrimiento de ella. Todo esto sucedió en un momento; ¡que rápido se pueden ver los resultados del pecado!

También descubrimos que la blasfemia es una ingratitud en contra de Dios: La mujer que me diste por compañera” El amor de Dios en darle una compañera para su vida  fue menospreciado por Adán, y el mismísimo regalo que Dios dio a Adán, fue ridiculizado y criticado por Adán.

Y finalmente descubrimos que el pecador siempre trata de suavizar su propio pecado: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.  ¡Que lindo el niño! eso fue  todo lo que pasó; ¿Qué más simple que eso?; ¿Qué más natural que eso?; ¿Qué más inocente que eso?; ¿Qué más le tocaba al pobrecito Adán, sino comer del fruto prohibido?

¡Que desgracia total hace el pecado en nuestras vidas! Adán; que hace unos momentos atrás era perfecto, sublime, majestuoso, sabio, grande, genio, elevado y santo; en cuestión de unos minutos es un ser totalmente diferente, es un ser degradado, egoísta, indiferente, ingrato, blasfemo y pecador.

En su anterior estado de inocencia y santidad solían dar alegremente la bienvenida a la presencia de su Creador; pero ahora huyeron aterrorizados, y se escondieron en el lugar más apartado del huerto. “Y llamó Jehová Dios al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú? Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y escondíme. Y díjole: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?”

Adán no podía negar ni disculpar su pecado; pero en vez de mostrar arrepentimiento, culpó a su esposa, y de esa manera al mismo Dios: “La mujer que me diste por compañera me dió del árbol, y yo comí.” El que por amor a Eva había escogido deliberadamente perder la aprobación de Dios, su hogar en el paraíso y una vida de eterno regocijo, ahora después de su caída culpó de su transgresión a su compañera y aun a su mismo Creador. Tan terrible es el poder del pecado (Patriarcas y profetas, {PP}, p. 41).

“Por eso me ama el Padre, porque yo pongo mi vida, para volverla a tomar.” Es decir, mi Padre os ama tanto, que me ama aun más porque doy mi vida para redimiros. Al hacerme vuestro substituto y fiador, mediante la entrega de mi vida, tomando vuestras obligaciones, vuestras transgresiones, se encarece el amor de mi Padre hacia mí.

“Pongo mi vida, para volverla a tomar. Nadie me la quita, mas yo la pongo de mí mismo. Tengo poder para ponerla, y tengo poder para volverla a tomar.” Mientras, como miembro de la familia humana, era mortal, como Dios, era la fuente de la vida para el mundo. Hubiera podido resistir el avance de la muerte y rehusar ponerse bajo su dominio; pero voluntariamente puso su vida para sacar a luz la vida y la inmortalidad. Cargó con el pecado del mundo, soportó su maldición, entregó su vida en sacrificio, para que los hombres no muriesen eternamente…

“Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del hombre sea levantado.” Como los ojos de todo Israel se habían dirigido a la serpiente levantada, símbolo de su curación, así los ojos debían ser atraídos a Cristo, el sacrificio que traería salvación al mundo perdido (El deseado de todas las gentes, {DTG}, pp. 447, 449).

Cristo podría haberse apartado de nosotros a causa de nuestra culpabilidad. Pero en vez de hacerlo, vino y habitó entre nosotros, lleno de toda la plenitud de la Deidad, para ser uno con nosotros, a fin de que por medio de su gracia pudiéramos obtener la perfección. Deponiendo su vida, en una muerte de vergüenza y sufrimiento pagó el rescate del hombre. ¡Qué amor abnegado! Descendió de la excelsitud, revistió su divinidad con humanidad, y fue bajando paso a paso a las profundidades mismas de la humillación. No hay sonda que pueda medir la profundidad de este amor.

Cristo nos mostró cuánto puede amar Dios y cuánto sufrió nuestro Redentor para asegurar nuestra completa restauración. Desea que sus hijos revelen su carácter y ejerzan su influencia a fin de que otras mentes puedan ser puestas en armonía con su mente (Alza tus ojos, {ATO}, p. 189).

9


Lección 1 // Jueves 2 de julio______________________

METÁFORAS DE LA MISIÓN

La misión es la iniciativa de Dios para salvar a la humanidad perdida; su motivación es el amor de Dios por cada uno de nosotros. No hay razón más profunda que esa. Dios envió a Cristo en una misión para traer salvación a todo el mundo. Solamente el Evangelio de Juan contiene más de cuarenta declaraciones de la dimensión cósmica de la misión de Jesús (ver, p. ej., Juan 3:17; 12:47). Como Cristo fue enviado por el Padre para salvar al mundo, él, a su vez, envió a sus discípulos: “Como el Padre me envió a mí, así yo los envío a ustedes” (Juan 20:21, NVI).

Lee Mateo 5:13 y 14. ¿Cuáles son las dos metáforas que se usan aquí para la misión, y qué representan?

13 Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. 14 Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Mateo 5

La sal y la luz expresan funciones centrales de la influencia cristiana sobre la humanidad. Mientras que la sal actúa internamente, uniéndose a la masa con la que entra en contacto, la luz actúa externamente, iluminando todo lo que alcanza. El término tierra, en la metáfora de la sal, se refiere a las personas con las cuales se espera que el cristiano se mezcle; y el término luz del mundo, a personas que están a oscuras y necesitan iluminación.

Dios animó a los hijos de Israel a vivir a la altura de los principios morales y las reglas de salud que les había dado. Habían de ser una luz, iluminando y atrayendo: “te di por luz de las naciones” (Isa. 49:6). Su existencia colectiva en un estado de salud, de prosperidad y de lealtad al sábado de Dios y otros mandamientos proclamaría a las naciones los actos de creación y redención de Dios. Las naciones, al ver su prosperidad, se acercarían y serían enseñados por Dios. (Por lo menos, esa era la idea.)

Cristo también habló acerca de la sal, otra forma de testificar. Por su influencia, los cristianos han de poner freno a la corrupción del mundo. Los incrédulos pueden ser librados de actos malos por una conciencia moral procedente de influencias cristianas. Los cristianos no solo influyen sobre el mundo corrompido por su presencia en él, sino también deben mezclarse con la gente a fin de compartir el mensaje cristiano de salvación.

Luz y sal. ¿Cuán buenos testigos son tú y tu iglesia en el mundo que los rodea? ¿Está disminuyendo la luz, está perdiendo su sabor la sal? Si es así, recuerda que el reavivamiento y la reforma comienzan contigo, personalmente.

Dos elementos de la naturaleza para describir a los hijos de Dios: sal y luz. Si buscáramos dos sinónimos en el mundo espiritual para la sal y para la luz, quizás pudiéramos decir que la sal es la testificación y la luz es la  influencia.

La sal se puede ver en su forma natural antes de ser usada, una vez  que la sal se aplica a los alimentos ya  no se puede ver, pero al probarlos, el sabor de los alimentos testifica que la sal fue usada y también testifica de la cantidad de sal usada en dichos alimentos. Cuando los alimentos tienen la sal en su correcta cantidad, los alimentos tiene un sabor agradable, pero cuando los alimentos les faltó ó tienen más sal de la cuenta, siempre está el comentario en la mesa, de la falta o del exceso de sal en los alimentos.

Entre una de las cosas que tenemos que recordar es que la iglesia existe no por casualidad, tampoco existe para su propio bien solamente, la iglesia la instituyó Dios para el bienestar del mundo, la iglesia tiene como fin el llevar la salvación al mundo. En otras palabras cuando usted y yo fuimos escogidos por Dios para ser parte de su pueblo, no fuimos escogidos para nuestro propio beneficio solamente, fuimos escogidos para mostrar y testificar a nuestros prójimos la belleza de la vida divina y ayudar a nuestros prójimos a crecer al mismo nivel espiritual de nosotros. Si la sal no tiene el poder de “salar”; entonces la sal no sirve, es basura, es mentira, es pura fachada, parece que es sal, pero el sabor de los alimentos testifica que es otra cosa, pero no sal.

La luz por el otro lado, no testifica de nada, la luz es una influencia, hablando en el sentido espiritual. La luz natural es lo más hermoso que Dios nos pudo haber dado. Nacemos con un temor natural a la obscuridad, nacemos con una tendencia a buscar la luz.

Cierto estudiante de teología, en el momento de ser ordenado como ministro dijo: “Hubo un período de mi vida que casi era un ateo, pero había un argumento en favor del cristianismo que era imposible contradecir; y era la reverente conducta de mi propio padre”

¿Cómo podemos dejar nuestra luz brillar en éste mundo?

-Como miembros de la sociedad tenemos que ser irreprensible

-Como ciudadanos tenemos que ser ordenados

-Como miembros de la iglesia de Cristo tenemos que tener buena voluntad

-Como vecinos tenemos que ser condescendientes

-Como padres tenemos que cuidar de la vida espiritual de nuestros hijos

-Como hijos tenemos que mostrar respeto y excelencia por los principios que se nos han enseñado

-Como cristianos tenemos que brillar cuando nuestros  caracteres son diferentes

-Como subalternos tenemos que ser obedientes

-Como humanos tenemos que respetar el derecho ajeno

“Vosotros sois la sal de la tierra,” dijo Jesús. No os apartéis del mundo a fin de escapar a la persecución. Habéis de morar entre los hombres, para que el sabor del amor divino pueda ser como sal que preserve al mundo de la corrupción.{DTG 272.1}

Los corazones que responden a la influencia del Espíritu Santo, son los conductos por medio de los cuales fluye la bendición de Dios. Si los que sirven a Dios fuesen quitados de la tierra, y su Espíritu se retirase de entre los hombres, este mundo quedaría en desolación y destrucción, como fruto del dominio de Satanás. Aunque los impíos no lo saben, deben aun las bendiciones de esta vida a la presencia, en el mundo, del pueblo de Dios, al cual desprecian y oprimen. Si los cristianos lo son de nombre solamente, son como la sal que ha perdido su sabor. No tienen influencia para el bien en el mundo, y por su falsa representación de Dios son peores que los incrédulos del mundo.

“Vosotros sois la luz del mundo.” Los judíos pensaban limitar los beneficios de la salvación a su propia nación; pero Cristo les demostró que la salvación es como la luz del sol. Pertenece a todo el mundo. La religión de la Biblia no se ha de limitar a lo contenido entre las tapas de un libro, ni entre las paredes de una iglesia. No ha de ser sacada a luz ocasionalmente para nuestro beneficio, y luego guardarse de nuevo cuidadosamente. Ha de santificar la vida diaria, manifestarse en toda transacción comercial y en todas nuestras relaciones sociales.

El verdadero carácter no se forma desde el exterior, para revestirse uno con él; irradia desde adentro. Si queremos conducir a otros por la senda de la justicia, los principios de la justicia deben ser engastados en nuestro propio corazón. Nuestra profesión de fe puede proclamar la teoría de la religión, pero es nuestra piedad práctica la que pone de relieve la palabra de verdad. La vida consecuente, la santa conversación, la integridad inquebrantable, el espíritu activo y benévolo, el ejemplo piadoso, tales son los medios por los cuales la luz es comunicada al mundo (Deseado de todas las gentes, {DTG}, pp. 272, 275).

La vida de Cristo es un ejemplo para todos nosotros. Su ejemplo de abnegación, de sacrificio propio y benevolencia desinteresada es para que lo sigamos. Toda su vida es una demostración infinita de su gran amor y condescendencia para salvar al hombre pecador. “Ámense unos con otros como yo los he amado” (Juan 15:12 (La Biblia Latinoamérica)), dice Cristo. ¿De qué modo nuestra vida de abnegación, sacrificio y benevolencia se compara con la vida de Cristo? “Vosotros sois la luz del mundo”, dice Cristo dirigiéndose a sus discípulos. “Vosotros sois la sal de la tierra” (Mateo 5:14, 13). Si éste es nuestro privilegio y también nuestro deber, y somos personas llenas de oscuridad e incredulidad, ¡qué terrible responsabilidad asumimos! Podemos ser canales de luz o de tinieblas. Si hemos descuidado [nuestro deber] de aumentar la luz que Dios nos ha dado, y hemos fallado en avanzar en conocimiento y verdadera santidad cuando la luz ha dirigido el camino, somos culpables y estamos en oscuridad de acuerdo con la luz y la verdad que hemos descuidado en mejorar (Testimonios para la iglesia, {TI}, t. 3, pp. 274, 275).

10


Viernes 3 de julio // Lección 1_____________________

PARA ESTUDIAR Y MEDITAR: Hemos tratado algunos aspectos de la naturaleza misionera de Dios. La misión es una empresa del Dios triuno; y está relacionada en forma predominante con Jesucristo, cuya encarnación es central en la fe y la misión cristianas. Por su vida y su muerte, Jesús preparó el camino para la salvación de toda la raza humana. Nosotros, como sus seguidores, sus misioneros, debemos hacer saber a otros las buenas nuevas de lo que hizo Jesús por ellos.

“La iglesia de Cristo en la Tierra se organizó con propósitos misioneros, y el Señor desea verla en su totalidad concibiendo maneras y medios para llevar el mensaje de verdad a los encumbrados y a los humildes, a los ricos y a los pobres. No todos son llamados a un ministerio personal en el extranjero, pero todos pueden hacer algo mediante sus oraciones y ofrendas para ayudar a la obra misionera” (TI 6:37, 38).

PREGUNTAS PARA REFLEXIONAR:

  1. Piensa más en el tema de los orígenes. ¿Por qué son importantes los orígenes? ¿De qué modo una correcta comprensión de nuestros orígenes nos ayuda a entender mejor quiénes somos y cuál es realmente el propósito de nuestra existencia?
  2. ¿De qué manera la siguiente cita nos ayuda a entender la existencia del libre albedrío, del amor y del mal en nuestro mundo? “De este modo, si Dios quiere crear criaturas amantes (a imitación de su amor perfecto), él tiene que crear seres libres, que puedan causar sufrimiento y mal en el mundo de su elección. La dinámica del amor y la libertad requieren que Dios nos deje espacio para crecer en amor, mediante nuestra libertad humana. El único modo que tiene Dios de permitir que seres libres actúen sin amor es abstenerse completamente de crear criaturas amantes”.–Robert J. Spitzer, New Proofs for the Existence of God: Contributions of Contemporary Physics and Philosophy, p. 233.
  3. La muerte de Jesús fue un acto único que ocurrió en una pequeña nación del Imperio Romano hace casi dos mil años. No obstante, este acto es de importancia eterna para cada ser humano. Nosotros, que conocemos de este acto y sabemos lo que significa, ¿qué responsabilidad tenemos de comunicarlo a los que no saben nada acerca de esto? ¿De qué otro modo aprenderán ellos si quienes lo sabemos no lo decimos?

11


Este es un estudio serio para los maestros de Escuela Sabática. Si usted es una persona que le gusta la lectura, y profundizar en temas religiosos, este es el lugar para usted.

Este material no reemplaza el estudio de la Escuela Sabática; para comprender este material usted tiene que haber estudiado la lección de Escuela Sabática.
Este material es libre para ser copiado, compartido y distribuido. En este documento no hay nada una nueva luz, ni doctrinas nuevas, todo lo que aquí le presentamos está escrito en la Biblia, Lección de Escuela Sabática, Espíritu de Profecía, Comentarios Bíblicos, diccionarios religiosos y seculares, libros de historia y ciencia, enciclopedias, temas e ilustraciones. Nuestro trabajo aquí en 7Day Radio es poner juntos esos pensamientos esperando que usted pueda comprender mejor la lección. Este documento es subido al “INTERNET” todos los días Domingos a las  6 de la mañana, hora de Madrid, España; 12:00 AM hora del este de los Estados Unidos de Norte América.
Si usted desea contactarnos con nosotros para cualquier comentario, contribución o pregunta lo puede hacer escribiendo a elhermanotony@gmail.com 
Si usted desea recibir este material auxiliar de Escuela Sabática directamente, por favor escribanos a:
director@sevendayradio.com Si lo desea recibir en su teléfono, por favor, deje el número de teléfono incluyendo el código de su país.
Si lo desea recibir por “E-Mail”,  por favor escríbanos a elhermanotony@gmail.com deje su dirección de correo electrónico ó “E-MAIL”  y con gusto le estaremos mandando esta información semanalmente; en el preciso momento que la publiquemos usted también la estará recibiendo en su correo electrónico.
Escrito por: Tony García.
Este documento es una cortesía de 7day Media Group.
“One World – One Dream”
Madrid, España 2015

Un pensamiento en “LECCIÓN 1 – LA NATURALEZA MISIONERA DE DIOS – PARA EL 4 DE JULIO DE 2015

  1. me emociono el experimento del Dr Vladimir Poponin biologo cuantico:despues de haber hecho un vacio en un recipiente lo unico que se dejo adentro fueron fotones(particulas de luz) se vio que los fotones tenian una distribucion por todo el recipiente,sin orden,como se esperaba.Despues se anadio muestras de ADN (humano) yse vio que los fotones se organizaron en linea junto al ADN.Despues se removio el ADN del recipiente y los fotones fueron medidos nuevamente:LOS FOTONES PERMANECIERON ORDENADOS Y ALINEADOS DONDE ESTABA EL ADN.Mi conclusion:fuimos hechoa a imagen de Dios,cada latido y cada respiracion es por la presencia de Dios,y donde esta Dios hay orden.Tambien aqui esta la prueba de Isaias 49:6 TE DI POR LUZ DE LAS NACIONES. ALABADO SEA NUESTRO PADRE DIOS,SU HIJO JESUCRISTO Y SU SANTO ESPIRITU.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s